EL SUR VISTO DESDE EL NORTE

“Libertad” de prensa y Medios

Por: Ana Delicado Palacios

Cinco agencias occidentales distribuyen el 96% de las noticias mundiales. El Sur sufre la paradoja de ser contado por los mismos que ejercen sobre él el dominio económico. El Norte modela la imagen del Sur, lo que existe y lo que no.

EEUU, la Unión Europea y Japón controlan el 90% de la información de todo el planeta. En 1980 cuatro de cada cinco mensajes provenían de la Unión Europea. La situación es similar ahora, pero con un mayor monopolio en las nuevas tecnologías. Se da relieve a lo que interesa destacar, aunque eso no corresponda con la realidad.

Si un periódico de Yaundé (Camerún) quiere saber quién ha ganado las elecciones en Banghi (en la vecina República Centro africana) debe enterarse a través de las agencias France Press o Reuters, ambas europeas. Una noticia sobre lo que sucede en Ghana viaja primero a Londres antes de llegar a los diarios de Nigeria. Los sucesos de la guerra de Vietnam eran recibidos por su vecina Malasia a través de las agencias de Londres y Nueva York.

El Sur es modelado según los intereses del Norte. Los conflictos que conviene resaltar se colocan en el punto de mira internacional. Mientras que las guerras que libra el Sur se presentan como irracionales y violentas, las del Norte siempre son guerras humanitarias, limpias, guerras sin muertos.

La fijación del pensamiento único impuesto desde el Norte redunda en la concepción de un único mundo posible, con un único sistema económico viable. Con él se distorsiona la realidad del Sur y se globalizan los valores de la sociedad de mercado, con la consiguiente pasividad social. Ya lo decía el escritor francés Paul Valéry: ‘la política es el arte de evitar que la gente tome parte en los asuntos que le conciernen’.

Frente a la situación que difunden los medios de comunicación, la publicidad nos seduce con otra imagen del Sur: playas paradisíacas, gente amable que harán disfrutar de unas vacaciones de ensueño. El Sur es víctima de estos dos extremos que convierten su realidad en una caricatura deformada por intereses políticos y sociales.

El actual orden mundial informativo defendido por las grandes multinacionales corresponde a la teoría del free flow, formulada en 1942 por el director de la agencia Associated Press, Kent Cooper. La teoría propone que la información esté en manos de empresas privadas para garantizar la libertad de información frente al control estatal. Durante la Guerra Fría, la defensa del free flow afectaba directamente los intereses estratégicos de EEUU. En 1945, el secretario de Estado J. Foster Dulles confesó: ‘Si me obligasen a escoger un único principio de política exterior cogería la libre circulación de información’.

En 1980 la UNESCO quiso variar ese imperialismo informativo. Elaboró el Informe Mac Bride bajo el título: ‘Un solo mundo, voces múltiples’. La información no era mercancía, sino un bien social. Se apostaba por una mayor participación de las ONG, sindicatos y universidades de los medios de comunicación. EEUU, junto a Gran Bretaña y Singapur, acusaron a la UNESCO de querer restringir la libertad de prensa y la iniciativa privada, y de predicar consignas pro soviéticas. Era un aviso claro: estaban en juego no sólo los beneficios comerciales, sino los intereses políticos de la superpotencia.

En estos veinte años, después de aquel intento de democratizar la información, las fusiones entre las empresas de comunicación y el poder de las nuevas tecnologías ha incentivado la marginación del Sur. Internet ha posibilitado la creación de redes alternativas, pero también ha propiciado la desigualdad. El 20% más rico de la población acapara el 93% de los accesos a Internet, frente al 20% más pobre, que accede al 0,20% de las líneas.

Los retos de información deben convertir a la sociedad civil en protagonista del proceso informativo para estimular el mestizaje y preservar la diversidad de las culturas. La información no debe ser un arma contra los pueblos del Sur, sino una proyección de las necesidades de sus pueblos. Todos ellos tienen derecho a ser escuchados.

Cifras

– Los países pobres, donde vive el 75% de la humanidad, controlan sólo el 30% de la producción de periódicos.

– EEUU, La Unión Europea y Japón controlan el 90% de la información de todo el planeta.

– De las primeras 300 empresas de información, 144 son de Estados Unos, 80 de la Unión Europea y 49 de Japón.

Red Latina sin fronteras
http://www.latinacoop. es.vg

redlatinasinfronter as@yahoo. es

Regeneración Radio

Javier Hernández Alpízar

hermanos magónEl fantasma de 1910 asusta a los de arriba. Lo sabía el doctor Freud, lo reprimido regresa. Así, la regeneracionradio.org
A los herederos de Carranza (los carranclanes, buenos para carrancear… que lo digan las propiedades de Elba Esther y las del terrateniente Fernández de Cevallos) y de Huerta (Calderón con casaca militar juega su papel en este sainete) los tiene más preocupados el próximo 2010 de lo que pudiera inquietar a buena parte del pueblo, entretenida con el triunfo del Pachuca y la telenovela El Pantera o Muchachitas como tú.
Pero hoy saben más de represión de movimientos sociales. Los yanquis son maestros en reprimir movimientos sociales, en exterminar indígenas, reprimir negros, cazar como animales a migrantes mexicanos y centroamericanos. Y son ellos los maestros de la contrainsurgencia mexicana, contrainsurgencia en la que PRI, PAN y PRD están de acuerdo: Destruir a todo movimiento social no manipulado ni regenteado por ellos, destruir Atenco, destruir a la APPO, destruir al EZLN.
Una de las estrategias centrales contra los movimientos sociales es cerrarles los medios. La contrainsurgencia más importante es la competencia “por las mentes y corazones”. La vanguardia de la represión y la destrucción de los movimientos sociales son los Azcárraga, los Salinas Pliego, la Ley Televisa– TV Azteca, que podría llamarse Ley de Herodes, los Victoriano Huerta de hoy.
Pero tienen miedo, mucho miedo, aunque los medios otros, los medios alternativos, los medios libres, son poquitos, con poca potencia, están en la internet, con un alcance marginal, así los temen.
Esas preguntas se hace la periodista Gloria Muñoz Ramírez, en su columna Los de Abajo (La Jornada, 26 de mayo de 2007), al escribir sobre Regeneración Radio: “¿Por qué una radio alternativa pequeñita representa un peligro tan grande para las autoridades universitarias del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) de la UNAM? ¿A qué responde tanto hostigamiento, expulsiones de alumnos y hasta la organización de un referéndum manipulado para impedir su funcionamiento? ¿Qué transmiten estos jóvenes? ¿A quiénes dañan?…”
Durante la huelga de la UNAM, en 2000, huelga legítima aplastada en contubernio por el gobierno federal panista de la época y el gobierno perredista chilango, los represores ensayaron un método que ahora aplican con mayor o menor éxito (Atenco y Oaxaca, por ejemplo), usar los medios de masas para linchar al sujeto social a quien después le van a echar encima la PFP.
En 2000, incluso los medios impresos de la “izquierda” como La Jornada y Proceso, contribuyeron a la demonización de los jóvenes, al grado que la señal de entrada de la PFP fue un desplegado en La Jornada, firmado por la inteligenzia perredista (luego, el Monsi, con sentimientos de culpa, escribió diariamente casi una semana criticando la intervención policial que, entre otras, tuvo su firma como coartada “intelectual”).
Se estrecharon los vínculos de De La Fuente (tenía prometida cartera en el gobierno del Peje que ya no fue) con Slim, el “burgués progresista”, y cierto perredismo tecnócrata (caracterizado por tocar con una varita mágica a los salinistas y priistas para volverlos “de izquierda”: Camacho Solís, Aspe Armella, Ebrard, Dante Delgado, Socorro Díaz, Muñoz Ledo…). La UNAM, lo mismo que el Poli, se fueron llenando de porros, el lado violento de la represión, cobijado por los directivos de las universidades y la seguridad pública del “Gobierno de la Esperanza”.
Los estudiantes han resistido desde diversas trincheras. Y han sufrido represiones que llegan a ser sangrientas (baste citar el asesinato del estudiante de la UNAM y la ENAH Pável González, cuyos homicidas quedaron impunes gracias a los mismos que dieron impunidad a los feminicidas de Digna Ochoa, fabricando inverosímiles suicidios: Bernardo Bátiz, Renato Sales Heredia y la PGJDF).
Uno de los frentes en que los estudiantes han dado la batalla es la radio por internet (y hasta por FM, o simplemente con bocinas) con la Ke Huelga y Radio Pacheco. La segunda se reestructuró recientemente como proyecto de radio libertaria (magonista, para más señas) retomando el nombre del legendario periódico “Regeneración”.
Con el aprendido modelo de represión, a escala de un plantel, el CCH Vallejo, la directora Lucía Laura Muñoz Corona ha coordinado la acción violenta de porros con la simulación “democrática” de maestros que compraron votos con calificaciones para montar una farsa de “referendo” y tratar de expulsar a Radio Regeneración del plantel. Además, al estilo del FPR en Oaxaca contra el ala libertaria de la APPO, los criminaliza, les promete que irán a la cárcel, los acusa de delitos que existen en la cabeza de la directora de marras.
Los comunicadores de Regeneración Radio explican así el tremendo cochupo con el que intentan sus detractores legitimar la agresión a su proyecto: “El 23 de mayo las autoridades del CCH Vallejo publicaron en diarios de circulación nacional el llamado a un ‘referéndum’ con el supuesto objetivo de que la comunidad de este plantel manifestara su opinión con respecto a lo que ellos llaman ‘ambulantaje y ruido provocado por porros que se hacen llamar activistas’. El resultado de este referéndum fue publicado el jueves 24 con un resultado de 52 % de los votos por que nos desalojen. Estos resultados son tomados de una población estudiantil de 3,751 alumnos que votaron y la población total del CCH Vallejo es de 11,295 alumnos (según datos de las autoridades). Lo más grave de estos resultados es que dan por sentado que esto representa el aval de la comunidad y que, por lo tanto, el siguiente paso es ejecutar el desalojo.  ”
Regeneración Radio manifiesta que “las autoridades han decidido acabar con la cabina de radio. El único medio para que lo consigan es la fuerza y  no damos por descartado que la destrucción de la cabina de radio se realice durante las próximas semanas o días. La cabina de radio fue construida de forma autogestiva por el colectivo y tanto la cabina física como lo que contiene (computadoras, micrófonos, consolas, bocinas, equipo de grabación y edición de audio, etc.) se generaron con el ingreso económico de la venta de dulces que mantenemos en la explanada del CCH Vallejo (a esto llaman ‘el problema del ambulantaje’).”
Asimismo, denuncian y lamentan “profundamente, el hecho de la corrupción que un grupo de académicos perpetró al otorgar calificaciones y puntos extra para los alumnos que votaran en nuestra contra y a otros se les condicionó el examen final. Afortunadamente, existen alumn@s honest@s dispuestos a denunciar estas prácticas corruptas, aunque su identidad será protegida hasta que se garanticen sus derechos y que ninguna represalia será ejercida en su contra. Estas denuncias se presentarán con pruebas contundentes en el momento indicado y ante una instancia neutral de la UNAM y de la sociedad civil. También hemos recibido denuncias de los trabajadores las cuales indican que también fueron obligados a participar en este referéndum, amenazándolos y poniendo en riesgo su trabajo.
Los agredidos denuncian en un comunicado “el proceso antidemocrático con el que se realizó dicho referéndum, en el que no participan las dos partes en conflicto y sólo las autoridades son las que convocan, llevan a cabo el referéndum y cuentan los votos. Tampoco existió una instancia neutra de la comunidad o de la sociedad civil que corroborara el procedimiento. Entre las muchas irregularidades que existen, destacamos que no existió un padrón de los estudiantes en cada casilla, el cual garantizara que no se podía votar más de una vez. No se asignó una casilla específica a cada alumno para regular el voto. El voto no fue secreto, ya que estaban presentes frente a los alumnos los profesores, que los habían citado para dar las calificaciones finales, en el preciso momento de plasmar su voto. Además de la compra y venta de calificaciones al más puro estilo de acarreo priista. ” Si Fidel Velázquez viviera… Bueno ahí está la Gordillo.
Igualmente recurrieron a la cooptación de los grupos organizados del CCH Vallejo, aislando a Regeneración: “no contamos con ningún tipo de solidaridad de los colectivos KOBVA, CML o CEU y la razón es que los dos primeros colectivos, negociaron con la autoridad hace una semana y pactaron no seguir en la lucha digna y mucho menos en la solidaridad. Por otra parte, agradecemos a la comunidad estudiantil que nos apoya y a las organizaciones, colectivos e individuos que no nos han dejado solos en esta lucha. ”
Los comunicadores sitúan la represión en el contexto: “Vemos que la escalada contra los movimientos sociales a nivel nacional, perpetrada por los tres partidos en el poder, está siendo ejecutada con la más dura represión ejercida, por las fuerzas militares y policiacas. Esta represión se va localizando día con día en diferentes comunidades y ahora se manifiesta en nuestra contra. Ahora somos los indígenas, obreros, estudiantes y pueblo organizado quienes más resentimos la brutalidad del capitalismo, defendida por el gobierno en turno. No podemos olvidar la brutalidad con la que se enfrentan nuestros hermanos zapatistas en la defensa de su territorio, la digna lucha de Atenco por la libertad y justicia, o la embestida que sufre el pueblo de Tepito para entregar su tierra al gran capital.”
Y a propósito de Tepito, donde el pueblo organizado se apresta a resistir pacíficamente la represión de la policía de Ebrard, los comunicadores de Regeneración Radio manifiestan:
1.- “Defenderemos esta radio comunitaria por todos los medios posibles a nuestro alcance. Ya que la cabina de radio representa nuestra autonomía y centro de organización, al servicio de la comunidad estudiantil y del pueblo de México en resistencia.   ”
2.- “Llevaremos hasta las últimas consecuencias las denuncias en contra de los académicos que han corrompido la academia y la han vuelto objeto de compraventa.  ”
3.- “Hacemos responsables a las autoridades universitarias de las represalias en contra del colectivo Regeneración Radio y de los estudiantes solidarios.  ”
Han aparecido algunos pronunciamientos solidarios, como el citado de Gloria Muñoz: “Defender este espacio es defender la libre expresión, la autonomía y la autogestión.”
Una manera de apoyar este proyecto de resistencia contra el imperio (y emporio) de Televisa y TV Azteca (tan ardorosamente defendido por la directora del CCH Vallejo, como por los diputados de todos los partidos que aprobaron su Ley Televisa) es consultar su página, como sugieren los compas de otra radio libre y también libertarias, la Rabiosa Radio: “Regeneración Radio es una radio del pueblo que lleva una gran lucha, proyecta, difunde las luchas y denuncias, en estos momentos es necesario corresponder a su compromiso y solidaridad.”
Puede visitar la página: http://www.regeneracionradio.org/
También la Rabiosa Radio recibe comunicaciones y mensajes si usted quiere apoyar a Regeneración Radio en larabiosaradio.org
El otro espacio mencionado es la Ke Huelga: http://www.kehuelga.org/
El espectro de 2010 asusta a los carranclanes que duermen en Los Pinos, sueñan que vienen los villistas, los zapatistas, lo magonistas, a jalarles las patas… En el fondo de su pesadilla, lo reprimido regresa, los tataranietos del Ahuizote vienen a azotar con el látigo de su palabra al tirano, el rebelde Flores Magón, que ellos encarcelaron y asesinaron, regresa, ahora con radio y con internet, a la cita con la pesadilla de los carranclanes: 2010.

Tres décadas de marginación

Por Érika Ramírez

Voltairenet.org – 30 de mayo.- Los programas federales de combate a la pobreza no han sido efectivos por lo que parecen “métodos de exclusión y exterminio”, aseguran investigadores y académicos en un balance que hacen de las políticas aplicadas en las tres últimas décadas. Desde la década de 1970 las políticas públicas que han pretendido paliar la pobreza de México han sido un rotundo fracaso.

Hoy en día, 11 municipios de cinco estados de la República se encuentran en los niveles de marginación del África subsahariana, y más de una centena de comunidades están al borde de esta situación, revela el Informe sobre Desarrollo Humano de los Pueblos Indígenas de México 2006.

Especialistas en el tema aseguran que los programas de combate a la pobreza, aplicados desde la imposición del modelo neoliberal en nuestro país, tienen todos los sesgos de la marginación, discriminación y hasta “exterminio”, porque no han tenido un impacto positivo en más de 20 millones de habitantes que padecen pobreza alimentaria.

De acuerdo con estudio elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de México (CDI), las comunidades más afectadas son predominantemente indígenas y sus “actividades” se desempeñan en el agónico campo mexicano (Contralínea 72) .

Alejandro Tuirán Gutiérrez, consultor externo del PNUD, quien participó en la realización del informe, dice que la falta de inversión en infraestructura es uno de los motivos por los que los índices de desarrollo humano (IDH) se encuentran en niveles deplorables. Como ya lo había reportado Contralínea, el estudio arroja que Coicoyán de las Flores, del estado de Oaxaca, es la demarcación más pobre del país con IDH de 0.4455.

Es seguido muy de cerca por Santiago El Pinar, de Chiapas, con un IDH de 0.4479, y por Metlatónoc, de la Montaña de Guerrero, con 0.4483. Tuirán Gutiérrez explica que estas cabeceras municipales son las más aisladas de sus respectivas capitales, tienen problemas orográficos, existe más población indígena, no se invierte, no se generan empleos y, en consecuencia, tenemos una migración enorme.

“Éstos son los más descuidados, no existen servicios públicos, no se ha hecho absolutamente nada y lo peor parece que sólo sirven para hacer campañas políticas”, dice, en referencia a la presencia del presidente Felipe Calderón Hinojosa en sus primeros días de gobierno, cuando visitó Metlatónoc. Añade que la estancia del primer mandatario fue “espectacular”, pero no se va a solucionar nada si no se invierte.

Para el consultor de Naciones Unidas no hay otra lectura: “hay dos Méxicos, el moderno que está inserto en la globalización y que mucha gente no ha querido reconocer, y el marginado, el aislado, que tiene niveles de pobreza y concentración del ingreso como África”. Tuirán Gutiérrez asevera que una de las características de la pobreza es el ser indígena, y “hay una abierta segregación hacia ellos”.

Hace referencia a la Primera Encuesta Nacional sobre Discriminación en México que llevó a cabo en 2005 la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y en donde se muestra claramente la visión que se tiene al respecto.

El análisis citado por el experto señala en su capítulo tercero -referente a la discriminación contra los indígenas- que el 43 por ciento de las personas encuestadas, de un universo de 765, opinan que “los indígenas tendrán siempre una limitación social por sus características raciales”; mientras, uno de cada tres encuestados dice que “lo único que tienen que hacer los indígenas para salir de la pobreza es no comportarse como indígenas”.

Otro de los aspectos que se observan en el estudio que llevó a cabo la Sedesol, es que el “40 por ciento de los mexicanos está dispuesto a organizarse con otras personas para solicitar que no permitan a un grupo de indígenas establecerse cerca de su comunidad”.

En voz de los propios indígenas, nueve de cada 10 opinan que en México existe discriminación por su condición, 90.3 por ciento siente que tiene menos oportunidades para conseguir trabajo, tres de cada cuatro tiene menos oportunidades para ir a la escuela y dos de cada tres tienen pocas o nulas posibilidades para mejorar sus condiciones de vida.

En el informe de la Sedesol, entonces encabezada por Josefina Vázquez Mota -ahora secretaria de Educación-, se destaca que “a pesar de los avances registrados recientemente, México sigue contando con niveles de pobreza y desigualdad mayores a los que corresponden a un país con su nivel de desarrollo.

“Una de las explicaciones de éstos fenómenos históricos, es la discriminación, entendida como la situación en la que, por prejuicios, a una persona o grupo de personas se les da un trato desfavorable, generalmente por pertenecer a una categoría social específica”, indica. El consultor de la ONU agrega que “el gobierno, en todos sus niveles, no tiene a esta población como prioridad nacional, aunque en el discurso sí lo hagan. Parece que son sólo parte del folclor y la cultura.

“Cuando se trata de la globalización, ésta se da en un solo sector de la sociedad, el más relacionado con la modernidad, ubicado en el norte del país y las tres grandes zonas metropolitanas (Monterrey, Guadalajara y el Distrito Federal). Donde está el rezago y la marginación más alta ahí va a encontrar indígenas, esto parece un exterminio”.

»»Pobreza histórica.- Verónica Villarespe Reyes, doctora en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad Complutense de Madrid e investigadora titular del Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), coincide con el consultor de Naciones Unidas y asegura que el libre mercado y la limitación del intervencionismo estatal en la política económica han acrecentado los índices de pobreza.

Villarespe Reyes, autora de los libros Pobreza, teoría e historia y La solidaridad: beneficencia y programas, pasado y presente del tratamiento de la pobreza en México, asevera que desde el agotamiento del modelo estabilizador, la polarización económica se acentuó gravemente. La especialista explica que en los primeros años de la década de 1970 la concentración de ingreso en pocas manos se había hecho evidente.

“Los términos de intercambio con el exterior se deterioraban cada vez más, se desaceleró la inversión y aumentaron las presiones inflacionarias, lo que mostró que las posibilidades de crecimiento no eran inagotables”. A la situación económica que ya se mostraba polarizada, se añade el descontento social. Las movilizaciones políticas no se hicieron esperar, “un sector grande de obreros y campesinos, desempleados unos y con muy poco salario otros, se asimilaban a las filas de los pobres.

Los marginados del proceso de desarrollo, de industrialización, hacía tiempo que no importaban más que como un vivero de mano de obra descalificada”, dice. En esta etapa, expone, “el Estado mexicano instrumentó lo primeros programas de combate a la pobreza, con la intención de ‘paliar las desigualdades sociales’ y detener la explosión política”.

Los instrumentos fueron canalizados, principalmente, al sector rural: en 1973, surge el Programa de Inversiones para el Desarrollo Rural (PIDER) y en 1977 es creada la Coordinación General de Plan Nacional de Zonas Deprimidas y Grupo Marginados (Coplamar).

»»De De la Madrid a Fox.- En 1982 con Miguel de la Madrid, al frente del Poder Ejecutivo federal, se recrudecen los niveles de marginación con el privilegio que se le da a la apertura comercial y desaparecen pequeñas y medianas industrias, en consecuencia los índices de desempleo aumentan.

La investigadora indica que durante esta época y con la liberación comercial, se elabora una estrategia de ajuste que tenía como eje fundamental la reducción del gasto público y mantener los bajos salarios para abatir la inflación; sin embargo, a finales de 1987, ésta sigue su curso.

La asunción al poder de Carlos Salinas de Gortari como presidente de México, en 1988, trajo consigo el Programa Nacional de Solidaridad, “involucraba proyectos productivos, obras de de infraestructura y obras de beneficio social, sin embargo la corrupción fue un factor coadyuvante en la pérdida de credibilidad”. De “Solidaridad”, siguió en 1977 el Programa de Educación, Salud y Alimentación (Progresa), con Ernesto Zedillo en la presidencia.

Dicho plan estaba dirigido en las tres vertientes anteriores, y fue retomado por el gobierno de Vicente Fox, quien en 2002 cambió el nombre del proyecto, no así las condiciones de vida de millones de mexicanos que sobreviven en la marginación.

Villarespe Reyes, investigadora del LIEC, agrega que con los programas instrumentados por la tecnocracia mexicana, se “ha tratado a los pobres como si estuvieran fuera de la producción, la distribución, el intercambio y el consumo, es decir, como si estuvieran aislados del sistema que los procrea”.

La experta cita a dos teóricos: Amartya Sen, premio Nobel de Economía en 1998 por sus estudios sobre la pobreza, y al jurista inglés Mattew Hale, y dice que para el primero “la mejoría de la condición humana es más que una posición humanitaria justa, es enfrentar el orden y el caos social que pudiera presentarse en las sociedades perturbadas a causa de la pobreza.

“Para Hale, la pobreza en sí misma castra las mentes de los hombres o por lo menos se hacen hombres tumultuosos e inquietos y por ello el socorrerlos es un acto de gran prudencia civil y de sabiduría política: donde hay muchos pobres, los ricos no pueden estar seguros ni continuar como tales”.

Luego de conocer los resultados del Informe sobre Desarrollo Humano de los Pueblos Indígenas de México 2006, Villarespe Reyes agrega que la pobreza en el caso de las etnias indígenas es realmente patética, porque hay quienes quieren dejar su visión del mundo pero tampoco tienen para qué la dejarla.

“¿A dónde se van a incorporar?, a una sociedad que los excluye cada vez más, este es un problema muy complejo y por más programas que se hagan de combate a la pobreza no se va a superar si no hay un cambio en la estructura económica. La mejor política social es una política económica incluyente que hoy no existe. Mientras no se vaya a dejar ese modelo neoliberal de apertura hacia el exterior y no haya un modelo de desarrollo nacional no se va a cancelar la pobreza en nuestro país”, concluye.

El imperio de Monsanto y la destrucción del maíz

Silvia Ribeiro

El monopolio más marcado de la historia del industrialismo lo tiene Monsanto con las semillas transgénicas. Según sus propios datos, esta trasnacional estadounidense controla más de 80 por ciento del rubro, porcentaje ampliamente mayor que el que detenta cualquier otra empresa en su campo, sea petrolera, química o informática.

Monsanto avanza además hacia el control de todas las semillas, no sólo transgénicas. Para ello ha comprado empresas semilleras en todo el mundo, con el fin de controlar un sector que aunque modesto en volumen de dinero -comparado con otras industrias-, es absolutamente imprescindible: es la llave de toda la cadena alimentaria. Una vez que controle la mayoría de las semillas convencionales (no transgénicas), lo único que necesitará hacer es dejar de producirlas, y a través de una política de hechos consumados -al no existir alternativas en el mercado y en contubernio con las escasas empresas que queden en el rubro- obligar a todos a sembrar sus transgénicos. A unos porque no tendrán otra opción y a otros -los campesinos que plantan sus propias semillas- a punta de contaminación, juicios y semillas suicidas “Terminator”

Según el monitoreo de la industria que hace el Grupo ETC (antes con el nombre de RAFI), a principios de la década de 1980 existían en el mundo más de 7 mil empresas semilleras que producían semillas para el mercado comercial. Ninguna llegaba a uno por ciento del mercado.

Hace algo más de una década, las empresas que producían agrotóxicos -como Monsanto, Dow, Bayer, Dupont y otras- comenzaron a comprar intensivamente a las semilleras. De esta forma promovieron la venta de semillas y agrotóxicos de la compañía en paquete. El resultado más visible de este casamiento de conveniencia fueron los transgénicos: más de dos tercios de los transgénicos plantados son cultivos resistentes a agrotóxicos.

En 1997, las 10 mayores empresas semilleras habían pasado a controlar la tercera parte del mercado mundial de venta de semillas comerciales. A 2005, las 10 más grandes tenían ya la mitad del mercado. Actualmente, las 10 mayores poseen 55 por ciento del mercado mundial, pero entre tres -Monsanto, Dupont y Syngenta- acaparan 44 por ciento. Monsanto -que en 1996 ni siquiera aparecía entre las 10 mayores- abarca 20 por ciento del total global.

Dos de las compras más significativas de Monsanto en los años recientes -que lo convirtieron en la semillera industrial más grande del mundo- fueron la mexicana Seminis (ex Savia y Grupo Pulsar) con lo que logró la mayoría del mercado mundial de semillas de frutas y hortalizas, y la de Delta & Pine Land, la mayor empresa de semillas de algodón y dueña de la primer patente de semillas suicidas “Terminator”.

Es evidente que avanzando por medios legales e ilegales -desde la contaminación transgénica y los juicios por patentes que hace contra las víctimas hasta el soborno de funcionarios y legisladores para que le otorguen autorizaciones y hagan leyes o reglamentos a su favor- Monsanto pretende apoderarse del mercado mundial de semillas, o como mínimo, repartírselo con un par de otras trasnacionales.

En camino hacia ese objetivo, Monsanto compró hace una década la compañía Agracetus, para apoderarse de una patente monopólica sobre toda la soya transgénica del planeta. Esta patente la acaba de perder el 3 de mayo de 2007 en la Oficina Europea de Patentes, como consecuencia de un litigio que duró 13 años, iniciado por el Grupo ETC junto a una coalición de organizaciones sociales y ambientalistas, que finalmente derrotaron a Monsanto. Pero en ese periodo, Monsanto usó y abusó de este monopolio para hacer juicios y amenazar desde productores a gobiernos, creando un monopolio de facto sobre la soya, aunque ya no tenga la patente.

En este contexto, es totalmente cínico que Monsanto, uno de los mayores contaminadores del planeta y responsable junto a un par de otras transnacionales de la contaminación transgénica del maíz campesino en México, anuncie que va a hacer un fondo para “proteger el maíz nativo”.

Para ello, pretende formar con algunos de los pocos productores industriales de maíz en México, un banco de semillas nativas. La propuesta ni siquiera es original -también Syngenta, Dupont y otras productoras de transgénicos tienen proyectos similares de “conservación de la biodiversidad” en otros países- ya que proviene de Croplife International, una asociación internacional de estas empresas para defender sus intereses en la comunidad internacional.

Monsanto pretende así lavar su imagen de contaminador, acceder -y patentar cuando le convenga- razas de maíz campesino que le resultan imprescindibles para seguir desarrollando sus semillas transgénicas y por otro lado justificar la introducción de más transgénicos y la contaminación futura.

Los industriales de la Confederación Nacional de Productores Agrícolas de Maíz de México, que son quienes firmaron este acuerdo con Monsanto -quién sabe a qué precio- probablemente ya ni saben qué es el maíz nativo, porque hace tiempo son esclavos de lo que les vendan las empresas semilleras.

Los que de verdad conocen, cuidan y siguen plantando el maíz nativo -85 por ciento de los que producen maíz en México- son campesinos e indígenas. Reunidos en el III Foro Nacional en Defensa del Maíz declararon que no piensan dejar de plantar su maíz ni dejar que los dueños del dinero y los industriales se apropien de él. Les llevan 10 mil años de experiencia y más de 500 de resistencia.

La autora es investigadora del Grupo ETC

http://www.etcgroup.org

http://alainet.org/active/17793

El Violín

el violin, la peliCésar Rojo/Zapateando

“Es necesaria una cierta dosis de ternura para comenzar a andar con tanto en contra, para despertar con tanta noche encima. Es necesaria una cierta dosis de ternura para adivinar, en esta oscuridad, un pedacito de luz, para hacer del deber y la vergüenza una orden. Es necesaria una cierta dosis de ternura para quitar de en medio a tanto hijo de puta que anda por ahí. Pero a veces no basta con una cierta dosis de ternura y es necesario agregar…una cierta dosis de plomo” . EZLN, octubre, 1994
Don Plutarco Hidalgo es un anciano que le falta la mano derecha, pero eso no ha sido impedimento en su vida, además de campesino, es violinista de la música tradicional de su tierra. Tiene un hijo, Genaro, y su nieto, Lucio, músicos también.
Luego de haber estado en el pueblo más cercano para ganarse unos pesos tocando en la calle, regresan a su casa, en el monte. Falta poco para llegar cuando escuchan disparos y miran correr por la vereda a sus vecinos.
“¿Qué pasa?” “El Ejército llegó a nuestras casas, las está quemando y detuvo a varios hombres y mujeres” . Entre ellas a la mamá de Lucio. Genaro corre hacia el caserío en busca de su esposa. Agazapado a lo lejos mira cómo el ejército golpea, destruye, insulta, viola.
En la comunidad de don Plutarco mucha gente como él y su familia han planeado levantarse en armas contra el gobierno; razones les sobran; pero el ejército les ha caído de sorpresa.
Las imágenes transcurren en blanco y negro; la narración de la cámara es concisa, elocuente, metafórica, parca, a veces silenciosa y de alguna manera recuerda al modo en que la gente se expresa en las comunidades campesinas.
Los contenidos temáticos están equilibrados a lo largo del relato, no se exagera ni en uno ni en otro caso; encontramos la violencia despiadada del ejército, la organización armada del pueblo, el discurso mítico indígena, la actitud abusiva del cacique, la música, la muerte, y la esperanza, depositada en el pequeño Lucio al final de la historia.
Lo anterior corresponde a la película de Francisco Vargas Quevedo: El Violín (2006), la cual ha obtenido hasta este momento más de treinta premios internacionales. El personaje central es don Plutarco, a él lo secunda el capitán del ejército; a ambos personajes los une la música y el gusto por un instrumento, el violín: cómo se encuentran, qué se platican, qué los separa en el transcurso de sus destinos forjados por la historia, una historia hecha bajo el poder del dominio y la desigualdad social.
El Violín es una película que a través de su lenguaje, no panfletario, sino estético, nos hace recordar (pues siempre se nos olvida) y reflexionar sobre la miseria y la explotación en la que viven los pueblos, que “han sido pisoteados, -dice Francisco Vargas en una entrevista para Proceso- que viven en condiciones de miseria, de olvido y abandono; que no encuentran caminos de organización política que los puedan llevar a una transformación social, y que recurren a la guerrilla como el último camino, aunque no siempre ocurre así” (Proceso, 27, mayo, 2007, 56-59 p.).
La historia de esta película tiene la característica de ser una imagen, una palabra, una forma, un señal que podemos encontrar no sólo en las regiones indígenas y campesinas de nuestro país, sino en toda Latinoamérica, y en otras parte del mundo.
Vargas Quevedo ha dicho que en los países donde se ha proyectado El Violín la gente se ha sentido identificada porque la propuesta de este largometraje va más allá de un asunto de guerrillas, e indica que “aquel que quiera ubicar la película en un espacio y en un tiempo específicos es porque no quiere que el asunto le resulte doloroso, porque es más fácil pensar que los hechos pasaron hace 30 años a cientos de kilómetros de la gran ciudad. Pero, por desgracia, están aquí vigentes. Lo vemos en el hecho más reciente, más doloroso e impune que representa la agresión contra Doña Ernestina Ascencio en Zongolica, por no decir más” (Ibid).
Don Plutarco es el personaje que interpreta don Ángel Tavira. Ficción y realidad aquí se mezclan, ambos campesinos y músicos, y en efecto, a don Ángel le fatal la mano derecha, la perdió en un accidente a las 13 años. No es la primera vez que trabaja frente a las cámaras, con el mismo Francisco Vargas participó en el documental “Tierra Caliente…se mueren los que la mueven”, el cual trata sobre la labor de Tavira y su esfuerzo por preservar la música tradicional de su terruño, la Tierra Caliente del Estado de Guerrero. Lo chingón de la actuación de don Ángel en El Violín, es que, entre otros reconocimientos, obtuvo el premio al mejor actor en el 59º Festival de Cannes 2006, Francia, y el mismo galardón en el 34º Festival Internacional de Cine Gramado en Brasil, 2006.
Francisco Vargas cuenta que si bien don Ángel Tavira fue clave en la creación de don Plutarco, la influencia principal que tuvo fue la de su bisabuela, una señora que vivió hasta los 115 años, montaba a caballo, le contaba historias y “era una cabrona” en la región de Ixtapaluca, Estado de México. Y precisamente en esta región, en la comunidad de la Lobera, una localidad sin agua potable, drenaje ni electricidad, Vargas Quevedo filmó las principales imágenes de El Violín.
De La Lobera participó y trabajó mucha gente con el cineasta, los lugareños están contentos, pues además de que se vieron retribuidos económicamente con su labor en la filmación, la película ha tenido mucho éxito, a pesar de que en los grandes medios de comunicación no ha tenido difusión.
En un texto sobre El Violín en la página web de Radio Sabotaje, se señala que hasta ahora sólo en la “mugrosa pero suertudota” ciudad de México se ha exhibido esta película, y la autora dice:
“Pero claro, ¿a quién le convendría que en Michoacán, Veracruz, Guerrero y pongamos aquí un largo etcétera, llegara una película que muestra el avance militar sobre comunidades pobres, asesinando y violando, destruyendo campos, caminos y viviendas?”
“Más allá de especulaciones y de los miles de comentarios que se puedan hacer en torno a esta peli, los que la vimos quizá coincidamos en una cosa: es una película hermosa. Cada quién tendrá una postura política, una formación estética y una historia personal que lleva y trae para todos lados, pero sobre todo eso, El violín es un peliculón”.
Esperamos que El Violín se llegue a exhibir no sólo en todos los cines del país, sino que además también puedan verla los habitantes de las comunidades rurales – está más cabrón porque donde desagraciadamente no hay cines, pero habría que ver cómo-, pues, como dice don Ángel Tavira, “va dirigido a la gente pobre. Es un mensaje que no debe humillarse frente al a los ricos. Las revoluciones se han hecho porque la gente no aguanta más” (Ibid).

México, como un Cristo…

Javier Hernández Alpízar

presos polticos libertad
Los poderes de hecho, muchos de ellos anónimos, invisibles e innombrables, pero omnipresentes, están dejando a México como un Cristo. Lo están tundiendo a hostias, como diría un gallego, o un andaluz. Lo están decorando de cardenales y estigmas. Si hubiera una Verónica que enjugara su rostro, quedaría en el lienzo una imagen maltrecha y lamentable.
Veamos algunas de las denuncias que circulan por los medios alternativos en este México, tan cerca de Televisa y TV Azteca y tan lejos de Hugo Chávez. Como las desordenadas vestiduras que la soldadesca se juega a los dados mientras México agoniza en su cruz, leemos.
La Cámara de los Hipócritas, es decir, los diputados, gasta dinero (enriqueciendo a las televisoras) en spots publicitarios indigenistas, donde se burlan de los indígenas con la farsa de que “el México que ellos quieren” es “un México donde quepan muchos Méxicos” (¿verdad que no se olvidan del EZLN y la Otra Campaña?, incluso han inventado la guerra psicológica preventiva, aún la Otra Campaña no crece y los diputados ya se amarran el dedo, por si acaso), pero, en el penal de Texcoco, está injustamente presa la indígena mazahua (una anciana) Magdalena García Durán, sin delito, sin prueba alguna en su contra, y recién el 28 de mayo, el poder (per)judicial de la patria del grupo Atlacomulco le negó el “incidente de libertad por desvanecimiento de datos”. Nadie la identifica como autora de delito alguno. Los policías que, dicen sus secuestradores (porque ASES y pefepos eso hicieron, un levantón, secuestro de personas, sin orden judicial ni pruebas contra los “detenidos”), Magdalena García habría, “equiparadamente”, secuestrado no señalan a ninguna mujer. La tienen presa nomás para que se sepa que ellos mandan. Las demás presas y los presos están en condiciones semejantes, porque les da la gana a quienes malgobiernan el país. Y ya empiezan anunciar el aeropuerto… quieren despojar de sus tierras a atenqueses y texcocanos.
En el CCH Vallejo, una nefasta directora, llamada Lucía Laura Muñoz Corona, ha unido a porros y a maestros venales y corruptores que vendieron calificaciones por votos, y organizó un falso “referendo” para intentar justificar el desmantelamiento y desalojo de Radio Regeneración (antes Radio Pacheco).
Radio Regeneración es un proyecto de comunicación alternativa que da voz a los de abajo (a la Otra Campaña, la APPO, los estudiantes, los presos y perseguidos), pero en la UNAM de De la Fuente, convertida en feudo de priistas, perredistas y hasta yunquistas, lo único que parece no caber es la libertad. Mientras las televisoras de la oligarquía mexicana se desgarran las vestiduras porque Hugo Chávez le devolvió al pueblo venezolano lo suyo, reduciendo al cable a una empresa golpista y azuzadora de violencia (algo así como la TV Azteca caraqueña), en la “Ciudad de la Esperanza”, una burócrata del CCH Vallejo criminaliza y agrede a un proyecto de comunicación libre, autogestivo, el cual puede consultar en http://www.regeneracionradio.org
En Oaxaca, otra de las profundas heridas de este país, donde la intervención de la PFP fue guerra contra el pueblo, guerra sucia, digna de Díaz Ordaz, ahora en la figura de Ulises Ruiz, comienza otra agresión. Es la división ocasionada por los perredistas y los estalinistas del Frente Popular Revolucionario (FPR). Un preso político, David Venegas, el Alebrije, integrante de Voces Oaxaqueñas Construyendo Autonomía y Libertad (VOCAL), rompió el silencio para denunciar la labor de delación, incriminación y sabotaje al interior de la APPO que juegan los líderes de FPR, a quienes el ala libertaria les ganó la discusión y evitó que convirtieran a la APPO carne de cañón electoral del PRD (a quienes se fueron a arrastrar por un hueso, el PRD los ninguneó, claro, no llevaban el capital político de la APPO).
David Venegas es preso de conciencia. Sus secuestradores le están fabricando delitos, le sembraron drogas, pero lo grave es que parte de la labor de incriminarlo y sabotear las acciones por su liberación, anunciando en falso su “liberación”, justo antes de una movilización, por ejemplo, proviene de conspicuos efeperristas (de FPR, con efe) y gente cercana a ellos, como Guadalupe García Leiva.
En Chiapas, la Liga Mexicana para la Defensa de los Derechos Humanos (LIMMEDH) denuncia que soldados secuestraron, torturaron y amenazaron de muerte a un joven indígena en Altamirano. La tortura e interrogatorio giró alrededor de que Roberto Encino, de 18 años, tenía qué confesar que estaba en posesión de una granada y la iba a vender. El joven no la tenía y al final lo soltaron, no sin amenazarlo de que no vaya a decir nada de lo que le pasó. El detenido pertenece a la organización Movimiento de Resistencia Popular del Sureste, integrante del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo, la competencia de la Otra Campaña, impulsada organizaciones socialistas que no quieren mucho al EZLN.
También en Chiapas, dictaron sentencia de 28 años de cárcel para indígenas inocentes, según ha denunciado La Otra Jovel. Se trata de cuatro indígenas tzotziles: Enrique Hernández Hernández, Zacario Hernández Hernández, Pascual Heredia Hernández y Mariano Heredia Gómez. Son catequistas católicos y fueron detenidos en Chamula por caciques priistas. Ahora se ven condenados por homicidios que no cometieron. Son, en realidad, presos de conciencia.
En Jalisco, para imponer una presa en Arcediano, hacen uso de la intimidación en contra de los opositores, integrados al Movimiento Mexicano de Afectados por las Presas y en Defensa de los Ríos. Ejemplo de ello es la detención, violando los amparos que presentó a sus captores, del ejidatario Jaime Gutiérrez, de la Barranca de Huentitán- Oblatos, afectado por el proyecto y opositor a la presa.
Así como pende la amenaza de expropiación sobre Atenco, con el resucitado proyecto de aeropuerto; sobre los jalicienses afectados por la presa de Arcediano, y sobre La Parota (donde el PRD juega a dos manos: su gobernador en Guerrero apoya la presa y la represión, y sus legisladores, para consumo electorero, juegan a ser opositores), en el sitio histórico Mineral de Dolores, Chihuahua, una empresa canadiense-estadounidense pretende extraer oro y plata mediante lixiviación de grandes cantidades de tierra usando cianuros, al modo de la Minera San Xavier, en San Luis Potosí. Hay varios parecidos, no sólo la contaminación del agua y la tierra, sino la destrucción de un sitio histórico.
En Guerrero, la Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Víctimas de Violaciones a los Derechos Humanos en México (AFADEM) reporta desaparecido a Baltasar López Pita, secuestrado por individuos que portaban vestimentas de la AFI. En el Estado de México, otro desaparecido es Aldo Zamora, cuyo caso es difundido Greenpeace, pues el desaparecido es un defensor del bosque contra la tala ilegal. También en esa tierra-feudo del grupo Atlacomulco, el Centro de Estudios Crítico Sociales Nuestra América denuncia que el profesor Edmundo Nava Mota, director escolar e integrante de una organización de movimiento urbano popular, la UPREZ, murió asesinado, bajo la apariencia de “delincuencia común”.
En la Ciudad de México, habitantes del barrio bravo y digno de Tepito se aprestan a enfrentar otro desalojo violento del salinista- perredista gobierno de Marcelo Ebrard. Según el Foro Abierto Tepito Unido, se reunirán comerciantes semifijos y resistirán al desalojo policiaco.
Allá arriba, unidad. Ante el vacío de poder por la ilegitimidad de Calderón y su precariedad política sostenida en prótesis militaristas, la Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO), sí, la que apoyó a Ulises Ruiz y pidió la represión de la APPO con el consenso de los gobernadores de los tres partidos, PRI, PAN y PRD, apoya a Calderón en la militarización del país, bajo pretexto de combate a narco.
Y el panorama es incompleto, muchas más llagas ni siquiera alcanzan lugar en las denuncias y en los medios otros. Las denuncias tienen dos lecturas, la agresión del poder al pueblo, despojo, racismo, represión, y también la resistencia
En tanto, la miss japonesa y la telenovela ocupan las pantallas comerciales. Hugo Chávez tiene razón, esas televisoras no sólo no sirven, además dañan a los pueblos.

USA no necesita invadirnos militarmente, tiene la TV

Irak está cambiando la historia bélica mundial
Una guerra popular es invencible según Clausewitz
Hannah Arendt es ideóloga de algo que desconoce
Confederación de las 13 colonias imitó a los iroqueses
El día de acción de gracias deriva de un ritual indio
La elite, por naturaleza, traiciona al pueblo

Javier Hernández Alpízar, parte III y última.– En la segunda parte de la entrevista con Enrique Dussel, tocó el tema de lo estratégico del petróleo como bien escaso, y la importancia de que algunos países guarden reservas, como Venezuela, las cuales serán tan valiosas que tendrán que defenderse militarmente. Aquí surgió el tema militar, muy ligado a la política, y de ello habló el entrevistado. En esta última entrega, los temas son lo militar, la historia de los Estados Unidos y lo colonizados y eurocéntricos que son los filósofos en nuestros países. Así habló de la guerra:
– El militar es un tema que voy a trabajar en mi “Política”. La única guerra ética y normativa es la defensiva. No hay otra. Toda guerra ofensiva es siempre perversa. Entonces ya no es asunto de la “guerra justa”, sino que la guerra es justa solamente cuando es defensiva. También hay armas defensivas. Y estrategias defensivas. Un ejército tiene aviones, ¿a quién va a atacar? El avión, intrínsecamente, es perverso. En cambio, un misil tierra–aire es un arma, pero no puede ser usada para atacar, sino para defenderse. Nuestros ejércitos van a tener que cambiar completamente. Releer a los clásicos estratégicos chinos, Sun Tzu. Y hacer todo un pensamiento militar de guerra defensiva. Ahí sí, aunque sea un imperio, no nos puede dominar.
La guerra de Irak cambia la historia mundial de las guerras. Los generales iraquíes vencieron al Pentágono, lo vencieron. Éstos tomaron el país en dos semanas, y los otros dijeron: ¿ah sí? Ahora recién empieza la guerra defensiva de un pueblo que los va a mandar para fuera. Es una gran esperanza de la humanidad. Lo he discutido mucho con mis colegas jóvenes norteamericanos, medio pacifistas, que dicen: Los iraquíes están suicidándose. Yo les digo: Están defendiendo a la humanidad. Le rompieron los dientes al tigre y nos han defendido a nosotros. Esos son grandes temas políticos, un ejército defensivo es mucho más barato.
He estado leyendo a Clausewitz, un tipo tenido como un guerrero del imperio. Tiene una primera parte de estrategia y del encuentro en la batalla, pero tiene una segunda parte que se llama La Defensa. Él dice: ‘la guerra perfecta’, en el sentido hegeliano, porque lo escribió en 1831, y era muy hegeliano. La guerra perfecta es defensiva. Hace un tratado de la defensa. En el fondo, dice Clausewitz, “todo lo que escribí en la primera parte no vale”. Es interesantísimo. Dice: En España, el pueblo español venció a Napoleón, y el pueblo ruso venció a Napoleón antes de Waterloo.
Y dice: Una guerra que se hace popular es invencible. Es una estrategia. Hay que decir a todos los ejércitos latinoamericanos: Señores, pónganse a crear la estrategia defensiva de un pueblo. Está junto a la política. En vez de estar gastando en armas, comprando armas ofensivas, que ofenden al pueblo, porque ¿dónde van a usar las armas, si no es contra el pueblo? Tengo que usar armas defensivas, pero las va a usar es el pueblo. Entonces el ejército se transforma, y subtenientes y sargentos, pero de un pueblo, que no es necesario que tenga las armas en acto, basta que las tenga puestas en un lugar del barrio. De manera que, si es atacado un país, le pasa lo de Irak, que no es atacable. Eso da vuelta a la política y pone el poder en el pueblo.
Son temas interesantes, nuevos, que surgen de la filosofía. Porque los grandes tratados de estrategia, entre los chinos por ejemplo, fueron confucianos. Yo creía que Confucio y Su Tzu estaban en oposición. Uno era el cinismo de la guerra y el otro, la ética universal de Confucio, pero me he dado cuenta de que los grandes tratados chinos de la guerra son confucianos. Porque se proponen la paz y la justicia. Y al débil le dan razones y estrategias para que venza al fuerte. También dice que cuando el fuerte es fuerte, vence rápido al débil, eso es lo lógico, en la corrupción de la política. Pero lo interesante es que muestra cómo el débil puede vencer siempre al fuerte y esto es siempre defensivo.
– Pero nuestras elites prefieren que nos invadan los marines y no que el pueblo esté en armas, comentamos.
– Sí, la elite ha hecho el pacto de dominación y esto es toda la historia colonial. La historia colonial es una historia escindida. Es algo que cada vez voy descubriendo más, pero es un tema infinito. El ser colonial está escindido, porque su elite responde al imperio. Y la elite siempre está contra el pueblo, en la colonia, hasta que lo hace más independiente.
La emancipación supone que el pueblo toma el poder, liquida a la elite. La elite, por naturaleza, traiciona al pueblo, imita al imperio. Toda su actitud es de imitación al imperio. Su cultura, su ejército, todo, su filosofía eurocéntrica, porque su poder consiste en diferenciarse de la cultura del pueblo. Ahora si fuera el pueblo expresado, el pueblo tiene el poder y lo mismo su expresión.
Vamos a la segunda emancipación, si lo logramos. Porque en 1810 inició el proceso y no ha terminado. Ahora que vamos a festejar, en 2010, vamos a ver que recién estamos pensando en la segunda emancipación, la importante, porque la primera fue pobre. Nuestros grandes héroes hicieron lo que pudieron, pero eso quedó embarrado, porque a Hidalgo lo que hicieron fue matarlo, y subió Iturbide, que era lo mismo. Y es lo que tenemos en el poder.
La emancipación es que el pueblo tome el poder. Cuando lo toma, la elite no existe más, porque ahora es el pueblo quien puso a su representante. Es la lucha actual.
El ser colonial es dual, donde la elite está contra el pueblo. En cambio, la emancipación supone la unidad y es lo que hay que hacer entender. Pero las artimañas del poder son inmensas, porque usa todo el poder del imperio, también el cultural. Ahora no necesitan invadirnos militarmente, una buena televisión es suficiente. Esa fue la guerra de Chávez. Chávez logró dominar la televisión y ‘su Pemex’, y con esas dos patitas, ya el hombre empezó a poder hacer algo. Ya no dejó que la televisión hiciera lo que quería, y logró que el pueblo pudiera recuperar el poder sobre el petróleo. Ya el hombre empezó a poder trabajar de otra manera, por eso es tan odiado por los que tienen los medios del poder.
– Dar conferencias, aunque no lleguen a grandes masas, supone que se puede construir a futuro, por ejemplo el trabajo con grupos de base.
– Pero si esos grupos después pueden poner una televisión, ahí podemos empezar a dar competencia. Por eso no quieren que haya otras televisiones, o si habrá otras, serán de los mismos. Si el Distrito Federal o los estados logran televisiones propias, la cosa sería distinta, porque esos grupos podrían expresarse. La gente podría empezar a escuchar distintas voces. Esa guerra es muy dura, y es central, y no la quieren dar, ni la radio siquiera, es notable. ¿Por qué?
Hay que ser inteligente, saber dónde están las cosas importantes y dar la lucha, en cuestiones que podrían no parecer tan centrales. Si en una de esas televisiones realmente libres hubiera, un miércoles de 8 a 10, un debate de dos o tres teóricos, con público, en directo y abierto, crearía un gran interés en la discusión política pero en serio, no chistes como los que hay. Eso se teme, claro, eso rompería todo.
He estado en la televisión de Caracas. Ahí hay un cómico tremendo, que agarra a todas esas televisiones, digamos, lo que pasaría si tomaran a López-Dóriga, y lo imita. Dice lo que el otro dice, y luego lo empieza a desarmar por completo, y usted ve el cinismo, totalmente. Pero el hombre es cómico, y uno cuando lo escucha (al imitado) se acuerda de los chistes y tiene la manera de desarmarlo. Una televisión fuerte, competitiva, podría hacer añicos a muchas. Pero ni siquiera eso se permiten.
Le recordamos al entrevistado la experiencia del pueblo oaxaqueño, especialmente las mujeres, que tomaron la televisión oficial y transmitieron libremente, por primera vez en la historia de este país, y comenta:
– Si hemos ganado Óscares, quiere decir que hay capacidad. El pueblo la tiene en gran medida. Si se le diese alguna libertad, tiene una creatividad fenomenal. Habría que hacerlo.
El pensador, el filósofo, tiene que estar dando la filosofía de la comunicación, la filosofía política. Lo estamos haciendo, aunque todavía no bien, porque la filosofía política es comentario de los autores europeos.
Hannah Arendt, por ejemplo, compara la revolución francesa con la norteamericana y hace la apología de la revolución norteamericana. Yo agarro la revolución norteamericana y la hago pedazos.
La pobre Hannah Arendt es la ideóloga de algo que desconocía. Por eso cuenta con tanto aprecio en los medios filosóficos. Yo le voy a hacer una crítica muy fuerte. Me agradan muchas cosas de ella, pero la de Arendt era una ignorancia casi necesaria, porque nadie le podría haber informado de otras cosas. Decir que en Estados Unidos se logró constituir la libertad porque no había pobreza, cuando había 800 mil esclavos, en una población de menos de 800 mil blancos, es un desastre. No vio que había negros y no vio que había como 2 millones de indígenas, a quienes los estaban matando como bestias, y eran mucho más numerosos que todos los blancos sumados, en la época de la emancipación. Entonces me digo, ¿cómo veía Hannah Arendt las cosas? Invisibilidad del otro, ahí se le viene abajo todo.
Cuando uno lee cómo fue el avance, porque aquellos indígenas no eran tan “pobrecitos”. Los iroqueses eran gente muy bien organizada y con buen nivel, a tal punto que la Confederación Norteamericana nace como imitación de la Confederación Iroquesa de los cinco pueblos. En la “Política” que estoy escribiendo, lo explico bien eso. Franklin dice: Si estos salvajes… a los que apreciaba, y a los que él empezó a editar en Filadelfia, muchos tratados con los indígenas, libritos. Dice: Si esta gente ha logrado durante siglos este tipo de unidad entre el pueblo, cómo nosotros, las trece colonias, no vamos a lograr esa unidad. En el gran Congreso de Albany, tres años antes de la emancipación, Franklin impone a casi todos los delegados la unión, pero la unión es imitada de los iroqueses. El Congreso va a tener 50 miembros, el de los iroqueses tenía 48, y la representación era dispareja, algunas colonias tenían más y otras menos, como los iroqueses también. Era una imitación de los iroqueses. No tiene nada que ver con ningún sistema francés ni europeo. Lo más genial de la política norteamericana, se lo deben a los indios.
El día de la acción de gracias, porque los indígenas dieron de comer a los pilgrims. Mejor que ni lo digan, porque ¿qué hicieron?, mataron a los indígenas. Así que mejor no digan nada. Eso no fue, es simplemente la fiesta de la cosecha y el agradecimiento a los dioses de los indios. La más grande fecha norteamericana es una fecha india. No es cristiana. Ni anglosajona ni protestante, como diría Huntington. Es indígena. Por eso comen guajolote, camote y todos esos alimentos indios. Es un ritual en el que no se puede comer nada que venga de Europa, qué casualidad. Era un ritual indio. El norteamericano le debe muchísimo al indio. Y después los “limpiaron” (exterminaron) de una manera atroz.
Franklin se da cuenta, y hace un pacto.  Después entraron los hombres de la frontera y los asesinan, los emborrachan. Los tipos más honestos están en contra de ese proceso, pero no lo para nadie. Los dejaron arrinconados en cinco lugares perdidos. Entre nosotros fue distinto, porque (los indígenas) eran agricultores y estaban organizados. Los españoles tomaron la cabeza, quedó toda la organización a disposición. Como eran agricultores, los hicieron trabajar, la encomienda, la hacienda. Y quedó una inmensa cultura mestiza. En cambio, a un indígena de aquéllos no lo iban a hacer trabajar. No estaban acostumbrados a hacerlo así, además no estaban dispuestos. Así que los mataban o los expulsaban, pero no podían dominarlos. Por eso los desaparecieron. El error de Hannah Arendt. Toda la filosofía política está armada con categorías que no pueden explicar nuestra realidad. Es un trabajo que hay que hacer, a fondo, empezar de nuevo.
Uno lo dice rápido y los colegas lo miran a uno como diciendo “y éste de dónde viene”, y “qué tonteras está diciendo”. Pero no lo digo para mis colegas, lo digo para el pueblo. Y para los que saben fuera. Porque vamos a Londres y hablamos con los grandes y ahí sí ya te respetan. Porque se dan cuenta que estás diciendo verdades y ellos están advirtiendo y están empezando a mirar. Badiou y Agamben y los europeos se han cansado de Europa y dicen: “en América Latina está surgiendo algo interesante”. Les interesa venir a ver qué está pasando. Los de aquí todavía están repitiendo lo que otros dicen, mientras que aquéllos están cansados de lo propio y nos están preguntando qué pasa. Cuando lo sabemos formular, pasamos a primera línea. En septiembre, voy a tener una reunión en Londres. Voy a repetir estas cosas, pero les voy a poner ejemplos, y puedo hacer pedazos al que tenga enfrente, sea el que sea, porque está fuera de la realidad mundial. Están en la problemática europeo-norteamericana, muy distinta, pero no pueden explicar lo que pasa en Africa, en Asia, en América Latina, y ni siquiera en Europa Oriental, que se les fue de la mano, ¿qué está pasando en Rusia? Los rusos están en una situación de replantear todo, pero necesitan una filosofía política para hacerlo.
–En el periodismo pasa lo mismo, murió Kapuscinski y todos dicen que lo admiran, pero no harían lo que él, en lugar de ir a Africa quieren ir a París.
– Yo les diría: Miren, tienen que agarrar una mochila e irse a Guatemala, no a Miami. En Guatemala van a encontrar cosas muy parecidas a lo nuestro y si van más al sur… Lo que hizo el Che Guevara. El Che Guevara tuvo la intuición e hizo en motocicleta un camino por América Latina. Ir sus propias raíces.
Así finalizó la entrevista, con una invitación a los periodistas a irse de mochileros a Guatemala.

Esto cambia o será un suicidio de la humanidad

Lo que las bacterias hicieron en 2500 años, lo estamos destruyendo aceleradamente
La Tierra se termina, es un problema límite e irreversible
Mandar obedeciendo, el poder obedencial
Las instituciones se transforman en dominación, pero no son eso
De Nicaragua al sur, adelanto inmenso, México atorado

Javier Hernández Alpízar, parte II.– La conversación con Enrique Dussel, cuya primera parte entregamos ayer, a propósito de la aparición de su libro “20 tesis de política”, siglo XXI, tenía que llevarnos al asunto del poder, y la democracia entendida en el sentido no corrupto de la palabra, la soberanía popular.
– Lo que falta es el control del poder por la gente, sugerimos.
– Lo que Evo Morales llama, y también aquí el Sub, los que mandan “mandan obedeciendo”, el “poder obedencial”. Para mí ésa es una categoría filosófica central, “el poder obedencial”. Nunca en la historia de la filosofía ha habido una categoría filosófica de ese tipo. Bueno, la construimos y la proponemos, ya bien armada. Eso habría que discutirlo con el Sub, porque él dice: Los que mandan, “mandan obedeciendo”, entonces no están dominando, están obedeciendo. Eso es la política en serio, pero a veces hay un decir “la política está podrida, hagamos otra cosa”. Pero no, hay que decir: “vamos a reanimar a la política”, si no, cómo vamos a hacer. Ahí hay un debate y un problema grave, porque es la división entre los que dicen: “la política está podrida y a largo plazo vamos a recuperarla”, y el otro que dice: “pues creo que de todas maneras habría que hacer algo por la situación presente”. Aunque sepamos que no es lo perfecto, hagamos algo. Ahí hay una tensión, y en eso va el destino de México en los próximos años, ya hemos perdido mucho tiempo y ahora vamos a perder más.
– ¿No ha habido diálogo entre ambas posturas?, preguntamos a Dussel, quien está implícitamente hablando de La Otra Campaña y del movimiento en pro de AMLO.
– No, como no se han clarificado teóricamente las dos, no puede haber diálogo. Porque cada uno más bien está visceralmente apoyando una posición, y no entra en una discusión más profunda. John Holloway, en una línea más anarquista, diría yo, propone ya un librito, “Cambiar el mundo sin tomar el poder”. Podría haber sido el punto de partida de la discusión, pero después ya no se discutió nada. Entonces ya se hace más difícil.
Que para mí, el tema es la discusión de las instituciones. No se sabe lo que es “institución”. La institución es siempre ambigua, ninguna institución es perfecta. Por tanto, se le pide a la institución perfección, y si no tiene perfección, no sirve para nada y se la destruye. Se piensa que las instituciones son instrumentos de dominación, y si es eso, entonces la política se terminó. Las instituciones son ambiguas y se pueden transformar, y casi inevitablemente se transforman en instrumento de dominación, pero no son eso. Y pueden no ser eso. Hay que luchar para redefinirlas y usarlas de otra manera. Para eso el pueblo tiene que ser el fiscalizador y él tiene que tener claridad. Cuando hay un pueblo confundido, no se puede.
Ahí viene la función, realmente importante, de la filosofía y también de las ciencias políticas, en este caso concreto. Pero las ciencias políticas dependen en ciertas cuestiones fundamentales de la filosofía. Si no, parten de supuestos que no han podido pensar, porque no es lo propio de su método. El método del filósofo sí puede ponerlos en cuestión, hasta un punto muy radical, donde empieza la construcción. Creo que ésa es la utilidad importantísima en este momento.
Mencionamos los principios éticos libertarios, anarquistas, y Dussel interrumpe la frase para hacer una crítica del anarquismo:
– Son los principios éticos puros, pero son subsumidos en situaciones complejas y a ese nivel ya no tienen categorías para entender cómo se van construyendo las propuestas concretas, que no dejan de ser éticas y normativas, pero son más complejas. Ahí creen que todo es dominación y ya está todo perdido. Y no, hay que saber luchar en la ambigüedad y en la complejidad. Ahí ya no tienen teoría, los principios son abstractos, pero no saben cómo son subsumidos en las situaciones. En el segundo tomo que voy a publicar de la “Ética”, me ocupa 200 páginas. Cómo se hace esa subsunción y, si uno lo entiende se da cuenta que, primero, nada es perfecto, por lo tanto, habrá siempre un gran porcentaje de incertidumbre. No hay nada cierto. Porque no tenemos una inteligencia absoluta. Si es así, cuáles son los métodos para caminar en esa incertidumbre, con una pretensión de normatividad. La palabra “pretensión” se hace muy importante, porque inevitablemente me voy a equivocar, de una manera o de otra, pero el asunto son los criterios continuos de corrección. Más que  a hacer un acto perfecto, que es imposible, sí puedo estar en un espíritu de continua corrección, y cómo el pueblo interviene en ese proceso de corrección continua. Ahí está la democracia, pero todo eso no se define nada. Confían en su don carismático y cuando cometen errores no se sabe cómo corregir, no hay manera. Los otros, en cambio, dudan completamente de todo, en una pureza ética. No hay después posibilidad de hacer política. Están en posiciones irreconciliables. Ahí viene la complejidad y la teoría. Estoy metido en eso.
– A Marx siempre lo han leído sólo como autoritario, no se ha hecho una lectura del Marx libertario…
– Marx trabajó mucho economía, trabajó mucho menos la política. Hizo grandes, geniales, análisis políticos, “El 18 Brumario” y demás, pero no hizo una teoría política. Hay que hacerla, no se ha hecho nunca. Es lo que pretendo. Tengo que hacerla. Lo que Marx debió hacer. Pero, al no hacerla, priva un cierto economicismo, que simplifica también las cosas. Por una parte el economicismo y por otra el anarquismo, que Marx combatió, pero no se sabe lo contrario. Lo contrario fue el socialismo real, que no tiene nada que ver con Marx. Fue lo que exigía la situación soviética y ahí se construyó una teoría implícita, que no fue explícita. Si fuera explícita, sería contradictoria. Porque la “dictadura del proletariado” era una dominación completa. Si hubieran hecho una teoría, sería impresentable. No la hicieron tampoco. Esperaron siempre superar esa situación para… para nunca, se les vino abajo. Y no arreglaron nada, ahora estamos en una situación inédita, mucho más interesante. Habría que tomarla como una interpelación a la creación teórica y práctica. Y estamos en eso. Lo bonito es que en América Latina, mientras el imperio nos deje, y no vaya a ser que nos va a tener que dejar, se va a dar una situación muy buena en los próximos años. Lástima que México, como que salió de ese carril y ahí quedó, como en una vía atrancada, en manos del imperio. Mientras que todos los países, desde Nicaragua para abajo, están una gran experiencia, novedosa. Y cometiendo errores, y todo, pero ya en otra postura. El otro día disolvimos el grupo de jueces que iba a calificar la represión de los sesenta y setenta. En cambio, en Argentina el presidente exige que se aceleren los procesos de juicio. Qué distinto, nosotros no vamos a tener memoria, y los otros no están con memoria, sino que ahora están metiendo presos a los culpables, un adelanto histórico inmenso. Claro, sufrieron quizás más. Y están más lejos del norte. Y otras cuestiones que lo han permitido. Pero en América del Sur se vive una situación muy interesante, y nosotros estamos atascados. Bueno, creo que no va a dar para mucho más. Pero tampoco es con pura esperanza que pasan las cosas, hay que expresarlo de alguna manera.
Le planteamos al autor de “20 tesis de política” que uno de los límites que está tocando el capital es la depredación de la naturaleza, a lo que comenta:
– Es exactamente unido todo, porque hay los grupos Provida, que hablan de la vida de un feto, que hay que discutir, pero se olvidan del problema ecológico y de la gente viva, los pobres. Tienen la vida reducida al 1% de problema, y no ven lo otro. Es una cosa tremenda, pero es unitario. El golpe a la vida es muerte de la naturaleza y de la humanidad.
Y eso sí, Marx lo había anticipado. Dice: destruyen los medios de producción, la tierra, y destruyen al obrero, que es la humanidad. Destruyen todo. Ahora sí estamos viendo los límites absolutos. Esto ni Marx lo había previsto, que iba a ser tan violento. La muerte de la naturaleza viene junto a la humanidad. Se están muriendo las especies y están muriendo seres humanos. Habrá que cambiar. No es un problema de economicismo, sino de vida o muerte. Esto cambia o será un suicidio de la humanidad. Cuando dije eso hace años, en mi “Ética”, un profesor muy inteligente, de Brasil, dijo: “Eres catastrófico” y qué sé yo. Pero me parece que vamos para allá. Es parte del argumento. Lo ecológico es momento central de la política, porque el político es responsable, primero, de la vida y, luego, de la vida humana, y de la vida de aquellos que están más a la intemperie, vulnerables, los pobres. Da la casualidad que alguien dice por ahí: “Primero los pobres”, eso es bastante antiguo. Hace dos mil años que lo dijo el fundador del cristianismo. Así que miren, qué cosa, estos cristianos de derecha defendiendo a los fetos. Y el otro, que no se aparece como cristiano de ningún tipo, defendiendo a los adultos muertos de hambre, que es más grave, porque son más y son los que no pueden vivir tampoco. La vida es algo que se puede interpretar distintamente.
Miren qué notable, en este asunto del aborto, nadie habla de que deben hacerse leyes para responsabilizar a la parte masculina. Nadie ha hablado ni una palabra de la responsabilidad del varón, voy a llamarle así, el padre de ese feto que puede o no abortarse. En Alemania, no es un gran ejemplo, pero la madre puede decir “Fulano de tal es el padre” y el padre tiene que pagar todo. Se tiene que hacer responsable de las consecuencias. Los muchachos tomarían las cosas más en serio. Porque si le haces un análisis de ADN no hay escapatoria. Y la mujer sabe quién fue. Este asunto de proyecto de vida no es el final, es muy machista, la madre es la que toma la responsabilidad, ¿y el padre? Nadie ha hablado del asunto, ni una persona, voy a tener que escribir un artículo (Lo hizo, días después en La Jornada). Porque si se pone así, a lo mejor se hace más responsable, el muchacho va a pensarlo dos veces, y ya van a ser los dos. Si se da que la muchacha engendra y lo quiere tener, el muchacho tiene que pagar todo. Los gastos y la educación del niño, hasta que tenga 18 años. Lo pensarían tres veces. Es la parte que no ha sido pensada y sacada del marco tradicional, digamos así. Es la vida, de nuevo, pero la vida en igualdad. Es un problema político y de género, y muchas cosas.
Franz Hinkelammert dijo que “Todo homicidio es suicidio”, recordamos, y Enrique Dussel está de acuerdo.
– Todo asesinato es suicidio. Y él lo pone con una representación muy bonita: “La tierra es un globo”. Y eso lo decía también Marx, y Carl Schmitt, es un globo. Si le pego un tiro al de adelante, como ahora es tan chica la tierra, da vuelta la bala y me pega en la nuca. Es la representación figurada, para el pueblo: Le pego al de adelante y me da atrás, porque da vuelta. Lo que hago al otro, como es tan chico esto, me da a mí. Todo asesinato es suicidio, un suicidio colectivo de la humanidad. Estos temas, así, nunca se habían podido plantear en la historia. Hans Jonas lo planteó, por primera vez, en serio, en “El principio de responsabilidad”, pero aún Hans Jonas es inocente al capitalismo, porque hace la crítica de Marx. No entiende las causas de la muerte y de la responsabilidad. Estamos enfrentando, por primera vez en la historia, este tema. La tierra se está terminando y ése es ya un problema límite. Ya no hay salida, y vamos aceleradamente. Para reponer lo que ya hemos destruido se van a necesitar milenios. Y eso, si tomáramos las medidas que no tomamos. En los próximos 50 años, vamos a hacer un deterioro tal, que creo que la humanidad nunca más va a recuperar cosas destruidas, nunca. Habremos matado tal cantidad de especies, habremos calentado de tal manera la tierra, que nunca volveremos atrás. Estamos en tiempos apocalípticos. El filósofo debe enfrentarse a estas cosas, pero por lo regular están en cuestiones del lenguaje, que es importante, pero que no van al fondo.
– Se piensa que el capital puede resolver sus contradicciones colonizando más…
– Marx pensaba que el capitalismo rompía todos los límites, pero llega a un límite que no puede romper. La tierra tiene dimensiones limitadas y energía limitada, temperatura limitada y todo. Pasa unos grados de temperatura, cruza el límite, y la vida está toda muerta. Lo que las bacterias hicieron durante 3500 años: crear toda una atmósfera y el oxígeno, y todo, lo estamos destruyendo a marcha acelerada. Y ya es irreversible. Y los Bush no firman el protocolo de Kyoto, y son responsables de esto.
Ahora están queriendo participación privada en el petróleo, para que lo terminemos, en vez de en 9 años, en 6, ¿y después? Ni siquiera ha dicho el presidente: “vamos a empezar a producir recursos para sustituir energía”. Nada. Es una locura. Gente ignorante. Y todavía, el nombre de cristianos. Cosas raras así, de que quieren al prójimo, pero de una ceguera e ignorancia. Lo que nos conviene ahora es no explotar el petróleo, para que dentro de 50 años lo vendamos 100 veces más caro. Pero no, hay que estar vendiendo el petróleo a lo estúpido. Y todavía privatizarlo, para extraerlo más rápido. Mientras Estadios Unidos paró sus exportaciones y está logrando reservas, que cuando se termine, ahí va a valer el petróleo. Ellos lo están prohibiendo. Claro que hay ciertos países, con cierto nivel de reservas, como Venezuela, que se van a tener que preparar militarmente para defenderlo.
La última parte de esta conversación, mañana.

Shakira sí, Ebrard no

Javier Hernández AlpízarTelevisión y PFP

En un viejo librito que se llama “Televisa, el quinto poder”, leí que Televisa aspiraba a ser simplemente El Poder. Era demasiado joven aún, y no había leído El Príncipe de Maquiavelo ni El Principito de Antoine de Saint- Exúpery.
Es una compilación de artículos de diferentes autores, publicados en el Unomásuno, el volumen es coordinado por Raúl Trejo Delarbre. Era el final de los años setenta, o principios de los ochenta, pero aún no había caído el muro y en México existía un partido comunista. En nuestro país el partido comunista fue precursor del desmerengamiento: se disolvió por iniciativa propia. Hoy lo recuerdo porque en el librito sobre Televisa se menciona un congreso de juventudes comunistas donde los jóvenes habrían propuesto que el gobierno expropiara y nacionalizara la televisión. Ya entonces el mundo era malo, ya existía Televisa, pero no era aún tan malo, no existía aún TV Azteca.
Lo que más me impresionó, del libro de marras, es un análisis sobre los programas de la televisora, por ejemplo el, afortunadamente y por el bien de la humanidad, desaparecido Siempre en Domingo: Es el manejo de masas de la derecha.
Cuando aprobaron la Ley Televisa, con el voto de todos los diputados, Ojo: Todos, hubo algunas protestas ciudadanas, hubo voces que se opusieron, y hubo una crónica de Jenaro Villamil, de la agencia de Proceso (hijo, como el Unomásuno, de la represión al viejo Excélsior) donde describe a un funcionario de Televisa, quien, a la manera de un rito de santería, o un corrido fanfarrón de galleros (“se echa su polvorete, ra ca ta pum chin chin y se sacude”…), degolló un gallo de pelea y dijo que eso era lo que le pasaría a quien se interpusiera en el camino de Televisa (¿y mi palabra es la ley?).
La escena, digna de la mafia (siciliana, cubana de Miami, rusa, colombiana o estadounidense, y no decimos “gringa” por respeto al saliente director de la OSX y a la Constitución) ocurrió en una residencia de lujo en Valle de Bravo, Estado de México, patria del grupo Atlacomulco, y según la crónica de Jenaro Villamil, el performance sangriento fue exactamente al terminar un concierto privado de Shakira.
Treinta años después de la aparición de “Televisa, el quinto poder”, la profecía se cumplió y Televisa es El Poder. Ya se sabe, el lugar común dice que hay tres poderes: ejecutivo, legislativo y judicial, y la prensa sería el cuarto poder. El libro jugaba con esa estupidez común y ponía a Televisa como el “quinto poder”.
En realidad, en México nunca ha habido división de poderes, y la prensa nunca ha sido un poder de nada. La prensa en México (con excepciones que ayudan a no perder la regla) juega un papel menos digno que las acompañantes que contratan algunos sujetos en sus correrías de turismo sexual. Pero Televisa sí es un poder, y ahora es uno de los factores de poder con más, real y contundente, peso.
El movimiento de masas de la derecha que los reporteros y articulistas de Unomásuno veían en Televisa es ya una realidad: Una cantante colombiana mueve masas, con títulos de discos tan cínicamente irónicos como “Servicio de lavandería” y confesiones tan adecuadas para la clase política (¿se imaginan a Chayo Robles cantándole a Ahumada Kurtz, o a Calderón cantándole a la Gordillo?): “te aviso y te anuncio que hoy renuncio a tus negocios sucios”. Novia, o exnovia, del hijo de De la Rúa, expresidente neoliberal argentino, de quien la de Barranquilla ha dicho que es un personaje que admira. Típica latina que triunfa en los USA, o eso hacen parecer sus publicistas, y vive, pero claro, en Miami (La boca se le hacía de dulce a Raúl Velasco cada que mencionaba a Miami), donde, asevera Rubén Blades, ladran los perros desde antes de que bajes del avión.
Dicen que más de 200 mil compatriotas llenaron el Zócalo para ver cantar a esta colombianita de ascendencia libanesa (como Salma Hayek, y como buena parte de la clase política que gobierna en Jalapa, y en Colombia y Ecuador: Abdalá Bucaram, ¿se acuerdan?).
El manejo de masas de la derecha muestra que puede. Que mueve. Que ha hecho de la política una cosa profundamente glamorosa, banal, sensual, cínicamente irónica… A treinta años de la aparición de “Televisa, el quinto poder” han pasado muchas cosas. Hay algo peor que Televisa, algo así como un mellizo aún más perverso, vulgar y soez: TV Azteca. El estado no nacionalizó la televisión, el partido comunista se disolvió, y queda un archipiélago de minipartidos comunistas. El PRI se fragmentó también y se volvió varios miniPRIs: El PRI, el PRD, Convergencia, el Verde, el PANAL, y hasta Patricia Mercado y muchas oenegés y sindicatos charros y neocharros como la UNT. El espacio radioeléctrico se privatizó y desnacionalizó de hecho en favor de Televisa, TV Azteca y Telmex, con empresarios que tienen acta de nacimiento mexicana, tal vez, pero su corazón vive en Miami.
Ahora al país lo gobierna la Televisión. Ella elige quien gana y pierde, quien es cooptado o reprimido, manda movilizar la fuerza pública (contra estudiantes de la UNAM y campesinos de Atenco), dicta la línea y los partidos tienen que darle mucho, mucho dinero para intentar tener mercancía política: votos (Que al final, valen lo que se le unta al queso).
El PRI, en los años ochenta se volvió panista, un columnista de La Jornada lo llamaba priismo-empanizado. El populismo a lo Echeverría o Portillo se volvió patrimonio de todos los partidos, incluidos el PAN, el PRD y el Doctor Simi. El futbol se volvió una competencia entre televisoras: Televisa contra TV Azteca. Telmex se privatizó y se volvió el Gran Elector. De Pemex, nomás queda un letrerito propiedad de la nación que dice: “Pemex”…
La derecha maneja masas, y los más de 200 mil mexicanos que fueron a desmayarse, insolarse, darse de bofetones para ver y oír a la diva de “las caderas no mienten”, son la prueba del poder de convocatoria de los grandes medios de masas de hoy, la tele, la radio, la industria de la payola (son como los spots millonarios de todos los partidos, pero en lugar de aburridos políticos pidiendo el voto, ponen pegajosas canciones). Un gobierno de derecha se congracia con su amado pueblo, el gobierno del equipo compacto salinista que recuperó el DF en la persona del salinista Marcelo Ebrard y su salinista asesor Pedro Aspe Armella.
Al lado de los operativos policiacos violadores de derechos humanos en Tepito, la Buenos Aires, el desalojo del plantón de la APPO, el abuso policiaco de los policías privados del metro, y la privatización de la ciudad de México en beneficio de Telmex y Sanborns, como en los viejos tiempos del emperador romano, para el pueblo circo.
Shakira, su baile salido de la danza árabe del vientre, sus rolas copiadas del viejo pop noventero, ochentero, setentero. Y como dice el spot con el que nos jeringaron durante semanas en Jalapa: “creo que empiezo a entender”…
Leímos, en crónica de La Jornada, hija del viejo Unomásuno, que el presentador de Shakira daba las gracias a Ebrard y el público rechiflaba. En otro tiempo, ese mismo papel de “mecenas” estatal de la música gratuita para la banda (Joaquín Sabina, Víctor Manuel y Ana Belén, hoy todos recuerdan a Café Tacuba, pero también Milton Nascimento, Paquito de Rivera, desde Miami) lo cumplía Chayito Robles. Pero a diferencia de los videos de Shakira, que suben el raiting, los de Ahumada Kurtz enlodan y enlodan. Y ¿aún hay más?
¿Ahora así se obtienen los votos?, ¿con cantantes en la plaza pública? ¿Cantó aquella que dice: “Y aquí abajo, unos cuantos nos manejan como fichas de ajedrez… No soy la clase de idiota que se deja convencer”…?
En todo caso, ¿por qué le deberíamos dar las gracias a los salinistas que gobiernan el DF? ¿Por el manejo de masas? ¿Por el encuere y aliviane de Spencer Tunick? ¿Por aplicar una política represiva a lo Rudolph Giulianni?
Concluyamos mejor, como haría la fanaticada insolada y desmayada: “Shakira sí, Ebrard no”; o bien: “Quita tu pancarta amarilla que no me dejas ver bien a la de entallado pantalón negro”. ¿Sacamos los encendedores o hacemos la ola?

En México no existe ningún partido político

Monopolio de la política en manos de burocracias
Sistema corrompido, no representa al pueblo
A los candidatos los elige una elite, nunca los ciudadanos
Televisión obnubila toda visión de futuro
Javier Hernández Alpízar, parte I.– Mexicano por elección, nacido en Argentina, el filósofo Enrique Dussel, invitado por integrantes de la Coordinadora Nacional de Estudiantes de Filosofía (CONEFI), estuvo en Jalapa para dar una charla en Humanidades, el 28 de marzo. En compañía de algunos estudiantes anfitriones, el autor de “20 tesis de Política” platicó en entrevista informal, con café, en El mesón del Alférez, sobre la situación de México, que él ve como un claro retroceso, sobre todo ante una América Latina que, en su opinión, vira a la izquierda, desde Nicaragua para el sur. La conversación comenzó desde su expresión de que ‘hay menos esperanza’ que antes de las pasadas elecciones.
–¿Por qué hay menos esperanza?, preguntamos, al tiempo de poner record en la grabadora.
– Por todo lo que ha ocurrido en el país, seguimos con lo mismo. Uno esperaba que hubiese cambiado un poco. Ahora se están viendo los frutos. Esta ley del ISSSTE es realmente muy grave para los obreros, porque es la privatización de sus fondos. Y se encubre la realidad. Lo cierto es que no van a cobrar ni siquiera su pensión. Porque esos Afores podrían desaparecer, nadie garantiza. El estado no está garantizando. El capital privado de los bancos, todos extranjeros, ni siquiera son mexicanos, porque todo se ha privatizado y extranjerizado. Todo el ahorro de los obreros queda en manos de un banco extranjero. Y se encubre. Uno dice, bueno, dentro de seis años…
– ¿Ese modelo, los Afores, iniciaron con las dictaduras del Cono Sur?, preguntamos.
– No, la única que lo realizó en serio fue Chile. Y Bachelet, ante Calderón, dijo que eso hay que reformarlo. Y ahora entramos nosotros. Es muy duro, una corrupción muy profunda de las burocracias políticas.
El monopolio de la política en manos de las burocracias, y las burocracias corrompidas. Uno dice, por dónde le entro, y no hay como para entrar en ningún lado. Esperamos que el pueblo aprenda, pero es difícil, después le lanzan toda esa maquinaria de propaganda… Tendrán que sufrir más para poder aprender. Yo digo a veces, la escuela de los pueblos es la historia. Habrá que seguir dándole en la línea, pero sabiendo que es el pueblo quien va a tener que decidir.
– Recuerdo que usted comentaba que la conciencia no nace sólo de la opresión y el dolor, sino de la memoria de la libertad, de una época en que la gente fue libre. Es el esclavo que una vez fue libre el que se rebela.
– A veces no hay memoria porque nunca fue libre. En ese caso, sería la utopía. Es el pasado o el futuro, lo que puedo ser. La utopía es muy importante, crea una imagen posible. Los medios de comunicación son importantes, y la televisión en primer lugar, para obnubilar todo futuro. Si uno prende la televisión, son hechos cotidianos, casi todo desastroso, robos… Uno se asusta de la realidad y se enquista en en su casa, pero no hay un panorama internacional. En la televisión no aparece Irak, no aparece nada de Africa, Asia, nada. Es una ignorancia completa del mundo. Y asustando a la gente, para que vuelva a su egoísmo cotidiano. Después, entonces sí, le pueden bombardear. Es toda una metodología.
Estoy escribiendo el inicio del tercer tomo de mi “Política”. Me he puesto a estudiar un poco la historia de Estados Unidos. Voy a presentar en 20 páginas, al inicio, la historia de este país. Quizá no haya ningún otro país en que, de manera tan inteligente y violenta, se haya reprimido a los movimientos sociales. Tengo un libro de 800 páginas sobre la represión, de 1870 a 1970, de cómo liquidaron los movimientos sociales.
En Estados Unidos hay una burguesía, sin siquiera con una nobleza en contra, como en Europa. La burguesía surgió ante la nobleza, y tuvo que compartir el poder, el bonapartismo francés. Hannah Arendt dice que la revolución francesa fracasó y la norteamericana triunfó, porque, dice ella: ‘no había pobres’. Lo que pasa es que se instaló una sola clase en el poder, la burguesía. No hay nobleza, y el pueblo fue reprimido. No hay nadie que chiste, o muy poquitos. Hay un dominio de la opinión… tremendo. Es lo que nos está pasando, somos la frontera sur no porque sí. El método es obnubilar completamente la visión del pueblo, que ya no sabe ni lo que es blanco ni negro. Duro.
Sin embargo, el pueblo, con algunos chispazos que se le presenten, puede ir entendiendo. Ahí creo que está la función del intelectual y la filosofía, que se torna más importante. Recuerdo una charla en Puebla, así, personal, en el desayuno, con Alain Touraine, el gran sociólogo. Me dijo algo así como: ‘ustedes los filósofos se están volviendo importantes. Porque las ciencias sociales están en crisis y hay que definir todo de nuevo’. Y hay que definir todo, porque, bueno, ¿qué es el bien?, ¿qué es el mal?, ¿qué es la corrupción?, ¿a dónde estamos apuntando?, uno se pregunta… Es un movimiento que no deja nada en pie, hay que empezar de nuevo. La filosofía tiene mucho que decir en este momento. Y la filosofía política toca justo el tema. Tenemos una gran responsabilidad para despertar un movimiento teórico, aunque sea pequeño. Pero con una masa creciente de gente que va entendiendo. Un 33%, 36%, ya es bastante. El asunto es que llegue al 40%. Y en esa pequeña diferencia, puede haber un cambio en el país.
– En una mesa redonda, con Pablo González Casanova, con Immanuel Wallerstein y con usted, por un aniversario del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, Boaventura de Souza Santos habló de una universidad donde los militantes de los movimientos sociales dialoguen con los intelectuales. Por cierto causó resquemor la idea de Boaventura de Souza de los intelectuales como una “nota de pie de página” de los movimiento sociales.
– Ahí estuvimos los dos bastante buenos. Soy muy amigo de él y cada vez estamos congeniando más. Porque él es un posmoderno, pero crítico. Y yo soy un antiposmoderno. Pero si las ciencias sociales no interpretan lo que pasa en los movimientos sociales, no solamente nota de pie de página, sino una nota que no existe. Pero si las ciencias sociales captan el tema, ah, ya es muy distinto. Yo, por ejemplo… Escribí ahora las “20 tesis de Política”, salió en siglo XXI. En marzo pasado, lo escribí en tres semanas. Como estoy haciendo algo mucho más grande, me resultó fácil hacer una síntesis. Ahora va a salir la edición portuguesa, y me dicen, en Brasil, que voy a ir, vamos a presentar el libro, además: ‘tú vas a dar en tres días un curso acelerado en la escuela de cuadros del MST’, del Movimiento Sin Tierra. Ahí es a la inversa. El movimiento teórico que da cuenta de lo que está pasando vuelve al movimiento para marcarle con más claridad lo que está haciendo y ya no es un pie de página, ya es un texto fuerte, en negritas. ¿Se da cuenta? Cuando uno ya responde, ellos dicen: ‘esto nos interesa’, claro, el tema. El asunto es ver lo que están haciendo, tomarlo seriamente, expresarlo en debate con el mejor pensamiento contemporáneo universitario, norteamericano, europeo, pero haciendo una crítica desde esa experiencia. De pronto tengo una teoría a la par, actualizada, fuerte, que puede responder a lo que está pasando. Ahí el intelectual ya es importante. Es el intelectual orgánico, que cumple una función. Ellos se dan cuenta, porque hay ciertas definiciones básicas que no pueden dar. Son muy complicadas, pero luego que uno las simplifica, las da en su esencia, se capta muy rápido, y dicen: ‘eso es lo que necesitamos para formar gente’. Cuando uno tiene que formar gente, cuadros, se necesita tener mucha claridad. Porque si no, se les dan las experiencias y cada uno saca los resultados que puede.
En cambio, cuando ya se anotan con mayor claridad, la gente entiende mejor lo que está haciendo y lo hace con más coherencia. Ya no es la nota de pie de página. Eso es lo que noto ahora, empieza a haber teorías que explican lo que está pasando. Y entre ellos, me anoto, o lo pretendo, al menos. Pero veo la respuesta, porque veo que la gente de base… Hay un grupito que nos reunimos en Coyoacán, todos los jueves. Una abuela, un joven, mucha gente dispersa de barrio. Ah, cómo les interesa, y cómo le entienden y discuten. Cuando uno dice: ‘Es la comunidad política, el pueblo, la única sede del poder, y hay que redefinir qué el poder político, como servicio y no como dominación’, lo entienden muy bien. Ya no les cuentan cosas.
Lo que pasa es que no tenemos en realidad en México ningún partido político. Uno que forme cuadros y que tengan unos cien, doscientos mil militantes que sepan a dónde van, no existe. Ni el PRD. Cuando uno dice: ‘hay que formar gente y hacer’, yo digo: ‘cien mil comités de base’, les agarra de sorpresa. La burocracia se asusta. El jueguito que tienen, se lo pierden. Va a venir una abuelita que le va a decir al diputado: ‘Compañero, déjese de hablar tonteras”. Se vería cuestionado, no por el grupito aquél, para ver qué delegado tengo, sino por gente de base, que no tiene ningún interés económico, pero está viviendo y sufriendo, y le puede exigir.
– Eso me recuerda a una parte de la película “La batalla de Chile”, en donde se ve que los obreros discuten y cuestionan la estrategia de resistencia contra el golpismo, que se veía venir. Se ven cuadros obreros preparados.
– Había una larga tradición de cuadros. Porque el mundo obrero y sindicalista chileno es de los más adelantados de América Latina, aunque, en cuanto a experiencia política, aquí el charrismo, el peronismo argentino, tenía sindicalistas con más experiencia aún. Pero aquéllos eran los que tenían más claridad teórica, los chilenos. Muchos años, tanto el Partido Comunista como la Democracia Cristiana, formaban cuadros, a la italiana. Es lo que haría falta en este momento. Pero es como una batalla perdida. Yo no sé cuando lo voy a lograr.
– No, yo no creo que al PRD le interese “formar cuadros”, le comentamos.
– Pues si no les interesa, a la cruz, como dirían. Yo espero que, por presión, les llegue a interesar.
– En esa mesa redonda comentada, Boaventura de Souza habló de las monoculturas, de ciertos temas que se habían planteado de una manera única, la cual ahora no nos sirve para pensarlos. Alguien del público apuntó a que la Sexta Declaración de la Selva Lacandona está también señalando un monocultivo de la política sólo en manos de la clase política y los partidos, y la gran ausencia de la sociedad, a quienes no se nos permite participar, si no es por medio de los partidos y sus representantes.
– Sí, es el monopolio en manos de las burocracias políticas. Es lo que se ha dado después de las dictaduras militares en América Latina. En 1983- 84, cayeron los militares y surgió la política en manos de los civiles, pero se les dio todo el poder, porque es la manera de hacer política en los Estados Unidos. La llamada ‘democracia representativa’ norteamericana ideada por Franklin, los padres fundadores, era que una elite elige los candidatos y el pueblo confirma a alguno, pero nunca el pueblo elige a los candidatos. Es una elite en el poder, como en la Grecia antigua. Es lo que existe y es lo que implantó en América Latina. En todos los países, una elite tiene el monopolio del ejercicio del poder y se reparten entre ellos. Se fijan buenos sueldos todos. Nadie les puede decir que no, porque son ellos quienes los fijan. ¿Cómo es posible que un poder se fije su sueldo?, como los jueces, ahora. Habría que decir: ‘No, señor, mire, va a fijar su sueldo otro poder’. Lógico, como el poder ciudadano que va a haber en Venezuela, que hay. Todavía no funciona del todo, pero habría que tener un poder ciudadano que fijara el sueldo, pues la propia burocracia se lo fija. Hasta la crítica tiene que pasar por ellos, porque si no, no entra. Es un sistema corrompido. Es corrupción, porque no representa realmente al pueblo, sino que se hace confirmar por el pueblo. Y éste no tiene capacidad de elección de candidatos. Aunque se use votación, en los partidos, al candidato lo elige una elite. Nunca puede haber un movimiento popular que proponga los candidatos de ningún partido, y en otros, ni siquiera hay elecciones. Hacen una asamblea del partido y eligen a la gente, unos cuantos miles de dirigentes. Es muy difícil, tenemos un sistema que ahora va a ser complicado de romperlo.
La conversación de Enrique Dussel continuará…

LA ORGANIZACIÓN DE LA INDISCIPLINA

libertarioshttp://kintabrigadaanarquista.blogspot.com/

“La anarquía es la máxima expresión del orden, basado en cosas naturales, sin coacciones con vilensias”
–Elisée Reclus

Desde su aparición como corriente de pensamiento y acción el anarquismo ha sido identificado con cientos de mentiras; desde los ataques llamándolo pensamiento pequeño burgués, hasta la más difundida que acerca al pensamiento anarquista con el caos y el desorden.
Desgraciadamente es por esta última que el anarquismo es más conocido, (o más bien desconocido), por la inmensa mayoría de la gente para beneplácito de poderosos. Recordemos que anarquía significa “no gobierno”, de ninguna manera “sin orden”, pareciera ocioso hacer esta aclaración, sin embargo en vista de que incluso en círculos comprometidos con la lucha social se tiene esta confusión, a veces de una forma inconsciente y otras de forma deliberada, pensamos oportuno hacer algunas reflexiones en torno al tema. Claro que no pretendemos solucionar esta cuestión en este corto escrito, ya bastante se ha escrito y debatido al respecto.

Empezaremos diciendo que la identificación de la anarquía, es decir una forma de organización social sin gobierno, con el desorden se puede explicar por la mala prensa que el movimiento ha tenido desde sus inicios, de ello se han encargado las diferentes instituciones burguesas como la escuela en la que no se cansan de enseñar que el orden es sinónimo de autoridad, coerción y disciplina rígida; la iglesia, en la que se fomenta la obediencia ciega y la sumisión; los patrones que se encargan de quitarnos nuestras vidas a cambio de nada y los medios masivos de comunicación, en los que una y otra vez se manipula la realidad para hacernos creer que las cosas tal como están no tienen alternativa. Así creemos que vivir en una sociedad regida por la autoridad coercitiva, obedeciendo siempre lo que se nos repite una y otra ves es lo más normal y que la única forma de ganar nuestro sustento es mediante el trabajo asalariado. De esta manera el mensaje de la anarquía queda sin eco, ya que no conviene a los intereses de los poderosos que se escuche una voz que niegue tal estado, que levante fuerte y alto la consigna que es posible vivir de otra forma.

De ninguna manera quiere decir esto que el anarquismo busca la desorganización social. Recordemos que el anarquismo busca la libertad absoluta de los individuos en sociedad, de esta manera no niega la necesidad de organización social, pero categóricamente afirma que no es necesaria la coerción y la sumisión para que esta funcione.

Interesante paradoja la que nos propone el pensamiento anarquista, ¿orden sin autoridad?, ¿cómo seria esto posible?

Pues sencillamente apostando a la capacidad de cada uno de los individuos a realizarse libremente, ejerciendo su libertad con responsabilidad, teniendo en cuenta sus necesidades y la de los demás, aplicando el apoyo mutuo y la solidaridad entre ellos sin necesidad de un ente director, practicando la autogestión, es decir la propia gestión de las necesidades, pues nadie sabe mejor que necesita que una misma, rigiéndose en autonomía, es decir con sus propias normas basadas en acuerdos libres.
Es decir, confiar en la capacidad de autoorganización y autorregulación de las sociedades, que están conformadas a su vez por individuos libres. Como se decía en la ya legendaria Columna Durruti de la revolución española del 36 “aquí no es necesaria la autoridad, cada uno de nosotros sabe lo que tiene que hacer y lo hace”; a eso es lo que llamaban la organización de la indisciplina.
Claro que para arribar a esto, es necesario antes un largo proceso de difusión de la esencia del anarquismo, editar periódicos, fundar escuelas libres, hacer debates, salir a las calles a manifestarnos con el espíritu libertario, acompañar , que no dirigir, las luchas populares, crear utopía.

Esto resulta de suma importancia, pues no bastando con tener que combatir frontalmente al estado, y el capital, el anarquismo se ha visto en la necesidad de luchar en contra de esta publicidad, que incluso ha llegado a tener cierta presencia en el movimiento mismo, lo que Luiggi Fabbri brillantemente llama la influencia burguesa en el anarquismo provocando que se den manifestaciones tan discutibles como el fenómeno llamado Bloque Negro (no es nuestra intención satanizar ninguna forma de lucha, sin embargo si pensamos que cualquier acción debe ir acompañada de responsabilidad y encaminada a crear libertad, y la única manera de crearla es mediante la libertad misma, tal vez este sea otro tema a tratar después), o actitudes misantrópicas que haciéndose llamar anarquismo flaco favor le hacen a la revolución social libertaria.

En la medida en que el ideario anarquista sea conocido y adoptado por más gente se avanzara en la construcción del mundo nuevo, pues ninguna revolución sirve si no es hecha por la misma gente que la necesita en función de sus necesidades; y si seguimos pensando que sin gobierno nos destrozaríamos el uno al otro sin piedad, que necesitamos ese lastre que es el Estado para vivir en paz, por siempre estaremos condenados a vivir en sumisión.

Debemos pues, de llevar el mensaje libertario a todas partes, debemos vitalizar el mensaje con nuevas ideas, no se trata de repetir viejas consignas si no de renovar la Idea, recordando que nuestra lucha es por una sociedad justa, sin explotados y sin explotadores, sin mandos ni obediencias; una sociedad que se auto ordene en libertad.

Publicado por 5ta brigada… ay karmela!

Significado de “optar por los pobres”

Vigil, J. M., 1987.

Optar por los Pobres en Solidaridad con Nicaragua. Meditación Teológica Aplicada. En Nicaragua y los Teólogos. Siglo XXI Ed., 281-288.

1.- Optar por los pobres
Optar por los pobres significa, ante todo, querer escuchar a los pobres. No pasar de largo por nuestro caminar histórico sin pararse a mirar siquiera al pobre que yace medio muerto y despojado por quienes le han robado.
Ello significa hacer un esfuerzo positivo por que nos llegue su voz, su opinión, su sentir. Y sólo los ingenuos pueden pensar que a través de las multinacionales de la noticia, las grandes agencias de prensa norteamericanas – que controlan el 80% de la información escrita-, no llega la voz o las preocupaciones, ni siquiera la  realidad de los pobres, sino más bien la perspectiva del capital, de los ricos, del imperialismo. Optar por los pobres implica hacer algo positivamente por llegar a escuchar a los pobres, por informarse, preguntar, buscar fuentes de información alternativa, tratar de leer entre líneas la información de las agencias, conectarse con grupos que tienen información directa o que han visitado….
Optar por los pobres implica hoy tratar de buscar las causas de la pobreza y de los graves desequilibrios mundiales relativos a ella. Significa no contentarse con sentir compasión por la pobreza y decidir ser más caritativo. Exige poner en práctica una voluntad de análisis y estudio, de una cierta investigación, en el nivel que cada uno sea capaz. Implica adoptar unos instrumentos de análisis, sin contentarse con las ideas tradicionales o ingenuas que nos hayan inculcado. Implica rechazar definitivamente la idea de que la pobreza y la riqueza son inocentes, providenciales o fatales, y buscar sus causas y sus posibles remedios.
Optar por los pobres significa solidarizarse con sus luchas. Porque la historia humana no es un concierto celestial, sino un conflicto de intereses. Y sólo cerrando los ojos podemos ignorar la lucha histórica de los pobres y de los marginados por su liberación. Optar por los pobres es salir de la ingenuidad, de la pasividad, de la indiferencia y pronunciarse en presencia de la historia, tomar postura, decidirse a pronunciar una palabra propia y jugarse la vida a una carta: la de los pobres que luchan por el triunfo de la justicia, de la libertad, de la paz, de la liberación. Implica mancharse las manos, entrar en la historia, entrar en las luchas de los pobres por la paz.
Optar por los pobres significa sumarse a su protagonismo, aceptarlos como sujetos de su propio destino, y no ya como beneficiarios de nuestra acción caritativa. Dejar ya de vivir “para” los pobres desde un ámbito que no es de los pobres sino pasarse a su terreno, a sus filas, y sumarse a su proyecto. No para dirigirlo, sino para apoyarlo, para secundarlo, para ponerse a su servicio. Para vivir ya “con” los pobres, en comunión de lucha y esperanza. Significa pues optar por los pobres organizados, los pobres que salen de la alienación histórica para pasar a ser sujetos de su propia historia.
2.- Aspectos geopolíticos
Optar por los pobres significa optar geopolíticamente por los pueblos pobres, por los pueblos pequeños y oprimidos, por los pueblos sometidos y dependientes, por el tercer mundo, por el Sur… Significa no aceptar ya vivir desorientadamente, sin coordenadas geopolíticas, sin orientar la propia vida, el trabajo, la profesión, el corazón, los  intereses, la solidaridad, con una brújula certera que busque constantemente el Sur de los pobres, siempre sobre el suelo de las coordenadas geopolíticas, nunca sobre las nubes de la universalidad abstracta ajena al espacio y al tiempo histórico.
Optar por la paz exige, para que sea una opción real, ejercer una efectiva militancia de solidaridad internacional. No simplemente estar informado, sentir, pensar, querer, sino llevar a cabo militarmente acciones en el caso de la solidaridad internacional, como campo nuevo y privilegiado para la realización del amor humano y cristiano en nuestro tiempo. Dar concreción total a las acciones del amor: apoyar las campañas internacionales de apoyo a los pueblos pobres, participar en comités de solidaridad, en las iniciativas que surjan a nuestro alcance….
Optar por la paz significa desechar las cómodas universalidades, perplejidades, escepticismos y demás justificaciones que nos permiten continuar viviendo sin una opción por los pobres verdaderamente militantes. Definirse inequívocamente por la justicia para con los más pobres en cuestiones como el orden económico internacional, la carrera armamentista, la guerra de las galaxias, la guerra contra el terrorismo, etc.
3.- Aspectos explícitamente eclesiales
Optar por los pobres significa optar por una Iglesia que no sea ya el centro de sí misma, sino que se ponga decidida y enteramente al servicio del Reino que anunció Jesús, un Reino para los pobres. Renunciar a verlo todo en funciones de los intereses de la Iglesia, para pasar a supeditar estos intereses a los intereses del Reino. Pasar a medir la realidad con la medida del Reino, no con ninguna otra medida. Salir de la ingenuidad que nos hace dar por supuesto que nunca ni en nada los intereses de la Iglesia (real, sociológica e institucional) puedan estar en contra de los intereses del Reino anunciado a los pobres.
Optar por los pobres significa pedir perdón insistentemente por el pecado que la Iglesia ha cometido históricamente poniéndose durante tantos siglos al lado del poder y de las capas dominantes y opresoras de la sociedad.
Optar por los pobres significa optar por “popularizar” la Iglesia, por hacerla más y más popular, más y más del pueblo. Gozarse y regocijarse con el pueblo que ha entrado ya en la Iglesia. Dar la bienvenida y prestar la más cálida acogida a los pobres concientizados que han irrumpido en la Iglesia. Desarrollar una permanente reflexión y discernimiento para detectar las mil vinculaciones que atan a la Iglesia a la cultura burguesa, para desbloquearla y para posibilitar la encarnación del mensaje cristiano y de la Iglesia en el seno de la cultura y de las esperanzas e intereses del pueblo.
Optar por los pobres significa hacer que la Iglesia sea efectivamente –como Jesús quería- una buena noticia para los pobres y luchar denodadamente contra todo lo que en la Iglesia es una mala noticia para los pobres. No ceder ante la comodidad, la costumbre, los cánones, las presiones institucionales… en todo aquello que empañe la buena noticia para los pobres.
4.- Opciones concretas
La opción por los pobres implica optar por la revolución popular o lo que es lo mismo, significa optar por la liberación.
Optar por los pobres implica renunciar a las actitudes y a la ideología burguesa, significa a la vez optar por la integración de las capas burguesas al proyecto popular, abandonando el proyecto burgués democrático-capitalista. Significa situarse contra el imperialismo (hoy neoliberalismo) y de toda forma de dependencia que perpetúe o reedite el avasallamiento y la dominación de la conquista y del colonialismo o neocolonialismo…Significa situarse contra el imperio como principal protagonizador de este proyecto.
La opción por los pobres exige hacer frente –unidos solidariamente a las víctimas- a las guerras de agresión impuestas a los pueblos. Exige denunciar esta agresión y llorar a estos muertos.
Optar por los pobres exige combatir las posturas reaccionarias aliadas con la burguesía y con el imperialismo, sin tratarlas con más indulgencia cuando se producen o se refugian en el ámbito de la Iglesia.
Optar por los pobres significa colaborar con los pobres organizados en las tareas que la revolución lleva adelante para construir la nueva sociedad, sostener económicamente sus campañas, divulgar información que contrarreste las campañas de desinformación, propagar siempre la Verdad.
5.- Espiritualidad de la opción por los pobres
Optar por los pobres significa ante todo optar por Dios, que es Dios de los pobres, que se manifestó siempre a lo largo de toda la revelación bíblica como el Dios de los pobres que está siempre a su lado. Significa optar por el Dios que nos sacó de Egipto (Éxodo, 20,2), el que hizo valer su brazo poderoso pronunciándose en la historia contra la opresión de Egipto. Significa no aceptar a los “dioses” que justifican con bellas palabras o con simples promesas las situaciones de esclavitud y de opresión que no utilizadas por los poderosos contra los pobres organizados.
Optar por los pobres significa seguir a Jesús. La opción por los pobres es una práctica de seguimiento. Significa optar por los que él optó. Hacerse como él, un pobre, y entregar la vida a la causa del Reino de Dios, que es el Reino de los pobres y para los pobres (Lucas, 4, 16ss) y sentirse lleno de júbilo al ver que todo esto el Padre lo revela a los sencillo.
Optar por los pobres significa encontrar a Dios y a Jesús en los más pobres, en los más humildes, en los menores (Mateo, 25, 31ss). Significa reconocer a los pobres como el único sacramento absolutamente necesario y universal. Significa por tanto reconocer que algo de presencia de Dios en la historia, algo de sacramental, tiene la organización y las revoluciones de los pobres.
Optar por los pobres significa experimentar a Dios presente en las luchas históricas de los pobres, en su diario avanzar por la historia, y significa hacerse solidario con la lucha de Dios a su favor, salir del engaño de la neutralidad o de ahistoricismo. Rastrear todos los días las huellas, los signos, las voces, los gritos de Dios en la vida de los pobres por el duro camino de la historia. No engañarse buscando a Dios fuera de donde Él se encarnó: en el reverso de la historia, en la historia de los pobres.
Optar por los pobres significa aceptar también la conflictividad en la Iglesia, la reactualización de la persecución que las autoridades religiosas de su tiempo desataron contra Jesús  por ser libre, por anunciar el Reino para los pobres sin someterse ciegamente a las autoridades que lo impidan, por poner siempre la proclamación del Reino por encima de todo interés institucional religioso, por curar en sábado, por juntarse con los pobres y las prostitutas, por enseñar con autoridad aunque sin autorización, por no aceptar ser digerido y asimilado por la institución, por no avenirse a una reconciliación con los fariseos ni con los enemigos del pueblo…
Optar por la paz significa venerar la sangre de los mártires de la causa de los pobres, no hacerla inútil, no ignorarla. Significa sentirse en comunión con todas las luchas de los pobres a lo largo de la historia, comulgar con toda la sangre derramada por la liberación, hacerse compañero de esperanza de los pobres todos, pasar a engrosar la larga procesión histórica que peregrina desde la esclavitud de Egipto por el desierto hacia la tierra prometida de la liberación.
Optar por los pobres significa optar por una revolución mayor, la del Reino anunciado por Jesús, como utopía propuesta por Dios mismo a la humanidad y encajar ahí y enjuiciar desde ahí todas las revoluciones de la historia, para fecundarlas con el Evangelio –fermento de la revolución total escatológica- y acompañarlas con apoyo crítico.

Informe de Amnistía Internacional 2007, caso México

Informe 2007

El estado de los derechos humanos en el mundo: México

Felipe Calderón, del Partido de Acción Nacional (PAN) fue elegido presidente en un controvertido proceso electoral. El presidente Vicente Fox concluyó su mandato sin cumplir el compromiso de su gobierno de poner fin a las violaciones de derechos humanos y la impunidad, que siguieron siendo generalizadas. El Congreso federal tampoco aprobó en este año reformas de la Constitución y de los sistemas de seguridad pública y justicia penal que permitieran mejorar la protección de los derechos humanos. Continuaron los informes de tortura, detención arbitraria, uso excesivo de la fuerza y procedimientos judiciales sin garantías, sobre todo en el ámbito estatal. Se recibieron informes de violaciones graves de derechos humanos en el estado de

Oaxaca en el contexto de una dilatada crisis política. La violencia contra las mujeres siguió siendo endémica en muchos estados, y continuó la campaña para obtener justicia para las mujeres de Ciudad Juárez y la ciudad de Chihuahua. Varios periodistas fueron asesinados. En algunos estados, defensores y defensoras de los derechos humanos y oponentes políticos siguieron corriendo peligro de sufrir hostigamiento o procesamientos penales infundados. Fracasaron las medidas para procesar a los responsables de violaciones sistemáticas de derechos humanos cometidas en decenios anteriores. Los pueblos indígenas de varios estados siguieron sufriendo discriminación, entre otras cosas en el acceso a servicios básicos, como la atención de la salud y la educación.

Información general

Los elevados índices de delincuencia violenta y la inseguridad pública siguieron ocupando un lugar destacado en las preocupaciones de la opinión pública. En noviembre, según los informes, varios grupos armados de oposición reivindicaron la autoría de la detonación de tres artefactos explosivos en Ciudad de México. La ampliación del muro fronterizo propuesta por el gobierno estadounidense significaba que las personas migrantes centroamericanas y mexicanas que intentaban cruzar la frontera de Estados Unidos podrían tener que hacer frente a mayores amenazas para su seguridad.

Las elecciones y sus secuelas

La imparcialidad de las elecciones nacionales y el estrecho margen de la victoria del Partido de Acción Nacional (PAN) fueron cuestionados por el candidato que obtuvo la segunda posición, Andrés Manuel López Obrador, del Partido de la Revolución Democrática (PRD). Después de varias semanas de importantes protestas callejeras de personas partidarias del PRD que exigían el recuento completo de los votos, el Tribunal Electoral federal resolvió que sólo había motivos suficientes para un recuento parcial de casillas electorales. En septiembre, el Tribunal confirmó a Felipe Calderón como presidente. Andrés Manuel López Obrador y sus partidarios se negaron a aceptar los resultados, y en noviembre establecieron un gobierno «paralelo». El 1 de diciembre, Felipe Calderón juró su cargo como presidente, sin contraer un compromiso claro de fortalecer la protección de los derechos humanos. El nombramiento del gobernador del estado de Jalisco como secretario de Gobernación (ministro del Interior) federal fue motivo de preocupación debido a que, mientras desempeñó el cargo de gobernador, no impidió ni castigó violaciones graves de derechos humanos cometidas en Jalisco.

Mecanismos internacionales de derechos humanos y reformas

El gobierno mexicano compareció ante seis comités temáticos de la ONU que evaluaron el cumplimiento de las obligaciones contraídas en virtud de tratados. Entre éstos figuraban la Convención sobre los Derechos del Niño, la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial, el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes y la Convención Internacional sobre la Protección de los Derechos de Todos los Trabajadores Migratorios y de sus Familiares. Los comités respectivos formularon una serie de recomendaciones. El gobierno del presidente Fox desempeñó un papel positivo en las reformas de la ONU encaminadas a potenciar la protección de los derechos humanos. México asumió la presidencia del nuevo Consejo de Derechos Humanos de la ONU. Se registraron escasos progresos en lo relativo a iniciativas gubernamentales en materia de derechos humanos. La aplicación del Programa Nacional de Derechos Humanos siguió siendo inadecuada. La judicatura federal publicó los resultados de su consulta sobre la reforma del sistema judicial. Con la excepción de algunas reformas en el sistema de justicia de menores, no hubo prácticamente avances en la introducción de las reformas constitucionales y legales propuestas para garantizar la protección de los derechos humanos en la seguridad pública y en el sistema de justicia penal.

La crisis de Oaxaca

En junio, la policía del estado de Oaxaca usó fuerza excesiva contra los maestros en huelga que habían ocupado y paralizado el centro de la ciudad de Oaxaca. Se constituyó la Asamblea Popular del Pueblo de Oaxaca (APPO) para apoyar a los docentes y exigir la renuncia del gobernador. Personas partidarias de la APPO ocuparon edificios oficiales y emisoras de radio y televisión. Según los informes, agentes de la policía estatal, en muchos casos vestidos de civil, dispararon contra personas partidarias de la APPO, causando la muerte al menos a dos de ellas y heridas a muchas más. Los partidarios de la APPO levantaron barricadas que bloquearon las calles de la ciudad. Durante la crisis, según los informes, la policía estatal detuvo arbitrariamente, recluyó en régimen de incomunicación y torturó a varios maestros y partidarios de la APPO antes de presentar cargos basados en pruebas presuntamente falsificadas. A finales de octubre, según los informes, policías municipales y estatales atacaron varias barricadas levantadas por partidarios de la APPO, con el resultado de tres civiles muertos y muchos otros heridos. Unos 4.500 agentes de la Policía Federal Preventiva (PFP) entraron en la ciudad usando gas lacrimógeno, porras y cañones de agua. Algunos manifestantes respondieron con violencia y decenas de ellos fueron detenidos. Según los informes, muchos fueron golpeados y amenazados por agentes de la PFP mientras estaban bajo custodia, y al menos 19 agentes de la PFP resultaron heridos. En noviembre, más de 140 personas fueron detenidas después de enfrentamientos con la policía; según los informes, muchas de ellas no habían participado en actos violentos. Los informes indicaban también que a muchas las golpearon y les negaron el acceso a familiares, a atención médica y a asistencia letrada. Al terminar el año, más de 90 continuaban bajo custodia. A principios de noviembre, los maestros regresaron al trabajo, pero algunos fueron objeto de amenazas y detenciones. En diciembre, decenas de dirigentes y partidarios de la APPO fueron sometidos a órdenes de detención dictadas durante las protestas, al parecer algunas de ellas sobre la base de pruebas falsificadas. Preocupó que las personas que habían participado en protestas pacíficas pudieran ser detenidas y sometidas a procedimientos judiciales sin garantías. Según los informes, durante la crisis murieron más de 17 civiles y decenas resultaron heridos. Al terminar el año, las autoridades federales y estatales no habían investigado con eficacia las denuncias de violaciones graves de derechos humanos.

Bradley Roland Will, periodista estadounidense, murió el 27 de octubre como consecuencia de los disparos que recibió en una barricada mientras filmaba un enfrentamiento entre manifestantes y hombres armados a los que después se identificó como funcionarios locales del partido gobernante. Se detuvo a dos de ellos, que después quedaron en libertad sin cargos tras concluir las autoridades estatales que los responsables habían sido partidarios de la APPO. Hubo honda preocupación en relación con la imparcialidad de la investigación oficial.

Jorge Alberto López Bernal murió el 29 de octubre como consecuencia del impacto de un bote de gas lacrimógeno disparado, según los informes, por la Policía Federal Preventiva (PFP). Las autoridades federales no realizaron investigaciones criminales sobre este y otros informes de violaciones de derechos humanos presuntamente cometidas por agentes de la PFP.

Fuerza excesiva – seguridad pública

Los altos índices de delincuencia violenta, en muchos casos relacionada con el narcotráfico, menoscabaron la seguridad pública en muchas zonas del país. Operaciones policiales masivas contra manifestantes se saldaron con violaciones graves de derechos humanos. En abril, policías federales y estatales desalojaron a mineros en huelga que bloqueaban el acceso a la planta siderúrgica Lázaro Cárdenas, en el estado de Michoacán. Tras el desalojo se produjeron enfrentamientos violentos en los que José Luis Castillo Zúñiga y Héctor Álvarez Gómez murieron como consecuencia de disparos efectuados por la policía, y otras 54 personas resultaron heridas, entre ellas agentes policiales. En octubre, la Comisión Nacional de Derechos Humanos dictaminó que la policía federal y la estatal habían actuado ilegalmente y habían usado fuerza excesiva, y pidió que se llevara a cabo una investigación criminal. Las autoridades se negaron a dar cumplimiento a la recomendación.

El 3 de mayo tuvieron lugar enfrentamientos entre la policía del Estado de México y manifestantes en Texcoco, como consecuencia de los cuales se realizó una importante operación de la policía estatal y federal en la vecina ciudad de San Salvador Atenco, donde según los informes varios policías estaban retenidos como rehenes. La policía utilizó gas lacrimógeno, porras y armas de fuego contra miembros de la comunidad y detuvo durante los dos días a 211 personas, muchas de las cuales, según los informes, fueron repetidamente golpeadas y torturadas mientras se las trasladaba a la prisión del estado. Al terminar el año, 26 personas continuaban bajo custodia acusadas de secuestro, pese a la existencia de graves motivos de preocupación respecto de la fiabilidad de las pruebas presentadas contra algunas de ellas y la imparcialidad de los procedimientos judiciales. También continuó bajo custodia Magdalena García Durán, pese a haberse resuelto en su favor un recurso judicial federal contra su detención injusta. Al terminar el año, algunos agentes de la policía estatal eran objeto de investigación por agresión.

Violencia contra las mujeres y Ciudad Juárez

La violencia contra las mujeres y la discriminación por motivos de género siguieron siendo generalizadas en todo México. La comisión especial del Congreso federal sobre casos de feminicidio dio a conocer un importante informe sobre los asesinatos de mujeres en 10 estados. En él se subrayaba la sistemática inacción de los gobiernos estatales a la hora de compilar información fidedigna sobre la violencia de género o de adoptar medidas eficaces para su prevención y castigo. Se aprobó una ley federal que reforzaba el derecho de las mujeres a vivir libres de violencia. En febrero se estableció la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos relacionados con Actos de Violencia contra las Mujeres. Continuaron los informes de asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez y la ciudad de Chihuahua. Las autoridades del estado de Chihuahua introdujeron algunas mejoras como respuesta a los nuevos homicidios. Sin embargo, no procesaron muchos casos anteriores ni exigieron responsabilidades a ningún funcionario implicado en las investigaciones originales fallidas. La Procuraduría General de la República concluyó su investigación sobre casos del pasado, pero no reconoció la magnitud de la violencia de género en Ciudad Juárez durante 13 años, lo que suscitó críticas en el sentido de que intentaba restar importancia a los asesinatos y secuestros de mujeres en la ciudad. En junio, después de dos años y medio bajo custodia, David Meza Argueta fue absuelto del asesinato de Nayra Azucena Cervantes, cometido en la ciudad de Chihuahua en 2003. Según los informes, la acusación en su contra se basó en una confesión obtenida mediante tortura por la policía judicial de Chihuahua. David Meza presentó una denuncia de tortura contra funcionarios estatales. Según informes, dos agentes de la policía judicial del estado fueron expulsados del organismo policial por recurrir a la tortura durante sus investigaciones.

En mayo, durante la operación policial de San Salvador Atenco, Estado de México, 47 mujeres fueron detenidas y trasladadas a la cárcel. Al menos 26 de ellas denunciaron a la Comisión Nacional de Derechos Humanos que habían sido objeto de agresión sexual o violación por parte de agentes de la policía estatal durante el traslado a la cárcel. Al terminar el año, las investigaciones de las autoridades estatales sólo se habían traducido en cargos menores contra uno de los funcionarios implicados.

Detención arbitraria, tortura y procedimientos judiciales injustos

Siguieron siendo habituales la detención arbitraria, los malos tratos, la tortura y la vulneración del derecho al proceso debido de presuntos delincuentes. Los tribunales continuaron pasando por alto los informes de tales abusos. En muchos casos se negó el acceso a asistencia letrada en las fases iniciales de la detención, y con frecuencia los abogados designados por el Estado no garantizaron el derecho a una defensa efectiva. A los detenidos más pobres y desfavorecidos, como las personas indígenas, se les negó a menudo la aplicación de unas normas mínimas de imparcialidad en los juicios. En mayo, dos indígenas, Aureliano Álvarez Gómez y Tiburcio Gómez Pérez, fueron detenidos en relación con un presunto secuestro en la municipalidad de Huitiupán, estado de Chiapas. No se les mostraron órdenes de detención y, según los informes, agentes de la policía judicial estatal los golpearon con dureza durante los interrogatorios. A los detenidos se les negó la asistencia letrada y no se presentaron cargos en su contra, pero estuvieron recluidos por orden judicial (orden de arraigo) durante más de 50 días en una casa de seguridad dependiente de la Fiscalía General de Justicia del Estado de Chiapas. Durante cuatro días se denegó a los abogados de una organización de derechos humanos local el acceso a ellos, y cuando finalmente se dio a los letrados permiso para visitarlos no se les permitió hablar con ellos en privado ni documentar las señales visibles de sus lesiones. En junio, Aureliano Álvarez Gómez y Tiburcio Gómez Pérez fueron acusados formalmente y trasladados a la prisión de Amate, donde otros reclusos los sometieron a tortura, según los informes con el consentimiento de las autoridades penitenciarias. Al terminar el año no se tenía conocimiento de que se hubiera abierto investigación alguna sobre el trato recibido por los detenidos. El 4 de mayo, agentes de la policía estatal propinaron repetidos golpes y patadas a José Gregorio Arnulfo Pacheco en su domicilio de San Salvador Atenco. Más tarde se le diagnosticó fractura de costillas, fractura de tráquea, fisuras craneales y graves contusiones. Quedó en libertad a finales de julio, tras reconocer el juez su incapacidad física para haber cometido los delitos que se le imputaban. Al terminar el año seguía esperándose el resultado del recurso de la fiscalía contra su liberación.

Periodistas y defensores y defensoras de los derechos humanos

Diez periodistas fueron asesinados y muchos otros recibieron amenazas, según los informes como represalia por su trabajo. Corrieron un peligro especial quienes investigaban sobre las redes de delincuencia organizada. Las investigaciones realizadas por un fiscal especial federal no culminaron en el procesamiento de ninguno de los responsables. Continuaron los informes de intimidación y hostigamiento judicial de defensores y defensoras de los derechos humanos en varios estados. En septiembre, la Suprema Corte de Justicia de la Nación amplió una investigación sobre el uso indebido del sistema de justicia penal que llevó al procesamiento de la periodista y defensora de los derechos humanos Lydia Cacho por cargos de difamación en diciembre de 2005. La investigación continuaba al terminar el año. En enero, Martín Barrios, de la Comisión de Derechos Humanos y Laborales del Valle de Tehuacán, en Tehuacán, estado de Puebla, fue liberado tras la preocupación mostrada por la opinión pública nacional e internacional por el hecho de que siguiera detenido tras retirarse los cargos infundados de chantaje presentados en su contra. Un mes más tarde, según los informes, Martín Barrios y otros miembros de la Comisión de Derechos Humanos y Laborales del Valle de Tehuacán fueron advertidos de que sus vidas corrían peligro debido a su trabajo en defensa de los derechos humanos.

Impunidad por abusos cometidos en el pasado

Tal como en general se esperaba, la Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado (FEMOSPP), establecida para hacer justicia por las violaciones graves de derechos humanos cometidas durante la «guerra sucia» que tuvo lugar en México en las décadas de los sesenta, setenta y ochenta, no ofreció resultados. Según los informes, las fuerzas armadas siguieron mostrando una cooperación limitada y la FEMOSPP no cuestionó la jurisdicción militar, que había garantizado reiteradamente la impunidad de los militares acusados de violaciones graves de derechos humanos. No obstante, el gobierno del presidente Fox afirmó que el trabajo de la FEMOSPP había concluido, y en noviembre ordenó el cierre de esta Fiscalía. En febrero se filtró a un sitio web de Internet un borrador del informe compilado por la Comisión de Trabajo para el Esclarecimiento de la Verdad Histórica de la FEMOSPP. En el documento se identificaban más de 700 casos de desaparición forzada, más de 100 ejecuciones extrajudiciales y más de 2.000 casos de tortura cometidos por las fuerzas armadas y los organismos de seguridad durante la «guerra sucia». En los últimos días de la administración del presidente Fox, una versión reducida del informe circuló oficialmente en Internet, pero el gobierno no lo refrendó, no divulgó sus conclusiones ni garantizó el acceso de las víctimas y sus familiares a la verdad, la justicia y reparaciones. En noviembre, un tribunal federal determinó en apelación que no habían prescrito los cargos de genocidio formulados contra el ex presidente Luis Echeverría, en relación con la matanza de la plaza de Tlatelolco, ocurrida en 1968. En mayo se suspendió el procesamiento de Miguel Nazar Haro, ex jefe de la Dirección Federal de Seguridad, y otros ex agentes de seguridad acusados de la desaparición forzada de Jesús Piedra Ibarra, ocurrida en 1976. En septiembre, un juez ordenó que se pusiera fin al arresto domiciliario de Miguel Nazar Haro al venirse abajo el otro caso en su contra por violaciones de derechos humanos cometidas en la década de los setenta.

Derechos económicos, sociales y culturales

El Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU señaló que, a pesar de los esfuerzos del gobierno, 40 millones de personas seguían viviendo en la pobreza, en particular comunidades indígenas y otros grupos socialmente desfavorecidos. Las comunidades indígenas y campesinas amenazadas de desalojo por el proyecto de construcción de la presa de La Parota, en el estado de Guerrero, siguieron siendo objeto de intimidación pese al éxito de una demanda judicial por la que se ordenó la suspensión de las obras de construcción.

Informes y visitas de Amnistía Internacional

Informes

México: Derechos humanos: un deber ineludible de los candidatos (Índice AI: AMR 41/019/2006)

México: «¿Cómo puede una vida valer tan poco?» Homicidios ilegítimos e impunidad en la ciudad de Reynosa (Índice AI: AMR 41/027/2006)

México: Violencia contra las mujeres y denegación de justicia en el Estado de México (Índice AI: AMR 41/028/2006)

Visitas

Delegaciones de Amnistía Internacional visitaron México en junio y noviembre.

Recomendación de la CNDH por el caso Oaxaca

VICTOR BALLINAS

Por las graves violaciones a derechos humanos cometidas por servidores públicos federales, estatales y municipales en la ciudad de Oaxaca, durante el plantón de la sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación al gobernador del estado y a los secretarios de Defensa, Marina, Seguridad Pública, Gobernación, y Educación Pública, en la que demanda sanciones administrativas y penales contra funcionarios que cometieron esos delitos.

De igual forma, solicita la reparación del daño causado a los agraviados por violación al derecho a la vida, tortura, afectación de su integridad, pérdidas materiales en propiedad y a quienes fueron trasladados indebidamente a penales fuera del estado.

Al Senado, la CNDH le solicita analizar la pertinencia de legislar en relación con el primer párrafo del artículo 119 constitucional, para eliminar la discrecionalidad para acudir en la ayuda solicitada y se establezcan responsabilidades a cada poder en esas situaciones.

La comisión sostiene que elementos de la Policía Federal Preventiva (PFP), agentes del Ministerio Público del fuero común, autoridades penales de Tlacolula y Miahuatlán, militares de la base área de San Juan Bautista Raya, la ex procuradora estatal, policías ministeriales y otros funcionarios son responsables de violaciones a los derechos humanos en contra de ciudadanos.

Señala que a 152 personas se les violó su derecho a la libertad, ya que fueron retenidas ilegalmente; 141 más fueron incomunicadas por miembros de la PFP y autoridades penales. En la base aérea referida hubo 50 detenidos, 98 ciudadanos fueron lesionados por uso excesivo de la fuerza y 13 más fueron torturados por policías federales y ministerial.

Las guerras de las tortillas y el orden internacional

Por: Noam Chomsky
El Espectador (Colombia)
El caos que deriva del llamado orden internacional puede ser doloroso si uno es el blanco o la víctima del poder que determina la estructura de ese orden. Hasta las tortillas comienzan a jugar en este esquema.
En fecha reciente, en varias regiones de México, los precios de las tortillas ascendieron más del 50 por ciento. En enero, en Ciudad de México, decenas de miles de trabajadores y campesinos realizaron una demostración en el Zócalo, la plaza central de la ciudad, para protestar por el alto costo de las tortillas. En respuesta, el gobierno de Felipe Calderón llegó a un acuerdo con productores y minoristas para limitar el precio de las tortillas y de la harina de maíz, muy probablemente una solución temporal.
El alza de precios amenaza el producto principal de comida de los trabajadores y los pobres mexicanos. Forma parte de lo que podríamos llamar el efecto etanol, consecuencia de la estampida de Estados Unidos hacia el etanol basado en el maíz como un sustituto del petróleo, cuyas más importantes fuentes, por supuesto, están en regiones que desafían con más ahínco el orden internacional.
También en Estados Unidos el efecto etanol ha aumentado el precio de la comida en una amplia gama, incluyendo otras cosechas, la ganadería y las aves de corral.
La conexión entre la inestabilidad en el Medio Oriente y el costo de alimentar a una familia en Estados Unidos no es directa, por supuesto. Pero como en todo comercio internacional, el poder inclina la balanza. Una meta principal de la política exterior de Estados Unidos por largo tiempo ha sido crear un orden global en el cual las corporaciones norteamericanas tengan libre acceso a los mercados, recursos y oportunidades de inversiones. El objetivo es comúnmente llamado “libre comercio”, una posición que cuando se la examina, colapsa rápidamente.
No es diferente a lo que Gran Bretaña, una predecesora en la dominación mundial, imaginó durante la última parte del siglo XIX, cuando adoptó el libre comercio, después de que 150 años de intervención estatal y violencia habían ayudado a la nación a conseguir un poder industrial mucho más grande que el de cualquiera de sus rivales.
Estados Unidos ha seguido en gran parte el mismo modelo. Generalmente, las grandes potencias se muestran deseosas de entrar en cierto grado limitado de libre comercio cuando están convencidas de que a los intereses económicos bajo su protección les va a ir bien. Ese ha sido, y sigue siendo, un atributo primario del orden internacional.
El auge del etanol sigue el modelo. Como lo indican los expertos en agricultura C. Ford Runge y Benjamin Senauer en Foreign Affairs, “la industria del biocombustible ha estado por largo tiempo dominada no por fuerzas del mercado sino por la política y el interés de unas pocas empresas grandes”, en especial Archer Daniels Midland, el productor más importante de etanol.
La producción de etanol es factible gracias a subsidios estatales sustanciales y a tarifas muy altas para excluir un etanol brasileño basado en azúcar, mucho más barato y más eficaz.
En marzo, durante el viaje a Latinoamérica de George W. Bush, el único logro fue un acuerdo con Brasil para la producción conjunta de etanol.
Pero Bush, al mismo tiempo que declamaba la retórica del libre comercio para los otros a la manera convencional, enfatizaba que las altas tarifas para proteger a los productores de Estados Unidos se mantendrían, por supuesto, junto con las muchas formas de subsidios del gobierno para la industria.
Pese a los enormes subsidios a la agricultura, financiados por los contribuyentes, los precios del maíz y las tortillas han estado subiendo con gran rapidez. Un factor es que los usuarios industriales de maíz importado de Estados Unidos comienzan a adquirir las variedades mexicanas más baratas usadas para las tortillas, aumentando los precios.
El Tratado de Libre Comercio (TLC) de 1994, patrocinado por Estados Unidos, también puede jugar un rol significativo, que probablemente aumentará. El impacto del tratado fue inundar a México con exportaciones de agroempresas fuertemente subsidiadas, desalojando de sus tierras a productores mexicanos.
El economista mexicano Carlos Salas ha demostrado que después de un aumento estable hasta 1993, el empleo en la agricultura comenzó a declinar cuando el TLC entró en vigencia, principalmente entre los productores de maíz, una consecuencia directa del tratado, concluyen él y otros economistas. Una sexta parte de la fuerza mexicana de trabajo en la agricultura ha sido desplazada durante los años del TLC, y el proceso continúa. Eso reduce los salarios en otros sectores de la economía y propulsa la emigración hacia los Estados Unidos.
Max Correa, secretario general del grupo Central Campesina Cardenista, estima que “por cada cinco toneladas adquiridas a productores extranjeros, un campesino se vuelve candidato para emigrar”.
Tal vez sea más que una coincidencia que el presidente Bill Clinton militarizara la frontera mexicana, previamente bastante abierta, en 1994, junto con la implementación del TLC.
El régimen de “libre comercio” conduce a México del autoabastecimiento de comida hacia la dependencia de las exportaciones de Estados Unidos. Y a medida que el precio del maíz aumenta en los Estados Unidos, estimulado por el poder de las corporaciones y la intervención estatal, uno puede anticipar que el precio de las materias primas puede continuar aumentando de manera drástica en México.
Cada vez más, los biocombustibles posiblemente van a “hacer pasar hambre a los pobres” alrededor del mundo, según Runge y Senauer, en la medida en que las materias primas sean convertidas en producción de etanol para los privilegiados —el casabe en el África subsahariana, para tomar un ejemplo ominoso.
Mientras tanto, en el sudeste asiático, las selvas tropicales son taladas y quemadas para obtener aceite de palma destinado al biocombustible, y hay también en los Estados Unidos amenazantes efectos en el medio ambiente a raíz de la producción del etanol basado en el maíz.
El alto precio de las tortillas y otros crueles caprichos del “orden internacional” ilustra la interconexión de los eventos, del Medio Oriente al Midwest, la región central de Estados Unidos, y la urgencia para establecer comercios basados en acuerdos verdaderamente democráticos entre las personas, y no en intereses cuyo hambre principal es por ganancias para las corporaciones protegidas y subsidiadas por un estado que dominan ampliamente, cualquiera sea el costo humano.
*Noam Chomsky. Profesor emérito de lingüística y filosofía en M.I.T

La ley como fetiche

Carlos Fazio

El gobierno espurio de Felipe Calderón está empeñado en construir un Estado autoritario, más subordinado y dependiente de Estados Unidos, donde las fuerzas armadas y los organismos de seguridad jueguen un papel clave. El nuevo modelo de Estado contrainsurgente cuenta con el aval de los poderes fácticos y el capital financiero, articulados en la coyuntura por una lógica de Estado.
En el marco de una campaña de propaganda mediática de gran envergadura, en los últimos días Calderón ha estado convocando a la ciudadanía a sumarse a “su” guerra. Con un discurso centrado en la violencia, en nombre de “la patria”, está llamando a “los mexicanos” a “formar un solo frente contra los enemigos de México”. Su intención es imbuir a la sociedad civil de su lógica belicista y arrancar el apoyo a soluciones de fuerza. Tal pareciera que Calderón ha decidido cancelar los caminos de la lucha civil pacífica y ha optado por confrontar a los movimientos sociales en las calles y en las cárceles.
Para ello ha instruido la formación de una nueva fuerza de despliegue rápido, denominada Cuerpo Especial de Fuerzas de Apoyo Federal del Ejército y la Fuerza Aérea Mexicanos (ver decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación el 9 de mayo de 2007), cuya misión anticonstitucional, entre otras, serán “diversas tareas” de “seguridad interna”, incluido “el manejo de situaciones críticas de perturbación o alteración de la paz social y seguridad pública”. La nueva encomienda viene a modificar el carácter de la institución armada, convirtiéndola en lo que bien puede calificarse de “ejército de ocupación” en su propio país.
Se puede deducir que en materia de “seguridad pública” la misión fundamental del nuevo cuerpo militar especializado será enfrentar líderes y grupos sociales inconformes catalogados según la lógica guerrerista del “enemigo interno”. Es decir, se tratará de impedir toda muestra de descontento y, sobre todo, imposibilitar por vía de la fuerza, la tortura y el terror (como ha venido comprobándose en la práctica en Atenco, Oaxaca, Guerrero y Michoacán) cualquier cambio, por mínimo que sea, en la estructura social de la nación. En esa lógica, y dado que se trata de una “guerra” (según persiste en calificarla Calderón), el “enemigo” no está afuera, sino en el interior del país, y es fácilmente identificado como la “antipatria” o el “elemento subversivo” al que hay que aniquilar.
En ese contexto, la sentencia dictada por el juez Alfredo Blas, de Toluca, el 5 de mayo, quien mediante la fabricación del delito de “secuestro equiparado” condenó a 67 años de prisión a los luchadores sociales Ignacio del Valle, Felipe Alvarez y Héctor Galindo, del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra de San Salvador Atenco, no sólo constituye un acto de venganza, escarmiento y sevicia judicial, sino que desnuda la naturaleza fascistoide del régimen de facto encabezado por Calderón y sus aliados.
La sentencia dejó firme una lectura jurídica sobre las formas de la protesta social y sentó los lineamientos para el futuro. Pero además, la medida desnuda el renovado papel del Poder Judicial, que avanza sobre el terreno social para reducir la protesta ciudadana a un tema de legalidad, con la pretensión de desalentar cualquier abordaje centrado en el conflicto. Como ha ocurrido antes en la historia de México, la sanción legal busca desplazar lo político, y ejercer su poder normativo reforzando el supuesto carácter abstracto e imparcial del precepto jurídico.
Esa “purificación” de la esfera judicial puede entenderse como una “fetichización” de la ley, que refleja cómo una autonomización creciente de lo político exige transformar el conflicto social en mero litigio jurídico. Por ello que vez que lo social se politiza aparecen voces que denuncian el supuesto ataque a las “instituciones” y al “Estado de derecho” y llaman a defender la “Patria” y consensos políticos fundacionales como la “mexicanidad” . Las reivindicaciones políticas devienen así actos delincuenciales o “subversivos” , la denuncia se convierte en “apología del delito”, y la movilización social en “motín”, “asonada” o “rebelión”.
Por la vía de criminalizar la protesta y transformar una acción política en delito penal, equiparando a manifestantes y luchadores políticos y gremiales con narcotraficantes, secuestradores o terroristas, la renovada justicia represora pasa a ser un elemento de control y disciplinamiento social que intenta impedir el avance de las organizaciones populares que se oponen a la lógica del pensamiento único neoliberal. El castigo de la rebeldía busca reducir a los actores sociales a meros espectadores y fijar sus acciones en los estrechos límites que marcan los ejecutores de la ley, muchos de los cuales son los fiscales de la impunidad del antiguo régimen priísta y el continuismo foxista- calderonista.
Es evidente que hay jueces que están haciendo política y persiguen a los que protestan. Eso entraña un mensaje represivo, pero también podría interpretarse como un intento por presionar al gobierno surgido de un fraude para que vire aún más a la derecha. En ese marco, el binomio formado por una institución armada convertida en Ejército de ocupación en su propio país y jueces políticos que actúan de consuno con los militares contra un “enemigo interno”, en un escenario de violencia y caos generalizado a escala nacional, no deja mucho margen para el optimismo.

APPO, PRD y elecciones en Oaxaca

Luis Hernández Navarro
http://www.jornada.unam.mx/2007/05/22/index.php?section=politica&article=019a1pol

Entre las recetas que un antiguo gobernador de Oaxaca asegura haber puesto en práctica para controlar al Partido de la Revolución Democrática (PRD) en la entidad está el regalar a sus dirigentes una camioneta. “No hay pierde -dice-: el grupo que se queda sin nada se pelea a muerte con el que agarra la camioneta. Los que ganan te deben un favor. Los otros se la mientan a sus compañeros. Matas dos pájaros de un tiro…”
No hay novedad en la prescripción de esta medicina priísta para el control de la oposición partidaria. Los pleitos entre las distintas facciones que forman el PRD en Oaxaca son tan antiguos como el partido mismo y han sido recurrentemente utilizados por el poder. Entre ellas todo es motivo de pelea: las candidaturas, las dietas, las prerrogativas de ley, los puestos de dirección. La mezquindad de muchos de sus dirigentes es proverbial. Su trayectoria política pareciera resumirse en una frase: “antes muertos que vivir fuera del presupuesto”.
Esta sordidez política quedó de manifiesto durante las protestas de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO). Mientras sus militantes de base y simpatizantes exigían en las calles la destitución de Ulises Ruiz, los legisladores locales del PRD votaron leyes para favorecer al sátrapa. Sólo por la presión de algunos dirigentes nacionales del partido los diputados recularon.
Esta tacañería se hizo evidente también en los comicios para renovar la legislatura local, que se efectuarán el próximo 5 de agosto, en los que serán elegidos 42 diputados. En un primer momento, la dirección del partido en el estado, apoyada por integrantes de la dirección nacional, registró una coalición electoral que excluía a Convergencia, formación política integrante del Frente Amplio Progresista (FAP) a nivel nacional, con fuerza en Oaxaca. Fue necesaria la intervención de la dirección nacional y que la diferencia se dirimiera en los tribunales.
La maniobra provocó una batalla campal entre los dirigentes perredistas a escala nacional y local, en la que sus integrantes se acusaron unos a otros de traición y denunciaron alianzas con el gobernador Ulises Ruiz.
Esta ruindad se hizo presente una vez más con la exclusión en sus listas de candidatos a diputados de connotados dirigentes sociales ligados a la APPO, con arraigo social y capacidad de convocatoria. En lugar de ellos, fueron postulados miembros de las tribus locales, en su mayoría desconocidos y con muy pocas posibilidades de triunfo. Las listas de diputados plurinominales fueron confeccionadas con familiares de diputados locales, funcionarios de la administración estatal y dirigentes del partido. Los integrantes de la APPO fueron ubicados en lugares donde no tienen asegurada su llegada al Congreso.
La participación o no en las elecciones locales en la entidad fue motivo de intenso debate dentro de la Asamblea. Finalmente, ésta acordó mantener una postura unitaria y llegar a acuerdos consensuados. Expresó su falta de confianza en que los partidos políticos puedan resolver los problemas del pueblo. Aseguró que su lucha iba más allá del proceso electoral. Ratificó su carácter de movimiento de masas amplio, democrático, plural e independiente del Estado y de los partidos políticos.
La APPO consideró que el proceso electoral está caracterizado por la antidemocracia, la inseguridad y la falta de garantías de respeto a la voluntad popular. Por ello convocó a emitir un voto de castigo a los candidatos de Ulises Ruiz y sus aliados. Asimismo, acordó continuar las movilizaciones y acciones para la transformación profunda del estado y la salida de quien ostenta la gubernatura.
En tanto movimiento plural, la Asamblea aprobó respetar la decisión de las organizaciones que, dentro del ámbito de su autonomía, decidieron participar en las elecciones o no hacerlo.
La APPO fijó además una regla muy importante para regular la intervención en los comicios: no ser al mismo tiempo concejal de la Asamblea y ocupar un cargo público. Por lo tanto, los concejales que decidan participar deberán dejar su cargo con carácter de irrevocable.
La coyuntura electoral confrontó a la APPO con sus propias contradicciones. Una parte muy importante de sus integrantes decidieron participar electoralmente. Tenían como referencia inmediata la apabullante victoria que el movimiento popular consiguió en los comicios federales de julio de 2006. Piensan que desde allí se puede dar continuidad a la demanda de renuncia de Ulises Ruiz. Otros, en cambio, optaron por no hacerlo, y algunos más plantean boicotear el proceso.
La decisión de las organizaciones sociales de asistir a los comicios se topó, de inmediato, con la estrechez política del PRD. La partidocracia puso toda clase de candados para limitar la inclusión de quienes deseaban pactar una alianza electoral. Un dirigente nacional del sol azteca les pidió no postular a líderes del movimiento, no fuera a ser que apareciera una foto de alguno de ellos aventando piedras y entonces se fuera a pensar que el partido era “violento”.
Al final, los perredistas se quedaron con la mayoría de las candidaturas con posibilidades de triunfo y colocaron en algunas posiciones claves a personas identificadas con Ulises Ruiz. Por supuesto, quienes operaron el descarrilamiento de la convergencia se dicen víctimas de una calumnia. Eso explica que el pasado 18 de mayo integrantes de la APPO tomaran las oficinas de la dirigencia estatal del PRD.
El conflicto que vive Oaxaca desde hace un año tiene su origen, parcialmente, en la falta de representación política de amplios sectores de la sociedad oaxaqueña. Hubo quien pensó que las elecciones podrían servir para crear condiciones para la solución del conflicto. Si alguna vez existió o no esa posibilidad es materia de discusión. Por lo pronto el PRD la canceló ya.

DECLARACION POLITICA DEL INTERCAMBIO DE MUJERES DE CIUDAD JUAREZ Y GUATEMALA

http://www.mexico. indymedia. org/tiki- view_blog_ post.php? blogId=37&postId=4694
NI UNA MUERTE MAS

Ciudad Juárez, 23 al 27 de Abril de 2007

En el marco del Intercambio realizado entre las expresiones del movimiento de mujeres de Ciudad Juárez Nuestras Hijas de Regreso a Casa y de Guatemala, Fundación Sobrevivientes y el Sector de Mujeres, abordamos la problemática enfrentada por la creciente violencia expresada en las desapariciones y asesinatos violentos de mujeres, concluyendo que la situación de violencia en ambos países, se refuerza con la falta de acción pronta, eficaz y cumplida por parte de las funcionarias y los funcionarios responsables de realizar las investigaciones de los asesinatos y desapariciones e impartir justicia.

Las expresiones del movimiento de mujeres y particularmente de las tres que participamos en el encuentro, consideramos que es alarmante la problemática vivida, asumiendo que nos fortalece la solidaridad expresada entre las mujeres que hemos sido afectadas por la violencia, el apoyo y acompañamiento en el trabajo que desarrollamos en el acceso a la justicia y la lucha contra la impunidad.

Por lo tanto, demandamos de las autoridades del Estado de Chihuahua y Guatemala que se agilice la investigación de los casos y que no respondan a presiones de los responsables materiales e intelectuales de los asesinatos y desapariciones de mujeres, en el cumplimiento de las funciones constitucionales y los compromisos asumidos en Instrumentos Nacionales e Internacionales, que demandan la protección de los derechos humanos y la impartición de seguridad y justicia.

POR LAS QUE YA NO ESTAN Y LAS QUE SIGUEN ESTANDO

NO MAS VIOLENCIA EN MI CUERPO, EN MI CASA NI EN EL PAIS

Ciudad Juárez, 26 de Abril de 2007


* INDYMEDIA MÉXICO http://mexico. indymedia. org
* NUESTRAS HIJAS DE REGRESO A CASA http://www.mujeresd ejuarez.org/
* MUJERES SIN MIEDO http://mujeressinmi edo.blogspot. com/
* PÁVEL GONZÁLEZ http://espora. org/pavelgonzale z
* COMITÉ CEREZO http://espora. org/comitecerezo
* COMITÉ DIGNA http://www.geocitie s.com/comitedign a
* DÉCADA CONTRA LA IMPUNIDAD http://www.geocitie s.com/decadacont ralaimpunidad

* MUJERES DE ARENA (Montevideo) http://www.geocitie s.com/mujeres_ de_arena/ mdauy.html
* EL ORNITORRINCO (Montevideo) http://www.geocitie s.com/elornitorr incour
* KAHLO: VIVA LA VIDA (Montevideo) http://www.geocitie s.com/vivalavida _fridakahlo

* NI PRINCESAS… NI ESCLAVAS http://www.geocitie s.com/niprincesa sniesclavas

« Older entries