Impunidad y resistencia

MORELIA
La palabra andante

Libertad Arredondo
Redacción/Cambio de Michoacán

Lunes 16 de Octubre de 2006
El país vive una crisis institucional. Las instituciones han perdido credibilidad debido a su falta de compromiso con las necesidades del pueblo que las sustenta. Los partidos políticos no representan los intereses de la gente y por lo tanto los gobernantes que salen de sus filas, tampoco.
En el sistema en que vivimos sólo los intereses de los ricos importan, para la gente más humilde el camino que queda es el de la desesperanza y la muerte por enfermedades curables o desnutrición; la destrucción de sus comunidades por el despoblamiento que la migración implica; la pérdida de los pocos derechos laborales que quedan; la desaparición de la única esperanza de mejorar: la educación pública; la muerte pues.
Los de arriba, los que gobiernan, van armando sus planes sexenales y se van pasando el poder unos a otros y negociando la esperanza de los de abajo. Negociando con el hambre de los de abajo, con la sed de justicia de los de abajo. Sobre la dignidad de los de abajo.
El espejismo que la clase política del país construyó para que el pueblo se durmiera tranquilo, pensando que al fin alcanzamos la democracia, terminó de derrumbarse con las elecciones pasadas y ha dejado al descubierto la putrefacción que nos gobierna, por eso tanta gente rechaza cualquier propuesta que tenga que ver con los partidos políticos, y sobre la muerte que el sistema y los poderosos tratan de imponernos hay voces de rebeldía que se levantan y gritan ¡ya basta!, que empiezan a construir alternativas sobreponiendo la vida a la muerte prometida: comunidades campesinas que luchan por su derecho a la tierra; obreros que se organizan y toman las empresas para convertirlas en cooperativas; vecinos que impiden la construcción de empresas transnacionales en sus localidades, gente llevando pequeñas grandes luchas en todo nuestro territorio. Décadas de lucha en todo el país, gente buscando, organizándose en sus espacios.
Cuando los de abajo se organizan, los de arriba tiemblan, porque se pone en peligro el orden de las cosas que tantos beneficios genera para ellos, por eso cuando una resistencia se hace fuerte, el gobierno, con todo su aparato de represión, la destruye. Sólo ver lo ocurrido en San Salvador Atenco en mayo pasado y el viacrucis que el proceso legal posterior ha sido para los presos políticos. Diversos defensores de los derechos humanos califican el operativo policiaco desplegado ahí como uno de contrainsurgencia desarrollado y perfeccionado en Chiapas en los últimos años, y han detallado la serie de abusos cometidos a los pobladores de aquella comunidad, el uso de la violación como arma brutal de tortura hacia las mujeres. El fin es advertir a quienes se organizan: «esto les espera», por eso la violencia se presenta de manera exagerada, cuerpos llenos de sangre, tomas de la policía agrediendo a la gente. En Atenco la advertencia iba dirigida no sólo a los ejidatarios, sino a toda La otra campaña propuesta por el EZLN y a quienes son adherentes y trabajan para ésta.
El gobierno finge que negocia, pero por otra parte va tejiendo las condiciones para la represión que desintegrará al grupo organizado. En Oaxaca pasaron meses para que el gobierno federal atendiera el problema. En tanto el gobierno estatal fue generando un clima de violencia en torno al movimiento, utilizando herramientas de guerra de baja intensidad, estrategia desarrollada por Estados Unidos para aniquilar los movimientos de insurgencia en el Tercer Mundo. El uso de paramilitares disparando a las barricadas de las colonias, así como la criminalización de los líderes y del movimiento en general con la ayuda de los medios masivos de comunicación son ejemplos de ellas; balaceras, agresiones que ante los ojos de los demás mexicanos justifican la entrada de la fuerza pública.
En el caso de Oaxaca se puede apreciar el doble discurso del gobierno, la semana pasada asegurando que su interés es el del pueblo y cumplir sus demandas, y este fin de semana presionando a los maestros de la Sección XXII a dejar la lucha con la amenaza de la entrada de la fuerza pública. Y es que si el gobierno permite que el pueblo destituya finalmente al gobernador indeseado Ulises Ruiz, queda abierta la posibilidad de que si otro gobernante lo hace mal, otros ciudadanos decidan quitarlo de su puesto. Peligroso antecedente para los poderosos que el pueblo tome las riendas.
Un ejemplo de resistencia sin precedentes es el zapatismo, que a pesar de la presión gubernamental, no sólo ha sobrevivido sino que ha crecido en fuerza y organización desde que salió a la luz pública en el 94. Aparentemente el gobierno federal dejó tranquilo al EZLN; en enero de 2005, en su visita a Ocosingo, Chiapas, Fox aseguró que el conflicto es algo del pasado. Sin embargo, estrategias de guerra de baja intensidad siguen en función en la zona de conflicto, los grupos paramilitares actúan con el aval tanto del gobierno estatal como federal y constantemente están agrediendo a las comunidades bases de apoyo zapatistas, y en el boletín de prensa de junio de 2006, el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas denuncia que existen al menos 71 campos militares en la zona, que los pobladores viven la militarización de sus tierras y que la amenaza militar impide el libre tránsito; además en el informe sobresale el hostigamiento sexual de los soldados hacia las mujeres como la denuncia más recurrente.
Por estos días, dos comunidades bases de apoyo zapatistas están siendo agredidas por el gobierno utilizando «estrategias legales» para presionarlas. Un caso es el de la comunidad Huitepec Ocotal Segunda Sección, donde fueron encarcelados dos pobladores por el «delito» de cambio de uso de suelo, ya que al gobierno se le ocurrió declarar «reserva ecológica» al cerro de Huitepec, que ha pertenecido a la comunidad desde tiempos inmemoriales y que además ésta ha conservado. Ante esto y en vista de que de por sí la comunidad conserva sus tierras, la Junta de Buen Gobierno de Oventic propuso declarar las 102 hectáreas como «Reserva Ecológica Comunitaria Zapatista», que será cuidada, protegida y reforestada a cargo de la propia comunidad con el respaldo de la junta.
Por otro lado, en agosto pasado la Policía Sectorial y Municipal de Palenque, apoyada por grupos de hombres vestidos de civil, desalojaron violentamente a once familias de la comunidad base de apoyo zapatista Ch’oles de Tumbalá (cuyo territorio había sido recuperado en 1999), quemando sus casas, árboles frutales y animales de corral. Durante el operativo se efectuaron actos de privación arbitraria de la libertad y tortura contra tres pobladores de dicha comunidad. A pesar del peligro, el predio fue retomado por bases de apoyo zapatistas el 1 de octubre pasado. La presión de la fuerza pública de desalojarlos nuevamente del lugar ha sido constante desde la recuperación y grupos de observación de La otra campaña de San Cristóbal de las Casas, así como del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas han tenido que establecer un campamento en apoyo a la comunidad.
El gobierno va moviendo sus piezas de manera silenciosa para golpear a los que resisten, mientras sus funcionarios voltean la vista a otro lado pretendiendo que no saben nada, repitiendo «su voluntad de diálogo» por los medios masivos de comunicación, jugando al «aquí no pasa nada» o tratando de desvirtuar las luchas y a los luchadores sociales. Las resistencias, en tanto, se encuentran, se hablan y se escuchan unas a otras y se piensan en un nuevo camino juntas, porque donde los poderosos intentan sembrar muerte, la voluntad por la vida y la búsqueda de la libertad y la justicia son más fuertes.
Nota: El Colectivo Utopía te invita a sus Martes Culturales con la presentación de Esteban y su guitarra «Un día más… música de trova y canto nuevo». Este 17 de octubre a partir de las 7:00 PM, Plaza de la Soterraña, Rayón esquina Guerrero, Centro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: