Presentaron queja a CNDH deudos de civiles muertos en operativo

Pidieron coadyuvar al relator en ejecuciones extrajudiciales de la ONU
Ya habían puesto denuncia ante la PGJE Veracruz
Ejecución de civiles inocentes, denuncian

Presentaron ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en México una queja por la violación a los derechos de Joaquín Figueroa Vázquez, Tito Landa Argüelles y Raúl Técatl Cuevas, por la que sus deudos calificaron de “ejecución extrajudicial”, en un operativo realizado el 17 de junio en Xalapa, Ver., por el Ejército, la Policía Federal y la Policía Estatal. Los quejosos argumentan que esas tres corporaciones militares y policiacas, cuya versión de los hechos ha sido defendida por el gobierno del estado, “ejecutaron a civiles inocentes, trabajadores de clase humilde, a los cuales ahora insisten en hacerlos aparecer como sicarios, y como un triunfo del combate a la delincuencia organizada”.
Por ello han puesto una denuncia ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) de Veracruz en contra de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública,  ahora también una queja ante la CNDH, “denunciando los hechos y pidiendo la pronta intervención de un visitador”. Asimismo han notificado al relator de Naciones Unidas (ONU) en ejecuciones extrajudiciales, con motivo de su próxima visita a este país, para que coadyuve en el caso”.
Reprocharon a los tres niveles de gobierno, federal, estatal y municipal, que “fabrican culpables con las víctimas, que se burlan del dolor y de la impotencia de las familias mexicanas.” A las autoridades les cuestionaron: “¿Cómo vamos a creer en un parte oficial lleno de contradicciones, que acusa a nuestras familias, al tiempo que las enluta, calumnia y pisotea?”
Cuestionaron también los operativos militares y policiacos iniciados por el gobierno federal y ahora también realizados por la Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO). “Continuarán los operativos caiga quien caiga”, ¿eso es lo que nos ofrecen? Más muertos inocentes, más escenas maquilladas, más dolor impotencia y rabia. ¿Más retenes militares? ¿Para qué? Para que el gobierno siga vanagloriándose de presentar cifras de “sicarios” muertos al costo del sufrimiento de nuestras familias. ¿En cuántos operativos ha sucedido lo mismo? ¿Cuántas veces e gobierno ha aclarado que se ha equivocado, que ha cometido errores, que hay víctimas civiles inocentes? Su estrategia de guerra es totalmente errónea.”
Con las acciones legales que han emprendido, demandan: “Esclarecimiento de las ejecuciones en Xalapa. Justicia para Joaquín, para sus compañeros y para todas las familias del país.”
Asimismo hicieron un llamado “a las familias de las víctimas en Xalapa a unirse y limpiar los nombres de los nuestros, a las familias de las víctimas en todo el país, para impedir que haya una víctima más, a todos y todas a sumarse a esta lucha por la vida”.
Explicaron, como hicieron cuando pusieron una demanda penal ante la PGJE de Veracruz, que Joaquín Figueroa Vásquez era mecánico diesel en reparación y mantenimiento de maquinaria pesada, y trabajaba en la empresa Trituradora Río Seco SA de CV. En esa misma empresa, Tito Landa Argüelles trabajaba como técnico en control de calidad supervisando los tamaños de las rocas utilizadas en la fabricación de carpeta asfáltica. Y Raúl Técatl Cuevas era el ingeniero a cargo de los trabajos en la empresa mencionada.
El día en que murieron salieron de Chichicaxtle a las 18:30 en una camioneta pick up blanca modelo Mitsubishi, placas XN-11-781, propiedad de la constructora. Raúl Técatl conducía, Tito Landa ocupaba el asiento del copiloto y Joaquín Figueroa iba en un asiento trasero.
Cuando los familiares fueron a reconocer sus cuerpos, encontraron que tenían huellas de golpes, de más de un disparo, y en los tres casos, explican los quejosos, los certificados de defunción asientan que murieron por “traumatismo craneoencefálico secundario a herida por proyectil de arma de fuego”. Los quejosos cuestionan “la coincidencia de que, en un tiroteo”, que es la versión gubernamental, “todos murieran por un balazo en la cabeza”. Lo califican de absurdo.
Además, los servicios periciales los muestran en una camioneta negra distinta a la camioneta blanca en que ellos viajaban. En cambio la camioneta blanca “permaneció hasta el día jueves 23 de junio retenida en las instalaciones de la Agencia Tercera del Ministerio Público Investigador, intacta, es decir que no cuenta con impactos de bala.”
De las circunstancias contradictorias del parte oficial, las actas de defunción y otros informes oficiales, los quejosos ante la CNDH infieren que “los hoy extintos fueron bajados, torturados y ejecutados y luego puestos en la camioneta negra, en donde les sembraron las armas de alto poder para luego tomarle fotografías y decir que habían sido abatidos, fuertemente armados, en ese vehículo negro”.
Es la denuncia que han puesto y con la cual han pedido investigar y resolver a la PGJE de Veracruz, a la CNDH y al relator de Naciones Unidas en ejecuciones extrajudiciales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: