Atenco una verdadera vergüenza

Palabra de Antígona
 
Por Sara Lovera*
 
México, 10 oct 06 (CIMAC).- En la acción policíaca de San Salvador Atenco se cometieron delitos de lesa humanidad, como la tortura sexual, perpetrada como una clara intención de venganza política y castigo para 27 mujeres que fueron detenidas, retenidas más de 4 horas e incomunicadas.
 
También se  ha podido acreditar que los jefes policíacos tenían  conocimiento de los hechos. ¿También el gobernador del Estado de México?
 
Lo de Atenco es verdaderamente un horror. Ahora los llamados a la intervención de la Policía Federal Preventiva como pacificadora de Oaxaca, dejan claro que eso sería tanto como el anuncio de nuevas vejaciones, humillaciones, detenciones ilegales y barbarie.
 
Esta semana la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) entregará al gobierno de Vicente Fox  las recomendaciones sobre  el caso Atenco, mientras que un adelanto televisivo del contenido del documento nos deja con la boca abierta.
 
Tortura, humillaciones, exceso de fuerza  pública, detenciones ilegales, allanamiento de morada, violación y abusos sexuales.
El mismísimo presidente de la CNDH, José Luis Soberanes puso contra la pared  a la Procuraduría General de la República ante hechos que, dijo, se pueden acreditar ampliamente.
 
El resultado deja en claro que el abuso sexual en circunstancias como las de San Salvador Atenco, es una forma de tortura. Y eso, dicho ya, es inaceptable.
 
Frente a las cámaras Soberanes aseguró contar con más de mil fotografías que muestran los abusos y los excesos; pero además las investigaciones confirman que la policía actuó ferozmente, no que algunos policías se excedieron.
 
Lo más terrible y que comprueba el estado de impunidad es que del 3 de mayo a la fecha, es decir a 5 meses de los hechos solamente se ha consignado a un policía, que 15 están en investigación y el resto de los responsables gozan de buena salud.
 
Pero hay más. Resulta que el presidente de la CNDH ha configurado lo que son otros delitos, como la retención y expulsión del país de 3 extranjeras, a pesar de que el Ministerio Público las había liberado porque contaban con un amparo. Es decir que durante la incursión en Atenco se violó todo. No existe entonces el llevado y traído Estado de Derecho.
 
El informe de la CNDH, que se está terminando, se sumó al que dio a conocer la semana pasada Amnistía Internacional, en el que también se acredita la denegación de justicia. Todavía están en el penal de Santiaguito 32 personas, cuyo juicio no se sostiene, afirman tanto Amnistía como la CNDH.
 
¿De qué estamos hablando? Si estos reportes, con investigaciones, testimonios, pruebas, simplemente han sido descalificados por la autoridad, que cínicamente ha señalado que las denuncias de las mujeres atacadas, fueron de corte político.
 
¿En qué cabeza cabe esa información o desinformación? Si hay más de mil fotografías con los tocamientos, con las huellas de la humillación con la evidencia de sometimiento y vejaciones  brutales.
 
Me pregunto hasta donde la sociedad mexicana puede pasar por alto esta situación., que cobra relevancia por las amenazas directas y veladas al pueblo levantado en Oaxaca.
 
Los informes de la CNDH señalan que las autoridades, la PFP y la policía estatal del Estado de México incurrieron en otros delitos como el que las autoridades del Penal de Santiaguito hayan  lavaron las ropas de las víctimas; hayan incomunicado a los detenidos, y sean responsables de la muerte de un adulto y un menor.
 
La CNDH asegura que los habitantes de San Salvador Atenco no usaron armas de fuego, que las armas homicidas de pistolas 38 especial son las que usa la PFP.
 
Y mientras tanto el gobernador del Estado de México gasta cantidades millonarias en publicidad televisiva en triple “A”, todos los días, ¿Quién le toma cuentas al respecto?
 
La discusión de la violencia institucional, de la tortura sexual, de los abusos policíacos no puede esperar. Y no puede esperar tampoco la indiferencia ante esta injusticia, ni podemos cruzarnos de brazos ante hechos tan evidentes que obvio es decirlo, son la antesala del próximo gobierno que además de sospechosamente ilegítimo, no ve, no oye, no atiende ninguna de estas dificultades.
 
Durante los próximos días, la campaña de Amnistía en las embajadas mexicanas de todo el mundo y el informe de la  CNDH dejarán al descubierto, una vez más, el carácter autoritario del sistema y gobiernos mexicanos. Es una verdadera vergüenza.
* Periodista feminista
06/SL/LR

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: