Detrás del Año de México en Francia

• JEAN-PIERRE PETIT-GRAS/DESINFORMÉMONOS

  • 04-Marzo-2011
  • Los individuos, grupos y asociaciones que deseamos sinceramente descubrir la cultura, las resistencias y las realizaciones del Otro México (el de abajo y a la izquierda, de los barrios populares y las comunidades indígenas y campesinas), sabemos que existe otra vía.
    • La amplia operación publicitaria abarcaba varios centenares de manifestaciones, desde el Salón du Bourget (aeronáutica civil y militar) hasta el mítico Festival de Cannes…
  • Toulouse, Francia. Está todavía en los anuarios culturales y comerciales: 2011, por obra y gracia de los señores Felipe Calderón y Nicolás Sarkozy, ha sido proclamado el Año de México en Francia.
    Anunciadas con bombo y platillo, más de 350 manifestaciones debían promover la imagen de México en Francia, y hacer descubrir sus encantos turísticos y maravillas culturales, a la vez que buscaba respaldar y dinamizar la cooperación económica y científica entre ambos países.
    A muchos, sin embargo, les hubiera tenido que llamar la atención la identidad de los promotores y generosos mecenas de tan magno suceso. Del lado francés, encontramos el grupo militar-industrial (perdón, de “seguridad-defensa”) Safran, en la persona de su director general, Jean-Paul Hertemann, quien fue designado presidente para Francia del año de México en Francia. Los demás patrocinadores son Eurocopter (primer fabricante mundial de helicópteros), el grupo Schneider (explotación del agua, de fuentes de energía, construcción -en particular de hoteles de lujo, infraestructuras, transportes, aeropuertos), el grupo Lafarge (cementos y materiales de construcción), Axa (banca y seguros), Air France (compañía aérea), Mazars (empresa de auditoría y consulting, activa en los campos de defensa y seguridad”), en cooperación con las mexicanas Cemex y Aeroméxico.
    Del lado de México, junto a la organización gubernamental ProMéxico (cuyo presidente, Bruno Ferrari, fue director de Seminis, filial de Monsanto), el presidente de las operaciones es el ex-gobernador de Veracruz, Miguel Alemán Velasco.
    Antes de comentar el estrepitoso fracaso mediático propiciado por la estupidez arrogante de ambos mandatarios, les proponemos indagar en qué contexto Calderón y Sarkozy decidieron reforzar de este modo las “relaciones bilaterales” franco-mexicanas. ¿Será que estaban deseosos de restablecer una vieja amistad, la que arraiga, por ejemplo, en la famosa carta de Víctor Hugo a los habitantes de Puebla1?

    ¿Qué pasa en México?
    El último suplemento de La Jornada sobre los pueblos indígenas, Ojarasca2, publica un artículo escrito en 1914 por el gran periodista norteamericano John Reed, titulado “Qué pasa en México”. En su texto, el autor proponía un análisis pertinente de las causas y el alcance real de la revolución que tenía lugar en el país, ignorado y despreciado por la mayoría de sus compatriotas.
    Las noticias que hoy día logran de vez en cuando atravesar la espesa complicidad de los medios masivos son de lo más alarmantes. Más de 15 mil muertos en 2010, caídos bajo los golpes de lo que se intenta disfrazar como  una “guerra contra el crimen organizado”. Cuerpos decapitados o calcinados, fosas comunes, enfrentamientos con armas pesadas, secuestros, nada falta en el cuadro…
    Hoy la pregunta hecha por Reed está más que nunca de actualidad: ¿qué pasa en México?
    Porque, más allá de lo sensacional, de la insoportable repetición de tragedias y discursos oficiales sobre la “guerra contra el narcotráfico”, el pueblo es sin lugar a dudas el blanco principal de la violencia actual. Junto con los jóvenes desempleados, marginados o militares contratados por los jefes mafiosos para escoltar los cargamentos ilícitos y pelear el territorio a los cárteles de la competencia, las víctimas de esta guerra sucia  son, en primer lugar, las obreras de las maquiladoras3, las mujeres activistas violadas, asesinadas y mutiladas en Ciudad Juárez4 (Chihuahua). Son esos campesinos ejecutados en el borde de un camino en Guerrero. Son los indígenas de pueblos cercados por grupos paramilitares, como en San Juan Copala (Oaxaca). Son los responsables de los bienes comunales secuestrados y asesinados en Santa María Ostula (Michoacán). Son los miles de migrantes mexicanos o centroamericanos, oprimidos en sus países y regiones de origen, y luego perseguidos, extorsionados, masacrados, tanto por la policía mexicana como por los delincuentes de los cárteles… Sin olvidar la implacable y diversificada guerra de baja intensidad perpetrada contra las comunidades zapatistas en resistencia, en los montes y selvas de Chiapas.
    El objetivo de esta “limpieza étnica y social”, simple y sencillamente, es aterrorizar los sectores de la población que todavía representan un obstáculo a los cambios programados del uso de los suelos, y conseguir la expulsión masiva de los campesinos que siguen practicando una agricultura de auto-subsistencia. Estos últimos deben ceder el espacio a las explotaciones agro-industriales, dedicadas a los monocultivos de exportación o a la alimentación de bajo costo5 y pésima calidad de unas poblaciones cada día más urbanizadas y dependientes. Se trata también de desarrollar los mega-proyectos energéticos (represas6, gigantescas granjas eólicas, minas a cielo abierto), los inmensos complejos turísticos, la prospección y explotación de los recursos de la bio-diversidad natural, etc. Para resumir, hay que facilitar el paso de la máquina aplanadora del sistema industrial y financiero, de la “barbarie del progreso”. De un sistema agobiado por el vertiginoso crecimiento de sus necesidades, asociado a la penurie que se avecina, y que está entrando en una fase de aceleración enloquecida de su guerra de conquista y despojo (la expresión es del subcomandante Marcos, vocero del EZLN) contra los campesinos del mundo, en primer lugar los pueblos indígenas.
    El problema, para los dirigentes mexicanos que se suceden, a la cabeza del gobierno federal como en cada uno de los 32 estados del país (todos ellos totalmente dispuestos a seguir vendiendo a cualquier precio las riquezas naturales y humanas a una economía mundial lanzada contra los restos del pastel planetario), es que una parte todavía significativa de la población se niega obstinadamente a dejar sus tierras comunales y la vida que en ellas lleva: una amplia autonomía, una solidaridad concreta entre individuos, una cultura compartida, rica y dinámica, la organización regular de fiestas y la manifestación reiterada de las ganas de seguir estando juntos, a pesar de la pobreza. Una pobreza que los mismos indígenas han demostrado ser capaces de combatir eficazmente, cuando consiguen ejercer sus derechos a la autonomía.
    Así lo enseña, por ejemplo, la experiencia zapatista en Chiapas. Esta resistencia nace y se apoya en prácticas antiguas de organización comunitaria, independientes de los partidos políticos, de sus maniobras -a menudo criminales- de división y dominación. Sin duda ahí se encuentra la principal explicación de esta guerra sin fin  que ensangrienta todas las regiones, especialmente las de población indígena mayoritaria, que padecen desde varias décadas una verdadera ocupación militar. Las ciudades, cuyos barrios se han organizado -y hasta sublevado en contra del poder regional, como en Oaxaca7 en 2006-, también están sometidas a la militarización y la omnipresencia policíaca, fuente de represión, violencia e inseguridad. Pueblos y ejidos como por ejemplo San Salvador Atenco, en el estado de México, que se han opuesto categóricamente a la expropiación y la transformación de sus milpas en pistas de aeropuerto, han pagado caro este atrevimiento: agresión masiva de las fuerzas del orden, detenciones, torturas y violaciones. Pero la resistencia de todo un pueblo sigue ahí, bajo múltiples formas, aunque voluntariamente ignorada y disimulada por unos medios cómplices8.
    2011, año de todos los peligros.
    El año 2010 se acabó para los mexicanos, en medio de unos acontecimientos siniestros, asesinatos de todo tipo 9, con la extraña y esperpéntica “liberación” de Diego Fernández de Ceballos, millonario dirigente del PAN, dueño de extensas haciendas en el estado de Querétaro. Se afirma que fue secuestrado y retenido durante más de 7 meses por un misterioso grupo, cuyos comunicados fingían torpemente un estilo “guerrillero”. Y finalmente el EZLN sería acusado, gracias a la confesión de un seudo “arrepentido”. La agencia de prensa EFE permitirá que tan grosera manipulación sea propagada en el mundo entero, sin autorizar después la  publicación de los desmentidos y las protestas de parte de numerosos individuos y asociaciones, los cuales saben perfectamente que los zapatistas nunca han usado tales métodos.

    El Año  de México en Francia
    La amplia operación publicitaria abarcaba pues varios centenares de manifestaciones, desde el Salón du Bourget (aeronáutica civil y militar) hasta el mítico Festival de Cannes, e incluía una serie de exposiciones: máscaras mayas (¿con el permiso de los actuales mayas de México?) y objetos de las culturas del Golfo, obras de José Guadalupe Posada, Frida Kahlo y Diego Rivera, festivales de cine y teatro, ciclos de conferencias 10… La cultura como cereza en un pastel poco apetitoso, pero fructuoso…
    Como se mencionaba anteriormente, el Presidente del Año de México en Francia es, del lado mexicano, Miguel Alemán Velasco. Hijo del presidente de la república federal Miguel Alemán Valdés, ex-gobernador del estado de Veracruz, este señor fue objeto de numerosas acusaciones de corrupción y retención de fondos públicos, así como de haber mantenido relaciones con organizaciones criminales de narco-traficantes11 (el Cartel del Golfo y los Zetas, asesinos apoyados por ex-militares de las fuerzas especiales mexicanas, se han fortalecido considerablemente bajo su mandato).
    Para el gobierno mexicano, esta serie de manifestaciones apuntaba con toda evidencia a  intentar borrar una imagen internacional desastrosa, a ocultar el incremento actual de las operaciones militares y paramilitares, y sus secuelas desastrosas contra la población civil.
    Se trataba al mismo tiempo, de dar un empujón a la promoción turística. Esta actividad, junto a los métodos violentos para expulsar a los habitantes “primitivos” de los lugares codiciados y al lavado de dinero favorecido por las operaciones inmobiliarias masivas, es uno de los sectores de « futuro para los sátrapas que controlan el país. Pero hay unos elementos aún más inquietantes…
    La participación del grupo Safran, por ejemplo. La elección de esta empresa especializada en “defensa y seguridad”, material militar de alta tecnología, “armamento del futuro” para soldados, motores y equipos de aviones y helicópteros de combate, aviones sin piloto, materiales de detección, identificación y control biométrico12…) no es anodina. Safran está presente en México desde hace 20 años, y al parecer equipó unidades de la policía y del ejército en materiales sofisticados. Cuando la Señora Alliot Marie, secretaria de relaciones exteriores del presidente Sarkozy, declaraba por ejemplo en la Asamblea Nacional que su gobierno proyectaba mandar a policías galos para ayudar al dictador Ben Ali, y así acabar con las protestas de la población de Túnez, no fanfarroneaba. Sus palabras se basaban en sólidos precedentes: ya en el año 1999, por ejemplo, los hombres del RAID (cuerpo de élite de la policía francesa) se encontraban en el sureste mexicano, en Chiapas… ¿Su misión? Adiestrar a los policías mexicanos para la organización de operaciones de comandos … Desde hace años, numerosas “formaciones” han sido efectuadas en el marco de los acuerdos de cooperación entre ambos países 13. Es que, según recientemente declaraba al periódico El Universal el encargado de seguridad en la embajada de Francia en México, nuestro país vivió “actos terroristas comparables a los que el narcotráfico perpetran en México 14.
    El grupo Safran construyó ya dos fábricas en Querétaro (el feudo de Fernández de Ceballos, el político secuestrado y liberado en diciembre pasado). Las condiciones para estas nuevas instalaciones fueron realmente excepcionales: terrenos regalados, etcétera.
    Por último, el hijo de Miguel Alemán dirige una empresa de aviación low cost, Interjet. Esta empresa compró 15 Airbus, y participó, con EADS y …Safran, en el experimento de un nuevo “bioqueroseno”, fabricado sobre todo a partir de salicornio. El objetivo es pintar una imagen bonita y verde para una aviación cuyas emisiones de gases de efecto invernadero aumentan de 5% por año. Sin embargo los pescadores y las poblaciones indígenas del estado de Sonora, por ejemplo, en donde se proyecta cultivar de forma masiva estas plantas, tal vez no estén totalmente de acuerdo…
    Para resumirnos, y la elección y trivialización de sus patrocinadores lo demuestran, el año de México en Francia era ante todo una empresa de manipulación. Buscaba disimular la situación en el país, justificar la participación en las violencias ejercitadas contra la población, legitimar el saqueo de sus recursos y acelerar la destrucción de la sociedad mexicana.
    Hacemos estas observaciones a partir de una doble consideración: en Francia ya tuvo lugar la destrucción de la sociedad tradicional campesina y autónoma (con la limitación de la propiedad privada de la tierra, que favoreció la división y mermó las capacidades de resistencia popular), a raíz de la revolución industrial y, sobre todo, de la primera guerra mundial. Una matanza de millones de campesinos, que permitió la introducción masiva de la mecanización y los insumos químicos artificiales, o sea la capitalización y la industrialización del campo. Hoy en día, la población de nuestro país, pese a una situación privilegiada debida a la explotación que el sistema capitalista francés ejerce sobre una serie de naciones, regiones y recursos del planeta, sufre una condición de alienación y atomización que le impide plantearse, de momento, un modo de vida alternativa a la que le impone la oligarquía capitalista y su tecnociencia.
    En la región de Toulouse, por ejemplo, 150 mil personas trabajan para la ultra moderna industria armamentista. Las luchas por la defensa del empleo, cuando las hay, se resumen pues a la exigencia de seguir fabricando materiales de control y eliminación masiva… Las manifestaciones y huelgas por los aumentos salariales no van más allá de la exigencia de poder seguir consumiendo objetos cada vez más absurdos, inútiles y contaminantes. Las movilizaciones por las llamadas conquistas sociales (educación, seguridad social, pensiones y edad de jubilación) coinciden en pedir que el Estado asuma o vuelva a asumir un papel preponderante sobre los destinos individuales y colectivos.
    En México existen todavía pueblos, tribus y naciones, barrios populares y sectores juveniles y de la intelectualidad capaces de plantearse resistir frente a ese tipo de « progreso destructor. Gente que entiende perfectamente que el llamado desarrollo y la industrialización del país son sinónimos de muerte y destrucción, desaparición de lo que queda de la autonomía alimentaria, social, política, que pacientemente habían sabido reconstruir y defender los pueblos mexicanos.
    No se trata, acá en Francia, de intentar luchar por delegación, sino de estudiar cómo nos pueden inspirar y ayudar los ejemplos de estas resistencias. Antes de que sea demasiado tarde.

    ¿Otro año de México en Francia ?
    Da pena ver como junto a las autoridades nacionales, regionales y locales francesas, de izquierdas como de derechas, muchas asociaciones culturales, en un pasado pretendidamente «revolucionarias, se habían declarado encantadas de poder participar en tan triste mascarada… ¿Ignorancia total de lo que significaban esos proyectos costosos, realizados, como lo recordaba un amigo Mexicano, a expensas de nuestros pueblos ? ¿Complacencia facilitada por los subsidios de los mecenas?
    Hoy en día, a la zaga de la nueva y rimbombante preocupación de Nicolás Sarkozy por los derechos humanos », a propósito del caso Cassez, la mayoría de los políticos franceses han decidido sumarse al boicot de las manifestaciones culturales del Año de México en Francia.
    Sin mencionar ni cuestionar la estrecha colaboración militar, científica, económica relacionada con el saqueo y la violencia de la guerra actual, algunos organizadores de festivales, profesores universitarios y amigos de México lamentan por su parte ese boicot.
    Los individuos, grupos y asociaciones que deseamos sinceramente descubrir la cultura, las resistencias y las realizaciones del Otro México (el de abajo y a la izquierda, de los barrios populares y las comunidades indígenas y campesinas), sabemos que existe otra vía. Es posible construir, no solamente a lo largo de este año, sino de manera duradera, y sin el dinero de los poderes económicos y políticos, unos verdaderos encuentros e intercambios con la gente de este país que tanto amamos. En eso estamos, y seguiremos estando.
    Febrero 2011
    1 Habitantes de Puebla (…) tienen razón de creer que estoy con ustedes. No es Francia quien les hace la guerra, sino el imperio……. Así se expresaba Victor Hugo en su carta a los defensores de la ciudad de Puebla, atacados por las tropas de Napoléon III. El 5 de mayo 1862, los soldados mexicanos, en gran parte indígenas de las montañas vecinas, derrotaron a los representantes del “mejor ejército del mundo”…
    2 Enero 2011 – http://www.jornada.unam.mx/2011/01/15/ojaportada.html
    3 Fábricas de productos textiles, electrónicos o informáticos, en las cuales los empleados sobre explotados, casi siempre mujeres, no tienen ningún derecho.
    4 http://www.courrierinternational.com/article/2009/05/06/filles-en-danger-a-ciudad-juarez . Para 2010, la periodista Gloria Muñoz habla de más de 300 mujeres asesinadas en esta ciudad fronteriza.
    5 En particular con la introducción de cultivos transgénicos de maíz, un verdadero crimen en el país cuna de este cultivo, y autosuficiente en materia de alimentación, hace de eso apenas 40 años.
    6 Unas 300 están en proyectos actualmente en México. La más importante, La Parota, en Guerrero, amenaza directamente a unos 25000 campesinos. Los cuales manifiestan una oposición masiva y decidida.
    7 Leer La Commune de Oaxaca, de Georges Lapierre ; o también Duro, compañeros, de Pauline Rosen. Cros.
    8 Los periodistas que en los folletos locales investigan y escriben sobre los abusos, la corrupción y los acuerdos de los poderosos son a menudo amenazados o asesinados. México detiene desde hace años muchos tristes récords en la materia. En cambio, la prensa nacional, con pocas excepciones, y la internacional, prefieren difundir noticias sensacionalistas, mentirosas y calumniosas sobre la realidad vivida por los Mexicanos.
    9 El de Marisela Escobedo, que luchaba para que fuera juzgado el asesino de su hija, en Ciudad Juárez, fue grabado en vivo por las cámaras de vigilancia del ayuntamiento frente al cual protestaba.
    10Ver en la página de Cultures France (del « Institut Français ») : http://www.culturesfrance.com/evenement/ev966_UHImZWFjdXRlO3NlbnRhdGlvbg==.html
    11 http://my.opera.com/PRIminalidad/blog/show.dml/3122241 El autor del artículo, Diego Toto Jiménez, es un universitario (trabaja hoy en día en el estado de Oaxaca) que escribió mucho sobre la corrupción de los gobiernos sucesivos de Veracruz. Miguel Alemán fue también dirigente de la cadena Televisa. Su sucesor Fidel Herrera Beltrán, se postularía como el próximo candidato del PRI a la presidencia de 2012 , frente al actual gobernador del estado de México, E. Peña Nieto. El odio de Felipe Calderón por Peña Nieto explicaría en parte la elección de Miguel Alemán Velasco para representar el país durante « el año de México… »
    12« Big Brother es un bebé al lado de lo que esas empresas están preparando. El sistema Morpho, por ejemplo, permite identificar a los individuos sin frenar el sacrosanto flujo de una población móvil, que podrá de esta forma desplazarse para el trabajo, las compras y el ocio, bajo el control permanente de las máquinas.
    13 Los métodos de la policía francesa, de intervención y represión bajo el nombre de asistencia y seguridad, son uno de los saberes que más “nos” envidian los demás Estados del planeta. Basta con teclear en un monitor de búsqueda los términos “policías francesas capacitación” para entender, a través de la prensa mexicana y latino americana en general, la importancia de una actividad que, al parecer, el excelente documental de Marie-Monique Robin, Los Escuadrones de la muerte, no logró calmar. Desde Pétain, con los Papon, Marcellin y hoy día  Alliot-Marie u Hortefeux, “nosotros” seguimos siendo los campeones…
    14 Diario El Universal, 08/03/2010.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: