Tribunales de opinión, Russell, de los pueblos… podrían y deberían impulsarse en México

Condenar desde el plano moral el abuso del poder

**THIS IMAGE HAS NOT YET BEEN INDEXED BY THE LIBRARY.  IF IN ANY

Javier Hernández Alpízar, Xalapa, Ver.– Recientemente, a propósito de la impunidad de la masacre de Acteal, Adolfo Gilly mencionó la oportunidad de un Tribunal Russell para el caso (La Jornada, 19 de agosto). No se ha dicho mucho al respecto, pero en Xalapa, un doctorando en derechos fundamentales opinó que “la conveniencia política para condenar desde el plano moral el abuso del poder se hace hoy evidente”.

El tribunal Russell

Para examinar los crímenes de guerra cometidos por los Estados Unidos en Vietnam, Bertrand Russell reunió en Londres, en noviembre de 1966 a 15 personalidades, como el italiano Lelio Basso. La primera sesión del tribunal fue presidida por Jean-Paul Sartre. La entrada de Wikipedia para el concepto, menciona entre los integrantes de esos tribunales a Julio Cortázar, Simone de Beauvoir y Lázaro Cárdenas.

A la postre, los tribunales, que tras la muerte de Bertrand Russell serían llamados con su nombre, se volvieron permanentes, impulsados por uno de los discípulos de Lelio Basso: Luigi Ferrajoli. 

El actual Tribunal Permanente de los Pueblos (TPP) ha revisado casos de violaciones graves a los derechos humanos, que ahora conocemos como crímenes contra la humanidad, perpetradas en diversos lugares del mundo como Sahara Occidental, Argentina, Eritrea, Filipinas, El Salvador, Afganistán, Timor Oriental, Zaire, Guatemala, Nicaragua, Colombia, entre otros.

Acerca de estos “tribunales de opinión”, preguntamos a José Roberto Ruiz Saldaña –discípulo de Luigi Ferrajoli–: ¿Qué son y qué hacen los tribunales de opinión, a la manera de los históricos Tribunales Russell?

El contexto

HG2056_17Son los años sesenta, previos al 68, “la hegemonía de los Estados Unidos, en la Guerra Fría, era marcada. No había una cultura ni instituciones de derechos humanos, ni una sociedad civil altermundista como hoy la conocemos. La idea de Bertrand Russell de convocar en Londres a personalidades para, posteriormente, constituir un tribunal de opinión que juzgara esos crímenes en Vietnam fue una idea de las más acertadas en el empeño civil del gran filósofo inglés.”

Recordemos que Russell –dice el entrevistado–, “junto con Albert Einstein, participó en la movilización contra la bomba atómica y militó en el pacifismo, por los derechos de la persona de carne y hueso, y no por las instituciones y el poder.” Russell, describe Ruiz Saldaña: “nunca se alineó a las seducciones de ningún poder”.

Lelio Basso

No menos valiosa ha sido la iniciativa –dice José Roberto Ruiz– de Lelio Basso, “destacado dirigente político italiano, quien fue constituyente y padeció el rigor de Mussolini, siendo perseguido y encarcelado.”

Basso retomó los tribunales de opinión: “Recordemos que el golpe de estado en Chile se dio en 1973 y las atrocidades de la dictadura de Pinochet presentaron el motivo para que Lelio Basso retomara la idea. El motivo obligaba a actuar”. Así se dieron a principios de los años setenta nuevas sesiones de los tribunales Russell, a propósito de las dictaduras en el Cono Sur.

Lelio Basso tenía la idea de darle permanencia a los tribunales de opinión, pero falleció en 1978. Sus discípulos y círculo de amigos, en Bolonia, en 1979, instituyeron el Tribunal Permanente de los Pueblos: “una de las opciones de promoción de los derechos humanos de más valía internacional”, dice el entrevistado, quien la equipara con Amnistía Internacional.

Lo valioso de este Tribunal Permanente de los Pueblos es que, “a petición de los afectados, los oprimidos, investiga un asunto con todo el rigor jurisdiccional, en la medida de lo posible, evidentemente, porque los gobiernos represores evitan que salgan a la luz las pruebas. Una vez que se estudia y conoce el caso concreto, el TPP, que tiene su sede en Roma, en el inmueble que ocupa la Fundación de Lelio Basso, vota que se realice una sesión dedicada al tema. Así han analizado y condenado las dictaduras en Latinoamérica, la guerra en el Salvador –cuya sesión fue aquí en México–, los crímenes en la ex Yugoslavia, la restricción de los derechos de asilo en Europa con estos gobiernos de derecha, etcétera.”

