La tragedia minera que no acaba

Por Manuel Fuentes Muñiz*

Las tragedias de los mineros no terminan. En 15 días fallecieron 15 mineros en cuatro centros de trabajo: Cloete, Agujita, Pozo de Minera el Progreso y Mina VII-Saltillito, todas en el estado de Coahuila.

El gobernador Humberto Moreira, como vocero de las empresas, se apresura a insistir en reformas legales que permitan la liberación económica del gas metano asociado al carbón, y omite la exigencia de la población por que se adopten medidas severas de protección al minero.

Las empresas mineras siguen sin entender que las ganancias y la explotación no pueden estar por encima de la adopción de medidas de seguridad ni de la vida de los mineros.

La organización Familia Pasta de Conchos, el equipo Nacional de Pastoral Laboral y el Centro de Reflexión y Acción Laboral (CEREAL), han alertado que después de ocurrida la reciente tragedia del 3 de agosto en la Mina VII-Saltillito de MIMOSA, del Grupo Acerero del Norte, en la que fallecieron seis trabajadores, existen evidencias de negligencia por parte de esa empresa.

De acuerdo con testimonios de trabajadores del tercer turno, hubo en las horas previas a la explosión “pequeñas detonaciones” (que son exhalaciones de gas metano del manto por altas concentraciones) “por las que de hecho le paramos”.

Sin embargo los trabajadores del siguiente turno, en el que ocurrió la explosión, no fueron alertados del grave peligro y se les permitió la entrada para laborar normalmente.

Los testimonios dan muestra de una presunta negligencia empresarial:

Desde anoche “olieron” a muerte, 4 de ago 2012/Progreso, Coah.- “Anoche estuvimos trabajando en ese tiro, barrenamos y escuchamos pequeñas detonaciones, nosotros les llamamos “peditos”, desde esa hora sabíamos que había mal augurio ahí, de hecho le paramos, pero nuestros compañeros de en la mañana no y pues miren, dieron con la bolsa grande”.

Lo anterior lo dio a conocer Juan Manuel Carmona Escalante, minero del turno de tercera de la Mina VII de la Esmeralda, y quien al saber de la explosión, de inmediato se trasladó para unirse al rescate, pues su padre, del mismo nombre, estaba en el mismo turno.

“La verdad que cuando llegue y lo vi, sentí un alivio, lo primero que hice fue abrazarlo y darle un beso a mi viejo, luego a entrarle al trabajo, había que rescatar a los compañeros, eso era lo más importante”.

Asimismo, dijo que todos estaban bien, al menos los 200 mineros que lograron salir avante, pero la mayoría de ellos estaban trabajando en el rescate de sus compañeros aún atrapados.

“Ellos estaban trabajando en la Máquina 5 –el minero continuó–, según esto pregunté y me dicen que más o menos estaban bajo Roncesvalles, como a unos cinco kilómetros de aquí, ya la llevaban lejos”. Página 4A, La Prensa de Monclova.

Estos testimonios reflejan la evidente responsabilidad de la empresa al permitir trabajar al primer turno la Máquina 1, donde se originó la explosión a sabiendas de que se habían reportado problemas en ese lugar.

Se espera una respuesta pronta de las autoridades en las investigaciones que se llevan a cabo, y que no haya complicidad como siempre ocurre.

No sólo debe haber aplicación de multas, sino también fuertes sanciones penales para quienes siguen permitiendo con su negligencia las muertes de mineros y el desamparo en sus familias.

*Abogado y académico, especialista en temas de justicia, consejero de la Comisión de Derechos Humanos del DF.

mfuentesmz@yahoo.com.mx
Twitter: @Manuel_FuentesM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: