Samuel Ruiz, de la iglesia de abajo: EZLN

“La muerte del obispo emérito de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, fue un suceso ante el cual el EZLN no pudo quedarse callado. Expresó que el fallecimiento “llamó nuestra palabra” y escribió horando la memoria de Samuel Ruiz y el compromiso de los cristianos y creyentes “que en Chiapas, en México y en el mundo, no guardan un silencio cómplice frente a la injusticia, ni permanecen inmóviles frente a la guerra.”

Babel
Samuel Ruiz, de la iglesia de abajo: EZLN
Javier Hernández Alpízar
Rompieron el silencio que han mantenido largo tiempo los zapatistas del EZLN. Puesto que desde la fundación de los Caracoles y Juntas de Buen Gobierno –instancias regionales de coordinación de sus municipios autónomos rebeldes zapatistas– en 2003, la voz de las comunidades zapatistas para sus denuncias –y a veces para desmentidos, como cuando desmintieron a Juan Sabines y su gacetilla en La Jornada que mintió diciendo que estaban en “diálogo”–, quienes hablan son las autoridades civiles rotativas del gobierno autónomo zapatista.
El EZLN, su parte armada, que se expresa desde el Comité Clandestino Revolucionario Indígena, Comandancia General del EZLN, no había roto el silencio desde que se retiró de actos públicos en 2007. Los desmentidos a firmas apócrifas en documentos y convocatorias e incluso el desmentido a la calumnia de la agencia EFE sobre el supuesto secuestro de Fernández de Cevallos se los dejó a Enlace Zapatista, blog de la Comisión Sexta del EZLN.
Pero la muerte del obispo emérito de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, fue un suceso ante el cual el EZLN no pudo quedarse callado. Expresó que el fallecimiento “llamó nuestra palabra” y escribió horando la memoria de Samuel Ruiz y el compromiso de los cristianos y creyentes “que en Chiapas, en México y en el mundo, no guardan un silencio cómplice frente a la injusticia, ni permanecen inmóviles frente a la guerra.”
Decir su palabra en memoria de Samuel Ruiz no lo delegaron a Enlace Zapatista, lo firmaron el teniente coronel Moisés y el subcomandante Marcos. Más allá de “desacuerdos y distancias” –porque el obispo nunca compartió la vía armada, aunque reconoció siempre lo justo de las causas de los indígenas zapatistas– el EZLN reconoció que: “Don Samuel Ruiz García y su equipo no sólo se empeñaron en alcanzar la paz con justicia y dignidad para los indígenas de Chiapas, también arriesgaron y arriesgan su vida, libertad y bienes en ese camino truncado por la soberbia del poder político.”
Narraron Moisés y Marcos las muchas amenazas, acosos y agresiones que han sufrido los católicos comprometidos, encabezados por Samuel Ruiz en Chiapas, desde mucho antes del alzamiento armado del EZLN en 1994, bajo todos los gobiernos priistas y los dos más recientes perredistas, quienes han querido gobernar el estado “como si fuera una hacienda porfirista”.
Al recientemente fallecido obispo lo intentaron asesinar los paramilitares de “Paz y Justicia” –nombre sardónico, más que irónico, para un grupo de sicarios– e incluso narraron los zapatistas que alguna vez al prelado lo amenazó con una orden de aprehensión el procurador panista del gobierno zedillista Antonio Lozano Gracia.
La persecución contra Samuel Ruiz fue generalizada, según el comunicado del EZLN: “La alianza PRI-PAN (a la que luego se unirían en Chiapas el PRD y el PT) en contra de la Iglesia Católica progresista no se detuvo ahí. Desde los gobiernos federal y estatal se apadrinaron ataques, calumnias y atentados en contra de los miembros de la Diócesis.
“El Ejército Federal no se quedó atrás. Al mismo tiempo que financiaba, entrenaba y pertrechaba a grupos paramilitares, se promovía la especie de que la Diócesis sembraba la violencia.
“La tesis de entonces (y que hoy es repetida por idiotas de la izquierda de escritorio) era que la Diócesis había formado a las bases y a los cuadros de dirección del EZLN.
“Un botón de la amplia muestra de estos argumentos ridículos se dio cuando un general mostraba un libro como prueba de la liga de la Diócesis con los “transgresores de la ley”.
“El título del libro incriminatorio es El Evangelio según San Marcos.”
La anécdota recuerda el momento en que el gobierno federal presentó como supuestas evidencias contra la Diócesis un documento en lengua indígena que los ignorantes del gobierno quisieron hacer pasar como manual de guerrillas o cosa parecida, y resulto ser una traducción a lengua indígena del Evangelio.
El EZLN recordó que las amenazas acompañaron toda su vida al obispo Ruiz García y son ahora contra el centro de derechos humanos fundado por su iniciativa, el Fray Bartolomé de las Casas: “el Frayba tiene como “delitos agravantes” el creer en la integralidad e indivisibilidad de los derechos humanos, el respeto a la diversidad cultural y al derecho a la libre determinación, la justicia integral como requisito para la paz, y el desarrollo de una cultura de diálogo, tolerancia y reconciliación, con respeto a la pluralidad cultural y religiosa”. Principios que no solamente molestan a los jacobinos a priori, sino al Vaticano, que siempre ha atacado a la pastoral por los pobres, y por ella a Samuel Ruiz. El comunicado zapatista denunció que un viejo proyecto de dividir la Diócesis, como parte de una maniobra para desarticular a la iglesia de los pobres, revivió en Roma, tras la muerte del obispo emérito.
Por ello “el equipo de pastoral, y especialmente los diáconos, ministros y catequistas (indígenas católicos de las comunidades) sufren las calumnias, insultos y ataques de los neoamantes de la guerra. El Poder sigue añorando sus días de señorío y ven en el trabajo de la Diócesis un obstáculo para reinstaurar su régimen de horca y cuchillo.”
Ante ese panorama de persecución de la iglesia de los pobres, y el ataque del sector “progresista” que juzga en bloque a toda la Iglesia católica por las fechorías y escándalos de pederastia, sin distinguir a quienes lucha por una paz con justicia, el EZLN declaró que “Don Samuel Ruiz García y l@s cristian@s como él, tuvieron, tienen y tendrán un lugar especial en el moreno corazón de las comunidades indígenas zapatistas”.
Los zapatistas chiapanecos distinguen entre la Iglesia de arriba, hundida en el descrédito por escándalos de todo tipo de corrupción y la de los pobres: “Porque si bien es cierto que hay Marciales y Onésimos en la Iglesia Católica, también hubo y hay Roncos, Ernestos, Samueles, Arturos, Raúles, Sergios, Bartolomés, Joeles, Heribertos, Raymundos, Salvadores, Santiagos, Diegos, Estelas, Victorias, y miles de religios@s y seglares que, estando del lado de la justicia y la libertad, están del lado de la vida.”
Y con la Iglesia de abajo, a la que dirigen su palabra por la muerte del obispo, se muestran solidarios Moisés y Marcos: “En el EZLN, católicos y no católicos, creyentes y no creyentes, hoy no sólo honramos la memoria de Don Samuel Ruiz García.
“También, y sobre todo, saludamos el compromiso consecuente de l@s cristian@s y creyentes que en Chiapas, en México y en el mundo, no guardan un silencio cómplice frente a la injusticia, ni permanecen inmóviles frente a la guerra.
“Se va Don Samuel, pero quedan muchas otras, muchos otros que, en y por la fe católica cristiana, luchan por un mundo terrenal más justo, más libre, más democrático, es decir, por un mundo mejor.
“Salud a ellas y ellos, porque de sus desvelos también se nacerá el mañana.”
Apenas una referencia lapidaria dedicaron a la intelectualidad coleta de la ciudad de México. Como explicó el fallecido Carlos Montemayor, al no poder acusar a mano extranjera del alzamiento indígena, el Estado mexicano echó mano de culpar a la Iglesia de los pobres. Los que en el comunicado llaman “idiotas de escritorio” fueron los encargados de dar cobertura a esa necesidad de los gobiernos de Salinas, Zedillo y siguientes, para negar las causas históricas y sociales que hicieron posible la formación del EZLN y, en cambio, demonizar a Samuel Ruiz. Nos referimos a Aguilar Camín, Carlos Tello, Enrique Krauze y sus grupos productores de revistas y libros al servicio de la contrainsurgencia. Marcos y Moisés los minimizaron a “idiotas de escritorio”.
El comunicado completo puede leerse en el blog Enlace Zapatista: http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2011/01/26/26-enero-el-ccri-cg-del-ezln-manifiesta-pesar-por-don-samuel-ruiz-garcia/

Anuncios

1 comentario

  1. carmen hernandez said,

    26 febrero, 2011 a 17:12 pm

    Necesitamos un mundo mejor, pero para ello tenemos que demostrar que nos esforzamos por ser mejores mexicanos; en ese sentido somos más samueles en el país. Tenemos que seguir la lucha pacifica a través de las redes sociales para que participemos las personas mayores de edad que de alguna manera auque existian injustias iguales o perores que ahora, tuvimos el privilegio de disfrutar de mejors tiempos. Esas vivencias se deben de trasmitir a las nuevas generaciones inyectarles las ganas de vivir, porque se encuentra desesperanzados en la incertidumbre de no saber que les repara el destino, si una muerte de bala perdida, o vivir en la pobreza más cruel.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: