De Cuando se Moría por Coger

 

¡Ay, esos tibios!

Quienes abogan/por la guerra/ sin malos tratos/

Por las ejecuciones/sin crueldad/por las condenas/ sin ejecución/

Por el encarcelamiento/sin maltrato/ por los interrogatorios/ sin torturas/ 

por las torturas/sin daños permanente/ por la explotación/ sin consecuencias graves…

Benditos sean/ sin bendición/ o malditos sean/ sin maldición. 

Erich Fried 

Lukas Avendaño

Con el SIDA, cuando menos se contrae dicen con una buena cogida, es decir hay besos, abrazos, juego de pezones, penetración, cachondeo intercambio de salivas, sudor, semen, heces, sangre, etc. Pero con la influenza, ¡ja!, jodido, ¡que va rejodidos!, ni siquiera podemos pasar por ese acto gozosos/amoroso que si lo hace el SIDA y sin embargo nos carga la chingada…

Hoy estamos como el poder siempre lo ha querido, temerosos como ratas asustadas, encerrados, cercados, callados, silenciados, lo peor del caso es que lo que hace rato veníamos diciendo que la historia oficial es una historia descarnada, que había que recuperar ese cuerpo del que nos han expropiado, hoy de buenas a primera, una vez mas nos despojan del cuerpo y lo mas chingado del asunto que nosotros mismos nos prohibimos, nos contenemos, nos censuramos, ahora ya ni siquiera mis amigos me abrazan, me besan, me tocan y yo tan acostumbrado al saludo cachondo…

Pero bueno hagamos casos a la ideología de las masas y sigamos al pie de la letra la vereda de las cabras y mas les vale que lo de la influenza sea verdad, porque ahora resulta que antes del 24 de abril la gente no se memoria en México, ahora resulta que en los hospitales de México nadie moría, ¡que casualidad!, por eso digo Dios quiera y sea verdad, de lo contrario sabremos que nos han tomado el pelo por una, dos, tres… ¿cuantas veces ya van?.

Nos han tomado el pelo con un recurso frecuente de la guerra de baja intensidad de la guerra sicológica, (desmoraliza al oponente, neutralízalo para lograr su inmovilidad y lo hará mas vulnerable) y con ello la expropiación de los espacios públicos y de convivencia colectiva ¡que casualidad!, pero bueno mientras nos conectamos con el exterior solo por medio de la tele y la radio… sigan aprobándose las reformas estructurales del Estado, aceptemos los decretos presidenciales con ciega obediencias de cabras despistadas.

Ante el cierre de las universidades, ante en cierre de los centros de la reflexión la investigación y la socialización del conocimiento en la construcción de la humanización de la deshumanidad, disuélvanse también los cuerpos policíacos, disuélvanse el ejercito, ciérrense las fabricas, ciérrense los campos de cultivo… ah pero alguien tiene que mantener el orden, mejor NO, y tampoco se disuelvan los equipos de futbol y no se suspendan las contiendas en el coliseo, que la función ha de continuar pues un público selecto nos sigue por la tele.

Amen.

Anuncios

1 comentario

  1. 20 septiembre, 2014 a 15:05 pm

    […] y su derecho a pasaporte o asilo, pero no entra a patadas en una casa, etc. Vaya, los buenos; como decía Erich Fried, “benditos sean sin bendición, malditos sean sin […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: