El andar zapatista y La Otra Campaña

Marcelo Barrera y Juan Rey

Rebelión

 

“¿La toma del poder? No, algo apenas más difícil: un mundo nuevo…”
Subcomandante Insurgente Marcos

 

“Su causa es justa, tienen razón, los apoyamos, los admiramos, los queremos,
van a ganar. Además, son el síntoma de ‘algo’ de lo que nosotros también somos síntoma:
la crisis política o del quehacer político…”
Subcomandante Insurgente Marcos, en carta dirigida a través de Carlos Monsiváis,
a los estudiantes en huelga de la UNAM, octubre de 1999.

Apuntes sobre el EZLN: Una Introducción

El zapatismo es un movimiento político y social que se va definiendo en un andar que reconoce diálogos, derrotas simbólicas, continuidades, dudas e interrogantes, virajes, rupturas, puntos de inflexión, paradojas… y silencios. Que sabe escuchar, haciendo de esa práctica una fuente de enriquecimiento y de contacto con la realidad. Que practica una nueva forma de hacer política que no aspira a la toma del poder “constituido” (capitalista), sino que lo rechaza y apuesta desde abajo a la construcción de uno distinto, de un poder “muy otro” . Un ejército que tiene “voluntad de suicidio”, que quiere desaparecer, “soldados que quieren dejar de ser soldados” . Una organización revolucionaria que no busca seguidores, sino interlocutores. Que introduce un fuerte contenido ético en su praxis cotidiana. Un grupo armado jerárquico y autoritario (según sus palabras) que, no sin dificultades, da una vuelta de tuerca a la relación mando-obediencia para decir y hacer de su práctica un “mandar obedeciendo”. Que pelea por un mundo donde quepan muchos mundos. Una guerrilla que se levanta en armas cuando su base social le exige comenzar la guerra y que deja de disparar cuando la “sociedad civil” los llama a ello. Cien mil hombres, mujeres, niños y ancianos indígenas que cubren sus rostros para ser vistos. Que luchan por la autonomía en sus territorios, donde pretenden que “mande el pueblo y el gobierno obedezca”. Un movimiento que, apenas aparece, alcanza de manera inesperada un gran reconocimiento internacional. Todo eso; nada más, pero nada menos, es el zapatismo.

 

Quizás, en esta pléyade de intentos por lograr superar viejos esquemas, es donde sea posible encontrar la explicación al apoyo y adhesión global que ha logrado el EZLN (después de todo, una guerrilla mal armada, situada en una región marginada a lo largo de la historia de México –país que cuenta con otras 19 organizaciones armadas- y compuesta, casi en su totalidad, por un sujeto -el indígena- que fue ignorado por los movimientos revolucionarios a lo largo del siglo XX). En otras palabras, ¿Qué hay detrás del zapatismo, un movimiento lanzado en armas luego de una importante derrota (o fracaso) de los movimientos revolucionarios que habían optado por esa vía, en la segunda mitad del siglo XX en Latinoamérica, para que siga siendo un importante “faro” para innumerables resistencias antisistémicas en el mundo?, ¿No debería haber sido otra experiencia condenada al aislamiento y al olvido?

Los orígenes del conflicto

Para entender el alzamiento armado del 1º de enero de 1994 y al movimiento zapatista en general, en toda su dimensión, deberíamos remontarnos, al menos, veinte años atrás. Tomaremos algunos elementos que creemos indispensables para ilustrar la situación que dio origen al levantamiento zapatista.
Los años ochenta fueron de profundos cambios en México, el Estado Chiapas no fue ajeno a los mismos, e incluso los vivió de manera particular.
A principios de la década se refugian en el sureño Estado alrededor de 100.000 guatemaltecos, indígenas mayoritariamente, huyendo de las masacres que estaba cometiendo el ejército de su país. En 1988 asume la presidencia de la República Carlos Salinas de Gortari, después de unas elecciones teñidas de fuertes sospechas de fraude. Muchos ciudadanos en México, incluidos prestigiosos académicos, hablan, sin rodeos, de un “golpe de Estado” . Con el nuevo gobierno se profundiza la política neoliberal (privatización de numerosas empresas públicas, fuerte crecimiento del subempleo, expansión de las maquiladoras, etc.).

 

Un año después, en 1989, al no renovarse los acuerdos internacionales entre los países productores, se produce una fuerte caída del precio del café, lo que afectará de manera abrupta la economía de los campesinos del sector.
En 1992 la “revolución modernizadora neoliberal” va a aportar otro elemento significativo en lo atinente a la precarización de la ya desesperante realidad de campesinos e indígenas: la reforma del artículo 27 de la Constitución (uno de los logros más importantes de la Revolución Mexicana, la Reforma Agraria), desmantela los ejidos , y pone fin al reparto agrario. Ya no habrá posibilidad para los campesinos sin tierra y los pequeños agricultores de obtener, al menos, una parcela de tierra para cultivar. Esto será un factor determinante para el levantamiento del 94.

El nacimiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional. Crecimiento y primer “derrota”.

El 17 de noviembre de 1983 se funda, en Chiapas, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, sin un trabajo político previo en la zona. El pequeño grupo fundador (un par de decenas de integrantes), está compuesto esencialmente por miembros de la clase media mexicana.
Con una concepción política inscripta en la tradición marxista-leninista, su plan era “introducir” la verdad revolucionaria en la conciencia de los indígenas. Pero ese ideario choca de plano con la realidad de éstos. “Tu palabra es dura”, les advierten las comunidades. No tenían respuestas frente a esa universalidad desconocida. Es ahí cuando el EZLN sufre su “bautismo”, el cual lo marcará, e incluso (junto a otros elementos) definirá su dinamismo como movimiento. Darse cuenta que, en lugar de hablar y enseñar, deberían escuchar y aprender. Ahí precisamente residirá una de las ideas fuerza de su hacer política de nuevas formas. El vocero zapatista, el Subcomandante Insurgente Marcos, lo explica en éstos términos: “… el principal acto fundacional del EZLN fue el aprender a escuchar y a hablar. Creo que, entonces, aprendimos bien y tuvimos éxito. Con la nueva herramienta que construimos con la palabra aprendida, el EZLN se convirtió pronto en una organización no sólo de miles de combatientes, sino claramente ‘fundida’ con las comunidades indígenas” . Ese mismo proceso -que continúa unos años más- genera también que se imponga una dinámica más colectiva y horizontal por sobre la típica estructura vertical de toda organización político-militar.

 

Decíamos que esa es, entonces, la primer derrota del EZLN. El propio portavoz zapatista, lo reconocerá años más tarde. En una entrevista con la prensa uruguaya grafica el hecho: “Llegamos… (dibuja un cuadrado con el dedo índice en el aire) marxista-leninistas, y la realidad indígena empezó a limar los bordes y lo convirtió en algo redondo.” Se da así una fusión entre la cultura de la resistencia indígena y la tradición emancipatoria revolucionaria del siglo XX que potencia la matriz originaria del movimiento. A partir de ese choque, se produce la transformación del EZLN: de un ejército de vanguardia a un ejército de las comunidades indígenas, que es engrosado masivamente por éstas (sobre todo en el período 1988-1992).
Después de la reforma del artículo constitucional antes mencionado, la realidad de los indígenas chiapanecos se vuelve cada vez más asfixiante. Ese mismo año , las etnias tzotziles, tzeltales, tojolabales y choles, entrarán en un fuerte proceso de discusión en torno al comienzo de la guerra. Consideran que la realidad en la cual están inmersos no deja espacio más que para la opción “muerte digna o muerte indigna”. Es la primera vez que las mujeres y los jóvenes participan activamente en ese tipo de decisiones comunitarias.
En esa coyuntura las comunidades indígenas, que ya forman un todo indivisible con el EZLN, votan por amplia mayoría a favor de comenzar la guerra.

El levantamiento de enero de 1994

“… íbamos a lograr que México mirara hacia su parte indígena y se diera cuenta de que estaba olvidando una parte de él. Era una guerra contra el olvido”.
Subcomandante Insurgente Marcos, 1997

En las primeras horas del 1º de enero de 1994 el EZLN toma militarmente, entre otras, las ciudades chiapanecas de Las Margaritas, Altamirano, Rancho Nuevo, Ocosingo y San Cristóbal de las Casas (la segunda más importante de Chiapas) y anuncian sus 11 demandas principales . Paradójicamente -y las paradojas serán fieles compañeras del zapatismo-, ese mismo primero de enero, México ingresaba oficialmente en la “modernidad” neoliberal, a través de la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte con Canadá y Estados Unidos (NAFTA).

 

Sin embargo, el amanecer del primer día del año hacía despertar a los mexicanos de una realidad invisibilizada a lo largo de la historia del país pero que conforma entre el 10 y el 15 por ciento de su población: la realidad indígena, el “México profundo” . En efecto, el indígena era negado como ser humano, en sus especificidades y singularidades, era despreciado como ser diferente, humillado, (cuentan que en San Cristóbal de las Casas, los indígenas sólo podían caminar por las calles… las veredas eran para los blancos); era, sobre todo para las elites criollas, un obstáculo para la modernización, un “sobreviviente incómodo”, como lo definió alguna vez el escritor español Manuel Vázquez Montalbán, en una entrevista editada bajo el título “Marcos: El señor de los espejos” . En la misma, el Subcomandante explica “El neoliberalismo, la globalización están preparando en México una gran simulación: podemos conseguir ser del primer mundo no si incluimos todas las capas sociales, sino si eliminamos aquellas que no llegan a estos estándares… Es el neoliberalismo el que lleva a los indígenas a la revuelta, desde que empieza a instalarse con toda su crudeza en 1982” . Pero el levantamiento armado hace despertar también a quienes sostenían que después de la caída del muro de Berlín y del desplome de la Unión Soviética, ya no había alternativa al ahora unipolar mundo capitalista.
Volvamos a las particularidades de los miles de combatientes que despliega y que conforman el Ejercito Zapatista de Liberación Nacional. Como señala Ana Esther Ceceña, “El sujeto revolucionario, el portador de la resistencia cotidiana y callada que se visibiliza en 1994, es muy distinto al de las expectativas trazadas por las teorías políticas dominantes. Su lugar no es la fábrica sino las profundidades sociales. Su nombre no es proletario sino ser humano; su carácter no es el de explotado, sino el de excluido. Su lenguaje es metafórico, su condición indígena, su convicción democrática, su ser, colectivo.”
Los “nunca vistos”, los negados y olvidados de siempre, los despreciados de la historia, eran ahora visibilizados. El pasamontañas negro, característico de los zapatistas, toma un fuerte sentido metafórico y simbólico. “Nosotros usamos pasamontañas negros para mostrarnos, sólo así somos vistos y escuchados”. , dicen.

 

Fueron casi dos semanas de guerra entre el EZLN y el ejército federal mexicano, dejando casi 200 muertos, hasta que aparece en escena ese actor inesperado que es la “sociedad civil”. La población detiene el avance de la guerra, “… resulta que toda esa gente, que eran miles, decenas de miles, centenas de miles, tal vez millones, no querían alzarse con nosotros, pero tampoco querían que peleáramos, y tampoco querían que nos aniquilaran. Eso rompe con nuestro esquema y acaba por definir al zapatismo, al neozapatismo.”. El día 12 de enero decenas de miles de mexicanos colman la plaza del Zócalo capitalino. El EZLN, que se había entrenado durante más de 10 años para ese momento, detiene los disparos ante el llamado de la gente. El fuego es acallado por la palabra. Es la segunda “derrota” del zapatismo.
Ya desde la Declaración de la Selva Lacandona (texto donde se presentan como EZLN, plantean sus demandas, exponen sus razones, etc.) no se encuentran alusiones a la toma del poder, sino, simplemente, del derrocamiento del “dictador” para que se llame a una nueva elección, por medio de una “transición democrática”.

Las etapas estratégicas del camino Zapatista

Siguiendo al sociólogo y militante mexicano Enrique Pineda reconocemos tres grandes etapas estratégicas en el recorrido zapatista, previas a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona. Con el levantamiento de enero de 1994 se abriría la primera, volcada a la “transición democrática”, la cual tiene como objetivo programático central construir un nuevo régimen de gobierno de carácter popular. En ella sus propuestas hacen eje en la pelea contra el sistema autoritario de partido , encarnando las aspiraciones de vastos sectores de la población.. Todas las iniciativas (Convención Nacional Democrática, Consulta Nacional por la Paz y la Democracia, llamado a la construcción de un Movimiento de Liberación Nacional a través de la Tercera Declaración de la Selva Lacandona), que se extienden desde enero de 1994 hasta finales del año 1996 (momento en que se produce una apertura política que hace que entren al juego institucional movimientos otrora fieles a los zapatistas), se inscriben en esta etapa. Es en este periodo cuando los zapatistas convocan al Encuentro Intercontinental por la Humanidad y contra el Neoliberalismo (julio de 1996), en el que se reúnen en el poblado La Realidad más de cinco mil participantes provenientes de 42 países del mundo. Algunos ven en él la primera reunión internacional contra la mundialización neoliberal. Creemos que esa capacidad de convocatoria global no es contingente, sino que, en tanto hipótesis, afirmamos que el zapatismo encarna y sintoniza con la crisis actual de la relación de representación social y política.

 

Cada uno de estos espacios tienden a poner en practica ese principio del EZLN que se mantendrá hasta el día de hoy: el de escuchar, el de buscar nuevos interlocutores, y el de tomar las decisiones y definir su estrategia como resultado de la apertura a todas esas voces distintas. Por esos momentos han preguntado públicamente si, como movimiento, seguían siendo útiles, o si ya no servían. Son rasgos que distinguen al zapatismo, alejándolo de las organizaciones tradicionales que, lejos de escuchar y aprender de otros, se consideran dueños de la verdad revelada y hacen girar todo su accionar en torno a ello. Podemos preguntarnos cuántas organizaciones revolucionarias han tenido la humildad revolucionaria de someter a discusión su utilidad para la emancipación de los pueblos?
Durante todos esos años (principio del 94-fines del 96), el zapatismo es un actor central en la vida política nacional de México.
Como ya afirmamos, en ese periodo, el Estado mexicano abre sus canales institucionales a la participación de la izquierda. Es el momento en que el EZLN comienza a perder aliados. Esta apertura política precipita la conclusión de la primer etapa estratégica de los zapatistas y da inicio a la segunda (la cual se extiende desde fines del año 1996 hasta comienzos del 2001), aquella que pone en el centro del tapete la pelea por el reconocimiento de los derechos de los pueblos indios (lograr otro status jurídico, político y social para ellos) y la aplicación efectiva de los acuerdos de San Andrés . La vía que para ello se da el EZLN se vincula al intento de modificar la Constitución mediante presiones vehiculizadas por las marchas masivas y por la vía institucional-legal. Su objetivo se situaba en un plano superestructural, sus reclamos conjugaban la crítica a la forma excluyente que adoptaba el capitalismo mexicano (neoliberalismo) junto con el intento por el reconocimiento de los derechos indígenas, mas no era una crítica totalizante, no pugnaban por la sustitución de un sistema social por otro de carácter radicalmente opuesto.

 

Esta etapa culminaría con la Marcha del Color de la Tierra de marzo de 2001, cuando más de veinte comandantes zapatistas, llegan al Zócalo, la histórica plaza central mexicana, desbordada de simpatizantes y seguidores. Un mes después, el Congreso (luego de una negociación del Partido Revolucionario Institucional, el Partido de Acción Nacional y el Partido de la Revolución Democrática) aprueba una ley que viola y traiciona los acuerdos mínimos a los que se había llegado en San Andrés sobre Derechos y Cultura Indígenas. “Entonces algo se rompió definitivamente. Este hecho (…) fue fundamental para los pasos posteriores del EZLN, tanto en lo interno como en lo externo. A partir de ahí, el EZLN realiza una valoración de lo que fue su propuesta, el camino que siguió y las posibles causas de esa traición.” Así, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional se llama a silencio y comienza a profundizar la construcción de la autonomía en las comunidades.
Luego de la traición del año 2001, comienzan a desplegar un proceso autonómico y autogestivo muy profundo que da lugar a la tercera etapa (la cual se extiende desde fines del año 2001 hasta mediados del año 2005). La autonomía de las comunidades indígenas no reconocida por el Estado-nación mexicano es desde ese momento aplicada de facto por las bases zapatistas.
En agosto de 2003 comienzan a funcionar las Juntas de Buen Gobierno (JBG). A través de ellas, son los mismos indígenas los que ejercen su autogobierno. Es el pueblo superando la lógica de la representación e intentando darse su propio modo de administración, no sin limitaciones y tensiones. Marcos explica el proceso en éstos términos: “El plan es que el trabajo de la JBG sea rotatorio entre los miembros de todos los consejos autónomos de cada zona. Se trata de que la tarea de gobierno no sea exclusiva de un grupo, que no haya gobernantes ‘profesionales’, que el aprendizaje sea para los más posibles, y que se deseche la idea de que el gobierno sólo puede ser desempeñado por ‘gente especial” . Aquí muchos se preguntarán si el rol jugado por el Subcomandante, vocero y jefe militar, no se contrapone con lo por él antes dicho; en otras palabras, si su figura no expresaría una relación de representación y sustitución. De acuerdo a la palabra que hemos escuchado de parte de miembros de una de las la Juntas de Buen Gobierno en Chiapas, dentro de la estructura organizativa del movimiento existe un órgano colegiado compuesto por miembros de cada una de as comunidades: el Comité Clandestino Revolucionario Indígena (CCRI), el cual es el mando colectivo del EZLN. Las acciones y los silencios militares y políticos son decididos por ésta instancia y no por Marcos, quien manda pero obedeciendo. Esta construcción de la autonomía –explicada líneas arriba- continúa en los territorios controlados por el EZLN (más de la mitad de la extensión territorial del Estado de Chiapas). Esta etapa, aún sin terminar, da lugar a una nueva: la que comienza con la Sexta Declaración de la Selva Lacandona.

 

Algunos apuntes sobre “La Otra Campaña” y la Sexta Declaración de la Selva Lacandona

“Hace ya muchos años, un clásico de la picaresca política nacional, el hoy difunto ex presidente José López Portillo, se preguntaba, no sin razón: ‘En la Reforma habló el centro. En la Revolución, el norte. ¿Cuándo hablará el sur?’. Desde que en enero de 1994 la rebelión del sureste hizo sonar su palabra y en agosto de 2005 subió el tono, el sur, en boca de los zapatistas, está hablando. La Sexta Declaración y la otra campaña son el último tramo de esa conversación.”
Luis Hernández Navarro

La otra campaña comenzó a rodar el 1 de enero de 2006. Nace un tiempo antes, como corolario de un proceso colectivo de auto-consulta, que registró como protagonistas centrales a las comunidades indígenas zapatistas, quienes utilizando sus formas de auto-organización y toma horizontal de decisiones pensaron los pasos a seguir . La Sexta Declaración emitida en el mes de junio de 2005 emerge como la expresión teórico-política de ese proceso de construcción y reflexión colectiva como así también por la necesidad política de superar el limitante encerramiento y aislamiento chiapaneco en el cual el EZLN se encontraba. En tal sentido, la Sexta Declaración de la Selva Lacandona y la otra campaña, son partes inescindibles de un mismo movimiento político y social, “la otra campaña, es el instrumento organizativo para hacer realidad la sexta Declaración” , es la puesta en acto del último gran viraje público del EZLN.
Ahora bien, es de destacar que La Sexta Declaración introduce una serie de elementos novedosos que nos parece relevante abordar. Aquí radica la hipótesis que origina este trabajo, por medio de la cual se sostiene que la Sexta Declaración abre un nueva etapa, la cuarta en la cual el EZLN “…modifica radicalmente [su] postura anterior porque formula un análisis (aunque somero y esquemático) del capitalismo y deduce del mismo que el EZLN es anticapitalista y de izquierda (…) el zapatismo ya no es, por lo tanto, sólo rebelde sino que ahora esta contra el sistema actual y por consiguiente, se plantea la necesidad de una alternativa no sólo, como antes, a las políticas y teorías neoliberales sino al capitalismo en su conjunto cualesquiera sean sus teorías y políticas” . Así puede percibirse que en el escrito que estamos analizando el movimiento zapatista incluso modifica la propia autodefinición que solía realizar acerca de si, el pasaje que se expresa de su autopercepción de rebelde a la de anticapitalista.

La Sexta Declaración no permite rodeos ni lecturas socialdemócratas sino que remite constantemente y sin mediaciones a los ecos de la voz fundante de Carlos Marx para decirnos junto a él que el sistema social que rige nuestras vidas recoge su ontología más profunda en la expoliación perpetrada por pocos sobre muchos, en el sufrimiento de la mayoría para el goce de una minoría, “Y entonces el capitalismo quiere decir que hay unos pocos que tienen grandes riquezas, pero no es que se sacaron un premio, o que se encontraron un tesoro, o que heredaron de un pariente, sino que esas riquezas las obtienen de explotar el trabajo de muchos. O sea que el capitalismo se basa en las explotación de los trabajadores…” .
El no reconocimiento de los Acuerdos de San Andrés son para el movimiento zapatista el hecho que les permite constatar que en el marco del capitalismo periférico mexicano no hay espacios para el reconocimiento de los derechos indígenas, como así tampoco para que sus demandas dejen de ser abstracciones y se concreticen en y como una justicia justa, una democracia plena y una libertad fáctica. De la conformación y agudización de una estructura económica y social capitalista mexicana cada día más dependiente y desigual, si se quiere trastocar en empíricas esas demandas se desprende la necesidad imperante de superar el orden social capitalista, de allí la decisión por formar “… un programa nacional de lucha, pero un programa que sea claramente de izquierda o sea anticapitalista o sea antineoliberal, o sea por la justicia, la democracia y la libertad para el pueblo.” En pos de una construcción política de mediano y largo plazo de alcance nacional la Sexta Declaración reconoce expresiones muy diversas de resistencias en todo México y apuesta a la posibilidad de unirlas en la perspectiva de reconstruir a la izquierda política y social en torno a la otra campaña. Su afán es la construcción a nivel nacional de un frente político y social fundado en una multiplicidad de experiencias de luchas y resistencias, de allí la alegría del Subcomandante Marcos cuando en un reportaje recuerda a sus interlocutores que en pleno desarrollo de la otra campaña el movimiento zapatista “… sigue siendo este arco iris que siempre imaginamos o soñamos” . Como sostiene Luis Hernandez Navarro “… la diversidad de sus integrantes es sorprendente: sindicalistas, organizaciones indígenas, intelectuales, artistas, religiosos, colonos, feministas, homosexuales, lesbianas, defensores de los derechos humanos, ambientalistas y estudiantes.”

Un elemento clave en la construcción de una intersubjetividad colectiva que trascienda los particulares que la componen es el conjugar el “escuchar al Otro” (que se repite) junto con la realización de prácticas horizontales que logren tejer una red o tejido de experiencias y saberes que operen como insumos comunes para la realización de una síntesis superadora, como afirma Marcos “Lo otro que se plantea es que hay que aprender a escuchar. Desde la posición que teníamos nosotros, privilegiada, pues ahora sí que somos los únicos que podemos decir que escuchamos todo de todos, sin dormirnos y sin irnos a otro lado, y sentimos que en ésta como en las otras reuniones falta todavía que aprendamos a escuchar. En ese momento la otra campaña va a dejar de ser del EZLN y se va a convertir de esto como se llame. Y sentimos que si se sigue el espíritu de la otra campaña, que es escuchar, hay que aprender mucho todavía. El que le entre a la otra campaña no sólo tiene que definirse anticapitalista y de izquierda, tiene que definirse con disposición a escuchar.” Esto último ilustra que las nuevas formas de hacer política deben polemizar frente a las practicas de la izquierda tradicional. Posibilitando un proceso de autoorganización por parte de los diversos grupos que conforman la Otra Campaña, el EZLN no interviene ni impone una forma determinada de articulación y construcción entre estos.
Son los propios zapatistas quienes se comprometen a llevar a cabo este proceso de escucha y síntesis de largo alcance, a través de una serie de visitas y acercamientos con sectores en lucha de todo México , nucleados en diversas formas de organización, tales como colectivos, organizaciones gremiales, grupos de afinidad, articulaciones etnopoliticas, plataformas políticas, protopartidos, frentes sociales, agrupamientos cívicos, ONG, medios de comunicación alternativos. Ponen en marcha este proceso itinerante a través de la puesta en acto de principios como el “mandar obedeciendo” y “el caminar al paso del más lento, para ir todos juntos”. Así la otra campaña coloca a trasluz la distancia insalvable frente a la izquierda institucional (representada fundamentalmente en el Partido de la Revolución Democrática), la misma que al haber abandonado todo carácter anticapitalista sustituye escuchar la voz de los de abajo por los acuerdos con los poderes de arriba. Como sostiene efusivamente un compañero mexicano “La Sexta Declaración de la Selva Lacandona es como todas las declaraciones de la Selva, una estrategia, una invitación, un llamado a participar en dicha estrategia que tiene dos grandes definiciones: no hay nada que hacer arriba con los poderosos. Pero sí hay mucho que hacer abajo, y a la izquierda”.

Las preocupaciones zapatistas no se reducen a la dimensión electoral, de hecho no llaman a votar pero tampoco a la abstención. Sus utopías emancipadoras trascienden el mero juego institucional desmovilizador de la representación, son las de crear las condiciones de posibilidad para la construcción humana de otro mundo, un mundo donde quepan muchos mundos.
Ahora bien, el escenario político mexicano en el que comienza la Otra Campaña estuvo dominado por la disputa por la presidencia entre el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y el gobernante Partido de Acción Nacional (PAN). Lejos de la caracterización que hiciera Marcos en septiembre del 2005, en el sentido de que la población, a partir del contraste entre la campaña electoral y el programa nacional de lucha de la otra campaña, iba a optar y volcarse a ésta última, vemos que ocurrió más bien lo contrario. El descontento popular provocado por el fraude electoral que llevó a Felipe Calderón a la presidencia de México inclinó a decenas de miles de mexicanos a la constitución de un movimiento civil y pacifico en apoyo al candidato derrotado Andrés Manuel López Obrador. Creemos que la posición fuertemente critica, asumida por el EZLN, hacia la cúpula del PRD margina a los zapatistas -y por ende al proceso que están construyendo- de un dialogo posible con millones de explotados y oprimidos mexicanos. Lo cual ha privado de visibilidad y ha marginado del debate político nacional a los zapatistas y adherentes a la Sexta declaración.
Sostenemos que la Otra Campaña tiene como trasfondo una crisis política de las instituciones burguesas de gran envergadura en México que, vemos, se profundiza. Lo ocurrido en el Estado de Oaxaca, donde la demanda de renuncia del gobernador Ulises Ruiz (acusado entre, otras cosas, de represor y homicida) nucleó a relevantes sectores de la población, la cual se expresó a partir de distintas acciones contenciosas (la ocupación de edificios públicos, bloqueos de las principales carreteras del Estado, el asentamiento sobre la plaza principal, etc), es un claro ejemplo de ello .

A modo de Conclusión
La aparición de la Sexta Declaración junto con la puesta en marcha de la Otra Campaña nos lleva a reflexionar sobre una serie de continuidades y rupturas que se manifiestan tanto en el discurso como en la práctica zapatista.
En el plano discursivo es relevante destacar que el EZLN, por vez primera, se autodefine como un movimiento político-militar de carácter anticapitalista. En los doce años transcurridos desde el levantamiento de 1994 hasta mediados de 2005 (con la publicación de la Sexta Declaración), no encontramos en ningún espacio de su retórica una sola mención al modo de producción dominante en el mundo. Era la suya una crítica a la forma económica, política, ideológica y cultural, adoptada por el capitalismo desde mediados de los años setenta: el neoliberalismo . Quizás el uso de un discurso (tanto en forma como en contenido) más rayano en el propio de la izquierda tradicional del siglo XX, aleje a la Otra Campaña de la “sociedad civil”; sin embargo, quizás también acerque o sea un catalizador de organizaciones y experiencias de resistencia que llevan años de lucha antisistémica a lo largo y ancho de ese extenso país. El cual es hoy el objetivo primordial e inmediato de la Otra.
A pesar del proceso reflexivo al que aludimos (que incluso puede ser entendido como la expresión de un desarrollo político madurativo del movimiento zapatista), que lo lleva a “… definir al capitalismo como el responsable y el enemigo” , el EZLN continúa la lucha por un mundo nuevo, mas no por la toma del poder. En el terreno de las prácticas, el “mandar obedeciendo”, el “caminar preguntando”, el “ir al paso del más lento para ir todos juntos” y la reafirmación de la necesidad de la disposición a escuchar se mantienen como ejes centrales de la praxis neozapatista. La Otra campaña ha sido la objetivación de estos criterios en un plano colectivo que abroqueló nuevas organizaciones y experiencias diversas de resistencia.
Si bien la articulación de diversos sujetos aparece como algo netamente enriquecedor (con lo cual concordamos), la plétora de reivindicaciones que supone tantos actores a los que convoca la Sexta Declaración, es tan variada y heterogénea que en el terreno de la praxis articuladora propia de la Otra Campaña, se puede convertir en una traba que impida o dificulte la construcción de consensos. El “paso del más lento” corre el riesgo de que la dinámica de la coyuntura política supere y exceda al movimiento. Esta tensión constituye un desafío que los integrantes de “la otra” deberán resolver.

Pero son los desafíos propios de quienes se plantean búsquedas nuevas y no la continuidad de trazos prefijados, en la pelea por un mundo no capitalista.

Bibliografía consultada
Almeyra, Guillermo, EZLN: política y poder desde los movimientos sociales, en Revista El Cotidiano, Mayo-Junio 2006.
Ejército Zapatista de Liberación Nacional. La Palabra de los Armados de Verdad y Fuego. Ed. Fuenteovejuna. México, 1994.
Ejército Zapatista de Liberación Nacional. Sexta Declaración de la Selva Lacandona, junio de 2005.
Colectivo Situaciones. Contrapoder, una introducción. Ed. De mano en mano, Buenos Aires, 2003.
Le Bot, Yvon, Subcomandante Marcos, El sueño zapatista. Plaza Janes, México, 1997.
Montemayor, Carlos. Chiapas. La rebelión indígena de México. Ed. Joaquín Mortiz. México, 1997.
Muñoz Ramírez, Gloria. 20 y 10, el Fuego y la Palabra. Ed. Tinta limón, Buenos Aires, 2003.
Navarro Hernández Luis, La Sexta Declaración y La Otra Campaña, en Revista El Cotidiano, Mayo-Junio 2006.
Navarro Hernández, Luis, La otra campaña: las cuentas del collar, en Diario La Jornada, 20 de septiembre de 2005.
Subcomandante Marcos, Los Zapatistas y la Otra: Los peatones de la historia, septiembre de 2006
Subcomandante Marcos, Chiapas: La treceava estela. En http://www.ezln.org/documentos/2003/200307-treceavaestela-a.es.htm
Vázquez Montalbán, Manuel. Marcos: El señor de los espejos. Ed. Punto de lectura, España, 2001.
http://www.cedoz.org

 

La turbulencia mexicana: ¿levantamiento o guerra civil?

Immanuel Wallerstein

Hace un mes, el subcomandante Marcos dijo que México “está al borde de un gran levantamiento o una guerra civil”. Y prosigue la otra campaña lanzada por los zapatistas.
Andrés Manuel López Obrador, candidato del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en las elecciones del 2 de julio de 2006, ha aseverado en voz muy alta y con enorme respaldo público que le robaron la elección. Se niega a reconocer a Felipe Calderón, quien asumió el cargo el primero de diciembre, y ha establecido su propia estructura paralela: el “gobierno legítimo” con oficinas, un gabinete, y representantes en cada región.
Entre tanto, lo que comenzara a mediados del año como una huelga magisterial en pos de aumentos salariales en Oaxaca fue tomando forma de levantamiento general anticapitalista que tomó la capital oaxaqueña con la estructura de lo que se llama Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), y exigió, por lo menos, la destitución del gobernador estatal, el priísta Ulises Ruiz. Las policías federal y estatal se movilizaron a la entidad haciendo uso de la fuerza, apagaron el levantamiento y los líderes de la APPO fueron arrestados.
¿Cómo fue que el vecino de al lado de Estados Unidos llega al punto en que su gobierno es impugnado activa y vigorosamente como ilegítimo, y donde la gente discute si el presidente legal podrá en verdad permanecer en el cargo todo su periodo de seis años, lo que termina con los 80 años de relativa estabilidad política?
Uno tiene que reunir tres elementos para explicar la turbulencia: 500 años de opresión hacia los pueblos indígenas del país, el deterioro de las instituciones creadas en el siglo XX en México, y el impacto del Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (TLCAN) sobre el bienestar básico de la población.
México es un país de colonos blancos donde la mayoría de la población está compuesta por pueblos indios y por pueblos llamados mestizos. Las cifras hacen la diferencia, especialmente cuando la estratificación étnico/racial se ha mantenido relativamente constante durante tanto tiempo y la brecha entre los niveles de vida es tan flagrante. La consecuencia política más reciente de esta tensión subyacente fue la emergencia en 1994 de los zapatistas (Ejército Zapatista de Liberación Nacional) en Chiapas.
Los zapatistas han demostrado ser una fuerza política significativa y duradera cuya otra campaña, que comenzaron a fines del año pasado, ha comenzado a tener un impacto por todo el país. La otra campaña no fue en pos del poder electoral ni es para tomar el poder del Estado mexicano actual. Busca empoderar a las comunidades locales y a los grupos oprimidos de gran variedad (mujeres, campesinos, obreros, gays) en una lucha contra el capitalismo y el imperialismo ­en México y por todo el mundo.
Hay un segundo frente: el ámbito político formal establecido en la ola de la Revolución mexicana de 1910. Tras un comienzo tambaleante, México se asentó con un régimen de un solo partido bajo la égida del Partido Revolucionario Institucional (PRI), el cual tuvo su momento más revolucionario en los años treinta durante la presidencia de Lázaro Cárdenas, quien nacionalizó el petróleo e impulsó una reforma agraria estableciendo proyectos comunales de tierra, respaldados por el gobierno, conocidos como ejidos. Desde 1940, el PRI se fue alejando del camino trazado por Cárdenas para volverse más y más burocrático, conservador y corrupto. Al principio la única oposición era un partido de derecha, pro empresarial y de base católica conocido como Partido Acción Nacional (PAN).
En los ochenta, hubo un desprendimiento hacia la izquierda del PRI, que condujo a la fundación del PRD. En 1988, el candidato de la izquierda a la Presidencia fue Cuahtémoc Cárdenas, hijo de Lázaro Cárdenas. Es generalizada la aceptación de que las elecciones de 1988 fueron robadas por el PRI, pero la izquierda no reivindicó su indignación. En 2000, el candidato del PAN, Vicente Fox, ganó finalmente, sacando al PRI del poder presidencial y lo precipitó a su decadencia política. Cuando en 2006 se dijo que el candidato del PRD, López Obrador, había sido derrotado, no se diluyó pasivamente como Cuahtémoc Cárdenas en 1988. En cambio, buscó activamente deslegitimar la supuesta victoria de su oponente.
Los zapatistas y los lopezobradoristas representan dos alas de la oposición popular en México. Representan diferentes estrategias políticas, aunque al momento no trabajan al unísono una con el otra. Pero la APPO en Oaxaca indica qué clase de fuerzas podría juntarlas. Ambas apoyan a la APPO, y ésta ha sido totalmente autónoma de cualquiera de estas alas. Puede haber muchas más APPO en el futuro cercano.
El elemento final que hay que poner en este retrato es el TLCAN. A los estratos altos de México les ha ido bien con él, pero a los bajos les va peor que nunca. Por supuesto, una de las muchas consecuencias es el aumento en la migración transfronteriza hacia Estados Unidos que ha conducido a disturbios internos en dicho país ­entre un nuevo movimiento “nativivista” antinmigrantes y una base política latina movilizada. Si la economía-mundo sigue hundiéndose uno o dos años, el gobierno legal de México podría enfrentar una drástica caída del ingreso y le podría ser difícil capear el temporal. Y las dos turbulencias ­la de México y la de Estados Unidos­ pueden unir fuerzas.
“Hiervan, hiervan, tráfago y males/ fuego, quema, hierve caldero”, entonaban las brujas en Macbeth.
Traducción: Ramón Vera Herrera

Oaxaca: gobierno de ficción

Francisco López Bárcenas

El nombre y la cosa, el más reciente libro de José Saramago que circula en la República Mexicana, muestra hasta qué punto se ha vuelto imperativo auxiliarse de los literatos y la literatura para entender a los políticos y la política, no porque a ésta le interese la cultura, sino porque sus actores y los actos de aquélla cada vez más se convierten en personajes de ficción. En esta obra el premio Nobel de Literatura formula una fuerte crítica a la práctica de la política y la manera en que los políticos han tergiversado el contenido y los valores de palabras como Estado, democracia o derechos humanos, al grado de que ya no corresponden a la realidad. Nada mejor que la rebelión de los pueblos de Oaxaca y la respuesta represiva del Estado para ejemplificar lo que José Saramago expresa en su obra. Visto desde ese ángulo, el gobierno de este estado aparece como lo que es, un gobierno de ficción, y sus actos una farsa organizada en varios actos.
En el primero aparece un personaje gris que se siente con el derecho ­casi divino­ de ser gobernador sólo porque una maquinaria electoral lo impuso, contra la voluntad popular; una maquinaria policiaca que lo mantiene en el poder violando todos los derechos fundamentales reconocidos por lo estados contemporáneos, en nombre de la defensa del estado de derecho; un gobierno federal de transición que tiene que apoyarlo para que él a su vez pueda asumir el poder por otro sexenio. Al final, entre ambos proclaman que el estado se ha salvado, aunque no hacen referencia a su alto costo: decenas de muertos y desaparecidos, cientos de detenidos y otros tantos en riego de perder su libertad. ¿Y la democracia? ¿Y los derechos humanos? En vano se buscarán, porque no existen; los políticos no actúan como representantes populares sino como actores de una farsa.
En la segunda parte unos caciques se disfrazan de demócratas de ocasión y con unos parlamentos a modo pretenden hacernos creer que son fervientes defensores de derechos humanos. Sus palabras y sus gestos se repiten a cada rato en los medios impresos y electrónicos. En ellos aparecen conciliatorios, llamando a los oaxaqueños a que olviden sus demandas, que son, dicen, exigencias de personas violentas con intereses personales bastante obscuros. No se ruborizan cuando anuncian que como parte de su nuevo rostro está la liberación de decenas de las personas detenidas el aciago 25 de noviembre pasado, cuando la policía federal arremetió contra toda persona que estuviera a su alcance, desterrándola de su estado, como en los mejores tiempos de las dictaduras latinoamericanas. Pero los hechos no cuadran. ¿No se supone que los detuvieron por delitos contra el estado? ¿No los enviaron a prisiones lejanas del estado por peligrosos? Entonces, ¿por qué el gobierno los libera? Si la actuación del gobierno fuera real se podría concluir que quienes ordenaron o ejecutaron esas agresiones contra los oaxaqueños violaron el orden jurídico, o lo violan ahora que los dejan libres; en cualquier caso, se les debería fincar responsabilidad, y procesarlos por esos delitos. Pero no, no podemos pedir tanto, porque también aquí no se trata de funcionarios responsables de sus actos sino de actores actuando su propia farsa.
En la última parte de la obra su director cambia unos actores y extiende los papeles para que continúe. La sustitución de algunos funcionarios y el anuncio de una reforma del estado es la oferta para que los pueblos olviden siete meses de lucha, sus muertos, sus desaparecidos, sus presos, sus golpeados, sus perseguidos. Y sobre todo, que se olviden las causas que dieron origen a la lucha: la injusticia, la antidemocracia, los caciquismos regionales, la brutal explotación del trabajo campesino, la soberbia de los funcionarios, la insultante corrupción. Si su oferta fuera cierta tendrían que explicar cómo podría el actual gobierno desmantelar las estructuras que hacen posible su existencia; por qué tendríamos que creer que será distinto al que inicio el sexenio, si en los cambios se reciclan viejos políticos y se enrocan otros similares a aquéllos; convencernos de que la comisión que coordinará la mentada reforma actuará de buena fe, aun cuando la encabece la misma que durante la discusión de las reformas constitucionales para reconocer los derechos indígenas, en el año 2001, dijo que lo que se necesitaban eran diputaciones y dinero para los indígenas y no derechos.
Arriba el teatro sigue. Mientras tanto el pueblo exige la libertad de sus compañeros detenidos, cese a la represión, que se castigue a los responsables de tanto muerto, detenido y desaparecido. Y sobre todo, que el gobernador abandone el cargo, como condición para transformar el estado. Que termine el gobierno de opereta y su lugar lo ocupe otro capaz de encauzar al estado por otros caminos. O sea, una democracia, pero en serio. Sería bueno que los gobernantes oaxaqueños, hoy con ínfulas de demócratas, leyeran el libro de José Saramago que, como dije antes, es pequeño en tamaño pero grande por su contenido. Ahí podrían encontrar un espejo donde reflejarse, y tal vez entonces se den cuenta de que ya no gobiernan el estado, que cuando mucho representan un gobierno de ficción, como actores de una obra de teatro que el pueblo está cansado de ver.

El que siembra pesadillas

Una de las razones para el estallido de las guerras de esclavos de Sicilia, así como de la rebelión de Espartaco, fue precisamente la falta de miedo (al estado).
de modo que, para derrotarlos, fue necesario que (el estado) asumieran el terror que “merecían” los esclavos insurrectos.
Martínez Lacy Ricardo[1]
 
Soy necio, así de por si, soy terco y tomo la palabra, las lanzo, las acomodo, las disparo, a los nervios, a los músculos, las entrañas, los tímpanos y  ojos y cuando los acomodo justo en su sitio, son mas de un@, dos, tres los que dejan disimuladamente escapar una lágrima… después de agotado el arsenal de las vocablos, recurro al movimiento (el movimiento no miente).
 
Y salto, giro, ruedo, movimientos hechiceros y el espectador esta desarmado, risueño… ¡será caro el precio!… después el que baila se paraliza, se contraen sus nervios y el grito agudo busca salida por los poros, y el que mira está atrapado, quiere moverse pero está agarrotado, se desencaja su cara, ¡viene la factura…! el que mira quiere llorar y se lamenta no haberlo hecho con las palabras, y un suspiro acomodado en los ventrículos derecho e izquierdo vuelve más peligrosa la situación, porque entonces el cuerpo se contrae, grita en silencio, fija el recuerdo y se sumerge en la negrura de la Aorta quien en la constancia solloza.
 
Del que baila, está algo más que paralizado, tiemblan las piernas, seca la boca, raspados las falanges de los pies, las rodillas, codos, enrojecido la espalda, y el vestuario desgarrado, ha mutado la piel de armadura y está renovado, renacido fortalecido para enfrentar  la lucha, otro episodio, otra contienda, otra guerra…
 
En una pieza  lo succiona la oscuridad desde los ojos que arrastra la masa, ésta que es plataforma cuando emite palabras desde la su cavidad fonador, o se resuelve en movimientos… y el que lo miro esta vacío, hueco, pues sin darse cuenta el movimiento comió sus entrañas, a manera cuando la luna besa al feto, quien en el alumbramiento traerá el sello leporino en sus labios.
 
El que vio o escuchó se alejara a su casa, y los recuerdos cambian en pesadillas, y no estarán tranquilos y despertaran cavilando y saldrán a la mañana y en las tardes por las calles, plazas y jardines a buscar al del movimiento, lo buscarán sin querer encontrarlo…y el recuerdo se vuelve más tormentoso, agudo y no estarán traquil@s.. A menos que decidan levantar la bandera y externar el grito, a menos que junten su cono con otro, otra, que junten las manos en la avenida y la plaza, a menos que digan ¡ya, basta!… y el que bailó lo veremos en otras calles y plazas repartiendo movimientos, regalando imágenes, sembrando pesadillas que a su tiempo germinaran gritos, ¡gritos!.

[1] “El miedo en las rebeliones serviles”, Martínez Lacy Ricardo  en Nova Tellvs Anuario del Centro de Estudios Clásicos, Universidad Nacional Autónoma de México, Instituto de Investigaciones Filológicas,  # 32-1, México, D.F. 2005, pp.15-22.

“Nosotros somos parte del pueblo, parte de la masa. Somos hambre, llanto, dientes apretados. Somos furia, bronca, odio contenido. Somos palo, gomera, pañuelo ennegrecido. Somos marginados, expulsados, desocupados. Somos pobres, malvestidos, antiestéticos, feos. Somos verbo mal conjugado, graffiti inexacto desde la gramática. Tenemos olor a pobre, venimos de lejos, estamos cansados. Somos lo que sobra del sistema, los efectos colaterales, lo que nadie quiere ver..”
__________________________________________________

Jornada Nacional e Internacional por Oaxaca

Movilizaciones el 22 por Oaxaca
En Jalapa, información, música y ofrendas
En Puebla y México festivales político culturales
Acciones en Los Angeles, Madrid, Barcelona
Convocó el EZLN a Jornada Nacional e Internacional
Es aniversario de la masacre de Acteal, Chenalhó

Javier Hernández Alpízar Aabrón / Zapateando.-

En una jornada nacional e internacional convocada por la Comisión Sexta del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) para apoyar al pueblo de Oaxaca, el jueves 22 de diciembre habrá acciones en diversas ciudades del mundo.
En Jalapa, “con motivo de recordar a los muertos de Acteal y los caídos de las últimas luchas y tiempos y con ello refrendar nuestras convicciones por la paz, la democracia, la justicia y el alto a la represión a organizaciones e individuos”, habrá actividades en el Parque Juárez, desde las 11 de la mañana hasta las 15:00 horas. Instalarán una mesa de información, llevarán a cabo un festival musical, una ofrenda con flores, velas, cruces y otros símbolos, como fotos y carteles.
Con la consigna “¡Unidos y organizados venceremos al estado!” convocan a esta jornada las organizaciones Movimiento Agrario Indígena Zapatista (MAIZ-Ver), la Red Democrática de Trabajadores de la Educación, la Comisión para la Defensa de los Derechos Humanos AC  y la Red de Organizaciones Ciudadanas de Veracruz (ROCVER).
Asimismo en la ciudad de Puebla a las 4 de la tarde habrá un “Festival en solidaridad con Oaxaca” en el Parque Hundido, bulevar 5 de Mayo esquina con 4 Oriente, frente al Centro de Convenciones. Los poblanos solidarios con Oaxaca tendrán música, teatro, información, piñatas políticas, proyección de documentales, acopio económico de tarjetas para celular y formas de apoyo para las visitas a las presas y los presos de conciencia oaxaqueños que han sido trasladados a Nayarit, y según recientes informaciones de agencias, de regreso a diversos penales en Oaxaca.
 Los colectivos y grupos poblanos, entre ellos La Espiral 7, hacen suyo un lema de Gandhi: “Cuando un gobierno toma las armas contra sus súbditos desarmados, ha perdido el derecho a gobernar” . Retoman la consigna “¡Fuera Ulises Ruiz de Oaxaca!”, y argumentan su acción diciendo: “El pueblo organizado en el estado de Oaxaca ha sufrido durante meses una serie de actos de represión por parte del estado, por parte de un gobernador ilegítimo, su mal gobierno y la complicidad de los medios de información. Guerra, tortura, miles de desaparecidas y desaparecidos, presas y presos políticos, amenazas, asesinatos, abusos sexuales, cateos sin orden, intimidación, órdenes de aprensión y cargos manipulados, golpes y disparos contra manifestaciones pacíficas. A ese gobierno no le importa el pueblo. No quiere dialogar, no dejes que te engañen los medios masivos de información que los malos gobiernos crean a su favor.”
En muchas ciudades del mundo, las redes de apoyo al zapatismo indígena de Chiapas y a la Otra Campaña, que en los últimos días de diciembre y los primeros de enero tendrá una reunión preparatoria de la “Sexta Intergaláctica”, también protestarán por la represión continua de la masacre de Acteal a la violencia de estado en Atenco y ahora en Oaxaca.
En Los Angeles, California, los mexicanos y chicanos señalan: “Nuestra lucha rompe fronteras; nuestros ideales, barreras”. Organiza la movilización, el Frente Indígena de Organizaciones Binacionales de Los Angeles (FIOB- LA) junto con la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca en Los Angeles (APPO- LA).
Los oaxaqueños, mexicanos, chicanos y latinos en Los Angeles realizarán una marcha desde la iglesia de Santo Tomás a partir de las 9 de la mañana, en el marco de una Jornada Nacional e Internacional por Justicia en Oaxaca.
En España, también habrá movilizaciones por el fin de la represión en Oaxaca. Durante estos días están convocadas acciones en diferentes ciudades de todo el mundo a partir del llamado de la Comisión Sexta y de la Comisión Intergaláctica del Comité Clandestino Revolucionario Indígena- Comandancia General del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).
La manifestación de Madrid será el 20 y saldrá a las 19:30 de la carrera de San Jerónimo, 46. La de Barcelona será el 22 y partirá a las 19 horas de la Plaza Universidad.
El EZLN llamó a esta manifestación mundial, explican los españoles citando el comunicado de Enlace Zapatista, “por la presentación con vida de los desaparecidos, por la liberación de las detenidas y detenidos, por la salida de Ulises Ruiz y las fuerzas federales de Oaxaca, por el castigo a los culpables de las torturas, violaciones y asesinatos”.
“El pueblo de Oaxaca es una de las zonas más pobres y marginales de México”, señalan en la argumentación de sus movilizaciones. “Desde hace más de medio año vive en una situación de conflicto social por el descontento de la población respecto a las desigualdades que hay en la región y las políticas que se están llevando a cabo por parte del gobernador de la zona, Ulises Ruiz.”
“Desde finales del mes de noviembre el gobierno federal mexicano ha enviado un cuerpo de policía militarizado (Policía Federal Preventiva), que ha desatado una violenta ofensiva en la que se están produciendo violaciones sistemáticas de los derechos humanos.”
Así como estas acciones, habrá un acto político cultural en la ciudad de México, en el Hemiciclo a Juárez, de 4 de la tarde a 7 de la noche, con la participación de organizaciones como Mujeres sin Miedo, y movilizaciones en ciudades de todo el mundo.
En Oaxaca, marcharán partiendo de la gasolinera de Xoxo a las 10 horas hacia a la Plaza de la Danza.
La fecha es simbólica porque el lunes 22 de diciembre de 1997, grupos priistas armados masacraron a 45 indígenas desplazados de Las Abejas que se habían refugiado en la comunidad de Acteal, en el municipio de Chenalhó.
Recientemente las Juntas de Buen Gobierno “Nueva Semilla que va a Producir” y “Corazón del Arcoiris de la Esperanza” han denunciado amenazas de desalojo violento provenientes del grupo armado priista OPDDIC, grupo paramilitar priista que se puso el nombre de “organización por los derechos indígenas y campesinos” (así como otros paramilitares chiapanecos se llaman “Paz y Justicia”). Amenazas verosímiles cuando apenas hace más de un mes otro grupo armado priista provocó un enfrentamiento en el que hubo muertos en Viejo Velasco, Montes Azules, donde los priistas atacaron a indígenas de la organización Xi’Nich (La Hormiga). De manera que la amenaza paramilitar en Chiapas sigue vigente en la transición de los gobiernos perredistas de Pablo Salazar Mendiguchía a su sucesor Juan Sabines.

Militarización, de eso no se habla

América Latina

Por: Carlos Tautz (IPS

Si bien la integración regional es el principal punto de la actual agenda política sudamericana, heridas abiertas impiden profundizar ese debate.

Entre los asuntos olvidados están la ocupación de Haití por tropas de paz de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), bajo el liderazgo militar de Brasil y el liderazgo político de Chile, y la presencia armada estadounidense, tanto con tropas regulares como con agentes tercerizados (los famosos ‘contratistas’) en 10 de las 12 naciones de América del Sur, con las excepciones brasileña y venezolana.

A pesar de la importancia de estos asuntos, la mayoría de los gobiernos oscilan entre la mención vaga y la omisión abierta de ellos.

Esa tónica se ha mantenido inclusive tras la llegada de presidentes izquierdistas o progresistas en varios países, iniciada en 1999 con Hugo Chávez en Venezuela y completada con el triunfo el mes pasado de Rafael Correa en Ecuador.

Este último, que será investido en enero, informó que en 2009 su país no renovará el acuerdo con Estados Unidos que permite a Washington mantener en la occidental ciudad portuaria de Manta su mayor base militar en América del Sur.

Durante las décadas de influencia neoliberal de 1980 y 1990, Estados Unidos profundizó su tradicional estrategia de combinar finanzas y diplomacia con expansión de poderío militar.

Mientras Washington utilizaba su hegemonía en instituciones financieras como el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para exigir la reducción de los aparatos estatales a cambio de préstamos, aprovechaba su proximidad con los gobernantes latinoamericanos y caribeños, a excepción de Cuba, para sembrar bases militares en la región.

Ahora mismo, aun sin contar con apoyo unánime, Estados Unidos mantiene diferentes formas de presencia militar, un fenómeno que ni siquiera se discute en los foros regionales y no es prioritario en los debates sobre integración.

La invisibilidad de esos dos problemas fue evidente durante la II Cumbre de la Comunidad Sudamericana de Naciones, realizada los días 8 y 9 de diciembre en la ciudad boliviana de Cochabamba y fuertemente estimulada por Brasil, país que responde por casi 40 por ciento de la economía regional.

Ningún mandatario habló de esos temas. Las declaraciones finales del encuentro no registran ni una referencia.

Inclusive la declaración de la Cumbre Social por la Integración de los Pueblos, celebrada por movimientos sociales y populares en paralelo a la reunión de mandatarios, no se refirió a esos problemas en su cuerpo principal, relegándolos a un subcapítulo.

’Entiendo la lógica de la posición brasileña, aunque no concuerde con ella. Brasil no confronta con la política exterior de Estados Unidos ni tiene una base extranjera en su territorio. Por eso no se refiere al asunto’, afirma la economista Sandra Quintela, de la organización Políticas Alternativas para el Cono Sur, con sede en Río de Janeiro.

Quintela forma parte de una campaña internacional por el retiro de las tropas internacionales de Haití y por la cancelación de la deuda externa de ese país.

En cambio, ‘no comprendo por qué (el presidente boliviano Evo) Morales y Chávez no tocan el tema’, cuestiona Quintela.

La profesora Maria Regina Lima, del Instituto Universitario de Investigaciones de Río de Janeiro, concuerda en que ‘es muy delicado para Brasil abordar la cuestión (de las bases militares), toda vez que no se ve directamente afectado’.

Pero en cuanto a Haití, el problema es diferente. Brasil mantiene 1.200 soldados allí y comanda la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en ese país (Minustah, por sus siglas en francés), de 6.700 efectivos, desplegada desde junio de 2004, meses después de que el mandatario constitucional Jean-Bertrand Aristide fuera depuesto por un golpe de Estado en el que tomó parte un comando franco-estadounidense.

La Minustah tiene un mandato hasta el 30 de junio de 2007, pero en febrero las Naciones Unidas podrían prorrogarlo.

’De los 20 miembros del comando mayor de la Minustah, hay apenas dos sudamericanos. Los demás son estadounidenses, franceses, italianos y canadienses’, afirma el activista Camille Chalmers, de la red Plataforma Haitiana para un Desarrollo Alternativo (Papda por sus siglas en francés), con sede en Puerto Príncipe.

’Estados Unidos controla la inteligencia militar y no comparte informaciones ni siquiera con el comandante general’ de la misión, aseveró.

Entonces, ¿por qué Brasilia se desgasta políticamente para mantener en el Caribe lo que el argentino y premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel llama ‘intervención tercerizada por Estados Unidos’?

’Si no estuviésemos allí, sería peor’, acostumbra a decir el diplomático Antônio Patriota, recién nombrado embajador brasileño en Estados Unidos.

’La agenda de Brasil para el continente es esencialmente económica. Por eso no trata sobre la militarización’, explica la brasileña Maria Luisa Mendonça, de la Red Social de Organizaciones no Gubernamentales de Justicia y Derechos Humanos.

Respecto de la diseminación de la presencia militar estadounidense en América del Sur, la cancillería brasileña considera que es un asunto interno de cada país. ‘Sólo existe una base militar, Manta’, replica el diplomático Joel Sampaio.

El Centro de Inteligencia del Ejército (CIE) de Brasil estima que ‘cerca de 6.300 militares estadounidenses, sin contar los soldados de agencias no gubernamentales contratados por el gobierno de Estados Unidos, estuvieron destinados o realizaron operaciones en la región de la Amazonia entre 2001 y 2002′, según divulgó la agencia de noticias del gobierno de Brasil.

Según el CIE, Estados Unidos mantiene una presencia bajo diferentes formas, tanto a través de bases militares convencionales como a través de una cantidad imprecisa de oficiales, radares y pistas de aterrizaje. En total, esas presencias suman 23. Sólo en Perú habría ocho puntos, y en Colombia seis.

Ese último país lleva casi medio siglo de guerra civil, que hoy involucra a dos grandes guerrillas de izquierda (las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional), a paramilitares ultraderechistas envueltos en un polémico proceso de desmovilización y al ejército regular, que ha recibido varios miles de millones de dólares de Washington bajo el paraguas del Plan Colombia antidrogas y contrainsurgente.

Durante el gobierno de Fernando Henrique Cardoso (1995-2003), Washington intentó instalar una base en la ciudad de Alcântara, en el estado nordestino de Maranhão, donde se localiza la base de lanzamiento de satélites brasileños. Esa región está considerada la mejor ubicada en todo el planeta para actividades de ese tipo, por su proximidad con la línea del ecuador.

Pero debido al amplio rechazo social, el acuerdo entre los dos países para construir la base nunca fue firmado.

De acuerdo con la economista Ana Esther Ceceña, profesora de la Universidad Autónoma de México, el área de todos esos puntos de presencia militar alcanzaría las regiones de mayor aparición de recursos naturales estratégicos, como agua, diversidad biológica, gas natural y petróleo.

Se pudo comprobar que hay una coincidencia entre el mapa de los recursos naturales, el de la presencia militar estadounidense y el de los proyectos de la Iniciativa de Integración de la Infraestructura de la Región Sudamericana (Iirsa), coordinada técnica y económicamente por el BID.

La Iirsa pretende implantar normas legales comunes para el comercio de los 12 países de la región y desarrollar más de 300 proyectos de hidrovías, centrales hidroeléctricas y carreteras, principalmente en la región amazónica.

redaccion@argenpress.info
info@argenpress.info 
COPYRIGHT 2002 – 2006 ARGENPRESS® 
webmaster@argenpress.info

130 periodistas asesinados en Colombia, en razón de su oficio

Recibido de Insurge 17 de diciembre (Prensa Indígena).- Acoso a periodista del Huila.- El  pasado domingo 19 de noviembre el periodista  Ricardo Hernández Farfán,  que ejerce su labor en la emisora Alegre Stereo del municipio de Campo  Alegre en el departamento del Huila, fue abordado por dos hombres  quienes le dijeron “h.p. denunció no?” al parecer haciendo referencia a  las denuncias
realizadas en meses anteriores sobre extrañas visitas al lugar donde  residía.

Estos nuevos hechos de hostigamiento contra este periodista son una  muestra más de la falta de garantías  por parte del Estado colombiano,  para que comunicadores sociales y periodistas puedan ejercer la labor  que desempeñan. Es de recordar que  Hernández Farfán, puso en  conocimiento de organizaciones sociales, defensoras de derechos humanos  una situación similar de hostigamientos en contra de su familia a  comienzos de este año.

Por estos hechos se solicita a las organizaciones defensoras de  derechos humanos, y organizaciones de periodistas que defienden la  libertad de prensa, se pronuncien ante las autoridades competentes  solicitando lo siguiente: Se garantice la vida e integridad física y  psicológica del periodista Ricardo Hernández Farfán, así como la de su  familia. Se garantice el libre ejercicio de la libertad de expresión.

»»Amenazada la prensa de la costa atlántica.- (Fip). “Hago un llamado a  la solidaridad internacional por la situación de la libertad de prensa  en Colombia. Lo que está sucediendo es una verdadera locura”, declaró  el director del Centro de Solidaridad de la Federación Internacional de  Periodistas, Ceso-FIP, Eduardo Márquez. “Estábamos redactando una  alerta por el crimen de un periodista en Bogotá, cuando recibimos una  llamada de auxilio de un colega de Montería, pues unos hombres armados  querían asesinarlo en ese momento (ver nota 1). Diez minutos después,  periodistas de Santa Marta, llamaron para informar que otro colega se  encontraba huyendo tras amenazas de un nuevo grupo paramilitar (ver  nota 2). Horas atrás habíamos recibido un informe sobre amenazas a  cuatro periodistas del departamento de Sucre ver nota final). Esta  hostilidad contra los periodistas debe terminar ya, pues lo que está en  juego es el sistema democrático”.

»»Otro crimen más.- Ayer, en el municipio de La Plata, Huila, al sur  del país, fue enterrado el veterano periodista Marino Pérez Murcia,  asesinado el pasado domingo en Bogotá, en circunstancias por  esclarecer. El colega, de 58 años, que recibió un impacto con arma de  fuego en la base del cráneo, fue abandonado por sus asesinos en una  calle oscura, donde minutos más tarde fue hallado por habitantes del  barrio Galerías

Pérez Murcia era corresponsal de radio Habana, colaborador esporádico  del diario Le Monde y realizaba informes televisivos para un canal  alemán. Había sido corresponsal de las cadenas radiales colombianas  Caracol y Todelar,  y trabajó como reportero en la guerra del Golfo  Pérsico. En un breve paso por la política, aspiró, infructuosamente, a  la alcaldía de La Plata, su pueblo natal.

Muy joven viajó como polizón a los Estados Unidos, donde, después de  mucha insistencia, consiguió una audiencia con el entonces Senador  Edward Kennedy, de quien se convirtió en su asistente personal.

Según declaraciones de su sobrino y periodista Hárold Pérez a la cadena  Todelar, el colega asesinado estaba adelantando contactos para la  liberación de tres asesores militares norteamericanos que se encuentran  en poder de la guerrilla de las FARC, desde febrero del 2003, tras el  derribamiento de su avioneta en el amazónico departamento del Caquetá.

“Estaba centrado en lograr una entrevista exclusiva con el comandante  guerrillero Simón Trinidad, preso en los Estados Unidos y para ello se  valía de algunos contactos que tenía con el FBI”, explicó.

José Darío Pérez, hermano del periodista, manifestó que no hay claridad  sobre los móviles del crimen, pues encontraron sus pertenencias, lo que  descartaría un robo. “Cada vez que un periodista es asesinado, nuestra  frágil democracia no solo pierde una voz, sino también legitimidad”,  dijo Eduardo Márquez, director del Centro de Solidaridad de la  Federación Internacional de Periodistas Ceso-FIP.

“Marino es el quinto periodista asesinado en Colombia, en lo que va  corrido del año, sin que las autoridades den muestras serias de querer  esclarecer estos crímenes”. Recordó que, desde 1989, más de ciento  treinta colegas han cído víctimas de la intolerancia, la mayor parte  por razones del oficio, y que solamente en cuatro casos han sido  capturados los autores materiales.

“Esta monstruosa impunidad que ha convertido en “normal” el asesinato  de quienes informan a la sociedad, es el mejor aliciente para los  criminales. Si además tenemos en cuenta las infames condiciones de  contratación y la amenaza constante, como la que padecen los  periodistas de la costa Atlántica por cuenta de corruptos y  paramilitares, hablar de libertad de prensa en Colombia, es una  verdadera audacia”, concluyó.

»»Nota 1: Al momento de redactar esta alerta, el periodista Clodomiro  Segundo Castilla de la ciudad de Montería, Córdoba, le informó al  director de Ceso-FIP que unos hombres armados estaban intentado  ingresar a su residencia. La policía de la ciudad fue alertada pero se  negó a ir hasta el lugar donde se encontraban los presuntos criminales.

El colega ha recibido innumerables amenazas telefónicas, padecido  seguimientos, pedradas en las ventanas de su casa, como resultado de  las denuncias hechas primero en Radio Panzenú y luego en la Voz de  Montería -con los periodistas Rafael Gómez y Adolfo Berrocal-, tras  denunciar el despilfarro de aproximadamente $ 21.000 (cerca de US 10  millones millones) de la salud.

El año pasado, según informó a través de los micrófonos, fue amenazado  de muerte por el propio secretario de Salud, de quien se sabe es  familiar de un jefe paramilitar. Castilla, junto a sus colegas de radio  Montería, ha padecido, inclusive, cortes de energía a la emisora  mientras su programa “Bloque Informativo”, está al aire, como le consta  al director de Ceso-FIP quien visito la ciudad, a comienzos de octubre,  para acompañar la conformación de la Asociación Cordobesa de  Periodistas.

»»Nota 2: Cuando era redactada la anterior nota, periodistas de la  ciudad de Santa Marta, Magdalena, llamaron a Ceso-FIP a informar que el  colega José Ponce Obispo, director de Radio Galeón, de esa población  costera, se encontraba huyendo tras recibir información fidedigna sobre  una orden de asesinato proferida por mandos del nuevo grupo paramlitar  conocido como “Las Águilas Negras”. El periodista había recibido  amenazas telefónicas en días pasados.

»»Intento de mordaza a los periodistas de Sucre.- Durante los últimos  meses y a medida que se ponen en evidencia los vínculos de congresistas  y conocidos políticos de la costa Atlántica con los grupos  paramilitares, las amenazas contra periodistas de la región vienen en  aumento. Llamadas telefónicas, mensaje de texto, amenazas personales y  hasta sufragios mortuorios son el precio que deben pagar valientes  reporteros, por cumplir con su deber. 

Robinson Ruz Ruz, quien trabaja como periodista invitado en Radio  Piragua y como asesor del senador sucreño Antonio Guerra De la  Espriella, recibió, en la emisora, un sobre a su nombre con un sufragio  mortuorio, el pasado martes. Recientemente ganó un premio regional de  periodismo por un trabajo sobre los vínculos  entre paramilitares y  políticos.

Hace unos meses, el camarógrafo de Telecaribe Humberto Porto fue  agredido por dos concejales de Sincelejo quienes lo acusaron de grabar  material del Concejo  para entregárselo a la guerrilla. El reportero  gráfico prendió su cámara en el momento del incidente y llevó el video  a las autoridades.

Uno de los concejales, José David González, fue capturado el pasado  lunes por concierto para delinquir en la conformación de grupos  paramilitares. Con insistencia y en malos términos  desconocidos se le  han acercado para que retire los cargos.

La colega Marlyn Vieira Mercado, reportera de Radio Piragua, fue  preguntada en varias ocasiones y con insistencia por dos sujetos que se  movilizaban en una motocicleta sin placas, el pasado 24 de octubre. Por  su parte, la periodista de El Meridiano de Sucre, Olga Bru, quien cubre  información del municipio de  Sincelejo, recibió llamadas amenazantes  donde le reclamaban su comportamiento de los últimos días y le  advertían sobre consecuencias que lamentar. 

Esto sucedió, luego de una serie de informes sobre irregularidades en  la administración local

Corporación Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo. (Ccajar, uno de  los colectivos premiados en Siero 2006).

http://www.lavozdeasturias.com/noticias/noticia.asp?pkid=312609

http://www.lne.es/secciones/noticia.jsp? pNumEjemplar=1490&pIdSeccion=32&pIdNoticia=473771
http://www.elcomerciodigital.com/prensa/20061216/siero_centro/siero- reclama-justicia-para_20061216.html•

La dictadura del consumismo en Navidad

Roberto Torres Collazo *

Adital – Todos sabemos que la Navidad se caracteriza en muchos países industrializados y grandes ciudades de países subdesarrollados por el consumismo exagerado, pero en la práctica seguimos sus dictámenes. Un consumismo exagerado y vulgar que nada tiene que ver con los verdaderos valores de solidaridad, paz, compasión y amor que nos trajo el niño Jesús de Belén que nació pobre.El mercado con su dictadura del consumismo se nos impone, nos manipula sutilmente de manera bella y deseable para vender y vender, a través de sus tentáculos de las agencias de publicitarias. Nos lava el cerebro, nos satura los sentidos, haciéndonos creer que lo más importante es comprar, comprar cosas que frecuentemente son innecesarias y superficiales. Nos engaña haciéndonos sentir que somos libres, cuando en realidad en lo más profundo de nuestro ser, somos en cierto modo esclavos del consumismo. La dictadura del consumismo con su poder reprime nuestras almas, corazones, mentes y margina o censura a cualquiera que se oponga a su rico negocio, se nos considera comunistas, exagerados de hablar de la dictadura del consumismo o de “agua fiestas”. El logro de la dictadura del consumismo es: Compro y luego existo.

Por otro lado, no son pocos los cristianos que participan en los servicios religiosos de Navidad por costumbre o tradición, no motivados a reflexionar en los rostros de Cristo en los pobres de hoy como los millones de niños víctimas del SIDA, desamparados, deambulantes, huérfanos, discapacitados, hambrientos, enfermos, pobres y marginados. Mujeres embarazadas huyendo de las guerras, deportadas por ser inmigrantes, abusadas o explotadas o sufriendo por sus hijos que tal vez estén en las drogas, presos o alcohólicos por ejemplo. Estas realidades generalmente no son presentadas oficialmente en los servicios religiosos navideños, por ser consideradas erróneamente poco espirituales. Ni mucho menos se denuncia la dictadura del consumismo culpable en gran parte de muchos de nuestros males psicológicos y socio-económicos.
La predicación y valores de la dictadura del consumismo son: vales cuanto tienes, las cosas valen mas que las personas, las apariencias son las que mandan, la alegría reside en consumir a cualquier precio, gastar y gastar, decorar y hacer fiestas abundantes, tienes que regalar a todo el mundo; aunque meses después estemos con las deudas hasta el cuello. Se nos destruye lo humano-divino que todos poseemos. Se nos coisifica. El mercado es la salvación. El materialismo vulgar, las fiestas y decoraciones jamás podrán llenarnos nuestro interior, hacernos mejores seres humanos y mucho menos hacernos felices. Desde una perspectiva cristiana, sólo los grandes valores que Jesús de Nazaret que vivió y predicó desde su nacimiento de desprendimiento, paz, solidaridad, empatía, sinceridad, respeto, justicia y amor, son los que nos otorgan fundamento, sentido, dirección y felicidad verdadera a nuestras vidas como personas y al mundo. No los valores de la dictadura del consumismo al que se nos acostumbrado y practicamos todos conciente o inconcientemente.

* Activista en defensa de los derechos humanos

Escuadrones de la muerte: Oaxaca

Javier Hernández Alpízar

Algo del modus operandi de los secuestradores que están “pacificando” Oaxaca nos dejaron ver.
El lunes por la noche detuvieron a tres integrantes de la APPO y los liberaron pronto, de manera que cualquier lector que por azar o por método haya consultado Kaos en la Red puede haberse dado cuenta del “diálogo” que les impusieron a golpes.
El reporte de las declaraciones de los liberados es titulado “Tras hora y media de torturas liberan a dirigentes de la APPO”, y si no fuera porque es real y se está repitiendo en otros presos políticos de Oaxaca y de otros estados del país, podría ilustrar una historieta donde el enano en el poder se parecería al del Cuarto Reich de Palomo:
Todavía con la camisa rota y el cuerpo lleno de golpes, Florentino López le contó a la prensa: “Lo único que percibí fueron varias armas de fuego, unas cortas y otras largas, cortando cartucho mientras nos rodeaban. Sentí las botas en la cabeza, nos amagaron y nos subieron a los tres en una camioneta mientras varios de ellos se subían en la camioneta que nosotros llevábamos.”
 Fueron llevados a una mazmorra clandestina, reporta Kaos en la Red, donde los separaron en diferentes celdas y ahí fueron torturados.
“Me hincaron y cortaban cartucho”, cuenta el recién liberado.
 “¿Sabes quienes somos? Ojalá cuando estés en el más allá te acuerdes de nosotros, somos el escuadrón de la muerte, los que traemos una insignia de cruces entrelazadas color rojo”
 Después de una primera sesión de golpes y patadas, a Florentino López “le acomodaron el cabello y la ropa para tomarle fotografías”. También lo fotografiaron desnudo, sigue el reporte.
“Primero tómenle las fotos y luego los demás”, ordenó un mando a los torturadores. Continuaron con patadas en el estómago y en la cabeza. Lo hincaron y cortando cartucho en la sien preguntaban:
“¿Qué hacías? ¿A qué te dedicas?”. Preguntas y más patadas.
“¿Cuáles son los acuerdos?”.
Patadas y golpes que no lo dejaban respirar, cuenta el reportero, mientras amenazaban con “jalar el gatillo”.
 “Los amenazas eran constantes, la tortura sicológica versaba en la idea de aventarlos en el mar desde un avión.
Lo cual es verosímil, pues como en el Guerrero de Echeverría y en el Chile de Pinochet, también un método de tortura ha sido secuestrar a algunos oaxaqueños en un helicóptero “que tiene su panza abierta”. Donde la amenaza de tirarlo es parte de la tortura al preso político.
 Después de la tortura en esa celda clandestina los subieron en medio de amenazas a una camioneta.”
Al bajarlos, detrás de Plaza Soriana, hincados sobre su camioneta “les colocaron la pistola en la cabeza y amenazaban con disparar”. Los abandonaron, “al percibir que los sicarios se habían ido se acercaron a un grupo de jóvenes.”
 “El grupo paramilitar robó una memoria y una lap top que contenía acuerdos de la APPO y del Frente Popular Revolucionario, organización a la cual pertenecen los tres secuestrados” indica el reporte.
Por una parte, hacen propaganda masiva de que “la PFP se está retirando de Oaxaca”, que los maestros “se deslindan de la APPO”, y por otra secuestran, torturan y liberan a tres integrantes de la APPO que saben que será entrevistados y contarán la tortura: Doble función, no sólo atemorizar a los torturados, sino a quienes los escuchen contar lo que les pasó.
Las oenegés de derechos humanos denuncian que en Oaxaca, como antes en Atenco, Chiapas, Guerrero y la Huasteca, las violaciones sexuales a detenidos y detenidas, o abusos y humillaciones sexuales (como ocurrió en Guadalajara, en el Jalisco gobernado por el hoy titular de Segob) son parte de la tortura.
Eso hacían los militares en Guatemala durante la guerra sucia y racista contra los indígenas que dejó tantos muertos en ese país. Y nombres como “escuadrones de la muerte” y “kaibiles” también recuerdan a Guatemala.
Se llama terrorismo de estado. Incluso las denuncias que ya está haciendo la Comisión Nacional de Derechos Humanos se quedan cortas. Pero ni con esas formas de guerra sucia han doblegado al pueblo oaxaqueño.
En Chiapas, la Junta de Buen Gobierno “Corazón del Arcoiris de la Esperanza” denuncia que el grupo priista armado OPDDIC amenaza con desalojar a campesinos zapatistas.
Quizá esta vez, diciembre no será un mes en que tomarán a la sociedad descuidada los grupos paramilitares en Chiapas y Oaxaca. El 22 de diciembre hay una movilización nacional y mundial convocada por el EZLN y la Otra Campaña. A pesar del terror de estado, o quizá precisamente por él, Atenco, Oaxaca, Chiapas, no se olvidan.

Goldoni en el Congreso de la Unión

Adolfo Gilly

Cerrado el episodio electoral, pueden ser útiles algunas reflexiones en torno a sus secuelas. Las enumero.
1. El señor que a las 9:31 del día 1º de septiembre de 2006 entró por la puerta pequeña al recinto del Congreso de la Unión en San Lázaro, era ya el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas. El licenciado Felipe Calderón había recibido ese mando supremo y la declaración de obediencia correspondiente a las 00:01 de ese mismo día, y con ella la investidura presidencial efectiva. La transmisión del mando se había hecho de presidente saliente a presidente entrante, en presencia de los jefes de las armas. Ni modo que los diputados y senadores inconformes le cerraran de verdad el paso a quien ya ese mando ostentaba.
2. Las batallas parlamentarias republicanas, en más de dos siglos de existencia si tomamos a la Convención de la Revolución Francesa de 1789 como punto de partida, tienen sus reglas, sus métodos y su lógica. Esta vez vimos a una fracción minoritaria ­un tercio, más o menos­ de legisladores haciendo sonar silbatos y profiriendo interjecciones en una sesión solemne a la cual estaban legitimando con su presencia, alborotada sí, pero siempre sin romper ni un vidrio (según reza la reiterada consigna). Me parece un franco retroceso.
Una actitud coherente habría sido que los senadores y diputados que se negaban a aceptar la protesta del mandatario entrante le hubieran hecho el vacío. Sin ocupar sus curules en esa sesión, dejándolas como huecos imposibles de ocultar, se hubieran ido al Zócalo con el pueblo que no aceptaba a Felipe Calderón y con aquel a quien ellos han reconocido como presidente legítimo, Andrés Manuel López Obrador.
3. Ahora bien, esa función terminó y los legisladores de oposición, mientras declaran su lealtad al “presidente legítimo” López Obrador, están discutiendo el presupuesto enviado por el Poder Ejecutivo cuyo titular es Felipe Calderón, a quien dicen no reconocer como presidente. No pido que no lo discutan pero ¿en qué quedamos por fin? A mi parecer, se han colocado en la situación de Truffaldino, el protagonista de El servidor de dos patrones, creado por Carlo Goldoni allá por el año 1745. Goldoni definió a su obra como una “comedia jocosa”. Me cuesta creer que ésta haya sido la intención de los legisladores.
4. Como por muchos fue advertido a su tiempo, la dualidad de conductas del PRD y el Frente Amplio Progresista (FAP) tiende cada vez más a desorientar y desmovilizar a sus millones de votantes. Es un proceso de deseducación republicana en el cual el desconcierto cundirá.
El “gobierno legítimo” y la Convención Nacional Democrática son ficciones nominales cuya realidad está centrada en la dirección personal de Andrés Manuel López Obrador, un mando al cual han declarado subordinación la estructura entera del PRD y del FAP y cada uno de sus dirigentes.
Es muy su derecho adoptar esa estrategia y sus tácticas correspondientes. Pero aquellos millones de votantes son también millones de cabezas pensantes y actuantes, que no confunden el apoyo político con la subordinación incondicional. Las estructuras clientelares que encuadran a una parte de ellos son mucho más complejas de cuanto se suele pensar y también funcionan desde la periferia al centro y desde abajo hacia arriba.
El desgaste impuesto al conjunto de este gran movimiento electoral por las marchas y las contramarchas (muchos de los que hicieron el plantón poselectoral creían sinceramente que iban a modificar el fallo del Tribunal Electoral, muchos otros creyeron que iban a impedir la toma de protesta); por las aceleraciones y los frenazos; por la conducta errática en torno a movimientos reales como el de Oaxaca; por los intereses contrapuestos de sus grupos dirigentes diversamente instalados en las instituciones estatales de gobierno; se ve aumentado por la contradicción flagrante entre la proclamación de un “gobierno legítimo” alternativo y la participación efectiva en las instituciones del gobierno presidido por Felipe Calderón. ¿Cuál es por fin el juego verdadero?
5. Un programa político no es una sumatoria de veinte o cincuenta puntos o “acciones de gobierno”, sino una guía coherente para la actividad y la organización de las fuerzas sociales y la población que lo respaldan. La incongruencia en la acción impide un programa coherente y una discusión racional y acentúa los rasgos de una conducción personal a la cual quedan subordinadas las instancias colectivas.
Estas dejan entonces de ser órganos de discusión y decisión y se convierten, a lo más, en factores de contención o de disuasión de las decisiones del conductor. Este juego de fricciones ocultas es un factor adicional de desconcierto. Para agravarlo, dicha conducción hasta hoy guarda silencio sobre tres temas ineludibles: a) Estados Unidos y su política dominante y agresiva sobre América Latina; b) los derechos de los migrantes mexicanos y latinos dentro de Estados Unidos; c) América Latina, sus movimientos actuales y las políticas para su integración.
6. En esta situación de incongruencia de los políticos es aún más necesaria la precisión en el lenguaje y la claridad en la discusión. Conviene bajarle a los adjetivos y afirmarse en los sustantivos. Conviene abolir insultos y descalificaciones a diestra y siniestra: “pelele”, “fecal”, “mesías”, “traidor”, y proscribir aberraciones como la xenofobia o el antisemitismo.
Es necesaria precisión en los términos para identificar quién está en el poder. No es el fascismo, palabra que usada para todo carece de significado. Es nada más y nada menos que la antigua y sólida derecha conservadora mexicana, que desde Iturbide hasta la fecha no necesita modelos externos para existir y actuar. Es la moderna convergencia entre la jerarquía eclesiástica y el poder financiero, indiferentes a los discursos que se comprometen a no romper ni un vidrio, pues sus temores están en otro lado.
Esa vieja y sólida derecha teme a Oaxaca, a Chiapas, a la ciudad de México, a toda la geografía explotada, despojada y oprimida de México. Ha empezado a reprimir en Oaxaca desde el inicio y rápido, pues sabe que tiene poder pero no consenso. El movimiento oaxaqueño, tal cual lo describe Gustavo Esteva (“APPOlogía”, en La Jornada, 18 diciembre 2006) sin metáforas extrañas de “dobles poderes” o “comunas”, se presenta como la encarnación más tangible de esos temores. Ese movimiento, iniciado antes de las elecciones y fuera de ellas, atraviesa con lógica propia la coyuntura electoral y prosigue su existencia, sin que los partidos hayan encontrado todavía las pinzas para agarrarlo sin que se les escape de las manos o se las chamusque.
7. Parece urgente crear y extender las condiciones para una discusión racional, con pocos adjetivos y muchos sustantivos, independiente de las estructuras organizativas en las que se cree o se descree, entre todos cuantos defienden una república laica y democrática y se oponen al actual poder de la derecha clerical y financiera, aliada de las políticas imperiales de la Casa Blanca y el Pentágono. El punto de partida elemental y definitorio debería ser el acuerdo para la defensa y por la libertad de todos los presos políticos y reprimidos en Atenco, Oaxaca, Chiapas y otras regiones, y por el castigo de los torturadores, violadores y saqueadores en los cuerpos represivos y sus mandantes.
Uno de los bastiones de la democracia y el laicismo está en la UNAM y en las instituciones de educación pública nacionales y estatales. En la pasada campaña electoral, ninguno de los candidatos visitó la UNAM. Sus motivos tendrían. La UNAM es uno de los recintos desde donde aquella discusión razonada puede extenderse.
8. Una república laica y democrática sólo puede serlo si, como primera prioridad, incluye a los indios de México con sus derechos y autonomías, tal como éstos fueron definidos en los Acuerdos de San Andrés y mínimamente formalizados en la ley Cocopa. Cuando el Congreso de la Unión en 2001 desechó esta ley, la república mexicana confirmó la exclusión indígena y el racismo como raíz oculta de sus actuales instituciones.
Reitero lo ya dicho otras veces: no se puede pedir al EZLN, al Congreso Nacional Indígena y a las otras organizaciones indígenas, que acepten frentes, alianzas, pactos o llamados a votar en elecciones que significarían su subordinación a una república que expresamente los ha excluido.
Su voz es indispensable en una discusión nacional. Su capitulación o su sometimiento a las instituciones que los niegan, no.

El saldo

Los partidos de oposición cuestionaron la elección presidencial pero no la de senadores y diputados, ahí se comenzó a soltar la brocha, ya tenían su hueso y lo demás habría que tratarlo con mesura

Leopoldo Chassin Ramírez/Cambio de Michoacán

Lunes 18 de Diciembre de 2006
Ellos dejaron todo cuanto tenían: familia, hijos, trabajo, estudio, nombre, por ir a buscar a aquellos quienes pensaban como ellos, y desde ahí, emprender su lucha y su marcha hasta llegar un día como hoy, no importaba cuánto tiempo tomara, a lo que hoy llamamos La otra campaña. 
Arq. Fernando Yáñez (comandante Germán)
Haremos un «corte de caja» para cuantificar los faltantes; es de imaginar que las raterías que nos han cometido los pillos de siempre, es decir, la clase 
política en el poder -incluidos los de oposición- son interminables, sin embargo, mencionaremos algunos de los que nos parece indispensable renombrar. 
Del foxato 
Del desgobierno del cambio a manera de corridito; los quince minutos para la guerra en Chiapas; el castigo a los asesinos de la guerra sucia de los años 60 y 70; la protección a los defraudadores del Fobaproa; del millón de empleos anuales que prometió, sólo creó 400 mil en todo el sexenio; los tres y medio millones de mexicanos expulsados a Estados Unidos para hacer trabajos «que ni los negros quieren hacer»; el crecimiento de la deuda interna hasta límites peligrosos; licitación de contratos a empresas extranjeras para adueñarse de CFE y Pemex; elecciones desaseadas de gobernadores y presidencia como en los peores tiempos del priismo; represión a los medios de comunicación críticos y premios multimillonarios a los incondicionales; relaciones abruptas con Venezuela, Cuba, Bolivia y muchos otros países del continente y del mundo, lo que propició que unos cuantos presidentes asistieran al zafarrancho del Congreso de la Unión; asesinato y represión en Lázaro Cárdenas, Atenco y Oaxaca a semejanza de Aguas Blancas, Acteal y El Bosque; el búnker ambulante que acompañó y acompaña a Calderón desde el 2 de julio. 
Del felipato 
Aún sin comenzar a desgobernar, la siniestra derecha acordó reprimir e introducir provocadores en la manifestación del 25 de noviembre en Oaxaca, teniendo un saldo para el estado y el país peligroso: cientos de golpeados, decenas de desaparecidos, más de un ciento de encarcelados llevados a Nayarit bajo la amenaza de ser arrojados desde el aire, decenas de mujeres rapadas y amenazadas de violación. De no haber aceptado los panistas el chantaje de los priistas de «si sale Ulises Ruiz, no entra Calderón», el costo para el pueblo de Oaxaca y el país no hubiera llegado a estos extremos. 
Antes de la tersa ceremonia en el Congreso, el felipato comenzó a saldar cuentas con sus patrocinadores, el nombramiento de un gabinete de manteca, de chile y de dulce, eso sí, pero muy bien educados en colegios, no maleducados en escuelas ni universidades públicas. Salinistas, zedillistas y foxistas hoy conviven en armonía en el equipo calderónico. 
Hasta el momento, el proyecto de presupuesto de Calderón continúa con la misma tendencia de los presidentes De la Madrid, Salinas, Zedillo y Fox, es decir, privilegiando a los poderosos, tan es así que los concamines, concanacos, Consejo Coordinador Empresarial, medios escritos maiceados, Televisa y TV Azteca privilegiados, se fueron a la cargada, manifestando su apoyo al nuevo presidente. Los que salen raspados son los de siempre, la educación, la salud, la cultura, es decir, los servicios para los desarrapados. 
De la oposición 
Bueno, al fin les hizo justicia la revolución, ahora hay más gobernadores, senadores y diputados de oposición que nunca antes, sin embargo, algunos ya comenzaron a dejar colgado de la brocha al señor López, gobernadores perredistas y neoperredistas ya aceptaron de buena gana al nuevo presidente, algunos ya degustaron manjares con el recién ungido, otro ya olvidó que AMLO lo acompañó en su gira. Las mal llamadas tribus –pues degradaría la civilidad de éstas- han comenzado a sacar raja del árbol caído, pronto comenzarán a sacar adelante leyes como lo hicieron con la Ley Televisa, Ley Monsanto, Ley Indígena… 
Es inconcebible: los partidos de oposición cuestionaron la elección presidencial pero no la de senadores y diputados, ahí se comenzó a soltar la brocha, ya tenían su hueso y lo demás habría que tratarlo con mesura. 
De La otra campaña 
Finalmente el Delegado Zero recorrió todo el país, platicó y escuchó a mucha gente que no cree en los partidos políticos, algunos se adhirieron a La otra campaña, otros que lo hicieron ya se cansaron o no coinciden con ésta y no le entraron, otros piensan que es una utopía y prefieren seguir deambulando, otros quizá esperan la llegada de un dirigente que marque el camino. En La otra campaña el camino lo estamos construyendo en colectivo, un año equivocándonos, rectificando… se hace camino al andar. 
El resultado de la consulta nacional e internacional sobre los seis puntos concluyó el 10 de diciembre, sin embargo, habrá una prórroga hasta el 2 de enero para permitir que los que no tienen acceso a la red puedan hacer llegar las diversas propuestas, mismas que puede consultar en http://www.enlacezapatista.org.mx o en el Café Utopía, Guerrero 410 esquina con Rayón. 
Los seis puntos discutidos son: 
1.- Sobre las características fundamentales de La otra campaña. 
2.- Sobre quiénes están convocad@s a La otra campaña y quiénes no. 
3.- De la estructura organizativa de La otra campaña. 
4.- Del lugar de las diferencias. 
5.- De la posición de La otra campaña frente a otros esfuerzos organizativos. 
6.- De las tareas de La otra campaña. 
Los avances son grandes, ahora se comienzan a articular las resistencias, ya se platica con compañeros de otros estados, las redes comienzan a funcionar; la respuesta a llamados de movilizaciones nacionales e internacionales han sido simultáneas en muchas partes de México y del mundo. 
Los retos son enormes, no obstante hay individuos, colectivos, familias y frentes que están dispuestos a aceptar el reto de construir algo entre diferentes con coincidencias. 
Requerimos conocer los planteamientos sobre los seis puntos de los adherentes y discutirlos, confrontarlos y sacar conclusiones. La otra campaña va. 
Colectivo Utopía, adherentes a La otra campaña 
Teléfono celular: 44 31 91 09 95

Resumen de enero en Michoacán

MORELIA

Enero: Arranca La otra campaña

Redacción/Cambio de Michoacán

Lunes 18 de Diciembre de 2006
02 de enero 
El EZLN inicia La otra campaña. Los integrantes del Ejército Zapatista de Liberación Nacional salieron el día de ayer del valle de La Garrucha, ubicada en la selva chiapaneca, para iniciar una gira por todo el país denominada La otra campaña, para exhortar a grupos izquierdistas a unirse a un nuevo frente anticapitalista.
Cerca de 10 millones de mexicanos viven en EU. Entre 1970 y 2005 la población mexicana en Estados Unidos registró un crecimiento inédito, al pasar de 5. a 27 millones, indicó el Consejo Nacional de Población (Conapo). Informó que para 1970 había 879 mil mexicanos en ese país y actualmente esa cifra asciende a los diez millones, pero si se considera a los descendientes de los inmigrantes, la población de origen mexicano asciende a unos 27 millones.
Debido a la falta de agua en la Presa de Chilatán, ubicada en Apatzingán, modifican plan de riegos. La Presa de Chilatán registró baja captación de agua en la temporada de lluvias, por lo cual fue necesario hacer una serie de modificaciones al plan de riegos del valle de Tierra Caliente, para el abastecimiento del líquido se contó con las presas de Zicuirán, Los Olivos., Chilatán, el Río Cupatitzio-Cajones y los manantiales de Parácuaro. 
03 de enero 
Los 30 verificentros de la entidad: En funcionamiento. Bajo la crítica y el rechazo, en esta fecha se pusieron en funcionamiento los 30 verificentros ubicados en toda la entidad, y se comenzó a realizar la verificación de los vehículos con terminación 1 y 2.
Zitácuaro obligado a reducción de cobros. Por no haber elaborado su propia Ley de Ingresos, el Ayuntamiento de Zitácuaro tendrá que aplicar la norma general que el Congreso del Estado elabora para los municipios que no cumplieron con esta disposición. 
El Ayuntamiento se verá obligado a «bajar» los importes de algunos cobros, tal es el caso de las licencias municipales, como lo aceptó el director de Ingresos Municipales, Alejandro Contreras Esquivel. 
04 de enero 
Argentina salda su deuda con el FMI. La República de Argentina puso punto final a medio siglo de endeudamiento y complicada relación con el Fondo Monetario Internacional (FMI), este martes al hacer efectivo el pago de los nueve mil 57 millones de dólares que debía a este organismo multilateral. 
05 de enero 
Presea Melchor Ocampo para el ITM. La Presea Melchor Ocampo, que anualmente otorga el Congreso michoacano, llegó en el tiempo exacto en que el Instituto Tecnológico de Morelia logra consolidarse como el mejor de su tipo en el estado, sostiene su director general, Armando Jesús Zaragoza Villazán.
En Lázaro Cardenal se rebelan policías; denuncian extorsión. Policías municipales de Lázaro Cárdenas determinaron mantener de forma indefinida el paro de labores que iniciaron la mañana de ayer, no obstante que el alcalde Gustavo Torres Camacho acordó la destitución del encargado de la Dirección de Seguridad Pública Municipal, ahora demandan la gasificación para 100 elementos. 
06 de enero 
Tacámbaro iniciará exportación de aguacate a EU. En los próximos diez días se enviará el primer contenedor cargado con la fruta tacambarense, en un logro importante y sobre el cual se trabajó durante muchos años a través de la Junta Local de Sanidad Vegetal. 
07 de enero 
Muere la comandanta Ramona; el delegado Zero suspende la gira. El subcomandante Marcos suspendió intempestivamente el recorrido de La otra campaña, al dar a conocer la muerte de la comandanta Ramona, a causa de cáncer de mama.
Con pasamontañas y siglas de la AFI levantan y ejecutan a uruapense. Sujetos con los rostros cubiertos por pasamontañas y uniformes que llevaban las siglas de la Agencia Federal de Investigaciones, levantaron a un habitante del fraccionamiento residencial El Mirador, la tarde del jueves. Y para la mañana del viernes ya había sido localizado el cadáver de Salvador Lozoya López, de 60 años de edad, quien fue ejecutado con el tiro de gracia. 
08 de enero 
Propensos a sufrir incendios, 50% de 300 asentamientos irregulares. Alrededor del 50 por ciento de los 300 asentamientos irregulares que se encuentran en la ciudad están propensos a sufrir un incendio similar al ocurrido en la colonia Hombres Ilustres, debido a que están construidas con materiales altamente flamables como cartón y madera, aseguró José Luís Marín Soto, secretario municipal. 
09 de enero 
Se registran los dos primeros feminicidios en Michoacán. Se registraron los dos primeros feminicidios del año, luego que dos jóvenes primas fueran asesinadas a balazos, sobre una brecha en el municipio de Tuzantla. 
Las víctimas fueron Verónica Maya Martínez y Araceli Delgado Maya, de 30 y 20 años de edad, respectivamente. El o los responsables no están identificados. 
10 de enero 
Crece la contaminación en el Río Lerma. Cada vez más se observan peces muertos ante la falta de oxigenación y el estancamiento de las aguas sucias. 
Algunos expertos culpan a la Comisión Nacional del Agua, la cual, por el extremo cuidado que tiene para el agua de riego ha provocado que durante todo un mes no pasara agua por el cause viejo del Lerma y ello ocasionó graves problemas de salud a los habitantes de esta ciudad y la mortandad masiva de los peces que sobreviven en esta agua.
11 de enero 
Detienen a ex síndico de LC. Enoc Tafolla Torres, ex síndico del municipio de Lázaro Cárdenas, fue internado en el Centro Federal de Readaptación Social número 2 de Puente Grande, Jalisco, al existir en su contra los elementos suficientes que hacen suponer su responsabilidad en la comisión de los delitos de delincuencia organizada, contra la salud y operaciones con recursos de procedencia ilícita. Se presume brindaba protección al cártel del Golfo.
Microbús cae a precipicio; 16 heridos. Un total de 16 personas, entre ellas varios pequeños, resultaron heridas ayer luego de que el microbús pirata en el que se desplazaban por el Periférico Revolución se precipitó desde un puente ferroviario y volara más de 20 metros para impactarse contra un árbol, el chofer, como es costumbre, se dio a la fuga dejando abandonados a sus pasajeros, quien por cierto, se supo días después que no seria sancionado por la Comisión Coordinadora del Transporte. 
12 de enero 
Ejecutados, los empresarios levantados el martes. El día de ayer se encontraron en el poniente de esta ciudad los cadáveres de dos empresarios que habían sido levantados el martes pasado, con este hecho Michoacán ya suma once ejecuciones en lo que va del año. Los cuerpos correspondían a Javier Arellano Soto, de 52 años de edad, y a José Auxilio Efraín Rangel García, de 50 años. 
13 de enero 
En Turicato presuntos sicarios matan a policía en emboscada. Presuntos traficantes de droga engañaron y emboscaron a efectivos de la Policía Municipal de Turicato, ejecutando a un agente e hiriendo a cuatro más. 
Los supuestos sicarios planearon el hecho de forma táctica, toda vez que una persona no identificada detuvo a la patrulla 0381 para advertir a sus tripulantes que en la curva del tramo carretero Turicato-Puruarán se encontraban dos sujetos escondidos entre la maleza, suponiendo que iban a perpetrar un asalto, y cuando seis efectivos peinaban la vialidad, varios individuos con rifles AK-7 -cuernos de chivo- dispararon en contra de la unidad oficial. Antes de sacar sus armas cinco uniformados resultaron lesionados y uno muerto, por los proyectiles del crimen organizado. 
1 de enero 
Desalojó el GOE a vecinos de la colonia Felícitas del Río. A poco más de medio año que habitantes de la colonia Felícitas del Río bloquearon la Avenida Juárez como forma de presión para evitar la construcción de una gasolinera, ayer en la madrugada efectivos del Grupo de Operaciones Especiales (GOE) retiraron a los inconformes y reabrieron la vialidad, entre insultos y gritos. 
16 de enero 
Sólo 20 mil solicitudes, para el voto foráneo. El Instituto Federal Electoral recibió 20 mil solicitudes de inscripción al estado nominal especial para el sufragio postal, sin embargo, el 18 por ciento presentó algún error u omisión, como el hecho de que falte una copia fotostática de la credencial de elector. 
18 de enero 
Auge de gasolineras en Morelia. Según datos del Ayuntamiento, alrededor de 35 gasolineras se han establecido en los últimos diez años en Morelia y en total existen , de las cuales una se encuentra con la licencia suspendida y se espera que durante el presente año se revaliden alrededor de 16 permisos.
21 de enero 
Tres ejecutados más. En las últimas 2 horas tres sujetos, dos de ellos padre e hijo, fueron asesinados a balazos en diversos puntos del estado, aumentando así a 18 el número de ejecuciones en Michoacán. 

22 de enero 
Llegaría al Congreso el caso de la gasolinera. Los vecinos de la colonia Felícitas del Río fueron visitados por la diputada local Minerva Bautista Gómez, quien les anunció que tratará de llevar a cabo un desplegado en conjunto con los demás diputados y subirlo al pleno del Congreso del Estado para que se le haga un exhorto al alcalde, Salvador López Orduña, destacó Guillermo Mora, representante de los vecinos.
23 de enero 
Los levantan y ejecutan en Apatzingán. Dos individuos, tío y sobrino, que se encontraban de cacería fueron levantados y posteriormente asesinados a balazos por sujetos armados que se transportaban en dos camionetas Blazer. Los hechos ocurrieron cerca de la tenencia de Chila, municipio de Apatzingán; los cuerpos fueron localizados dos horas después a 25 kilómetros del lugar del levantamiento. 
2 de enero 
Tres ejecutados en Uruapan. Tres sujetos fueron ejecutados a balazos y uno más gravemente herido, en dos hechos ocurridos en el municipio de Uruapan. En ambos casos no hubo detenidos. 
25 de enero 
No será obligatoria la verificación. Tras anunciar la suspensión del Programa de Verificación Vehicular, el gobierno del estado informa que no habrá sanciones para quienes no realicen el trámite, mismas que están previstas en el artículo 226 fracciones I, II y IV del Reglamento de la Ley del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente del Estado de Michoacán de Ocampo.
Jornada sangrienta. En menos de cinco horas y en diversos municipios, presuntos sicarios al servicio del narcotráfico ejecutaron con granadas y ráfagas de rifle de asalto a tres efectivos de la Policía Intermunicipal de Tierra Caliente, hiriendo siete más cuando en conjunto realizaban un recorrido en la municipalidad de Aguililla. Un hermano de la ex fiscal y ahora legisladora Lucila Arteaga Garibay fue asesinado en Peribán, mientras que un supuesto traficante de droga fue asesinado en Zamora.
Cae Mataviejitas. La asesina serial buscada por la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), conocida como la Mataviejitas, fue detenida luego de asesinar a Ana María de los Ángeles Reyes, de 82 años de edad, asfixiándola con un estetoscopio. 
Juana Barraza es el nombre de la homicida serial y también luchadora a la que se le atribuyeron 8 homicidios desde 1998. 
28 de enero 
Detienen a presunto asesino de hermano de ex procuradora. El día de ayer la Fiscalía estatal presentó ante los medios de comunicación al presunto asesino material de Salvador Arteaga Garibay, hermano de la ex procuradora Lucila Arteaga Garibay, Salomón Chávez Gutiérrez, de 22 años de edad, conocido como El Bagre, quien aceptó haber sido quien jaló el gatillo contra Salvador Arteaga a cambio de 150 mil pesos.
Joven asesinado a balazos. Fue perpetrada la ejecución número 30 en el transcurso del 2006 en el estado, en un restaurante de la colonia Chapultepec Norte de esta capital. 
El ahora extinto fue identificado como Carlos Alberto Navarro Espinosa, de 22 años de edad, cuyo asesinato está ligado con la agresión que sufrió su hermano quien fue acribillado a balazos el pasado sábado y que aún se encuentra grave en el hospital. 
30 de enero 
Asesinan a una joven en Huetamo. El cuarto feminicidio en lo que va del año ocurrió ayer en horas de la madrugada en el municipio de Huetamo, donde fue encontrado el cadáver semicalcinado y desnudo de una joven no identificada, cuya edad oscila entre los 15 y los 18 años. 
31 de enero 
Salvador López Orduña pide la militarización de Morelia. Cuando apenas se esperaban los resultados de los estudios realizados por el bufete de accesoria gubernamental, para decidir si sería necesario municipalizar a la policía, por parte de la presente administración municipal, el edil de Morelia, Salvador López Orduña, consideró la posibilidad de solicitar el apoyo del Ejército Mexicano, debido a la ola de violencia en la capital del estado.
Se da la ejecución número 32 en Michoacán. Ayer por la noche un joven fue asesinado a balazos y otro resultó gravemente herido a manos de un presunto sicario que se dio a la fuga con rumbo desconocido. Se trataba de un joven de 19 años de edad, Pedro Elizarrarás Lima, mientras que el herido responde al nombre de Felipe Pérez Pérez, de 18. 
Redacción | Morelia

“Lo que el pueblo decida”

Ojarasca 116 diciembre 2006
Autorretrato oaxaqueño

Presentamos esta reflexión colectiva de las autoridades municipales y comunales, organizaciones comunitarias

y regionales, ciudadanas y ciudadanos procedentes de los pueblos zapoteco, mixteco, chinanteco, chatino, mazateco,

mixe, huave, cuicateco, chontal, zoque, triqui, amuzgo, chocholteco y tacuate, así como las organizaciones

de la sociedad civil, reunidos en la ciudad de Oaxaca, el 28 y 29 de noviembre de 2006.

Aquí se resumen las demandas y aspiraciones de vida de los pueblos, y la delicada situación

de agresión y represión que vive la entidad.

Diagnósticos y propuestas
Oaxaca es una sociedad profundamente multiétnica y multicultural. Este hecho está sustentado en la presencia viva y activa de nuestros 16 pueblos indígenas. Como pueblos, somos portadores de una gran riqueza humana, natural y cultural. Paradójicamente, nuestros pueblos viven en un contexto de permanente agresión a nuestros procesos de autonomía y autogobierno; a nuestras tierras, territorios y recursos naturales; a nuestras identidades y culturas diversas; a nuestros derechos individuales y colectivos más básicos y fundamentales.

Libre determinación y autonomía
La autonomía traducida en nuestras lenguas como “lo que el pueblo decida”, es una condición imprescindible para el verdadero desarrollo de nuestras comunidades. El derecho de nuestros pueblos indígenas a la autonomía, en la práctica, se concreta en el derecho a ser como queremos ser y libremente decidir nuestro futuro. Se trata de un derecho que en los municipios y agencias municipales se ejerce, pero de manera limitada, enfrentando las políticas gubernamentales, los cacicazgos regionales, las delegaciones de gobierno y el control de los recursos para el desarrollo, situaciones que se deben trascender para que sea posible el ejercicio pleno de la autonomía. Las normas comunitarias han sido violadas sistemáticamente por el Partido Revolucionario Institucional a favor del régimen estatal y se manipulan los recursos y los mecanismos de representación, dividiendo a los municipios y comunidades, debilitando las costumbres comunitarias con el individualismo. También la violencia hacia las mujeres y su marginación es una expresión de inequidad dentro de nuestras mismas comunidades, y es necesario erradicarla. Estamos conscientes de que llegaremos a trascender la actual situación para construir un nuevo gobierno desde la raíz indígena, con una agenda que retome la educación, la lengua y la medicina tradicional, con nuevas formas de organización, fortaleciendo las asambleas, y con reformas profundas a las estructuras jurídicas e institucionales del Estado.

Tierras, territorios y recursos
Las tierras, los territorios y sus recursos son el espacio donde viven, se asientan y se sustentan nuestros pueblos; comprende, desde el punto de vista físico, los suelos, bosques, costas, aguas, y todos los recursos naturales que son aprovechados, conservados, defendidos y desarrollados en forma comunal, así como las construcciones, las zonas arqueológicas y los sitios ceremoniales y sagrados. La principal amenaza para nuestras tierras, territorios y recursos es el amplio proceso de privatización que se impulsa a través de las leyes actuales y las políticas públicas para volverlos mercancía. El principal interés del Estado y las grandes empresas privadas está en la biodiversidad, los minerales y toda la riqueza natural de nuestro territorio en especial el Istmo oaxaqueño. Las políticas de gobierno han generado el abandono de la producción del maíz, sustento de la vida de nuestros pueblos. Se atenta contra nuestra vida comunitaria y el tejido social, se expulsa cada día a un mayor número de hermanos y hermanas hacia las ciudades y el extranjero. Es en pocas palabras una guerra contra nuestras formas de vida que debemos aprender a resistir y vencer desde una perspectiva de largo plazo.

Es necesario avanzar hacia la recuperación de nuestras formas de organización mediante la asamblea, el tequio, el servicio y los cargos comunitarios. Debemos fortalecer la autonomía productiva desde una perspectiva de sustentabilidad y respeto a la madre tierra. También debemos avanzar en los procesos de intercambio de experiencias y destrezas, apoyo mutuo y acción conjunta a nivel regional, ya que es una necesidad para la defensa de nuestras tierras, territorios y recursos.

Educación y comunicación intercultural
La educación ha sido una nueva forma de colonización y la escuela y los maestros han estado alejados muchas veces de las propias comunidades donde laboran. La lengua indígena aún no tiene la importancia que merece como vehículo de identidad y de reproducción de nuestras culturas y la educación indígena e intercultural es todavía una realidad incipiente y distorsionada.

No hay un proyecto de educación indígena que responda a las necesidades de las comunidades y se exprese en una política pública de Estado que fortalezca la identidad de nuestras culturas. Es de vital importancia un proyecto de educación indígena intercultural que fortalezca las autonomías de las comunidades. Es también necesario que la educación indígena intercultural sea una realidad de todo el sistema educativo fundamentalmente para las escuelas ubicadas en el ámbito urbano.

Los medios de comunicación comunitarios han sido parte importante para compartir nuestra palabra, conocernos y unirnos en nuestras realidades, problemas y necesidades. No podría entenderse este movimiento sin el papel que han cumplido las radios comunitarias en la ciudad y en las regiones, y por lo mismo necesitamos exigir estos espacios comunicación como un derecho básico y que sean respetados plenamente.

Violación a derechos humanos
En Oaxaca la violación de los derechos humanos se ha agudizado en la última década. Los pueblos indígenas hemos sufrido la violación sistemática de nuestros derechos individuales y colectivos.

Los gobiernos estatal y federal, lejos de responder a las necesidades que aquejan a nuestros pueblos indígenas, responden a un sistema neoliberal, con miras a privatizar nuestras tierras y recursos naturales, ignorando nuestros derechos indígenas, reprimiéndonos, encarcelándonos, incomunicándonos, torturándonos e incluso matándonos; maltratando y violando nuestras mujeres.

En los últimos meses los derechos a la libre expresión, de petición, de asociación, a la libertad y a la vida, han sido flagrantemente violados, y más cuando los pueblos nos defendemos y luchamos con la razón, la palabra y la movilización pacífica para que se nos respete íntegramente.

Ante esto, nosotros proponemos la difusión, respeto y práctica de los derechos indígenas, establecidos en el Convenio 169 de la OIT, los Acuerdos de San Andrés y demás leyes. Para esto es necesaria una Reforma Constitucional que reconozca de manera integra y plena los derechos indígenas consagrados en los Acuerdos de San Andrés y la propuesta de la Cocopa y que se revoquen urgentemente las leyes y normas creadas últimamente que atentan contra las comunidades indígenas, como la supuesta reforma indígena del año 2001 y la ley Televisa, ya que impiden el ejercicio del derecho a la libre determinación y autonomía de los pueblos.

Pronunciamiento
Reafirmamos nuestra convicción de que no habrá gobernabilidad, democracia, justicia y paz en Oaxaca mientras permanezca en su cargo el señor Ulises Ruiz Ortiz. Por esta razón instamos al Senado de la República y a las instituciones federales competentes, para que por las vías políticas y legales que correspondan, procedan a su destitución inmediata. Oaxaca no puede esperar más.

Expresamos nuestro repudio total a todos los actos de agresión y represión por parte de los cuerpos militares y policiacos federales, estatales, municipales y civiles armados que han desatado en contra de la sociedad una persecución judicial y política, criminalizando la protesta social y agravando la violación de los derechos humanos en nuestra entidad.

Exigimos la presentación con vida de los desaparecidos, la liberación inmediata de todos los presos y la cancelación de todas las órdenes de aprehensión en contra de todos los que han participado en el movimiento popular oaxaqueño y de la población en general. A la par, exigimos la cancelación de las emisiones ilegales de la pro-gubernametal “radio ciudadana” por su incitación al odio y la violencia hacia los ciudadanos y pueblos de Oaxaca.

La presencia de las fuerzas federales en Oaxaca, particularmente la Policía Federal Preventiva, no han garantizado ni la seguridad, ni la paz en nuestro estado. Por el contrario, sólo han venido a agravar del conflicto que estamos viviendo. Por ello demandamos la salida inmediata de dichas fuerzas federales y el alto inmediato de las acciones ilegitimas e ilegales de la policía estatal, municipal y de civiles armados.

Pedimos el respeto a los medios de comunicación indígenas, en especial a las radios comunitarias que actualmente existen en los diversos pueblos indígenas de Oaxaca. Instamos al mismo tiempo a todos los pueblos indígenas de Oaxaca para que establezcan medios de comunicación propios y pueda difundirse a través de ellos nuestros problemas, exigencias y aspiraciones de vida.

Ratificamos nuestro espíritu irrenunciable a favor de las vías pacíficas de solución al conflicto y condenamos la violencia como método para resolver la crisis política y social del estado. Reiteramos que nuestra lucha es por la transformación profunda, democrática y verdadera de Oaxaca para el bien común. Por ello debemos generar los nuevos marcos políticos y jurídicos del nuevo modelo social y económico, de modo que Oaxaca se convierta en un testimonio iluminador de los cambios que también requiere nuestro país.

Llamamos a fortalecer el proceso de unidad basado en la diversidad de identidades y agendas, propiciando acercamientos orgánicos, programáticos y de acción conjunta entre todos los pueblos, sectores y movimientos.

Afirmamos que debemos impulsar una actitud y capacidad propositiva basada en la riqueza, la experiencia y la sabiduría de nuestros pueblos indígenas, dado que nuestras culturas, procesos de autonomía y organización, el trabajo colectivo, entre otros elementos comunitarios, constituyen las claves de construcción de cualquier alternativa social y política.

Instamos a la sociedad para construir nuevas iniciativas y propuestas sobre la base de vincular la movilización, la organización y el diálogo, en todos los distintos campos de la vida, del trabajo y de la lucha de nuestros pueblos.

Convocamos a fortalecer el proceso organizativo y de acción conjunta de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca, APPO, sobre todo dinamizando en la base de todos los movimientos y organizaciones esta nueva actitud: apostar a todo lo que articule, todo lo que a partir de lo nuestro transforme, todo lo que construya desde abajo.

A nuestros hermanos que caminan con nosotros desde el Consejo Popular de la APPO les decimos que hoy más que nunca debemos reafirmar nuestra convicción y nuestro compromiso en la construcción de un movimiento pacífico que atienda las causas profundas del conflicto que estamos viviendo y construya las bases para un nuevo pacto social y un nuevo orden jurídico que nos dé justicia, paz y democracia a todos.

Llamamos a la sociedad oaxaqueña, a todas sus organizaciones, sectores y familias, a participar en este gran esfuerzo de cambio, que mediante el diálogo, todos estamos obligados a construir.

Llamamos también al gobierno federal y a los partidos políticos a que respeten y respalden este proceso oaxaqueño, que será nuevo y luminoso con base en valores, derechos y propuestas, no por el uso de la fuerza. Llamamos, en suma, a convertir este conflicto en nuestra gran oportunidad para la transformación que Oaxaca y México necesitan.

Este profundo y complejo conflicto, doloroso como un parto, ha permitido la expresión plena y auténtica de los pueblos de Oaxaca. Ha dejado ver que en Oaxaca ya no se corresponden las exigencias y aspiraciones de la sociedad con las actuales leyes, instituciones y prácticas autoritarias del régimen político. En este sentido Oaxaca ya cambió. No puede volver a la situación anterior. También los pueblos indígenas de Oaxaca lo debemos entender así: este movimiento nos ha cambiado y no podemos volver a nuestra situación anterior. De ahí para atrás, lo que ya no queremos. De ahí para adelante, con base en lo nuestro, construir el Oaxaca que queremos.

Nos pronunciamos abiertamente por la no violencia. Estamos convencidos que es el mejor medio para conseguir fines políticos. Como decía Gandhi, es la virtud de los fuertes. Sólo los débiles tienen que recurrir a la fuerza. Porque somos los fuertes, la mayoría, nos comprometemos sin reservas con la no violencia.

No caeremos en la polarización que provocan los gobiernos estatal y federal. No hay diferencia que no podamos procesar con el diálogo democrático.

Los pueblos indios queremos hacer saber a la sociedad y al gobierno de Oaxaca, de México y del mundo que el enorme abuso de la fuerza pública practicado en estos días no nos intimida ni nos paraliza como lo hemos demostrado con la realización de este Foro.

Nos preocupa que lo poco que había quedado del estado de derecho, violado continuamente por Ulises Ruiz, fue ahora destruido por el gobierno federal. Estamos bajo un estado de excepción no declarado y por tanto ilegal. El hecho nos preocupa y nos lleva actuar con extremo cuidado. Pero no nos detiene. Nuestro camino está trazado y vamos a seguir caminando por él, a nuestra manera, en nuestros tiempos y ritmos. Este camino incluye la transformación de todas las normas e instituciones que actualmente rigen nuestra convivencia. No lo vamos a hacer solos. Pero nunca más seremos excluidos de la concepción y operación de esas normas e instituciones.

Nunca más un México sin nosotros

Por el respeto a la libre determinación y la reconstitución de nuestros pueblos

Foro de los Pueblos Indígenas de Oaxaca

APPOlogía

Gustavo esteva

A pesar de su inmensa visibilidad, la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) sigue siendo un misterio. ¿Qué clase de organización es ésta? ¿Cuáles son la naturaleza y alcances de este peculiar animal político? Propios y extraños la siguen tratando como a cualquier organización política. Suponen que, como casi todas, tiene la mirada puesta en el Estado y reproduce la estructura del aparato que querría encabezar. Como él, sería vertical y jerárquica. Como los funcionarios elegidos o designados, sus dirigentes caerían a menudo en corrupción y protagonismo.

Conforme al prejuicio de que la gente no puede tomar iniciativas por sí misma, se sigue buscando la mano que mece la cuna de la APPO. Además de imaginar un personaje, grupo o partido que tiraría las piedras y escondería la mano, se intenta identificar o construir un líder o grupo que serían los responsables de manipular a las masas dóciles.

Este tratamiento habría sido plenamente justificado si se hubiera aplicado a la APPO recién nacida cuando nadie le daba mayor importancia. La sección 22 del sindicato magisterial es una organización vertical y jerárquica, cuyos dirigentes son frecuentemente acusados de protagonismo y corrupción. Ellos invitaron a dirigentes de organizaciones amigas, de características similares a las suyas, para crear la Asamblea Popular del Pueblo de Oaxaca (en singular) el 20 de junio. No tendría más función que apoyar la lucha del sindicato. En el acto fundacional, la APPO era muy poco más que esos dirigentes que habían traído a sus huestes. En las siguientes semanas se incorporaron a esa APPO dirigentes de organizaciones diversas, por lo general sin consultar a sus socios o “bases”. Se trataba, por tanto, de una especie de coalición de dirigentes sociales y políticos, articulada por una Coordinadora Provisional de 30 personas que pasaba buena parte de su tiempo dirimiendo sus grandes contradicciones internas.

Pero se produjo una mutación. Poco a poco, al principio, y luego en avalancha, la gente y las organizaciones empezaron a tomar iniciativas por su cuenta bajo el manto de la APPO, que cambió su nombre al actual. La Coordinadora tenía que andar averiguando por dónde quería ir la gente, hacia dónde conducía el proceso y cómo era posible dar cauce al descontento y a los impulsos de transformación profunda. Empezó a mandar obedeciendo, como en los pueblos.

Las colonias populares fueron siempre un acertijo. El tejido comunitario generado desde la migración indígena se combinó con múltiples anarquismos ideológicos o vitales. Los colectivos de barricadas defendieron ferozmente su autonomía, a veces con propósitos aviesos y una carga de violencia difícil de encauzar, dada la previa acumulación de agravios desde el poder.

Los pueblos indios tardaron en hacerse presentes, pero lo hicieron con paso firme y decidido, dando nuevo cariz al movimiento, cada vez más sesgado hacia el espíritu autonómico y asambleario, que también se dejó sentir al aparecer en las regiones.

Algunos concejales parecen pensar que el Consejo es la APPO y que sin ellos ésta desaparecería. Los concejales afiliados a organizaciones locales o nacionales con su propia agenda política parecen desencantados porque no logran poner a la APPO al servicio de esa agenda. Otros más, sobre todo de la camada inicial, preparan nuevas estrategias protagónicas para el caso de naufragio de la APPO. Algunos, por último, buscan nuevos acomodos fuera y empiezan a atacarla.

Los concejales que de vez en cuando pueden reunirse, unos 50, deciden lo que pueden decidir, que no es mucho. De ahí surge la sensación de debilidad que produce satisfacción en las autoridades federales, triunfalismo en las filas de Ulises Ruiz y desesperanza en mucha gente.

La APPO real, mientras tanto, ese pueblo organizado en múltiples encarnaciones, parece llena de vigor. A pesar del terrorismo de Estado, que generó horrores que apenas se están haciendo visibles, la gente sigue tomando iniciativas inesperadas y promisorias y avanza en su reorganización.

El Consejo no controla verticalmente a la APPO ni puede asumir responsabilidad por cuanto se hace en su nombre, pero podría dar cauce y concertación eficaces a la fuerza popular desatada por el movimiento. Es el interlocutor apropiado para evitar la confrontación violenta y realizar las transformaciones cuya necesidad todo mundo reconoce. Pero debe ser tratada como lo que es, sin manías o prejuicios, sin atribuirle rasgos que sólo conservan algunos de sus integrantes.

A pesar de su corta vida la APPO merece ya una APPOlogía, un estudio riguroso de lo que es. Merece también una apología, un discurso que celebre sus notables hazañas, que apenas han empezado

Textos del doctor Selvas, escritos en la cárcel de Santiaguito

¿Democracia? ¡Mentiras y violencia!

Queridos hermanos: Otra vuelta desde el presidio mando un revolucionario saludo. Hoy como hace un siglo suenan los tambores de Justicia, Tierra y Libertad. Si leemos la proclama del Partido Liberal que Ricardo Flores Magón escribió, hoy sigue vigente. Pero no debe asombrarnos, la lucha sigue por la razón de que caemos nuevamente en el error de poner a través del voto a un nuevo verdugo y amo. La política según “democrática” que el sistema fomenta es una política que desde la dictadura porfirista hasta nuestros días y todavía mucho antes podría decirse desde la conquista hasta hoy es una política de conquista y desprecio hacia las mayorías y para mantener su status quo. Esta política de alto contenido violento, policíaco, demagógico y con tinte dictatorial, aunque hoy por hoy gracias a la publicidad hacen creer que vivimos en un paraíso social, que todo está al alcance de nuestras manos; cada seis años es lo mismo: “el presidente que sale terminó con la pobreza, fomentó grandes logros, en salud, educación, vivienda, trabajo, producción, etc. etc.” pero curiosamente todos los candidatos del partido que sea, fundan sus campañas precisamente en estos rubros, y cada candidato se autoproclama el paladín de la justicia, de los problemas sociales y económicos. Entonces los medios de comunicación cumplen un papel de vital importancia. Así como los intelectuales que ellos fabrican para maquillar sus arbitrariedades. Como se dan cuenta su pilar fundamental para seguir sometiendo s la publicidad, junto con las policías y ejército acompañado de instituciones inventadas por ellos como “derechos humanos”, IFE, instituto de transparencia y otros. Parece ser que es más cómodo y rentable [esto] que realmente cubran las necesidades sociales. Por eso los medios de comunicación deben encaminarse para el servicio del pueblo y para el pueblo con el pueblo. También conviene mencionar que la lucha del pueblo debe campear en la autogestión y con un contenido social y no policial. Atentamente, Guillermo Selvas Tierra y Libertad o Muerte Archivo

¿Derechos humanos?

Queridos Hermanos: Otra vuelta desde la mazmorra del sistema escribo y les deseo una feliz y revolucionaria lucha. Hoy hablaremos sobre la manera en que el sistema burgués neoliberal utiliza a los organismos de “derechos humanos” para legitimar su barbarie. En la época del presidente Carter [de los EE.UU.], él obligó a los gobiernos del mundo a tener un organismo de derechos humanos (ilegible) para poner en entredicho a Cuba, China, Korea del Norte en aquel entonces que estaban el dominio de la URSS. Pero nunca a las dictaduras como la de Videla en Argentina, Pinochet en Chile, Stroessner en Uruguay, Bánzer en Bolivia, Somoza en Nicaragua, un coronel en Guatemala presidente de ese país, que al igual que Bush hijo “habló con Dios” y les dijo como masacraran a los pueblos. Actualmente los [comisionados gubernamentales de] derechos humanos locales sirven como tapadera del gobierno para actuar impunes con la violencia del Estado en todas sus variedades. El sistema neoliberal con la manera que opera en el aspecto financiero especula con dinero que no produce nada, sólo grandes ganancias en la Bolsa de valores, con fusión de los grandes consorcios económicos, el lavado de dinero, pagar salarios ínfimos, explotación, así como no queriendo la miseria y el desempleo genera la delincuencia y los salarios bajos la estimulan. Con respecto al ejército se preparan en cuarteles y escuelas militares norteamericanas con mentalidad de un ejército de ocupación. Los funcionarios: presidentes [y] gobernadores impuestos se comportan como saqueadores de la nación, corruptos, rateros que fomentan la delincuencia organizada y se prestan como tapetes a la política impuesta por los EE.UU. y a sus intereses. Con respecto al derecho y su aplicación raros son los banqueros, funcionarios públicos, narcos, secuestradores del sistema que pisan la cárcel; por otro lado los secuestradores, rateros, criminales de poca monta o artesanales le aplican todo el peso de la “justicia”. ¿Por qué los legisladores no legislan y hacen leyes que se castigue como ejemplo a los funcionarios corruptos a banqueros culeros como lo hacen en China y Cuba? ¿Por qué si el derecho es derecho no pisan la cárcel? ¿Qué hacen las instituciones de derechos humanos con los niños que mueren por hambre, los niños que no reciben educación, que no tienen vivienda, que no tienen atención de salud, las personas que no tienen empleo, que no tienen una adecuada alimentación, con los funcionarios que fomentan todo lo anterior? Por eso hermanos no te confundas, luchemos por la autogestión política, social y económica. Pongan fecha para un encuentro. Atentamente, Guillermo Selvas. Tierra y Libertad o Muerte Archivo

Sobre la economía

Queridos hermanitos en lucha: Otra vez les mando un saludo Volvemos a tener contacto a través de las líneas, hoy abordaremos los aspectos económicos, otro de los pilares que el neoliberalismo mantiene como una forma de control y poder. La economía en la forma en que la conocemos mantiene a un grupo pequeño pero poderoso con cotos de poder porque así lo permitimos. Históricamente los movimientos económicos van agarrados de la mano con los cambios sociales pero siempre son cambios de maneras de dominación hacia las clases sociales bajas. Hablar de globalización es hablar de un grado de hegemonía económica por parte de los poderosos a nivel mundial, los movimientos estratégicos económicos de estos grupos de superexplotadores son amalgamarse un consorcio con otro para ser más poderosos y poder ocultar la manera ilícita de esas fortunas, como narcotráfico, tráfico de armas, robo de auto, pornografía, prostitución, tráfico de órganos, tráfico de influencias, etcétera. También históricamente los explotadores hacen fortuna con pagar salarios bajos y con condiciones deplorables de trabajo, ante esta situación, conviene siempre no olvidar que aunque se pidan mejoras salariales y mejoras en las condiciones laborales y así sucediera el trabajador lo pagará con creces de diversas formas como por ejemplo: aumento al costo por el gas, energía eléctrica, transporte, precios de comestibles, etcétera, etcétera. Por eso hermanos sabemos que por experiencia debemos luchar para que nosotros seamos los que planeemos la economía y en el pueblo también radique su control con la autogestión para beneficio de todos. Por eso compañeros luchemos por la autogestión y la anarquía. Atentamente, ”Guillermo Selvas” Patria-Libertad o Muerte Cuando haya justicia, entonces no habrá ni pobres, ni ricos, ni leyes, ni cárceles. P.D. A los ojetes dales poder y te van a joder. P.D.2 El egoísmo, la indiferencia, la mezquindad y los gobiernos son lazos que atan nuestros pies y manos en nuestra liberación.

Sobre la educación

Desde la cárcel envío un fraternal saludo Hermanos de lucha Hoy me comunico con ustedes a través de éstas líneas. Hoy me referiré con ustedes y compartiré como la política educacional cumple su cometido por la gran burguesía. La educación en México está diseñada para obtener “profesionales” como mano de obra barata, abundante y obediente, paraíso terrenal para empresarios industriales, y políticos filibusterosmentirosos y explotadores. Estos “profesionales” se cocinan en escuelas públicas o privadas aún cuando la única diferencia es la mensualidad económica que se paga porque en educación y salarios son pésimos. En las escuelas públicas, como en su mayoría son estudiantes de estrato social bajo, dentro de su pobreza, labran una conciencia de lucha aunque tambien algunos de estrato social alto se sensibilizan y solidarizan en luchas reivindicativas. Pero en el contexto general la mayoría de los “profesionales” son personas sin conciencia de lucha ni de clase, porque los planes educativos cuidan poderosamente que los estudiantes y el pueblo en general no tengan esta conciencia. ¿Por qué para la gran burguesía es importante este rubro? Porque al manipular esta información la mayoría de los estudiantes y por ende el pueblo en general no tiene acceso a esta educación privilegiada y pueden ser manipulados a través de los medios masivos de comunicación con telenovelas, partidos deportivos, películas, revistas de contenido muy liviano y enajenante como ”libro Vaquero”, etcétera, y con diarios de contenido de notas rojas y enajenantes, así son altamente vulnerables para ser manejados como esclavos sin protesta alguna. Por eso hermanos, Ricardo Flores Magón, hizo hincapié de la importancia de que la población sea la que se apropie diseñe y distribuya la educación. No se les olvide que quien vota sólo elige a su nuevo amo y propio verdugo . Atentamente, ”Guillermo Selvas” Tierra y Libertad o Muerte P.D. Cuando haya justicia entonces no habrá pobres, ni ricos, ni cárceles, ni leyes

Para alimentar nuestro optimismo.

Queridos Hermanos, hoy vuelvo a escribir para ustedes, envíoles un caluroso y revolucionario saludo. Para Iván de Italia, te contesto y agradezco la gentileza de tu carta y tus palabras alentadoras. Y espero compartir contigo algún día el desierto. Te contesto públicamente, te comento de la necesidad de convocar a los compas para determinar los ejes que conduzcan a una reunión, y a la realización de una asamblea y ojalá tú Iván coordines esa reunión. Quiero también comentarte que a la historia no [la] leen los del poder, ya tienen muchos años que gobiernos de Asia, Europa, Oceanía, Australia y América tratan de someter la libertad que tenemos todos derecho a tener, a nuestra autogestión. Es doloroso para los pueblos cuando son oprimidos y gestan su liberación, dan su cuota de sangre y encarcelamiento. Pero finalmente se liberan. Hasta cuando se detendrán los malos gobernantes, que abundan en nuestra América, aunque de todos modos lo haremos, que en México hace un siglo se estaba gestando, y hoy las condiciones se están dando y no por el pueblo, sino por los atropellos [que] los malos gobernantes cometen al pueblo. Querido hermano, cuando entenderán estos malos gobernantes que aunque tengan todo un aparato de publicidad que retarde y un cuerpo policíaco que más que policía son verdaderos criminales a sueldo del mal gobierno, lo único que harán será retardar pero tan sólo un tiempo. En los años 80[´s] en el Istmo de Tehuantepec, nació un movimiento que se llegó a conocer como COCEI, que transformó en aquel entonces la lucha, fue organizado aunque no lo crean por las mujeres del Istmo de Tehuantepec en Juchitán, Oaxaca, como un gobierno de autogestión a la usanza de los antes dirigidos por los ancianos.Y resultó, aunque con el tiempo degeneró por la gente oportunista que se enclavó en esa organización que hoy existe pero ya no es como originalmente nació. Te platico esto porque en aquel entonces el COCEI ganó legitimamente en las elecciones y el PRI gobierno arrebató el triunfo con las artes del fraude cibernético que -como le han sacado jugo a esa novedad de aquel entonces- hoy lo han sofisticado y de que manera. También insisto, hoy los malos gobernantes sacan provecho a la publicidad que hacen y hacen tantas pero tantas obras que si fuera cierto ya hubieran edificado hasta la luna y dan y dan tantos empleos que si fuera cierto EU ya no tuviera tantos ilegales, estarían en México; y los salarios mínimos son tan altos que el Euro sería un peso como el que tiene México. Querido Iván, tienes un trabajo titánico, convencer a esa sociedad que renuncie a esos buenos sueldos y trabajos; con todas las garantías sociales, patrones joviales, comprensivos que no lo explotan, tolerantes, hijos de Dios; y un gobierno apegado al derecho, justo; con policía científica, investigadora, que no son dirigidos por el poder ejecutivo, legislativo, sólo se pisa la cárcel cuando eres culpable; sin jueces de consigna. Fabuloso, que chinga llevarás hermano. Un compa de Oaxaca me platicó ésta anécdota: Dicen que se reunieron en un desierto, oí desierto hermano… los gringos, la Unión Europea y México, todos policías. Soltaron una liebre y los americanos dijeron “en dos horas aproximadamente los atrapamos”. Sacan un localizador satelital y unos lentes infrarrojos, térmico-sensibles y ecológicos. Y en una hora 5 minutos atraparon a la liebre. Y los de la Union Europea sacaron un visor mixto con rayos infrarrojos y localizador satelital integrado. Y en una hora 58 minutos la atraparon. Les toca el turno a los mexicanos, y sueltan a la liebre y los policía mexicanos se ponen sus lentes de esos “lentes obscuros, pachecos seguros” y ¡zas! Se lanzan a buscarla, hombre, y pasan dos día y por fin llegan los agentes con un burro en las manos y los europeos y los gringos les dicen: “Este es un burro, no una liebre”. En ese momento los policías mexicanos “científicos” haciendo alarde de los métodos científicos más sofisticados del momento empleando la ley de Boyle* y la ley anti-gravitacional, utilizando el agitomómetro ambulante (un tehuacán lo ponen en la nariz) del burro, e inmediatamente el burro comienza a gritar: “¡soy liebre, soy liebre!”. Ves, hermano, toda la lucha que harás. No te conteste el día de la audiencia, ya que el buen juez de consigna se puso como energúmeno y no quise que alguno de los compas abogados lo certificaran. Hasta luego, hermano Iván de Italia. Hasta luego hermanos.

Guillermo Selvas, Tierra y Libertad o Muerte

Nota: Ley de Boyle en un sistema cerrado la presión que se ejerce al líquido en un punto es igual en todas partes.

 ¡PORQUE SER CONSCIENTES NO ES UN DELITO!

PROPUESTAS PARA EL CONGRESO CONSTITUTIVO DE LA APPO ORGANIZACIONES INDIAS POR LOS DERECHOS HUMANOS EN OAXACA

Sábado 11 de noviembre de 2006.
 
“Y el buitre viejo acecha desde lo alto de su roca, fija su sanguinolenta pupila en el gigante que avanza, sin darse cuenta aún del porqué de la insurrección. El derecho de rebelión no lo entienden los tiranos”. (De “Regeneración,” 10 de septiembre de 1910.)

EL CONTEXTO NACIONAL Y ESTATAL
Los últimos acontecimientos políticos como la aprobación de la ‘ley televisa’, el fraude electoral en la elección presidencial, la negativa del senado de la república para la desaparición de poderes en el estado de Oaxaca, constatan lo que ha venido ocurriendo con mayor fuerza desde hace por lo menos tres décadas entre el gobierno y los grupos de poder económico nacionales y extranjeros y desde luego la disposición de los medios de comunicación masivos para imponer la visión y manipulación de los poderosos, salvo honrosas excepciones.
En este contexto, nació con nuestras comunidades, pueblos, organizaciones, estudiantes, colonos, sindicatos, ONGs., la lucha que hoy libramos en Oaxaca. Hoy ya nadie nos puede engañar que todavía queda algo de bondad o justicia en los que nos gobiernan, estamos convencidos que sólo los mueve el interés del poder y del dinero, pero aquí abajo, nosotros hemos aprendido también que el pueblo tiene permanentemente el anhelo de justicia y libertad, lo cual ni las balas asesinas del tirano han podido callar.
Hoy luchamos, no sólo contra un tirano local, sino en contra de todo un sistema, que desde hace muchas años ha implantado sus estructuras políticas y económicas, e incluso importa formas culturales externas para dominarnos; por eso toda la represión y la guerra de baja intensidad que está aconteciendo en el estado y en el país es sólo el efecto que produce la confrontación de los dos proyectos: el proyecto de los opresores y el de nosotros los oprimidos, que nos resistimos a entregar todas nuestras riquezas a unos cuantos o sólo quedar como modernos esclavos en los nuevos centros de explotación, en las maquiladoras o como arrieros de nuestros recursos naturales; nos resistimos a perder nuestra cultura, resistimos que nos siga gobernando una camarilla de ladrones que utilizan el poder para servirse y servir a quienes nos tienen en la miseria extrema.
Queremos recordar precisamente ahora, que los responsables de esta situación no sólo son los poderosos, sino también lo somos nosotros los oprimidos, que hemos dejado por muchos años, décadas; que quienes hoy nos tienen en la ignominia sigan ahí, es decir muchas veces hemos elegido a nuestros propios verdugos, o hemos vendido nuestra dignidad por un plato de lentejas y han utilizado nuestra pobreza para darnos sólo migajas, viviendo nuestros pueblos durante demasiados años en el sistema de la limosna.
EL MOVIMIENTO POPULAR DE OAXACA
Frente a esta realidad estatal y nacional debemos entender que para la gran mayoría de los indígenas y mestizos Oaxaqueños y las Oaxaqueñas, campesinos, peones, trabajadores, maestros, estudiantes, jóvenes y niños sin posibilidades de estudiar ni trabajar, mujeres que mantienen a familias enteras en las peores condiciones, pequeños comerciantes, colonos y miles de migrantes, una transformación de fondo de nuestro estado es cosa de vida o muerte, es cuestión de supervivencia de estas y de las futuras generaciones.
Les asombra a los poderosos que estemos dispuestos a ir a la cárcel, si las condiciones de vida aquí son carcelarias de por si.
Les asombra que estemos dispuestos a morir en las barricadas, si de peor forma nos han matado. Les asombra que estemos dispuestos a perder salarios, trabajos y becas – si de por si están planeando quitárnoslos y muchos de por si no los tenemos. Les asombra que estemos dispuestos a no abrir las escuelas – si de por si la educación en Oaxaca nunca les ha interesado a los mafiosos del régimen y a los parásitos en sus aparatos burocráticos corruptos. Les asombra que estemos dispuestos a tanto sacrificio, tanto trabajo organizado y voluntario, tanto desvelo y hambre – si de por si estamos acostumbrados. Nuestra resistencia es nuestra arma, y no pudieron ni podrán contra ella.
Es por eso, que el movimiento de Oaxaca no es un estallido espontáneo, sino una lucha necesaria e inevitable; anticipada y preparada de mil formas por un gran número de pueblos y organizaciones. Para los Pueblos Indios – y la mayoria de los maestros forman parte de ellos – este movimiento actual no empezó ni el 22 de mayo ni el 14 de junio del 2006. Hemos enfrentado al régimen autoritario durante años y hemos sido perseguidos, encarcelados y asesinados por eso. La embestida brutal del desgobierno de Ulises Ruiz inició contra los pueblos indígenas organizados. Los presos políticos de la COMPA y de la Promotora-Oaxaca, incluyendo los presos de nuestra organización OIDHO, fueron las primeras víctimas de los métodos fascistas de este régimen. Aquí solo queremos recordar los criminales e impunes ataques armados de autoridades priístas y cuerpos policiacos contra tequios, asambleas comunitarias y organizaciones locales en Santiago Xanica, San Miguel Panixtlahuaca y Santiago Cuixtla; otras organizaciones recordarán otros hechos nefastos. La represión inició contra quienes impulsamos la construcción de amplias alianzas entre organizaciones sociales, civiles y sindicatos; y sobre todo fue contra quienes somos adherentes a la Otra Campaña. El 22 de mayo iniciamos el plantón no solo el magisterio, sino las organizaciones de la Promotora-Oaxaca, de la cual forma parte la Sección 22.
Con la represión del 14 de junio, se acelera y amplía el proceso de lucha, se aglutinan cientos de miles de personas en marchas, bloqueos y barricadas, y se inicia la construcción del mayor logro de este movimiento: la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca, la APPO, espacio democrático unitario de esta ejemplar lucha del siglo 21.
LA ASAMBLEA POPULAR DE LOS PUEBLOS DE OAXACA – APPO
Con toda intención, los medios masivos de desinformación se han dedicado a personalizar, minimizar, difamar y criminalizar a la APPO, porque para las clases en el poder, los que creamos esta forma organizativa somos su mayor temor, ya que no nos prestamos a sus estrategias de cooptación, no nos doblegamos con ofrecimientos económicos ni amenazas de represión. Y porque no nos doblegamos, nos llaman intransigentes. Somos pacíficos, más no pasivos, somos plurales y autónomos, pero unidos, somos bases, no líderes ni vanguardias. Combinamos siglos de experiencia organizativa indígena con estrategias de los movimientos sociales modernos. Esto nos ha sostenido durante casi seis meses y nos ha ganado el respeto más allá de nuestras fronteras. Y esto es lo que tenemos que fortalecer y consolidar.
ORGANIZACIÓN Y ESTRUCTURA DE LA APPO
Hoy tenemos por lo menos tres retos: la necesidad mas importante es la unidad del movimiento, sin la cual es imposible poder afrontar los otros retos que son: darnos las estructuras que desde tiempo inmemorial han utilizado nuestros pueblos, para que los intereses personales no puedan arrollar las necesidades y los intereses colectivos, y darnos un proyecto viable, en donde esté incluido el pensamiento de todos quienes queremos un cambio real de nuestro estado y nuestro país.
Para consolidar nuestra organización como APPO necesitamos abarcar aún mas nuestro trabajo de base, eso por algunas razones que exponemos, primero, por el periodo crítico que vivimos los últimos días, no fue posible la reflexión profunda de los temas que creímos necesario discutir, decir que desde abajo vienen las propuestas que hoy estamos vertiendo aquí sería hasta cierto punto engañoso, es necesario un documento mínimo que saquemos de este congreso y que ese documento nos sirva para seguir trabajando desde nuestras bases.
Es urgente que unamos nuestros esfuerzos, y para fortalecer nuestra organización como APPO, hacemos las siguientes propuestas:
BASES: Tomando en consideración que en cada comunidad, llámese agencia municipal, ranchería, colonia o comunidad se encuentra un profesor o profesora trabajando y así mismo muchos de nosotros tenemos nuestras organizaciones en esos mismos lugares, hagamos un acuerdo que en determinada fecha se celebre en primer término una reunión local de la APPO, después una reunión Municipal, después una distrital o regional, hasta volver nuevamente a un encuentro estatal de la APPO. Es decir afiancemos lo que ya tenemos, multiplicándolo, para ello podemos delegar aquí mismo responsabilidades para que efectivamente se realice este trabajo. Recordemos siempre que nuestros tiempos no son los tiempos del sistema ni del gobierno, tampoco nuestras prácticas, trabajemos pues desde abajo y a la izquierda.
DIRECCIÓN COLECTIVA: La APPO y su Consejo no deben ser jamás trampolines para carreras políticas dentro de las instituciones putrefactas. Aquí vamos a luchar por un nuevo Constituyente y una nueva Constitución, no vamos a ‘jugar a los diputados’. Los que vienen hoy aquí para protagonizar luchas que ellos no dieron, para imponer ideologías, vías partidistas y liderazgos, no han entendido que la fuerza política de la APPO reside precisamente en las decisiones colectivas autónomas de las bases y en la obediencia estricta de las dirigencias a los mandatos de las asambleas. No han entendido para qué se murieron los compañeros en las comunidades y en las barricadas.
Por eso es importante que el Consejo Popular de la APPO no tenga estructura vertical alguna y el servicio (!) que den sus integrantes a la colectividad sea rotativo, revocable y representativo de las luchas reales, no de caudillos ni de ‘rolleros’. Debe incluir este Consejo presos y ex – presos políticos con trayectoria de lucha.
REPRESENTACIÓN INDÍGENA: Oaxaca es un estado mayoritariamente indígena y esto se tiene que reflejar en la APPO y su Consejo, como se ha reflejado en su lucha. Pero nosotros como indígenas en lucha nos atrevemos a decir que estamos hablando de representantes de luchas indígenas reales que han participado organizada- y colectivamente en este proceso, no estamos hablando de las eternas “personalidades conocidas” indígenas que solo representan a si mismo y les gusta figurar con mucho folclor en los Foros y los medios de comunicación.
MUJERES: A estas alturas del movimiento todos sabemos que las mujeres oaxaqueñas han mostrado contundentemente que ninguna lucha será posible sin ellas. Consideramos que esto debe significar también que no solamente deben ser tomadas en cuenta para el trabajo organizativo y las acciones, sino también – y en números equitativos – para todos los espacios de representación y toma de decisiones como lo son el Consejo de la APPO y sus Comisiones.
ESTRUCTURA Y PRINCIPIOS
Hoy somos un referente nacional, en donde los líderes y dirigentes dejaron de ser quienes guiaron el movimiento, hoy aquí sí podemos hablar de una auténtica lucha del pueblo y estamos orgullosos de ello. Existen, pues, las estructuras que evitaron que nuestro movimiento abortara, sabemos que mientras nuestro pueblo sea el que sostenga y vitalice nuestro movimiento y organización, la cárcel y las balas asesinas del tirano no podrán destruir esta lucha que se incubó en nuestro pueblo.
Por eso hoy necesitamos sobre todo la ética política como norma, el colectivo para la toma de decisiones y representantes legítimos para la ejecución de las mismas. Tenemos que crear todas las condiciones y las estructuras para que quienes quieran utilizar nuestro movimiento para sus intereses no puedan hacerlo, porque las instancias evitarán cualquier utilización del movimiento. Debemos tomar en cuenta que estamos construyendo esta estructura, y pensamos que la asamblea estatal del magisterio es una buena experiencia de la cual podemos aprender, perfeccionémosla, quitándole su verticalidad y retomando milenarias y nuevas formas libertarias y autónomas de organización. Hoy sabemos exactamente lo que no debemos hacer y es esa práctica vil del sistema político y sus aliados, debemos buscar verdaderamente una nueva forma de hacer política.
La APPO tiene hoy la capacidad de cambiar la correlación de fuerzas a favor del pueblo, porque es el pueblo mismo, no puede traicionarse a sí mismo, debemos de entenderlo, por eso todos debemos ser escuchados, no podemos construir si no es mediante consensos; consenso NO significa votar y mayoritear, significa buscar una solución con la que todos pueden estar de acuerdo. Nuestro programa debe ser lograr que NUNCA MÁS SE TOMEN DECISIONES SIN CONSULTAR AL PUEBLO.
REFORMA INTEGRAL DEL ESTADO LIBRE Y SOBERANO DE OAXACA
Nuestra lucha también aspira a un proyecto que tiene que ver con la refundación del estado, retomando la sabiduría milenaria de nuestros pueblos, nosotros debemos ser capaces de atrevernos a realizar cambios profundos y no sólo importando doctrinas e ideas que se aplicaron o se aplican en otros tiempos y espacios y que no corresponden a nuestra ideosincrácia, nuestra cultura, el desarrollo y la práctica de nuestros pueblos; pero tampoco estamos cerrados a las formas y practicas mas humanas y perfectas si hubiera alguna en el sistema occidental u otro sistema, pero debe ser en la libertad, justicia y dignidad.
Uno de los problemas mas graves en la actualidad en el país, es el culto a la personalidad, es el caso de los Presidentes de la República o gobernadores de los estados, debemos de desmitificar esas figuras, muchas de las veces fascistas y autoritarios, como en el presente caso que estamos viviendo en nuestro estado y otros estados de la república donde quienes gobiernan no son mas que delincuentes, que operan bajo el “estado de derecho”.
Para poder dar algunos pasos en este sentido de desmitificación, la gobernatura del estado pudiera estar en una instancia colectiva, elegida cada tres o cada seis años y en caso que fuera cada seis años la presidencia del colectivo estaría depositada en una persona de los seis, por el periodo de un año, siendo la presidencia del colectivo rotativa en los seis años. Que el salario de estos gobernantes no fuera más de lo que se necesita para vivir en la medianía. Es decir ganarían los seis juntos menos de lo que gana un gobernador actual.
Si bien es cierto que urge hoy una reforma integral para nuestro estado, y es necesario crear un nuevo Constituyente y una nueva Constitución, también es cierto que tenemos que partir desde abajo, con una consulta profunda y que requiere una discusión no sólo de los que ahora estamos aquí, sino que es necesario al mismo tiempo que hagamos la consulta a nuestras comunidades, colonias, sindicatos, etc., así como ahora hemos hecho el trabajo para elegir nuestros delegados, de la misma manera hagamos una consulta explicando nuestra agenda de reforma a la gente con quienes trabajamos y de quienes somos parte.
PLATAFORMA DE LUCHA
Hemos iniciado un proceso en el que hemos puesto al desnudo ante propios y extraños las formas que tiene el poder político para ejercer todo tipo de agravios en contra de quienes luchan por sus derechos fundamentales, hoy en Oaxaca, nadie se engaña, excepto aquellos que todavía quieren vivir en el sistema de la limosna y aquellos que toman gran parte de esta limosna para seguir viviendo de ello, hoy se siguen repartiendo despensas y otros enseres, como si esto resolvería la pobreza.
Sabemos que el cambio económico en nuestro estado y país no podrá darse si no tenemos nosotros los de abajo la capacidad de generar nuestros propios proyectos, llámese productivos, económicos, etc. Es decir debemos de ser auto-gestivos, pero para poder llevar a cabo estos procesos económicos debemos de ser capaces de – todos juntos y en unidad – arrancarle al poder lo que nos corresponde y de lograr una profunda transformación política, económica y social.
Hoy pensamos en los compañeros asesinados, desaparecidos, torturados y heridos por las fuerzas represoras en esta lucha.
Hoy las cárceles están llenas de presos políticos, nos liberan a cinco compañeros y encarcelan a 20 mas, estamos pagando el precio por exigir un cambio profundo para nuestro pueblo. Sabemos que nuestra lucha exigirá mas sufrimiento, por tal razón no podemos claudicar a medio camino, sin el riesgo de que mas hermanos nuestros llenen las cárceles, por eso nuestra lucha tiene que seguir hasta que vivamos en plena libertad, para eso tenemos que fortalecer nuestra organización.
Nuestro objetivo primordial es defender nuestros recursos naturales y culturales, no podemos permitir que los gobiernos y empresarios dispongan de lo que no les corresponde, utilizando las putrefactas instituciones para justificar su dominación. Por eso, ninguna organización, comunidad, sindicato etc. debe enfrentar en forma aislada al gobierno, que pretende aislarnos, para destruir nuestro movimiento.
Que no logren dividirnos tampoco en “moderados” y “radicales”: sabemos que hoy en Oaxaca y México, cualquiera que defiende los derechos legítimos del pueblo, es un “radical” en los ojos del poder, y cualquiera que ellos consideran “moderado”, es porque no se atreve a cuestionar el fondo de la injusticia y actuar de manera contundente para transformar la realidad que padecemos.
Y un último comentario: A nosotros, hombres y mujeres de OIDHO, indígenas campesinos y colonos de los lugares más marginados del estado, no nos interesa el poder de los ‘puestos’; ni siquiera el “poder popular” si es para establecer nuevas vanguardias y encumbrar nuevos líderes. Lo único que nos interesa es construir desde abajo y a la izquierda el poder organizativo y colectivo de los pueblos de Oaxaca, autónomos en sus decisiones, pero unidos en su lucha, que es la lucha de todos y todas quienes hemos decidido liberarnos de la esclavitud del siglo 21. No a las alianzas con partidos políticos, con o sin registro.
Bienvenidas todas las alianzas con organizaciones y movimientos que comparten nuestra lucha, respetando nuestra identidad y nuestra autonomía.
¡VIVA EL PUEBLO DE OAXACA!
¡VIVA LA APPO!
¡VIVA EL PUEBLO DE MÉXICO!
¡LIBERTAD A LOS PRESOS POLÍTICOS!
¡Basta de Represión y Miseria en los Pueblos Indígenas!
¡La Victoria no es de los más Poderosos, Si no de los Mejor Organizados!
Santa María Atzompa, Oaxaca, a 9 de Noviembre del 2006
OIDHO

Palabras de OIDHO para el Encuentro de Organizaciones Indígenas con el EZLN

Chiapas, 13 y 14 de Agosto del 2005
Miércoles 7 de septiembre de 2005.

“… mas si desviados los proletarios, hacen la revolución solamente para darse el lujo de tener un nuevo presidente, o lo que es lo mismo, un nuevo amo, deben entender que no conseguirán, con eso, el alivio de la miseria, ni el acercamiento al ideal de libertad, igualdad y fraternidad que debe vivir en el corazón de todo hombre y de toda mujer.” Ricardo Flores Magón, Regeneración, 29 de octubre de 1910.

Hermanas y Hermanos, Compañeras y Compañeros,
OIDHO somos una organización de comunidades indígenas con más de quince años de lucha en la Sierra Sur, la Costa y varias otras regiones del estado de Oaxaca. En estos años han sido muchos los compañeros encarcelados, por lo tanto gran parte de esta lucha ha sido para liberar de las cárceles a nuestros hermanos. Todos ustedes saben porqué encarcelan a los indígenas de una organización que lucha por nuestros derechos. También han sido asesinados nuestros compañeros por los caciques regionales, otros por pedir respeto a la voluntad de nuestros pueblos en la elección de nuestras autoridades y la defensa de nuestras costumbres. Los terratenientes y ganaderos también han contratado pistoleros a sueldo (o paramilitares) para ejecutar a nuestros hermanos que han luchado por sus tierras, bosques y recursos naturales; otros han sido asesinados simplemente por organizarse. El sistema en Oaxaca no acepta otra forma de organización que no sea dentro del PRI, por eso hoy también tenemos compañeros presos en la cárcel de Santa María Ixcotel en la ciudad de Oaxaca: ellos son Abraham Ramírez Vásquez y Noel y Juventino García Cruz, quienes fueron heridos por la policía del estado mientras que realizaban un tequio (o trabajo común organizado) en Santiago Xanica, Miahuatlán, Oaxaca, y después llevados a la cárcel. Algunos nos encontramos sometidos por un proceso judicial después de estar en la cárcel varios meses – el gobierno de Oaxaca nos quiere tener como rehenes para inmovilizarnos y que dejemos de luchar por nuestros derechos.
Hoy hemos hecho el esfuerzo de estar aquí con ustedes, hermanos y hermanas de otras organizaciones y Pueblos Indígenas del país y con nuestros hermanos indígenas y no-indígenas de Chiapas que tienen, como dicen, el corazón en el lado izquierdo. Estamos aquí porque estamos de acuerdo con la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, compartimos su manera de ver y analizar el país y el mundo. Pero sobre todo estamos de acuerdo con la propuesta de construir un movimiento que ponga en práctica lo de la “otra forma de hacer política”. Es por eso que nuestra declaración preferida siempre ha sido la Cuarta Declaración, porque dice todo lo que nosotros hemos querido hacer y ser desde que nos fundamos en los años 1991/92. Es por eso también que desde 1994 hemos apoyado todas las iniciativas políticas zapatistas – realmente las hemos apoyado desde abajo, desde nuestros comités comunitarios, nuestras asambleas, desde nuestros talleres de formación política, nuestros talleres de mujeres, nuestras marchas y plantones, nuestras alianzas, en las asambleas y foros estatales, en las caravanas y encuentros con el EZLN. Por eso muchas veces no hemos tenido ni tiempo ni dinero para tomarnos la foto aquí por estos rumbos (además de que nadie nos quiere tomar la foto porque ya ni nos alcanza para nuestros trajes regionales).
Como OIDHO nacimos con los conflictos fuertes y las violaciones graves a los derechos de nuestros pueblos. Nacimos también contra las malas políticas de los partidos políticos en nuestras comunidades. Nos dedicamos a juntar y organizar a la gente más humilde que no tiene ni quiere tener partido alguno. Sabemos que ningún partido ha respetado y defendido a los indígenas. Ni siquiera los diputados indígenas lo han hecho. El PRI utiliza y reprime a los indígenas de la peor manera, eso ya lo sabemos todos. El PAN ni siquiera se da cuenta como vivimos los pobres y es de plano racista. El otro día analizamos que en las comunidades se da algo curioso con el programa de “Oportunidades”: es programa federal, o sea foxista, pero en Oaxaca lo utilizan los PRIistas para reprimir y callar a nuestras compañeras organizadas. Al fin y al cabo, se ponen de acuerdo los que están en el poder. Por otro lado, el PRD nos causa esperanzas que luego no cumple, mientras que en las regiones y en nuestro estado por ejemplo, incluso se ha aliado a los que tienen el poder y hasta ha intentado de utilizar o de desactivar nuestras movilizaciones y nuestras luchas. No entienden a nadie de los que decimos que no nos interesa la lucha por el poder. No entienden a ningún compañero dirigente indígena que NO tiene como máxima aspiración el ser diputado por el PRD. Su lucha por los puestos pierde todo el sentido, y si les hablamos de la lucha antineoliberal, nos ven con cara de “pobrecitos ingenuos, todavía creen que se puede cambiar este mundo”. A nosotros también nos han acusado de “hacerle el juego a la derecha” cuando, fiel a nuestro principio de no apoyar a ningún partido, en las últimas elecciones estatales no nos pronunciamos a favor de la presunta oposición de Convergencia y PRD. Y tuvimos la razón. ¿Dónde está ahora esta oposición, qué ha dicho cuando los PRIistas nos encarcelan, nos balacean, nos persiguen como delincuentes por el simple hecho de organizarnos de manera autónoma? Nos acusaron de hacerle el juego al PRI, y sin embargo, fue este mismo nuevo viejo PRI a penas entrado en el poder que nos encarceló y lastimó a los compañeros. Ningún partido respeta a las organizaciones indígenas, en el “mejor” de los casos son paternalistas, en el peor nos desprecian y reprimen. En este país, 60 por ciento de la gente no cree en los partidos, entonces hay muchos con quienes trabajar. Es por ese malestar con los partidos que nos fundamos nosotros hace años, y también por su dominación y represión hemos impulsado toda una serie de alianzas en el estado de Oaxaca. Vivimos en la cueva de los lobos, o mejor dicho, cueva de los mapaches y laboratorio del autoritarismo de Madrazo, y por eso tenemos que unir fuerzas. También vivimos en las entrañas del Plan Puebla Panamá y por eso tenemos que unir fuerzas. Impulsamos la formación de la AMZ (Alianza Magonista Zapatista) y de la COMPA (Coordinadora Oaxaqueña Magonista Popular Antineoliberal), y con ellas hemos estado en constante movilización desde el 2000; somos miembro del Colectivo por la Democracia, y de la Promotora por la Unidad Nacional contra el Neoliberalismo. Con ellos luchamos por la restitución de las garantías constitucionales en nuestro estado y tratamos de construir la resistencia y las alternativas al proyecto neoliberal en nuestro estado y nuestro país.
Estas alianzas, como las llaman, “con otros sectores”, las creemos, como ustedes, necesarias, pero no son fáciles. Creemos que ustedes saben, cuánto duelen, cuántas veces se montan otros sobre nuestro trabajo, cuántas veces nosotros, los más jodidos, ponemos los contingentes y otros leen las ponencias…, cuántas veces nosotros cumplimos los acuerdos y otros dan las conferencias de prensa, cuántas veces nosotros y nosotras, indígenas de carne y hueso, malcomidos y malvestidos, nos tomamos el tiempo para asambleas y reuniones para sacar acuerdos, nos salimos días y días de nuestros ranchos y comunidades para movilizarnos y protestar contra la represión, mientras que otros y otras, disfrazados con huipiles nuevos (o con dogmas viejos) nos dicen representar a nivel nacional y en otros países (y hasta con ustedes). A veces quisiéramos también que entre tantos “bloques” haya uno que no se llame bloque y que represente y conjunte a todos y todas que somos – o tratamos de ser – de corazón realmente zapatista y magonista, un movimiento nacional donde realmente nos podríamos hallar los indígenas campesinos y colonos de izquierda y nuestras organizaciones de base y también todos los demás rurales y urbanos que se reivindican como zapatistas y magonistas y no trabajan para encumbrar líderes y gobiernos. Pero no basta con criticar a otros sectores; también hacen falta las autocríticas de nuestro propio movimiento indígena que pensamos ha fallado en muchos aspectos. Desde los compañeros indígenas que nos dicen que su gente no puede conocer cosas como el neoliberalismo porque se dedican exclusivamente a su “comunalidad”, o los que “culturalmente no están acostumbrados” a la lucha política, (pero bien que culturalmente están acostumbrados a recibir proyectos del PRI), hasta todos los que no pudimos hacer cuajar el gran movimiento que se necesitaba para lograr que pasen los Acuerdos de San Andrés. No recordamos cuántas veces impulsamos la propuesta de un levantamiento masivo civil, pero nos topamos con oídos sordos de dirigentes autonombrados sin bases suficientes. Ningún movimiento indígena tendrá fuerza si no se mueve realmente.
Tampoco lograremos combatir el neoliberalismo si no somos capaces de hacer lo que los hermanos y las hermanas zapatistas ya hicieron: construir o reconstruir la autonomía desde abajo. El otro día en asamblea nuestros compañeros resumieron: “Los caracoles de Chiapas se están fortaleciendo, mientras que en Oaxaca la autonomía se está debilitando.” A los campesinos nos gusta decir la cruda realidad. Mientras que las comunidades estén atenidos a los programas gubernamentales, y los municipios a los recursos del ramo 28, no lograremos construir las bases sólidas y autónomas para un fuerte movimiento social en pro de una nueva constitución y contra las políticas neoliberales. Tendremos que revertir estas dependencias una por una, aún en condiciones de represión. En este proceso nos ayuda nuestra larga experiencia de resistencia y organización, y también de producción de alimentos y de casi todo lo que necesitamos para vivir. Nos ayuda que de hecho no somos un “sector” un tanto atrasado, como nos ven algunos de la izquierda, sino somos los herederos de una civilización distinta a la dominante, que tenemos mucho que aprender pero también mucho que enseñar a todos los sectores. No en balde los hermanos y las hermanas del EZLN dieron muchas grandes lecciones a los movimientos del país y del mundo, y a todos nosotros. Pero sin duda, en este proceso necesitamos también de la ayuda mutua en un gran movimiento o frente civil de liberación nacional (y quien quita que: global) de todas las organizaciones y agrupaciones que todavía creen en la justicia, la libertad, y la democracia para los más humillados, los más pisoteados, los “sin derechos”, los más dignos. De todos y todas que todavía somos capaces de soñar. Dice un compañero nuestro: “Lo que pasa es que estamos como abajo de un cerro, y queremos ver lo que hay detrás, del otro lado, no lo hemos visto, no lo hemos tocado ni saboreado, pero es el futuro que estamos buscando.”
Cada vez que estamos con ustedes, compañeras y compañeros, lo podemos saborear un poco. Ahora falta que lo planeemos, lo estructuremos y lo acordemos bien, que cumplamos los acuerdos y hagamos los trabajos que nos toquen.
Por esto, queremos terminar con algunas propuestas para facilitar la discusión:
Como experiencia cercana e inmediata de organización – o como se le puede llamar – hablemos de lo que fue el CNI (Congreso Nacional Indígena), que tuvo la capacidad en su momento para realizar los congresos correspondientes, pero después se fue diluyendo paulatinamente. Consideramos – y en su momento lo manifestamos – que la forma como se fueron autonombrando quienes dirigían el CNI, no correspondió a la necesidad que reclamábamos organizaciones y Pueblos Indígenas. Pensamos que aunque el objetivo del CNI no era formar una organización de organizaciones, hubo muchas voces que pedían que el CNI fuera una instancia representativa de los Pueblos y organizaciones indígenas de México, pero quienes estaban dirigiendo el CNI en ese momento no lo permitieron.
Hoy consideramos que el objetivo de esta reunión es poder construir una organización con características propias para realizar un trabajo que permita agrupar no solo las organizaciones de izquierda o quienes hemos perdido el absoluto interés en quienes nos gobiernan y sus partidos políticos, sino también a todas aquellas personas que no cuentan con organización alguna.
Por tal razón proponemos:
   que se crea una estructura representativa de nuestros pueblos y organizaciones 
   que esta estructura realmente represente a los pueblos y las organizaciones – por lo que quienes menos representación tienen son quienes más quieren mandar, o se les hace fácil tomar decisiones porque no tienen que consultar y entregar cuentas a nadie 
   que es necesaria una política de alianzas con los otros tipos de organizaciones y pueblos que no sean indígenas y con personas que no estén organizadas 
   que es necesario realizar otros encuentros, asambleas o foros en nuestras regiones, estados y en el país para sacar propuestas de cómo queremos esta organización (espacios comunitarios, regionales, estatales y nacionales) 
   que sean espacios que permitan a los Pueblos y organizaciones indígenas discutir su problemática, a las organizaciones de izquierda, a las mujeres, a las ONGs, a los ecologistas etc. Y después juntarnos todos y todas para empujar una propuesta política nacional 
   que sobre todo es muy importante crear espacios estatales para que nos representen nacionalmente. ¿Porqué decimos una representación estatal? Porque ahí es donde nos conocemos más, sabemos quienes somos y cual ha sido nuestro proceso histórico como organizaciones y pueblos en lucha.
Esperamos que entre todos y todas podamos construir la organización y el país que queremos.

¡ BASTA DE REPRESIÓN Y MISERIA EN LOS PUEBLOS INDÍGENAS !
¡ LA VICTORIA NO ES DE LOS PODEROSOS SINO DE LOS MEJOR ORGANIZADOS !
ORGANIZACIONES INDIAS POR LOS DERECHOS HUMANOS EN OAXACA 
  OIDHO -

La Alianza Magonista Zapatista se deslinda del CIPO-RFM

ALIANZA MAGONISTA ZAPATISTA AMZ
A los medios de comunicación A las organizaciones sociales A los organismos no-gubernamentales Al público en general
 
A raíz de las diferentes versiones que se han dado acerca del surgimiento de nuestra alianza, los abajo firmantes, integrantes de la coordinación colectiva de la Alianza Magonista Zapatista (AMZ) manifestamos lo siguiente:
Las cuatro organizaciones, OIDHO (Organizaciones Indias por los Derechos Humanos en Oaxaca), FUDI (Frente Unico en Defensa Indígena), COSIC (Consejo de Organizaciones Sociales Independientes de la Cuenca) y CODEDI- Xanica (Comité por la Defensa de los Derechos Indígenas), que actualmente integramos la AMZ, fuimos militantes activos del CIPO-RFM (Consejo Indígena Popular de Oaxaca “Ricardo Flores Magón”) y la mayoría de nosotros miembros fundadores del mismo. A partir del año 1997 y en las organizaciones OIDHO, UCIZONI, CODEP y CODECI construimos la fuerza social y política del CIPO-RFM, enfrentando en este esfuerzo la política represora del gobernador priista del estado de Oaxaca, Diódoro Carrasco Altamirano, siendo él quien en el año de 1998 ordenó uno de los operativos policiacos más fuertes en la historia reciente de Oaxaca, golpeando y encarcelando a más de 150 miembros del CIPO-RFM en cinco regiones del estado, obteniendo los últimos de ellos su libertad cuatro meses después, a raíz de movilizaciones masivas de la sociedad civil y con la solidaridad internacional. A partir de estos hechos y con previa denuncia ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), emite esta una recomendación al entonces gobierno estatal señalando a varios altos funcionarios como responsables de los delitos de abuso de autoridad, detenciones arbitrarias, privación ilegal de la libertad y tortura. En el transcurso de los siguientes dos años, estas circunstancias tuvieron como consecuencia el inicio de un proceso de fragmentación al interior del CIPO-RFM. Algunas organizaciones optaron por salirse del CIPO, otras sufrieron una serie de escisiones que conformaron nuevas organizaciones, quedando integrado el CIPO-RFM a partir de principios del año 2001 por las organizaciones OIDHO, COSIC, FUDI, CODEDI- Xanica y una pequeña agrupación nueva que se denominaba “Movimiento Social Magonista (MSM)”, liderada por Raúl Gatica. A mediados del 2001, esta pequeña agrupación mencionada, (de 175 miembros, contando niñas y niños, de acuerdo a un documento en nuestro poder) decide de forma unilateral y sin consultar a los demás miembros del CIPO-RFM autodenominarse “CIPO-RFM”, violando todo principio magonista y apropiándose así de manera perversa del nombre, del registro legal, del prestigio, de los recursos y de la historia de miles de compañeros y compañeras indígenas y campesinos. Desde entonces, la agrupación ahora denominada “CIPO-RFM” persiste en hacer creer a la opinión pública y a las organizaciones nacionales e internacionales que ellos representan la continuidad legítima de aquella gran alianza estratégica de organizaciones con fuertes bases sociales que era el CIPO-RFM en años anteriores. Las cuatro organizaciones firmantes, al ver que una agrupación minoritaria con miembros recientemente integrados se apropiaba del nombre del CIPO-RFM, cuya característica esencial y razón de ser había sido el conformar una convergencia de organizaciones con autonomía propia, desistimos de confrontarnos innecesariamente con esta pequeña agrupación, toda vez que a partir de noviembre del 2001, esta agrupación que se denomina “CIPO-RFM” solo es un membrete y una caricatura del verdadero CIPO-RFM que hizo historia en el estado de Oaxaca. Estamos convencidos de que la mercadotecnia y la propaganda en el ciberespacio no deben y no podrán sustituir el trabajo organizativo con las bases y el trato honesto entre las organizaciones.
A raíz de estos acontecimientos, las organizaciones firmantes decidimos en el mes de noviembre del 2001 construir una nueva alianza denominada Alianza Magonista Zapatista (AMZ). Los Magonistas y Zapatistas no perseguimos nombres, ni fama, ni prestigio y no queremos depender de otros, sino creemos en el trabajo autónomo y cotidiano de cada uno de nuestros compañeros y compañeras de lucha. Lo anteriormente expuesto es con el fin de deslindarnos de cualquier acto o declaración del grupo que se autodenomina “CIPO-RFM”.
 
 
Oaxaca de Juárez, Oaxaca, a 18 de febrero del 2002
A t e n t a m e n t e
 
Por la Coordinación Colectiva del AMZ
Ildefonso López Román, Leandro Marcial Montor, Alejandro E. Cruz López, Adolfo Agustín Peña, Nemorio Pérez Núñez, Abraham Ramírez Vásquez, Juan Onofre Clemente, Florentino Cuevas Quintas, Pedro Pacheco García, Margarita Cruz Matus, Zeferino Hernández Cruz, Florencia Rodríguez Bolaños, Carlos Cruz Mozo, Alejandro Díaz Ramírez, Gerardo Froylán González C., César Luis Díaz, Cristino Sánchez García, Romana Pablo López, Santiago Cruz Salvador, Raúl Cruz García, Leonardo Martínez Martínez, Juan Baltasar Baltasar, Socorro Simón Cruz, Lino Francisco Navarro, Rogelio Juárez Ferrero.
 
Información recibida de oidho@hotmail.com el 23 de febrero

« Older entries

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 100 seguidores