El arte del buen vivir

27/12/12 Por Louisa Reynolds
Mexico

El buen vivir, la manera de vivir en armonía con uno mismo, los demás miembros de la comunidad, la naturaleza y el entorno, es central para la vida indígena.

“Cada pueblo indígena tiene su forma de interpretar el buen vivir”, dice Cecilia Ramírez, representante del Foro Internacional de Mujeres Indígenas e integrante de la comunidad mixteca en el estado de Oaxaca, México. “En mi comunidad hablamos de banjá, estar bien [en mixteco]. Eso significa seguir sembrando, mantener la tierra, seguir reproduciendo su lengua”.
El buen vivir es también el bienestar colectivo en vez del individual. “El tekia es el trabajo colectivo en las comunidades. Si se necesita arreglar un camino o una escuela primaria, toda la gente tiene que cooperar”, explica. “Si uno lo utiliza tiene que ayudar a conservarlo”.
Otro aspecto de este sentido colectivo, según Ramírez, está en cómo las familias se ayudan mutuamente. “Guesa, o vuelta de mano, es la ayuda entre las familias, cuando se lleva a cabo una fiesta o un velorio y la gente coopera para poder llevarlo a cabo”.
“El buen vivir es el desarrollo integral de los pueblos indígenas partiendo de su vida cotidiana; tiene que tomar en cuenta elementos sociales y culturales”, dice la abogada maya Odilia Chavajay, del municipio de Santa María Visitación, departamento de Sololá, Guatemala.
“Existe un sistema de organización que vela por el bien de todos y no por el bienestar de una sola persona”, añade, señalando sin embargo que “hoy en día, sólo se practica en las comunidades más alejadas del paternalismo del Estado”.

Esfuerzo grupal

Al igual que la comunidad mixteca de Ramírez, el pueblo maya de Santa María Visitación también practica el trabajo colectivo. “En mi comunidad se construyó una casa en un solo día; toda la comunidad se involucró”, dice Chavajay.
También cita la gastronomía tradicional maya y su énfasis en productos orgánicos y cultivados en casa como otro ejemplo del buen vivir. “Ahora existen muchos productos dañinos para la salud, pero en las comunidades más alejadas no se usan productos enlatados”, dice.
Además de vivir en armonía con uno mismo, los vecinos y la comunidad, el buen vivir también significa estar en armonía con la naturaleza. “El modo de vida de los pueblos indígenas no es extractivista; es de aprovechamiento sustentable”, dice Gerardo Jumí Tapies, representante por Colombia de la Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas (CAOI). “Los indígenas han vivido del bosque y de la pesca y no se han acabado esos recursos; se los han acabado las empresas transnacionales”.
Pedro Calderón, de la Confederación Sindical de Comunidades Interculturales de Bolivia, explica que para los pueblos indígenas de América del Sur, el comercio es visto en términos de solidaridad y de intercambio y no de ganancias, en que las comunidades tropicales cambian con comunidades de la sierra naranjas y bananos por maíz, papa, ocra y otros productos.

Logros y reveses

Durante la X Asamblea del Fondo Indígena, celebrada en Ciudad de Guatemala del 29 al 30 de noviembre, los representantes indígenas de 18 países de la región — Argentina, Belice, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Cuba, Chile, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay— reflexionaron sobre el significado del buen vivir y dieron a conocer los resultados del Sistema para el Monitoreo de la Protección de los Derechos y la Promoción del Buen Vivir de los Pueblos Indígenas, que fue creado durante la cumbre del 2006.
Ese año, el Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y el Caribe, conocido como Fondo Indígena, organismo multilateral de cooperación internacional con sede en Bolivia que desde su creación en 1992 promueve el desarrollo y los derechos indígenas, se reunió en Guatemala y acordó crear indicadores para medir los progresos en los derechos y el desarrollo entre los pueblos indígenas de la región.
Investigadores del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS) recopilaron información de Bolivia, Chile, Ecuador y México sobre cómo han cumplido los gobiernos con los tratados y convenios internacionales en materia de derechos indígenas, para establecer si los derechos legales se han convertido en mejoras concretas en el bienestar de los pueblos indígenas. Se evaluaron seis grandes áreas: diversidad, derechos a la tierra, autodeterminación, bienestar, desarrollo indígena y participación.
La diversidad, por ejemplo, fue dividida en dos áreas: cultura y ciudadanía, cada una de las cuales fue evaluada de acuerdo a variables relativas a los derechos, como el reconocimiento por el Estado del multiculturalismo, la protección de la cultura indígena, la prohibición de la discriminación racial y cultural y el reconocimiento legal de los derechos colectivos, y variables relativas al buen vivir, como el uso oficial de las lenguas indígenas, la educación intercultural, la expresión de las prácticas culturales tradicionales y la creación de entidades indígenas colectivas.
El informe señaló que Bolivia y Ecuador se destacan en términos de reconocimiento legal de los derechos indígenas, con la aprobación de nuevas constituciones que incorporan el multiculturalismo y el buen vivir, también conocido por su nombre quechua de sumak kawsay en otras comunidades indígenas de América del Sur.
Sin embargo, en los cuatro países estudiados, los derechos legales y constitucionales continúan existiendo en el papel pero no en la práctica. “Sobre la aplicación de los derechos de los pueblos indígenas”, concluye el documento, “se ha observado la poca relación entre el discurso y la práctica”.
“Los pueblos indígenas están en total desventaja frente a la población en general”, dice Luis Contento, vicepresidente de la Confederación Kichwa del Ecuador (ECUARUNARI). “Las comunidades indígenas son las que menos acceso tienen a los servicios y no se permite el ejercicio de nuestros derechos, como el derecho a la consulta”.. Ecoportal.net

Noticias Aliadas

http://www.comunicacionesaliadas.org

Anuncios

La nueva era

http://www.jornada.unam.mx/2012/12/24/opinion/016a1pol
Gustavo Esteva
Y la banda siguió tocando.

El hundimiento del Titanic era irremediable. Ignorarlo era insensato. Pero la banda siguió tocando.

El montaje del día primero es una ilustración flagrante de esa clase peculiar de ceguera. Mostró la brecha que se ha abierto entre las clases políticas y la gente, y reveló también su peligroso desapego de la realidad, la forma irresponsable y miope en que ocuparse de intereses mafiosos a corto plazo implica ignorar la hondura de la crisis económica, social y política en que nos encontramos.

El discurso que se tiende actualmente sobre el país muestra los peores síntomas del autoritarismo populista que se ha instalado contra viento y marea. Está concebido como un triunfo irresponsable del optimismo sobre la realidad con la evidente intención de generalizar esa ceguera. La banda seguirá tocando hasta que los instrumentos y los músicos se hundan junto con el barco.

Es particularmente difícil no escuchar el estrépito del derrumbe, que se observa en el mundo entero y se precipita muy agudamente en México. Quienes se encaramaron a los dispositivos del poder político, sin embargo, persistirán en esa sordera interesada… mientras les sea posible, por el tiempo que puedan.

Pero los demás no podemos seguir haciendo oídos sordos. Necesitamos reaccionar.

Odio decir que se los dije, pero se los dije, nos dijo el subcomandante Marcos hace unos años. En varias ocasiones los zapatistas nos advirtieron de lo que ocurriría si no reaccionábamos. No reaccionamos. Ocurrió. Describieron en diversas circunstancias el desastre en que hoy nos encontramos. Anticiparon, antes que nadie, la serie de crisis que se han venido sucediendo y la destrucción que traerían consigo en las clases políticas, en el país mismo, en el tejido social… Abrieron con vigor y lucidez opciones de cambio, sin dogmatismos ni imposiciones. No las tomamos.

El nuevo llamado del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) necesita ser escuchado por cuantos intentan, desde abajo, resistir el horror dominante y crear otra posibilidad. Ojalá lo puedan escuchar hasta aquellos que abrigan aún la fantasía de que podría bastar un golpe de urna para remediarlo todo, quienes sólo pueden pensar y organizarse dentro del marco de los partidos y las instituciones y aún creen que el anticapitalismo es una mala palabra.

Es útil mostrar de nuevo que el emperador está desnudo. Podrán atreverse a verlo y a decirlo en voz alta hasta quienes creen que es posible seguirlo negando.

Pero mientras resulta inevitable escuchar el estrépito del derrumbe del mundo que muere, entre otras cosas porque el ruido abarca todo y se padece cotidianamente en carne propia, no pasa lo mismo con el estruendo del mundo que resurge. Para escucharlo se necesitan otras orejas.

No estamos ante una variante más de lo que conocemos. No es otra vuelta de tuerca, un recodo más de un camino conocido. Es una novedad radical. Sus profundas raíces en el pasado no se dedican a reproducirlo o a realizar, aún peor, el intento imposible de regresar a él. Es otra cosa.

Como quedó a la vista el viernes pasado, el mundo nuevo se construye con esperanza, gozo y celebración, a partir de la disciplina que se aprende en un orden propio, autónomo. Sólo así, desde la disciplina orgánica, la que se teje desde abajo por la propia voluntad, es posible plantearse la eliminación del poder y la autoridad coercitivos, la condición en que se usa la posición jerárquica para imponer una acción.

En tiempos tan oscuros como los actuales resulta una bendición saber que contamos con ellos. Como dijeron hace tiempo Chomsky, Wallerstein, González Casanova y muchos más, la iniciativa política de los zapatistas es la más radical del mundo y probablemente la más importante. Lo fue ayer, aquella noche del primero de enero de 1994, que detonó una ola de movimientos antisistémicos en el mundo entero y nos despertó. Lo sigue siendo hoy, cuando resultan nuevamente fuente de inspiración para hacer lo que hace falta.

Ha llegado el fin de una era. Las pruebas se acumulan todos los días. Nada podrá impedir su conclusión. Pero adquirirá una forma apocalíptica, profundizando la inmensa destrucción natural, social y cultural que ha estado caracterizando su agonía, a menos que seamos capaces de resistir tal horror. Y en estas circunstancias, la única forma válida y eficaz de resistir consiste en crear la alternativa. Nos toca hacerlo. Cada quien en su lugar y a su manera. Necesitamos disolver las relaciones económicas y políticas que nos atrapan en el mundo viejo, conscientes de que la creciente dignidad de cada hombre y cada mujer y de cada relación humana desafía necesariamente todos los sistemas existentes. De eso se trata hoy.

gustavoesteva@gmail.com

Juicio final sobre el dinero

Juicio final sobre el dinero

Alejandro Nadal

La Jornada

En 1969 se llevó a cabo un juicio único en los anales de la historia económica. El caso enfrentó a un ciudadano común y corriente contra un banco. El objeto del litigio y el veredicto deberían cambiar para siempre nuestro pensamiento sobre el dinero, la crisis actual y el portentoso poderío de los bancos.

En 1964 el señor Jerome Daly recibió un crédito hipotecario del First National Bank of Montgomery (en Minnesota, Estados Unidos) por 14 mil dólares. Cuando Daly se atrasó en sus pagos el banco quiso cobrarse con la casa. El litigio acabó en un juzgado del condado de Credit River, nombre cargado de una bonita ironía. El señor Daly argumentó que en todo contrato deben existir contraprestaciones, y si bien él había dado su casa en garantía hipotecaria el banco no había ofrecido ninguna contraprestación. Por tanto, el título hipotecario debía ser considerado nulo de pleno derecho y debía negarse la pretensión del banco de adjudicarse la casa.

Para demostrar que el banco no había ofrecido una contraprestación, Daly alegó que el banco no poseía el dinero de la hipoteca y que dicha suma había sido creada de la nada en el momento de autorizarse el crédito. Es decir, al acreditar en su contabilidad que se otorgaban 14 mil dólares al señor Daly, el banco había creado dinero y no lo había sacado de un activo preexistente. En otras palabras, el banco no acudió a su bóveda para retirar esa suma en billetes para prestársela al señor Daly.

Un testigo clave le dio la razón. En el proceso fue llamado a declarar el señor Lawrence Morgan, presidente del First National Bank of Montgomery. En su testimonio declaró que, en efecto, su banco había creado íntegramente los 14 mil dólares al inscribir una entrada en su contabilidad acreditando dicha suma al señor Daly, tal como si éste hubiera realizado un depósito por esa cantidad. En las curiosas palabras del funcionario del banco, tanto el dinero como el crédito comenzaron su existencia cuando fueron creados de esta forma.

El señor Morgan admitió frente al juez que al otorgar un préstamo su banco aceptaba un pagaré o una garantía a cambio de acreditar la suma en la cuenta del deudor. Nada de esto modificaba el monto de las reservas, aunque sí cambiaban los depósitos (porque habían sido creados por la apertura del crédito). Todo esto quiere decir que el banco no ofreció en contraprestación algo que le pertenecía. Sólo hizo una inscripción en su contabilidad.

En su veredicto el jurado determinó que el contrato hipotecario era nulo, porque carecía de una contraprestación legítima por parte del banco. En consecuencia, la pretensión del banco de adueñarse de la casa del señor Daly carecía de bases legales. La sentencia dio la razón al señor Daly, y éste pudo conservar su casa.

Las implicaciones de este juicio son de gran relevancia en los tiempos que corren. Lo que dicen el veredicto y el testimonio del funcionario bancario es que cada vez que un banco otorga un crédito, ya sea hipotecario, de consumo, en tarjeta de crédito o para un inversionista, en realidad no está prestando una cantidad de dinero que previamente estaba en su posesión. Está creando dinero de la nada. Ya sé que eso le parece difícil de creer a una persona que lleva escuchando toda su vida cómo los bancos prestan el dinero de los ahorradores. Pero si consideramos cómo funciona un banco podemos ver que el fallo en el juicio Daly vs First National Bank of Montgomery es apegado al funcionamiento del sistema bancario en una economía monetaria.

Un banco no funciona como una zapatería. Si usted solicita un crédito, el gerente del banco no va a verificar si todavía le quedan depósitos en el almacén para entregarle el monto solicitado. Cuando le autoriza un préstamo le abrirá una cuenta en el banco y usted podrá verificar que tiene un saldo a su favor, tal como ocurriría si usted hubiera ido a depositar el dinero en el banco. Y si este ejemplo no le acaba de convencer, imagínese cómo funciona el préstamo que le otorga el banco cuando usted dispone de una tarjeta de crédito. ¿Verificará el banco que todavía les quedan depósitos para autorizar cada transacción?

Lo anterior no significa que no hay gente que acuda a depositar algunos ahorros en un banco. Pero sí quiere decir que la rentabilidad de los bancos no viene de prestar esos depósitos.

Pasando a la crisis: los bancos alemanes no prestaron a los griegos y españoles los ahorros del pueblo alemán, simplemente aprovecharon una coyuntura para generar una burbuja inmobiliaria con su capacidad de creación monetaria y recogieron las ganancias mientras se pudo. Al llegar la crisis reclamaron el pago y el rescate, igual que el First National de Montgomery. Al igual que el señor Daly, pero con más razón, los pueblos europeos deben rechazar la maniobra que hoy les reduce a la condición de esclavos de los bancos. Esto es especialmente relevante hoy, que se incrementan los suicidios por desalojos hipotecarios.

Al banco le conviene que usted esté en deuda. ¿A usted le conviene que los bancos puedan crear dinero de la nada?

 

Herodes

Babel

Herodes

Javier Hernández Alpízar

Dice la Biblia que cuando Jesús acababa de nacer el rey Herodes mandó a asesinar a todos los niños menores de 2 años, temeroso de que hubiera nacido quien fuera a destronarlo. En sueños, un mensajero le dio aviso a José y antes de amanecer éste huyó a Egipto con su mujer e hijo. Permanecieron en el exilio hasta que murió Herodes y solo entonces regresaron, no se sabe a qué edad, en todo caso, en alguna antes de los 12 años.

Temores del poder a los neonatos; asesinatos como forma de control de la población; necesidad de exiliarse para salvar la vida. Parece que no hay nada nuevo bajo el sol en los dos mil años que la historia cuenta desde aquellos tiempos. Sin ir más lejos, en México hoy los desplazados suman 120 mil según Parametría, y de los más de 83 mil asesinados y más de 25 mil desaparecidos en la guerra de Calderón, que sigue hasta ahora, aunque con menos atención en los medios, una gran proporción son, si no niños o niñas, sí al menos jóvenes, adolescentes, púberes.

En este momento al menos 14 personas están presas por protestar contra el poder de los fratricidas.

Herodes conmemora su vocación de genocidio con masacres cotidianas reales, en tanto que la conmemoración del nacimiento del niño que salvó su vida gracias al desplazamiento forzoso de su familia es ahora pasto del consumismo. Dos mil años más tarde, siguen en el poder los Herodes.

Semillas de libertad – la pelicula

Semillas de libertad – la pelicula

http://www.grain.org/es/bulletin_board/entries/4585-semillas-de-libertad-la-pelicula

Semillas de Libertad cuenta la historia de las semillas, desde sus raíces en el corazón de los sistemas tradicionales y diversos de cultivo en todo el mundo, hasta su transformación en una poderosa comodidad, utilizadas para monopolizar el sistema global de alimentación.

La película destaca hasta qué punto el sistema de agricultura industrial, y las semillas genéticamente modificadas en particular, ha impactado en la enorme agro-biodiversidad evolucionada por agricultores y comunidades de todo el mundo, desde el comienzo de la agricultura.

Semillas de Libertad pretende cuestionar el mantra de que a gran escala, la agricultura industrial es el único medio por el cual podemos alimentar al mundo, promovida por el grupo de pro-transgénicos. En el seguimiento de la historia de la semilla, se ve claramente como la agenda de las empresas ha llevado a la toma de control de las semillas, con el fin de obtener vastos beneficios y control sobre el sistema alimentario mundial.

NO PERMITAS QUE VENDAN EL BOSQUE DE CHAPULTEPEC

Como último regalo de este sexenio, el Bosque de Chapultepec está cercado y 8 mil 950 metro cuadrados, puede verse ofertado en Internet en 24 millones 612 mil 500 dólares. Nuestro patrimonio natural no vale eso, el bosque es de los ciudadanos del D.F. NO PERMITAS QUE VENDAN EL BOSQUE DE CHAPULTEPEC.

Recientemente, un terreno que le pertenecía al bosque de Chapultepec fue perdido por el gobierno del Distrito Federal en un juicio en el que un juez determinó que las autoridades no tenían la capacidad para cuidarlo, por lo que no habían cumplido adecuadamente con los fines del decreto expropiatorio. Esto es un arreglo de corrupción, ya que el Bosque no está a la venta, el Bosque es de todos nosotros, los ciudadanos del D.F.

SÚMATE PARA EVITARLO y compártelo con la gente que conoces.

http://www.proyecto40.com/?p=14114

La situación se explica en este link:

http://www.consejeria.df.gob.mx/detalle.php?contenido=NDY4&direccion=MA%3D%3D. (¡Gracias Daniel!)

Por otro lado, si el predio no puede tener construcciones, ¿por qué lo cercan? El bosque es de todos los que vivimos en la ciudad de México y en el país.

Para hacer la línea 12 del metro, muchas familias fueron despojadas de su vivienda y de sus terrenos. Eso si lo puede hacer el D.F. pero no le puede ganar la batalla a una constructora? Algo no cuadra…

La infeliz verdad sobre los refrescos

Estimado(a) consumidor(a):

 

Basta que un niño consuma un refresco al día para que su riesgo de obesidad aumente 60% y que cualquier persona consuma uno o dos refrescos diarios para que su riesgo de diabetes se incremente 25%.

 

Existe evidencia científica suficiente que demuestra que el consumo regular de refrescos aumenta el riesgo de obesidad y diabetes entre la población.

 

Sin embargo, la Asociación Nacional de Productores de Refrescos y Aguas Carbonatadas (ANPRAC) –que en esencia es Coca-Cola y Pepsico–, y la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) han criticado la campaña que diversas organizaciones civiles que conformamos la Alianza por la Salud Alimentaria hemos difundido en vagones de las Líneas 1, 2 y 3 del Metro y en algunos de los pasillos de este sistema de transporte colectivo.

 

Hemos dado respuesta puntual a sus acusaciones y mentiras, a través de una larga lista de estudios científicos que revelan la infeliz verdad sobre el consumo de refrescos y sus efectos negativos en la salud.

http://www.elpoderdelconsumidor.org/saludnutricional/la-infeliz-verdad-sobre-los-refrescos/

 

EMPRESAS OBSTACULIZAN REDUCCIÓN DE OBESIDAD

Este enojo de las refresqueras y Canacintra es una muestra más de cómo los intereses empresariales obstaculizan la reducción de la obesidad en nuestro país, tal cual ha sucedido en otros países latinoamericanos.

 

Las empresas que venden comida chatarra se han transformado en las tabacaleras del siglo XXI y regular la publicidad enfrenta intereses muy fuertes que se resisten a cualquier tipo de ordenamiento.

 

Como lo señalaron expertos internacionales en nutrición, salud pública y legislación, en el foro “Obesidad: Alternativas y Obstáculos para la Salud Pública en América Latina”, sólo los países en los que el Estado ha asumido la responsabilidad de regular la publicidad, el etiquetado y la presencia de alimentos procesados y bebidas en las escuelas, es donde se ha logrado enfrentar la obesidad.

http://www.elpoderdelconsumidor.org/saludnutricional/intereses-empresariales-obstaculizan-reduccion-de-obesidad-en-latinoamerica/

 

¿SEXENIO DE LA SALUD O DE LA OBESIDAD?

Un día antes del cambio de gobierno en México, al emitir un mensaje a la nación, el todavía presidente Calderón se despidió asegurando que éste fue el sexenio de la salud.

 

No obstante, la epidemia de sobrepeso y obesidad que padece la mayoría de la población mexicana, y las consecuentes enfermedades que merman la salud de los mexicanos, como la diabetes, hacen de su gobierno, más bien, el sexenio de la obesidad y la diabetes.

http://www.elpoderdelconsumidor.org/saludnutricional/intolerable-que-calderon-afirme-que-este-fue-el-sexenio-de-la-salud/

 

ARTICULOS PROPIOS
SinEmbargo: La amenaza de la oligarquía mexicana

http://www.sinembargo.mx/opinion/29-11-2012/10972

 

AYÚDANOS A SUMAR SEGUIDORES EN LAS REDES SOCIALES
En
http://twitter.com nuestra cuenta es: @elpoderdelc
En Facebook nuestra página es:
www.facebook.com/elpoderdelc
Cordialmente,
El Poder del Consumidor
http://elpoderdelconsumidor.org

Ayúdanos: REENVÍA este mensaje a tus contactos.
Así podremos aumentar la fuerza de los consumidores.

Si aún no eres suscriptor, únete en forma gratuita:
http://www.elpoderdelconsumidor.org/suscribete-ahora/