Animalerías: una alegre okupa

Babel
Animalerías: una alegre okupa
Javier Hernández Alpízar
En el cuento de los hermanos Grimm “Los músicos de Bremen”, cuatro animales se emancipan. Ante la ingratitud de sus amos, quienes los abandonan o desean sacrificarlos por su vejez, deciden huir, se van encontrando por el camino a la ciudad de Bremen, donde desean hacer carrera como músicos. En el camino se apoderan de una casa, espantando a unos ladrones. Ya no llegan a la ciudad, ni son músicos, pero en adelante se les conoce como Los músicos de Bremen. (Una versión on line: http://www.rinconcastellano.com/cuentos/grimm/grimm_bremen.html# )
El cuento es de suyo interesante y plantea una ética y una épica: La lucha de los aparentemente débiles que unidos triunfan. Una agradable sorpresa es escuchar el cassette: “Animalerías, Fantasía musical para niños, de Bardotti y Enríquez.”
En la adaptación para teatro hay otros elementos interesantes que hacen muy recomendable la audición del “soundtrack”. Esto es deliberado, según la nota en La Jornada sobre una presentación de la puesta en escena en octubre de 2002: “Animalerías es una obra familiar, no exclusivamente de niños. Es un esfuerzo, digamos una especie de frente que intenta mostrar al teatro como una opción de calidad frente a la penetración de los medios electrónicos, especialmente la televisión.
“A veces parece que los niños están enchufados al televisor, la actividad escénica lo que permite es que el niño salga y conozca el gran teatro, que descubra ese mundo de fantasía”. Cf: http://www.jornada.unam.mx/2002/10/27/11an1esp.php?origen=espectaculos.html
La afortunada producción de las canciones en cassette, permite hoy apreciar los valores de ese trabajo en el teatro de la imaginación, el mejor equipado y de acceso universal (¿o casi?). Las canciones son: Animalerías, Un burro, Un día de perro, La gallina, Historia de una gata, La ciudad ideal, Mi canción, La posada del buen patrón, Todos juntos, Esconde y guarda, Animalerías.
En ellas se encuentran, con calidad, sobre todo calidad probada para el exigente público que forman los niños y niñas, valores que se antojan contraculturales: Los personajes son dos machos y dos hembras, sin peligro de no cubrir alguna cuota de género. Las voces son libertarias, sobrepasando su temor para enfrentar juntos a los amos. De hecho, aquí los desalojados de la posada son sus ex amos o ex patrones, de manera que se conjugan lúdicamente el feminismo, la lucha por un espacio digno para los animales, la lucha de la clase trabajadora, la solidaridad y fraternidad (“todos juntos somos fuertes”), las inclinaciones estéticas, musicales, poéticas.
Las letras de las canciones transmiten el imaginario heredado de la larga marcha cultural de los sesentas y setentas (el rock, el pop, la ópera rock, y desde el título de la serie, la trova) de una manera divertida, y con un claro pero nada monsergoso mensaje: Más allá del “todo está en tu mente”, una okupa concreta, la okupa de un espacio digno para un burro, un perro, una gata y una gallina que se atreven a tomarlo, hacerlo suyo, cuidarlo y defenderlo juntos: “Como pueden ver en este cuento, todos juntos lograremos más”.
Desde luego, todo sazonado con humor y alusiones a otros lugares clásicos como el burro que tocó la flauta, el burro dando lecciones y demás.
En una época en que las producciones de la industria de masas para niñas, niños (e incluso, desde luego para adolescentes y adultos) son tan desiguales, pero en México, al menos, promueven el promedio más bajo, el mínimo común denominador de la industria de masas (en ocasiones con claros mensajes anticomunistas, como la película de Disney, Anastasia), es un gusto encontrarse con este tipo de producciones. Si bien ya tiene por lo menos diez años, y quizá precisamente esa es la prueba de fuego. El show sigue siendo eficaz.
Las apuestas éticas, épicas, y no seamos mojigatos, políticas e ideológicas del trabajo, se encuentran muy a gusto en la época de los ocupas, los indignados y las luchas contemporáneas por las autonomías. De manera que si puede encontrar este material, será un gusto que le eche un oído y una gozosa imaginación. (Cf: http://lasonrisasingato.wordpress.com/2012/04/05/animalerias-trova-para-ninos/ )
Producción: Trova para niños. Ilustración Liliana Infante. Diseño Erika Magaña.  Créditos. Burro: Fermín Zúñiga. Gata: Alma Cristal. Perro: Marco Anthonio. Gallina: Guadalupe Quintal.
Música original de la obra “Animalerías”, de Bardotti y Enríquez, basada en el cuento los Músicos de Bremen, de los hermanos Grimm. Traducción, adaptación y dirección musical: Emilio Perujo. Grabada en COMUNICATAPE SA de CV. Ingeniero de sonido: Alejandro Carrera. Instrumentación: Salvador Villarreal. Agradecimientos a Genaro Vázquez y Gerardo Quiróz por su valiosa colaboración.
Escuchar audio en: http://soundcloud.com/lasonrisasingato/sets/animaler-as-trova-para-ni-os

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: