Exige el cese de la violencia contra simpatizantes y Bases de Apoyo del EZLN, y otras actualizaciones en Chacatorex

Chacatorex. Ch’ol. Hormiga colorada

— 

Chacatorex

Chacatorex@gmail.com

http://chacatorex.blogspot.com

Anuncios

Se irá Elba Esther, aseguran maestros democráticos


Están mejor organizados que cuando la impuso Salinas de Gortari
Siguen demandando ante Tribunal Federal sus derechos laborales
Evaluación universal acarreó más impopularidad a la líder
Javier Hernández Alpízar.– Están contados los días de Elba Esther Gordillo al frente del sindicato magisterial, aseguraron maestros del Comité Ejecutivo Nacional Democrático (CEND) y el Movimiento Magisterial Veracruzano, integrantes del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).
Explicó Guillermo Nonalaya Toralva que, a diferencia del momento político en que Carlos Salinas de Gortari, en reunión en Los Pinos, impuso a Elba Esther Gordillo como líder del SNTE, hoy los maestros están mejor organizados, y pueden evitar otro “quinazo”.
Se refiere a que Carlos Salinas de Gortari inició su sexenio con acciones espectaculares que borraran la impugnación del fraude electoral que lo llevó al poder ejecutivo en 1988. El primero de ellos, la detención del líder del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, Joaquín Hernández Galicia apodado “La Quina”, cuya detención en un operativo policiaco militar es considerada una venganza política por no haberlo apoyado electoralmente.
El segundo “quinazo” habría sido la destitución de Carlos Jonguitud Barrios, el líder charro del SNTE, cabeza del grupo priista Vanguardia Revolucionaria. En esa ocasión, la protesta de los maestros logró la destitución de Jonguitud, pero no pudo evitar la imposición de Elba Esther por decreto de Salinas de Gortari.
En esa imposición, dos de los operadores para lograr que los maestros aceptaran la designación de Elba Esther Gordillo fueron los funcionarios salinistas Manuel Camacho Solís y Marcelo Ebrard Casaubón.
Las cosas no se repetirán, aseguró Guillermo Nonalaya Toralva, porque esta vez sí hay una fuerza política nacional, de manera que al PAN no le será tan fácil dar un nuevo “quinazo”.
El impulso de la evaluación universal de los maestros, como parte de la Alianza por la Calidad Educativa acordada por Elba Esther Gordillo y el gobierno de Felipe Calderón, ha generado una gran impopularidad de la líder sindical. Muchos maestros la responsabilizan: “ella tiene la culpa de que nos van a correr”, explicó el entrevistado.
Se sabe que por debajo del agua, la líder magisterial intenta agrupar a sindicatos pequeños de filiación priista alrededor de su proyecto, para que apoyen la evaluación universal. La prueba visible es que esos líderes de sindicatos pequeños de maestros han guardado silencio respecto al tema.
Existe la posibilidad de que en agosto inicie la imposición de la evaluación universal, ante la cual los maestros impulsan una demanda ante el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje para proteger sus derechos como trabajadores. Exigen el cumplimiento de la legislación laboral constitucional, reglamentaria y contractual. En otras palabras, la estabilidad laboral de su plaza base, explicó el entrevistado. Precisamente aquello contra lo que atenta la reforma de la ley para establecer una evaluación universal.
En este proceso de demandas, se han presentado maestros de estados donde antes no había mucha movilización, desde Baja California y San Luis Potosí a Quintana Roo y Campeche.
Por ello, “los próximos meses serán determinantes, tanto por el auge del movimiento democrático, catalizado por la oposición a la evaluación universal, como por la crisis del comité ejecutivo gordillista” frente al qué hacer ante el fin del periodo de la líder.
La presentación de demandas ante el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje seguirá hasta el mes de mayo. Por ello, los maestros del CEND y del Movimiento Magisterial Veracruzano llaman a los maestros veracruzanos a poner sus demandas para proteger su plaza de base y la estabilidad laboral.

Cianuro de Auschwitz a minería a tajo abierto


Javier Hernández Alpízar
“El cianuro es un químico de guerra que usaron los nazis para exterminar judíos en los campos de exterminio”. Eso dijo un ambientalista, al final de una entrevista, y no nos estaba chamaqueando. Actualmente, el cianuro lo producen aún en Alemania y de ahí lo traen a América Latina –incluido México, no lo olvidemos–. En Europa está prohibido (2011 fue el año límite para acabar con su uso, a petición expresa del Parlamento de la Unión Europea), y lo mismo en Canadá. Hay más oro en las montañas de Canadá que en México, comentó el ambientalista, pero no lo extraen para no destruir sus bosques.
Recientemente el gerente de la Minera Cardel (de la empresa canadiense GoldGroup Mining), Richard Irving, reconoció que en Canadá está prohibido este tipo de minería a tajo abierto: – “Tengo conocimiento que sí, pero no puedo comentar más. Pero en México si es permitido ¿no?” Cf: “Minera canadiense viene a México porque en su país prohíben proyectos como Caballo Blanco”, en http://plumaslibres.com.mx/2012/01/29/minera-canadiense-viene-a-mexico-porque-en-su-pais-prohiben-proyectos-como-caballo-blanco/
Así que el cianuro es un químico de guerra nazi, prohibido en los países donde a sus gobiernos sí les importan la vida, la salud de sus pueblos, su medio ambiente y su futuro. A diferencia de México, y de Veracruz.
En la Wikipedia, la entrada “Zyklon B” (http://es.wikipedia.org/wiki/Zyklon_B) expone: “Zyklon B era la marca registrada de un insecticida a base de cianuro que se usó en la Alemania nazi durante el Holocausto, para asesinar a millones de personas.
“Era fabricado por la compañía IG Farben, que era la unión de la farmacéutica Bayer y otras 2 compañías alemanas. También conocido como Cyclon B, consistía en ácido cianhídrico (ácido prúsico), además de un estabilizador y un odorante de advertencia. Con este se impregnaban pequeñas bolas absorbentes, discos de fibra, o tierra de diatomeas.”
Recordamos que el opositor a la minera San Xavier en San Luis Potosí, Mario Martínez Ramos, del Frente Amplio Opositor (FAO), explicó que uno de los compuestos contaminantes que resultan del proceso realizado por las minas a cielo abierto es el ácido cianhídrico, precisamente.
Sigue la historia del compuesto en Wikipedia: “Se almacenaba en envases herméticos; al contacto con el aire, producía cianuro de hidrógeno gaseoso (HCN).”
La historia del genocidio está ligada al cianuro: “El pesticida fue utilizado como arma química por los alemanes en las cámaras de gas de los campos de exterminio de Auschwitz-Birkenau y Majdanek. El Zyklon B se usó inicialmente para controlar los brotes de tifus. En enero o febrero de 1940, se utilizó sobre 250 niños gitanos de Brno en el campo de concentración de Buchenwald para probar el efecto del gas. En septiembre de 1941 se realizaron experimentos con Zyklon B en Auschwitz I. El 3 de septiembre de ese año, 600 prisioneros de guerra soviéticos fueron gaseados con Zyklon B, siendo ésta la primera experimentación con el gas en el campo de Auschwitz.”
Sin tapujos, la Wikipedia explica el proceso de muerte: “El Zyklon B se vertía en las tuberías desde el tejado, una vez que las víctimas quedaban encerradas. El Zyklon B reaccionaba con la humedad ambiente interna proporcionada por las personas. Los efectos producidos por el gas en las personas son similares a la hipoxia o falta de oxígeno. Las víctimas comenzaban sintiendo una sensación de asfixia. Posteriormente perdían el control de los esfínteres por la anoxia. Luego sobrevenía la inconsciencia, la muerte cerebral, el coma y la muerte, entre 20 y 25 minutos después de ingresadas las dosis de veneno. En las memorias de Nyiszli Miklos, uno de los escasos supervivientes del sonderkommando de Auschwitz y médico patólogo de profesión, puede leerse que el sonderkommando encontraba en la cámara de gas los cadáveres en capas. Debajo los más débiles (ancianos, niños), en el medio las mujeres y encima los más jóvenes y fuertes.”
Las cantidades son detalladas, recordemos que el nazi fue un régimen donde la muerte se administró de manera industrial y eficiente: “El Zyklon B era un tóxico altamente eficaz. En condiciones ideales tan sólo se requería apenas 4 gramos por persona para causar la muerte, esto significaba que 1 tonelada de este producto tenía el potencial para dar muerte a 250.000 personas.”
Hay también la idea, incluso novelesca, de que los militantes de partidos en guerra, nazis o comunistas, se suicidaban con una pequeña dosis de cianuro para evitar ser capturados vivos y torturados. Por ejemplo, la novela La condición humana de André Malraux.
En México, las empresas mineras –canadienses el 90% pero también europeas, hasta chinas– usan el cianuro de sodio para separar el oro, la plata y otros metales, unos cuantos gramos separados de toneladas de montaña derruida y triturada. Toneladas de cianuro se disuelven en miles de litros de agua. Los defensores del medio ambiente denuncian que una empresa minera gasta en un día el agua que una familia usaría en 20 años.
Ni la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), ni el gobierno federal ni los estatales mexicanos, han prohibido el uso del cianuro. Saben que es letal. Por norma, cualquier empresa que use más de un kilo de  cianuro debe presentar un estudio de riesgo. Pero a diferencia de Canadá y la Unión Europea, en México los gobiernos y las legislaciones no protegen la vida y la salud de los mexicanos del uso industrial del cianuro.
La página de la Agencia para Sustancias Tóxicas y Daños a la Salud (en inglés: Agency for Toxic Substances & Disease Registry (ATSDR), en su entrada “Cianuro (Cyanide)”, presenta una hoja informativa sobre daños a la salud por ese químico. Cf: http://www.atsdr.cdc.gov/es/toxfaqs/es_tfacts8.htmls
El inicio es claro, se trata de una sustancia letal: “La exposición a niveles altos de cianuro daña el cerebro y el corazón y puede producir coma y la muerte. La exposición a niveles más bajos puede provocar dificultad para respirar, dolor de pecho, vómitos, alteraciones en la sangre, dolor de cabeza y dilatación de la glándula tiroides. El cianuro se ha encontrado en por lo menos 471 de los 1,662 sitios de la Lista de Prioridades Nacionales identificados por la Agencia de Protección del Medio Ambiente de EE. UU. (EPA, por sus siglas en inglés).”
El cianuro está en compuestos como el cianuro de sodio (el que usan las mineras) el de potasio y el de hidrógeno. De cómo se comporta en el ambiente, la hoja informativa explica: “El cianuro entra al aire, al agua y al suelo desde procesos naturales y actividades industriales.
“En el aire, el cianuro se encuentra principalmente como cianuro de hidrógeno gaseoso mientras que una pequeña cantidad se encuentra como finas partículas de polvo.
“La media-vida del cianuro de hidrógeno (la cantidad de tiempo necesaria para remover la mitad del material) en la atmósfera es de aproximadamente 1 a 3 años.
“La mayoría del cianuro en las aguas superficiales formará cianuro de hidrógeno y se evaporará.
“Los compuestos de cianuro se mueven con bastante facilidad en el suelo. Una vez que llega al suelo, el cianuro puede ser removido a través de varios procesos. En el suelo, algunos compuestos de cianuro pueden formar cianuro de hidrógeno que luego se evapora mientras que otros compuestos de cianuro se transforman a otras formas químicas por la acción de microorganismos en el suelo. En concentraciones altas, el cianuro es tóxico a estos microorganismos por lo que el cianuro permanece sin ser cambiado a otras formas y atraviesa el suelo llegando así hasta el agua subterránea.”
En los Estados Unidos hay normas del máximo de cianuro permitido en agua y aire: “La EPA (Agencia de Protección Ambiental) regula los niveles permitidos de cianuro en el agua potable. El nivel máximo de cianuro permitido en el agua potable es 0.2 partes de cianuro por millón de partes de agua (0.2 ppm). La Administración de Seguridad y Salud Ocupacional de EE. UU. (OSHA, por sus siglas en inglés) ha establecido un límite para el cianuro de hidrógeno y la mayoría de las sales de cianuro de 10 partes de cianuro por un millón de partes de aire (10 ppm) en el aire del trabajo.”
La página del Observatorio de Conflictos Mineros en América Latina (http://www.conflictosmineros.net/) tiene una campaña contra el uso del cianuro en la minería que se puede firmar on line. La página proporciona información y videos para respaldar su iniciativa de prohibir totalmente el uso de cianuro en América Latina, como ya ocurre en Canadá y en Europa.
Se puede descargar en pdf un boletín sobre el tema en el cual se documentan las resistencias y luchas contra el uso del cianuro y contra la minería a cielo abierto en México y en todo Centro y Sudamérica.
En muchos países hay resistencias populares muy fuertes, y en otros tantos hay represión, como en México. Incluso bajo el mandato de izquierda de Cristina Kirchner, el gobierno de Argentina reprime con una “ley antiterrorista” a los opositores a las mineras, quienes ironizan y responden en sus pancartas: “Todos somos cerroristas”, refiriéndose a que defienden los cerros, los montes, que las mineras destruyen.
En Veracruz, un asunto muy delicado que deben analizar el gobierno estatal, los municipales y el federal es que para usar toneladas de cianuro en las tres minas que la empresa canadiense pretende explotar en Alto Lucero y Actopan, por algún medio debe transportar contenedores con toneladas del polvo de esa sustancia letal. Los riesgos para todos los lugares, puertos, carreteras, ciudades y campos, y para la población desde luego, son muy altos. ¿Hasta dónde está dispuesto a poner en riesgo la vida humana un gobierno enajenado con la idea de “desarrollo”? Ahí está la pregunta.
El cianuro no se puede recoger en bolsas como el petróleo en el río Coatzacoalcos.

Autorización a Monsanto para sembrar maíz transgénico en fase piloto es ilegal, señalan expertos y organizaciones ambientalistas

http://imagenagropecuaria.com/2012/autorizacion-a-monsanto-para-sembrar-maiz-transgenico-en-fase-piloto-es-ilegal/

La autorización de dos permisos a Monsanto para sembrar 63.49 hectáreas de maíz transgénico en Sinaloa, en fase piloto, otorgadas por el gobierno federal, es ilegal y viola la Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados (LBOGM), y es contraria a los dictámenes vinculantes negativos emitidos por la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) y la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), que son las instancias evaluadoras técnicas competentes, señalaron expertos y organizaciones ambientalistas.

Además, agregaron, que la decisión ignora tratados internacionales firmados por México, como el Tratado de Cartagena y el Convenio sobre Diversidad Biológica, así como los informes hechos por expertos de la Comisión para la Cooperación Ambiental de América del Norte.

La concesión de los permisos para la siembra de maíz transgénico, en fase piloto, a Monsanto, “es una decisión que se suma al expediente de violaciones sistemáticas contra la ley, pues se trata de una desatención de los dictámenes, técnicos y científicos de las instancias que se encargan de evaluar los impactos que trae consigo estos ensayos”, expone la coordinadora de la campaña de Agricultura sustentable y transgénicos de Greenpeace México, Aleira Lara.

Puntualiza que gracias a los documentos obtenidos a través del Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI), -porque las autoridades les han negado información- hemos detectado que los dictámenes de Conabio, INIFAP e INE, con relación a la evaluación de solicitudes previas a estas últimas dos autorizaciones para Monsanto en el estado de Sinaloa, han sido negativos; el flujo génico pone en riesgo la diversidad de variedades nativas de maíz.

Elena Álvarez-Buylla, investigadora del Instituto Nacional de Ecología (INE) e integrante de la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad (UCCS), apunta que con los datos de la Conabio –referentes a la ubicación e identificación de los centros de origen del maíz-, ya publicados en la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer), resulta muy riesgoso autorizar permisos para la siembra de materiales transgénicos, porque ponen en predicamentos la preservación de la diversidad genética de las 59 variedades de maíz nativas de México.

Explica que hay datos científicos obtenidos en otros países, incluso en México, que demuestran que los transgenes no son estáticos y que se pueden movilizar a regiones que cuentan con variedades criollas. La dispersión se daría tanto por el polen como por las semillas.

Por consiguiente, la siembra de materiales transgénicos en el país va en contra de la LBOGM, que señala que no se deben de aprobar liberaciones a campo abierto de líneas transgénicas en los sitios en los que se encuentran las variedades nativas emparentadas con los cultivos transgénicos en cuestión.

Dijo que en la reunión que sostuvieron representantes de instituciones de investigación y organizaciones civiles con el titular de la Secretaría de Agricultura, Francisco Mayorga, el pasado 18 de enero del presente año, quedó de manifiesto que las supuestas medidas que el gobierno implementará para minimizar el riesgo de entrecruzamiento entre maíces transgénicos y nativos se basan en supuestos falsos, como que éstos no se pueden cruzar.

Al respecto la investigadora subraya que es muy importante aclarar que tanto el maíz blanco como el amarillo, son de la misma especie, por lo tanto, se intercruzan. Son interfértiles.

De acuerdo con un comunicado emitido por la UCCS, “los riesgos a los que estarán expuestas las variedades nativas por la liberación de transgénicos, ahora se aceptan por parte del gobierno como ineludibles.”

Álvarez-Buylla destaca que a pesar de la moratoria (en el desarrollo de ensayos con materiales genéticamente modificados en México), ya hay datos que señalan la presencia de contaminación de zonas de cultivos con transgenes. Incluso las mismas instancias gubernamentales que se encargan del monitoreo de la presencia de transgenes han identificado esta contaminación, pero que no han sido eficaces en la publicación de estos hechos. La incapacidad en este tipo de monitoreo también es una preocupación.”

Las autorizaciones para realizar ensayos con Organismos Genéticamente Modificados (OGM) va en contra de lo que se está haciendo en el mundo, particularmente en Europa, donde las empresas productoras de transgénicos están cancelando la comercialización de sus productos. La firma Basf recientemente anunció su salida de ese mercado y únicamente queda la empresa alemana Bayer.

Esto nos demuestra que en un continente donde la gente tiene una base mucho más solida en conocimientos científicos, en comparación con países como el nuestro, se ejerce una presión mucho más fuerte en el tema.

Adelita San Vicente, integrante de la organización Semillas de vida, asegura que la Ley de Bioseguridad establece que la liberación de permisos se tiene que dar paso por paso, y caso por caso. Para ello, el gobierno debería tener una Norma para presentar los resultados, misma que está señalada en ley, y que las autoridades no han instaurado.

Entre otras cosas que no ha hecho el gobierno, agrega, “es que no ha evaluado los experimentos que autorizó previamente.” Tampoco se ha concluido la determinación de centros de origen del maíz. Es decir, “se están entregando permisos sin antes cumplir con lo establecido en la ley”.

Sobre los últimos dos permisos para experimentar con maíces transgénicos en fase piloto, Greenpeace ha solicitado información mediante el IFAI para conocer los dictámenes, porque todos estos documentos y procesos carecen de transparencia, y deberían de está a disposición de toda la población.

enero 30, 2012

 

No me eche inglés

Babel
No me eche inglés
Javier Hernández Alpízar
GoldGroup Mining cabildea y hace campaña. Digamos claro su nombre, para evitar los seudónimos “Candymin SA de CV” y “Minera Cardel”, porque debemos entender el caso en el contexto del 25% del territorio nacional que los malos gobiernos de Vicente Fox y Felipe Calderón concesionaron a mineras de diversos países (incluso chinas), de las cuales el 88% son canadienses.
En un seminario, el 27 de enero, en el hotel Fiesta Inn, la empresa canadiense GoldGroup Mining reunió a conferencistas como Jeffrey A. Straw, de GeoSonics Inc.; a Eduardo Vélez Trejo de la empresa Oviedo SA de CV; al gerente de la Minera San Xavier Jorge Gutiérrez Almaraz; y en una mesa de análisis, al coordinador de la licenciatura en minas y metalurgia de la UNAM Gabriel Ramírez Figueroa; un académico de la Facultad de Ingeniería Geofísica de la UNAM Martín Cárdenas Soto; el mencionado gerente de San Xavier; el director técnico de GoldGroup Mining Francisco Escandón; el gerente de operaciones de Minera Cardel Rosalío Sánchez Bonilla; el gerente de Oviedo SA; y del Servicio Sismológico Nacional, a Carlos M. Valdéz González.
Explosiones controladas por el precio del oro en la Bolsa
El nombre del seminario, cosmético a más no poder: “Vibraciones y acústica en voladuras a cielo abierto”. Edulcorado como si se tratara de la combinación de una canción de los Beach Boys (“Buenas vibraciones”, además los videos de explosiones hechos en casting, con precisión milimétrica, se hicieron a nivel del mar en Miami) y una versión unplugged de sus rolas más azucaradas. Los videos fueron expuestos sin audio, y el ponente, en inglés con una traducción alternada, dijo que ellos controlan la energía, el tiempo de detonaciones y, por ende, pueden hacer explosiones con daños controlados. El ejemplo de mover, atada con una liga, una taza de café, fue como: Mi control del mundo explicado con manzanas…
El público, al menos en lo que alcanzamos a reconocer, estaba convencido de antemano. Ejemplos: El presidente municipal de Alto Lucero, Lucio Castillo Bravo, quien, en el pasillo, despachó por celular asuntos de repartos de láminas, y luego dijo a la prensa que no conoce ni tiene el Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA), pero recibió de la minera más de trescientos mil pesos porque necesitaba dinero y el gobierno no lo apoyó. Luego dijo que espera muchos empleos de la mina; que les pedirá más dinero si fueran dañados los caminos; y al final: que siempre sí tiene la MIA, “sólo que ahorita no la traigo”; y que el agua no se acaba, porque “ahí está el mar”, que le alcanza para más de un buche.
El presidente municipal de Actopan, Carlos Retureta García, no salió a presumir su ignorancia, ya la exhibió la semana pasada en una entrevista al diario Política; en la cual, en resumen, dijo: “no tengo información, no sé nada, pero debería pedir información”.
Había por lo menos cuatro funcionarios de la Universidad Veracruzana, y en cuanto pueden, los representantes de la minera canadiense presumen que cuentan con la amistad y el apoyo de la UV, del Inecol (Instituto Nacional de Ecología) y del CITRO (Centro de Estudios Tropicales), bueno, y no dicen tener el de la UNAM, solamente los presumen como invitados a su seminario de “acústica” con videos sin audio. Claro, estaba también un político del inefable Partido “Verde Ecologista de México”, el único del cual los partidos verdes serios, a nivel internacional, se han deslindado puntualmente.
El gerente de la minera San Xavier inició ufano presumiendo que ellos detonan explosivos desde hace años y no han tumbado la iglesia del Cerro de San Pedro (templo histórico del siglo XVII). Nada más han destruido el Cerro de San Pedro y, desde luego, no dirán que perdieron el caso jurídicamente, por violar leyes y más leyes, ni que han operado con suspensiones provisionales por amparos gestionados una y otra vez, y nunca ganados.
El propósito del seminario fue exhibir su alta capacidad para volar los cerros de La Paila y de Las Cruces sin despertar el desastre nuclear dormido en Laguna Verde. Incluso ponen un ejemplo en Miami donde la chimenea de una planta nuclear, dañada por un huracán, fue demolida con explosivos y nada le pasó al planeta. Son como los repartidores de gas o de gasolina que se fuman un cigarro nomás por probarle al mundo que son muy machos.
Estaba también Alberto López Santoyo, director de la revista empresarial Mundo Minero, publicación en color que exhibe fotos de ferias mineras con típicamente guapas edecanes y felicita a Minera San Xavier por derruir el cerro de San Pedro.
Presidentes municipales sin nivel para discutir el tema
Si alguien se dejara engatusar por la labia de estos mineros y burócratas adyacentes pensaría que después de la explotación el lugar quedará mejor, con selvas tropicales, tucanes y casi que hasta amazonas… No obstante, salen más dudas que certezas, y las certezas que resultan son alarmantes:
Los presidentes municipales de Actopan y Alto Lucero son ignorantes, y su nivel es repartir despensas y operar en elecciones a la mexicana. No tienen idea de en dónde están parados, no conocen el impacto ambiental de las minas, ni siquiera el muy editado y manipulado que declara la empresa en su incompleto informe a la Semarnat.
De ahí los deslices, lapsus, mentiras y resbalones: Que no tienen la MIA, luego que sí. Y lo mismo la empresa: Que sí, que las lagunas de lixiviación sí van en la MIA de explotación, mientras la Semarnat les acaba de rechazar un “informe preventivo” en el cual, por fuera de la MIA, exponían sus lagunas de lixiviación; tratando de dejarlas fuera de la consulta pública y reunión informativa que está obligada la Semarnat por ley a realizar, ante los cientos de firmas en decenas de documentos de habitantes de ambos municipios y de organizaciones ambientalistas del estado y de todo el país, pues aunque a Manuel Molina no le guste, son sujetos de interés jurídico válidos para conocer, discutir y con sus argumentos impugnar el proyecto minero “Caballo Blanco”.
El agua vale más que el oro
Nomás algunos de los argumentos que no puede negar la Semarnat (se supone que es una Secretaría del Medio Ambiente y los Recursos Naturales y no una oficina para allanar el camino a las empresas): Se acaba de declarar, desde el gobierno federal, que estamos en sequía y cada gota de agua hoy, literalmente, vale más que el oro. Entonces: ¿a qué viene el afán de seguir autorizando explotaciones mineras que desperdician y contaminan agua de modo irreversible: en un solo día, lo que una familia entera usaría de agua en 20 años?
La tontería de que el agua no se acaba porque “ahí está el mar” y hoy la química hace milagros, solamente puede entenderse como un mal chiste o una penosa exhibición de ignorancia. Lo mismo decía un presidente municipal panista, de apellido Cervantes, en Coatepec hace años: que no se preocupaba porque tenía reservas de agua probadas para ¡20 años! El fenómeno Peña Nieto es solamente la cereza del pastel en una montaña de analfabetismo mental y dislexia intelectual masivos entre nuestros gobernantes.
El vergonzoso rol del rector de la Universidad Veracruzana
Por ello les argumentan por autoridad. La UV está aquí, como un escapulario de la ciencia. Como si el mercenarismo académico no fuera parte del problema. Y para mejor tocar las fibras de la colonización mental, un ponente de apellido extranjero que diserta en inglés. Como dicen en mi barrio (Xallitic, of course): No me eche inglés.
A propósito del triste papel de las autoridades de la UV (y del IVEA, ICATVER, CITRO e INECOL, y si alguien está indebidamente incluido, que publique su deslinde público y se sume a las fuerzas ciudadanas en defensa de Veracruz libre de minería), es genial la campaña en las redes sociales de estudiantes universitarios. Tiene la virtud de ser breve (y está en español), por lo que vale la pena citarla. Le dicen al rector que no ande aprobando proyectos depredadores a nombre de toda la UV, que no los representa: “No en mi nombre”.
No en mi nombre, dicen estudiantes universitarios, textualmente:
“No en mi nombre, porque yo también soy parte de la Universidad Veracruzana. Él no me representa, simplemente es un vocero que por azar (regularmente llamado “palanca”) llegó a ese puesto, y más que vocero, es aquél que busca ganar dinero vendiendo aún más el prestigio de nuestra casa de estudios. Al parecer nuestro “honorable” rector el C. Raúl Arias Lovillo, a palabras de la minera canadiense Goldgroup Mining, ha sostenido un acuerdo con ésta para realizar la capacitación local: lo cual nos da a entender que nuestra universidad está de acuerdo con este proyecto de ecocidio y cuasi genocida que destruirá, también, el tejido social de la región, así como, destruirá la gran riqueza cultural prehispánica que se encuentra sin explorar en la región. Proyecto que implica un nivel de peligro extremo para la nación, al encontrarse a tan sólo tres kilómetros de la planta nucleoeléctrica Laguna Verde, lo cual nos hace ver que nuestras autoridades institucionales toman decisiones en nuestro nombre, sin siquiera consultarnos, con una actitud totalitaria y esto lo confirma aún más el hecho de no pronunciarse en contra y decir que no hay acuerdo existente. El acuerdo no está firmado por mí, no en mi nombre.
“A partir del 7 de febrero comenzará la campaña No en mi nombre. No debemos dejar que se hable en nombre de toda y de todos. Si quieren nuestra opinión, se las daremos. Únete, infórmate, participa. No en mi nombre; por mí, opino yo. ¡No a la mina de Caballo Blanco!”
Es palabra de estudiantes de la UV. El rector se ofende si le dicen “neoliberal”, pero el papel que está jugando es el de operador de la política destructiva de Felipe Calderón. Ya tuvo antes convenios con Granjas Carroll y “Mexicana del Medio Ambiente”, que opera el desastroso relleno sanitario en El Tronconal. Lástima, Arias Lovillo.

Argentina: Usan la Ley Antiterrorista para impedir la lucha contra la mega-minería

http://www.comambiental.com.ar/2012/01/usan-la-ley-antiterrorista-para-impedir.html

Hace un poco más de 24 horas ComAmbiental informó que la Justicia de Catamarca aplica la Ley AntiTerrorista para impedir el bloqueo a los camiones de minera La Alumbrera, por ahora en el departamento de Santa María. En diálogo con una de las abogadas de los asambleístas, ampliamos la información sobre el caso. Pedirán la inconstitucionalidad de la Ley y la nulidad de la imputación, a la vez que denunciaron al fiscal que interviene en la causa. 

Eco-Terroristas. La abogada Selene Herrera sintetizó a este medio la situación de los asambleístas: “Están imputados por el artículo 213 bis del Código Penal, que es uno de los que se incluye dentro de la Ley Antiterrorista como de competencia federal” (ver artículo anterior). Al mismo tiempo, denunció que “esto es una causa armada” por el fiscal provincial interviniente, Julio Landivar. Por ello, habrían tenido que recurrir a la figura del “terror público”.

“La maniobra que se hace con esta Ley Anti-Terrorista es terrible. Se han derogado dos artículos donde estaban tipificados qué actividades eran terroristas, dejando ahora un artículo vago”, advirtió la abogada. De este modo, resulta que “cualquier protesta social o actitud en contra de una decisión gubernamental puede ser tomada como acto de terrorismo” (ver también la columna del Fiscal General Gustavo López).

Es decir, que esto “vulnera el derecho de peticionar ante las autoridades, por ejemplo de que se modifique una ley” como es la que permite la megaminería a cielo abierto en las distintas provincias de Argentina. “Seguramente se va a plantear la inconstitucionalidad de la Ley Antiterrorista porque no puede ser lo que están haciendo y menos que quede en manos de jueces o fiscales como los que han actuado en esta causa como si fueran sus feudos”, agregó.

También desde la organización Conciencia Solidaria se sumaron al pedido. “Deben entender que quienes luchamos por la vida no somos `terroristas´. Es necesario la urgente derogación de la Ley Antiterrorista, que a todas luces está hecha a la medida de los intereses de las corporaciones megamineras, y atenta contra derechos consagrados en nuestra Constitución Nacional”, expresó Mariela Silverstein, integrante de la ONG.

Y justificó: “La instalación y continuidad de estos megaproyectos multinacionales, que profundizan el saqueo y la destrucción, necesitan un marco legal que los posibilite y dentro de este marco está la Ley Antiterrorista que ya se está aplicando, avasallando los derechos de las poblaciones más vulnerables”. La finalidad más concreta, entonces, es sacar a los ambientalistas de las rutas por donde se mueven las corporaciones mineras.

La causa. Junto con Nidia Gauthier, quien asistió a los asambleístas, Herrera planteó la nulidad de la imputación y pedirá oportunamente una indagatoria del juez para que actúe un juez federal. Además, calificaron que “la detención ha sido ilegal” e informaron que “el fiscal Landivar y el comisario Pastrana están denunciados por incumplimiento de los deberes de funcionario público y abuso en el ejercicio de sus funciones”.

Recordamos que las detenciones fueron siempre en el departamento de Santa María, mientras que el corte de Belén ya va por el décimo día, donde ayer se registraron incidentes con camioneros de La Alumbrera. Además, se sumó también un corte en Tucumán, sobre la misma ruta 40, en la entrada de Amaicha del Valle. Justamente, para el primero de febrero llaman a una gran movilización, puesto que ese día reasume sus funciones el fiscal de Belén, Jorge Flores, quien ya mandó a reprimir en mayo de 2011, según informó la Asamblea El Chañar.  

Entre las irregularidades de lo ocurrido el viernes en Santa María, se señala que se trataba de un bloqueo selectivo y pacífico contra los camiones y proveedores de la minera La Alumbrera, es decir que era una acción de protesta claramente enmarcado en la Constitución Nacional. Además, “la gente fue detenida arbitrariamente, sin orden de desalojo”. Para tener una idea, un señor fue “levantado” cuando salía de comprar una gaseosa en una despensa. Otra señora fue detenida con su hija de tres años en brazos y amenazada con que pondrían a su niña a disposición del juez de menores.

Por si fuera poco, “se armó una comisión especial para ‘armar la causa’ literalmente –detalló Herrera- y el fiscal mismo dijo delante de la gente que si no había causa la iba a inventar”. Asimismo denunció que “se tomó la indagatoria en la comisaría” siendo que representa al Poder Ejecutivo de la Provincia, en lugar de hacerlo en un juzgado como debiera. Hasta el momento, no hay declaraciones de la gobernación de Catamarca sobre el tema.

Sin embargo, eso no es todo. Hubo intentos de arresto contra la propia abogada y un compañero que filmaba la situación desde la vereda –en la vía pública– a través de la ventana de la comisaría. Es que querían constatar que “no había ningún abogado defensor dentro de la sala donde se tomaban las audiencias”, porque le habían negado el acceso.

El poder de decir “terrorista”

No se trata de que el gobierno nacional mande a utilizar directamente la Ley Anti-Terrorista. La sanción de una Ley justamente habilita a las autoridades del Poder Judicial a aplicarla según su interpretación. Y esto, más allá de cualquier disidencia partidaria, es el mayor peligro para las movilizaciones sociales. Sobre todo para los asambleístas que luchan contra corporaciones con gran poder en las provincia. Y así lo habían denunciado en su momento las distintas organizaciones de Derechos Humanos.

 

Gobiernos mexicanos, grandes lenones

Babel
Gobiernos mexicanos, grandes lenones
Javier Hernández Alpízar
Una estrategia para mentir que pueden usar los medios de masas es que la mentira sea muy grande. La reacción del distraído escucha, televidente o lector, será “no se atreverían a decir algo tan gordo si no fuera cierto”. La mentira será consumida, como toda mercancía, por mala que sea. Algo así comentó Marco Lara Klahr en una plática en Xalapa, claro él lo dijo sin mediofobia, ya que habla de los “medios industriales” y los describe como son, tratando no tanto de apasionarse como de hacer algo concreto para modificar la situación.
Un pasmo de tamaño simétrico pasa con la verdad cuando es dura, amarga, sombría, descarnada. “El gobierno no va a permitir semejante proyecto criminal”, le decía una sencilla señora a Mario Martínez Ramos, del Frente Amplio Opositor a la Minera San Xavier (FAO), cuando comenzaron a descubrir que la mina San Xavier era eso: un proyecto criminal, proyecto devastador que hoy tiene prácticamente destruido el Cerro de San Pedro, cuya imagen solamente existe ya en el escudo de armas de San Luis Potosí.
Una de las primeras reacciones de la gente sencilla, cuando saben que están en la mira de un megaproyecto que amenaza con despojarlos de sus tierras, explotarlos inmisericordemente, avasallarlos con la violencia estructural que compran y administran los señores del dinero (y la guerra, son los mismos) y tratarlos con desprecio (como recientemente la Embajada Canadiense trató a los afectados por la minería de ese país en México), es preguntar: “¿Tienen ustedes posibilidad de llevarle esta información al presidente?” Es una tendencia natural suponer que, como dice el discurso, las autoridades están para defender a los gobernados. Pero no es así, es tan sólo una de esa mentiras gordas que alimentan (noticiosa y financieramente) a los medios de masas.
En el caso de los devastadores proyectos, mineros y otros, que hoy están destruyendo el país, son los presidentes de México quienes los impulsaron, los atrajeron a México. Carlos Salinas de Gortari (quien desea regresar al poder a la sombra de Peña Nieto) inició la destrucción del territorio mexicano cuando destruyó legalmente las tierras ejidales y comunales metiéndolas al mercado, haciéndolas mercancía, con la reforma al artículo 27 constitucional.
Lo que han hecho los más recientes regímenes panistas de Vicente Fox y Felipe Calderón es asumir eso que el PRI impulsó desde Miguel de la Madrid, Salinas y Ernesto Zedillo. Respetar el Tratado de Libre Comercio con Canadá y los Estados Unidos, además de todos los tratados anexos, paralelos, casi secretos, que incluyen la desregulación jurídica y la desprotección de los mexicanos en aras de consentir a las empresas y corporaciones transnacionales. La guerra, la militarización y la paramilitarización, casi la limpieza social, son solamente la continuación del libre comercio por otros medios. Digamos que es un comercio rápido y furioso, y que le interesa lo mismo que siempre le interesó, desde el siglo XVI: El oro.
Si por la ambición de riquezas los colonizadores europeos expandieron la muerte, la reducción a un mínimo de los indígenas de América, hoy lo hacen de nuevo.
La crisis de hambruna de los rarámuris no es más que la consecuencia natural, lógica, perfectamente entendible, de un proyecto colonizador que ha intentado siempre exterminarlos para despojarlos de su territorio, y que si no lo ha logrado es por la terca resistencia indígena.
En el siglo XIX y XX, efectivos del ejército de los Estados Unidos y el de México, juntos, atacaron y casi exterminaron a los indígenas en el norte de México. Esas guerras de exterminio están en su memoria y las han narrado en momentos específicos, como el paso de la Otra Campaña por el norte de México.
El despojo actual de sus aguas, montes y territorios, como puede verse en el acueducto para quitar su agua a los yaquis (entre los inversionistas está Carlos Slim) y en el proyecto minero canadiense en Wirikuta, lugar sagrado de peregrinación para los wirraricas, o en el proyecto eoloeléctrico contra los ikoots en San Mateo de Mar, Oaxaca, así como en los muchos proyectos mineros, de presas, carreteras (el tren bala con el que AMLO amenaza a las comunidades mayas de Chiapas), y hasta capitalismo verde y supuesto ecoturismo contra los pueblos indios, campesinos y todo el México rural, es la lógica continuación de un mismo proyecto que han impulsado, con matices, las élites conservadoras y las liberales en México, desde la Colonia y especialmente desde el inicio del así llamado “México independiente”.
Siempre fueron los indígenas un elemento incómodo para los proyectos “modernizadores, el “amor, orden y progreso”, el neoliberalismo en su versión estándar o la camuflada de “República Amorosa”. Por eso la gran coincidencia contra los Acuerdos de San Andrés en su momento, y ahora la coincidencia en atacar toda autonomía o conato de autonomía bajo gobiernos de todos los colores como en Chiapas (PRD), Oaxaca (PRD-PAN), Michoacán (PRD-PRI). Guerrero (PRD) y en el norte y occidente, bajo gobiernos priistas, panistas, los que sean: Todos comparten el modelo colonizador.
El hambre entre los rarámuris, el desamparo de los triquis que van a desafiar la muerte en manos de paramilitares por volver a San Juan Copala, el cerco de paramilitares, militares, policía, crimen organizado, burocracia y empresas transnacionales, contra las comunidades en Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Michoacán, Jalisco, Guanajuato, y lo mismo en Veracruz, la Huasteca y el Norte del país, son solamente la lógica consecuencia no de un “Estado fallido”, sino de un Estado eficiente en su papel de brazo civil, y aún militar, de las transnacionales.
No solamente es el de los Estados Unidos o el de Canadá, sino el de México, un gobierno rápido y furioso contra las y los mexicanos, contra las y los migrantes de Centroamérica, contra los pueblos indios, las mujeres, los defensores de derechos humanos, comunicadoras, periodistas, etcétera.
Recuerdo cuando se discutía el Tratado de Libre Comercio (básicamente la misma clase media “ilustrada” que luego argumentó en pro del voto útil por Fox es la que defendió y aún defiende el “libre comercio”), se dijo que Canadá quería proponerle al gobierno mexicano un quid pro quo: La bandera de la hoja de maple apoyaría al mexicano en sacar el petróleo del TLC a cambio de que México apoyara a sus socios del norte para sacar la cultura del TLC.
Carlos Fuentes dijo que México no tenía nada que temer, su cultura milenaria era más fuerte que las de Estados Unidos y Canadá, nada le haría el TLC. México no aceptó (enterado o no de las opiniones de Fuentes). Entró al TLCAN todo, petróleo, cultura, soberanía, honor, dignidad, independencia, todo.
Que las mineras canadienses dejen el territorio mexicano como queso gruyere o como campo minado es la consecuencia de la firma que estampó el gobierno de Salinas, y que nunca han contradicho los posteriores gobiernos, con apoyo de sabias reflexiones como las del autor de Cristóbal Nonato.
En palabras técnico-científicas: chingaron al país. Como analizó Octavio Paz en El laberinto de la soledad: chingar es abrir, rajar. Eso es lo que están haciendo por todo México, rajando, horadando, perforando, desollando los cerros, la tierra y con ella a los pueblos y al futuro del país. Los gobiernos modernizadores nos vendieron, nos regentearon, nos caimanearon.
No es ninguna exageración la frase del activista mexicano contra la minería afuera de la Embajada Canadiense: El gobierno mexicano, el de Felipe Calderón y los estatales, salen al extranjero a ofrecer las tierras de México para que cualquiera venga y las explote y destruya como si México fuera una prostituta. ¿Suena muy feo? Tiene nombres menos malsonantes, uno de ellos el dogma (científicamente falso) que hoy se enseña en las universidades de todo el mundo: “libre comercio”. Los gobiernos mexicanos, los grandes padrotes.

En Chiapas, reconocen a ‘herederos’ de la labor del obispo Samuel Ruiz

http://mexico.cnn.com/nacional/2012/01/24/en-chiapas-reconocen-a-herederos-de-la-labor-del-obispo-samuel-ruiz

La trayectoria de ayuda comunitaria que dejó en su obispado ha motivado a organizaciones locales a continuar con la ayuda social en Chiapas

Por Ángeles Mariscal (CNNMéxico) — “Conmigo y sin mí, esta diócesis seguirá su camino”, fueron las palabras del obispo Samuel Ruiz García, cuando dejó la Diócesis de San Cristóbal de las Casas.

Este 24 de enero, al cumplirse el primer aniversario de la muerte del Obispo, las comunidades de la región reconocieron su legado de 40 años como líder moral y religioso, mismo que heredó en los hechos, el obispo Raúl Vera López, y diversos grupos y organizaciones que recibirán distinciones por parte del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas, fundado por Samuel Ruiz.

Samuel Ruiz García, formado por religiosos Jesuitas, llegó en 1959 a la Diócesis de San Cristóbal de las Casas (fundada en 1539 en pleno auge de la colonización española).

“Al principio, mi preocupación era exclusivamente religiosa. Pero al recorrer la Diócesis me impactó tremendamente la miseria y las carencias de la gente indígena, que era la mayoría, y el despotismo de una pequeña clase adinerada que seguían actuando frente a los indígenas prácticamente como los antiguos encomenderos”, reseñó el obispo en 1995, al tratar de explicar el trabajo que construyó en la Diócesis.

Historiadores como Juan Pedro Viqueira, en su libro Chiapas, los rumbos de otra historia, detalla el proceso de sensibilización que tuvo el obispo Samuel Ruiz, y que lo llevó a fundar una iglesia que suma la participación activa de las comunidades indígenas, y rompe con los esquemas de la Iglesia Católica tradicional.

El trabajo del obispo Samuel, además de la parte religiosa, se suscribe en el acompañamiento de los grupos indígenas en sus procesos de reflexión comunitaria, que con el tiempo, los llevaría a acciones concretas para cambiar su entorno, señala la historiadora Xóchitl Leyva Lozano, en su libro Militancia político-religiosa e identidad en la Lacandona.

Practicante de la Teología de la Liberación

La forma en que Samuel Ruiz y otros obispos de Latinoamérica asumieron el obispado y el compromiso activo hacia las comunidades donde les tocó vivir, se le conoció como Teología de la Liberación.

Entre las acciones concretas que realizó Samuel Ruiz en Chiapas, fue la fundación del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (1988), instancia que hasta la fecha es uno de los organismos humanitarios más importantes de la entidad, que acompaña a pobladores y comunidades enteras en los procesos de defensa de sus derechos humanos.

En 1994, cuando el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) hizo pública su presencia en la zona indígena de Chiapas, y declararon la guerra al gobierno federal, el Estado desplegó una campaña contra el obispo Samuel Ruiz y su diócesis, acusándolos de ser parte del movimiento armado.

Samuel Ruiz y el resto de los obispos de Chiapas hicieron un pronunciamiento público, que dieron a conocer el 1 de enero de 1994, donde sostuvieron que era la pobreza, y no ellos, “la amenaza constante para la estabilidad social, el desarrollo de los pueblos y la paz”.

Al poco tiempo del alzamiento armado, se dio un proceso de pacificación, donde Samuel Ruiz encabezó la Comisión Nacional de Intermediación (Conai) entre el EZLN y el gobierno federal.

Sin embargo, las relaciones entre él y el Vaticano quedaron resquebrajadas, y en 1995 la Santa Sede le envió un obispo coadjutor, Raúl Vera López; quien no tardó en sumarse al trabajo en las comunidades, en el mismo tenor y con la sensibilidad de Samuel Ruiz.

El 3 de noviembre 1999, al cumplir 75 años de edad, de acuerdo con los cánones de la iglesia católica, Samuel Ruiz firmó su renuncia como Obispo de la Diócesis de San Cristóbal.

El Vaticano aceptó la renuncia, y en febrero de 2000 Samuel Ruiz se fue de Chiapas para asentarse en su lugar de origen, Irapuato, Guanajuato, en calidad de “obispo emérito”.  Ese mismo año Raúl Vera también fue removido, y enviado como Obispo en Saltillo, Coahuila.

Sin embargo, tanto Samuel Ruiz, como Raúl Vera, continuaron acompañando, de manera activa, a las comunidades de Chiapas, el primero como presidente del Consejo Directivo del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas.

Reconocimiento “Samuel, cuidador de los pueblos”

El 24 de enero de 2011 Tatik Samuel Ruiz murió por enfermedad, tenía 87 años de edad. A los pocas días de su muerte, el Centro de Derechos Humanos nombró a Raúl Vera nuevo presidente y sucesor del trabajo de don Samuel en ese organismo. Las comunidades indígenas, en distintas ceremonias, hicieron lo propio.

El EZLN, al pronunciarse sobre la muerte del Obispo, señaló: “Don Samuel Ruiz García no sólo destacó en un catolicismo practicado en y con los desposeídos, con su equipo también formó toda una generación de cristianos comprometidos con esa práctica de la religión católica (…) Ahora sería bueno voltear a mirar hacia abajo y encontrar ahí a quienes, como antes Don Samuel, desafiaron y desafían al Poder”.

El EZLN mencionó, entre otros, al Obispo Raúl Vera, a Joel Padrón y  Heriberto Cruz Vera, actuales párrocos en la Diócesis de San Cristóbal. También menciona a diversos laicos que forman parte de la Diócesis.

Como parte del reconocimiento al trabajo de los herederos de la obra de don Samuel, en el marco del primer aniversario de la muerte del obispo,  personal de la Diócesis, y el Centro Fray Bartolomé, entregan  el reconocimiento J jTatic Samuel jCanan Lum (Nuestro Padre Samuel Cuidador de los Pueblos), a tres comunidades y colectivos de Chiapas que se han destacado por su servicio, cuidado y trayectoria “en su trabajo liberador por las causas verdaderas del pueblo”.

Los organizadores señalaron que las tres organizaciones no gubernamentales que se reconocerán, nacieron inspiradas en trabajo del Obispo. Se entregará el  J jTatic Samuel jCanan Lum a las coordinadoras y coordinadores de los llamados “Encuentros de Constructores de Paz y Reconciliación”, conformado por hombres y mujeres —entre ellos laicos, y religiosos cristianos y católicos— quienes apoyan y fomentan la resolución positiva de conflictos, fomentan el diálogo, la reconciliación y la paz, en las regiones indígenas de Chiapas, entre ellas la que abarca la Diócesis de San Cristóbal.

También a quienes integran el Ejido Nuevo Tila, ubicado en el municipio del mismo nombre, en su mayoría indígenas de la etnia chol. A ellos y ellas se les reconoce “por su labor de más de treinta años en la defensa de su tierra, porque los hombres y las mujeres participan en las acciones comunitarias por conservar su tierra, elegir a sus autoridades y fomentar la participación de las mujeres. Han conocido el hostigamiento y la cárcel por solidarizarse con las familias desplazadas de la comunidad Viejo Velasco Suárez, así como con otras comunidades de la región”.

El tercer reconocimiento es para la Misión de la Santísima Trinidad, conocida como Misión Arena, en el municipio de Ocosingo. “Son mujeres y hombres (laicos y religiosos), que caminan desde adentro con las comunidades indígenas y campesinas de la selva”.

El reconocimiento J jTatic Samuel jCanan Lum se ha entregado en años anteriores a diferentes grupos y organizaciones de Chiapas, cuya presencia no necesariamente se circunscribe a la Diócesis de San Cristóbal, que nacieron y actúan bajo los preceptos que marcó el Obispo, y se consideran herederas de su legado. Entre ellos se otorgó en 2011 al preso indígena Alberto Patishstán, quien ha denunciado las situaciones de injusticia que se viven en las cárceles de Chiapas, y coadyuvado en los procesos organizativos de los reos, motivo por el cual en noviembre pasado el reo fue trasladado a un penal de alta seguridad en Sinaloa.

La ceremonia de entrega de reconocimientos, así como una serie de misas católicas, ceremonias ecuménicas y ritos indígenas con que se recordará a Tatik Samuel Ruiz, se llevarán a cabo desde hoy y hasta el miércoles 25. Serán presididas por el Obispo Raúl Vera López.

 

Conciencia en saco roto

Babel
Conciencia en saco roto
Javier Hernández Alpízar
El saco embrujado: Un hombre encuentra su perdición cuando se hace cortar y fabricar un traje que le queda perfecto, de cuyo bolsillo, de manera misteriosa e inagotable, salen billetes por miles de liras. El cuento es de Dino Buzzati; la antología se llama El Escarabajo, en la colección La Rosa Náutica, del Instituto Veracruzano de la Cultura.
Un drama de la conciencia, porque el sujeto termina por reconocer que el dinero fácil que toma del saco proviene de las desgracias, crímenes y horrores del mundo. Su alma ya no tiene salvación.
Las lecturas son muchas, en los niveles que deseemos. Desde la conciencia cristiana, el viejo y aterrador mito de vender el alma al Diablo, hasta la lectura histórica: En el capitalismo, el dinero proviene de la muerte de los muchos, de la desgracia de pueblos enteros, para la acumulación y la vida lujosa de muy pocos.
La tradición tiene un filón popular. En los pueblos de México abundan las leyendas de sujetos que vendieron su alma a cambio de que el Diablo les permitiera desenterrar un tesoro. Todas las cuevas, montes, campos, están llenos de ánimas en pena que guardan, con celo de banquero, tesoros que serán la perdición de los ambiciosos.
Lo dolorosamente asombroso es que en un nivel realista, histórico y periodístico, es verídico. La conciencia, fantasma sin memoria ni escrúpulos, mete la mano en la bolsa del saco y cierra los ojos a las desgracias, crímenes y horrores del país, de donde el dinero salió. El alma colectiva de México ¿tiene aún salvación?
Esta sombría reflexión viene a colación después de leer, en Proceso, el reportaje de Marlén Castro y Rogelio Agustín, uno de los trabajos ganadores del Premio Internacional de Periodismo, convocado por Proceso con motivo de su 35 aniversario: “Carrizalillo, oro por cuentas de vidrio”.
El poblado guerrerense, cuya desgracia retratan, encontró, en el oro del cerro y en una compañía canadiense que lo extrae, su saco embrujado. A cambio ha tenido que vender su alma, su futuro, su ser. “A la comunidad guerrerense de El Carrizalillo le cayó la maldición del oro en la figura de la megaempresa Goldcorp, que practica un tipo de minería, la superficial, devastadora para el medio ambiente y para la salud. Desde 2007 renta miles de hectáreas a los carrizalillenses para explotar el yacimiento Los Filos- El Bermejal. Los comuneros saben que sus predios quedarán inservibles y proliferarán las enfermedades –la mayoría letales– entre su población, pero cierran los ojos y se conforman con la bicoca que cada año les entrega la trasnacional.”
El reportaje describe el modo en que el pueblo perdió su lugar en el mundo, a cambio de una renta un poco más alta. Ahora tiene enfermedades, camionetas de lujo, “altas” rentas para unos pocos, enfermedad, muerte, impotencia para los más y, finalmente, el desplazamiento, quienes ahorraron dinero se irán. La burbuja económica que pregonan los gobiernos y las empresas se redujo a la llegada de bares para que los mineros gasten ahí sus salarios y el poco tiempo de descanso que tienen.
“En Carrizalillo los ejidatarios no sólo le rentaron las tierras a Goldcorp. También la conciencia.
“Desde 2009, cuando negociaron con la trasnacional un convenio supuestamente ventajoso sobre la renta de sus tierras, lo único importante para ellos ha sido el precio internacional de la onza de oro. El resto, como los síntomas de las enfermedades relacionadas con las minas a cielo abierto, el impacto ambiental, la posibilidad de contaminación de los acuíferos o de un accidente con las toneladas de cianuro que se usan a diario, el riesgo de agotar las reservas de agua o las muertes de Sofía y de Fidencio –su medio hermano–, parece no importar.
“En Los Filos-El Bermejal, primer yacimiento de oro a cielo abierto en Guerrero, los efectos nocivos de la actividad de Goldcorp –desconocidos al principio– son voluntariamente ignorados por los principales afectados.”
No es sorpresa encontrarse con los graves daños al medio ambiente y a la salud, la muerte del personal, por el manejo de químicos altamente peligrosos como el cianuro, del cual unos gramos bastan para matar a una persona y la Semarnat exige un estudio de riesgo a quien use más de un kilo, y el cual las minas usan diariamente por toneladas.
Lo más asombroso es la resignación con que los “beneficiados” aceptan su suerte. Vendieron su país, su vida, su futuro, y están ya listos para irse cuando la pesadilla acabe. La indolencia de las autoridades de la Semarnat y de la Secretaría de Economía es total. Solamente contestan por teléfono. Su información son lugares comunes, ni siquiera tienen datos, información concreta sobre esa mina en específico. Se limitan a decir que nada es irregular.
La historia que los reporteros cuentan es la misma que se puede observar en todas las minas a cielo abierto del mundo, especialmente en México y América Latina, donde la impunidad ha bendecido a las empresas, la inmensa mayoría canadienses en el caso mexicano. TLC habemus.
“En términos ambientales y sociales ninguna actividad industrial es más devastadora que la minería superficial”, se lee en el documento Minería a cielo abierto y sus impactos ambientales, elaborado por la Asociación Interamericana de Defensa del Ambiente y consultado en internet.
“Una megamina –el caso de Los Filos– usa nueve toneladas de explosivos cada día. También utiliza a diario 10 toneladas de cianuro, sustancia de la que una porción del tamaño de un grano de arroz es suficiente para matar a una persona, de acuerdo con la ONG argentina Conciencia Solidaria, que se opone a este tipo de minería.
“Cuando una mina se agota y cesa sus operaciones deja ríos, arroyos y acuíferos contaminados con cianuro… y una población enferma de muerte. La capacidad productiva de las tierras tarda 100 años o más en recuperarse.
“Pero aquí las autoridades dicen que todo está bien, que Goldcorp es una empresa sustentable.”
La derrota de la población avasallada por la megaempresa, la complicidad criminal de todos los órdenes de gobierno, el cinismo de los extractores de oro, hacen en conjunto una historia sombría, amarga.
La comunidad vendió su conciencia a la empresa, y el precio fue su tierra, toda su vida: “Al caer la tarde, del patio de lixiviación se levanta una nube de polvo que los vientos arrastran precisamente a Carrizalillo, un par de kilómetros más adelante.
“El calor y el polvo hacen irrespirable la atmósfera para los visitantes, pero la población local parece no estar afectada, aunque ya se manifiestan los ojos enrojecidos, irritados, secos, primer síntoma visible de la contaminación que generan las minas a cielo abierto.
Y lo que la empresa gana está muy por encima de todo lo que ha pagado a los rentistas: “Migajas. No existe otra forma para definir lo que Goldcorp deja a cambio del oro, aunque los ejidatarios cobren por sus tierras con base en el precio del metal en la bolsa de valores de Estados Unidos. El precio de la onza de oro se ha duplicado –de 821 a mil 600 dólares– desde 2007 cuando la corporación empezó la extracción en Carrizalillo.”
La empresa gana más que todo el presupuesto del estado: “Guerrero ejercerá este año 43 mil millones de pesos de presupuesto. Las 300 mil onzas de oro que se han extraído anualmente ahí, convertidas a pesos mexicanos, dan alrededor de 48 mil millones de pesos, cinco mil más que el presupuesto estatal.”
Pero los autores no dejan al lector con la falsa idea de que nada puede hacerse, mencionan al final las resistencias latinoamericanas, y las de Guerrero: “En Guerrero, comunidades indígenas en la región de la Costa-Montaña, a donde quiere llegar también Barrick Gold, lanzaron el manifiesto A corazón abierto defendamos nuestra madre tierra contra la minería. (…)
“Entre 2005 y 2009 el gobierno federal ha otorgado en concesión 28 nuevos proyectos mineros en las regiones de Costa Chica y Montaña, donde la Unión de Pueblos y Organizaciones Sociales del Estado de Guerrero inició movilizaciones en defensa de la tierra. No quieren para ellos lo que pasa en Carrizalillo.” (http://www.expresionlibre.org/site2/opinion/castro_agustin_001.php )
Claro, el dinero es más solvente que cualquier pócima de cianuro, disuelve muchas voluntades. Pero el precio que pagan los pueblos es demasiado alto.
Y la avanzada de la minería a cielo abierto abarca ya la cuarta parte del territorio nacional.
Un reportaje de Erika Ramírez, en la revista Contralínea, abunda en esos datos: “Los gobiernos panistas de Vicente Fox y Felipe Calderón han concesionado 51 millones 994 mil 312.7 hectáreas de territorio nacional a la industria minera. Se trata de más de una cuarta parte de la superficie de la nación. Trasnacionales canadienses son las principales beneficiarias.”
“El 25 de abril de 2010, Contralínea documentó que tan sólo en ese año se encontraban en México 187 compañías de origen canadiense en la búsqueda de oro y plata (este último metal precioso ha colocado al país en el segundo lugar de la producción mundial). Secundaban las firmas estadunidenses en la búsqueda de la riqueza minera; seguidos por Australia, Reino Unido, India, Japón, Corea, Luxemburgo, Perú y Chile.
“En 2011, la Secretaría de Economía indicó que “existen 293 empresas con capital extranjero operando en México, las cuales manejan un portafolio de 808 proyectos en total” (esto, durante el periodo fiscal 2011).
“Del total de empresas con capital extranjero que operan en el país, 213 tienen sus oficinas centrales en Canadá; 45, en Estados Unidos; ocho, en la República Popular China; cinco, en Australia; cuatro, en Inglaterra; al igual que en Japón y Corea del Sur; y dos, en India y Perú. Y una en Luxemburgo, Chile, Italia, Bélgica, España y Holanda, respectivamente, indican las Estadísticas sobre exploración minera, octubre de 2011.”
La cuarta parte del territorio nacional puede quedar desahuciada para toda vida útil, para todo propósito. Y los mexicanos, nos quedaremos con un saco al que se le acabaron los billetes, cuando las mineras se vayan, y la conciencia más vacía y rota que el bolsillo. Eso es lo que los gobiernos municipales, estatales y el federal están promoviendo. Ellos son las primeras “víctimas” del embrujo que hace ver las mina – limosnas como si fueran oro.

Carrizalillo: oro por cuentas de vidrio

http://www.expresionlibre.org/site2/opinion/castro_agustin_001.php

MARLÉN CASTRO Y ROGELIO AGUSTÍN (Proceso)

A la comunidad guerrerense de El Carrizalillo le cayó la maldición del oro en la figura de la megaempresa Goldcorp, que practica un tipo de minería, la superficial, devastadora para el medio ambiente y para la salud. Desde 2007 renta miles de hectáreas a los carrizalillenses para explotar el yacimiento Los Filos-El Bermejal. Los comuneros saben que sus predios quedarán inservibles y proliferarán las enfermedades –la mayoría letales– entre su población, pero cierran los ojos y se conforman con la bicoca que cada año les entrega la trasnacional. El reportaje que aquí se publica sobre la tragedia de El Carrizalillo es el tercero y último de la serie de trabajos ganadores del Premio Internacional de Periodismo, convocado por Proceso con motivo de su 35 aniversario.
CHILPANCINGO, GRO.- Dejó de comer. Sólo quería dormir. A Sofía Figueroa Peña, exafanadora del consorcio minero Goldcorp, lo poco que le quedaba de vida se le agotó en dos días de vómitos y convulsiones. Alrededor de las 22:00 horas del 4 de diciembre de 2010 murió en una clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Acapulco.
Apenas tenía 35 años.
“Como por el 20 de noviembre me di cuenta de que se le quitó el apetito… seguramente fue desde antes pero hasta esa fecha yo no lo supe porque ese día tuvo descanso y la vi; casi nunca la veía, siempre estaba trabajando. La vi mal y le dije: ‘Atiéndete, hija’, pero ella me dijo que estaba cansada, que lo que tenía se le quitaba durmiendo. Todos los días llegaba a dormirse”, dice doña Esther, mamá de Sofía.
Esther Peña Barrios se limpia las lágrimas con la mano; luego uno de los muchos nietos huérfanos que hay en su casa en el ejido de Carrizalillo, del municipio guerrerense Eduardo Neri, le alcanza el chal que al parecer es su paño.
“Me siento culpable porque no es posible que no me haya dado cuenta, que nadie de los que vivimos aquí nos hayamos dado cuenta de lo mal que estaba mi hija, de que ya no comía nada. Pero cómo lo íbamos a saber si ni la veíamos. Llegaba como a las ocho de la noche y ni nos venía a ver, llegaba a dormirse y así hasta el otro día, que se iba a trabajar”, cuenta doña Esther.
Sofía quería salir de Carrizalillo. Decía que trabajaba mucho para tener suficiente dinero y comprar una casa en otro lugar, tal como piensan las cerca de 100 familias del pueblo desde que aceptaron rentar sus tierras a Goldcorp, “el mayor productor de oro y de más bajo costo”, como anuncia en su sitio en internet la compañía canadiense con sede en Vancouver.
Por eso de afanadora pasó a responsable de manejar el equipo de absorción atómica del laboratorio –labor que requiere un perfil profesional muy específico– y decidió cubrir dos turnos: de 7:00 a 15:00 y de 15:00 a 19:00 horas.
Aunque hacía un trabajo de alta calificación –analizaba y determinaba la concentración de los metales en las muestras de los bancos de mineral, es decir que determinaba cuántos miligramos de oro podrían encontrarse en cada tonelada de tierra removida, para lo que debía manipular cianuro y otras sustancias tóxicas– sus estudios máximos de primero de secundaria sólo le permitían ganar mil 800 pesos a la semana.
Para conocer y dominar el proceso de análisis de concentración del oro Sofía sacrificó durante meses los pocos ratos de descanso y convivencia con sus hijos, pues cubría su jornada como afanadora y luego se quedaba otro turno para recibir capacitación en el laboratorio.
“Mi hija falleció por los químicos que respiraba. Cuando por fin fue a hacerse unos análisis –dos días antes de morir– le dijeron que sus pulmones estaban deshechos, que pronto iba a comenzar a vomitar sangre. Así como estaba de mal todavía fue a la planta a pedir permiso para atenderse porque si no, la iban a correr.”

La devastadora minería
En Carrizalillo los ejidatarios no sólo le rentaron las tierras a Goldcorp. También la conciencia.
Desde 2009, cuando negociaron con la trasnacional un convenio supuestamente ventajoso sobre la renta de sus tierras, lo único importante para ellos ha sido el precio internacional de la onza de oro. El resto, como los síntomas de las enfermedades relacionadas con las minas a cielo abierto, el impacto ambiental, la posibilidad de contaminación de los acuíferos o de un accidente con las toneladas de cianuro que se usan a diario, el riesgo de agotar las reservas de agua o las muertes de Sofía y de Fidencio –su medio hermano–, parece no importar.
En Los Filos-El Bermejal, primer yacimiento de oro a cielo abierto en Guerrero, los efectos nocivos de la actividad de Goldcorp –desconocidos al principio– son voluntariamente ignorados por los principales afectados.
“En términos ambientales y sociales ninguna actividad industrial es más devastadora que la minería superficial”, se lee en el documento Minería a cielo abierto y sus impactos ambientales, elaborado por la Asociación Interamericana de Defensa del Ambiente y consultado en internet.
Pero en Guerrero el fenómeno es nuevo y no hay ninguna organización que vigile las operaciones de la minera.
Una megamina –el caso de Los Filos– usa nueve toneladas de explosivos cada día. También utiliza a diario 10 toneladas de cianuro, sustancia de la que una porción del tamaño de un grano de arroz es suficiente para matar a una persona, de acuerdo con la ONG argentina Conciencia Solidaria, que se opone a este tipo de minería.
Cuando una mina se agota y cesa sus operaciones deja ríos, arroyos y acuíferos contaminados con cianuro… y una población enferma de muerte. La capacidad productiva de las tierras tarda 100 años o más en recuperarse.
Pero aquí las autoridades dicen que todo está bien, que Goldcorp es una empresa sustentable.
El delegado en Guerrero de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), Joel Tacuba García responde a los reporteros vía telefónica, única manera de contactarlo luego de varias semanas de insistir en una reunión con él.
“En tres años no ha habido ninguna denuncia de las comunidades. Lo que quiere decir que Goldcorp está cumpliendo. Desde hace seis años se certificó como industria limpia y cada dos años se ha evaluado y mantiene esa categoría. Nosotros cada dos meses verificamos que lo que reporta sea real. La última visita fue hace 15 días, más o menos. No sé exactamente la fecha, como no es un foco rojo no tengo en la mente cada uno de los detalles”.
–¿La ciudadanía puede estar tranquila respecto a las operaciones en Los Filos?
–Certeza absoluta. La empresa ha cumplido en todo. Garantiza manejo de residuos sólidos, de emisiones al medio ambiente, de manejo del agua, de medidas de contención, como la reforestación, de acuerdo con los parámetros establecidos.
–¿Qué hay del agua con cianuro que es utilizada para separar el oro?, ¿a dónde se va?
–Se deposita en las presas de jale. El agua, como bien sabes, tiende a irse al subsuelo o evaporarse.
–Si esa agua se filtra al subsuelo, entonces ¿tiende a contaminar los mantos freáticos?
–No. Tiene un tratamiento previo.
–¿La Profepa garantiza que esa agua ya no tiene cianuro cuando la absorbe el subsuelo?
–No podría precisar si lleva cianuro o no. Se supone que no. El proceso fue avalado por la Semarnat.

“A enfrentar lo que venga”

“No nos podemos espantar de lo que pasa. Cuando rentamos nuestras tierras todos sabíamos de las consecuencias. Estuvimos conscientes de que se iba a usar cianuro y lo que eso significa, por eso estamos dispuestos a enfrentar lo que venga”, asegura Crisóforo Guzmán Montiel, líder campesino que nunca se quita los lentes Ray-Ban.
Descansa plácidamente en su casa. Ya no tiene que preocuparse por ganarse la vida, por lo menos mientras dure la extracción de oro o el precio del metal siga por las nubes. En 2007 Guzmán encabezó un movimiento contra Goldcorp para conseguir un mejor pago por la renta de las tierras.
La asamblea permanente de ejidatarios lo nombró comisario ejidal legítimo cuando el legal, Fidencio López Peña (medio hermano de Sofía Figueroa Peña y quien murió en 2009 de cáncer en la cara), se negó a luchar en contra de la corporación canadiense.
La casa de Guzmán, a diferencia de las de sus vecinos, está exactamente como antes del movimiento. Pero la flamante Cheyenne en el espacio que hace de cochera habla de la bonanza de su familia.
“Compré en la capital, allá estoy haciendo mi casa. Todos sabemos que vamos a terminar saliéndonos de aquí. Creo que nadie tiene problemas con eso, siempre y cuando les paguen bien”, afirma.
Goldcorp tiene planes de remover también el cerro sobre el que se asienta el pueblo.
Como Guzmán, todos los ejidatarios que encabezaron el bloqueo a Goldcorp y la mesa ejidal que se conformó a raíz del movimiento, disfrutan de varios beneficios, igual que los ejidatarios que los apoyaron.
Anualmente cada uno de los 176 ejidatarios inscritos en el padrón recibe la parte proporcional por la renta de las mil 500 hectáreas de uso común –2.6 onzas por hectárea– y todos alquilan además sus parcelas individuales. Algunos sólo tres, otros hasta nueve. En conjunto son 150 hectáreas más.
Y ya no siembran.
Los pagos se hacen en abril. En ese mes de 2011 la onza de oro alcanzó el precio récord de mil 600 dólares y la hectárea se cotizó en 55 mil 744 pesos. Cada ejidatario recibió 108 mil pesos por las tierras de uso común, además de lo que les dejan las parcelas individuales. Algunos sólo tienen tres, lo que equivale a 167 mil pesos, pero otros hasta nueve, por lo que habrían ganado alrededor de medio millón de pesos.
En una población que antes tenía apenas lo indispensable para subsistir, tales cantidades se antojan exorbitantes.
“Todos nos hemos beneficiado, para que más que la verdad. Y lo logramos por el plantón. Todo se distribuyó de acuerdo con las necesidades de nosotros y a nuestras ganas de trabajar”, sostiene Valeriano Celso Solís, expresidente del Consejo de Vigilancia del comisariado ejidal legítimo. Detalla todos los favores de Goldcorp, de los que excluyeron a los ejidatarios que seguían a Fidencio López Peña.
La minera otorgó concesiones para nueve combis, dos microbuses, un autobús, cuatro pipas y cinco camiones Thorton. Con cada una de las combis los concesionarios pueden ganar hasta mil 159 pesos por turno y algunos trabajan doble jornada, por lo que llegan a recibir más de 13 mil pesos a la semana.
A Julio Peña Celso, otro líder que destacó en el movimiento, la mesa ejidal le aprobó dos concesiones: una para microbús y otra para un Thorton; a Guzmán Montiel, una concesión de Thorton. A Celso Solís, una para combi. A Onofre Peña Celso, quien fungía como comisario municipal durante el movimiento contra la minera, una para una pipa.
Por eso en Carrizalillo es común encontrar a los ejidatarios sin hacer nada.

Orografía desbastada

Al fondo del corrugado relieve cerca de Mezcala, a la derecha de la carretera México-Acapulco, una cadena de cerros amputados rompe el paisaje de vegetación semidesértica. Es el yacimiento de oro, plata, cobre y zinc Los Filos-El Bermejal.
Es mayo. No hay superlativo para describir tanto calor. Lo que marca el termómetro quizá ayude: 42 grados centígrados. El sudor escurre a chorros, imparable. El aire que entra por las ventanillas del auto no proporciona ningún alivio, quema.
De la capital guerrerense a Mezcala hay 50 kilómetros. Para subir a Los Filos y después a Carrizalillo, otros 27. Tras el pueblo de Mezcala, de unos 3 mil 800 habitantes, la carretera serpentea cuesta arriba, entre las montañas de la Sierra Madre del Sur.
Luego de unos 20 kilómetros en ascenso, del lado derecho está Los Filos, un cerro prácticamente tasajeado hasta la base. Cinco kilómetros más adelante, ahora del lado izquierdo, aparece El Bermejal, recortado casi a la mitad de los mil 820 metros de altura que tenía.
Un poco más allá, del lado derecho, está lo que se llama patio de lixiviación: una extensión de aproximadamente 400 hectáreas donde, revueltas con el oro, hay alrededor de 6 millones de toneladas de tierra y rocas trituradas –según el último reporte trimestral de Goldcorp a sus socios– que se riegan con una solución de agua, sal y cianuro para separar el metal precioso.
Al caer la tarde, del patio de lixiviación se levanta una nube de polvo que los vientos arrastran precisamente a Carrizalillo, un par de kilómetros más adelante.
El calor y el polvo hacen irrespirable la atmósfera para los visitantes, pero la población local parece no estar afectada, aunque ya se manifiestan los ojos enrojecidos, irritados, secos, primer síntoma visible de la contaminación que generan las minas a cielo abierto.
Cuando en Carrizalillo los cerros aún tenían crestas y estaban verdes, las familias de esta comunidad veían con recelo “a los ingenieros de la compañía” –a la mayoría de los lugareños se les dificulta pronunciar la ñ–, unos tipos altos y güeros que iban y venían en unas camionetas que ellos, los carrizalillenses, sólo manejaban en sus sueños. Ahora tienen hasta dos por familia, por lo que en las calles terregosas y estrechas abundan las Nitro, Cheyenne o Lobo recién salidas de la agencia.
“Nos tratan con desprecio, nos contestan mal cuando nos dirigimos a ellos, siempre nos hablan golpeado; eso no es justo, nosotros somos los dueños de estas tierras, tienen que vernos con respeto”, dijo Julio Peña Celso –líder juvenil del Movimiento en Defensa de las Tierras de Carrizalillo– el 8 de enero de 2007, cuando bloquearon los accesos al yacimiento Los Filos-El Bermejal para exigir un mejor pago por sus tierras.
Dos años antes ignoraban que la trasnacional extraería 300 mil onzas de oro al año. Por eso cuando llegaron los primeros representantes de la compañía y ofrecieron comprar las tierras, varios ejidatarios vendieron sus parcelas a precios irrisorios y consintieron en asamblea rentar las de uso común también por cantidades ridículas.
Luego, cuando comenzó a llegar la impresionante y costosa maquinaria que requiere la minería a cielo abierto, se supieron víctimas de un engaño.
Empezó el trato despectivo hasta que ese día, 8 de enero de 2007, a las seis de la mañana los ejidatarios bloquearon todas las operaciones de la empresa. La trasnacional aguantó 83 días. El 1 de abril accedió pagar una renta de 13 mil 500 pesos por cada una de las 970 hectáreas ocupadas. Ya había comprado algunas, pero la venta se anuló.
Los ejidatarios recibieron, ese año, 13 millones 95 mil pesos por la renta de las tierras, en vez de los 800 mil de los dos años anteriores. En la negociación Goldcorp se comprometió a financiar un sistema de agua por bombeo, entre otros 21 puntos para el desarrollo de la comunidad. Aunque accedió a casi a todo, se opuso a negociar la renta de las tierras con base en la cotización de la onza de oro, que en esas fechas rondaba los 821 dólares.
El año pasó rápido. El siguiente 1 de abril, ejidatarios y empresa volvieron a negociar. El precio de alquiler de las tierras quedó en 14 mil 825 pesos por hectárea. Además Goldcorp se comprometió a financiar un proyecto integral de desarrollo, a que el sistema de agua estaría listo en diciembre de 2009 y aceptó que en realidad ocupaba mil 150 hectáreas, no 970.
En abril de 2009, en la segunda revisión del convenio, Carrizalillo decidió ir por todo. Pidió el equivalente de 3.5 onzas de oro (la onza se tasaba entonces en 920 dólares) por cada hectárea. Goldcorp aceptó a cambio de que en adelante la revisión se hiciera cada cinco años y con un tope de 1.6 onzas por hectárea.
Carrizalillo ya conocía bien los efectos de los bloqueos. Repitió el ejercicio. En esa ocasión el paro sólo duró 14 horas antes de que Goldcorp aceptara pagar 2.6 onzas, un total de 36 millones de pesos.
Ahora, en 2012, el sistema de agua sigue inacabado pero al parecer eso ya no les importa a los ejidatarios, quienes se acostumbraron a subsistir con el líquido que les manda la trasnacional en pipas.

Muertes por cianuro

El olor indescriptiblemente agresivo que parece romper la nariz se cuela a través de la mascarilla. En el laboratorio se escucha el ruido del aire acondicionado pero por ningún resquicio se cuela algún viento del exterior.
Frente al equipo de absorción atómica, de bata blanca, cola de caballo para sujetar la melena pintada, estaba Sofía Figueroa Peña. Tenía 32 años ese día de marzo de 2008.
Ella no lo sabía pero dos años y nueve meses después moriría en una clínica del IMSS en Acapulco luego de 48 horas de agonía y de tres meses sin apetito y de sumergirse en un sueño profundo del que despertaba cada día sólo para ir otra vez al laboratorio.
Tampoco sabía que la razón del ojo apagado de su medio hermano Fidencio es el cáncer y que sólo faltaban cinco meses para que falleciera.
En marzo de 2008 se le planteó a Goldcorp la realización de un reportaje sobre el trabajo femenino en la minería, a propósito del Día Internacional de la Mujer. El gerente general, Tomás Iturriaga Hidalgo, y el superintendente de Relaciones con la Comunidad, Arnoldo García Pizarro, de inmediato abrieron las puertas.
Parecían orgullosos cuando hablaron de Sofía, una viuda con tres hijos que había entrado a trabajar como afanadora y ahora tenía la tarea de determinar la concentración de oro por tonelada de tierra, utilizando cianuro, entre otros químicos. “Sofía es un caso especial, la debes entrevistar; es un ejemplo de superación”, aseguró García Pizarro.
Durante mayo, junio y julio de 2011 muchas veces se pidió una entrevista a los directivos de Goldcorp. A pesar de la promesa de agendar un encuentro, éste no se concretó en todos esos meses. Vía telefónica García Pizarro evitó hablar de las causas del fallecimiento de Sofía, pero aseguró que aunque ella manipulaba cianuro, eso nada tenía que ver.

Un pinchazo en el ojo

Era un día de trabajo como cualquier otro. El presidente del comisariado ejidal de Carrizalillo y concesionario de la recolección de los desechos de Goldcorp en Los Filos, Fidencio López Peña, destapó un bote para ver qué tipo de basura había.
Un olor ácido salió del recipiente. Fidencio sintió un pinchazo en el ojo izquierdo. En las semanas siguientes el ojo comenzó a apagársele.
“¡Ve al doctor hijo; que te diga qué tienes!”, rogaba su mamá al líder depuesto por no apoyar el bloqueo a Goldcorp. Cuando el ojo se murió por completo Fidencio fue al doctor. Radiografías en cascada. Los huesos faciales carcomidos. Cáncer en la cara.
Murió el 9 de agosto de 2009.
Sus cuatro huérfanos, junto con los de Sofía, deambulan por la casa enlutada de doña Esther.

“Tengo mucho coraje”

“Me llamo Rafael Rivera Santos. Entré a Los Filos en abril de 2007, a la planta de procesos. Tuve que trabajar porque me casé. Hubiera querido ser maestro de secundaria, pero abandoné mis estudios en la Universidad Pedagógica Nacional porque puedo contagiar a quienes me rodean.
“En noviembre de ese mismo año comencé a sentirme mal, no tenía apetito y tosía mucho, me hacían muchos estudios de laboratorio y salía que no tenía nada, pero en la radiografía de tórax se veía dañado el contorno de mi pulmón derecho.
“Me mandaron a Iguala. Ahí me diagnosticaron tuberculosis con cuatro cruces (el máximo daño). El resto de mi vida tengo que estar tomando medicamentos. Ya no puedo hacer mi vida normal porque tengo las defensas muy bajas.
“El medicamento que tomo es tan fuerte que hay días que me deja tirado en la cama. Salgo de aquí (del centro de Salud de Mezcala) como zombi. Tardo en poder caminar. Aun así tengo que regresar a trabajar, aunque ahora estoy en el área de mantenimiento.
“Cuando me diagnosticaron tuberculosis me dieron 20 días de incapacidad. El Seguro Social me dijo que era una norma. Regresé a trabajar. Como al mes otra vez comencé a ‘desgarrar’ sangre.
“Me han cambiado varias veces los medicamentos porque no he reaccionado a ellos, pero han dañado mi estómago. Todo el tiempo lo tengo irritado. Son muy pocas cosas las que puedo comer por la gastritis. Cuando algo no me cae bien me comienza a subir algo muy amargo. Me dan náuseas y comienzo a vomitar.
“Cuando me atendían en el Seguro Social iba todos los días a Iguala porque un medicamento me lo tenía que tomar a las ocho de la mañana. Salía muy temprano, por lo que llevaba el estómago vacío. A veces el medicamento lo tenían hasta las tres; todo este tiempo no comía nada porque no tenía dinero. Así, con mi panza hueca, me tomaba la pastilla que me daban.
“Otros días iba y el medicamento nunca llegaba, por lo que no lo tomaba. Ellos saben que si un tratamiento no se toma completo, uno se hace resistente, por eso muchas veces me han cambiado de tratamiento. En ese tiempo llegué a pesar 45 kilos por la misma enfermedad y porque siempre estaba en ayunas, esperando tomar el medicamento.
“Tengo mucho resentimiento contra los doctores que me han atendido, sobre todo con Maricela Vega Orozco, encargada de Epidemiología de la clínica del IMSS en Iguala, porque cada vez que salía positivo me regañaba, decía que era un paciente renuente y así lo anotó en mi expediente.
“Tengo mucho coraje.”
Baja la cabeza. Le da pena mostrar las lágrimas rebeldes, necias, que se le han salido de control.
“Durante dos meses me suministraron estreptomicina, un medicamento del cuadro básico de esta enfermedad, que produce sordera. No reaccioné tampoco a ella, pero desde entonces todo el tiempo escucho como grillos dentro de mi cabeza. Siempre me duele. Por las noches no puedo dormir.
“Al principio de mi enfermedad, cuando regresé a trabajar, los inspectores me insultaban, decían que era un mañoso; a fuerza me hacían trabajar en la planta, cada que hacía fuerza para apretar un tornillo, sentía que mis pulmones se deshacían, los oía tronar con cada esfuerzo.
“No me creyeron hasta que ahí mismo no aguanté, tosí y comencé a sangrar. Todo el camino al servicio médico iba sacando sangre.
“Desde 2010 me atienden aquí. Hasta ahora no me han fallado con las medicinas, siempre están listas; yo tampoco he dejado de venir a tomármelas. Quiero estar vivo. Tengo una hijita de tres años. Sólo una vez no he venido, pero hablé para avisar. La pastilla del día anterior me había dejado tirado, moribundo, no tenía fuerzas para levantarme.
“¿Esto va a salir publicado? Quiero decir que cuando el trabajador de la mina no tiene el equipo de seguridad, no tiene por qué hacer su trabajo; sin embargo, nos obligan a hacerlo y el sindicato no hace nada al respecto.”

Bonanza áurea

Migajas. No existe otra forma para definir lo que Goldcorp deja a cambio del oro, aunque los ejidatarios cobren por sus tierras con base en el precio del metal en la bolsa de valores de Estados Unidos. El precio de la onza de oro se ha duplicado –de 821 a mil 600 dólares– desde 2007 cuando la corporación empezó la extracción en Carrizalillo.
Al finalizar el primer trimestre de 2011 Goldcorp incrementó sus ganancias 69% respecto al mismo periodo del año anterior.
El yacimiento Los Filos-El Bermejal es una de sus operaciones más rentables en todo el orbe, de acuerdo con el informe financiero de la trasnacional consultado en su sitio electrónico. “Los Filos es un elemento clave para nuestra cartera de activos”, dice en el informe el presidente y consejero delegado de Goldcorp, Chuck Jeannes.
En Los Filos el costo de producción por onza es de 188 dólares, contra los 322 en la mina Red Lake y los 621 en Musselwhite, Ontario, o los 324 dólares en la mina Marlin de Guatemala.
En el primer trimestre de 2010 Los Filos “estableció una marca de producción” con 94 mil 600 onzas de oro, 22 mil 500 más que en el mismo periodo del año anterior. Si el ritmo de producción sigue así, al finalizar el año se extraerán 376 mil onzas, 76 mil más que lo previsto en el proyecto inicial, planteado a 10 años, lo que implica que concluirá operaciones mucho antes de lo planeado. Lleva cuatro años.
Con esta producción en Los Filos, Guerrero se ubica como el primer productor de oro en el país y Goldcorp es la segunda compañía mundial más grande en valor capital del sector.
“¿No ha ido últimamente a Carrizalillo?”, repregunta el subdelegado de la Secretaría de Economía en esta capital, Víctor Juan Hernández López, cuando se le pregunta qué le queda a Guerrero de esa riqueza aurífera:
“¿No ha ido? Basta ver lo que ha ocurrido ahí en los últimos años para saber qué se queda en Guerrero de esa megaoperación. En el municipio de Eduardo Neri se han generado 4 mil empleos. Directos yo creo que 2 mil, pero lo más importante es el desarrollo que ha habido alrededor del proyecto. Se ha generado una cadena de proveedores locales que suministra bienes y servicios a la compañía.”
El funcionario habla de Mezcala, donde a raíz del boom minero se han instalado diversos negocios, desde venta de comida o de ropa hasta bares y cantinas. Los mineros también quieren divertirse.
Pero en Carrizalillo no hay ningún negocio de proveeduría. En ese pueblo la gente espera cada año la renta de sus tierras arruinadas por la mina a cielo abierto, la industria más devastadora según organismos internacionales de defensa del medio ambiente.
“Las operaciones de la mina han generado un efecto multiplicador hacia abajo; eso es lo que se busca siempre, encadenamientos productivos a un proyecto macro. Esa actividad que hay ahí genera certidumbre y ello lo convierte en un polo de inversiones, por eso es positivo que se explote el potencial minero, aunque sean compañías extranjeras las que lo hagan…”
–Mientras dure la extracción. ¿Y después…? –interrumpimos a Hernández López.
–Ninguna actividad económica es predecible. Ahí están las maquiladoras en la región norte: cambiaron las condiciones del mercado y las fuentes de empleo se vinieron abajo. Pero la explotación del oro es de largo plazo, la compañía continúa haciendo más exploraciones, eso seguirá…
Hernández López informa que en dinero contante y sonante lo que queda en Guerrero es el pago de 2% del Impuesto sobre el Producto del Trabajo (ISPT); pero como es un impuesto que cobra el gobierno estatal, desconoce la cantidad.
Lo que queda a la federación es el cobro de derechos sobre minería, una cantidad estándar, independiente de lo que se extraiga, aunque la cuota varía según los años que lleve la explotación. Para el primer año de actividad la cantidad es de 5.08 pesos por hectárea; de 10 en adelante, 111.27 pesos. Aunque esto lo recibe el gobierno federal, el funcionario también desconoce lo que paga Goldcorp.
El yacimiento Los Filos-El Bermejal abarca 3 mil 20 hectáreas, de las que mil 300 renta a Carrizalillo, donde están casi todo el yacimiento y el patio de lixiviación; otras mil 300 a Mezcala, de donde parte la red de caminos de acceso a la fuente de excavación y al sistema de abasto de agua, y 420 hectáreas a Xochipala, pues una porción de El Bermejal es propiedad de esa comunidad.
A falta de datos de la Secretaría de Economía, suponiendo que Goldcorp pague derechos mineros por toda la superficie ocupada y que sea por más de 10 años, lo máximo que puede pagar son 355 mil 200 pesos semestrales.
El secretario de Desarrollo Económico de Guerrero, Enrique José Castro Soto, sostiene que este gobierno diseña un esquema para que en las comunidades donde hay actividad minera, los dueños de la tierra sean también inversionistas.
Por el momento, excusándose en que este gobierno apenas comenzó a tomar las riendas, no sabe cuánto se queda en Guerrero de la riqueza aurífera, sólo que se cobra 2% de ISPT de los cerca de 2 mil empleos directos… pero desconoce cuál es la cantidad.
Guerrero ejercerá este año 43 mil millones de pesos de presupuesto. Las 300 mil onzas de oro que se han extraído anualmente ahí, convertidas a pesos mexicanos, dan alrededor de 48 mil millones de pesos, cinco mil más que el presupuesto estatal.

“A lo mejor es gripa”

Sofía murió de hepatitis y dengue hemorrágico, dijo Goldcorp a los ejidatarios y a la Sección 269 del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana.
Embelesados con la cotización en oro de sus otrora parcelas semidesérticas y con los beneficios obtenidos, en Carrizalillo los ejidatarios no quieren ver que los efectos temidos de la minería sobre la salud han comenzado a manifestarse.
“Quizá de verdad haya muerto (Sofía) por el cianuro, pero nosotros no sabemos bien la razón; la familia debe acercarse a la mesa a plantear la situación para que nosotros hagamos algo, pero no lo ha hecho y mientras sea así, sólo son decires”, afirma Celso Solís.
Reconoce que hay muchas manifestaciones de las enfermedades que, se dice, trae la explotación del oro, pero no saben bien si de verdad sea por eso. Dice que hay dolores de cabeza, enfermedades respiratorias, irritación de los ojos, comezón en la piel: “Pero a lo mejor sólo es la gripa normal, no necesariamente tiene que ser por los químicos”.
Crisóforo Guzmán, otro líder del movimiento contra Goldcorp, recuerda que en 2009, cuando negociaron la revisión del convenio a cinco años, quedó asentado en una de las cláusulas que habría un monitoreo permanente a la salud de los habitantes y de los trabajadores: “Pero la verdad no hemos visto eso. La empresa obviamente no lo va a hacer por su cuenta; tenemos que ser nosotros. Pero no sé qué esté pensando la nueva mesa ejidal. Yo me retiré, ya no he estado pendiente, pero vamos a ver qué podemos hacer”.
En el asunto, como en la defensa de sus tierras, los habitantes de Carrizalillo, de Mezcala y de otras comunidades vecinas están solos. Con las autoridades estatales y federales no se cuenta.
En diciembre de 2009 el gobierno guerrerense creó por acuerdo un Consejo Estatal de Minería (CEM) para seguir los pasos a esta actividad, pero sólo en lo que se refiere al aspecto económico. Forman parte de este consejo dependencias como la Secretaría de Desarrollo Económico y del Medio Ambiente, no la de Salud.
El CEM sesiona la última semana de cada trimestre. En el actual gobierno que encabeza Ángel Aguirre Rivero y que empezó el 1 de abril de 2011, el Consejo se ha reunido una sola vez.
Su actual secretario técnico, el ecologista Héctor Zurita Brito, dice que debían incluirse otras instancias en el órgano, como las secretarías General de Gobierno y la de Seguridad.
–¿Y la de Salud?
El ambientalista guarda silencio unos segundos. Truena los dedos y dice: “Es cierto. Esa dependencia también debe estar incluida”.

Resistencia latinoamericana

En Eduardo Neri al parecer las comunidades están dispuestas a aceptar las consecuencias ambientales y para la salud de la minería a cielo abierto.
En otras latitudes es distinto. En 2002, ante los impactos de las minas a cielo abierto y la lixiviación con cianuro, el gobierno de Costa Rica prohibió nuevas explotaciones de ese tipo y cerró las puertas a Goldcorp.
En Perú, en 2007 los pobladores de tres municipalidades de Piura se movilizaron contra Barrick Gold, otro consorcio minero canadiense con operaciones en varias partes del mundo.
Los habitantes del municipio guatemalteco de Sipacapa, donde está la mina Marlin, iniciaron consultas para sacar a Goldcorp. En la República Dominicana la población inició una campaña bajo el lema El verde es mejor que el oro para impedir la operación de Barrick Gold. En Córdoba, Argentina, surgió la ONG Conciencia Solidaria para impedir las operaciones en una mina de oro y uranio concesionada a esa misma compañía.
En Guerrero, comunidades indígenas en la región de la Costa-Montaña, a donde quiere llegar también Barrick Gold, lanzaron el manifiesto A corazón abierto defendamos nuestra madre tierra contra la minería. El alcalde de Malinaltepec, el priista de origen tlapaneco Vicente López Carrasco, anticipó que en las comunidades indígenas no pasará lo mismo que en Carrizalillo. “Para nosotros la tierra es todo, no vamos a aceptar vender ni rentar nuestras parcelas. El mismo ayuntamiento se va a poner al frente de la defensa del territorio”, dijo.
Entre 2005 y 2009 el gobierno federal ha otorgado en concesión 28 nuevos proyectos mineros en las regiones de Costa Chica y Montaña, donde la Unión de Pueblos y Organizaciones Sociales del Estado de Guerrero inició movilizaciones en defensa de la tierra. No quieren para ellos lo que pasa en Carrizalillo.

“¡Me desgraciaron!”

Fidencio mira a doña Esther con su ojo derecho; el izquierdo ya está apagado. “Se tomó esa foto unos meses antes de morir”, explica la madre. Sofía también la mira desde las fotos de álbum.
Doña Esther nunca se acercará a la mesa ejidal a pedir justicia para sus hijos muertos. Cuando Fidencio se opuso al movimiento contra Goldcorp selló su suerte, la de su familia y la de los ejidatarios que estaban con él.
Las autoridades que tomaron las riendas del comisariado acordaron en asamblea castigarlos por dar la espalda al pueblo. Están marginados. Así lo entienden y lo asimilan.
Lo que no es comprensible es que los hijos de doña Esther, sobre todo Silvestre y la esposa de Fidencio, quienes se quedaron con la concesión del manejo de los desechos de Goldcorp, prefieran mantener el empleo que exigir justicia.
“Déjelos descansar en paz. Ya están muertos”, afirma doña Esther que le dicen cuando la ven llorar por el dolor, pero sobre todo porque sus muertes están sin castigo.
Dos días antes de morir, Sofía se hizo unos estudios para saber qué tenía, porque el médico de la planta Los Filos sólo le daba aspirinas. “Dice la empresa que mi hija murió de dengue. Yo digo que si hubiera tenido eso, el médico de la empresa se lo hubiera dicho y la hubiera mandado a descansar, pero le decía que estaba bien, sólo le daba pastillas”.
Silvestre López Peña se adueñó de los estudios que se hizo su media hermana Sofía, los trae consigo para conseguir becas para los hijos huérfanos.
Doña Esther afirma: “Dicen en el pueblo que la mina trajo beneficios. Los únicos que se han beneficiado son los de la mesa ejidal. A mí ya se me murieron dos hijos, ¡a mí me desgraciaron!”.
Proceso
23/01/2012

Demanda contra Zedillo distrae la justicia: Las Abejas de Acteal

http://www.milenio.com/cdb/doc/noticias2011/47cbb8d1a07c0105ae453170dd564f92

 

Hermes Chávez

La agrupación exige que se juzgue al ex presidente y a otros funcionarios de su administración, así como del gobierno chiapaneco con todo el peso de la ley.

Chiapas • La demanda en contra Ernesto Zedillo Ponce de León en una corte norteamericana, interpuesta por personas anónimas y ajenas a la Sociedad Civil Abejas de Acteal, distraen la atención a la legítima demanda de justicia de los indígenas chiapanecos, advierte dicha organización.

Las Abejas de Acteal, grupo surgido tras la masacre de 45 indígenas simpatizantes del EZLN el 22 de diciembre de 1997 en el municipio de Chenalhó, pidieron que se juzgue al ex presidente de México, Ernesto Zedillo y a otros funcionarios de su administración, así como del gobierno chiapaneco, con todo el peso de la ley.

“No queremos que se pierda en una acusación centrada en una sola persona lo que es un crimen de Estado y con una política de contrainsurgencia que no se ha acabado.

También vemos la trampa de (Emilio) Chuayffet que ahora quiere presentarse como el que avisó a Zedillo de lo que iba a pasar, pero nosotros sabemos que el mismo Chuayffet nunca quiso hacer caso de las advertencias que le hizo el Frayba (Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas) y la Diócesis de San Cristóbal.

Respecto a la inmunidad que pide Ernesto Zedillo a las autoridades de Estados Unidos, “y que ya lo apoyó el gobierno de Felipe Calderón”, las Abejas repudiaron la impunidad con que se ha rodeado el caso.

“Antes el PRI y el PAN tenían diferencia de colores pero ahora están pintados en un solo color rojo que es la sangre de más de cincuenta mil mexicanos y mexicanas muertos“.

“La demanda contra Zedillo en Estados Unidos es de carácter civil. Nosotros pensamos que no puede haber primero un resarcimiento sin haberse hecho justicia de carácter penal, él y sus cómplices son culpables por omisión y por comisión y por eso tienen que ser juzgados penalmente“.

Los indígenas también pidieron al actual gobierno chiapaneco un informe público de las actividades de la Fiscalía Especial para Acteal, órgano creado durante esta administración.

 

 

 

 

*Zona de Reflexión: La tercera guerra

Por Lucía Lagunes Huerta*

En la historia moderna de nuestro México sólo en dos ocasiones se ha declarado abiertamente la guerra: la primera en 1994 cuando el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) declaró, desde Chiapas, la guerra contra el mal gobierno.

Después en 2007 Felipe Calderón declaró la guerra contra el crimen organizado, pero hay una tercera guerra que no es abierta ni se ha declarado públicamente, se maneja en la sombra y busca minar a las vigías de los Derechos Humanos (DH).

La escalada de violencia que en México se vive contra las personas, organizaciones y comunidades que se han propuesto, como forma de vida, la defensa, promoción y difusión de los DH, ha provocado que México sea considerado como uno de los países más peligrosos para quienes defienden las garantías humanitarias de cualquier lugar y desde cualquier rincón de este país; cualquier actividad que obstaculiza al poder es blanco de ataques.

Dos hechos muestran la dimensión de la tercera guerra: el primero, el diagnóstico 2010-2011 sobre las condiciones y riesgos que enfrentan en el ejercicio de su trabajo defensoras de DH en México, el cual da –con cifras– una radiografía de esta violencia; y el segundo, el diálogo internacional “La Violencia contra las mujeres en México”, realizado este domingo 22.

Defensoras de DH de 11 entidades federativas expusieron de viva voz ante la delegación de la iniciativa de Mujeres Nobel, el dolor, la rabia y la esperanza para seguir protegiendo los DH de la población, las voces de 30 valientes mujeres describieron lo que es ser mujer y defensora en este México violento.

Tras escucharlas, la imagen que se recrea es la de una situación de guerra, una guerra que no está declarada, que es subterránea y por ello mucho más difícil de mostrar, así como las consecuencias que ésta conlleva.

La guerra viene desde los poderes, institucionales o fácticos, desde cualquier nivel de gobierno y con todo un sistema que persigue y criminaliza la defensa de los derechos de las personas.

Yolanda, Marina, Valentina, Blanca, María, Nadin, Felícitas,  Olga, Teresa, Alma, Luz, Martha, Valeria Martha, Inés, Trinidad, Valentina Sandra, Margarita, Laura, Nenentzi, Alejandra, Elga, Alicia, Lucía, Elia, Imelda y Dolores, son las voces que potencian otras voces, las voces de quienes defienden aun cuando ellas son perseguidas y en muchos casos, también, convertidas en víctimas.

En esta cruzada contra las defensoras un aliado fundamental es la impunidad de un sistema y un Estado que no investiga, que no sanciona y no protege a quienes están siendo amenazadas, hostigadas, violentadas en su derecho a defender los DH.

El país completo se ha convertido en un teatro montado donde la simulación es la actora principal, donde la víctima a quien se le han dado medidas cautelares recibe amenazas telefónicas en el mismo celular que la autoridad le proporcionó para “protegerla”;  donde las hijas buscan hoy a su madre desaparecida en diciembre pasado por defender los derechos ambientales, y ellas hoy temen por su vida y la de su progenitora.

Defensoras de los derechos de personas migrantes, indígenas, mujeres, niñas, periodistas, trabajadoras, etcétera. Sus voces fueron escuchadas por una delegación internacional de Estados Unidos y Canadá, integrada por periodistas, actrices y activistas, encabezadas por la Premio Nobel de la Paz 1997, Jody Williams.

Sus voces serán potenciadas por estas voces femeninas que buscan mostrar al mundo el tamaño de esta ofensiva hacia las defensoras de DH, su visita concluirá esta semana luego de un viaje al estado de Guerrero. Los resultados de la misma están por verse, mientras la esperanza se sigue tejiendo por manos femeninas en este país.

*Directora general de CIMAC.

 

Jurassic Park Veracruz

Babel
Jurassic Park Veracruz
Javier Hernández Alpízar
Como la película de Steven Spielberg (1993), basada en la novela homónima de Michael Crichton. Así es el estado de Veracruz.
No solamente porque en Veracruz no hemos tenido ni siquiera una falsa transición a la democracia con la alternancia sin alternativas, como otros estados (Chiapas, Oaxaca, Guerrero, por ejemplo) han tenido: Tomar un dinosaurio del PRI, abanderarlo por el PRD, o mejor, por una alianza PAN-PRD y que el priismo, en esencia y forma, siga gobernando. Bueno lo hubo a nivel de la alcaldía de Xalapa, un priista ganó por el PRD y eso fortaleció a un grupo de ex priistas que arribaron al poder, formaron Convergencia por la Democracia (Hoy, Convergencia Ciudadana) y han sido comparsas menores en la lucha por el poder en el estado. En fin, si por algún evento, como la llegada de un meteoro o algo así, se extinguen los dinosaurios priistas en el resto del país, sospecho que los maestros universitarios mandarán a Veracruz a sus tesistas a investigar cómo era el pleistoceno político, con los relictos priistas.
Pero eso es descender a la superficie. Es lo obvio. No, la analogía con Jurassic Park que me ocupa ahora es la siguiente. En el parque, con dinosaurios clonados del ADN encontrado en un mosquito fósil, ocurre algo contra las previsiones del científico- empresario que lo creó.
El señor empresario ha completado las cadenas de ADN usando las de un batracio. Pero ha hecho que todos los dinosaurios sean hembras (o todos machos, algo así) de manera que no se puedan reproducir. Mediante computadoras, alambradas electrificadas, ingeniería, tecnología de punta, cree tener todo bajo control. (Además genera empleos, hay desarrollo, derrama económica, etcétera…)
No obstante, todo se sale de control. Todo falla. Los saurios que el humano creía estúpidos resultan más inteligentes que más de un humano. La tecnología se ceba. Los dinosaurios se liberan.
Uno de los personajes, un científico, filosofa irónicamente sobre esa imprevisión soberbia. Resulta que el batracio cuyo ADN usaron tiene una capacidad rara. Cuando en su población hay muchos individuos de un sexo, algunos cambian de él para compensar, y se siguen reproduciendo. Lo mismo hicieron los dinosaurios de la novela. Y los aprendices de boy scouts prehistóricos se topan así con huevos de dinosaurio. “La vida encuentra su camino”.
Cuando en Coatzacoalcos, Veracruz, vemos a los pescadores sacando petróleo del río en lugar de peces, mientras los políticos se deshacen en demagogias tipo “todo el crudo, recuperado”, sabemos que la Ley de Murphie no miente: “Si algo puede fallar, fallará.”
Pemex, Laguna Verde, los proyectos mineros como el canadiense en Alto Lucero, las presas hidroeléctricas, los rellenos sanitarios con “tecnología de punta” como el de El Tronconal (el tiempo le dio la razón a sus detractores, pero sus defensores y beneficiarios directos ahora están más encumbrados, política y económicamente), las falsas remediaciones de derrames petroleros y la torta de azufre abandonada en Jáltipan.
Todos prometieron, todos prometen, todos prometerán, que todo está bajo control, gracias a las más alta tecnología.
Como el empresario de Jurassic Park, se dejan llevar por la ambición, el afán de lucro. Niegan toda seriedad a sus críticos, los acusan de ignorancia, de prejuicios, de “cerrazón”, aunque históricamente, hasta ahora, los críticos han tenido la razón. Las enfermedades (cáncer) alrededor de Laguna Verde, de las instalaciones de Pemex e industrias asociadas en el Sur de Veracruz, de Granjas Carroll en los límites entre Puebla y Veracruz, las inundaciones sobredimensionadas por el cambio climático (otra teoría de “catastrofistas”) cuyas víctimas son mágica y oficialmente reducidas a cero, como oficialmente no hubo una sola víctima de la explosión de Anaversa… siempre se dedican esconder la realidad bajo el tapete.
La gran diferencia con la fábula novelesca y cinematográfica Jurassic Park, es que en Veracruz no es la vida la que sigue su camino. Es la muerte la que sigue su camino.
Si llegara a ocurrir una fuga radiactiva como la que los opositores al proyecto minero Caballo Blanco quieren evitar usando el principio precautorio, no se podrá poner a los campesinos a recoger el crudo derramado. Sin minimizar el gran daño que ya la extracción petrolera hizo a Veracruz.
Por cierto, la página del M4: Movimiento Mesoamericano contra el Modelo Extractivo Minero “Estrategias para la defensa de la tierra y el territorio”, publicó en su sitio http://www.movimientom4.org/ que el miércoles 25 de enero, en la ciudad de México, en el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Serapio Rendón 57-B, Col. San Rafael) a las 11:00 horas, habrá una rueda de prensa nacional con el tema Posicionamiento de LaVida ante el proyecto minero Caballo Blanco.
Es hora de que el tema se deje de discutir en una aldea mal gobernada por alcaldes con los codos de los sacos remendados y necesitados de limosnas. Es un tema de importancia nacional e internacional. Con los riesgos nucleares no se juega, no deberíamos permitirlo. Ni siquiera en un islote de atraso político como el Jurassic Park Veracruz.

Heridos de gravedad opositores a minería en Oaxaca


Disparos contra ejidatarios que defienden el agua
Uno en estado de coma y en riesgo su vida
Presidente municipal, hermano, regidor y policías, agresores
Grupo armado “público-privado” agrede a opositores de la mina
Aplicar el 33 constitucional a mineras canadienses: ANAA

Fueron baleados con almas de alto poder de uso exclusivo del ejército (R-15) integrantes de la Coordinadora de Pueblos Unidos del Valle de Ocotlán (COPUVO), en la comunidad San José del Progreso, municipio de Ocotlán, Oaxaca. Resultaron heridos Bernardo Méndez Vázquez y Abigail Vázquez Sánchez. Méndez Vásquez se encuentra en estado de coma con posibilidad de perder la vida.
Los agresores son policías municipales. La agresión ocurrió con la complicidad y la participación de las autoridades municipales, al servicio de la minera canadiense Fortuna Silver, rebautizada en ese proyecto como Minera Cuzcatlán, denunció una organización nacional de afectados ambientales.
Los heridos, junto con otros ejidatarios, campesinos y habitantes de San José del Progreso, se manifestaban en defensa del agua que la minera Cuzcatlán-Fortuna Silver está sobreexplotando, con lo cual deja sin el recurso hídrico a los pobladores.
La agresión ocurrió a las 12:00 horas del miércoles 18 de enero. San José del Progreso Ocotlán fue sede de la sexta reunión de la Asamblea Nacional de Afectados Ambientales (ANAA), la cual ha emitido un comunicado con sus repudio a estos hechos violentos.
Fechado el miércoles 18, el comunicado de la ANAA nombra a las autoridades municipales como responsables: “el presidente municipal de San José del Progreso, Alberto Mauro Sánchez, acompañado de su hermano Carlos Sánchez Muñoz y el regidor Gabriel Pérez Ruiz, frente a la policía de este municipio, agredieron impunemente con armas de alto poder y uso exclusivo del ejército (R-15) a pobladores de esa comunidad que solicitaban información en torno al intento de la empresa minera Cuzcatlán, filial de la canadiense Fortuna Silver Inc., de pasar una tubería destinada a transportar agua de un pozo profundo que se pretende excavar sin el consentimiento de la población en vistas a explotar el recurso hídrico del subsuelo de esta localidad, para abastecer las instalaciones de la empresa trasnacional.”
El comunicado de la ANAA describe: “Los habitantes de esa región han padecido gran escasez del recurso hídrico durante los últimos diez años, para lo cual diferentes vecinos de la región de Ocotlán han desarrollado, con recursos propios, actividades y obras para la recuperación exitosa del mismo; organizándose en la Coordinadora de Pueblos Unidos del Valle de Ocotlan (COPUVO).”
Cuando la empresa pretendía iniciar la instalación de obras, dice la ANNA, “en el espacio de las viviendas de esa la comunidad, los vecinos manifestaron su desacuerdo. Al solicitar la paralización de las máquinas, sin intermediar ni decir nada, el presidente municipal, su hermano, contratista de esta obra, y el regidor dispararon en el espacio público y a quemarropa contra la población, hiriendo de gravedad al ciudadano Bernardo Méndez Vásquez con un balazo que le atravesó completamente el cuerpo en el centro de abdomen y otros balazos que le arrancaron algunos dedos de sus dos manos, así como a la ciudadana Abigail Vásquez Sánchez, quien recibió un balazo en una pierna. Ambos vecinos de la comunidad fueron gravemente heridos y ya se encuentran internados en un hospital de la ciudad de Oaxaca.”
El presidente municipal es investigado, aseguró la ANAA, pues “ya cuenta con una denuncia ante la Procuraduría General de la República por la portación y uso de armas de alto poder en otros conflictos violentos previamente ocurridos en esta comunidad, lo que valdría para que dicho personaje fuese cesado de sus funciones. Sin embargo se mantiene libre e impunemente “gobernando” el municipio de San José del Progreso.”


El conflicto causado por la minera Cuzcatlán– Fortuna Silver tiene larga data y antecedentes de violencia
“El 14 de marzo de 2009, los ciudadanos de este municipio, en ejercicio del derecho universal a la libre autodeterminación y como dueños ancestrales de sus tierras, tomaron la decisión de cerrar las instalaciones mineras, manteniéndolas así por más de dos meses sin que las autoridades municipal, estatal y federal atendieran su inconformidad, como consta en las diversas publicaciones periodísticas oaxaqueñas del momento.
“Posteriormente, el 19 de junio de 2010, la población de distintas comunidades del municipio de San José , El Cuajilote, Maguey Largo, y de otros municipios —que también se oponen a la operación de la Minera Cuzcatlán— como Magdalena Ocotlán, participaron en el bloqueo de un camino local que pretendía utilizar la minera para sus obras, lo que ocasionó la llegada de un grupo de pistoleros que comenzaron a disparar contra los opositores a la mina.
“En la agresión resultaron muertos el presidente municipal de San José del Progreso, Óscar Venancio Martínez Rivera, y uno de los regidores del municipio, al tiempo que fue secuestrado, golpeado y amenazado el párroco de la comunidad de San José, quien se había previamente pronunciado a favor de las demandas de la comunidad exigiendo la salida de la minera”.


Grupo violento ostenta membrete de AC
Los incidentes violentos no han cesado, sigue el recuento hecho por la ANNA, pues “los pobladores de San José del Progreso y las comunidades afectadas han denunciado en innumerables ocasiones la presencia de un grupo armado violento, denominado “Asociación Civil San José Defendiendo sus Derechos”, que actúa al servicio de la empresa minera y bajo la protección de las autoridades municipales.”
Se acusa a este grupo armado con nombre de AC “de intimidar, golpear y amenazar a los pobladores de las comunidades que exigen el cierre de la mina.”
Los opositores al proyecto minero exigen, hace años, que “las autoridades federales, estatales y municipales hagan pública la información correspondiente a los permisos, convenios firmados y contratos entre las autoridades de todos los niveles y la empresa minera, sin que haya habido respuesta a sus reclamos de transparencia.”


Piden aplicar el 33 constitucional a empresas mineras canadienses
Denuncian que “en ningún momento hubo consulta pública sobre el proyecto y la empresa Minera Cuzcatlán se ha negado a transparentar sus operaciones ante las comunidades.
Los habitantes de San José del Progreso –se manifiesta la ANNA– “no merecen estas agresiones, no merecen estas autoridades y no merecen este tipo de “Asociaciones Público-Privadas”.
En todo el país, denuncia el pronunciamiento de los afectados ambientales, “la minería se está convirtiendo en un foco de conflicto permanente y pone en peligro, además de a los pobladores, a la soberanía ambiental y económica del país.”
Por ello, la ANAA se sumó a las exigencias: “Expulsión a todas las mineras canadienses de nuestro país, aplicación inmediata del artículo 33 constitucional por atentar contra nuestra soberanía, nuestra paz social y contra la integridad y la vida misma de los mexicanos. Repudio total a la violencia y a la complicidad de gobiernos al servicio de empresas mineras. No a la minería en las comunidades de Valles Centrales de Oaxaca.”
Asimismo, en el caso de San José del Progreso, exige: “Castigo a los culpables y que se garantice la atención médica al compañero Bernardo y a la compañera Abigail.”
Al gobierno federal, al estatal oaxaqueño y al municipal de San José del Progreso, les expresaron: “Que cualquier proyecto que afecte la vida de nuestras comunidades tendrá que ser consultado y decidido a través de nuestras asambleas comunitarias. Que se suspenda toda actividad relacionada con la minería en el municipio de San José del Progreso, ya que hasta el momento no ha habido respuesta a las demandas de la Coordinadora de Pueblos Unidos del Valle de Ocotlán, por lo que el conflicto social interno en la comunidad no se ha solucionado”.
Finalmente exigieron al gobernador de Oaxaca, Gabino Cué Monteagudo, que “les conceda una audiencia específica para tratar los asuntos relacionados con la minería en territorio estatal y con la violación a la soberanía municipal que recae en el derecho de sus pobladores de determinar lo que mejor conviene a sus intereses.”
Asimismo la ANAA apoya la demanda de “respeto a la decisión de los habitantes de los municipios de Magdalena Ocotlán y San Matías de no permitir el paso del ducto de aguas tratadas y contaminadas para la explotación minera del proyecto San José del Progreso.”

La batalla por la impunidad

http://www.proceso.com.mx/?p=295242

 

J. Jesús Esquivel

 

18 de enero de 2012

Reportaje Especial

 

La semana pasada el gobierno mexicano pidió a Washington que se le otorgue inmunidad a Ernesto Zedillo, acusado en una corte de Estados Unidos de delitos de lesa humanidad por la matanza de Acteal. Los demandantes –de quienes se desconoce la identidad pero que supuestamente vivieron la tragedia de 1997– usan los servicios de uno de los más costosos despachos legales de la Unión Americana; este hecho causa extrañeza en Chiapas, donde los sobrevivientes de la masacre se deslindan de esa demanda y sospechan de la existencia de una perversa estrategia gubernamental para brindarle al exmandatario mexicano impunidad en vez de inmunidad.

 

WASHINGTON (Proceso).- Barack Obama se inscribe en la estrategia legal concebida para anular la demanda interpuesta en contra de Ernesto Zedillo por 10 presuntos sobrevivientes de la matanza de Acteal, toda vez que el mandatario estadunidense tendría el poder para decidir si se le otorga o no inmunidad al expresidente mexicano.
“La clave del caso es saber si el gobierno de Estados Unidos va a intervenir a favor o en contra de la solicitud o si simplemente no va a hacer nada”, dice a Proceso Roger Kobert, uno de los abogados que en nombre de los 10 sobrevivientes presentaron la demanda contra Zedillo ante la Corte Federal de New Haven, Connecticut, el pasado 16 de septiembre.
El gobierno de Estados Unidos rechazó hacer comentarios sobre la petición de inmunidad que hiciera el expresidente a la Corte Federal; su argumento fue que se trata del caso de un ciudadano privado. Lo único que el Departamento de Estado admite es haber recibido una “nota diplomática” del gobierno de México sobre el asunto, pero no reveló el contenido.
El viernes 6 de enero los abogados Jonathan M. Freiman y Tahlin Townsend, representantes legales de Zedillo en Estados Unidos, promovieron ante la Corte Federal de New Haven una moción: le solicitaron al juez federal Alvin W. Thompson anular el juicio y los cargos que le imputan a su cliente. Justificaron la solicitud con el argumento de que Zedillo goza de inmunidad (diplomática internacional), como les corresponde a los exjefes de Estado y de gobierno.
“Los abogados del señor Zedillo quieren que la Corte pida al Departamento de Estado que le aclare si el expresidente goza o no de inmunidad frente a la demanda”, anota Kobert, de la firma Rafferty, Kobert, Tenenholtz, Bounds & Hess, con sede en Miami, que representa a los 10 sobrevivientes de Acteal.
Funcionarios del gobierno de Obama consultados por este semanario dicen que el curso legal que se le da a la moción presentada por Zedillo ante la Corte Federal de Connecticut se desarrolla en tres etapas:
Primero la Corte Federal de Connecticut se pone en contacto con el Departamento de Estado para solicitar su “punto de vista” sobre la afirmación de los abogados de que Zedillo tiene derecho a la inmunidad como expresidente de un país extranjero. Después, según el sistema judicial estadunidense, el Poder Ejecutivo “podría dar su opinión a la Corte” sobre la solicitud de inmunidad. Por último la Corte Federal tiene la libertad de tomar en cuenta o desechar la opinión del Ejecutivo para emitir su fallo.
Kobert aclara que antes de que la Corte Federal consulte al Departamento de Estado tiene que notificarles oficialmente a ellos el pedido de Zedillo y esperar la opinión legal de la parte acusadora.
“La Corte Federal es la que tiene la última palabra”, enfatiza Kobert, quien hasta el cierre de esta edición aseguró que su equipo no había recibido ninguna notificación del juez Thompson, aunque previó que la comunicación se lleve a cabo la próxima semana. Proceso intentó en cinco ocasiones comunicarse telefónicamente con los abogados de Zedillo, pero no respondieron.

El precedente Filártiga

Funcionarios estadunidenses y abogados internacionalistas consultados por el corresponsal admitieron que desconocen el proceso jurídico de un caso en Estados Unidos de solicitud de inmunidad para un exjefe de Estado o de gobierno o exfuncionarios de países extranjeros.
El único precedente legal de esta naturaleza es el de la familia Filártiga contra Américo Norberto Peña Irala, exinspector general de la Policía de Asunción, Paraguay, juicio que tuvo lugar en 1980. La decisión final fue adversa al argumento de inmunidad.
Este caso se sustentó en un hecho ocurrido en la capital paraguaya el 29 de marzo de 1976 cuando Joel Filártiga, de 17 años, fue secuestrado, torturado y asesinado por Peña Irala. La demanda señala que ese mismo día oficiales de la policía llevaron a Dolly Filártiga (hermana de Joel) a reconocer el cuerpo del muchacho, que mostraba huellas de severas torturas.
La familia Filártiga sostuvo que Joel fue secuestrado, torturado y asesinado en represalia por las actividades políticas de su padre, el doctor Joel Filártiga. La familia acusó legalmente a Peña Irala en Paraguay, donde nunca fue juzgado. Al contrario, el abogado de la familia Filártiga fue detenido, encarcelado y amenazado de muerte por la policía y posteriormente se le anuló la licencia para litigar en Paraguay.
En 1978 Dolly Filártiga emigró a Estados Unidos y solicitó asilo político; ese año Peña Irala también viajó a la Unión Americana y se quedó a vivir ahí, pese al vencimiento de su visa de turista. Al enterarse de la presencia en Estados Unidos de Peña Irala –luego de haber sido detenido éste por las autoridades migratorias– Dolly lo demandó ante una Corte Federal.
A Peña Irala lo acusaron de haber torturado y asesinado al joven Filártiga en flagrante violación de las leyes internacionales en materia de derechos humanos y de los acuerdos suscritos por el gobierno estadunidense. La representación legal de la familia Filártiga estuvo a cargo del Centro para los Derechos Constitucionales. Los demandantes pidieron a Peña Irala una compensación de 10 millones de dólares.
Pese a que la Corte Federal que asumió el caso desechó los cargos y anuló el juicio (por el pedido de inmunidad que hizo el gobierno de Paraguay), la Corte Federal de Apelaciones del Segundo Distrito del estado de Nueva York dio un fallo favorable para la familia Filártiga. La Corte de Nueva York determinó que la denuncia y castigo contra la tortura están garantizados por la aplicación de las leyes internacionales.
Este caso se interpretó como la extensión de la aplicación de las leyes internacionales por las cortes de Estados Unidos en los casos de delitos cometidos en el extranjero o en el territorio nacional.

Un despacho muy caro

Los 10 sobrevivientes de la matanza de Acteal piden que se procese judicialmente a Zedillo en Estados Unidos bajo el mismo criterio de extensión de la aplicación de las leyes internacionales que reconoce el gobierno de Obama y a las cuales está suscrito. La matanza fue perpetrada el 22 de diciembre de 1997 en el municipio de Chenalhó, Chiapas, e implicó la muerte de 45 hombres, mujeres y niños tzotziles.
Los demandantes exigen al expresidente una compensación de 50 millones de dólares. La demanda se presentó en la Corte Federal de New Haven por ser ése el distrito que tiene jurisdicción sobre el lugar de residencia de Zedillo, quien dirige el Centro de Estudios de la Globalización de la Universidad de Yale.
En México algunos medios, analistas políticos y columnistas han hecho numerosas conjeturas en torno a las razones de la demanda. Algunos ven con suspicacia el hecho de que los 10 sobrevivientes de la matanza hayan iniciado la querella judicial –según los comentaristas– usando los servicios de uno de los despachos legales más caros de Estados Unidos.
“Ojalá fuera así; sería rico”, comenta Kobert al respecto, y sostiene que él y sus colegas tomaron el caso porque consideran que en éste se halla de fondo una gran injusticia donde las víctimas son muy pobres. “Estas personas que representamos no tienen dinero ni siquiera para cubrir sus necesidades básicas, mucho menos para pagarles a unos abogados que cobran cientos de dólares por hora”, enfatiza.
–¿Entonces quién les paga? –se le pregunta.
–Lo que tenemos es un acuerdo bajo el cual si ganamos nos llevaremos una porción de los 50 millones de dólares que se buscan en compensación por los daños. Si perdemos no nos llevamos ni un centavo.
En casos de violación a los derechos humanos de personas humildes –dentro y fuera de Estados Unidos– es común que despachos legales u organizaciones no gubernamentales acepten trabajar con la esperanza de recibir un porcentaje del pago exigido como compensación por los daños sufridos por sus clientes.
El abogado aclara que la demanda contra Zedillo es su primer caso contra el exjefe de Estado de un país extranjero. Kobert aclara en la entrevista telefónica que él y sus colegas tienen la capacidad profesional y legal para salir adelante con la demanda: “Ya habíamos anticipado que en el proceso saldría a relucir el asunto de la inmunidad”.
El despacho con sede en Miami tiene un amplio historial de aplicación de leyes internacionales… pero en materia comercial. Kobert se asume como experto en temas de inmunidad, territorialidad y soberanía ante las cortes federales de su país. “Revisamos el caso, lo analizamos y decidimos tomarlo cuando llegamos a la conclusión de que es un asunto interesante y que se puede ganar”, añade.
–¿Fueron los 10 campesinos de Acteal quienes los buscaron para que los representaran? –se le pregunta.
–Fuimos contactados por un grupo de abogados mexicanos interesados en ayudar a las víctimas de esta masacre.
–¿Quiénes son esos abogados?
–No podemos dar a conocer su identidad. No los podemos poner en riesgo. Ellos nos solicitaron que los mantuviéramos en el anonimato.
–¿Dónde tienen su despacho estos abogados mexicanos, en la Ciudad de México, en Chiapas?
–Digamos que en algún lugar de los Estados Unidos Mexicanos.
Kobert sostiene que fue en la primavera o el verano de 2010 cuando fueron contactados por los abogados mexicanos y explica que tuvieron poco más de un año para investigar en detalle toda la situación antes de demandar a Zedillo: “Hicimos mucha investigación, reconstrucción de los hechos, entrevistas con testigos y víctimas, análisis de los procedimientos legales y jurídicos y traducción de documentos. Nuestra firma envió representantes muchas veces a la región (de Acteal)”.
Respecto de las razones por las que se mantiene en el anonimato la identidad de los demandantes, Kobert aclara que el propósito es no poner en riesgo la integridad de sus clientes y de los familiares de éstos.
“En el primer borrador de la demanda habíamos puesto los nombres y apellidos de todos. Al final determinamos que no era pertinente, porque los pondríamos en riesgo. Pero los documentos están firmados por los denunciantes –identificados como Jane Doe 1, 2, 3, etcétera–, quienes también pusieron sus huellas digitales”, aclara.
La Corte Federal en New Haven aceptó la demanda con el nombre de Jane Doe para cada uno de los quejosos, pero Kobert adelanta que en algún momento del juicio –que él afirma que sí habrá– la defensa pedirá confirmar la identidad de quienes acusan a Zedillo. “Pero también ya estamos preparados para enfrentar esa situación”, remata.
El abogado incluso abrió una página en internet donde se exhiben muchos de los documentos del proceso: http://acteal97.com.
Una vez que el juez Thompson solicite la opinión del Departamento de Estado sobre la solicitud de Zedillo, y luego de que el gobierno de Obama se la entregue, la Corte Federal de New Haven se lo notificará a los abogados de los demandantes, quienes tendrán 30 días para responder al fallo. En otras palabras: para presentar una apelación, de ser el caso, ante la Corte correspondiente.

Desconfianza en Chiapas

En Chiapas la demanda de los 10 sobrevivientes contra Ernesto Zedillo y la posterior solicitud de inmunidad presentada por el gobierno mexicano sólo han generado dudas y desconfianza.
La asociación civil Las Abejas de Acteal –formada por sobrevivientes reconocidos de la matanza, así como por amigos y familiares– y sus representantes legales del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (Frayba) se deslindaron de la demanda; afirman que ninguno de ellos contrató despacho legal alguno ni ha viajado a Estados Unidos para testificar en el caso.
Consideran que es una cortina de humo para obstaculizar la vía que ellos eligieron para desahogar la responsabilidad del Estado mexicano y algunos responsables del gobierno encabezados por el entonces presidente Zedillo, a quien acusan de ordenar la estrategia de contrainsurgencia que culminó con la matanza del 22 de diciembre de 1997.
En 2010, 13 años después de la matanza, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) admitió la queja interpuesta por el Frayba y Las Abejas de Acteal, a quienes les notificó haber abierto el expediente número 146/10. La admisibilidad fue dictaminada en el 140 periodo ordinario de sesiones de la CIDH en Washington los primeros días de noviembre de ese año.
En aquella ocasión la CIDH dijo a los denunciantes que había encontrado elementos para admitir que el Estado mexicano violentó derechos establecidos en la Convención Americana sobre Derechos Humanos y otros instrumentos internacionales, por lo que era hora de comenzar a pedirles cuentas.
A raíz de ello, dice el titular del Frayba, Víctor Hugo López, la CIDH empezó a solicitar información del caso al gobierno mexicano y en ese proceso conocieron, el 20 de septiembre de 2011, la demanda interpuesta cuatro días antes contra Zedillo en Estados Unidos.
Sin embargo Las Abejas y el Frayba consideran que la solicitud de inmunidad del gobierno mexicano es parte de una estrategia que camina hacia la impunidad. Dice Víctor Hugo López que el hecho de que el gobierno mexicano haya solicitado inmunidad lo único que hace es confirmar la responsabilidad de los servidores públicos.
“A nosotros nos sorprende que en lugar de que el gobierno mexicano dé información para deslindar responsabilidades, intente por la vía del fast track solicitar inmunidad para el expresidente Zedillo.
“Nos sorprende que pudiendo contar con un buen cuerpo de abogados que lo defienda y argumente su inocencia en los tribunales se vaya por esa vía. Se van un poco con la finta de lo que ya ocurrió con un expresidente de Colombia (Álvaro Uribe), a quien sí le dieron inmunidad durante el gobierno de George Bush”, agrega.
Afirma que el sexenio de Zedillo estuvo marcado por la estrategia contrainsurgente y que hay al menos tres hechos que lo confirman. Primero la embestida militar de febrero de 1995 contra el EZLN, cuando había un cese del fuego para abrir el diálogo y la negociación; al fallar esa estrategia ofensiva, como una segunda etapa se sentó a dialogar y negociar. Se firmaron los primeros acuerdos de San Andrés, los que terminó por desconocer. Tras los acuerdos el gobierno añadió un tercer elemento: la paramilitarización, la creación de grupos de choque que finalmente concluyó con la matanza de Acteal.
“Con esos tres elementos vemos claramente la estrategia ‘dura’, de la que es responsable Zedillo como comandante de las Fuerzas Armadas que era entonces”, señala.
Si se exime de responsabilidad a Zedillo, dice, querrán también encubrir a los otros responsables que dependieron de él, entre ellos el exsecretario de Gobernación Emilio Chuayffet, el de Defensa, Enrique Cervantes Aguirre, y el exgobernador de Chiapas Julio César Ruiz Ferro.
Añade que el gobierno de Calderón está haciendo la prueba con este intento de solicitar inmunidad “para cubrirse la espalda viéndose él como expresidente, luego de que ha sido señalado por los miles de muertos en México y la demanda que enfrenta en la Corte Penal Internacional”. (Con información de Isaín Mandujano.)

Detienen reactor nuclear en NY por avería

La empresa que opera la central nuclear informó que una bomba que suministra agua para enfriar el reactor se dañó, pero negó que se hubiera presentado alguna fuga radioactiva

 

http://www.eluniversal.com.mx/notas/821715.html

 

Nueva York | Martes 10 de enero de 2012 EFE | El Universal

 

La central nuclear de Indian Points, en el estado de Nueva York, paralizó hoy temporalmente uno de sus tres reactores para reparar una avería, y dijo que no se registraron fugas de radiactividad y que comunicó lo ocurrido a las autoridades.

“La sala de control dejó esta mañana fuera de servicio la unidad dos para reparar una de las bombas que suministran agua al sistema de refrigeración de las instalaciones”, indicó Entergy Corporation, la empresa que opera la central nuclear, en un comunicado de prensa.

La compañía dijo que no se produjo ninguna fuga de radiactividad, que notificó lo ocurrido a la Comisión Reguladora Nuclear (NRC, por su sigla en inglés) y que la unidad dos volverá a entrar en funcionamiento cuando se completen las “tareas de mantenimiento”.

El primer reactor de la planta nuclear de Indian Points, que se encuentra localizada a unos cuarenta kilómetros del barrio neoyorquino de El Bronx, fue construido en 1956 y se le revocó la licencia en 1980.

Entergy Corporation ha solicitado a las autoridades federales que amplíen las licencias de los otros dos reactores por otros veinte años más a partir de 2013 y 2015, cuando caducan las actuales autorizaciones.

A falta de que se conozca una decisión final sobre las licencias, la Comisión Reguladora Nuclear anunció el pasado verano que obligará a la central nuclear de Indian Point a aumentar sus medidas de seguridad contra incendios.

La oficina del fiscal general de Nueva York, Eric Schneiderman, ha acusado a la central nuclear de violar las leyes federales por no disponer de detectores de humo ni sistemas de extinción de incendios en varios lugares.

La planta, construida a orillas del río Hudson en la localidad de Buchanan, dispone en la actualidad de dos plantas de energía nuclear en funcionamiento, las unidades dos y tres, que generan cerca de dos mil megavatios de electricidad.

Crítica del paradigma del progreso

2012-01-19

 

René Báez

 

Este trabajo fue presentado como Ponencia al II Encuentro Internacional por la Humanidad y contra el Neoliberalismo convocado por el EZLN y cumplido en Madrid/España en 1997. La decisión de ponerlo a circular nuevamente, en forma fragmentaria y con ligeros reajustes, a propósito del Seminario sobre Pensamiento Crítico organizado por el Centro de Pensamiento Alternativo de la Universidad Central del Ecuador, obedece a nuestro interés por aportar con algunas reflexiones heterodoxas al debate sobre  la actual transición latinoamericana y especialmente ecuatoriana. (Nota del Autor)

 

1. Regresión versus evolución cíclica

La vocación de los pensadores por desentrañar las causas de las tendencias evolutivas (involutivas) de las socie­dades humanas sería muy antigua y habría sido la preocupación de historiadores y filósofos grecolatinos de la importancia de Hesíodo, Homero, Séneca, entre otros, que habrían partido de la hipótesis de una evolución regresiva del proceso social (“la degeneración del oro hasta el hierro”).

Durante la Edad Media se abre un paréntesis en la percepción secular del proceso social, que es sustituida por la visión escatológica provista por la Iglesia Católica y el escolasticismo. El propósito fundamental de los escolásticos fue fusionar la filosofía griega, especialmente el pensamiento aristotélico, con la doctrina cristiana. Más que explicar los fenómenos sociales, su preocupación estuvo orientada a la formulación de normas absolutas de conducta sustentadas en principios religiosos. En el ámbito de la economía su concepción se sintetiza en dos postulados: a) que las consideraciones económicas carecen de importancia, pues el mundo presente es sólo la preparación para el futuro y b) que la actividad económica es tan sólo un aspecto de toda la actividad humana y por consiguiente debe juzgarse de conformidad con normas de moralidad (Cf. Ferguson, 1988: 27).

Un noble ideal de igualdad y solidaridad habría inspirado la preocupación escolástica sobre las cuestiones de la vida material. Conforme se ha escrito: “Al aceptar con  sinceridad el principio de Aristóteles de que ‘el hombre es por naturaleza un animal social’, la teología medieval afirmó que todos los hombres son iguales por naturaleza, que el Estado se ha hecho para el hombre y no el hombre para el Estado, y que hay un límite normal a la extensión de la intervención gubernamental en el esfuerzo individual. En consonancia con esto, el objeto de mayor controversia fue la amplia concepción de la idea de justicia. Que nadie reciba lo que no merezca; que todos los hombres traten a sus semejantes como hermanos” (Ferguson, 1988: 27).

El final del medioevo marcó también el retorno a la percepción secular del devenir humano. Según el autor italiano Juan Bautista Vico (1668-1743), éste se cumpliría no en términos involutivos sino cíclicos, comportamiento que, según el alemán Herder, tendría validez para todas las áreas del planeta. Al menos entre las visiones seculares señaladas se podría identificar un denominador común: su concepción de la dinámica de las sociedades humanas como un proceso de múltiples interdependencias de factores. Concepción proteica que comenzará a restringirse con la progresiva imposición del paradigma económico.

La Reforma Protestante (1517-1650) encabezada por Lutero, al reducir el poder temporal del papado y, por contrapartida, alentar la formación de estados nacionales en Europa, impulsó la difusión del enfoque economicista del proceso social en la principal expresión religiosa de Occidente; todo esto en la medida que legitima el móvil de lucro y el individualismo, es decir, los valores sustantivos de la emergente clase burguesa.

2. Camino a lo unidimensional

La aludida restricción de corte hedonista aparece vertebrado el conocimiento económico sistemático, empirista y pragmático de los pensadores mercantilistas (Botero, Colbert, Mun) que comenzará a fraguarse desde el siglo XV y que predominará hasta el XVII, entre otras causas,  por constituir el correlato de la expansión colonialista de Europa.

Conforme escribe O. Popescu: “Ya que nuestros primeros economistas —los pensadores mercantilistas— fueron hombres de negocio, no debe sorprender el verlos inclinados hacia enfoques ‘realistas’. Los autores mercantilistas reducen en sumo grado el alcance y la dimensión de la problemática del movimiento social. Por supuesto que el tema cardinal de la doctrina mercantilista será la cuestión del desarrollo, pero el enfoque se desplaza desde una óptica milenaria a una secular. Por otro lado, el problema toma un agudo carácter económico, puesto que se generalizó el consenso de que la riqueza es la llave del poderío nacional, y dado que se está comenzando la era de los estados nacionales, también el problema del desarrollo económico se plantea como un simple problema de desarrollo nacional”. (Popescu, 1982: 266)

Al expresar el predominio del capital comercial, no es casual que detrás de los postulados fundamentales del mercantilismo —atesoramiento de metálico, balanza comercial favorable, estímulo a la industrialización vía proteccionismo, defensa de los monopolios estatales, rígida reglamentación de las economías coloniales para mantenerlas como fuentes de abastecimientos primarios, etc.—, tal corriente representara, a la par que la fetichización del dinero, una despreocupación por las condiciones de vida del conjunto de las sociedades metropolitanas y, más aún, de las coloniales. La riqueza de las naciones, identificada para todos los efectos con la fortuna de comerciantes y empresarios, ocultaba la pobreza de los pueblos.

3. La revolución burguesa y la ideología del progreso

La emergente clase burguesa, opuesta a la tradición gremial y al poder absolutista, abrirá paso a la imposición de la cosmovisión racionalista y, en particular, de la razón instrumental capitalista, es decir, el dinero y la tecnociencia. No obstante, el advenimiento de la escuela clásica liberal revelará una continuidad respecto a los mercantilistas en la perspectiva económica de la evolución de la sociedad.

Su preocupación fundamental —expresada incluso en el título de la principal obra de A. Smith—no fue otra que la identificación de los factores determinantes de la expansión y reparto del producto social.

El liberalismo, al fundar la racionalidad económica en el interés personal, convalida y proyecta el enfoque del cambio social en términos similares a los mercantilistas, sólo que renegando del intervencionismo estatal que tanto sirviera para que la burguesía ensayara sus primeros pasos.

Las revoluciones burguesas y el iluminismo consagran la Welstanchauungen(ideología) economicista, moderna, de funcionamiento y avance de la sociedad.

Conforme analiza Celso Furtado: “Durante el proceso de invención cultural que fue la revolución burguesa, se produjo el refinamiento de dos poderosos instrumentos de la mente humana: el racionalismo y el empirismo. Por un lado, someterlo todo al entendimiento crítico a partir de un conjunto de conceptos y, por otro, tomar como punto de referencia la experiencia para comprobar la veracidad de una proposición —la correspondencia de las ideas con los hechos— era lanzar las bases de una sociedad fundamentalmente secularizada. En esta sociedad todo podía ser puesto en duda y la cohesión social pasaba a depender más de la visión del futuro que de la memoria del pasado. Esta visión del futuro encontró su expresión definitiva en la idea de progreso”. (Furtado, 1982:187)

Por otro lado, en la medida que la revolución burguesa representaba el ascenso de fuerzas sociales que tenían en la acumulación la fuente de su propio prestigio y, así mismo, en la medida que la acumulación de los medios de producción conducía a la diversificación del consumo, ya sea por el intercambio externo o la producción interna, los cambios en los patrones culturales surgidos de esas condiciones serán identificados como signos de ascenso social, de modernidad, de progreso.

La razón instrumental se convertirá, así, en el principio organizador e impulsor de la sociedad que emerge con el colapso del mundo feudal y su ideal socializante de inspiración cristiana.

Según el propio Furtado: “La penetración del capitalismo en la organización de la producción puede interpretarse como una ampliación del área social sometida a criterios de racionalidad instrumental (medios de producción). El capitalista que con anterioridad trataba con los propietarios de tierras, con las corporaciones depositarias de privilegios o con entidades similares, pasa a tratar con ‘elementos de la producción’, que pueden ser considerados en abstracto, comparados y reducidos a un denominador común, sometidos a operaciones de cálculo. A partir de ese momento, la ‘esfera de las actividades económicas’ puede concebirse independientemente de las demás actividades sociales”. (Furtado, 1982:190)

En el pensamiento clásico liberal la noción de progreso (riqueza) nace asociada a dos elementos que resulta importante precisar.

En primer lugar es la expresión o indicador de la prosperidad o decadencia de las naciones, percepción similar a la de los mercantilistas, y de modo directo se relaciona con el potencial productivo de una comunidad, que se traduciría —según J. S. Mill— en “aquel conjunto máximo de bienes que un país puede obtener, dada la naturaleza de su suelo, su clima y su situación respecto de otros países”. Concepción ideológica derivada de la filosofía del derecho natural, según la cual tanto los fenómenos físicos como los sociales se regían por idénticas leyes que había que descubrir y respetar como medio de asegurar el avance de la sociedad hacia el óptimo económico.

En segundo término se advierte un contenido altamente ideológico, en la medida que expresa intereses concretos de la clase burguesa en su confrontación con la decadente clase de los terratenientes feudales.

Este contenido ideológico aparece inequívocamente expresado por David Ricardo, el primero en formular una teoría sistemática del desarrollo económico.

Según la sintética formulación de O. Lange, el modelo ricardiano opera de la siguiente manera: “La utilización de una parte del producto social para la acumulación y las inversiones productivas es fuente del desarrollo económico. Bajo las condiciones capitalistas, el excedente adopta dos formas: beneficio de capital y renta de la tierra. Ricardo opina que en la práctica sólo el beneficio constituye la base del desarrollo económico. La renta de la tierra es utilizada generalmente por los terratenientes de modo improductivo. De ello sigue que mientras mayor es el beneficio, mayor es la acumulación” (1966: 154).

El carácter ideológico burgués del conjunto del pensamiento clásico aparece cabalmente destacado en las puntualizaciones siguientes: “… la economía política clásica integra un sistema económico de ‘ley natural’, es decir, un sistema que concibe la existencia de un orden natural tanto en el mundo físico como en el social. El reconocimiento de la posibilidad de entender el orden existente en el mundo social y determinar las leyes que la rigen, traduce una posición epistemológica que podría designarse como ‘racionalismo sociológico’. Desde luego que esta última expresión tomada de Schumpeter, es una designación muy general, pues abarca tanto una posición epistemológica según la cual hay una adecuación entre el objeto y la razón que así puede captarlo, como también una postura que admite la existencia de un orden tan sólo en la razón, ‘… pero que la propia razón nos concita a admitir para evitar una razón divergente…’. Esta es la posición típica de los reformadores sociales. Como podrá percibirse hay elementos que permiten inferir que debajo de la visión clásica subyace una actitud del segundo tipo. Tales elementos son, de un lado, las vinculaciones de esta escuela con el utilitarismo, y del otro, las medidas de política económica propiciadas…”. (Sunkel y Paz, 1970: 107 y 108)

He ahí, en su intimidad, los postulados matrices del discurso con que la burguesía triunfante evangelizará al mundo especialmente a partir de 1789.

4. El denominado socialismo científico y la asimilación de la ideología del progreso

La visión ideológica del comportamiento de la sociedad elaborada por los clásicos liberales será asumida también por la economía política marxista, en el sentido de percibir el desarrollo de las fuerzas productivas como algo decididamente positivo y que, además, diseminaría la abundancia y el bienestar. De esta suerte, al menos en una de sus principales vertientes y elaboraciones, el marxismo representa una proyección del enfoque optimista del proceso social heredado del Siglo de las Luces.

Ya en el Manifiesto Comunista, publicado por primen vez en 1848, aparece un juicio apologético de las fuerzas productivas como el siguiente: “Merced al rápido  perfeccionamiento de los instrumentos de producción y al constante progreso de los medios de comunicación, la burguesía arrastra a la corriente de la civilización a todas las naciones, hasta a las más bárbaras. Los bajos precios de sus mercancías constituyen la artillería pesada que derrumba todas las murallas de China y hace capitular a los bárbaros más fanáticamente hostiles a los extranjeros. Obliga a todas las naciones, si no quieren sucumbir, a adoptar el modo burgués de producción, las constriñe e introducir la llamada civilización, es decir, a hacerse burguesas. En una palabra: se forja un mundo a su imagen y semejanza” (Marx y Engels).

Y en su análisis sobre el régimen colonialista británico en la India, Marx llega a sostener “… y a pesar de todos sus crímenes, Inglaterra fue el instrumento inconsciente de la historia al realizar dicha revolución. En tal caso, por penoso que sea para nuestros sentimientos personales el espectáculo de un viejo mundo que se derrumba, desde el punto de vista de la historia tenemos pleno derecho a exclamar con Goethe: ¿Quién lamenta los estragos/si los frutos son placeres?/¿No aplastó miles de seres/ Tamerlán en su reinado?”.

¿Cómo sustentar una posición tan heterodoxa como la que estamos enunciando?

Para la economía marxista —como se sabe- la lógica y la fisonomía de las sociedades son determinadas por el nivel de desarrollo de las fuerzas productivas y por las relaciones sociales derivadas de esa condición tecnológica— (“el molino de viento engendra la sociedad feudal, el molino a vapor genera la sociedad burguesa”).

En realidad, toda la teoría económica marxista — fundada en la anterior premisa— puede ser considerada y entendida como una teoría del desarrollo del modo de producción capitalista.

Dicha teoría o modelo puede describirse brevemente de la siguiente manera: El fundamento del desarrollo económico es el proceso de la competencia capitalista, que hace que la ley del valor actúe en su forma específica para el capitalismo: bajo la forma de la igualación de la tasa de beneficios en las ramas de producción individuales y, como consecuencia, paso de capitales de las ramas con una baja tasa de beneficios a ramas con una tasa de beneficios más elevada.

En principio —como recuerda O. Lange — Ricardo ya conocía el mecanismo de la igualación de las tasa de beneficio, lo nuevo de la exposición del desarrollo económico de Marx constituye la unión de la competencia con el progreso técnico. Marx señaló que la competencia capitalista conduce a la igualación de las tasas de beneficios.

Marx señaló que en la economía capitalista existe la necesidad de un progreso técnico permanente. Un capitalista que no lo reconozca, no sólo renuncia al beneficio adicional, sino que corre el peligro de verse expulsado del proceso de producción.

La técnica del proceso de producción se halla sometida, en el capitalismo, a constantes transformaciones en el sentido de una mayor productividad del trabajo y de costos de producción más bajos. Existe, por ello, una coacción objetiva y generalizada para el progreso técnico. De ello resulta una demanda desorbitada de nuevas realizaciones técnicas, que exige la dedicación de todas las fuerzas creadoras para asegurar el constante progreso técnico en todas las ramas de la producción. Bajo las condiciones capitalistas existe, por tanto, una “necesidad social” de nuevos descubrimientos, de métodos de producción cada vez más perfeccionados.

El progreso técnico coactivo del orden social capitalista da lugar a ulteriores consecuencias que se podrían denominar coacción para la acumulación. El progreso técnico exige acumulación, porque su aplicación requiere nuevos medios. Puede decirse que todo capitalista se halla sometido inevitablemente a la presión para la acumulación.

Marx señala también que la acumulación era una necesidad objetiva del capitalismo, pero no el resultado de ningún tipo de cálculo psicológico. La tasa de acumulación—la parte relativa del beneficio destinada a la acumulación— vendría determinada por esa presión objetiva a la acumulación. Esta afirmación construye un elemento fundamental de la teoría marxista, de la que se desprende que un capitalismo estacionario —un capitalismo sin acumulación— es imposible.

El progreso técnico coactivo es la causa del aumento constante de la composición orgánica del capital. Esto conduce a una serie de fenómenos ulteriores. Ante todo, el proceso de producción capitalista crea un ejército de parados como consecuencia inevitable del revolucionamiento ininterrumpido de la técnica y de la eliminación del trabajo vivo por el trabajo materializado. Es el llamado “ejército de reserva industrial”. En la teoría de Marx, la existencia de este ejército de reserva evita que, a largo plazo, el aumento de los salarios consuma todo el beneficio de los capitalistas.

La consecuencia siguiente del progreso técnico coactivo y del aumento de la composición orgánica del capital es la concentración del capital. Una aplicación eficaz del progreso técnico requiere la concentración de capitales en grandes unidades económicas, con lo cual la libre competencia se ve limitada o eliminada. Distintas clases de monopolios ocupan el lugar de la libre competencia.

Los efectos de la concentración de capital han sido analizadas en la propia literatura marxista clásica, especialmente por Lenin, derivando en los estudios del desarrollo del imperialismo como superestructura política del capitalismo monopolista (Cf. O. Lange, 1966:160 – 163).

Más allá de la elevada pertinencia y contribución del marxismo para desentrañar los mecanismos esenciales de funcionamiento del régimen capitalista, la realidad contemporánea —especialmente de la postguerra fría— imponen un repensamiento aunque sea sumario de sus fundamentos epistemológicos, de las razones de su extendida influencia en la conciencia social y de su impacto (coherencia) con la práctica del “socialismo real”. Todo esto, naturalmente, en cuanto concierne a la línea de reflexión preestablecida para este trabajo.

En el ámbito epistemológico y con independencia de algunos geniales análisis del propio Marx, en el sentido de destacar el rol de la naturaleza en la generación del valor de uso, parece indispensable establecer que, bajo la influencia positivista que privilegia lo cuantificable, la teoría marxista terminará por excluir a la naturaleza como fuente del valor de cambio, lo cual la torna  insuficiente para explicar la actual crisis de la modernización de las economías tanto “centrales” como “periféricas”.

En cuanto concierne a su influencia ideológico-política, las reflexiones siguientes se perfilan muy atinadas.

“El choque de la ideología del progreso-acumulación fue tan profundo y abarcó tanto que impregnó incluso el pensamiento revolucionario surgido de la lucha de clases y orientado a la destrucción del orden capitalista. Su incorporación al pensamiento revolucionario es uno de los ingredientes del paso del ‘socialismo utópico’ al ‘socialismo científico’, del pensamiento de un Fourier con su mundo sencillo de ‘pasiones armónicas’ al de las contradicciones siempre superadas que abren la puerta de un mundo mejor en Marx. En su forma más elaborada, el pensamiento revolucionario surgido en el marco de la civilización industrial atribuye a la clase trabajadora el papel histórico semejante a aquel que desempeñara la clase burguesa o sea la función de provocar transformaciones culturales que habrían de abrir un nuevo ciclo de civilización… Apoyada en una teoría de la historia que tuvo gran repercusión al llenar una evidente laguna de las ciencias sociales —y que era suficientemente vaga para adaptarse a una multiplicidad de situaciones sin que nunca pudiera ser sometida a prueba— la ideología del ‘socialismo científico’ desempeñó un papel de gran importancia en la difusión de la civilización industrial en zonas en las que fue débil o nulo el proceso de la revolución burguesa: zonas de gran atraso relativo en la acumulación y también la lucha contra la dependencia en los países sometidos al yugo colonial, o sea allí donde la dependencia fue un obstáculo efectivo, a la difusión de la civilización industrial”. (Furtado, 1982: .189-191)

Finalmente en lo que tiene que ver con la influencia del marxismo en la teoría y práctica de los denominados “socialismos reales”, análisis que por cierto desbordan los objetivos preestablecidos para este trabajo, señalaremos únicamente que la economía política marxista, en forma similar a la de raíz liberal, habría exhibido en sus cristalizaciones históricas los límites y falencias inherentes al reduccionismo economicista sobre el devenir del hombre y la sociedad.

Expuesto en otras palabras, la ideología del progreso —operando en distintas formas de organización social —habría obrado como factor de interdependencia entre clases sociales (capitalismo) o capas sociales (‘socialismo real’) con intereses antagónicos, pero que habrían actuado en la perspectiva de un proyecto similar de modernización.

5. La economía neoclásica y la apoteosis del economicismo

En el último cuarto del siglo XIX los economistas convencionales orientaron su esfuerzo a la refutación de la teoría del valor-trabajo, convertida por el movimiento socialista en poderosa arma en su impugnación del capitalismo.

A ese propósito los neoclásicos desecharán en su análisis la relación existente entre la teoría de la distribución del ingreso basada en variables sociológicas (“principio de población” de Malthus’ y “ejército industrial de reserva” de Marx) y el comportamiento de las tasas de ahorro e inversión.

Esta “depuración” de la teoría de factores no-económicos resultó crucial para la configuración del modelo neoclásico.

“La base del modelo neoclásico es una función de producción que admite cualquier combinación de los factores. Considerando viable, desde un punto de vista técnico, cualquier combinación del capital y del trabajo, la remuneración de cada factor será determinada por su productividad marginal a partir de la posición del equilibrio, que se confunde, para todos los efectos, con la ocupación plena. Aumentando la oferta global de capital más rápidamente que la oferta de trabajo, el precio de la oferta del capital tenderá a la baja. Habrá un aumento en la densidad de capital por trabajador, lo que inducirá a la declinación de la productividad marginal del capital. Razonamiento similar puede hacerse con respecto al factor mano de obra. La conclusión más general del modelo que acabamos de describir es que, en cualquiera que sea el monto de la oferta de mano de obra, todas las personas que deseen trabajar encontrarán empleo, si aceptan el salario que se les ofrece en el mercado. Dicho salario sería determinado, en todos los casos, por la productividad marginal del factor trabajo”. (Furtado, 1969: 41)

Esa construcción abstracta y tan alejada de la realidad de un mundo de desocupados como era el del siglo XIX, surgió ante los economistas neoclásicos como la verdad científica más irrefutable. Desaparecía totalmente la incómoda idea de los clásicos, en el sentido de que la remuneración del trabajo y la del capital eran de distinta índole. Si la población crece sin cambios en la existencia de capital, la tendencia del salario real será hacia la baja, pues solamente podría lograrse más empleo a costa de la reducción en la productividad marginal del trabajo. Sin embargo, libres del principio de la población de Malthus, a los economistas neoclásicos no les preocupaba tal problema. Al contrario, de su teoría surgía una perspectiva optimista para la clase asalariada: siempre y cuando las existencias de capital crecieran más rápidamente que la población, la productividad marginal del trabajo también crecía, arrastrando los salarios reales. La condición sine qua non para que se cumpliera tal promesa residía en la creación de condiciones favorables al incremento del ahorro.

Como acertadamente se ha hecho notar: “Con las formulaciones neoclásicas se ideologiza lo económico erigiéndose en ciencia social al ‘economicismo’. Se entiende por ‘economicismo’ a la reducción que se hace del hecho social al hecho económico. Así… al mercado se lo toma como una fuerza objetiva, exterior a la sociedad, que se impone a los productores. En el caso de la moneda, la atención se centra en el estudio de las relaciones superficiales del intercambio dejándose de lado las esenciales de la producción que exigen un análisis fundamental en una ciencia social total” (I. Parra-Peña, 1986: 40).

6. De la ideología del progreso a la ideología del desarrollo: la universalización de la razón instrumental

“Las raíces de la idea de desarrollo pueden detectarse en tres corrientes surgidas del pensamiento europeo a partir del siglo XVIII. La primera se asimila al iluminismo y a la visión de la historia como una marcha “progresiva” hacia lo racional. La segunda se relaciona con la idea de “acumulación de riqueza”, en la que está implícita la opción entre el presente y el futuro ligada a una promesa de bienestar. Finalmente, la tercera se vincula con la idea de que la expansión geográfica de la civilización europea significa el acceso a formas superiores de vida para los demás pueblos de la tierra, considerados como “retrasados”. (Furtado, 1982: 68)

La superación del enfoque mercantilista por el liberal en lo concerniente a las relaciones entre países tiene mucho que ver en la génesis de la ideología o paradigma del desarrollo.

Los europeos consideraban el comercio, dentro del  mercantilismo y el Pacto Colonial, como un acto de imperio y, por tanto, inseparable del poder de las naciones que lo practicaban, doctrina que se destruiría durante la segunda mitad del siglo XVIII y se sustituiría progresivamente por las liberales a partir de la primera mitad del siglo XIX.

El intercambio internacional conduce, según la doctrina liberal, a una mejor utilización de los recursos productivos dentro de cada país y pone en marcha un proceso por el cual los países participantes sin excepción tienen acceso a los frutos del aumento en la productividad. Un corolario de esa doctrina era que las economías de Europa ejercían una “misión civilizadora”, al forzar a otros pueblos a integrarse a sus líneas de comercio, puesto que contribuían a elevar el bienestar de los pueblos que se encontraban anquilosados por tradiciones oscurantistas.

De lo anterior se infiere que el intercambio internacional sin la regimentación estatal es la poderosa palanca para la difusión a escala planetaria de la ideología del progreso, primeramente, y de la ideología del desarrollo, con posterioridad. En suma, para la paulatina universalización de la razón instrumental.

Durante la segunda mitad del siglo XVIII el pensamiento europeo se encaminó, por distintas vías, a una visión optimista de la historia encontrando su síntesis en la idea de progreso, a pesar de que la realidad social de la época era poco reconfortante. El ascenso del capitalismo comercial en el siglo anterior casi no afectó a la organización social. Posteriormente las relaciones mercantiles, situadas con anterioridad a nivel del intercambio de productos terminados o semiterminados, se verticalizaron y penetraron en la estructura de la producción, transformando, por así decirlo, los elementos de producción en mercancías.     

Y, en lo que respecta a nuestros países latinoamericanos, los efectos habrían sido del siguiente orden: La difusión del capitalismo fue mucho más rápida y amplia como proceso de “modernización” que como transformación del modo de producción de las estructuras sociales. El desarrollo y el subdesarrollo son, por lo tanto, dos procesos históricos que se derivan del mismo impulso inicial; es decir, tienen sus raíces en la aceleración de la acumulación efectuada en la Europa de finales del siglo XVIII y comienzos del XIX.

Los antecedentes expuestos permitirían formular una síntesis como la siguiente: De la misma que la idea de progreso se transformó en palanca ideológica para fomentar la conciencia de interdependencia en grupos y clases con intereses antagónicos, en las sociedades en las que la revolución burguesa destruía las bases tradicionales de legitimación del poder, la idea del desarrollo sirvió para afianzar la conciencia de solidaridad internacional en el proceso de difusión de la civilización industrial en el marco de la dependencia.

Durante la fase de acceso indirecto (mediante la exportación de productos primarios) a los valores de esta civilización -fase durante la cual se fijaron las raíces de la dependencia- prevalecería la doctrina de que el camino más corto hacia el enriquecimiento de una región o país era la especialización interregional o internacional. Insertarse en el sistema de división internacional del trabajo había de ser la forma más “racional” de eliminar el atraso en la diversificación del consumo, de avanzar hacia la línea frontal de las naciones “civilizadas”.

La variante industrialista fomentada en términos más bien precarios en la América Latina a lo largo del siglo XX introducirá una modificación en la ideología librecambista, preservando su esencia de discurso de modernización “a la occidental” en la idea más abstracta de desarrollo.

Expuesto en otras palabras: El nuevo pacto entre intereses externos y dirigentes internos, en el que se funda la industrialización dependiente, vendría a sustituir el mito de las ventajas de la especialización internacional por la idea más movilizadora de desarrollo.

De esta manera, la ideología del desarrollo se distingue de la ideología del progreso por un economicismo más estrecho, insertado en el marco de la dependencia externa a sucesivas metrópolis y más concretamente a un capital monopólico cada vez más financiarizado.

Más allá de las discrepancias secundarias que se puedan detectar entre las estrategias de desarrollo que se han instrumentado en Latinoamérica con posterioridad a la II Guerra Mundial –llámense intervencionismo cepalino, neoliberalismo fondomonetarista o neoinstitucionalismo bancomundialista- tales fórmulas aparecen predestinadas al fracaso en la medida que portan las aberraciones inherentes a una trasnochada civilización centrada en el culto al individualismo y a las cosas.

Bibliografía

Ferguson, J. M. Historia de la economía,México, FCE, 1988.

Furtado, Celso. Teoría y política del desarrollo,Mi Siglo XXI, 1969.

Furtado, Celso. Obras escogidas,Bogotá, Plaza y Janes 1982.

Lange, Oskar. La economía en las sociedades modernas,México, Grijalbo, 1966.

Marx, Carlos y Engels, Federico. El manifiesto comunista Moscú, Progreso, 1970.

Parra-Peña, Isidro. El subdesarrollo y la crisis, Bogotá, Plaza y Janés, 1986.

Popescu, Oreste. Introducción a la ciencia economía contemporánea,Bogotá, Plaza y Janés, 1982.

Sunkel, Osvaldo y Paz, Pedro. El subdesarrollo latinoamericano y la teoría del desarrollo, Mexico, Siglo XXI, 1970

Enero/2012

° René Báez, autor de Antihistoria ecuatoriana (2010) y miembro de la Internacional Writters Association.

 

 

http://www.alainet.org/active/52225&lang=es

REPRESIÓN Y ACOSO LABORAL DEL GDF A SUS TRABAJADORES

*Denuncian Líderes Sindicales de Diversas Dependencias y Organismos Capitalinos

 

Por Rosalío Martínez Blancas

 

Una política represiva contra los trabajadores y sus organizaciones es la que implementa el Gobierno del Distrito Federal, amén de aplicar hostigamiento, acoso y amenazas de despido a quiénes denuncian las arbitrariedades, externaron integrantes de la Federación de Trabajadores del Distrito Federal.

 

En conferencia de prensa y acompañados del presidente de la Comisión de Asuntos Laborales y Previsión Social de la Asamblea Legislativa del DF, diputado José Arturo López Cándido, denunciaron que el gobierno capitalino también violenta el derecho a la sindicalización, así como a la libertad sindical, al permitir que la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCyA) del Distrito Federal aplique criterios violatorios de los derechos laborales que obstaculizan el registro de nuevos sindicatos, la entrega de Tomas de Nota, así como los emplazamientos a huelga y las demandas de titularidad.

 

Los líderes sindicales Raúl Pérez Ríos, Alma Delia Serrato, Berenice Ortiz, María de los Angeles Hernández, Sergio Ortiz y Donaji Fernández, informaron del despido injustificado de 110 empleados de Locatel, 150 trabajadores de honorarios del DIF-DF, 40 trabajadores del Seguro Popular, 80 del Instituto del Deporte, entre otros.

 

“Los trabajadores que son contratados ilegalmente en el GDF bajo el régimen de honorarios asimilados a salario reciben sus pagos a destiempo, se les reduce el salario, se les alarga su jornada laboral, carecen de seguridad social no tienen ninguna prestación y viven una incertidumbre permanente en su contratación, que es por periodos cortos para no generar derechos ni antigüedad, además de que sufren de hostigamiento, acoso y represión laboral”, manifestaron.

 

Precisaron que el ex Oficial Mayor del GDF, hoy flamante presidente de la JLCyA-DF, Ramón Montaño Cuadra, es un incondicional y empleado del Jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard, quien a decir del diputado local del Partido del Trabajo, López Cándido, es antisindical, al igual que los diputados de la mayoría perredista en la Asamblea Legislativa, porque van en contra de los derechos de los trabajadores.

 

Anunciaron que hoy a las 4 de la tarde realizarán un mitin a las afueras del edificio del gobierno capitalino y una marcha el próximo 27 de enero, del Ángel de la Independencia al Zócalo, para demandar se restablezca a sus labores a los trabajadores despedidos.

 

Donaji Fernández, líder del Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (Sutuacm) denunció que la intención de la rectora Esther Orozco y de Marcelo Ebrard es convertir a esta institución en un TEC y prueba de ello es que el gobierno federal le otorgó 150 millones de pesos, más los 700 mdp que aprobó la Asamblea Legislativa, Presupuesto que no permite el funcionamiento como una universidad pública y gratuita que satisfaga la demanda de los miles de jóvenes que año con año quieren acceder a este nivel académico.

 

También dijo que no se respeta la autonomía de dicha institución y hay injerencia del gobierno central a través de Montaño Cuadra para que no se les otorgue la Toma de Nota a la organización sindical y por ende se les impide que puedan ejercer su derecho a emplazar a huelga o demandar la titularidad de los contratos colectivos de trabajo de sus centros laborales.

 

Ante esto, la Federación de Trabajadores del DF, demandaron:

 

1.- Que el GDF cumpla con los derechos laborales establecidos en la Constitución Política de los estados Unidos Mexicanos, así como en la legislación laboral aplicable.

 

2.- Reinstalación inmediata de los trabajadores despedidos de Locatel, el DIF-DF, el IDDF, del Seguro Popular y la Dirección General de Servicios Urbanos.

 

3.- Alto inmediato al hostigamiento, acoso, amedrentamiento y represión laboral contra los trabajadores del GDF.

 

4.- Respeto a la libertad de asociación y negociación colectiva.

 

5.- Basificación y reconocimiento pleno de los derechos de los trabajadores.

 

6.- Respeto a la jornada de trabajo, lugar de adscripción, puesto y funciones de los trabajadores.

 

7.- Reconocimiento de la antigüedad y prestaciones de manera retroactiva de los trabajadores.

 

8.- Eliminación de la contratación por honorarios y el outsourcing.

 

9.- Revocación de los criterios ilegales de la JLCyA-DF para el funcionamiento de sus áreas colectivas.

 

10.- Respeto a la libertad sindical y entrega de Toma de Nota al SUTIEMS, SUTUACM y SDTPGJDF.

 

http://www.urbepolitica.com/index.php?id=nota&seccion=aldf&ide=907#.TxXkNolJXAV.facebook

« Older entries