José Roberto Ruiz está haciendo su tesis de doctorado en derechos fundamentales sobre la obra de Luigi Ferrajoli (discípulo de Lelio Basso, Norberto Bobbio, Vittorio Foa), y conversando con su autor estudiado, “a principios de año, en Turín, me decía que reconocen que han tenido un recorrido considerable, amplio, pero ambicionan más. Quieren reimpulsar el concepto, relanzar el tribunal, y están deseando que lo conozcan más personas, que lo utilicen, que vayan a todos los rincones posibles del planeta. Han hecho un tribunal interesante sobre El Tíbet. Es un sentido amplio y universal de los derechos humanos”.

Tribunal de los Pueblos

Los promotores de estos tribunales de opinión dicen que “hay derecho a la autodeterminación de los pueblos, que no es una soberanía despótica de los pueblos. Es su capacidad, su poder, de exigir sus derechos. El énfasis en el pueblo no es gratuito.”

La idea de fondo de estos autores es que “la lucha y la promoción de los derechos humanos se da por la vía jurídica, no es que se pueda depreciar. Aunque Lelio Basso es un destacado militante socialista, es un socialismo moderno, que no despreciaba el derecho. Por el contrario, Lelio Basso abogaba y promovía entre esos jóvenes, en los años 50 y 60, que se acudiera al derecho. Había en Italia una muy fuerte tradición leninista y él la combatía.”

La utilización de los tribunales ordinarios, las instancias de la ONU o tribunales regionales, “valen, pero cuando uno se da cuenta de que la cultura de los derechos humanos también avanza vía la promoción de una cultura democrática, de la legalidad, del valor de las personas, es como el recurso a un tribunal de opinión adquiere una importancia del mismo nivel o proporción, me parece, que el recurso a las vías jurisdiccionales, legales.”

Condena moral

00001037A México, algunos, “desde Europa, nos ven con atraso respecto a un tribunal de opinión que los mexicanos promoviéramos y realizáramos. Porque en la historia reciente, un debate casi permanente, durante el inicio del sexenio de Fox, era una famosa comisión de la verdad que se apagó en realidad. Los promotores eran… sobre todo Aguilar Zínzer.”

Pareciera que “se olvidó la necesidad, no sólo de hacer cuentas con el pasado, en cuanto a violación de los derechos humanos, por lo menos a nivel moral, sino que respecto a los últimos sucesos en cuanto a violación de los derechos humanos ya también nos empezamos a quedar atrasados. La conveniencia política para condenar desde el plano moral el abuso del poder se hace hoy evidente.”

Esta iniciativa tendría que venir “de los medios, de personalidades de la cultura, de destacados mexicanos con un gran compromiso moral y ojalá que Xalapa pudiera ser incluso la sede de un tribunal así que, obviamente, abarcara el problema nacional.”

Le comentaba al profesor Ferrajoli –pone un ejemplo el entrevistado– que “en México tenemos la necesidad de que un tribunal de opinión pudiera asomarse al gran problema de la violación a los derechos humanos a los centroamericanos. Hoy todo el mundo voltea a la frontera norte, como si México no tuviera frontera sur. Y los emigrantes se la pasan muy mal. Tribunales de opinión se hacen necesarios y no sólo para nuestros conciudadanos, sino para los centroamericanos, a quienes les violan sus derechos las autoridades mexicanas”.

Anuncios

6 comentarios

  1. 17 octubre, 2012 a 14:47 pm

    […] información sobre el origen del TPP fue publicada originalmente como entrevista en https://zapateando2.wordpress.com/2009/10/20/tribunales-de-opinion-russell-de-los-pueblos-podrian-y-d… Compartir:FacebookTwitterCorreo electrónicoMe gusta:Me gustaSe el primero en decir que te […]

  2. 18 octubre, 2012 a 1:29 am

    […] información sobre el origen del TPP fue publicada originalmente como entrevista en https://zapateando2.wordpress.com/2009/10/20/tribunales-de-opinion-russell-de-los-pueblos-podrian-y-d… Tu voto:Me gusta:Me gustaSe el primero en decir que te […]

  3. 19 octubre, 2012 a 10:46 am

    […] La información sobre el origen del TPP fue publicada originalmente como entrevista enhttps://zapateando2.wordpress.com/2009/10/20/tribunales-de-opinion-russell-de-los-pueblos-podrian-y-d… […]

  4. Juan Rodriguez Prieto said,

    20 enero, 2015 a 20:56 pm

    Estoy conociendo a este Tribunal que bueno que existe, les doy la bienvenida, deseándoles lo mejor, deseo saber si en México hay uno de estos tribunales y que requisitos piden para afiliarse, considero muy importante promoverlo e impulsarlo aquí, en México y en Guanajuato. Saludos afectuosos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: