Las enseñanzas de los zapatistas

EZLN_by_Mikele
http://eleconomista.com.mx/antipolitica/2013/01/26/las-ensenanzas-zapatistas
26 Enero, 2013 – 14:38

El zapatismo está de moda otra vez. Al menos para quienes las personas, los procesos, los pueblos existen únicamente si salen en los medios.

A partir de la poderosa manifestación silenciosa, y estruendosa en mensajes, del pasado 21 de diciembre, y de los comunicados emitidos por la comandancia del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), y por el subcomandante Marcos, muchos en el país y en el mundo siguen las noticias que los medios publican de los zapatistas.

El zapatismo nunca se fue, como dan cuenta los constantes comunicados de las juntas de buen gobierno. Pero en términos mediáticos, al zapatismo se le desapareció en los últimos años.

Esta es el tipo de lecturas que condiciona una mirada entrenada en la lógica mediática que impera en la política liberal. Se existe como sujeto político sólo si se aparece en los medios. Esto es una tontería. El sujeto político existe cuando decide existir. Los zapatistas lo llaman caminar en silencio.

No es el caminar en silencio la única aportación del zapatismo. A lo largo de los 19 años de su aparición pública han hecho aportaciones relevantes a otras formas de hacer política.

Una muy importante, es la congruencia entre el decir y el hacer, y esto en sí mismo es más radical que cualquier discurso revolucionario. La política liberal está llena de candidatos que dicen una cosa en campaña y hacen otra en el gobierno, llámese Carlos Salinas, Felipe Calderón, Enrique Peña Nieto o Barak Obama, Lula da Silva o Mariano Rajoy. Mentirle a la población es una de las “cualidades” de todo político profesional que se respete. El EZLN, en cambio, anuncia cada uno de sus pasos en una declaración pública que puede ser verificable.

Más allá de esas formas de hacer política, se encuentra un proceso de construcción de autonomía que puede considerarse uno de los ejercicios más consolidados en la historia de las luchas por el cambio social.

En la política liberal hay desencanto con lo que llaman democracia y que se convierte en un sistema político en el que no se consulta a la población sobre los asuntos más importantes; hay desencanto e irritación con los partidos, con la clase política que miente y que encima se aprovecha de su cargo para enriquecerse a costa de la población. La gente está harta de pagar impuestos sin que el gobierno le retribuya a la comunidad.

Pues resulta que en silencio, poco a poco, no sin contradicciones, los zapatistas han ido construyendo en sus comunidades relaciones sociales y políticas en donde no hay partidos políticos, no hay clase política profesional, no hay campañas electorales despilfarradoras, no hay cobro abusivo de impuestos, no hay gobernantes que toman decisiones unipersonales que afectan a la mayoría.

No es poco para comunidades que cuando se alzaron en armas en 1994 declararon que preferían morir luchando que morir por enfermedades curables. Son las enseñanzas del zapatismo, en contraste con el estruendo de un sistema político liberal que se cae a pedazos porque la mayoría de la gente ya no cree en el.

rubenmartinmartin@gmail.com
Twitter: @rmartin1011

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: