A 3 años de distancia, desdén oficial, nulos castigo a asesinos de comunicadoras triquis

Cimac

 

Al conmemorarse tres años del homicidio de las indígenas triquis Teresa Bautista y Felícitas Martínez, integrantes de la radio comunitaria “La Voz que rompe el silencio”, —fundada por el ayuntamiento autónomo de San Juan Copala—, representantes de organizaciones civiles y defensores de Derechos Humanos (DH) acusaron la falta de interés de las autoridades federales y locales para esclarecer el doble asesinato.

 

La tarde del 7 de abril de 2008 ambas mujeres fueron acribilladas durante una emboscada en un camino de la zona triqui de Santiago Juxtlahuaca cuando se dirigían a la ciudad de Oaxaca, para participar en el Encuentro Estatal por la Defensa de los Derechos de los Pueblos Originarios.

 

Las y los activistas señalaron a Cimacnoticias que este crimen contravino los principios de libertad de expresión y acceso a los medios de comunicación indígenas reconocidos en la Constitución, e incumple diversos instrumentos internacionales como el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, la Convención Americana de Derechos Humanos y la Declaración Universal de los Derechos de los Pueblos Indígenas. 

 

Omar Esparza, integrante de la Red de Radios Indígenas y Comunicadores del Sureste Mexicano, denunció la persecución que ha desatado desde distintos frentes en contra de las radios indígenas y comunitarias del país “ya que se busca acallar a quienes levantan su voz en contra de los saqueos y las injusticias”.

 

Miembro activo de esta asociación civil conformada por 16 radios comunitarias indígenas en Oaxaca y el sur de Veracruz, Esparza defendió el derecho de los pueblos y comunidades indígenas de México de estar informadas a través de sus propios medios, en sus propias lenguas, respetando sus tradiciones y su cultura.

 

Por eso, agregó, los medios comunitarios y en especial los medios indígenas se han consolidado en los últimos años como la mejor vía para informar a los pueblos y para preservar su lengua y su cultura.

 

Una vez más exigimos de manera enérgica que se haga justicia a nuestras compañeras Teresa y Felícitas y se detenga la escalada de persecución, criminalización y ataques paramilitares que sufren nuestros hermanos triquis de San Juan Copala, demandó el coordinador de Voces Oaxaqueñas construyendo Autonomía y Libertad, David Venegas.

 

Sostuvo que el asesinato de las jóvenes es parte de una lista de más de 30 homicidios de hombres, mujeres, niños y niñas, todos simpatizantes del Movimiento de Unificación y Lucha Triqui-Independiente (MULT-I), fundadores del municipio autónomo de San Juan Copala, en la zona indígena triqui.

 

Ana María Hernández, de la organización Consorcio para el Dialogo Parlamentario y la Equidad, filial Oaxaca, dijo que la solicitud para declarar la alerta de género en la zona, contemplada en la Ley General de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, se canceló a petición de las indígenas, quienes consideraron que con la declaratoria la región podría militarizarse, y estaría en entredicho el respeto de los DH.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: