Temacapulín entre la indiferencia urbana e impunidad

Jaime Eloy Ruiz Barajas*

 

Al que no expresa ni un ápice de sentimiento por lo que sucede en Temacapulín, Acasico y Palmarejo, se le incluye en la basta masa poblacional que habita en la región urbana de los valles de Atemajac, Toluquilla y Tesistan, mar de gente donde suele abundar la indiferencia ante agravios cometidos a las comunidades rurales de nuestra entidad. Aunque no solo es privativo de esta metrópoli, es un comportamiento común el urbano-centrismo que demuestra la gran mayoría de los que residen en la ciudad, al no pensar, ni querer saber que sucede más allá de las fronteras pavimentadas y derrochadoras de consumo energético, agua y bienes comestibles que vienen del campo y específicamente agroecosistemas que nos nutren cada día.

 

Es una actitud cuestionable, más aun, cuando se pertenece a un sector culto, informado y educado, el que no incumba sobre cual es el origen y consecuencias de la huella ecológica  y demás impactos ambientales, así como, a los derechos humanos de quienes habitan los poblados, que aun estando lejanos de las urbes industriales y de mercado, pagan caro las terribles amenazas de desaparecer como colectividad tradicional, con raíces profundas de identidad y amor a la tierra

y los bienes naturales que han conservado desde sus ancestros. Estas afectaciones se dan porque el medio urbano -describe el ecólogo Odum-  es un ecosistema heterotrófico que depende de grandes insumos de flujo energético e hidrológico provenientes de fuentes externas del sistema. Así, el crecimiento desordenado de la mancha urbana con miles de fraccionamientos de baja calidad y mal ubicados, entre estos incluso, desarrollos residenciales de alto costo y demandantes de servicios insostenibles, lleva consigo a la vez, funestas repercusiones a otros lugares donde las familias campesinas que en medio de un drama de incertidumbre  y angustia, están incluso dispuestos a morir antes de ser forzados a un desplazamiento y reubicados donde el gobierno ha decidido en forma coercitiva y autoritaria.

 

Grupos de industriales influyentes de la ciudad sedienta de León, Guanajuato y de agricultores poderosos del vecino estado, exigen agua del río Verde sin importarles borrar del mapa de Jalisco a tres poblaciones, entre estas, la emblemática Temaca. La tecnoburocracia de la Comisión Nacional del Agua (CNA), como a algunos gobernantes Jaliscienses de corta talla mental y baja estatura ética, son incomprensibles al derecho humano a sentir como humanos lo que significa su hábitat natural y simbólico, es más, no solo eso, simplemente su armadura depredadora no les permite percibir el derecho de un pueblo a vivir en paz  y trabajar con dignidad y orgullo por lo que aportan a la economía de la región y comparten a los demás el producto de su trabajo. La presa El Zapotillo es un proyecto hidráulico insustentable, ilegal y técnicamente errático que contempla un volumen de 991 Mm³ con un impacto ambiental y social directo de inundación de tierras fértiles por 4,816 hectáreas al subir la cortina a 105 m. de altura (Se recuerda que originalmente se proponían 80m y construcción de diques para evitar  inundaciones a los poblados), según la CNA la capacidad de abastecimiento será de 8.6 m³xs de esta cantidad de agua, casi 4m serán para León, Gto.,3m para Guadalajara y el resto para los Altos de Jalisco. En la capital tapatía como en la ciudad industrial de León, el fracaso en el uso eficiente de agua es indiscutible, el desperdicio ha registrado alrededor del 40%, aquí se ha tenido un rango de hasta 300 lts. al día por habitante, cuando sustentablemente deberían de ser 150 lts. De tener un uso responsable del agua con sistema tecnológicamente adecuado de captación pluvial y medidas de protección y conservación de acuíferos, cuencas hidrológicas, manantiales y otras fuentes naturales que se están abatiendo  y degradando en forma precipitada, -además de sanear adecuadamente las aguas residuales- no llegaría el impacto ambiental a lastimar la imprescindible vida rural.

 

Muchas tareas se tienen que realizar con visión de largo aliento y sustentable, y a todos nos corresponde poner de nuestra parte en materia de cuidado del agua como futuro común. En la actualidad la nueva tecnología de agua ha desarrollado modelos sustentables para abastecimiento de agua a las grandes ciudades, como a las poblaciones pequeñas, lamentablemente nuestro país poco las ha desarrollado y particularmente en Jalisco, estas alternativas no solo se han ignorado, sino se continúa con una visión anacrónica y de corto plazo en materia de abasto y saneamiento. Otra incoherencia y amenaza hidráulica, (esto nos obliga a reconocer lo que hacemos con el río Santiago) es que la Cd. de León una vez usada el agua del río Verde de Jalisco, la descargará al río Turbio de Guanajuato que es tributario de aguas muy contaminadas al río Lerma, ello aparte de otras observaciones, significa prácticamente trasvasar de una cuenca a otra, lo que convierte en inviable hidrológica y ecológicamente ésta depredadora política oficial.

 

Los más recientes estudios multidisciplinarios en impactos ambientales de las represas nos muestran claramente los desequilibrios ecológicos que se ocasionan en la inundación de suelos con alto potencial de nutrientes orgánicos y la retención de flujo hidrológico aguas abajo de la cuenca, propiciando disminución considerable de agua y humedad para recarga de acuíferos y metabolismos diversos de flora y fauna, en esta retención del caudal, habría que calcular los perjuicios a las poblaciones humanas y sus tierras de cultivo en los municipios de la región de Los Altos. Además, está plenamente comprobado que las represas contribuyen a elevar los niveles de emisiones de gases de efecto invernadero, lo cual contradice las medidas que deben tomar las naciones que han ratificado el Protocolo de Kyoto como lo signó México, y los supuestos compromisos del mandatario Felipe Calderón Hinojosa ante la comunidad internacional, como   anfitrión de la 16 Conferencia de las Partes de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (Cop-16).

 

Ocasiona suspicacia que el proyecto de cortina y embalse, incluye un solo acueducto directo de 145 km hacia la ciudad de León, Guanajuato, con un acuaférico de poco más de 40 km.(No se contemplan en el mismo momento, financiamientos en redes de acueductos para abastecer a los municipios de Los Altos: ¿Tendrán que ir en camiones pipas por el agua?, mientras, no sabemos cuando se gestionarán recursos para ello) Esta obra se continúa realizando de manera impune con un monto de $14,366 MDP. Todo ello, a costa de daños irreversibles a la biosfera e inundar  antiguos poblados, cuyos orígenes se remontan al año 1321 como asentamiento prehispánico de Cazcanes y Tecuexes. En el caso de Temacapulli su fundación colonial se registra por el año 1530 de lo que resultaron construcciones de incalculable valor arquitectónico, así todavía se encuentran las casas reales y el mismo templo colonial de 1759 erigiéndose como basílica de la Virgen de los Remedios y Lateranense hace 50 años; entre otros atractivos dignos de valorar, están: el Santuario del Señor de la Peñita, el antiguo panteón y un enorme balneario con aguas termales, son muy apreciados  los paisajes que en su trayecto va dejando el Río Verde con sus majestuosos sabinos y la belleza geomorfológica de impresionantes cañadas.

 

El atentado al patrimonio histórico y a los bienes naturales, como a los derechos humanos de sus habitantes, nos debe conmover y poner alertas, del nivel de cálculo agresivo y perversidad de estos funcionarios “públicos” del agua y sus jefes siniestros. Reflejan un patrón de conducta inmoral y mezquindad. Así, sus negativas actitudes y argumentos mediocres, quedan demostradas: el desconocimiento y rechazo a la recomendación emitidas por la CEDH al jefe del ejecutivo estatal referente a la suspensión de construcción de la presa y considerar proyectos alternativos a este sistema; seguir rechazando otras propuestas de abastecimiento, ahorro y uso eficiente de agua; la obra de presa, implica la desaparición de vestigios de cultura prehispánica y monumentos históricos coloniales que in situ poseen un incalculable valor arquitectónico; atentado a la biodiversidad y al equilibrio ecológico de la región; violación a disposiciones jurídicas de la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente; desacato a la resolución judicial de suspensión de obras en nuevo centro de población ubicado en Talicoyunque, confirmado este delito por el Tribunal Administrativo del Estado, violación a reglamentos municipales y disposiciones  del INAH; contraviniendo la firma de tratados y acuerdos internacionales en materia ambiental y en derechos humanos. 

 

Llama poderosamente la atención el hecho de que la presa El Zapotillo, se edifique sobre los escombros de la legalidad y  los derechos humanos, lo cual significa que los funcionarios públicos involucrados están actuando en un tejido de impunidad y vulnerando con ello, un estado  de derecho y  democrático que apremia su rescate y restitución, antes que se afiancen para siempre, conductas delictivas de cuello blanco desde el aparato estatal. Sectores críticos y activos de la sociedad civil e instituciones sociales comprometidas con la razón y la justicia, estamos exigiendo transitar en medio de grandes dificultades que amenazan la integridad de la república, con gobernantes de alta responsabilidad histórica, respetuosos siempre de los derechos de los pueblos y sus tierras, sensibles ante los sentimientos de una nación que requiere ensanchar los causes democráticos ante los autoritarismos y prepotencias; tomadores de decisiones capaces y preparados en la nueva era del conocimiento que hoy privilegia a la dimensión ambiental y la racionalidad ecológica para conquistar la calidad de vida y el bienestar de los pueblos.

Así las cosas, no dejemos al olvido ni en la indiferencia la lucha y resistencia de los pueblos y sus derechos a la tierra que les pertenece, manifestemos nuestro repudio a las políticas autoritarias que criminalizan la justa protesta social y desprecian a las poblaciones rurales. Estemos con ellos.

 

* Ambientalista y Profesor-Investigador titular “B” de Tiempo Completo de la Universidad de Guadalajara.

Coordinador de la Comisión de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable del Parlamento de Colonias de la ZMG. A.C.

Miembro del Consejo Consultivo de Medio Ambiente para el Desarrollo Sustentable del Municipio de Guadalajara.

Miembro de la Academia Mexicana de Ciencias Ambientales y Sociales, A.C.

Anuncios

14 comentarios

  1. Anónimo said,

    3 octubre, 2013 a 19:41 pm

    AHTZIRI VAZQUEZ SANCHEZ

    ME PARECE ALGO SUMAMENTE INACEPTABLE LO QUE ESTA PRESA SIGNIFICA DE GRAN RIESGO PARA LOS HABITANTES Y AUN ASI LA QUIERAN CONSTRUIR SOLO PARA EL BENEFICIO DE OTROS Y CLARO COMO ES COSTUMBRE EN NUESTRO PAÍS SE HAGAN LAS COSAS CLANDESTINAMENTE. ESTOY TOTALMENTE EN CONTRA DE LA CONSTRUCCIÓN DE ESA PRESA PORQUE SE EL RIESGO QUE CORREN LOS HABITANTES Y LOS PUEBLO MÁGICOS Y ESTOY A FAVOR DE PROTEGER LAS POBLACIONES RURALES

  2. Anónimo said,

    5 octubre, 2013 a 0:03 am

    se me hace una injusticia lo que quieren hacer, ya que significa poner en riesgo a los habitantes de ese lugar al querer hacer una presa ahí sin tomar en cuenta que en lugar se tener un beneficio están afectando a la comunidad. estoy en contra de esa construcción porque solamente afectaría un bello lugar.
    Ahí que apoyar a estas personas para hacer que recapaciten y detengan ese proyecto

  3. liliana burciaga castellanos said,

    5 octubre, 2013 a 0:07 am

    se me hace una injusticia lo que quieren hacer, ya que significa poner en riesgo a los habitantes de ese lugar al querer hacer una presa ahí sin tomar en cuenta que en lugar se tener un beneficio están afectando a la comunidad. estoy en contra de esa construcción porque solamente afectaría un bello lugar.
    Ahí que apoyar a estas personas para hacer que recapaciten y detengan ese proyecto

  4. Perla Frias said,

    5 octubre, 2013 a 20:13 pm

    Cada pueblo merece respeto a sus tierras. Desde tiempos a tras este pueblo a luchado para tener su patrimonio es injusto que el gobierno no se conmueva con todas estas personas que pueden perder todo, que con mucho esfuerzo lo han logrado.Ademas esta presa no nos va a veneficiar nada a nosotros solo es para un beneficio para individuos que solo quieren poseer mas riquezas a costa de los derechos de los demás. Así que, NO ALA PRESA apoyemos a temacapulin y cuidemos nuestra tierra.

  5. Monica Garcia Saldaña said,

    5 octubre, 2013 a 21:59 pm

    Esta presa traerá consecuencias muy graves, es lamentable que aún así quieran construirla sin importarles el daño que pueden hacer a los habitantes, se debe tener consideración a las comunidades aunque es poco probable que se tome en cuenta ya que si tienen en mente un proyecto lo harán, creo que siempre es mejor buscar otras alternativas.
    Monica Garcia Saldaña

  6. Paola Karina Briones said,

    6 octubre, 2013 a 14:16 pm

    este proyecto es sumamente indignante porque no es justo que quieran alejar a esas humildes personas de sus tierras solo por objetivos que claramente les traerán beneficios a ellos mismos
    sin duda tenemos que apoyar para que esto se detenga

    Paola Karina Briones Rodriguez

  7. arce garcia omar abel said,

    6 octubre, 2013 a 16:19 pm

    es increíble como el gobierno puede ser tan siego y egoísta como para llevar acabo este proyecto ilícito e inmoral la cual llevaría al exterminio de 3 pueblos entre ellos el de temacapulin hay que generar conciencia en la sociedad sobre esto que se esta generando pues no puede quedar impune !

  8. 7 octubre, 2013 a 0:33 am

    no es justo como el gobierno deja atrás toda una historia de esas personas, ahí yacen sus sueños, sus ganas de seguir viviendo etc. ya basta de que el gobierno no le importe nada más que solo seguir incrementando sus ganancias a puestas de los que menos tienen.

  9. Gabriela cardenas said,

    7 octubre, 2013 a 16:20 pm

    A mi me parece que no es justo para los habitantes porqe a ellos les a costado cuidar esas tierras para que el gobierno asi de repente las quiten es una falta de respeto para el pueblo porque la mayoria de los habitantes que viven ahi, son personas muy humildes y creo que todos deben de tomar conciencia para que detengan eso el gobierno y luchen por conseguirlo por que es de su beneficio.

    Ana Gabriela Cardenas Briones
    6ºa

  10. Alejandro Paz Arreola said,

    7 octubre, 2013 a 23:27 pm

    Alejandro Paz Arreola 6-A T/M seme hace injusto que a gente que tiene viviendo años hay, que a luchado por mantenerse estable cultivando sus propios productos y que el gibierno de asi nomas quiere hacer una presa y mover a la gente de hay y qe pierdan todas sus cosas

  11. Alejandro Paz Arreola said,

    7 octubre, 2013 a 23:30 pm

    Continuidad para avastecer de agua a otros pero afectando mucho a ellos y que el gobierno nadamas piense en si mismo y no por los demas seme hace muy injusto

  12. Israel Sinai Reyes Gómez said,

    8 octubre, 2013 a 0:06 am

    Israel Sinai Reyes Gómez

    Los dichos pueblos que tienen un gran valor histórico y arquitectónico me parece injusto que por intereses de unos cuantos el pueblo tenga que sufrir una terrible humillación de desalojarlos ya que no solamente es donde viven sino que viven de ello puesto que es también donde trabajan la tierra para producir sus necesidades.

    Eso demuestra que tenemos un sistema gubernamental pobre que carece de ética y de muchas cosas, que a pesar de que se les hace ver las cosas el como perjudicarían no nomas al pueblo sino al suelo, medio ambiente como lo dice violando el protocolo de kyoto y me parece aun más peor ya que el gobierno se comprometió a hacer todo lo posible para que se respetara dicho protocolo.

  13. Anónimo said,

    8 octubre, 2013 a 0:33 am

    No puede ser posible que el gobierno tenga esa mentalidad, no piensa en las posibles consecuencias que puede llegar a traer la construcción de esa presa, desde muchos daños a los habitantes no es justo que asi por nomas hagan a un lado a esas humildes personas, hay se encuentra mas que nada su patrimonio.
    MARIO JAIR RODRIGUEZ LOPEZ 6-A T/M

  14. Christian Oswaldo Hernandez Sandoval said,

    10 octubre, 2013 a 15:15 pm

    Es una desgracia que tengamos un gobierno así, Que realice proyectos como este y desalojar a toda esta gente tan humilde de sus hogares que pasan su patrimonio de generación tras generación y todo para solamente se beneficie el gobierno. Es Totalmente una injusticia lo que se le esta haciendo a este pueblo y mas para la madre naturaleza ya que hay muy pocos lugares rurales como estos y aun así siguen haciéndole daño estos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: