Megaproyectos en Veracruz

Pamorámica de los cerros de La Paila y de la Cruz. mpios de Alto Lucero y Actopan, Ver. Foto Sergio Herrera Vega

Babel
Megaproyectos en Veracruz
Javier Hernández Alpízar
Recuerdo la palabras de un joven opositor a las presas hidroeléctricas en Jalcomulco: Decía, en entrevista, que esperaba del entonces gobernador Herrera Beltrán que no cometiera el error que cometió Fernando Gutiérrez Barrios (la memoria del pueblo existe, y a cada gobernador le atribuye lo que en su sexenio se hizo. Nomás para complementar, recordemos que el número dos de ese sexenio y su sucesor cuando dejó la gubernatura para asumir la Secretaría de Gobernación fue Dante Delgado Rannauro) al permitir a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) construir, instalar y operar en el estado veracruzano la planta nucleoeléctrica de Laguna Verde, a pesar del amplísimo frente opositor tanto estatal como nacional.
Después de muchos años, de los accidentes nucleares de Chernobyl y de Fukushima, dos de los más escandalosos y “conocidos” por muchos otros más discretamente manejados en los medios, Laguna Verde sigue ahí, como la imposición que fue de los gobiernos de Gutiérrez Barrios y Carlos Salinas de Gortari.
Hoy los megaproyectos de capitales canadienses, españoles, brasileños, incluso mexicanos, amenazan a Veracruz y a todo el país. Los casos de la devastación y desaparición del Cerro de San Pedro en San Luis Potosí, pulverizado con dinamita y contaminado con un baño de cianuro por la Minera San Xavier, hasta desaparecer y dejar como recuerdo solamente su imagen en el escudo del estado de SLP; y el de Wirikuta, territorio sagrado de los wirráricas (llamados “huicholes”), por ser el lugar donde su tradición ubica el nacimiento del cosmos (algo así como el equivalente del Edén de la Biblia) son los menos desconocidos. Las minas siguen usando en México, América Latina y los países del sur oprimido las tecnologías extractivas que en sus países matrices, en Canadá, los Estados Unidos o la Unión Europea, tienen prohibidas.
En el caso de las hidroeléctricas, están prohibidas en España, pero el capital español no desdeña hacerlas en otros países. En el caso de las minas, el uso del cianuro paulatinamente va siendo prohibido en muchos países. Pero los gobiernos federal, estatales y municipales mexicanos suelen dejar hacer y dejar pasar.
El cianuro es una sustancia letal para el ser humano, un veneno, por ello, en el Parlamento Europeo una resolución expresó que “conseguir un buen estado químico de las aguas y proteger los recursos hídricos y la diversidad biológica, sólo puede lograrse mediante una prohibición general del uso de las tecnologías mineras a base de cianuro”. (Resolución tomada por el Parlamento Europeo el 5 de mayo de 2010 sobre la prohibición del uso de cianuro en las minas de oro en los 27 países de la Comunidad Europea; el texto fue aprobado con 488 votos a favor, 48 en contra y 57 abstenciones. Cf. http://sialagua.wordpress.com/2011/07/26/prohibicion-general-del-uso-de-las-tecnologias-mineras-a-base-de-cianuro-en-la-union-europea/ )
La comisión del Parlamento Europeo pidió el fin del uso del cianuro: “Pide a la Comisión que proponga la prohibición completa del uso de las tecnologías mineras a base de cianuro en la Unión Europea antes de finales de 2011, puesto que es la única forma segura de proteger nuestros recursos hídricos y ecosistemas de la contaminación por cianuro procedente de las actividades mineras, y que, al mismo tiempo, proceda a una evaluación de impacto ordinaria”.
Pero la Minera San Xavier usó cianuro hasta destruir el Cerro de San Pedro, y las afectaciones de ese desastre ambiental con premeditación, alevosía y ventaja apenas están por verse. Aludir a las agravantes de ley para un crimen no es retórica: el Frente Amplio Opositor a la Minera San Xavier ganó los recursos legales, pero no hubo “autoridad” que se atreviera a clausurar la mina, impedir que siguiera operando.
Se da en los hechos una profunda corrupción, que destruye el cuerpo social mexicano aún más de lo que destruye el territorio la mina. Hay un desvío del poder, como denunciaron los integrantes de la Asamblea Veracruzana de Iniciativas y Defensa Ambiental (LaVida, http://www.lavida.org.mx/) en su primer foro informativo sobre el proyecto minero Caballo Blanco.
De capital canadiense, la empresa GoldGroup Mining y su asociada Almaden Minerals, representadas en México por Candymin SA de CV, y con un nombre de apariencia más local Minera Cardel, ingresaron el documento burocrático (eso es en México, no más) Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) para la explotación de oro y plata a cielo abierto en comunidades de los municipios de Actopan y Alto Lucero: en los cerros de La Paila y de La Cruz.
Originalmente había ingresado una MIA y la empresa la había retirado de Semarnat “por así convenir a sus intereses”. Ya que Semarnat recibió muchas firmas de organizaciones de Veracruz y de otro lugares del país, como Baja California Sur, preocupadas por la cercanía de Caballo Blanco, máximo tres kilómetros, de la nucleoeléctrica de Laguna Verde. La Semarnat reconoció de debe haber una consulta pública.
Desde Baja California Sur científicos y académicos le escribieron a Manuel Molina Martínez, de la Semarnat: “existe una enorme preocupación por el potencial impacto que este proyecto minero tendría sobre el reactor nuclear de Laguna Verde, con consecuencias no sólo para los habitantes de Veracruz sino para todos los habitantes de nuestro país y del mundo; ya que el uso de miles de kilogramos de explosivos, de manera cotidiana y durante todos los años de vida de la pretendida mina, es altamente probable que propicien daños en la estructura de contención del reactor nuclear y con ello una fuga de radiactividad con graves efectos sobre el medio ambiente y la salud de millones de personas. Sabemos que un notario público certificó que las explosiones no afectan al reactor nuclear; sin embargo, consideramos que fue una prueba sesgada, ya que se hizo en un socavón, en donde, lógicamente, la energía se disipó hacia la atmósfera, además de que no se utilizaron las toneladas de explosivos que ese proyecto pretende usar cotidianamente. Por estos factores, entre otros, consideramos inaceptable dicha “certificación”.” Cf: http://www.conflictosmineros.net/contenidos/23/8947
Esta vez, la minera cumplió los requisitos formales: publicó en la Gaceta Ecológica la MIA y un extracto en El Heraldo, los días 15 y 21 de diciembre respectivamente.
Pero el señalamiento de fondo de quienes se oponen al proyecto es serio y debe ser detenida, cuidadosa y serenamente discutido: El Frente de Trabajadores de la Energía dice que el proyecto amenaza la seguridad nuclear y la seguridad nacional. Cf. http://www.lavida.org.mx/noticia/%C2%A1no-mina-%E2%80%9Ccaballo-blanco%E2%80%9D
Precisamente el tema con el que más han tratado de convencer a los mexicanos en general y a los veracruzanos en particular los gobiernos de Felipe Calderón y Javier Duarte: La seguridad.
Eso es lo que deben permitir que conozcan y discutan los interesados. El joven de Jalcomulco tenía razón. En su momento Gutiérrez Barrios (y Dante Delgado y Salinas de Gortari) cometieron el error de permitir la instalación de la nucleoeléctrica en Laguna Verde. El peligro de su presencia es cotidiano, contante, y seguirá ahí mientras no sea apagada y cuidadosamente desmantelada. ¿Dónde se guardan y dónde se guardarán los residuos radiactivos? Es un problema para generaciones futuras.
Pero hoy Javier Duarte y Felipe Calderón tienen la oportunidad de que su nombre no quede en la memoria asociado a la mina Caballo Blanco en peligrosa cercanía con Laguna Verde. Y parecen dispuestos a desperdiciar esa oportunidad en aras del hueco y cada vez menos creíble discurso de “atraer inversiones”. Por favor, alrededor de Laguna Verde no detonen nada: ni explosivos ni “inversiones”.

Anuncios

1 comentario

  1. Catalene said,

    4 enero, 2012 a 16:25 pm

    I ordinarily don’t comment in Blogs but your report forced me to, impressive do the job.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: