EE UU ataca a los kechwa-aymaras

Por Tankar Rau-Rau Amaru (*)
 
El 26 de marzo a las cuatro de la tarde, fuerzas gubernistas, apoyadas por la logística de Estados Unidos, aterrizaron en cinco helicópteros en la comunidad de San Cristóbal, distrito de Pichari (Cusco), valle del Río Apurímac y el Ene, y bombardearon viviendas indefensas. En un acto cobarde, agredieron sin causa alguna a la población civil, hiriendo a varios comuneros. A consecuencia de las agresiones y las bombas, los niños de la escuela de esa comunidad quedaron traumatizados. El juez presente en la “operación” era peruano pero las armas eran norteamericanas, sedientas de sangre kechwa. Los policías y el juez robaron dinero de la casa de los comuneros. ¿Quién protege a estos indefensos kechwas del criminal ataque de las balas de Estados Unidos?
Para ejecutar tal ataque, las fuerzas pro-norteamericanas utilizaron como pretexto el sembrío de la coca. Pero sabemos que el objetivo de Estados Unidos es el agua dulce del Amazonas, una reserva para las próximas centurias. En la selva peruana, Estados Unidos tiene varias bases militares. Es la avanzada para apoderarse de las reservas de agua dulce.
¿Y qué dice ante este atropello contra sus hermanos el general kechwa ayacuchano Edwin Donayre, comandante general del Ejército? Nada. ¿Será que es kechwa sólo por la lengua que habla y no por la sangre que corre por sus venas? ¿Será un patriota, seguidor del gran Cáceres, o un cobarde que se arrodilla ante la oligarquía chilena y norteamericana que maneja política y económicamente a nuestro país? Veremos. Esperaremos. Está ante la mirada de la Historia. Después del Taita Cáceres, puede ser él.
BOMBARDEAR LA SELVA
El 2 de abril, Alan García, el virrey de Estados Unidos en el Perú, ordenó bombardear la selva peruana, con el pretexto de “laboratorios de la droga”. Dice que es para erradicar la coca que siembran los kechwas y las comunidades nativas, quienes sobreviven con la venta de ese producto ante el abandono total del Estado peruano (los tan anunciados “cultivos alternativos” son un cuentazo). Si sería verdad que quieren acabar con la droga, empezarían con los “capos” de la droga, entre ellos banqueros, empresarios, altos jefes militares y policiales, incluso algunos personajes ligados al actual régimen. La coca es sólo un pretexto de Estados Unidos para seguir bombardeando comunidades indefensas, para matarlas de inanición al dejarles sin su fuente de trabajo (siembra de coca) y luego ocupar terrenos abandonados y apoderarse del agua dulce del Amazonas.
AGOSTO 2007: Por orden de EEAlan García acaba de sacar una ley para que el ejército y la policía disparen contra todos aquellos que en defensa de sus derechos salen a las calles. En el paro agrario de Andahuaylas Alan ordenó matar a un campesino. Hasta el momento no hay ningún policía detenido. En Ayacucho, EE UU está construyendo una “escuela” de la policía, que no será otra cosa que el centro de operaciones para silenciar cualquier voz kechwa-aymara.
ALERTAS
Invocamos a los cocaleros a RESISTIR. Les pedimos unidad por encima de todo. Tratarán de dividirlos, y así les será más fácil aplicar “El Plan Colombia” en el Perú. Ya estamos presenciando el comienzo de este plan. EE UU tiene planificado trasladar la base de Manta (Ecuador) a nuestro país.
Digo “cuidado con la división” porque anteriormente ya nos hicieron pelear entre hermanos. Crearon una organización llamada Sendero, y nos enfrentaron soldados y policías kechwa-aymaras contra guerrilleros kechwa-aymaras. Al final, ochenta mil muertos kechwa-aymaras. ¿Ganamos algo? No. Perdimos todos nosotros. Nos equivocamos de enemigo.
Esta vez, según nuestros servicios secretos, hay una organización llamada “Rodrigo Franco” que, por consejos de Montesinos, está matando policías y soldados vestidos de “senderistas”, incluso usando banderas con la hoz y el martillo, para justificar los bombardeos ya anunciados y detenciones o muerte de dirigentes cocaleros. El real Sendero ya no existe. Ante este ataque, debemos responder como pueblo kechwa-aymara, ya no como organizaciones.
A PREPARARSE
Hacemos un llamado a los jóvenes kechwa-aymaras del sur: a prepararse (reservistas y no reservistas). Lean libros, estudien mucho. El Inkarri está cerca. La tierra donde nacimos y donde nacieron nuestros ancestros nos pide su cuota de sangre. ¿Hasta cuándo esperaremos democracia y libertad para los kechwa-aymaras en nuestro territorio, que ahora se encuentra en manos de capitalistas y de extraños que sólo nos trajeron hambre y destrucción? ¿Hasta cuándo sufriremos las botas yanquis en nuestro cuello? Somos herederos de una cultura superior, cuyo fundamento son la solidaridad, la laboriosidad, la ecología y la equidad. Es hora de acabar con esta cultura de la muerte y del individualismo promovido por Estados Unidos, que arrastra a la Humanidad al despeñadero final. El Pachacuti es necesario. ¡Tierra, libertad y justicia para los kechwa-aymaras!
 
(*) Comunero kechwa de Larkay (Ayacucho, Perú). Escritor y periodista.

2 comentarios

  1. Tankar Rau-Rau Amaru said,

    10 septiembre, 2007 a 1:59 am

    Hola zapateando2:
    Gracias por publicar mis notas. Te agradezco bastante por ese gesto.

    Tankar Rau-Rau Amaru

  2. Anónimo said,

    29 julio, 2008 a 17:20 pm

    huevones


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: