Veracruz, un estado parte de la emergencia nacional

http://www.elzenzontle.org/z34pagina12.html


Zapateando para El Zenzontle

 

El secuestro masivo de migrantes que salieron de la casa Hermanos en el Camino, en Ixtepec, Oaxaca, quienes –denunció el sacerdote católico Alejandro Solalinde Guerra– fueron plagiados violentamente el 23 de junio en un paraje despoblado rumbo a Medias Aguas, es el caso con más resonancia entre otros hechos de violencia contra los migrantes en su trayecto hacia el norte, gran parte del cual es por territorio veracruzano, trepados con peligro de sus vidas en trenes de mercancías, y frecuentemente violentados por delincuentes y por cuerpos armados gubernamentales.

En la capital del estado, familiares de civiles muertos durante un operativo policiaco militar –con los que la Conferencia Nacional de Gobernadores, CONAGO, da su apoyo explícito a la guerra de Calderón– denunciaron que sus padres, el mecánico diesel Joaquín Figueroa, el laboratorista Tito Landa Argüelles y el chofer Raúl Técatl Cuevas, fueron torturados, ejecutados y después incriminados al presentarlos como sicarios, supuestas bajas de un tiroteo en El Lencero. La noticia ha dado la vuelta al país, en medio de otras sobre tiroteos en diversos puntos de Xalapa, el puerto de Veracruz y operativos militares en Alto Lucero y otros lugares.

En tanto, la ciudad de Xalapa se ha visto revestida de carteles con fotografías de personas desaparecidas, en su mayoría jóvenes, pero con el caso de Gabriela Arlene Benítez Ybarra, estudiante del Colegio Preparatorio, iniciaron las manifestaciones públicas y marchas en demanda del esclarecimiento de los casos, el regreso de sus familiares y de “Alto a las desapariciones”.

Los casos se cuentan por decenas. Algunos que han sido mencionados en las manifestaciones son: Ivanhoe Mass González, quien lleva más de un año desaparecido; Cristóbal Landa, un anciano; las hermanas Monserrat (25 años) y Karla Verónica Castro Campillo (19 años), junto con otra joven que les ayudaba con el quehacer doméstico, de aproximadamente 22 años. 

Las desapariciones en Xalapa han afectado también a personas de comunidades cercanas, como el señor Pedro de la Luz Mendoza, de la comunidad de San Marcos de León, municipio de Xico, un albañil de 29 años, quien desapareció en Las Trancas, Xalapa, cuando salió con permiso de su trabajo en una construcción el 15 de de junio.

En el fraccionamiento Lerdo de Tejada, claman justicia familiares del joven Manuel Alejandro Portilla, de 16 años, lesionado con arma blanca cuando lo asaltaron por un celular y su cartera, víctima de la falta de cirujanos y camas en dos hospitales, por lo que llegó a morir en un tercero, para ser después también víctima de las prácticas incriminatorias de autoridades ministeriales y prensa amarillista que lo estigmatizaron como “pandillero”.

A las movilizaciones contra esta violencia se sumó la de periodistas en Xalapa, por el asesinato en el puerto de Veracruz del periodista Miguel Angel López –Milo Vela, autor de la columna Va de Nuez en el impreso Notiver–, asesinado en su casa junto a su esposa Agustina y a su hijo Misael el 19 de junio. Anteriormente fue desaparecido el periodista Evaristo Ortega Zárate y asesinados el periodista Noé López Olguín en Jáltipan, el académico José Luis Martínez Aguilar en el puerto jarocho, y en Xalapa, el empresario Fouad Hákim y su esposa Irene Méndez Hernández Palacios.

Setecientas cuarenta niñas y mujeres han sido asesinadas en Veracruz. El 98% de los casos permanecen en la total impunidad. En los últimos tres años en Veracruz la violencia y los homicidios contra mujeres han aumentado en un 100%. Solamente en 2009, fueron 101 las mujeres asesinadas, denunció el Colectivo de Investigación Desarrollo y Educación entre Mujeres AC. 

Las cifras de las víctimas de la violencia crecen con la militarización estatal, bajo los ejes de la guerra de Calderón y ahora también de la CONAGO. Muchas de ellas son civiles inocentes, algunos fueron adictos en recuperación, como los del centro de rehabilitación “Sólo por hoy viviré”, en Boca del Río, detenidos y liberados por marinos. Con ellos y los civiles abatidos en El Lencero llegan al estado los “falsos positivos”, como los han llamado los medios libres.

Además, las organizaciones civiles han denunciado el allanamiento y robo de documentos, equipo de cómputo, video y foto, así como dinero de las oficinas del Movimiento Agrario Indígena Zapatista (MAIZ) en Xalapa, precedidos del asalto a las oficinas de la misma organización en Huajuapan de León, Oaxaca; y en Veracruz, del asalto a mano armada a las oficinas en Xalapa de Pobladores AC y el robo de una camioneta en Chinameca a la organización Desarrollo Comunitario de los Tuxtlas AC. 

MAIZ Veracruz ha participado en las marchas por la paz, alguna de las reuniones organizativas fue en sus oficinas, asimismo participa junto con la Asamblea Veracruzana de Iniciativas y Defensa Ambiental (Lavida) en la resistencia a megaproyectos predadores del medio ambiente como la minera Caballo Blanco, la cual pretende hacer explosiones a tres kilómetros de la planta nucleoeléctrica de Laguna Verde y luego usar cianuro para extraer oro de la tierra removida.

La represión va aparejada con la violencia económica y social: Hay proyectos para cientos de represas hidroeléctricas en los ríos del estado, uno de los que captan más agua de lluvia en el país, lo cual amenaza con desplazamientos forzados de población y la destrucción de ecosistemas.

La defensa de los ríos, la tierra y el territorio comienza a expresarse de diversas maneras en Jalcomulco, Tlapacoyan, Zongolica e Ixtaczoquitlán.

La estrategia de las autoridades es la negación. La Secretaría del Medio Ambiente niega la existencia de proyectos de represas mientras las compañías inician su construcción. El gobierno del estado niega el secuestro en masa de migrantes y la inocencia de los civiles abatidos en los operativos.

En Veracruz, se confirma el diagnóstico que se ha dado para el país: Es una emergencia nacional.

Anuncios

1 comentario

  1. elizabeth said,

    18 junio, 2012 a 13:08 pm

    conozco a una persona que no aparece desde hace 5 meses nadie sabe nada desapareció junto con su padre el día 28 de febrero más o menos su padre se llama Juan Carlos garrido y su hijo Carlos garrido me gustaria mucho saber algo de ellos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: