Propaganda de guerra


Javier Hernández Alpízar
Calderón sigue sin atreverse a debatir con Javier Sicilia llamándolo por su nombre. A pesar de estar protegido por el ejército, Calderón teme a nombrar a un hombre que va caminando, herido por la muerte de su hijo Juan Francisco, en compañía de otras mujeres y hombres heridos por la muerte de sus hijos, hijas, hermanos, hermanas, padres, madres, parejas…
Javier Sicilia camina al lado de las madres y padres de niños muertos por la ambición y la negligencia en la Guardería ABC, viudas de los muertos por la ambición y la negligencia en las minas de carbón de Pasta de Conchos, víctimas de la pederastia del protegido del beato Juan Pablo II Marcial Maciel, hermanas, madres, hermanos de los jóvenes asesinados en masacres como la de Salvárcar o de comunidades asediadas por la mafia como los menonitas.
Al llamado del Javier Sicilia, y otros que como él, desde hace muchos años, han venido luchando por un México no violento, justo, en paz, como el obispo Raúl Vera, han contestado muchos grupos, organizaciones, voces, en muchas ciudades y en muchos países: desde la A, de las víctimas de Acteal, asesinadas por paramilitares del PRI protegidos por abogados del régimen y por el grupo de Héctor Aguilar Camín –ahora “observador” de medios por Iniciativa México, ¿con qué autoridad? y al lado del encargado de prensa de Salinas de Gortari José Carreño Carlón– hasta la Z de los zapatistas del EZLN, comunidades indígenas que desde 1994 viven rodeadas por el ejército, por paramilitares, con la prensa mercenaria en contra (de nuevo, ejemplo: Aguilar Camín), y con gobernantes, funcionarios, políticos y partidos de todo el espectro político desde el PAN, el PRI y el PVEM hasta la coalición PRD- PT – Convergencia.
Los nombres con los que la marcha ha sido nombrada, por Sicilia y quienes marchas desde Morelos: Marcha Nacional por un México en Paz con Justicia y Dignidad, y el nombre que le han dado el EZLN, la Otra Campaña, y otras redes como la Coordinadora Metropolitana contra la Militarización (COMECOM): Marcha por la Justicia y contra la Impunidad, son claros, sin dobleces, sin ambigüedades.
Y a ellos, Felipe Calderón contesta con habladurías y ambigüedades, mencionando a “intereses” inconfesables que él no se atreve a nombrar, porque no los hay. Lo mismo hacían Portillo y los priistas, lo mismo hace AMLO, no nombrar a sus adversarios, llamarlos “innombrables”.
Pero Javier Sicilia –y quienes con él han asumido la tarea de construir la paz, de llamar a luchar por nuestro derecho de vivir en paz, de construir un movimiento nacional por la paz – sí han llamado por su nombre a quienes dirigen su “ya basta”: a los políticos y los criminales –con todas sus letras y aunque a algunos nos parece un pleonasmo–. Ellos mencionan a Calderón por su nombre, aunque el aludido no se atreva a nombrarlos a ellos por su nombre.
Están también los empleados de Calderón, los voceros como Jorge Fernández Menéndez y Pedro Ferriz de Con –no son los únicos, pero como botón de muestra ignominiosa bastan–. El primero dice una y otra vez que “no entiende”, porque claro no le han ayudado a entender con una orden desde donde le ordenan entender o dejar de entender. Me recuerda a los políticos priistas que en las mesas de negociación con el EZLN no entendían la palabra “dignidad”. No se entiende lo que no se conoce. Y Fernández Menéndez conoce el autoritarismo, los llamados a la represión, por eso las palabras “paz, justicia y dignidad” no las entiende.
Ferriz de Con se parece más a Calderón, su jefe de partido, sindicato y club social. Entrevistó a Sicilia y no se atrevió a cuestionarlo, sabe que no es cuestionable. Entonces usa sus “consultas” amañadas, con preguntas tramposas, para tratar de desprestigiar a Sicilia y a la Marcha por la Paz. Y las voces de reales o supuestos radioescuchas, quienes, con lenguaje fascista, tachan a Sicilia de “izquierdista”, como si ese adjetivo fuera ignominioso.
Les enoja porque desmiente su imagen de Calderón como campeón del combate al crimen, ya que la marcha silenciosa recuerda que los 40 mil muertos o más de esta guerra siniestra son niños, niñas, adolescentes, jóvenes, mujeres, hombres, ancianos, ancianas, la mayoría de ellos civiles, muertos absurdamente para complacer los planes de control territorial del gobierno de Obama- Hillary Clinton y a los empresarios que en México prefieren un pueblo de viudas y huérfanos, aterrorizado, para imponerle sus planes de despojo, subempleos y hambre.
Lo que hacen día con día voceros de la guerra como Fernández Menéndez y Ferriz de Con es propaganda de guerra, llamados a la muerte de los otros, mientras ellos comen exquisitas viandas y beben buenos vinos, son los indígenas, los campesinos, los jóvenes, los civiles de a pie quienes mueren de Ciudad Juárez a Cherán, de Chiapas a Tamaulipas.
Pero seguramente el nuevo tribunal del Santo Oficio, perdón, el Observatorio de Medios del salinismo –encabezado por Carreño Carlón– se dedicará a denostar a quienes critiquen a sus candidatos y proyectos, quienes digan las cosas por su nombre y se atrevan a escribir y publicar palabras como “guerra, muerte, masacres”.
El silencio de la Marcha por la Paz es un posible nuevo comienzo para palabras que sean congruentes con los hechos, por ello es que ha convocado a tantos en tantas partes.
Son tantos mentís a los detractores de la Marcha por la paz y promotores de la guerra.
Una lista no exhaustiva de las ciudades donde habrá marchas incluye (Cf. http://marchanacionalporlapaz.blogspot.com/ ): Aguascalientes, Tijuana, Mexicali, Ensenada, La Paz, Ciudad de Carmen, Candelaria, Campeche, Tuxtla Gutiérrez, San Cristóbal de las Casas, Chihuahua, Ciudad Juárez, Saltillo, Torreón, Gómez Palacio, Lerdo, Colima, Ciudad de México, Durango, León, Acámbaro, Celaya, Acapulco, Chilpancingo, Taxco, Tula, Pachuca, Guadalajara, Valle de Bravo, Toluca, Morelia, Cuernavaca, Tepic, Monterrey, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Chetumal, Cozumel, Cancún, San Luis Potosí, Matehuala, Culiacán, Mazatlán, Hermosillo, Villahermosa, Ciudad Victoria, Matamoros, Tampico, Tlaxcala, Xalapa, Veracruz, Orizaba, Mérida, Zacatecas.
En otros países, hay movilizaciones en ciudades como Houston, Dallas, Mesilla, Nuevo México, San Francisco, Nueva York, Montreal, Londres, París, Marsella, Barcelona, Frankfurt, Berlín, Hamburgo, St. Andrews, Seattle, La Haya, Río de Janeiro, St. Paul, Austin, Boloña, Chicago, Toulouse, Donostia, Buenos Aires, Santiago, Lille, Quito, Chicago, Ámsterdam, Los Ángeles, Viena, Madrid.

Anuncios

1 comentario

  1. teseos30 said,

    24 junio, 2011 a 15:56 pm

    Si les tocaran un solo pelo a Ferríz de Con y a Fernández Menéndez, dudo mucho que seguirían defendiendo lo indefendible. Pero qué podemos esperar de gente así: acólitos rastreros y lamebotas.

    Excelente entrada. Saludos desde Querétaro.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: