De Bush sólo se recordarán sus gazapos

 

Qué triste debe ser para George Bush que después de haber presidido a la nación más poderosa del mundo y haber contribuido para llevarla a la debacle, la gente sólo quiera recordar sus gazapos.

Les llaman “bushadas” y son frases imbéciles que el presidente pronunció como si le urgiera que el mundo supiera que el imperio estadounidense estaba encabezado por un perfecto imbécil. Por lo menos en algo alcanzó la perfección. Qué triste.

Aquí les pongo algunas de las “bushadas” que circulan en internet y que a mí, francamente, sólo me provocan una risa amarga, porque yo ya viví en carne propia la experiencia de tener a un estúpido como presidente: Vicente Fox y la arribista de la gata con al que se casó.

Van las frases: 

SOBRE SI MISMO

– “Me han submalestimado” (Bentonville, Arkansas, 6 noviembre de 2000)

– “Quiero agradecer la presencia entre nosotros de mi amigo, el senador Bill Frist … Está casado con una chica de Texas, por si no lo sabían. Karyn también está entre nosotros. Una mujer del oeste de Texas, como yo” (Nashville, Tennessee, 27 de mayo de 2004)

– “Pasará mucho tiempo antes de algún listo sepa lo que sucedió dentro de este Despacho Oval” (Bush ante periodistas israelíes en una entrevista publicada el 12 de mayo de 2008) Leer el resto de esta entrada »

La CNDH debería hacer recomendaciones a los cárteles, dice general en Chihuahua

Asesinan a agente de inteligencia de la AFI luego de ser levantado en Tijuana

■ Los defensores de garantías desconocen cómo combatimos al crimen organizado, expresa
De los Corresponsales
El general Jorge Suárez Loera, quien está a cargo del Operativo Conjunto Chihuahua, sostuvo que los organismos de derechos humanos hacen recomendaciones al Ejército sin tomar en cuenta las condiciones en que se combate al crimen organizado. “Por qué no les mandan recomendaciones a los narcotraficantes”, ironizó.
En un encuentro con representantes de la iniciativa privada y funcionarios estatales, para analizar la escalada de violencia en el estado, el militar contradijo las cifras de la procuraduría local, de que fueron siete las personas que murieron en el enfrentamiento entre delincuentes ocurrido el sábado en Parral, e insistió en que fueron 14.
Ante los cuestionamientos sobe la violación a las garantías individuales de los ciudadanos y un grupo de policías, en los operativos del Ejército en Ciudad Juárez, Suárez Loera recalcó que los organismos de derechos humanos emiten recomendaciones a las fuerzas armadas sin tomar en cuenta las condiciones generales en que se libra el combate al narcotráfico en todo el país.
Destacó que cuando el Ejército actúa, de manera inmediata se genera una serie de señalamientos contra el proceder de las fuerzas armadas, como “si el crimen organizado respetara los derechos humanos.
“Deberían enviar recomendaciones a los cárteles”, ironizó el militar en referencia a las declaraciones del presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, José Luis Soberanes, quien censuró la actuación de la milicia en la localidad fronteriza, presuntamente por impedir la intervención de los visitadores de ese organismo.
Destacó que las fuerzas castrenses han sido muy respetuosas del marco legal, aunque reconoció que en algunas ocasiones se pueden cometer excesos, por los cuales pidió disculpas. Sobre la balacera ocurrida el sábado en la ciudad de Parral, el jefe militar aseveró: “hay 14 delincuentes menos”.
Saldos de la jornada
Paralelamente, este lunes al sur de Ciudad Juárez, a la altura del kilómetro 30 de la carretera Panamericana, fue localizada una osamenta humana.
Mientras, un integrante de la Agencia Federal de Investigación (AFI) adscrito a labores de inteligencia en Tijuana, Baja California, fue asesinado a balazos por un comando que horas antes lo había levantado. La Subprocuraduría Especializada en Delincuencia Organizada atrajo las investigaciones del crimen.
La madrugada del sábado el policía fue sometido y baleado por los sicarios en su domicilio, ubicado en la colonia Buenavista, donde se encontraron más de 70 cartuchos percutidos. Aún con vida, fue privado de la libertad y después su cuerpo fue abandonado en un lote baldío.
Sobre el pecho de la víctima los agresores dejaron una bolsa de plástico con su arma de cargo y su credencial de la AFI. Además, extraoficialmente se dio a conocer que dos informantes de la Procuraduría General de la República (PGR) fueron levantados. En tanto, la noche del domingo un hombre no identificado fue ultimado a tiros en la colonia Los Pinos, de la delegación La Presa.
Policías municipales de Salvatierra, Guanajuato, fueron agredidos con granadas de penetración cuando pretendían detener a los tripulantes de una camioneta. Según las autoridades locales no hubo lesionados, sólo dos vehículos oficiales y dos automóviles particulares dañados.
Según el director de la policía local, Ricardo Miguel Alejandri, desde una camioneta con placas de Michoacán fue arrojado un primer explosivo sobre la calle Ocampo, y el segundo fue detonado en el bulevar Juan Jesús Posadas Ocampo.
La noche del domingo, en el centro de San Francisco del Rincón, Ramón Flores Medel, señalado como uno de los principales narcomenudistas de la zona, fue ejecutado de cuatro balazos por sujetos que lo persiguieron a bordo de una motocicleta.
En tanto, en un canal de aguas negras del municipio de Uruapan, Michoacán, fueron hallados los restos de Mario Rojas Lemus, chofer del grupo musical Corazón del Amor. El cuerpo estaba maniatado y presentaba el tiro de gracia.
En un operativo en el municipio de Santa Cruz, Sonora, el Ejército decomisó un arsenal compuesto por 27 rifles de asalto, dos lanzagranadas, mil 227 cartuchos útiles de diversos calibres, 25 cargadores y 840 kilos de mariguana.
Miroslava Breach, Rubén Villalpando, Antonio Heras, Martín Diego, Ulises Gutiérrez, René Ramón y Sergio Ocampo.
http://www.jornada.unam.mx/2008/04/08/index.php?section=politica&article=010n1pol

Denuncia de allanamiento militar en Michoacán y el redactor pone a Calderón en la escena…

OJO: La redacción hace aparecer a Calderón en el lugar de los hechos… Toda una joyita de redacción noticiosa…

*****

México
El ejército de Calderón allana domicilio de un periodista
Por: INFODEMEX
http://www.argenpress.info/nota.asp?num=052235&Parte=0

El corresponsal en Morelia, Michoacán, del periódico La Crónica de Hoy, Ignacio Roque Madrid, denunció que unos 40 elementos del Ejército, al mando de Felipe Calderón (FECAL), catearon su domicilio y lo encañonaron durante varias horas.

Aunque lo anterior ocurrió el 14 de febrero, el comunicador indicó que la denuncia la hizo hasta ahora debido a que el militar que comandaba a los soldados lo amenazó. Dijo que eran aproximadamente las 21:30 horas del jueves pasado cuando por lo menos 25 soldados rodearon su casa, en la calle Alemania, colonia Valle Quieto, y otros 15 entraron a su domicilio con los rostros cubiertos, a excepción del que iba al mando.

Relató que sin mostrar ninguna identificación ni orden de cateo, los militares le dijeron que, según sus informes, en la vivienda había una persona secuestrada a la cual no encontraron. El reportero responsabilizó al Ejército de lo que pueda ocurrirle a él o a su familia, pues aseguró que lo fotografiaron como ‘señal de advertencia’.

Roque Madrid informó al gobernador Leonel Godoy de lo sucedido e interpuso una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos, que la turnó al ombudsman nacional por tratarse de un asunto federal.

En Chihuahua, mientras tanto, los periodistas regionales Dulce Ramos y Marco Antonio Mendoza, que trabajan para el rotativo Diario, denunciaron que fueron encañonados por agentes de la Policía Federal Preventiva (PFP), quienes les arrebataron una cámara de video en el municipio de Delicias. Dijeron que aproximadamente a las 11 horas del lunes ambos cubrían un operativo en el que participaban unos 20 agentes federales, que viajaban en dos camionetas Ford F150, números 10683 y 10639, quienes les marcaron el alto para pedirles una identificación.

Unas seis cuadras después de la primera detención, ya con los rostros cubiertos con pasamontañas y portando armas largas, los policías federales rodearon de nuevo el vehículo de los periodistas y uno les pidió que apagaran ‘esa chingadera’ (la cámara de video) y el motor, y que se bajaran del vehículo.

A uno de los periodistas le quitaron la cámara de video, a la que le sacaron el caset, y luego revisaron la camioneta. Minutos después les lanzaron al vehículo sus herramientas de trabajo.

Mientras eran amenazados, los reporteros solicitaron ayuda a la Policía Municipal, que nunca llegó, a pesar de estar a una cuadra del sitio de la agresión.

Hugo Zapata, agente del Ministerio Público Federal adscrito a Delicias, dijo que desconocía la presencia de agentes federales enviados a ese municipio.