Carta del Jefe Seattle al presidente de los Estados Unidos

[Carta: Texto completo]

El presidente de los Estados Unidos, Franklin Pierce, envía en 1854 una oferta al jefe Seattle, de la tribu Suwamish, para comprarle los territorios del noroeste de los Estados Unidos que hoy forman el Estado de Washington. A cambio, promete crear una “reservación” para el pueblo indígena. El jefe Seattle responde en 1855. 

***

El Gran Jefe Blanco de Washington ha ordenado hacernos saber que nos quiere comprar las tierras. El Gran Jefe Blanco nos ha enviado también palabras de amistad y de buena voluntad. Mucho apreciamos esta gentileza, porque sabemos que poca falta le hace nuestra amistad. Vamos a considerar su oferta pues sabemos que, de no hacerlo, el hombre blanco podrá venir con sus armas de fuego a tomar nuestras tierras. El Gran Jefe Blanco de Washington podrá confiar en la palabra del jefe Seattle con la misma certeza que espera el retorno de las estaciones. Como las estrellas inmutables son mis palabras. ¿Cómo se puede comprar o vender el cielo o el calor de la tierra? Esa es para nosotros una idea extraña. 

Si nadie puede poseer la frescura del viento ni el fulgor del agua, ¿cómo es posible que usted se proponga comprarlos? 

Cada pedazo de esta tierra es sagrado para mi pueblo. Cada rama brillante de un pino, cada puñado de arena de las playas, la penumbra de la densa selva, cada rayo de luz y el zumbar de los insectos son sagrados en la memoria y vida de mi pueblo. La savia que recorre el cuerpo de los árboles lleva consigo la historia del piel roja. 

Los muertos del hombre blanco olvidan su tierra de origen cuando van a caminar entre las estrellas. Nuestros muertos jamás se olvidan de esta bella tierra, pues ella es la madre del hombre piel roja. Somos parte de la tierra y ella es parte de nosotros. Las flores perfumadas son nuestras hermanas; el ciervo, el caballo, el gran águila, son nuestros hermanos. Los picos rocosos, los surcos húmedos de las campiñas, el calor del cuerpo del potro y el hombre, todos pertenecen a la misma familia. 

Por esto, cuando el Gran Jefe Blanco en Washington manda decir que desea comprar nuestra tierra, pide mucho de nosotros. El Gran Jefe Blanco dice que nos reservará un lugar donde podamos vivir satisfechos. Él será nuestro padre y nosotros seremos sus hijos. Por lo tanto, nosotros vamos a considerar su oferta de comprar nuestra tierra. Pero eso no será fácil. Esta tierra es sagrada para nosotros. Esta agua brillante que se escurre por los riachuelos y corre por los ríos no es apenas agua, sino la sangre de nuestros antepasados. Si les vendemos la tierra, ustedes deberán recordar que ella es sagrada, y deberán enseñar a sus niños que ella es sagrada y que cada reflejo sobre las aguas limpias de los lagos hablan de acontecimientos y recuerdos de la vida de mi pueblo. El murmullo de los ríos es la voz de mis antepasados. 

Los ríos son nuestros hermanos, sacian nuestra sed. Los ríos cargan nuestras canoas y alimentan a nuestros niños. Si les vendemos nuestras tierras, ustedes deben recordar y enseñar a sus hijos que los ríos son nuestros hermanos, y los suyos también. Por lo tanto, ustedes deberán dar a los ríos la bondad que le dedicarían a cualquier hermano. 

Sabemos que el hombre blanco no comprende nuestras costumbres. Para él una porción de tierra tiene el mismo significado que cualquier otra, pues es un forastero que llega en la noche y extrae de la tierra aquello que necesita. La tierra no es su hermana sino su enemiga, y cuando ya la conquistó, prosigue su camino. Deja atrás las tumbas de sus antepasados y no se preocupa. Roba de la tierra aquello que sería de sus hijos y no le importa. 

La sepultura de su padre y los derechos de sus hijos son olvidados. Trata a su madre, a la tierra, a su hermano y al cielo como cosas que puedan ser compradas, saqueadas, vendidas como carneros o adornos coloridos. Su apetito devorará la tierra, dejando atrás solamente un desierto. 

Yo no entiendo, nuestras costumbres son diferentes de las suyas. Tal vez sea porque soy un salvaje y no comprendo. 

No hay un lugar quieto en las ciudades del hombre blanco. Ningún lugar donde se pueda oír el florecer de las hojas en la primavera o el batir las alas de un insecto. Mas tal vez sea porque soy un hombre salvaje y no comprendo. El ruido parece solamente insultar los oídos. 

¿Qué resta de la vida si un hombre no puede oír el llorar solitario de un ave o el croar nocturno de las ranas alrededor de un lago?. Yo soy un hombre piel roja y no comprendo. El indio prefiere el suave murmullo del viento encrespando la superficie del lago, y el propio viento, limpio por una lluvia diurna o perfumado por los pinos. 

El aire es de mucho valor para el hombre piel roja, pues todas las cosas comparten el mismo aire -el animal, el árbol, el hombre- todos comparten el mismo soplo. Parece que el hombre blanco no siente el aire que respira. Como una persona agonizante, es insensible al mal olor. Pero si vendemos nuestra tierra al hombre blanco, él debe recordar que el aire es valioso para nosotros, que el aire comparte su espíritu con la vida que mantiene. El viento que dio a nuestros abuelos su primer respiro, también recibió su último suspiro. Si les vendemos nuestra tierra, ustedes deben mantenerla intacta y sagrada, como un lugar donde hasta el mismo hombre blanco pueda saborear el viento azucarado por las flores de los prados. 

Por lo tanto, vamos a meditar sobre la oferta de comprar nuestra tierra. Si decidimos aceptar, impondré una condición: el hombre blanco debe tratar a los animales de esta tierra como a sus hermanos. 

Soy un hombre salvaje y no comprendo ninguna otra forma de actuar. Vi un millar de búfalos pudriéndose en la planicie, abandonados por el hombre blanco que los abatió desde un tren al pasar. Yo soy un hombre salvaje y no comprendo cómo es que el caballo humeante de hierro puede ser más importante que el búfalo, que nosotros sacrificamos solamente para sobrevivir. 

¿Qué es el hombre sin los animales? Si todos los animales se fuesen, el hombre moriría de una gran soledad de espíritu, pues lo que ocurra con los animales en breve ocurrirá a los hombres. Hay una unión en todo. 

Ustedes deben enseñar a sus niños que el suelo bajo sus pies es la ceniza de sus abuelos. Para que respeten la tierra, digan a sus hijos que ella fue enriquecida con las vidas de nuestro pueblo. Enseñen a sus niños lo que enseñamos a los nuestros, que la tierra es nuestra madre. Todo lo que le ocurra a la tierra, le ocurrirá a los hijos de la tierra. Si los hombres escupen en el suelo, están escupiendo en sí mismos. 

Esto es lo que sabemos: la tierra no pertenece al hombre; es el hombre el que pertenece a la tierra. Esto es lo que sabemos: todas la cosas están relacionadas como la sangre que une una familia. Hay una unión en todo. 

Lo que ocurra con la tierra recaerá sobre los hijos de la tierra. El hombre no tejió el tejido de la vida; él es simplemente uno de sus hilos. Todo lo que hiciere al tejido, lo hará a sí mismo. 

Incluso el hombre blanco, cuyo Dios camina y habla como él, de amigo a amigo, no puede estar exento del destino común. Es posible que seamos hermanos, a pesar de todo. Veremos. De una cosa estamos seguros que el hombre blanco llegará a descubrir algún día: nuestro Dios es el mismo Dios. 

Ustedes podrán pensar que lo poseen, como desean poseer nuestra tierra; pero no es posible, Él es el Dios del hombre, y su compasión es igual para el hombre piel roja como para el hombre piel blanca. 

La tierra es preciosa, y despreciarla es despreciar a su creador. Los blancos también pasarán; tal vez más rápido que todas las otras tribus. Contaminen sus camas y una noche serán sofocados por sus propios desechos. 

Cuando nos despojen de esta tierra, ustedes brillarán intensamente iluminados por la fuerza del Dios que los trajo a estas tierras y por alguna razón especial les dio el dominio sobre la tierra y sobre el hombre piel roja. 

Este destino es un misterio para nosotros, pues no comprendemos el que los búfalos sean exterminados, los caballos bravíos sean todos domados, los rincones secretos del bosque denso sean impregnados del olor de muchos hombres y la visión de las montañas obstruida por hilos de hablar. 

¿Qué ha sucedido con el bosque espeso? Desapareció.

¿Qué ha sucedido con el águila? Desapareció.

La vida ha terminado. Ahora empieza la supervivencia.

http://www.elforro.com/historia-y-mitologia/45242-carta-del-jefe-seattle.html

Anuncios

Edicto de excomunión del Sumo Pontífice Pío VII dado a conocer al Padre de la Patria el día 29 de Julio de 1811, antes de ser pasado por las armas

     Por la autoridad de Dios Todopoderoso, el Padre, Hijo y Espíritu Santo; y de los santos cánones, y de la Inmaculada Virgen María madre y nodriza de nuestro Salvador; y de las virtudes celestiales, ángeles, arcángeles, tronos, dominios, papas, querubines y serafines y de todos los santos patriarcas y profetas; y de los apóstoles y evangelistas; y de los santos inocentes, quienes a la vista del Santo Cordero se encuentran dignos de cantar la nueva canción; y de los santos mártires y santos confesores, y de las santas vírgenes, y de los santos, juntamente con todos los santos elegidos de Dios, lo excomulgamos y anatematizamos, y lo secuestramos de los umbrales de la iglesia del Dios omnipotente, para que pueda ser atormentado por eternos y tremendos sufrimientos, juntamente con Datán y Avirán, y aquellos que dicen al Señor, ¡Apártate de nosotros! porque no deseamos uno de tus caminos y así como el fuego del camino es extinguido por el agua, que sea la luz extinguida en él para siempre jamás. Que el Hijo, quien sufrió por nosotros, lo maldiga. Que el Espíritu Santo, que nos fue dado en nuestro bautismo, lo maldiga. Que la santa cruz a la cual ascendió Cristo por nuestra Salvación, triunfante de sus enemigos, lo maldiga. Que la santa y eterna Virgen María, madre de Dios, lo maldiga. “Que todos los ángeles y arcángeles, principados y potestades, y todos los ejércitos celestiales, lo maldigan. Que San Juan el precursor, y San Pedro y San Pablo y San Andrés y todos los demás apóstoles de Cristo juntamente, lo maldigan. Y ojalá que el resto de sus discípulos y los cuatro evangelistas, quienes por sus predicaciones convirtieron al mundo universal, y ojalá que la santa compañía de mártires, y confesores, quienes por sus santas obras se han encontrado agradables al Dios Todopoderoso, lo maldigan. Ojalá que el Cristo de la Santa Virgen lo condene. Ojalá que todos los santos desde el principio del mundo y todas las edades, quienes se hallan ser los amados de Dios lo condenen; y ojalá que los cielos y la tierra y todas las cosas que hay en ellos, lo condenen. Que sea condenado donde quiera que esté, en la casa o en el campo: en los caminos o en las veredas; en las selvas o en el agua, o aún en la iglesia. Que sea maldito en el vivir y en el morir; en el comer y el beber; en el ayuno o en la sed; en el dormitar o en el dormir; en la vigilia o andando; estando de pie o sentado; acostado o andando; mingiendo o cancando y en todas las sangrías. Que sea maldito interior y exteriormente. Que sea maldito en su pelo. Que sea maldito en su cerebro. Que sea maldito en la corona de su cabeza y en sus sienes, en su frente y en sus oídos; y en sus cejas y en sus mejillas; en sus quijadas y en sus narices; en sus dientes anteriores y en sus molares; en sus labios y en su garganta; en sus hombros y en sus muñecas; en sus brazos, en sus manos y en sus dedos. Que sea condenado en su pecho, en su corazón, y en todas las vísceras de su cuerpo. Que sea condenado en sus venas, en sus músculos, en sus caderas, en sus piernas, pies y uñas de los pies. Que sea maldito en todas las junturas y articulaciones de su cuerpo. Que desde la parte superior de su cabeza hasta la planta de sus pies, no haya nada bueno en él. Que el Hijo del Dios viviente, con toda la gloria de su majestad, lo maldiga, y que el cielo con todos los poderes que hay en él se subleven contra él, lo maldigan y lo condenen.” “Amén. ¡Así sea! Amén”.

Edicto de Manuel Abad y Queipo, Obispo electo y Gobernador del obispado de Michoacán dado a conocer el 24 de septiembre de 1810

     Don Manuel Abad y Queipo, Canónigo penitenciario de esta Santa Iglesia, Obispo electo y Gobernador de este obispado de Michoacán: a todos sus habitantes paz y salud en Nuestro Señor Jesucristo: 

     Un ministro del Dios de la Paz, un sacerdote de Jesucristo, un pastor de almas (no quisiera decirlo), el cura de Dolores don Miguel Hidalgo (que había merecido hasta aquí mi confianza y mi amistad), asociado de los capitanes del regimiento de la Reina, don Ignacio Allende, don Juan de Aldama, y don José Mariano Abasolo, levantó el estandarte de la rebelión, y encendió la tea de la discordia y anarquía, y seduciendo una porción de labradores inocentes, les hizo tomar las armas; y, cayendo con ellos sobre el pueblo de Dolores el 16 del corriente al amanecer, sorprendió y arrestó los vecinos europeos, saqueó y robó sus bienes; y pasando después a las siete de la noche a la villa de San Miguel el Grande, ejecutó lo mismo apoderándose en una y otra parte de la autoridad y del gobierno.

     El viernes 21 ocupó del mismo modo a Celaya; y, según noticias, parece que se ha extendido ya a Salamanca e Irapuato.

     Lleva consigo los europeos arrestados y, entre ellos, al sacristán de Dolores, al cura de Chamacuero, y a varios religiosos carmelitas de Celaya, amenazando a los pueblos que los ha de degollar si le oponen alguna resistencia.

     E insultando a la religión y a nuestro soberano, don Fernando VII, pintó en su estandarte la imagen de nuestra augusta patrona, nuestra Señora de Guadalupe, y le puso la inscripción siguiente: 

Viva la Religión.

Viva nuestra madre santísima de Guadalupe.

Viva Fernando VII.

Viva la América y muera el mal gobierno.

     Como la religión condena la rebelión, el asesinato, la opresión de los inocentes; y la madre de Dios no puede proteger los crímenes; es evidente que el cura de Dolores, pintando en su estandarte de sedición la imagen de Nuestra Señora, y poniendo en él la referida inscripción, cometió dos sacrilegios gravísimos; insultando a la religión, y a Nuestra Señora.

    Insulta igualmente a nuestro soberano, despreciando y atacando el gobierno que le representa, oprimiendo sus vasallos, perturbando el orden público; y violando el juramento de fidelidad al soberano y al gobierno, resultando perjuro igualmente que los referidos capitanes.

     Sin embargo, confundiendo la religión con el crimen, y la obediencia con la rebelión, ha logrado seducir el candor de los pueblos, y ha dado bastante cuerpo a la anarquía que quiere establecer.

     En este concepto, y usando de la autoridad que ejerzo como obispo electo y gobernador de esta mitra, declaro que el referido don Miguel Hidalgo, cura de Dolores, y sus secuaces los tres citados capitanes, son perturbadores del orden público, seductores del pueblo, sacrílegos, perjuros, y que han incurrido en la excomunión mayor del Canon: Siquis suadente Diabolo, por haber atentado a la persona y libertad del sacristán de Dolores, del cura de Chamacuero y de varios religiosos del convento del Carmen de Celaya, aprisionándolos y manteniéndolos arrestados.

     Los declaro excomulgados vitandos, prohibiendo como prohibo, el que ninguno les dé socorro, auxilio y favor, bajo la pena de excomunión mayor, ipso facto incurrenda, sirviendo de monición este edicto, en que desde ahora para entonces declaro incursos a los contraventores.

     Asimismo exhorto y requiero a la porción del pueblo que trae seducido, con título de soldados y compañeros de armas, que se restituyan a sus hogares y lo desamparen dentro del tercero día siguiente inmediato al que tuvieren noticia de este edicto, bajo la misma pena de excomunión mayor, en que desde ahora para entonces los declaro incursos, y a todos los que voluntariamente se alistaren en sus banderas, o que de cualquier modo le dieren favor y auxilio.

      Declaro que el dicho cura Hidalgo y sus secuaces son unos seductores del pueblo y calumniadores de los europeos.

     Sí, mis amados fieles, es una calumnia notoria.

      Sí mis caros y amados fieles: tales son los efectos inevitables y necesarios de la anarquía.
     Nuestro Señor Jesucristo, que nos redimió con su sangre, se apiade de nosotros, y nos proteja en tanta tribulación, como humilde se lo suplico.

     “Por autoridad del Dios Omnipotente, El Padre, El Hijo y El Espíritu Santo y de los santos cánones, y de las virtudes celestiales, ángeles, arcángeles, tronos, dominaciones, papas, querubines y serafines: de todos los santos inocentes, quienes a la vista del santo cordero se encuentran dignos de cantar la nueva canción, y de los santos mártires y santos confesores, y de las santas vírgenes, y de los santos, juntamente con todos los santos y electos de Dios: 

     Sea condenado Miguel Hidalgo y Costilla, excura del pueblo de Dolores.
     Lo excomulgamos y anatemizamos, y de los umbrales de la iglesia del todo poderoso Dios, lo secuestramos para que pueda ser atormentado eternamente por indecibles sufrimientos, justamente con Dathán y Habirán y todos aquellos que le dicen al señor Dios: ¡Vete de nosotros, porque no queremos ninguno de tus caminos! Y así como el fuego es extinguido por el agua, que se aparte de él la luz por siempre jamás. Que el Hijo, quien sufrió por nosotros, lo maldiga. Que el Espíritu Santo, que nos fue dado a nosotros en el bautismo, lo maldiga. Que la Santa Cruz a la cual Cristo, por nuestra salvación, ascendió victorioso sobre sus enemigos, lo maldiga. Que la santa y eterna madre de Dios, lo maldiga. Que San Miguel, el abogado de los santos, lo maldiga. Que todos los ángeles, los principados y arcángeles, los principados y las potestades y todos los ejércitos celestiales, lo maldigam. Que sea San Juan el precursor, San Pablo y San Juan Evangelista, y San Andrés y todos los demás apóstoles de Cristo juntos, lo maldigan.
     Y que el resto de sus discípulos y los cuatro evangelistas, quienes por su predicación convirtieron al mundo universal, y la santa y admirable compañía de mártires y confesores, quienes por su santa obra se encuentran aceptables al Dios omnipotente, lo maldigan. Que el Cristo de la santa Virgen lo condene. Que todos los santos, desde el principio del mundo y todas las edades, que se encuentran ser amados de Dios, lo condenen. Y que el cielo y la tierra y todo lo que hay en ellos, lo condenen. 

     Sea condenado Miguel Hidalgo y Costilla, en dondequiera que esté, en la casa o en el campo, en el camino o en las veredas, en los bosques o en el agua, y aún en la iglesia.     

      Que sea maldito en la vida o en la muerte, en el comer o en el beber; en el ayuno o en la sed, en el dormir, en la vigilia y andando, estando de pie o sentado; estando acostado o andando, orinando o excretando, y en toda sangría. Que sea maldito en su pelo, que sea maldito en su cerebro, que sea maldito en la corona de su cabeza y en sus sienes; en su frente y en sus oídos, en sus cejas y en sus mejillas, en sus quijadas y en sus narices, en sus dientes anteriores y en sus molares, en sus labios y en su garganta, en sus hombros y en sus muñecas, en sus brazos, en sus manos y en sus dedos. 

     Que sea condenado en su boca, en su pecho y en su corazón y en todas las vísceras de su cuerpo. Que sea condenado en sus venas y en sus muslos, en sus caderas, en sus rodillas, en sus piernas, pies y en las uñas de sus pies. Que sea maldito en todas las junturas y articulaciones de su cuerpo, desde arriba de su cabeza hasta la planta de su pie; que no haya nada bueno en él. Que el hijo del Dios viviente, con toda la gloria de su majestad, lo maldiga. Y que el cielo, con todos los poderes que en él se mueven, se levanten contra él. 

     Que lo maldigan y condenen. ¡Amén! Así sea. ¡Amén!

     El proceso degradatorio se llevó a cabo el 29 de julio de 1811 en una de las salas del Hospital Real de Chihuahua, y consistió en rasparle la piel de la cabeza, que había sido consagrada, como cristiano y sacerdote, con el santo crisma. 

     También le arrancaron la yema de los pulgares e índices de las manos que habían sido consagradas el día de la ordenación. 

     Después lo entregaron al gobierno español para que lo fusilaran, sin ninguna de las prerrogativas y beneficios eclesiásticos, en que antes se amparaba cualquier reo.

     Obispo Manuel Abad y Queipo, fue nombrado obispo por la regencia, y nunca fue presentado por el Papa; además, por ser hijo natural no podía ser sacerdote ni obispo, según las leyes eclesiásticas de aquella época. Sin embargo, bien aceptaron la excomunión dictada por él. Manuel Abad y Queipo era obispo de Michoacán, y permaneció en su cargo hasta 1815, en que salió para España.

Chile: Los Mapuches no son cubanos

Prensa Indígena, Enviado por ewituri el Mar, 08/03/2010 – 22:00.

(Por Atilio A. Borón, Rebelión/Página12)

Recibido de Arysteides, Turpana, 2 de agosto.- Quienes criticamos el sesgo ideológico conservador de la autodenominada “prensa libre”, o “independiente”, debemos luchar contra la convicción profundamente arraigada en la población de que los medios informan y se limitan a “dar” la noticia, haciendo a un lado cualquier afán político.

La visión que cultivan los poderes mediáticos es que ellos se limitan a “reflejar” la realidad, y que cuando elaboran alguna interpretación de la misma –que inevitablemente es política en la medida en que atañe a una problemática pública- tal cosa queda circunscrita a lo escrito, o dicho, en las columnas editoriales o de opinión, claramente diferenciada de la parte propiamente informativa que supuestamente es “apolítica” y objetiva.

En realidad, salvo contadas excepciones, lo que ocurre es exactamente lo contrario: se informa o se desinforma en función de la perspectiva política por la que cada medio ha tomado partido, y ella tiene sólo dos posibles registros: o se está por la conservación o se propone la superación del orden social existente. En asuntos como éste la “imparcialidad” es imposible.

Un ejemplo luminoso de lo que decimos lo proporciona el escandaloso silencio de la “prensa seria” de las Américas ante la huelga de hambre que, desde hace más de 15 días, mantienen 31 Mapuches en diversas cárceles de Chile. Allí se encuentran detenidos como consecuencia de la aplicación de la Ley Antiterrorista aprobada por Pinochet.

Producto de esa monstruosa legislación, todavía en vigor luego de 20 años de vida supuestamente democrática, 57 Mapuches han dado con sus huesos en las cárceles de la ejemplar democracia chilena, y alrededor de un centenar ha sido procesado por la justicia de ese país por luchar para recuperar la tierra de sus ancestros.

No sólo eso: el “Estado de derecho” en Chile, tan alabado por analistas y opinólogos al servicio del imperio, hace posible una aberración jurídica que sin embargo no provoca ningún comentario: que los detenidos puedan ser juzgados por la Justicia Civil y también por la Militar, por lo que corren el riesgo de ser condenados en dos diferentes fueros por los mismos delitos que supuestamente habrían cometido.

Dos de los detenidos que recientemente se unieron a la huelga de hambre, Carlos Muñoz Huenumán y Eduardo Painemil Peña, hicieron saber mediante el sitio web País Mapuche (http://paismapuche.org/?p=554) que, “con esta medida extrema y justa, extendemos la resistencia llevada a cabo por los presos políticos Mapuches en los distintos penales chilenos, que busca denunciar las injusticias cometidas en contra de nuestro pueblo.

Las que se ven reflejadas en violentos allanamientos, donde sus víctimas son principalmente ancianos y niños; la utilización indiscriminada y arreglada de testigos protegidos incluyendo menores de edad; el excesivo tiempo de las investigaciones encabezadas por el Ministerio Público que sólo perpetúan la prisión preventiva y en definitiva, rechazar los montajes político-judiciales, sustentados por la aplicación de la Ley antiterrorista.

Que buscan encarcelar a luchadores sociales Mapuche que hacen frente a la guerra de exterminio que nos declaró el Estado chileno.” Lo que reclaman los Mapuches, y que es el fundamento último de todas sus movilizaciones, es la devolución de sus tierras ancestrales expropiadas violentamente por los abanderados de la “civilización”.

Sus homólogos del otro lado de la Cordillera, en la Argentina, decían que los pueblos originarios de la Patagonia eran salvajes porque desconocían las sacrosantas virtudes de la propiedad privada, y con ese pretexto practicaron su genocidio, dulcificado en la historiografía oficial con el nombre de “Conquista del Desierto”. En Chile esta misma política de exterminio recibió un nombre no menos cínico: la “Pacificación de la Araucanía.”

En la Argentina esta tragedia fue documentada y denunciada en la extensa obra del historiador Osvaldo Bayer, y hoy existe una conciencia cada vez más nítida de los alcances e implicaciones de este infame y sangriento despojo.

Para recuperar eso que les fue arrebatado luchan hoy los Mapuches chilenos; y también para poner fin a la aplicación de la Ley Antiterrorista a las luchas “del Pueblo Nación Mapuche”, como se consigna en uno de sus documentos; acabar con la militarización de sus comunidades, el doble procesamiento a manos de la Justicia Civil y Militar, la libertad de todos los prisioneros políticos Mapuche, amén de otras demandas más puntuales.

Como puede observarse la agenda de sus reivindicaciones es frondosa y de carácter estructural, y conspira contra el aceitado rodaje de la acumulación y explotación capitalistas en boga en el Chile actual. Por eso la huelga de los Mapuches no es noticia y debe ser silenciada; ocurre, pero no llega al espacio público y poquísimas personas pueden enterarse de lo acontecido.

El principal diario chileno, el archi-golpista y contumaz pinochetista El Mercurio -inmortalizado en la denuncia de los estudiantes en 1967 que se sintetizaba en la frase “Chileno: El Mercurio miente”- miente otra vez y nada dice al respecto.

Al buscar en su archivo “huelga de hambre” los resultados que arroja se refieren, previsiblemente, a los “disidentes cubanos”, o a un ayuno de algunos dirigentes de clubes de fútbol bolivianos, o a un par de episodios similares en su intrascendencia.

Si uno persiste en la búsqueda surge una avalancha de informaciones sobre la huelga de hambre de Zapata y Fariña en Cuba, acompañada de estremecedoras fotografías cuyo impacto no puede ser otro que el de suscitar la incondicional solidaridad del lector o televidente con la víctima.

Si se continúa la búsqueda bajo el nombre de “Mapuches” lo que aparece es una referencia a una ocupación de tierras realizada el jueves pasado; la presencia de un sol Mapuche en el nuevo billete de $ 20.000 emitido por el Banco Central de Chile y la detención de un miembro de esa etnia que habría participado en un ataque incendiario en La Araucanía.

Los huelguistas y los prisioneros políticos no son noticias, no son reportados; son “desaparecidos mediáticos”, y la opinión pública nada sabe de ellos. Un espeso manto de silencio (cómplice) es arrojado por el más importante diario de Chile, y por las agencias noticiosas que deberían haber comunicado la novedad. Fue Gracias a TeleSur que nos enteramos de esta situación, algo que los “medios de confusión de masas” se encargaron de silenciar.

Una búsqueda en La Nación de Buenos Aires sólo sirve para ratificar la misma evidencia y su “desinteresada” solidaridad con Fariña y los disidentes cubanos, sobresaliendo en su empeño el inefable Marito Vargas Llosa quien dando nuevas muestras de su ignominiosa capitulación ideológica exalta a aquéllos como verdaderos “héroes de nuestro tiempo.” Claro, de la huelga de hambre de los 31 Mapuches no dice ni una palabra.

Esos no son héroes sino indios cimarrones, que merecen pudrirse en la cárcel y enfrentar un doble juicio civil y militar ¡Imagínense lo que Marito diría si algo semejante ocurriera en Cuba, Venezuela, Bolivia o Ecuador!

Se rasgaría las vestiduras, pondría el grito en el cielo, deploraría este ataque al “Estado de derecho”, llamaría a la prensa internacional y a todos los intelectuales financiados por el imperio a informar sobre el asunto, y a los líderes del “mundo libre” a sancionar a los países cuyos infames gobernantes cometen tamaño atropello.

Pero para ganar la primera plana de los grandes oligopolios mediáticos que controlan de manera casi absoluta la información a nivel mundial no basta con una huelga de hambre. Hay que hacerla en el sitio apropiado: Cuba, en primer lugar, o en Venezuela, Bolivia o Ecuador. En otro lugar no es noticia. “Libertad de prensa”, que le dicen.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

http://www.prensaindigena.org.mx/?q=content/chile-los-mapuches-no-son-cubanos

De Copala a Gaza: el estado de excepción

Babel

Javier Hernández Alpízar

Acababa de comentar, por separado, con un amigo y con una amiga que estudiaron derecho, pero no ejercen como abogados sino en el periodismo y la docencia, sobre lo singular que puede ser el fascismo en algunos lugares, como México, y sobre la película “Lo Stato de Eccezione”: El estado de excepción, un documental italiano, del 2007, dirigido por Germano Maccioni.

El video es sobre el juicio por las matanzas nazis en Monte Sole, Italia, un juicio con 62 años de retraso que no da lugar a la justicia, pues el único criminal de guerra nazi condenado, Walter Reder, fue liberado por los “buenos oficios” de Austria, su país natal.

En una parte del documental entrevistan al abogado defensor del principal acusado, quien expresa que en tanto ciudadano es antifascista, pero como abogado tiene la convicción de que todos, incluso el peor criminal, tienen derecho a una buena defensa legal.

También explica que los romanos hacían todo lo contrario, pues a quien negaba en bloque al estado romano y su derecho, lo excluían de la ciudadanía y la humanidad. Cualquiera podía asesinarlo y no sería juzgado, porque había matado a alguien que se había puesto fuera de la protección de la ley. Esta noción, bárbara, es humana, demasiado humana, diría un admirador de los antiguos: Nietzsche.

Los nazis la revivieron con sus matanzas. En Italia mataron gente en masa, en estas regiones campesinas, porque los consideraban infrahumanos o subhumanos. Este tipo de racismo que instaura un “estado de excepción” ha sido el leit motiv del colonialismo y de la invasión de unos pueblo por otros.

Acabamos de asistir a dos ejemplos recientes, crudos y no por ello menos condenables, ambos de corte fascistoide, ambos criminales.

En San Juan Copala, Oaxaca, un grupo paramilitar priista, la UBISORT, tiene cercada, bajo estado de sitio, a una comunidad triqui. En tanto los medios se ocupan del secuestro de un hombre del poder, de la muerte no esclarecida de una niña o de la detención de un pillo que era candidato de “izquierda”, la indiferencia ante el sitio paramilitar a Copala es en sí una muestra de ese racismo y de la normalización del “estado de excepción”.

El racismo con el que Ginés de Sepúlveda argumentaba frente a Las Casas que los indios no podían autogobernarse y por ello era lícito que los avasallaran los españoles, es el mismo racismo que impidió a Fernández de Cevallos (hoy secuestrado), Jesús Ortega (hoy defensor de una candidato rufián detenido) y Manuel Bartlett (héroe ahora de ciertas “izquierdas”) y a la clase política aceptar la autonomía en el Congreso de la Unión en 2001. El indio sigue siendo objeto de beneficencia, pero no sujeto de derecho.

Eso es lo que con las armas defiende la UBISORT (y los demás paramilitares en México), la subordinación de los indios al PRI, al PAN, al PRD, a los nuevos encomenderos.

Por ello, el escándalo en sordina de que los crímenes por el estado de sitio a Copala y el asesinato de Bety Cariño, mixteca; del finlandés Jyri Jaakkola y los triquis Timoteo Alejandro y Cleriberta Castro no son castigados, como si no hubieran matado a seres humanos, sujetos de derechos: La impunidad del “estado de excepción” es lo que el gobierno federal y el oaxaqueño han brindado a sus paramilitares.

Y no es asunto exclusivo de “pueblos bárbaros”, pues un crimen de lesa humanidad tan grave como la emboscada a la caravana humanitaria a Copala acaba de ser perpetrado por los soldados israelíes que atacaron al barco que se dirigía en misión humanitaria a auxiliar al pueblo de Gaza, cercado por el militarismo israelí. El saldo: 19 muertos y 60 heridos.

El fascismo o protofascismo que implicó el “estado de excepción” desde los romanos y aun antes: Matar a los otros como si no fueran humanos, como subhumanos, y decretar que si están sitiados, quienes los auxilien pueden ser asesinados también es la misma lógica criminal la que llevó a la UBISORT priista a atacar a la caravana que llevaba auxilio humanitario a Copala e incluso a la ambulancia que llevaba a atender a una herida; es la misma lógica criminal con la cual es amenazada la nueva caravana “Bety Cariño y Jyri Jaakkola”, cuando el secretario de Ulises Ruiz Ortiz aconseja no ir a la región porque “no hay condiciones” (dejando implícito que los paramilitares tienen carta libre para matar); y la misma lógica homicida que lleva al estado de Israel a atacar al “Mavi Marmara” cuando transportaba diez mil toneladas de ayuda humanitaria para los palestinos.

Ha aparecido un pronunciamiento del Tribunal Russell sobre la impunidad internacional de Israel. Hace meses Adolfo Gilly proponía un tribunal Russell para la masacre de Acteal. Cada vez es más claro que se necesita una justicia de los pueblos, porque la de los estados deja en la impunidad las masacres, como las de los nazis en Monte Sole, Italia; la de los paramilitares de Zedillo en Acteal; los crímenes de la UBISORT y los del ejército de Israel. 

La única verdadera justicia deberá nacer del pueblo, desde muy abajo, porque los estados encargados de vigilar el derecho son ahora promotores destacados de la violación del derecho, de la injusticia y de la impunidad.

Grecia, entre el miedo y la esperanza

Grecia, entre el miedo y la esperanza 

El 4 de octubre del 2009, después de cinco años de un gobierno casi catastrófico por parte del partido de la derecha, Nueva Democracia, los “socialistas” del PASOK regresaron al poder. Había sido una campaña electoral tensa, centrada en el estado preocupante de la economía griega, y los posibles caminos para enfrentar sus problemas. Giorgos Papandreou, el líder del PASOK, se oponía con fuerza a las medidas de austeridad que proponía la derecha. “Hay dinero”, insistía. Se comprometió a unas políticas económicas keynesianas, con una redistribución de la riqueza mediante un sistema de impuestos más progresivo y protegiendo el poder adquisitivo de las clases bajas y medias. “No vamos a aumentar el IVA… nos comprometemos a unos aumentos de los salarios públicos al menos iguales a la inflación”, estaba declarando con certeza. Casi el 44% de los votantes confió en sus palabras, dando al PASOK un triunfo electoral casi histórico.

En los meses siguientes, el cambio político se sentía como aire fresco, y la popularidad del nuevo primer ministro estaba por el cielo. Pero, ya en enero, la presión por parte de los mercados financieros y la UE para que el gobierno griego adoptara medidas restrictivas, había alcanzado unos niveles insoportables. Papandreou se enfrentó a un dilema crucial. Por un lado, seguir con sus compromisos electorales significaría una confrontación con mecanismos ultra-poderosos. Por otro lado, abandonarlos significaría traicionar la voluntad democrática popular. El primer ministro no tardó en elegir el segundo, y el 2 de febrero anunció que los salarios en el sector público se congelarían. Desde entonces, los anuncios de medidas “urgentes y especiales” han seguido como avalancha. El 3 de marzo, la congelación de los salarios públicos se convirtió en una reducción de 10% en promedio, y se añadieron aumentos importantes del IVA y de los impuestos indirectos (en la gasolina, el tabaco, las bebidas alcohólicas etc.). El 23 de abril se anunció que Grecia no podía más pedir prestamos a los mercados financieros, y iba a recurrir al mecanismo de “rescate”, ya preparado por la UE y el FMI.

Finalmente, el 2 de Mayo el pueblo griego se enteró de los detalles horrorosos del plan de ajuste que acompaña el “rescate”. Las reducciones en los salarios públicos más que se duplican y se extienden al conjunto de las pensiones. Se duplican también los aumentos en el IVA y los impuestos indirectos. Las medidas se extienden al sector laboral privado, entre ellos se ha aumentado el número de los despidos permitidos, del 2 al 4%, la desregulación de las leyes laborales, y la reducción del salario mínimo para la gente joven y desempleada, a los 595 euros. Además, se reforma el sistema de pensiones, aumentando los limites promedios de edad para jubilarse, y reduciendo las pensiones en sí mismas. El gobierno habla de un plan de ajuste de larga duración (al menos hasta el 2014), con medidas adicionales “no especificadas” en los años que vienen, pero todos saben que entre ellas se incluye la privatización de las ultimas empresas bajo control público.

No es una exageración decir que viviendo en Grecia los últimos meses se sienten los efectos de la “Doctrina de Choque”. Cada ola de medidas se anuncian como un golpe a los ciudadanos. Las metáforas medicas en el discurso oficial se abundan. Se habla de un país “enfermo” y de “medicamentos necesarios” que provocarán mucho “dolor y sufrimiento”. Hay que aceptar que la enfermedad se sitúa dentro nosotros, es decir la supuesta tendencia del pueblo griego entero al despilfarro y la corrupción. Un ex-ministro argumentó que el país “necesita nada menos que un electro-choque” . Así que las medidas no se discuten, sino se anuncian como decretos, y se votan como ultra-urgentes en el Parlamento antes de que la sociedad pueda responder. En este contexto, no es una casualidad que en último periodo el psique de la sociedad griega haya mostrado signos de desorientación, ansiedad, miedo profundo y renuncia.

Pero para entender el “problema griego” hay que añadir otro elemento: la rabia social. En la primera huelga general, el 24 de febrero, cuando la gran mayoría de la gente todavía soportaba el gobierno bajo un “consenso de miedo”, unos 25.000 manifestantes tomaron las calles de Atenas – muchos mas de lo que se esperaba, gritando que “no vamos a pagar su crisis”. Progresivamente, las centrales de trabajadores, controlados por sindicalistas del PASOK, se vieron obligados, por la presión de sus bases, a realizar convocatorias cada vez mas frecuentes y rápidas. El 5 de marzo, día en el que se votaba en el Parlamento la segunda ola de medidas, más de 10.000 de manifestantes trataron de romper las líneas de la policía e impedir la votación. El 11 de marzo, a pesar de que las medidas habían sido votadas, más de 50.000 manifestantes expresaron su rabia en las calles de Atenas, y decenas de miles más en otras ciudades del país, en la segunda huelga general del año. Además, se iban multiplicando las manifestaciones de la izquierda, y las huelgas de los sindicatos sectoriales y de base.

Así que la sociedad griega estaba ya bastante movilizada para enfrentar incluso un enemigo tan mítico como el FMI. Días antes del anuncio de los detalles del plan de ajuste, los sindicatos ya habían fijado la próxima huelga general, para el 5 de mayo. La central de los trabajadores en el sector público expandió la huelga por el día anterior y los trabajadores en los municipios declararon una huelga de duración indefinida, empezando el 3 de mayo. El gobierno empezó a mostrar signos de confusión en su discurso, tratando al mismo tiempo de demonizar por un lado rabia social y por otro lado de incluirla. En este contexto, la manifestación del primero de mayo ha sido la más grande y dinámica desde hace muchísimos años.

La preocupación, expresada por los medios de comunicación, que una revuelta social era inminente se materializó el miércoles, 5 de mayo. El centro de Atenas se hundió por un enorme multitud de manifestantes. Se habla de 200.000 participantes, pero nadie podía calcular con certeza. Un río humano se extendió por unos tres kilómetros antes de empezar a marchar. Y cuando lo hizo, el centro del ciudad se explotó por la rabia y la solidaridad social. Empleados públicos y trabajadores del sector privado, jóvenes y jubilados, activistas y gente que salía por primera vez a las calles, el pueblo gritando “Desobediencia, huelga general indefinida!”.

Marchando hacia la Plaza de la Constitución, donde se ubica el Parlamento, la fuerte presencia de los antidisturbios por las calles, en vez de aterrorizar, enfurecía a la gente. Muchos les gritaron insultos, otros les escupían, algunos les llamaron a unirse con el pueblo. En ocasiones, grupos mixtos de cada edad y convicción política les atacaron con botellas de agua y piedras. El gas lacrimógeno con el que ellos respondían, servía sólo para calentar a la multitud y prepararla sobre lo que todos sabían que les esperaba en la Plaza. Es decir, un escenario de guerra.

Empezando con un intento pacífico de miles de gente desorganizada de entrar al Parlamento gritando “Ladrones!”, oleadas de manifestantes intentaron durante al menos tres horas tomarlo por asalto. Cada uno contribuyó en lo que podía. Los bloques organizados ofrecieron un sentido de disciplina y refugio, los jóvenes su pasión y la habilidad de tirar bombardeos de piedras a la policía sin cansarse, los anarquistas más “expertos” su experiencia en cómo y cuándo usar sus cócteles molotov. Las fuerzas policiales a veces tuvieron que retroceder hasta las entradas del Parlamento, frente a los ataques de los manifestantes. Mantenían el edificio sólo usando enormes cantidades de bombas lacrimógenas, tirándolas directamente a la gente. Algunas de esas bombas se explotaban en medio de llamas, hiriendo a decenas de manifestantes. Pero el pueblo no se iba.

Fue la noticia de los tres trabajadores bancarios muertos que finalmente salvó el estado de las cosas. Un ataque con cócteles molotov en un banco, había provocado un incendio en el edificio. Dos mujeres, una de ellas embarazada, y un hombre, todos treintañeros, no pudieron escapar, y murieron de asfixia. La noticia circuló entre los manifestantes como un velo de dolor, y poco a poco la situación en las calles se calmó. El gobierno y los partidos de derecha tomaron la oportunidad para lanzar un contraataque mediático, pidiendo la restauración del orden. La policía invadió el barrio de Exarjia, entrando violentamente en cafés, centros sociales y okupas, golpeando y deteniendo a decenas de personas de forma indiscreta.

Pero esos esfuerzos no lograron sucumbir al pueblo. Los partidos parlamentarios de izquierda negaron con firmeza a sumarse al discurso dominante de “orden y tranquilidad” , alineándose claramente con la revuelta en las calles. Los colegas de los muertos y el sindicato de los trabajadores bancarios denunciaron al propietario del banco como “responsable moral” de las muertes. Los trabajadores habían sido amenazados que si participaban en la huelga, iban a perder su puesto de trabajo. En el momento del ataque estaban cerrados con llave dentro del banco. No había sistema de protección contra incendios, ni salida de emergencia. Además, en un acto sin precedente, varios grupos anarquistas denunciaron con rabia el incendio del banco, hablando de un acto criminal e incluso provocador.

¿Y ahora qué? El plan de ajuste ha sido votado el 6 de mayo, en un Parlamento rodeado por miles de manifestantes que gritaban “Que se queme el burdel!”. Los diputados lograron volver a sus casas, sólo después de una operación masiva y brutal de la policía para dispersar a la gente. Tres diputados del gobierno no votaron en favor del plan de ajuste, y se han sido expulsados del grupo parlamentario de PASOK. Pero no se trata de un plan de ajuste, ni sólo de Grecia en sí misma. En este pequeño país, se experimentan las posibles salidas de la crisis capitalista actual europea e incluso global, y el pueblo griego ya ha provocado una ruptura importante al escenario del “turbo-neoliberalism o”. No dejará de atacarlo, pero no puede derribarlo solo. Ojalá que el fuego de la rabia y la fuerza de la solidaridad se contagie a toda Europa.

Ilias Ziogas
enviado por europazapatista

Estado de cosas

Gustavo Esteva, La Jornada

Lo ocurrido en Oaxaca es insoportable. Para reaccionar, empero, necesitamos tener clara conciencia del contexto. No es un hecho excepcional o anómalo, sino una condición que se extiende cada vez más. Refleja una nueva normalidad: la del estado de excepción no declarado en que vivimos.

El territorio triqui ha estado en disputa desde hace muchos años. Como se cuenta lúcidamente en el libro de Francisco López Bárcenas que se presentó el jueves pasado en la UAM-Xochimilco, nunca ha cesado la resistencia popular a la dominación que ha tratado por décadas de enterrar los sueños triquis. Esa resistencia, que ha ido tomando la forma de una lucha de liberación, condujo a la creación del municipio autónomo de San Juan Copala.

Desde que nació, el empeño autonómico fue continuamente asediado y recibió permanentemente atención y cierta solidaridad. Ese sentido tenía la presencia del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, de San Salvador Atenco, que intentó celebrar en Copala la clausura de la campaña por la libertad de sus presos, el pasado 28 de noviembre.

No consiguió hacerlo. La Unión de Bienestar Social para la Región Triqui (Ubisort), que lo impidió entonces, que asaltó el palacio municipal el 10 de diciembre y tuvo que desalojarlo tres meses después, que sitió el municipio, mató a un niño y una anciana y acosó sin cesar a los autonomistas, es la misma organización cuyos grupos paramilitares asesinaron ahora a dos integrantes de la caravana de solidaridad que trataba de romper el cerco.

El marco de referencia para entender este proceso es claro. A principios de 1994 salió de la zona triqui la primera carta en que un grupo indígena decía a los zapatistas que no estaban solos. El zapatismo se extendía. Unos meses después, para domesticar las luchas triquis, nació esta organización paramilitar, calificada por algunos como terrorista, cuyos vínculos con el gobierno del estado son ampliamente conocidos.

Al anunciarse la caravana de solidaridad, hace ocho días, el dirigente de la Ubisort declaró que “bajo ninguna circunstancia” la dejarían pasar. Dio así contexto a las palabras de Ulises Ruiz y su secretario de Gobierno, que días después, culpando a las víctimas, atribuyeron los hechos a la imprudencia de los caravaneros desarmados, que habrían provocado el “enfrentamiento” con los paramilitares al tomar la decisión “unilateral” de ofrecer solidaridad a los autonomistas. Estas declaraciones serían sorprendentes, motivo de escándalo, denuncia y juicio político, si el país viviera aún en un estado de derecho, si en una proporción creciente del territorio y la población las funciones del estado no se hubieran transferido ya a militares, policías, paramilitares y otros grupos, como ocurre en Copala y las autoridades reconocen con inaudito cinismo.

En un libro notable sobre La ley Televisa y la lucha por el poder en México, que se acaba de presentar en Oaxaca y Puebla, sus editores señalan que “si el Estado-nación no invierte políticamente en el reconocimiento y ejercicio real de las garantías… fundamentales de la población, el gobierno tendrá que destinar mayor gasto público para financiar la represión social, pues será la única forma de detener la energía colectiva contenida”. Escrita apenas hace seis meses, la frase resulta obsoleta: no es una posibilidad sino un dato. El gobierno modificó ya su presupuesto, aumentando las partidas destinadas a la represión. En eso estamos.

No fue exageración de John Berger decir que si se viera obligado a usar una sola palabra para describir la situación actual en el mundo usaría la palabra “prisión”. Pero esta prisión no es sólo la que dejaron hace un par de días las dos indígenas ñañús acusadas sin base por el gobierno federal, una prisión en que aumenta cotidianamente el número de muertos: 10 en la última semana. Es también una prisión cuyos barrotes no siempre son evidentes o que parecen inocuos: retenes militares que no retienen, por ejemplo, y se contentan con intimidarnos gentilmente. Es una prisión que encarcela ideas y comportamientos y alimenta la ilusión de que aún se goza de libertad y las leyes siguen vigentes.

La insurrección en curso desgarra paso a paso esos barrotes y continúa sus preparativos. Su desafío principal, en estos tiempos difíciles, es lidiar con provocaciones como la que se montó en La Sabana, a las puertas de San Juan Copala. En vez de convertirse en el estallido de indignación que aparentemente se quiere inducir, para precipitar la guerra civil y aplastar la resistencia, el dolor y la rabia que causan muertes tan lamentables como las de Bety Cariño y Tyri Antero Jaakkola deben nutrir el coraje organizado y paciente que profundiza y consolida nuestra capacidad de respuesta.

gustavoesteva@gmail.com

http://www.jornada.unam.mx/2010/05/03/index.php?section=opinion&article=024a1pol

Rescate del archivo de los Flores Magón

Rosario Manzanos, Proceso

MÉXICO, D.F., 8 de marzo (Proceso).- Alrededor de 2 mil piezas documentales (de un total de 10 mil) que integran el archivo de los próceres han sido ya inventariadas por el bisnieto de Ricardo, Diego Flores Magón Bustamante. Correspondencia, periódicos, fotos, recortes, tarjetas, negativos fotográficos, colecciones de timbres… serán alojados en el edificio remodelado de Colombia 42
 –donde se imprimía El Hijo del Ahuizote–, que entregará el Fideicomiso del Centro Histórico. Se calibrará entonces la enorme lucha de estos dos revolucionarios, insuficientemente reconocida por la historia de México. De ella habla Diego en entrevista, así como del contenido del archivo y de los avatares de su rescate.

Más de dos meses recorrió en tren el cuerpo de Ricardo Flores Magón para llegar a México desde Kansas, donde murió en una cárcel en 1922. La demora se debió a que en las ciudades mexicanas por donde pasaba el féretro, con el auspicio del Sindicato de Trabajadores Ferrocarrileros, miles de personas se arremolinaban para rendir homenaje a uno de los adalides de la Revolución.

Mientras tanto, su hermano Enrique, sobreviviente de la cárcel en Estados Unidos, regresó al país en 1923 con la esperanza de que la lucha social que él y Ricardo llevaron hasta las últimas consecuencias hubiese fructificado en algo. Con su esposa y sus seis hijos se encontraron con un México brutal que, por un lado, se valía de su nombre como estandarte postrevolucionario pero que, en lo cotidiano, lo sentía como una piedra en el zapato.

Ricardo (1874-1922) y Enrique (1877-1954), nacidos en Oaxaca, fueron, junto con su hermano Jesús (1871-1930), políticos y periodistas opositores a la dictadura de Porfirio Díaz. Entraron y salieron de la cárcel en México en diversas ocasiones. Se expatriaron en Estados Unidos, donde crearon el Partido Liberal Mexicano. Alentaron además las huelgas de Cananea, Sonora, y Río Blanco, Veracruz.

El gobierno estadunidense condenó a Ricardo en 1918 a 21 años de prisión en McNeil Island bajo los cargos de distribuir correspondencia indecente, es decir, difundir propaganda política. De ahí fue llevado a Kansas, donde, según la versión del gobierno, “murió de un paro cardiaco”. Sin embargo, según su compañero de lucha y de prisión Librado Rivera, fue ahorcado.

Ahora, a casi 90 años de la muerte de Ricardo, los descendientes de su hermano Enrique pondrán a disposición del público un archivo inédito que la familia resguardó cuidadosamente. En entrevista con Proceso, Diego Flores Magón Bustamente, bisnieto del mártir, explica: Lee el resto de esta entrada »

Los dinosaurios: Charly García

Canción del silencio: León Gieco

Por la defensa de la democracia. Dignidad en resistencia

Amparo Ochoa, Se va la vida (de León Chávez Texeiro)

Argentinos se solidarizaron con trabajadores electricistas

11 de noviembre Movilizaciones y Represión

Jueves, 12 de Noviembre de 2009

Prensa Indígena

11de12-300x196(Por Daniel Arellano Chávez), Kaos en la Red, 12 de noviembre.- Paro Nacional en apoyo a trabajadores electricistas. El Paro Nacional convocado por los trabajadores de Luz y Fuerza del Centro (LyFC), ha resultado en una gran cantidad de movilizaciones en el país, en apoyo a la lucha de los electricistas.

11 de noviembre Paro Nacional.- El Paro Nacional convocado por los trabajadores de Luz y Fuerza del Centro (LyFC), agrupados en el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) ha resultado en una gran cantidad de movilizaciones a lo largo y ancho del país,   en apoyo a la lucha de los electricistas, a las que el gobierno federal y gobiernos locales han respondido con Represión.

Iniciaba la mañana de este 11 de noviembre de 2009 y a la vez las movilizaciones convocadas por el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) respaldado por cientos de organizaciones sociales, mujeres, estudiantes, universitarios, otros sindicatos y pueblo en general en varias partes del país.

Así mismo el gobierno federal y gobiernos locales iniciaban una masiva movilización de cuerpos represivos, en especial de tropas de la Policía Federal Preventiva (PFP) que realizó al menos tres embestidas en contra de manifestantes en tres diferentes puntos de la zona centro del país. En el Distrito Federal los operativos policíacos incluyeron sobrevuelos de helicópteros así como también se hizo en el Estado de México.

El gobierno del Distrito Federal que esta en manos del Partido de la Revolución Democrática (PRD) ordenó la movilización de más de 10 mil represores, incluido un gran número de integrantes del Cuerpo de Granaderos, a su vez los gobiernos del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Estado de México donde el asesino Enrique Peña Nieto desplegó elementos de la asesina Agencia de Seguridad Estatal (ASE).

Hidalgo, Puebla hicieron movilización de policía para respaldar la represión enviada por el gobierno del Partido Acción Nacional (PAN) del asesino Felipe Calderón. ¡Calderón tus hijos ya comieron los míos No! ¡Aprehender aprehender para el pueblo defender! ¡El pueblo callado jamás será escuchado! ¡SME! ¡NO ESTAN SOLOS! fueron consignas que se combinaron durante el día entre mantas, pancartas y gritos. Lee el resto de esta entrada »

Tribunal federal ordena a Semarnat anular permiso a Minera San Xavier

Tercera resolución favorable a la organización no gubernamental Pro San Luis Ecológico

El plazo para acatar el fallo vence el 13 de noviembre; la empresa podría interponer amparo

Activistas esperan que ahora sí se proceda contra la compañía, acusada de daños al ambiente

035n1est-1Habitantes de la cabecera municipal de Cerro de San Pedro, a las faldas de la zona explotada por Minera San Xavier, colocaron un letrero de protesta a un lado de la figura de Beto el Minero, que conmemora los 400 años del inicio de esa actividad productiva en la zona. Foto Edith Argüelles

Edith Argüelles, Corresponsal, Periódico La Jornada

Viernes 30 de octubre de 2009, p. 35

San Luis Potosí, SLP, 29 de octubre. El pleno de la sala superior del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa (TFJFA) emitió una resolución a un amparo promovido por el grupo Pro San Luis Ecológico y ordenó a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) anular el permiso que otorgó el 10 de abril de 2006 a Minera San Xavier para explotar oro y plata en el municipio de Cerro de San Pedro.

El abogado de la organización no gubernamental (ONG), Héctor Barri González, informó que el plazo para que Semarnat retire el permiso a MSX vence el próximo 13 de noviembre. Yvette Salazar Torres, diputada local del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) no descartó que la empresa busque un amparo.

La resolución del expediente 170/00-05-02-9/634/01-PL-10-04-QC-DA fue notificada a Pro San Luis Ecológico el 14 de octubre, indicó Héctor Barri González. A partir de esa fecha, la dependencia tiene 20 días hábiles para dar cumplimiento al resolutivo y retirar el permiso a Minera San Xavier.

De acuerdo con el ex regidor perredista Carlos Covarrubias Rendón, la resolución reconoce que en la queja de la ONG existen fundamentos para dejar sin efecto la autorización al proyecto, otorgada en 2006 por la Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental de la Semarnat.

La lucha legal de Pro San Luis Ecológico se inició en 1999, cuando la empresa Metallical Resources Inc, de la que formaba parte San Xavier, obtuvo el primer permiso de la Semarnat para explotar mineral en Cerro de San Pedro con proceso de tajo a cielo abierto. Desde su inicio el proyecto fue considerado “de alto riesgo” por el uso de cianuro y plomo para extraer oro.

Los opositores a Metallical Resources –que en 2008 fue comprada por el Grupo New Gold– argumentaron que el uso de suelo de la zona es de preservación ecológica, lo que invalida los permisos otorgados a la empresa por no existir condiciones físicas ni legales para la explotación minera.

Metallical Resources llegó a Cerro de San Pedro en 1995; comenzó a utilizar explosivos en 2005 y sus operaciones formales comenzaron en 2007. Se le atribuyen daños al patrimonio histórico del pueblo de San Pedro –que dio origen a la fundación de San Luis Potosí–, así como contaminación de aire, tierra y mantos acuíferos que surten a la capital del estado, ubicada a escasos kilómetros, sostuvo Covarrubias Rendón.

El pleno del TFJFA emitió su sentencia en cumplimiento de lo ordenado por el noveno tribunal colegiado de primer circuito. Ésta sería la tercera ocasión en que la sala superior del Tribunal de Justicia Fiscal y Administrativa resuelve la nulidad del proyecto Minera San Xavier en favor de recursos promovidos por la ONG.

La primera se emitió en septiembre de 2004. En cumplimiento de la ejecutoria D.A.65/2004-873, el TFJFA anuló la autorización que Semarnat otorgó a la empresa en 1999. Sin embargo, el mismo tribunal concedió una “excepción” a la dependencia.

La segunda ocasión fue en octubre de 2005 (expediente 170/00-05-02-9/634/01-PL-05-04), cuando se dictó sentencia definitiva y se asentó que la autorización promovida por Minera San Xavier no debió ser otorgada por la Semarnat, pero la dependencia entregó un nuevo permiso en 2006.

De esta autorización se desprende la más reciente declaración de nulidad. Los opositores esperan que esta vez sí se cumpla.

 

http://www.jornada.unam.mx/2009/10/30/index.php?section=estados&article=035n1est

Se sextuplican quejas contra el Ejército

Rubén Villalpando

Corresponsal, La Jornada

POLICIA FEDERAL Y EJERCITO NACIONAL EN OPERATIVO POR UNA LLAMADOCiudad Juárez, 1º de septiembre. En 2008 se contabilizaron 120 quejas contra militares por violaciones a derechos humanos y garantías constitucionales, seis veces más que en 2006, lo que demuestra que el gobierno federal no tiene un plan para combatir la inseguridad, por lo que recurre a la represión y afecta a civiles que nada tienen que ver con el crimen organizado, sostuvo Luis Arriaga Valenzuela, director del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro.

Al participar en el foro Derechos Humanos y Seguridad Ciudadana, dijo que “el problema de la presencia militar en tareas que corresponden a los civiles no es solamente un problema de violaciones aisladas, sino del diseño mismo del Ejército formado para responder a amenazas que difieren de aquellas ante las que deben actuar las autoridades para contener el crimen y la comisión de delitos, porque el Ejército se mueve en una lógica bélica que no es la más adecuada para enfrentar a la delincuencia organizada”.

Durante el foro, se informó que en los estados donde tiene mayor presencia el Ejército, como Chihuahua, Michoacán, Chiapas, Oaxaca, Veracruz, Tabasco y Morelos, se registra el más alto índice de violaciones a las garantías de la población civil.

Se propuso que el concepto de seguridad ciudadana sea fundamental para la política de Estado y trascender el ámbito policiaco.

http://www.jornada.unam.mx/2009/09/02/index.php?section=politica&article=013n3pol

Honduras: hiere hondo la hoja hendida en el hoyuelo del alma

afihnp

Atacan El Siglo de Torreón

Leopoldo Ramos, corresponsal, La Jornada

 

Saltillo, Coah., 18 de agosto. En los primeros minutos de este martes un grupo de pistoleros atacó con ráfagas de metralleta el edificio del diario El Siglo de Torreón, con saldo de varias ventanas rotas y daños en la puerta principal y diversos muebles. No se reportaron personas lesionadas.

De acuerdo con una nota publicada en la edición de hoy de ese matutino, la agresión ocurrió alrededor de la 1:30 horas y “se centró en la fachada del inmueble”.

Fuentes de la empresa periodística señalaron que desconocen el motivo del ataque, pues aseguraron que en el manejo cotidiano de la información relacionada con el crimen organizado han evitado profundizar sobre identidades de las bandas que se disputan el control de territorios en la Comarca Lagunera de Coahuila y Durango.

El atentado ocurre en medio de la disputa de grupos rivales de narcotraficantes por el control de la región.

http://www.jornada.unam.mx/2009/08/19/index.php?section=politica&article=014n3pol


« Older entries Newer entries »