¿Así o más claro?

http://www.jornada.unam.mx/2013/05/04/opinion/025a1eco
Silvia Ribeiro*
Seguro ya lo saben, lo han oído, leído o visto. O les crece del pecho, de las raíces más profundas, del corazón, de la razón: México, los pueblos del maíz, las mujeres, hombres, niños, jóvenes, campesinas, indígenas, estudiantes, amas de casa, trabajadores, artistas, científicos responsables, no queremos maíz transgénico. Cada día crece en cada rincón del país la indignación y la protesta, cada día conocemos más argumentos para cancelar toda siembra de maíz transgénico y para que no se autoricen las monstruosas solicitudes de Monsanto y otras trasnacionales para sembrar millones de hectáreas de esos granos manipulados en el país.

En ese río de resistencias confluyeron la semana pasada personalidades internacionales de conocida trayectoria: Vandana Shiva, de India; Pat Mooney, de Canadá; Camila Montecinos, de Chile. Los tres galardonados con el Premio Nobel Alternativo, que entrega el Parlamento sueco el día anterior del Premio Nobel, para destacar a quienes aportan al mundo conocimientos y acciones cruciales para la vida sustentable en el planeta.

Acudieron en el marco de una semana de Jornadas contra el Maíz Transgénico, organizadas por Jóvenes ante la Emergencia Nacional, YoSoy132 Ambiental, Red en Defensa del Maíz, Ceccam, Asamblea Nacional de Afectados Ambientales, Vía Campesina, Unorca, Movimiento Urbano Popular, Uprez, Grupo ETC, Grain; a varias conferencias, actividades y una pre-audiencia del Tribunal Permanente de los Pueblos en Oaxaca, sobre contaminación transgénica del maíz.

Vandana Shiva relató que con la entrada de Monsanto a los campos en India, primero con semillas híbridas y ahora transgénicas, los agricultores de algodón, antes conocidos por un buen nivel de ingresos, ahora forman la región donde hay más suicidios, por no poder pagar sus deudas. Son 270 mil suicidios de agricultores en los últimos años. Mientras que en México, dijo Shiva, pudo disfrutar de los colores y alegría de las luchas, de los cantos y rituales por el maíz, la única música que escucha en los pueblos donde plantan algodón transgénico es la marcha fúnebre.

La contaminación transgénica es intencional, explicó Camila Montecinos, de Grain, y es parte de la estrategia de las empresas para apurar la aprobación de los transgénicos. Empiezan con el contrabando de semillas para siembra –dándolas a agricultores dispuestos o engañados– o distribuyéndolas para alimentación, como en México ha hecho Diconsa, sin avisar que son transgénicas, desatando así la contaminación. Luego las empresas arguyen que es un hecho consumado que no queda más que legalizar. Los transgénicos se apoyan en mitos, agregó, que han quedado al descubierto: hay numerosas evidencias de que producen menos y usan más tóxicos. En países donde se han sembrado por años, como Argentina (segundo productor mundial de transgénicos) causaron una reforma agraria invertida: cada vez menos agricultores, con propiedades cada vez más grandes. De ser un país con buen nivel de alimentación, ahora es un país con creciente desnutrición. Los transgénicos, continuó Montecinos, no son para agricultores chicos, ni medianos, ni siquiera grandes individuales: son para agricultura industrial empresarial, para que toda la producción alimentaria quede en manos de grandes empresas. Incluso en Estados Unidos, agricultores grandes están protestando por el monopolio, por juicios al ser contaminados y otros abusos de Monsanto, al tiempo que sus semillas transgénicas producen menos y cuestan más.

El objetivo, dijo Pat Mooney, es apropiarse de toda la producción comercial de semillas y eliminar a quien tenga las suyas propias. Monsanto, Syngenta y DuPont controlan ya el 54 por ciento del mercado mundial de semillas y las 10 más grandes el 76 por ciento.

Los tres coinciden en que la contaminación del maíz en México, su centro de origen, es un hecho inusitado en la historia de la agricultura y la alimentación, con graves repercusiones a nivel global, por lo que la amenaza de contaminación masiva por la liberación comercial es un tema mundial, que va mucho más allá de México. Contaminar el centro de origen es una estrategia intencional de las empresas: si lo logran aquí, con un cultivo de tal importancia económica, cultural, alimentaria, podrán seguir en cualquier otra parte, arguyendo que no puede ser peor. Estamos en ciernes de un crimen histórico.

Mooney, quien por décadas ha participado en las negociaciones de la Organización para la Agricultura y la Alimentación de Naciones Unidas (FAO), estaba presente cuando hace treinta años el delegado de México a la FAO peleó duramente para crear la Comisión de Recursos Fitogenéticos en ese organismo, aludiendo que para México era imprescindible e ineludible defender el centro de origen del maíz, por la alimentación en México y el resto del mundo. Contrasta tristemente con la actitud de los gobiernos de México actuales, que han permitido, sin razón, ignorando incluso a sus propias instituciones especializadas, la experimentación con maíz transgénico, y ahora consideran su liberación masiva.

Este es el núcleo de la carta que entregaron las organizaciones mencionadas a José Graziano da Silva, director de la FAO, en su visita a México, reclamando que la FAO debe asumir su responsabilidad para impedir la destrucción programada del centro de origen mundial del maíz. En una protesta en las oficinas de FAO, demandaron también al organismo no avalar la Cruzada contra el Hambre, por ser un proyecto que favorece a las transnacionales y aumentará el hambre, culminando estas Jornadas. Pero la lucha sigue y no terminará. Como el maíz campesino, seguirá creciendo en muchas formas y colores.

*Investigadora del Grupo ETC

El Desayuno explicado por una endocrinóloga

Una reconocida endocrinóloga se ha tomado el trabajo de escribir este Post.

RIIINNNGGGG!!!!!!!!!
Suena el despertador y el cerebro empieza a preocuparse:
“Ya hay que levantarse ya nos comimos todo el combustible'”…………..
Llama a la primera neurona que tiene a mano y manda mensaje a ver qué disponibilidad hay de glucosa en la sangre. Desde la sangre le responden:
-Aquí hay azúcar para unos 15 a 20 minutos, nada más’.
El cerebro hace un gesto de duda, y le dice a la neurona mensajera: ‘De acuerdo, vayan hablando con el hígado a ver qué tiene en reserva’. En el hígado consultan la cuenta de ahorros y responden que ‘a lo sumo los fondos alcanzan para unos 20 a 25 minutos’.
En total no hay sino cerca de 290 gramos de glucosa, es decir, alcanza para 45 minutos, tiempo en el cual el cerebro ha estado rogándole a todos los santos a ver si se nos ocurre desayunar.
Si estamos apurados o nos resulta insoportable comer en la mañana, el pobre órgano tendrá que ponerse en emergencia: ‘Alerta máxima: nos están tirando un paquete económico.
Cortisona, hija, saque lo que pueda de las células musculares, los ligamentos de los 
huesos y el colágeno de la piel’.
 Señal de advertencia contra materiales peligrosos
00175012.jpg00182649.jpg00309737.gif00321150.jpg
La cortisona pondrá en marcha los mecanismos para que las células se abran cual cartera de mamá comprando útiles, y dejen salir sus proteínas. Estas pasarán al hígado para que las convierta en glucosa sanguínea. El proceso continuará hasta que volvamos a comer.
Como se ve, quien cree que no desayuna se está engañando: Se come sus propios músculos, se auto devora. La consecuencia es la pérdida de tono muscular, y un cerebro que, en vez de ocuparse de sus funciones intelectuales, se pasa la mañana activando el sistema de emergencia para obtener combustible y alimento.
¿Cómo afecta eso nuestro peso?
Al comenzar el día ayunando, se pone en marcha una estrategia de ahorro energético, por lo cual el metabolismo disminuye. El cerebro no sabe si el ayuno será por unas horas o por unos días, así que toma las medidas restrictivas más severas.
Por eso, si la persona decide luego almorzar, la comida será aceptada como excedente, se desviará hacia el almacén de ‘grasa de reserva’ y la persona engordará.
La razón de que los músculos sean los primeros utilizados como combustible de reserva en el ayuno matutino se debe a que en las horas de la mañana predomina la hormona cortisol que estimula la destrucción de las proteínas musculares y su conversión en glucosa.
ASÍ QUE YA LO SABES AHORA…NUNCA MÁS SALGAS SIN DESAYUNAR, TU ORGANISMO TE LO AGRADECERÁ Y COMPENSARÁ CON MAYOR SALUD, MISMA QUE PODRÁS DISFRUTAR VIVIENDO MÁS TIEMPO Y SANO PARA QUE CONVIVAS CON TUS SERES QUERIDOS…
DESAYUNADO TEMPRANO, LLEVARÁS ENERGÍA SUFICIENTE MISMA QUE TE AYUDARÁ A QUE TU MENTE SEA MÁS ÁGIL, TUS PENSAMIENTOS MÁS ESPONTÁNEOS, TU CUERPO MÁS RELAJADO, CON MAYOR FACILIDAD DE MOVIMIENTO Y POR LÓGICA… TE ESTRESARÁS MENOS.
RECUERDA: “DESAYUNA COMO REY, COME COMO PRÍNCIPE Y CENA COMO MENDIGO”.
Fuente: Dra. Daniela Jakubowic (Endocrinóloga)

Las trasnacionales persiguen a quien las contradice: Vandana Shiva

vandana-shiva-unam

Incumplen promesas de brindar mayores rendimientos

Angélica Enciso
Enviada
Periódico La Jornada
Domingo 28 de abril de 2013, p. 33

Oaxaca, Oax. 27 de abril.

Las promesas que ofreció la industria de los transgénicos –mayores rendimientos y acabar con las plagas– no se han cumplido, pero lo que sí han logrado es criminalizar a quienes buscan usar sus propias semillas, señaló Vandana Shiva, activista ambiental de India, quien acudió como invitada especial a la preaudiencia nacional sobre la contaminación transgénica del maíz nativo en el contexto del Tribunal Permanente de los Pueblos.

Ante un público constituido mayoritariamente por representantes de comunidades indígenas de Oaxaca y de otras entidades del país, recordó que desde hace varias décadas comenzó la transformación de las semillas con la llamada revolución verde, que ni era verde y tampoco revolucionaria, proceso que comenzó en el Centro Internacional para el Mejoramiento de Maíz y Trigo, en Texcoco, y que es financiado por instituciones como el Banco Mundial.

Agregó que las transnacionales quieren producir maíz transgénico en México, que es centro de diversidad, como lo hicieron en India, centro del algodón. Las empresas argumentan que todas las semillas transgénicas se han probado y son seguras, aseguró, pero cuando un científico autónomo hace pruebas independientes que dicen lo contrario es perseguido y criminalizado, aseveró

Sólo un loco podría creer que Monsanto, al meter una semilla tóxica al maíz puede haber inventado algo, como lo que han desarrollado los pueblos indígenas de México por miles de años. El maíz se hace a sí mismo y los hace a ustedes, indicó.

En India, antes de que entrara el BT, había más de 500 variedades del algodón. Monsanto utilizó a las divinidades indias en su propaganda para anunciar la llegada de una semilla milagrosa. Sólo les tomó una temporada erradicar las que estaban en manos de los campesinos; las empresas semilleras locales entraron en acuerdos comerciales con la transnacional y ésta les prohibió vender otro producto que no fuera el de ella, y las instituciones públicas dejaron de producir híbridos. Sólo quedaron disponibles las semillas de esa compañía, recordó.

Monsanto ha fallado en todas las promesas que ha hecho. No produce semillas de más rendimiento, no acaban con las plagas ni alimentan mejor. La paradoja es que cada fracaso se convierte en un éxito comercial porque han destruido la alternativa. Para ellos, mientras la legislación sobre propiedad intelectual es más estricta y tienen más control, reciben más regalías, añadió.

En tanto, Alejandro Espinosa, investigador del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales. Agrícolas y Forestales, dijo que el maíz es el cultivo más importante del mundo, del cual se cosechan 760 millones de toneladas al año, y del trigo 590 millones. En México hay 59 razas de maíz reconocidas y cada una tiene miles de variedades.

A reflection on “the idea of a town” and on the reality of cities in an uncertain time

ciudad-campo

A reflection on “the idea of a town” and on the reality of cities in an uncertain time

Jean Robert | 12 October 2012

http://www.grain.org/bulletin_board/entries/4596-a-reflection-on-the-idea-of-a-town-and-on-the-reality-of-cities-in-an-uncertain-time

Fuente: Grain, www.grain.org

1rst part :

Urban prospects after the demise of the classical city

More people in cities than on the countryside?

Three years ago, it was announced that the inhabitants of the world’s cities had outnumbered the inhabitants of the countryside[1]. In its 2007 report, the UN Fund stated that 3 billion 300 million persons lived by then in urban milieus. One billion of them dwell in what is called slums. The same report forecasts that, if present tendencies continue, in 2030, 5 billion will be urbanites, 80% of them in so-called “developing countries” and adds “many of these urbanites will be poor”. When the UN says “poor”, it means miserable.

We should reflect on the consequences of this change. Crowded by immigrants from the countryside, the “cities”, megalopoles, conurbations, suburban areas of  the late XXth and the XXIst centuries are no longer the cities known to historic traditions. As to the countryside, it is a different one too. A point has been reached in which the quantitative change has become qualitative. In a sense, as Silvia Grünig, a Spanish urbanist writes: “… the city as we knew it..… doesn’t exist anymore”[2]. And  the country, does it still exist? To use a neologism coined by Abdel Halim Jean-Loup Herbert, there is a rurbanization, that is a simultaneous ruralization of the city and an urbanization of the countryside. Even if it needs further precisions, the word sticks. In that context, let’s recall Patrick Geddes, a biologist turned urbanist who, in 1915[3], coined the word conurbation. What the biologist was looking for, was a term aptly defining a process of indifferentiation of the urban fabric in analogy with a cancer, that is a loss of differentiation between biological tissues. Redefined so, rurbanization is an adequate word for this indifferentiation process. It differs from a conurbation as a sarcoma differs from a cancer.

De-historicizing metaphors

Those of you who know Geddes’s work on the relations between people and people, people and things, things and things and between all these  pairs  would hardly reproach him to objectify cities and forget about their inhabitants. However, retaken by others, biological metaphors have contributed to the dehumanization and “de-historization” of the discourse on cities. Cities are the products of the cumulative actions of historical subjects and as much can be said about the countryside. Due to the division of labor between academic disciplines, “the city” and “the country” are the objects of separate discourses.

In the historical part of my exposition, I will try to show that we can only understand the emergence of cities as an interplay between the emerging “urban” centers and the surrounding “rural” areas, or better between the activities of urban and rural subjects, both in becoming. Following a famous archaeologist, I will define the Neolithic period as the time of the joint becoming of an urban and a rural ways of life, a process best illustrated by Anatolian sites. Urbs and ager, urban and agrarian matters should be seen as complementary realities and not as the objects of strictly separate disciplines. “Tell me what countryside you have and I will tell you how your cities look like” should be the adage of scholars who want to be true to that historic complementarity.

In the naïve 60’s, politicians, particularly in the South, still expected to give prosperity to rural people by urbanizing them, uprooting them from their traditional territories and traditions. It was the logic of the omelet: you cannot have an omelet without breaking eggs. You cannot have development without uprooting peasants from their land. Politicians made their “underdeveloped” voters believe that urbanization would improve their conditions of life, integrating them into the modern economy, and hence making them benefit from economic development. We know the tragic outcome of that illusion: suicides of expropriated peasants in India and China. What are these cities that induce peasants to commit suicide? Modern politicians and economists are often blind to the complementarity between the urban and the not urban, the urbs and the ager, the polis and the chôra. Carlos Hank Gonzalez, a Mexican politician who was Secretary of Agriculture brought that blindness to an extreme. He claimed that his duty was to expel peasants from the countryside. In the 60s, the reckless urbanization of the country was equated to development. However, since the 90s, the development[4] side of the equation has been increasingly questioned. For instance, Majid Ranehma, who was successively a civil servant in his country of birth, Iran, a high functionary of the United Nations, and has become a stern critique of the illusion of development, writes:

Development was then unanimously received as an ideal of liberation from the sufferings and lacks that impeded the poor to enjoy the advantages of others, more developed than them: a dwelling with a postal address in a respectable street connected to the network of the municipal sewerage, a salaried job, a healthy and safe environment without mosquitoes and without thieves, education for their children, in short a package of services that would free them from the squalor of the shanty town […].[5]

Yet development was not just the promise of a better life, but of a special type of life: the generalization of the living standards of the better off, the “American way of life” for all inhabitants of the earth. Education, healthcare, services, that meant urbanization. In the XXIst century, this dream is not dead. It has just become patently unrealistic. To give an idea to what this ideal of development and urbanization has led, I recommend Mike Davis’s book, Planet of Slums[6]. About one fifth of the world population lives now in slums. The conditions of life in marginal urbanizations have worsened since the time when John Turner praised the creativity of their inhabitants[7]. Among the alleged causes of this deterioration, the most mentioned is demographic pressure from the countryside, that is internal migration, a phenomenon that in turn would require a research into its own causes. In this respect, one of the documents presented at the 2002 Conference of heads of State in Johannesburg stated that the industrialized countries subsidize their agriculture for 350 billion dollars yearly, which means about 1 billion every day. One of the effects of these massive subsidies is the bankruptcy of agriculture in the poor countries, making them dependent of the produces of the rich. It is then easy to claim that the poor’s survival now depends on technology and their integration into the world market. This fallacy hides a legal form of dumping never presented for what it is. The ensuing asphyxia of small farming is then taken as a confirmation that only modernized agriculture can nourish the world.

The future is no longer the future we thought to know

Unable to see the effects of the demise of farming in poor countries, some analysts see cities as the product on a quasi biologic evolution. Their growth, with its “evolutive” phases, is attributed to endogenous causes or to laws of history which are independent from the volition of historic subjects. Some predict the global village, other the networked city. In analogy to the mathematical catastrophe theory, some city theorists even speak of  “catalytic metabolization processes”, “phenotypical expressions of hidden genotypes” or, more modestly and realistically, of “the impossibility of any anticipation” of a growth …“that is not oriented to the good of man”. The city is no longer the city we knew, the future no longer the future we were used to, with its forecasts, extrapolations and scenarios. How conceptually manageable did it still appear less than forty years ago, in spite of the nuclear threat! In contrast, Ivan Illich, a man with an antenna for changes of mentality and epistemic landslides declared in an interview, some ten years ago:

The future, [then], was subject to planning, designing and policy-making, [terms which were part of ] the new language of the Harvard Business School. But now, all this is receding very fast. It still finds expression in terms of the United States bombing Milosevic or Qaddafi, or Iraq into the recognition of their own citizens. It still nourishes the new book by Rostow about the need to maintain American police worldwide as a condition for the survival of democracy. But the people who speak to me, as opposed to those who spoke to me twenty years ago, recognize a fallacy in this thinking. They recognize that they are in front of a world, not the future world but the present world, which is built on assumptions for which they haven’t found the appropriate names yet[8].

It seems to me that what Illich says of planning, policy-making, the future and the present particularly applies to city-planning, urban policy-making, a future of the city which is no longer manageable. This should invite us to confront instead the present of cities, a present to which most futurologists and many planners have been blind. This new uncertainty about “things to come” should inspire a liberation from what Illich called “the shadow of the future”.

Yet, compare Illich’s sobering words on the lost confidence in planning the future with what French philosopher and urban scholar Henri Lefebvre could still write, in 1970, in La Révolution urbaine   

We start from a hypothesis: society’s complete urbanization. This hypothesis will have to be supported by arguments and illustrated by facts. This hypothesis implies a definition. What we shall call “urban society” results from that complete urbanization, which is, today, virtual and will be real tomorrow[9].

Since 1973, everywhere in the South, shantytowns, gecekondular  as you say here,  grow much faster than planned, formal urbanization. For instance, in 1973, Sao Paolo’s favelas represented 1% of the city’s population; in 1993, it was almost 20%; since then, it has suffered a yearly growth of more than 16%. The number of Karachi’s katchi abadî (squatters) double every ten years. Indian squatter settlements grow 2.5 faster than the country’s general demography. In Mumbay, more than one million persons live on the street, without a personal shelter. Does this explosion of the “urban phenomenon” confirm Lefebvre’s hypothesis? What is the present of a world supposedly on the way towards a total urbanization? This virtual object is a totally urbanized world, a total city without a country, an urban whole without its complementary opposite. Lefebvre could hardly have guessed that, halfway towards its realization, his virtual object would become “a planet of slums”, just as little as Lewis Mumford could have seen that his “urban prospect” [10] was a “slumization” of the poor countries that would soon extent to the rich.

Yet, for all my admiration for Mike Davis, the author of A Planet of Slums, I think that his analysis lacks a dimension, only sensible to the ones who have immersed themselves into the present of third world cities. It is the power that most poor people have, if they can secure a place from where to start, to found  a human world in extremely harsh conditions. A founding power, as Lisa Peattie stated long ago, that the poor of poor countries have and the poor of rich countries have lost[11]. Mrs Peattie, the daughter of American anthropologist Robert Redfield, immersed herself into the reality of Venezuela’s hopeful poor.

Another example of such an immersion is Robert Neuwirth. In order to write his book, Shadow cities. A Billion Squatters. A New Urban World[12], he spent successively several months in the shantytowns of Nairobi, Rio de Janeiro, Istanbul and Mumbay. He was particularly impressed by Sultanbeyli, near Istanbul. He reports that Turkey has a unique law, called “gecekondu law” that states that who ever erects a building during the night and occupies it by dawn cannot be evicted by force. Half of Istanbul’s inhabitants, according to Neuwirth, live in shantytowns comparable to Sultanbeyli. However, there is a point on which I cannot agree with Neuwirth: he calls the gecekondu law a “legal loophole.” Though I personally know the Turkish situation very little, I understand this law as an acceptation of what, in the part of the world where I live, is an illegal custom that can only be tolerated. This custom has the spirit of the old English Common law as it was described by Sir Paul Vinogradoff: If a man builds a house in a forest clearing in one night and by dawn, smoke in seen escaping from the roof and a women is spotted on the threshold, he acquires the possession of his house and the surrounding land and can consolidate it. We know that in Medieval England, group of friends would systematically train to erect a house in one night. Interested in Latin American settlements, I have always considered that they had established a custom, a kind of informal law, that allows them the same feat on a much larger scale. The works of William Mangin[13], who has studied this process in details, have confirmed me in my conviction. The gecekondu law, rather that a “loophole” to be  amended, gives testimony of deep anthropological and historical insights of the legislator (the tolerance of your Housing Development Administration, TOKI?).

A reassessment of people’s creativity

It is often argued that squatter settlements must be removed because their inhabitants lack services, particularly of sanitation. Yet, according to the testimony of many of their inhabitants, they offer a place, a point from which to start. As John Turner insisted, this freedom to build is a freedom to found a place to start with. Neuwirth rightly insists on their decency, their good will, their organization capacity. Lisa Peattie has insisted on their optimism, compared with the pessimism of American poors, who are better provided with services.

In a period of uncertainty, people tend to go back to old practices that have proved to be effective. It becomes vitally important to free the imagination from illusions. Perhaps a glimpse into the joint origin of the city and the country, urban and agrarian life can free our imagination and encourage a new pact between city and country. A pact that cannot ignore history.

2d part:

Cities in the mirror of the past

What I now propose to you is to contemplate the urban dilemmas of our time in the mirror of the past. Understand me well: I will not search the past for models for the present but rather for a  liberation of the imagination. Things will never be again as they were, but they will not always be as they are now.

Ankara is a very good place to start from, since it is the see of the Anadolu müzesi, with a unique collection on one of the world’s first cities, Çatal Hüyük.

The two theories about the origin of cities

Since its discovery in the early 60s, this site from the 7th millennium B.C. has led to a complete revision of the origin of cities. It is now generally admitted that the first cities emerged either in the transition between the Paleolithic and the Neolithic periods, or shortly after the onset of the latter.

Paleolithic and Neolithic define here modes of life or, as archaeologists prefer to say, arrangements. The Paleolithic arrangement was based on foraging, hunting and fishing. It was nomadic, and ignored agriculture, ceramic and weaving. Pierre Clastres[14] has insisted on the egalitarian and libertarian character of Paleolithic “institutions”, characteristics that also permeated gender relations. According to  Rita Gross, it is now generally admitted that Paleolithic societies did not discriminate against women.

[I]t is difficult to imagine that humanity could have survived if early humans has insisted on wasting female productivity and intelligence in the way that patriarchal societies have always done It is no longer supposed that earliest human foragers could have depended solely on men for their food supply, or that men alone were responsible for the discovery of tools, the development of language, or other crucial advances made by early humans. All cogent reconstructions of early foraging life posit an interdependence and complementarity  between women and men, rather  than male dominance and patriarchy[15].

The Neolithic arrangement comprises sedentary settlements, agricultural – or more precisely horticultural – practices, pottery, weaving, and the domestication of animals; it allows for social stratifications, political

inequalities and a tendency to male dominance.  According to French ethnologist André Leroi-Gourhan[16], Paleolithic space is symbolically itinerant, Neolithic space is radiant, centered on the hearth and the granary.  The contrast between the hunters’ itinerant and the horticulturists’ radiant senses of space can be illustrated by the frescoes on the walls of Çatal Hüyük’s houses. This contrast permits to think that men’s symbolic world continued to be “Paleolithic” while women elaborated symbols based on a new attention to plants and insects (viz. bees) and invented abstract patterns inspired by weaving. It is now admitted that the “Neolithic revolution” and the “urban revolution” were unleashed in the time span of a few centuries. Yet, whether agriculture or cities came first is still a matter of debate. I will try to illustrate how the archaeological findings in Çatal Hüyük and other Anatolian sites have profoundly changed the terms of this debate.

According to the conventional version of the story, the foundation of the first cities was preceded by a slow transition to agriculture that started in the Mesolithic, that is in the transition between the Paleolithic and the Neolithic periods. Mesolithic phyto-improvers would first pave the way to agriculture with their attention to the characteristics of certain plants. Agricultural surpluses would then permit the formation of hamlets, villages, big villages that, then, would fuse into the first urban units. This theory is known as synecism, from the Greek preposition syn, together and oikos, the house or the village (cf Latin vicus). It is the theory popularized by Gordon Childe, for instance in New Light on the Most Ancient East.[17] According to the synecist theory, agriculture permitted sedentary life and engendered the agrarian landscape centered on the fireplace and the granary, with its fields, hamlets and cemeteries.

The findings at Çatal Hüyük were at the origin of a new version of the story that postulates that the Paleolithic arrangement can generate enough surpluses to allow for a first division of labor, that is the existence of groups subsisting from others’ surpluses. It is defined by the slogan cities first. The “cities first hypothesis” was first proposed by the archaeologists that unearthed Çatal Hüyük, and then brilliantly exposed and illustrated by Jane Jacobs in The economy of Cities[18]. According to this hypothesis, the urban revolution was contemporary with, or even preceded the Neolithic revolution. In the third part of my exposition, I will argue that, if this is true, current views on cities, past present and to come must be profoundly modified. Studies by the Danish economist Esther Boserup have confirmed that dense settlements preceded agriculture[19]. The late Günhan Danişman, architect, archaeologist and historian of oral culture agrees with the assumption that agriculture is not necessarily a prerequisite for the founding of sedentary settlements:

Thus it seems necessary, at least in Anatolia, to search for some other explanation than the emergence of agriculture in order to understand the reasons behind man’s impetus to create permanent settlements[20].

If it’s no necessarily agriculture, what is it? First of all, I think that the term agriculture is used abusively. The first dwellers of permanent settlements and of Neolithic towns were not agriculturists but horticulturists. Their significant tool was the hoe and not the plow. Primitive urban horticulture often required working with the fingers on a soil in constant formation, because it was made of the town’s wastes and night-soil. It was a task in which women excelled. Assimilating the original horticultural revolution with a general agricultural  revolution falsifies history and blurs the subtleties of gender relations. Let’s recall the origin of some words. Urban derived from urbs, Latin for city. Agrarian and agricultural derive from ager, the cultivated field. In classical Antiquity, urbs, the city and ager, the field – or polis and chôra in Greek – formed a pair of complementary poles. Both were understood in opposition to the saltus, the wild. The complementarity of the urban and the agrarian worlds – of urbs and ager – speaks of the cultural, “artificial” nature of both city and countryside. In recent time, it has led to the persuasion that the country’s agriculture feeds the cities and has always done so. In modern times, it is politically “convenient” as far as it permits developers to take possession of  urban spaces and open them to the practices of land speculation.

Yet, the transition from foraging on the wild and cultivation was not a transition to agriculture but rather to horticulture, gardening. The word horticulture derives from Latin hortus, the garden. What the “cities first” hypothesis teaches us, is that the Neolithic transition was between foraging and small scale gardening, and not between hunting-gathering and agriculture. To insist on the fundamental difference between gardening and agriculture is no hairsplitting. It is essential to the undoing of an ideology that paralyses the imagination and blurs the distinction between technocratic utopias and the sense of what is possible. Let’s recall that, while agriculture uses the plow and draft-animals, horticulture uses the hoe and the fingers. A way to assess the specificity of gardening would be to coin a new word for it. A couple of years ago, I proposed the word urbiculture, cultivation within the urbs, urban gardening. Agriculture is on the contrary cultivation on the ager.

As to Günhan Denişman’s question, it can be affirmed that agriculture is not the only surplus-producing activity. Horticulture also leaves surpluses, and often abundantly, but foragers and hunters too can often keep something to barter with, once they have fed and clad themselves and their kin.

Archaeological evidence from both the Old and the new Worlds shows that many of the first large settlements are rich in obsidian tools. Jane ]acobs has dubbed obsidian the “Neolithic steel”. It’s a natural glass whose cutting edge is sharper that that of the first copper and bronze knifes. The Aztecs knew some metals such as copper and gold, but they never used them to make knives. They never abandoned obsidian (itztli). It is supposed that the first people that prospered from other’s subsistence produces were the makers of obsidian tools. Obsidian was the great mobilizer of surpluses of the Neolithic world.

Instead of one, we must consider two historically important transitions or revolutions: 1. the transition from Paleolithic foraging to Neolithic gardening and 2. the transition from small scale gardening to organized agriculture. Acknowledging this second transition implies the understanding that, at some time between the 2d and the 1st millennium B. C., due either to internal changes or to invasions by violent outsiders – be they called “Proto-Indo-Europeans” or “Kurgans” – , or to a slow peaceful diffusion of farming[21], most societies of the Old World went through a change that deeply affected  their material culture, social hierarchies, the organization of cities, and gender relations. The overall result seems to have been the propagation of male dominated social orders centered on organized violence, that is warfare. Warfare is associated with agriculture because armies depend logistically on huge granaries. The Antique world of Egypt, Greece and Rome was a male- dominated and agrarian world ruled from cities by war specialists. Since the historicity of this second transition is not completely recognized, it retains the character of a hypothesis.

Because the scholarship on which this hypothesis is based is quite technical and difficult, and because of the passion with which [certain group] argue for and against this hypothesis, one can feel as if one is walking through a mine field when attempting to survey these materials[22].

In order to gain clarity, we must first untangle this hypothesis from the passions of “certain groups”, among them some radical feminist groups of the 60s and 70s, and then compare the militarization and “masculinization” hypothesis with archaeological and historic evidences.

  1. The first city, a matriarchal paradise?

Starting in 1961, the successive publications of the archaeological findings in Çatal Hüyük by the controversial archaeologist James Mellaart gave rise to a wave of early feminist enthusiasm. The ubiquity of female images of power, the paucity of male figures, the distinction, in the abundant paintings on the houses’ walls, between the old itinerant sense of space of man the hunter and the abstract motives and delicate stylizations of plants and animals in frescoes most certainly inspired by female weavers, gardeners and potters seemed to testify of the predominance of women both in power and cultural inventiveness. Here was the confirmation that a matriarchal golden age preceded the patriarchy that characterizes most historical and modern societies. For many pioneers of the feminist movement, this alleged matriarchal past opened to the possibility of an equally matriarchal future.  However, many feminists came soon to understand that substituting the image of an original female dominance for male dominance was ideological. An assessment was needed. This assessment is a Pre-patriarchal hypothesis that does not substitute female dominance for male hegemony but considers rather the possibility and actual historic reality of gender relations based on solidarity and equity[23]. The pre-patriarchal hypothesis claims thus that “the creation of patriarchy[24] or male dominance is a historical event that occurred “in the relatively recent past, due to certain causes and conditions”[25].

2. Comparing the hypothesis of a violent transition to agriculture with archaeological data

The re-assessment of the hypothesis about a non patriarchal past implies that

…an era of peace, prosperity stability and egalitarian social arrangements that prevailed far and wide for a long period of time before being destroyed violently and relatively quickly by patriarchal and pastoral nomads… .[26]

Let’s now compare this assumption with materials about the evolution of patterns of urbanization in the Konya plain between the 7th and the 1st millennium B.C..

6500-6000: “Çatal phase”: a single big agglomeration, Çatal Hüyük, with clear “urban” characteristics: a population of 10’000 or more, sophisticated forms of art and handicraft, excellent construction techniques[27]. James Mellaart has compared Çatal Hüyük with a supernova “that burnt itself out” amid the rather dim galaxy of contemporary peasant cultures”[28]. [NB: I would substitute “rural” for “peasant” in the sentence].

Then starts a process that evokes the opposite of a synecism: a kind of dispersion of much smaller settlements over the whole territory.

5500-4000: Multiple small agglomerations.

3000-2000: Small agglomerations and farmsteads. From there on, we can speak of the onset of a synecist agglomeration process: bigger and bigger villages will appear. Yet, up to this point, no defense systems are attested in the Konya plain.

2000-1000: Large and small agglomerations, cities.

Two sites are larger than Çatal Hüyük: Domuzboğazliyan and Karahüyük[29].Traces of fortification attest to the practice of warfare.

…warfare is an effect rather than the cause of the end of the pre-patriarchal society, though some individual pre-patriarchal societies were destroyed by outsiders who had already become patriarchal warriors. We should probably look to increased population pressures[30].

At  the end of the five millennia between Çatal Hüyük and Karahüyük, the societies of the Konya Plain seem to have passed from arrangements based on Neolithic horticulture to a form of agriculture that allowed the capitalization of foodstuffs in granaries controlled by warriors. Though I have little direct evidence of it, it seems logical to think that the transition from communal gardening to agriculture has profoundly affected gender relations. The hoe favors equitable relations between women and men. The plow and the horse drive women out of the fields. From then on,

[t]he plow, draft animals, complex irrigation systems, a new emphasis on labor intensive grain crops favored men as the primary producers, while women were reduced processing agricultural produce. […] All these factors are essential in the transition from a kin-based society to the process of early state formation[31].

Yet, gardening, mainly performed by women, didn’t die out with the organization of agriculture around cereal crops that could be capitalized in granaries and that fed armies. Like women themselves, it entered into a cloud of relative invisibility. Peasant women kept their kitchen-gardens and their orchards around the house but domestic gardening was now considered a mere extension of the processing of men-generated agricultural produces. As societies were restructured around economic values, gardening was relegated to the invisible domain of subsistence, a domain that contributes little to the GNP and does not generate what now counts, money. However, this domain was not completely invisible. Besides, it seems that, through the ages, rural people, “peasants”, have opposed resistance to their definition as agriculturists by external powers interesting in capitalizing their surpluses. E.P. Thompson has shown how, up to the late XVIIIth century, women knew how to defend their moral economy. Armed with sickles and scythes and often supported by men clad as women, they were often able to stop the convoys that were transporting the wheat requisitioned from the villages’ to the king’s granaries[32]. The people’s – the “crowd’s” – moral economy was not based on value but on a shared sense of the good. At the eve of industrial society, almost all cities of the world sustained the greatest part of their inhabitants’ livelihood with the produces of urban gardens. In Paris’ markets, the peasants from the countryside sold wheat, wood, chickens, eggs, and other produces from their farms, but bought vegetables for their households. In the mid XIXth century, Paris still produced a surplus of vegetables. A couple of years ago, I had the curiosity to re-read Victor Hugo’s Les Misérables. From his descriptions, you can deduce that at least one third of the city’s soil was occupied by gardens. In 19th-century New York City, dairy farms proliferated:

By the mid-19th century, “swill” milk stables attached to the numerous in-city breweries and distilleries provided [New York City] with most of its milk. There, cows ate the brewers grain mush that remained after distillation and fermentation … As many as two thousand cows were located in one stable. According to one contemporary account, the visitor to one of these barns “will nose the dairy a mile off … Inside, he will see numerous low, flat pens, in which more than 500 milk cows owned by different persons are closely huddled together amid confined air and the stench of their own excrements[33].

Some thirty years ago, the American Farallones Institute has reintroduced the “French intensive mode” of urban cultivation in its “urban house” in San Francisco and shown that the productivity of urbiculture based on vegetables can be four to five times higher that that of organized agriculture based on grain crops. I have encountered still more striking yields in Mexico’s remaining Aztec urban gardens, the chinampas.

At the beginning of the XXth century, about two thirds of French adults

still worked in their own houses, often in small domestic enterprises[34], many of them still growing food in gardens or in allotment gardens. Today, we assist to a certain revival of urban gardening or urbiculture, often in the less favorable locations, the suburban wastelands of industrial cities in the North as well as in the South (see for instance Le Grand Yoff near Dakar). This is not a proof that its produces are always healthy, but it testifies to the vitality of a mode of life, an “arrangement”, a mode of subsistence that has been conceptually negated, socially invisibilized, economically disvalued because, like the moral economy of old, its aim was the good and not economic value.

3rd part:

After the demise of urban utopias

The rise and the fall of high-energy urban networks

I felt compelled to compare the demise of a broad period of history with its beginning in Anatolia. I could call this broad epoch the era when the idea of a town was pregnant, to quote the title of a beautiful book by Joseph Rykwert[35].

By insisting on the idea upon which a town was founded, Rykwert hoped to revive the perception of the meaning of urban patterns and textures, of the relation between houses and open spaces, the public and the private. The renewal of the understanding of the why of urban spaces can be an antidote to sheer blind market forces.

In contrast with this historically grounded conception of towns and cities, let’s now quote some authors who see in these market forces the irresistible agents of a complete reshaping of what was once call “urban”. Michel Bassand is a sociologist based in Lausanne, where he headed the School of Architecture of the Swiss Polytechnical Institute. He is mainly known for his sociological studies on the city of Geneva:

Certain scholars speak of the urban phenomenon as if they were living in the 19th, or even in the 15th century. This mental gap is particularly conspicuous when these scholars analyze contemporary urban realities as if there still were ‘the city’, [and if they had the mission] to revive it. This attitude is not only wrong, it is dangerous, for the city is dead. It only survives as a myth, a trace, a sediment. ‘City’ and ‘town’ are no longer the names of real territorial collectivities. (Bassand 1983 [translation .J.R.], quoted in an unpublished RATP-sponsored study by Gabriel Dupuy, 1985).

According to this author, the city, once a place for real experiences, has no place in the wires of high-energy networks. Listen now to Gabriel Dupuy’s eulogy of the city :

[In this new realm], the city is particularly questioned. Unless one considers it as an entelechy, the city, as a form of actual territorial order, is being wiped away by the fantastical developments of the technical networks. So I ask: why not consider whatever will be ‘the post-urban network’ as a kind of gigantic terminal, that is as the last avatar of that ‘social commutator’ of which P.Claval spoke? (Dupuy, 1985, p. 4).

French engineer and traffic specialist Gabriel Dupuy thinks that none of the models on which present-day city planning operates can help us to understand today’s transformations of urban landscapes. According to him, the future belongs to the “networked cities” [36]. As to the view of urban theorists and historians, they are – according to G. Dupuy – enmeshed in old conceptions and perceptions of space, time and people. A completely new view of the relations between space, time, territory and man would be  required. This new conceptual frame should  give primacy to the New Communication Technologies. Dupuy argues that it is they, the N.C.T., and not city-planners and culture-imbued urbanists, that engender the new spaces, times and relations conforming a future (des)-territoriality that Dupuy dubs “reticular territoriality”. This territory-negating “territoriality” of the new times will no longer be based on center-periphery relations, on the urban-rural polarity, on geographic and historic boundaries, on zones and limits but on the general requirement to let circulate, on the intensification of material and immaterial flows of water, wastes, electricity, messages, vehicles and [last but not least?] people. Independently of the generally obsolete ideas of planners and urbanists, really existing cities grow and will continue to do so under the logic of distribution networks. The new (des)-territorial imperative is and will always be more an imperative to get involved in “networking”. The expansion of the reticular territory that it engenders will proceed independently of all ideal models. All ideas and models that do not acknowledge this independence of urban growth from traditions, models, ideas, and, finally, history can be declared passé. It is typical that, among the few authors who escape that condemnation, Dupuy mentions Ildefonso Cerdà and Arturo Soria y Mata who, in the 1850s  the first and in the 1890s the second, pioneered cities without historical centers, proliferating at the rhythm of traffic flows.

Is another world impossible? An opinion and two arguments

Being grounded in history, I must confess a certain dislike for such metonymic tautologies based on one aggrandized aspect of reality, in that case the actual predominance in most modern cities of pipes for water and sludge, cables for electricity and the telephone, turnpikes, highways and tracks. But expressing a dislike is no argument.

My first objection is the assimilation of people with matters and energies in motion, submitted to the laws of material flows and entropy. Ivan Illich, when he was writing Energy and Equity[37], still equated the powers of the human body with energy, the entity that allows to put a price on a steam engine’s “duty” or on the fuel stocked in your basement for winter heating. In 1983, he expressed regrets for what he considered a lack of scholastic distinctions:

Fifteen years ago, I worked on a multi-dimensional model of thresholds, beyond which tools become counter-productive.  To make my argument, I was then delighted to find others working on energy accounting.  I was happy to compare the efficiency of a man with that of a motor, both pushing the same bike–to the clear advantage of the man.  I was delighted to belong to the race that had invented the ball bearing and the tire when I found out that, on a bike, I was more “energy efficient” than a sturgeon of my weight[38].

In the same essay, he confessed that he was not fully aware, then, that by measuring both forms of locomotion in terms of kilowatt-hours, he made himself blind to the essential difference between the two. People and motors do not move in the same kind of space. People constitute the commons on which they walk. Beyond certain thresholds, motorized vehicles transform the commons into abstract spaces, unlimited thoroughfares for the circulation of economic resources. In the quoted passages, Bassand and Dupuy speak the language of the technocrats who abolish all limits of energy intensities, blur all distinctions between the urban, the rural and the wild, and submit all ideas about town and cities to the iron law of scarcity.

Because I refuse to live “under the shadow of the future”, as Illich said, “a future that does not exist”, I only mention in passing a second counter-argument: those who claim that the era of cheap oil, cheap gasoline, cheap plastic, cheap trips and cheap imported food is over might soon be proved right. If they are, the model of the necessarily energy-intensive networked city will soon be one more dead-born child of an era of technocratic illusions and rejoin Lefebvre’s total city in the gallery of last century’s utopias and distopias. All these forecasts and futuristic schemes were finally little more then extrapolations of then existing trends and projections into an unforeseeable future of their authors’ trivial certainties. All these extrapolations excluded by construction what mathematicians call discontinuities and that I prefer to conceive as the always possible emergence of the “radically new”, that is of surprises. In my view, good surprises are never a total departure from the past but are open to reinventions of the good in the present.

Liberating our paralyzed urban imagination

We have seen that the past of cities is pregnant with many good things and that the possibility of an age of equity between women and men is not the least of them. If communitarian gardening was really the rule in the first towns and cities, which I believe it was, then the hoe can be seen as a symbol of gender equity in a “moral economy” centered on subsistence and the good rather than on the capitalization of grains and economic values. Either by endogenous evolution or by external conquest, from the second and first millennium B.C. on, an agriculture performed with the arrow and draft animals by men visibly relegated women to the elaboration of agricultural produces. In spite of all its technological merits, the plow could be the symbol of gender inequity and domination by militaristic male proto-capitalists reigning on a landscape of cereal fields and granaries, keeping guard on their own reserves and ready to plunder others’.

Yet gardening did not die out with the spread of granary-centered agriculture. It entered the same sphere of shadow as most female contributions to subsistence and domestic economy. The story Gabriel Dupuy and Joel Tarr did no tell is the one of the demise of the modern and efficient urbiculture of late XIXth century under the joint assaults of urban sewerage, railroads, highways, and all the NCT’s of which their book explores the history.

As a conclusion, like the wanderer who could not enter the new landscape himself, I can only invite you to reflect on the variety of authors, civic initiatives and popular movements that, from Teodor Shanin’s “expolar ecnomies”[39] to Cuba’s urban gardens[40] and Via Campesina’s[41], aim at the recovery of  “gardenable” territories in and out of cities. It entices me to think that another world than that of contemporary high-energy cities is possible and that there are alternatives to the networking of counterproductive patterns of deadening dependency. Noteworthy  too are Chiapas’ Zapatistas initiatives in Mexico[42].


[1] Report on the State of World Population of the UN Fund (2007) “Free the Potential for Urban Growth”. http:/unfa.org/swp/2007/English/introduction.html

[2] Silvia Grünig Ibarren, « Promenades et questions d’une urbaniste », Actualité d’Ivan Illich, Paris : Journal Esprit, no 8, 2010, p. 193-203.

[3] Cities in Evolution, London: Williams & Norgate, 1915.

[4] Wolfgang Sachs, ed., The Development Dictionary. A Guide to knowledge as Power, London: Zed Books, 1992.

[5]Majid Rahnema and Jean Robert, La Puissance des pauvres, Arles : Actes Sud, 2008. p. 153..

[6] London, New York: Verso, 2006.

[7] Housing by People. Towards Autonomy in Urban Environments, London: Marion Boyars, 2000 [1976]..

[8] Ivan Illich and David Cayley, The Rivers North of the Future. The Testament of Ivan Illich as told to David Cayley, Toronto: House of Anansi Press, 2005, p.221.

[9] Paris: Gallimard (Idées), 1970, p. 7.

[10] San Diego: Harper Books, 1968 [1956]

[11]View from the Barrio, Ann Arbor: University of Michigan Press, 1968.

[12] London: Routledge, 2004

[13] Peasants in Cities. Readings I n the anthropology of Urbanization, Boston: Houghton Mifflin Company, 1970.

[14] La Société contre l’État, Paris: Éditions de Minuit, 1974.

[15] Rita M. Gross, “The Pre-patriarchal Hypothesis: An Assessment”, Sylvia Marcos, ed., Gender / Bodies / Religions, Adjunct Proceedings of The XVIIth Congress for the History of Religions, Mexico City: ALER Publications, 2000, p. 73-91. Translated into Turkish as “Ataerki-Öncesi Hipotezi: Bir Değerlendirme” (transl. by Balkı Şafak), Sylvia Marcos, derleyen, Bedenler,Dinler ve Toplumsal Cinsiyet, Ankara: Ütopya Yayınevi (0 312 43388 28), 2005, ISBN 975-6361-35-2 .

[16] Le Geste et la parole, Paris: Albin Michel, 1964.

[17] New York: Norton and Co 1969 [1952].

[18] New York: Random House, 1969. Jacobs questions what she calls the myth of agricultural primacy, that is the assumption that people first established agriculture, then established cities. In pre-historic Europe and the Near East, pre-agricultural settlements of hunters have been identified, some of them quite dense in population. As Jacobs shows, cities and agriculture co-evolved, and the “urban-rural divide” emerged from that co-evolution.

[19] The Conditions of Agricultural Growth: the Economics of Agrarian Change under Population Pressure, Chicago: Aldine, 1965.

[20] Günhan Danişman, “The architectural development of settlements in Anatolia”, Peter Ucko, Ruth Tringham and G.W. Dimbley, Man, settlement and urbanism, Gloucester Crescent: Duckworth, 1972, p. 505.

[21] For an assessment of the “Anatolian Homeland Theory”, that postulates a peaceful spread of farming from Anatolia beginning shortly after the “Neolithic Revolution”, see Colin Renfrew, Archeology and Language, London: Jonathan Cape (Random House), 1987.

[22] Rita M. Gross, “The Pre-patriarchal Hypothesis: An Assessment”, op. cit. , p. 73-91.

[23] This is also one of the main insights of a book that would deserve such a thoughtful commentary that it would explode the limited frame of this essay: Ivan Illich, Gender, New York: Pantheon Books, 1983.

[24] Gerda Lerner, The Creation of Patriarchy, New York: Oxford University Press, 1986.

[25] Rita M. Gross, “The Pre-patriarchal hipótesis: An Assessment”, Sylvia Marcos, ed., Gender / Bodies / Religions, Adjunct Proceedings of The XVIIth Congress for the History of Religions, Mexico City: ALER Publications, 2000, p. 73-91.

[26] Rita M. Gross, op. cit., p. 78.

[27] Günhan Danişman, “The architectural development of settlements in Anatolia”, Peter Ucko, Ruth Tringham and G.W. Dimbley, Man, settlement and urbanism, Gloucester Crescent: Duckworth, 1972, p. 505.

[28] James Mellaart, A Neolithic Town in  Anatolia, London: Mortimer Wheeler ,1967.

[29] David French, Settlement distribution in the Konya plain, south central Turkey”, in Anatolia”, Peter Ucko, Ruth Tringham and G.W. Dimbley, Man, settlement and urbanism, Gloucester Crescent: Duckworth, 1972,  p.,231-238.

[30] Rita Gross, op. cit., p. 85.

[31] Rita Gross, op. cit., p. 84.

[32] E.P. Thompson, “The Morsl Economy of the English Croad in the 18th Century”, Oxford: Past and Present, 1971, 50, p. 76-136.

[33]Melanie DuPuis, Nature’s Perfect Food: How Milk Became America’s Drink, New York: New York University Press, 2002.

[34] Antoine Prost, “Fronteras y espacios de lo privado” (Fronters and spaces of “the private”), Philippe Ariès and Georges Duby, Historia de la vida privada,  vol. 9, Madrid: Taurus, 1991, p.21. (Spanish traduction of Histoire de la vie privée, Paris: Seuil, 1987).

[35] The Idea of a Town. The anthropology of the Urban Form in Rome, Italy and the Ancient World. Cambridge (USA): MIT Press, 1988.

[36]G. Dupuy first expressed this view on “netweorked cities” in English, in a collective book that he edited with Joel Tarr:  Joel Tarr and Gabriel Dupuy, ed., Technology and the Rise of the Networked City in Europe and America, Philadelphia: Temple University Press, 1988. He then elaborated them anew in a book published in French three years later: Gabriel Dupuy, L’Urbanisme des réseaux. Théories et méthodes, Paris : Armand Colin, 1991.

[37] London: Ideas in Progress (Calder and Boyars, 1974.

[38] “The Social Construction of Energy”, opening talk to a seminar on “The Basic Options within Any Future Low-Energy Society” held at the Colegio de México in July 1983, unpublished English manuscript recently published in French translation in the Parisian journal Esprit, no 8, 2010, p. 211-227, under the title, “L’énergie, un objet social”.

[39] “Chayanov’s Message: Illuminations, Miscomprehensions, and the contemporary ‘Development Theory’”, introduction to —, The Theory of Peasant Economy, Madison: Wisconsin University Press, 1986. See also http://www.msses.ru/shanin/index.html.

[40] Scout G. Chaplow, “Havana’s Popular Gardens: Sustainable Urban Agricultura”, publication of the World Sustainable Agricultural Association, Washington, Fall 1996, vol. 5, no 22.

[41] See http://www.viacampesina.org.

[42] Subcomandante Insurgente Marcos, La Ley Agraria Revolucionaria de los Zapatistas, San Cristóbal de las Casas, Mexico, January 16, 2008.

++++

The Mesoamerican Migrant Movement: An Interview with Ruben Figueroa

The Mesoamerican Migrant Movement: An Interview with Ruben Figueroa

http://www.towardfreedom.com/americas/3179-the-mesoamerican-migrant-movement-an-interview-with-ruben-figueroa

Monday, 18 March 2013 22:38 Andalusia Knoll

Ruben Figueroa (on left)

In the face of thousands of kidnappings and an inept government, Ruben Figueroa dedicates himself to finding disappeared Central American migrants in Mexico.

On February 14th, Ruben Figueroa helped connect Brigido Lopez Mateo, a 26-year-old Honduran Migrant, to his mother, who had in fact thought he had been disappeared 7 years ago; she had lost all contact with him when he was traveling through Veracruz, Mexico on his way to the United States.

Figueroa travels the vast Mexican territory following small tips in search of disappeared migrants after learning about their cases through conversations with mothers throughout Central America.  He is a member of the Mesoamerican Migrant Movement that defends the human rights of Central American migrants in Mexico, and Mexican migrants in the United States.  This interview was conducted with Figueroa in the Port of Veracruz the day after he helped reunite Brigido Lopez with his family.

***

Ruben Figueroa: Yesterday, we arrived in the Port of Veracruz to continue to search for a disappeared migrant. We had not concluded the investigation of his whereabouts here in Veracruz when the Caravan of Central American Mothers passed through here last October. On the caravan, 38 Central American mothers had come to look for their children and the children of their compañeras in Central America.

We didn’t conclude the search for Brigido Mateo Lopez until this February when we continued to look for him and were successful. We had some clues regarding where we could find him; with these clues we were able to find someone who had lived with him for a few years and described where we could find him via his work as a construction worker. With the help of some local journalists we were able to find him at a construction site.

We have finished with the first stage of the search, which was locating him, and now the next stage is to connect him with his mom in October. We will do everything we can to help her participate in the next caravan with the Mesoamerican Migrant Movement in October to be reunited with him.

Andalusia Knoll: Is it common that migrants are disappeared while in route to the United States?

RF: We as the Mesoamerican Migrant Movement estimate that there have been between 70,000 and 80,000 disappeared people in the last 10 years. During the last six years during Felipe Calderón’s term the violence has increased and led to more disappearances and assassinations of migrants at the hands of organized crime.

AK: Is it common that when people are searching for their children who are disappeared while crossing through Mexico that they actually find them?

RF: The situation that migrants confront while crossing through Mexico is very complex and dangerous. It’s very difficult to locate disappeared migrants. Last year we were able to connect five Central American mothers with their children during the caravan, and this year we have helped connect one family. We hope to help connect at least ten more migrants with their families this year.

AK: Does the government help search for migrants who are disappeared?

RF: They definitely do not help search for disappeared migrants. Instead, the Mexican government implements policies that leads these young people to take these very dangerous routes, including the freight train, where they suffer from all these crimes such as kidnappings, torture, assassinations, rape and more. The government is not helping nor paying attention nor investigating the disappearances. We as civil organizations and people that are part of an organized community are doing the work of searching, and this year we have found one person. There are more than 1,000 other cases. We are now opening two cases to focus on, one in Jalisco and one in Chiapas.

AK: What is the response of the government when the Central American mothers pass through Mexico? Do they actually listen to their cases and investigate the disappearances?

RF: The government in Veracruz and their police authorities are complicit with organized crime groups who commit crimes against migrants. When we organize the caravans and denounce the disappearances we see a very strong indifference from them, including this case of a mother looking for her son. Sometimes they receive some of the complaints but they don’t do anything with them. There is not a commitment on behalf of the government to do searches.  There has always been indifference and inefficiency.

AK: What are your primary demands for the Mexican government regarding the rights of migrants?

RF: Our principle focus is defending the right to free transit and we view the right to migrate as a basic right, not as a law to comply with. All human beings should have the right to migrate and travel freely in this world. Also, they should implement preventative policies so that migration is free of violence. If a Central American migrant suffers from a violent crime there should be some form of justice for them.

AK: Have there been other similar cases here in Veracruz?

RF: Last year in 2012 we helped locate a disappeared Nicaraguan migrant who had not seen his mother for 32 years. He was a Sandinista and had fled during the war in Nicaragua, and had suffered a lot when he entered Mexico; his family didn’t know his whereabouts. We looked and found him, Francisco Dioniso Cordero, and his mother was reunited with him during the most recent caravan.

AK: What inspired you to start doing this work?

I was a migrant in the United States in North Carolina and had the experience of being a migrant, living with migrants etc. I was there from age 16 to 21 and when I returned home, I started to do some humanitarian assistance with my mother and some friends.  We got involved in local activism in our community in Tabasco to help migrants in whatever form we could and to denounce what was happening. Then we started hearing about different things, getting more involved in activism and became defenders of human rights. Then I met Elvira Arellano and Martha Sánchez and they invited me to participate in the Mesoamerican Migrant Movement.

AK: What gives you hope while doing this difficult work?

RF: The reason that I’m here is that there is a necessity. There is an urgency to defend human rights and to defend the life of these people in these cases. Often when these migrants are disappeared their mothers cannot come all the way to Mexico to look for them. We are the only bridge to do this work. We have to embody the hope that their mothers have and continue with the search.

There are very few of us that are part of this struggle and we come up against indifference, and also struggle against the government and the organized crime that commits these violent acts against migrants. We say that if we leave this struggle because of the persecution, threats and violence against us, there would be no one who would do it.

AK: Have you personally been threatened for the work you do?

RF: Here in Mexico all of us who defend human rights have been threatened, and been victims of harassment. We are victims of the same police authorities and organized crime groups. The necessity, our commitment and our passion allow us to continue in this struggle.

AK: Are there many journalists who are reporting on these issues concerning the rights of migrants?

RF: The actual work of being a journalist in the state of Veracruz is too dangerous. We believe that there is persecution and threats and assassinations of journalists. Just last year alone there were five journalists assassinated in this region. They are especially at risk if they cover delicate issues such as the kidnappings or disappearances of migrants. We are working together so that we can bring these issues to light and we try to help the journalists avoid being threatened. The government won’t guarantee their rights but we, as a civil organization, will back them up.

AK: To conclude, what should someone who is listening or reading this interview do, whether they are in the US or here in Mexico?

RF: We can’t be indifferent when faced with the pain suffered by others. It doesn’t matter if they are Central Americans, migrants, women, children, or homosexuals. We have to rise to the occasion and be responsible and conscious and always fight so that human rights are respected […] and try to make this world a just world. A world where there is neither discrimination nor violence against people, and demand that the government respects human rights for all the people who live in this world.

Listen here to the audio recording of this interview.

One week after this interview was conducted Figueroa traveled to Chiapas to search for Irene Rugama Escalante, a victim of human trafficking during a migration through Mexico. Escalante had lost contact with her family after losing all her belongings and contacts in a hurricane. Her mother had participated in the caravan in 2011 searching for her, and was finally able to make contact with her through Figueroa’s help.

A few weeks after this interview was conducted Ruben Figueroa received death threats at “Refugio-La 72” a migrant hospitality house in Tenosique, Tabasco after he identified a man who was charging migrants fees to board the freight train. On March 17th Figueroa was once again threatened along with Fray Tomás González, the director of the hospitality house. There is an urgent action and change.org petition calling for an investigation into these death threats, and for action to be taken against the people threatening Figueroa and other human rights defenders

To find out more about the Mesoamerican Migrant Movement you can check out their website or Facebook and follow Ruben Figueroa on Twitter: @RubenFigueroaDH.

Andalusia Knoll is a multimedia journalist based in Mexico City. She is a frequent contributor to Free Speech Radio News and The Real News Network and collaborates with various independent media collectives throughout Mexico. You can follow her in the twittasphere at @Andalalucha

 

Rechazan explotación de recursos en 74 consultas comunitarias

http://www.prensalibre.com/noticias/consultas-comunitarias-explotacion-recursos-naturales_0_889711204.html?print=1

Prensa Libre, 28 de marzo de 2013.

Comunidades indígenas han llevado a cabo tres “consultas de buena fe” y otras dos fueron realizadas por comunidades multiétnicas. En total 74 consultas se han efectuado desde el 2005 tuvieron como resultado el rechazo a la explotación de recursos naturales en sus territorios.

CIUDAD DE GUATEMALA.- El  informe anual de la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh) informa de estas 74 consultas y detalla que a pesar de ese rechazo, han sido entregadas 276 licencias de explotación y 111 de exploración, a las que se suman 734 solicitudes pendientes en el Ministerio de Energía y Minas, el cual otorgó siete licencias de exploración sin consultar a los pueblos indígenas.

Debido a que los territorios para los cuales fueron entregadas éstas últimas siete licencias son indígenas, la Oacnudh “llama al Estado a respetar todos los derechos individuales y colectivos de los pueblos indígenas en la elaboración de tales políticas, incluyendo el derecho a la consulta para otorgar licencias individuales”.

Agrega: “El Gobierno informó haber iniciado un proceso de elaboración de una propuesta de ley y reglamento para las consultas, aprovechando las buenas prácticas regionales”.

El informe detalla que el análisis del Relator Especial sobre los derechos de los pueblos indígenas en el 2012 “brinda criterios importantes que deben tomarse en consideración antes de otorgar licencias de explotación de recursos naturales”.

Deben considerar factores sociales

También explica el documento que esos criterios incluyen la necesidad de considerar factores sociales y políticos relacionados con los proyectos, “más allá del respeto del deber del Estado de consultar a los pueblos indígenas y de realizar estudios e impacto ambiental. Esta –licencia social- es esencial para fomentar la confianza en un diálogo constructivo y de buena fe entre todos los actores involucrados y para evitar posibles situaciones problemáticas”.

La Oacnudh insiste en su informe que se requiere una “respuesta decisiva”  en los conflictos relacionados con la explotación de recursos naturales en territorios indígenas ancestrales o cerca de ellos, “para evitar el riesgo de posibles situaciones de ingobernabilidad y violencia”.

También hace énfasis en la necesidad de aprobar una legislación que reconozca formas tradicionales de tenencia, posesión y uso colectivo de la tierra por parte de comunidades indígenas.

Agrega: “El Estado no ha garantizado el derecho de los pueblos indígenas a participar en procesos de toma de decisión en la explotación de recursos naturales, incorporado al derecho nacional con la ratificación del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo sobre pueblos indígenas y tribales en países independientes”.

Afirma además “Persisten vacíos legales y deficiencias procedimentales en el otorgamiento de licencias. El proceso de aprobación de estudios de impacto ambiental carece de la consulta requerida por los estándares internacionales y, aunque el Decreto Gubernativo 431-2007 contempla la realización de estudios de impacto ambiental social, estos no son requeridos por las autoridades”.
COORDINACION CPO
http://consejodepueblosdeoccidente.blogspot.com/

Brasil: 150 Indígenas Guaranís amenazan con suicidarse si les despojan de su tierra

adios-mundo-cruel1

http://ctcqom.wordpress.com/2012/11/20/adios-mundo-cruel-170-indigenas-se-suicidaran-de-manera-colectiva/

Su amenaza es el mayor acto de dignidad que les queda, les han robado, masacrado, asesinado a sus líderes y vapuleado con un cínico proceso judicial que no podían ganar. ¿Cómo podrían defender sus derechos? unos tíos con taparrabos frente a un sistema incestuoso de poder y política. Me arde la rabia por esta injusticia y al mismo tiempo se me enciende el corazón de orgullo al conocer su coraje…

Una carta firmada por los líderes de la comunidad indígena Guarani-Kaiowá de Mato Grosso do Sul, anuncia el suicidio colectivo de 170 personas, (50 hombres, 50 mujeres y 70 niños), si se hace efectiva la orden de la Corte Federal para despojar a la tribu de la ‘cambará granja’ donde se encuentran temporalmente acampados.

El territorio, que ellos llaman ‘tekoha’, que significa ‘cementerio ancestral’, ha sido sembrado con grandes plantaciones de caña de azúcar y soja, y está preparado para la cría de ganado.

Multa por vivir en su tierra

En caso de que los indígenas no desalojen la granja la orden federal estipula que la Fundación Nacional de Indios (Funai) tendrá que pagar una multa de aproximadamente 250 dólares por cada día que permanezcan allí.

Nosotros los indígenas tenemos el derecho constitucional a ocupar nuestra tierra, y vamos a seguir luchando“, enfatizó el jefe tribal guaraní, Vera Popygua, que exigió respeto para su pueblo, porque “ha sido masacrado“. “Han matado a nuestros líderes, y eso es triste e inaceptable. Somos una sociedad avanzada que vive en el siglo XXI. Esto no puede suceder, no debería ocurrir“, sostiene.

Si la orden judicial no fuera revocada, los indígenas amenazan con darse muerte ante el propio tribunal brasileño, después de lo cual exigen ser enterrados en su territorio sagrado, a orillas del río Hovy.

Los indígenas pidieron desde hace varios años la demarcación de sus tierras tradicionales, ahora ocupada por ganaderos y custodiado por hombres armados. El líder de la energía fotovoltaica en la Cámara de los Diputados, Sarney Filho, envió esta carta al ministro de Justicia, solicitando medidas para evitar la tragedia.

¿Qué puedes hacer tú?

birdwatchers-08-crop_screen[6]

Carta de los indios (traducida)

Carta comunitaria de los Guarani-Kaiowá Pyelito Kue / Mbarakay-Iguatemi MS-para el Gobierno y Justicia de Brasil

Nosotros (50 hombres, 50 mujeres y 70 niños) Guarani-Kaiowá comunidades originarias de tekoha Pyelito kue / Mbrakay, escribimos esta carta nuestra presente situación histórica y una decisión final antes de la orden de despacho expresada por el Tribunal Federal de Ashland, MS, como Caso N º 0000032-87.2012.4.03.6006, el 29 de septiembre de 2012. Hemos recibido información de que nuestra comunidad pronto serán atacados, violados y arrojados al río por el Tribunal Federal, de Ashland, MS.

Por lo tanto, es evidente para nosotros que la propia acción de la Corte Federal genera y aumenta la violencia en contra de nuestras vidas, ignorando nuestros derechos para sobrevivir a la Hovy río y alrededor de nuestro territorio tradicional Pyelito Kue / Mbarakay.

Entendemos claramente que esta decisión de la Corte Federal de Ashland-MS es parte de la acción de genocidio y exterminio históricos indígenas, nativas e indígenas de Mato Grosso do Sul, es decir, la acción en sí está violando la Corte Federal y exterminados y nuestras vidas.

Queremos dejar claro al Gobierno que el Tribunal Federal y, por último, ya hemos perdido la esperanza de sobrevivir con dignidad y sin violencia en nuestro antiguo territorio, ya no cree en la Justicia brasileña. Quiénes somos denunciar actos de violencia cometidos contra nuestras vidas? Para que la Justicia de Brasil? Si el Tribunal Federal se está generando y alimentando la violencia en contra de nosotros.

Hemos evaluado la situación actual y la conclusión de que todos vamos a morir muy pronto, y no tenemos ni tienen la perspectiva de una vida digna y justa, tanto aquí en la orilla del río tan lejos de aquí. Acampamos aquí a 50 metros del río Hovy donde ya hubo cuatro muertes, dos por suicidio y dos debido a la golpiza y la tortura de las granjas pistoleros.

Vivimos en el Hovy orilla del río durante más de un año y sin ninguna ayuda, aislado, rodeado por hombres armados y resistieron hasta hoy. Coma alimentos una vez al día. Pasamos todo esto para recuperar nuestro territorio Pyleito viejo Kue / Mbarakay. De hecho, sabemos muy bien que en el corazón de nuestro antiguo territorio están enterrados varios de nuestros abuelos, abuelas, bisabuelos y tatarabuelos, están los cementerios de nuestros antepasados.

Conscientes de este hecho de la historia, que somos y queremos ser muertos y enterrados a lo largo de nuestros antepasados ​​aquí mismo donde estamos hoy, así que le pedimos al Gobierno y la Corte Federal no ordenar el desalojo / expulsión, pero pregunte a promulgar nuestra muerte colectiva y que nos entierre a todos aquí.

Por favor, de una vez por todas, a promulgar nuestra aniquilación y la extinción total, además de enviar varios tractores para cavar un agujero grande para jugar y enterrar el cuerpo. Esta es nuestra petición a los jueces federales. Ahora esperamos la decisión de la Corte Federal. Declaramos nuestra muerte colectiva del guaraní y kaiowá Pyelito Kue / Mbarakay y enterrar con nosotros aquí. Desde que decidimos no salir de aquí completamente vivo ni muerto.

Sabemos que tenemos más posibilidades de sobrevivir dignamente aquí en nuestro antiguo territorio ya ha sufrido mucho y todos estamos muriendo masacrados y buen ritmo. Sabemos que será conducido lejos de la orilla del río por la justicia, pero no vamos a salir del río. Como un pueblo indígena y la historia indígena, decidimos colectivamente simplemente morir aquí. No tenemos otra opción es nuestro último despacho antes de la decisión unánime de la Corte Federal de Ashland, MS.

Sinceramente, guaraní-kaiowá de Pyelito Kue / Mbarakay

LA LICENCIA LITERARIA TAMBIÉN MATA: El papel mediático de las series televisivas en el alcance de la paz o en la perpetuación de la violencia

La Asociación de Profesores de la Universidad de Antioquia ha seguido con atención los pronunciamientos de las unidades académicas, de la directiva, los columnistas de opinión y la respuesta que el Canal RCN ha emitido a propósito de la serie de televisión titulada “Tres caínes”. Al respecto, llama la atención que columnistas calificados, expertos en cine y televisión señalen sobre la serie la ligereza del tratamiento del tema por parte de los libretistas, los parlamentos de los actores, las referencias explícitas a la Universidad de Antioquia y, peor aún, los alcances que series como éstas tienen en un país que se supone suma esfuerzos actualmente para la construcción de la paz a través de unos diálogos tan largamente esperados.

No hemos superado el conflicto, estamos inmersos en el, prueba de ello son los enfrentamientos armados en las comunas de Medellín, las fronteras invisibles, el incremento de muertes violentas donde los menores de edad para vergüenza nuestra repuntan en las estadísticas, los asesinatos de mujeres y el incremento de feminicidios en una ciudad cuyo pacto entre bandas se ha roto y hoy expone a toda la ciudad a una amenaza permanente. De hecho grupos de autodefensas autodenominados de la Universidad de Antioquia han amenazado directamente a las oficinas estudiantiles, base de la estructura institucional en espacios legítimamente reconocidos para el debate, la pluralidad de pensamiento y el trabajo del propio estamento estudiantil uno de los más importantes de la Universidad.

Tal vez no se han calculado los altos costos que licencias literarias como la que la serie tiene para la vida institucional de la universidad pública, dedicada a la formación académica, científica, ciudadana y humanista de quienes a ella acceden, tarea que en un país polarizado por la guerra lleno de lenguaje guerrerista de estigmatización, discriminación y desprecio por el pensamiento diferente, ha cobrado la vida de estudiantes, profesores, trabajadores y empleados del Alma Máter. En los últimos veinticinco años, la Universidad ha perdido más de una veintena de profesores y una cantidad muy superior de estudiantes en la ilógica de la guerra, en la persecución de las ideas y la descalificación de quienes piensen distinto; El asesinato aleve de Héctor Abad Gómez, Leonardo Betancur y Luis Fernando Vélez, presidentes de nuestra organización interrumpió su ideario de convivencia, derechos humanos, vida digna, y los de Jesús María Valle y Hernán Henao solo por nombrar algunos, fueron consumados por actores del conflicto armado que perpetúan la violencia, que renuncian al diálogo y al debate de las ideas e imponen las armas al pensamiento, cuando no la amenazas a colegas destacados de la altura de María Teresa Uribe de Hincapie, Alfredo Molano, Orlando Fals Borda, entre otros.

Series como estas, emitidas en plena agudización del conflicto urbano, de amenazas recientes a los estamentos universitarios y en medio de las negociaciones de paz, con un manejo indelicado de lo que hace la Universidad Pública en el país y de sus aportes al desarrollo, al conocimiento y a la cultura desdicen del interés y del bien común y nos expone ante los enemigos del diálogo y del logro de la negociación de la paz, tan anhelada por la gran mayoría del pueblo colombiano. Ingenuidad de parte de la Universidad al autorizar las grabaciones de las escenas de la mencionada serie sin haber revisado su contenido y fin irresponsable del canal que no da cuenta de sus verdaderas intenciones al hacer presencia en el campus y al creer que los universitarios veremos con buenos ojos que nos sigan estigmatizando y convirtiendo en objetivo militar de quienes persisten en la guerra, el terror, la amenaza y la crueldad. Sabemos lo que al país y a sus ciudadanos le ha costado el ser permanentemente señalados en el exterior como productores y portadores de droga, sabemos del “trato preferencial” que recibimos los colombianos en aeropuertos y en trámites migratorios por la “fama” que nos antecede con todo lo que ello implica, ¿Cuándo vamos a superar los estigmas que las mismas series televisivas elevan como fin en sí mismo?

Estamos en otro momento, en la Universidad intentamos reponernos de la cantidad de vidas perdidas que no tienen compensación ni consuelo para el Alma Máter, recuperar el legado de nuestros compañeros alevemente asesinados es una tarea irrenunciable para nosotros. No necesitamos exponernos ni que nos expongan a la ofensa, al señalamiento y a la amenaza y eso es lo que hace una serie como la señalada que de manera indelicada, vuelve a señalar el nombre de la Institución y el trabajo de miles de profesores, estudiantes, trabajadores y empleados. La licencia literaria tiene límites, la memoria universitaria no necesita una sola muerte más porque la paz está lejos de alcanzarse de continuar en la lógica amigo-enemigo y en la polarización y estigmatización de quienes piensan diferente.

La paz tiene adeptos y detractores, negar la pluralidad, la diversidad de pensamiento, el debate de las ideas es atacar el alma misma de la Universidad, perseguirla de parte de la opinión pública con base en prejuicios y señalamientos como los que la serie hace gala es un ejercicio desproporcionado del poder de los medios masivos de comunicación con la mal llamada licencia literaria, mezcla de ficción con realidad con una audiencia lamentablemente mal informada y deformada. Nuestro trabajo cotidiano ahora tendrá que acompañarse de todos los argumentos para decirle a la gente del común que nuestro hacer diario en la Universidad construye país y construye nación, redoblados además al tener que aclarar a todos que lo que se presentó en la serie no es generalizable, ni la constante de nuestro contexto, que aquí se debate, se piensa y se aporta por un país al fin en paz, donde la memoria recupere el legado de nuestros muertos, muchos producto de señalamientos como
los de la serie –producto de la ficción, cierto– y recupere su pensamiento y enseñanza de la defensa de la vida como derecho fundamental, de la prevalencia de los derechos humanos y la dignidad de las personas sobre los intereses particulares, del derecho a disentir y a opinar distinto y por el respeto a la diferencia y a defender los derechos sin que ello represente poner en riesgo la vida y ser objeto de amenazas y de señalamientos.

Medellín, 18 de marzo de 2013

JUNTA DIRECTIVA
ASOCIACIÓN DE PROFESORES DE LA UNIVERSIDAD DE ANTIOQUIA

Para ampliar información sobre este tema le invitamos a leer Co-Respondencia No. 227 [+] el malestar que generó “Tres caínes” a la comunidad universitaria http://asoprudea.udea.edu.co/co_respondencia/Cor227.pdf

http://asoprudea.udea.edu.co/comunicados/Ccado_Junta_Asoprudea.18marzo2013.pdf
Cordialmente,

Sara Castro Gutiérrez
Comunicadora
——
ASOPRUDEA. Asociación de Profesores de la Universidad de Antioquia
Ciudad Universitaria Bloque 22 Oficina 107
Teléfono: 219 53 60 – 263 61 06
E-mail: asoprudea@udea.edu.co
Página web: http://asoprudea.udea.edu.co
https://twitter.com/Asoprudea
https://www.facebook.com/asoprudea
Medellin, Colombia.

El resucitado, un reportaje sobre uno de los hombres más poderosos dentro del lopezobradorismo y del PRD: René Bejarano

amlo_bejarano

El resucitado

Después de los escandalosos videos que mostraban a René Bejarano, líder de una fracción del PRD, recibiendo dinero a manos llenas, todo el mundo daba por terminada su carrera. Su regreso fue sorprendente y ahora es uno de los políticos que más posiciones ganó en las pasadas elecciones. En esta carta el autor, que escribe al desaparecido Joaquim Ibarz, explica cómo se dio este milagro.

Por Alejandro Sánchez

http://gatopardo.com/ReportajesGP.php?R=183

“Joaquim Ibarz, corresponsal de La Vanguardia de España, de 1982 a 2010 fue testigo privilegiado, de ojo crítico y pluma objetiva, de la transformación política de México y de América Latina. Por todo ello, hoy es un día triste para el periodismo hispanoamericano”: Felipe Calderón (12 de marzo de 2011, fecha de la muerte del periodista)

Joaquim:
Es una lástima que te hayas muerto porque tendrías que ver esto: nueve hombres ataviados con el traje de mariachi descienden de una vagoneta sobre Reforma. Se dirigen hacia un elevador de la Torre Mayor, afinando sus instrumentos, y cuando ingresan a uno de los salones del piso cincuenta y uno, desde donde la vida nocturna del Valle de México se aprecia como invadida por enjambres de luciérnagas, tocan el mayor éxito de José Alfredo Jiménez, ese que dice: “Una piedra en el camino me enseñó que mi destino era rodar y rodar”. El anfitrión de la fiesta es, nada menos, que René Bejarano. Hace ocho años, cuando se conocieron los videos en los que apareció retacando cuarenta y cinco mil dólares en un maletín, escribiste para tus lectores de La Vanguardia de España que el político acabaría hundido. Nadie te contradijo. En tus más de veintitrés años como corresponsal en México y Latinoamérica difícilmente fallabas en tus apreciaciones. Pero esta noche debo contrariarte.

Cuando nuestra amiga Iruña Urruticoechea nos presentó en Caracas, comparaste el videoescándalo del mexicano con el de Vladimiro Montesinos, ex asesor de la Presidencia de Perú, capturado en Venezuela donde se refugió después de ser exhibido en videos recibiendo quince mil dólares. Tú presagiaste que el profesor normalista correría la misma suerte que Montesinos, sentenciado a veinticinco años de prisión. Pero nos equivocamos. Ahora Bejarano está en esa actitud de quien ha vencido todo: es el rey de la noche.

Es 9 de noviembre de 2012 y él está abrazando a su esposa Dolores Padierna. Ambos se mecen al ritmo del mariachi. Hace un frío del carajo, sin embargo, al político alguien le lleva una servilleta de papel que acaba pasándose sobre su frente sudorosa. El motivo del agasajo es la acreditación en México de Dagoberto Ramírez, embajador de Cuba, a cuya nación el profesor le tiene especial cariño.

Joaquim, créeme que me he vuelto acordar de ti. Tres meses antes Bejarano ya había contratado otro de los salones del mismo piso de la torre. Esa vez celebró el crecimiento de Izquierda Democrática Nacional (IDN), su corriente política en el Partido de la Revolución Democrática (PRD), en las elecciones de julio. Te puedo asegurar que, después del presidente Enrique Peña Nieto, es el otro gran ganador del proceso por los espacios obtenidos en los congresos federal y locales, alcaldías y otros cargos: obtuvo 36 diputaciones y 6 senadores, además de 6 delegaciones y 15 asambleistas en la ciudad de México. Él sabía que era el momento de reaparecer y anunciar que va por más poder. Los festejos de su retorno oficial a la política los acompañó con música en vivo y una cena chic.

Ya te iré contando detalles.

Si vivieras, Joaquim recordarías que Bejarano estuvo nada más ocho meses en prisión. Salió sin cargos bajo sospechas de haber sido beneficiado por el control político que su partido ejerce en la ciudad de México. Aunque en todo este tiempo de él se supo poco, hizo un trabajo bien planeado, silencioso y calculador para impedir su destierro. Yo digo que fue más astuto que la ex jefa nacional del PRD, Rosario Robles, quien tras sucumbir ante la pasión de un empresario al que gobiernos de este partido le otorgaron sospechosos contratos de obras, como tú lo narraste, se adelantó a renunciar antes de que fuese expulsada de su partido. En cambio, el profesor solicitó licencia e hizo operaciones a escondidas: fuera de las luces de la política se reunía en las penumbras de su casa con líderes y viajaba a los estados constantemente para cooptar aliados. Eso sí, y hay que decirlo: Andrés Manuel López Obrador, hasta hace poco líder indiscutible del PRD, fue benevolente con Bejarano. Ya recordaremos también cómo él necesitó de su fuerza y trabajo.

Su estilo de operar demuestra que el profesor no es ningún estúpido, como muchos lo llamaron después de ser captado in fraganti en las oficinas del ex amante de Robles. En todo caso es un maquiavelo citadino que ha expandido su poder hasta las zonas rurales del país o un político como los que el PRI o el PAN tienen en la cúspide nacional a pesar de comprobarse sus actos corruptos. En este tiempo, a partir de los videos, dio pocos pasos públicos, pero fueron clave para ensanchar su movimiento y convertirlo a su manera en uno de los más redituables del PRD. Unos dicen que son Los Chuchos, pero si tú pudieras revisar las listas de sus legisladores en funciones, éstos llegaron por la vía plurinominal debido a que aún tienen el control de la presidencia del partido, pero los candidatos de IDN ganaron en las urnas. Obtuvieron el apoyo de los votantes.

Nunca en su trayectoria política había ganado los espacios que tiene ahora. Quizá por eso, esta noche, en el piso cincuenta y uno de la Torre Mayor a Bejarano lo veo bailando chachachá casi como bailaba Resortes en sus mejores tiempos. Aunque conserva ese semblante de tristeza propio de su aspecto físico, otra vez me ha tocado verlo sonreír y cómo la gente se acerca a saludarlo y hasta le pide retratarse con él.

En pleno proceso electoral de 2012, durante la primera visita de varias que hice a Oaxaca supe que Bejarano estaba metido hasta dentro de las comunidades operando la estrategia del PRD y que, en una de esas vueltas él había ido a buscar muy encabronado al gobernador Gabino Cué. Entró por la fuerza a las oficinas porque el secretario particular del funcionario le había pedido esperar turno para entrevistarse con su jefe.

El profesor burló la seguridad, cruzó la puerta y cuando tuvo de frente a Cué le gritó: Atiende cabrón, sino para que te alquilas. Renuncia. Todo tu palacio es un caos, por falta de atención. Eso ocurrió, querido colega, un par de días antes de mi llegada. Después busqué sin suerte a Bejarano en diversas comunidades de Oaxaca porque cuando alguien se animaba a decirme dónde estaba, yo llegaba y él se había ido con la rapidez de un correcaminos. Allá, cuatro de los seis candidatos del PRD a diputados federales eran de su corriente partidista.

Hay mucho más que contarte de esa manera tan suya de ejecutar la operación política que siempre le resulta provechosa.

Seguramente imaginarías que les ha ido bien a los que fueron sus principales colaboradores y que, por temor a ver despedazadas sus trayectorias políticas, se deslindaron de él. Pero no. No es así. Ha ocurrido todo lo contrario: les ha ido muy mal. Tan sólo te mencionaré algunos casos. Leticia Robles, ex jefa delegacional de Cuauhtémoc, quiso regresar sin éxito al mismo puesto, pero por el PRI; Lorena Villavicencio, ex jefa de la bancada de los diputados del PRD en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), también intentó volver por el PRI pero fracasó. (Si hay una entidad en desgracia para el Revolucionario Institucional en el país, ésa es la ciudad de México, por lo que aquí pocos priistas se pelean las candidaturas).

Casos desafortunados hay muchos más.

Eso les pasó por pinches malagradecidos y cobardes, me dicen algunos perredistas que no abandonaron al profesor en la peor de sus desgracias políticas. Quiero contarte, sin embargo, que a esos colaboradores leales que arriesgaron su prestigio es a quienes les va mejor porque son los que poseen cargos legislativos, puestos públicos o grandes posiciones dentro del partido.

Y lo que jamás pensamos que pasaría… ocurrió. Sus adversarios que daban muestras de poder absoluto y que estuvieron detrás de la divulgación de los videos para hacerle daño político a Andrés Manuel pareciera que un maleficio les hubiera caído encima. Te digo por qué. El panista Diego Fernández de Cevallos llegaba en su camioneta a su rancho de Pedro Escobedo, en Querétaro, cuando hombres desconocidos lo sometieron imprevistamente, le encajaron una tijeritas cerca de uno de los bíceps y le extrajeron un chip del tamaño de un granito de arroz con el que podía conocerse su localización: estuvo siete meses secuestrado de mayo a diciembre de 2010 cuando llegó caminando a su casa en pans, demacrado y con una barba como la del padre Chinchachoma. Desde entonces el Jefe Diego, dueño de una fortuna incuantificable, dejó de ser el hombre imponente dentro de su partido.

Y el ascenso nacional del ex senador Federico Döring, también panista que entregó los videos a Televisa, se marchitó: con trabajos y en medio de disputas en su partido pudo hacerse de un lugar en el sitio donde empezó su carrera política, la Asamblea Legislativa local.

Al argentino Carlos Ahumada —quien le dio los dólares a Bejarano— dejó de hacer los grandes negocios que lo convirtieron en un hombre multimillonario desde antes de los treinta y cinco años de edad, cuando era alumno de preparatoria lavaba coches en la glorieta Etiopía de la colonia Narvarte en la ciudad de México. Caso excepcional es el de su ex querida Rosario Robles, quien lo acercó con funcionarios del partido. Tras su salida del PRD y después de varios intentos fallidos por volver a la política con partidos de izquierda se hizo amiga de Peña Nieto, quien recuperó para el PRI la Presidencia de la República, y éste la metió en su primer círculo. Ahora es la secretaria de Desarrollo Social, la dependencia federal que recibe mayores recursos públicos.

Carlos Salinas de Gortari, implicado como el principal conspirador contra Bejarano para sacar de la jugada política a López Obrador en 2006, entra y sale del país cada vez que se le da la gana. El ex presidente tiene estrecha cercanía con Peña Nieto, y después del triunfo presidencial se echó una declaración insólita en su amarga manera de contestar a la prensa: Me voy a tener que hacer cirugía plástica para quitarme la sonrisa.

Pero la noticia del regreso del PRI podría ser tema para contarte en otra ocasión.

Joaquim, hasta la primera fiesta en agosto de 2012 en el piso cincuenta y uno, el profesor había sido reservado. Ahora, en esta noche de luna llena resplandeciente está sentado en una mesa rodeado por los candidatos que ganaron en las elecciones y periodistas que cubren distintas fuentes de información: Cámara de Diputados, Senado, Asamblea capitalina, jefatura de Gobierno y columnistas. Trae puesto un traje oscuro y junto a él también está su esposa Dolores Padierna, a quien un mesero con guantes blancos le sirve vino en su copa.

Ahora, Bejarano bebe un trago y después se para a caminar entre el resto de las mesas. Hay más de diez en las que también están repartidos unos sesenta periodistas que conversan con legisladores y funcionarios de IDN que asumirán funciones en unos días en que se renueva el Congreso de la Unión. La fiesta es exclusivamente de acercamiento con la prensa, me ha dicho un colaborador del líder de IDN.

Ya te había contado que si hay un ganador después de Peña Nieto, ése es Bejarano. Está contento. No ha dejado de sonreír mientras los periodistas cuchichean sobre el bloque que el profesor tendrá en la Cámara, el Senado, la Asamblea, las jefaturas delegacionales, las cámaras locales y las alcaldías. En esta cena también es el rey con el que todos quieren hablar y quedar bien.

Ya es media noche. Toca un grupo de son cubano cuando da instrucciones para que calle la banda. Ante la mirada de todos pasa a la mesa central: le extiende la mano a Dolores para acercarla al centro de la pista de baile. Ella está ataviada con un vestido negro pegado a los muslos y unos tacones de unos diez centímetros de alto que la hacen ver majestuosa.

La cena consiste en ceviche de camarones, pollo relleno de champiñones y helado de yogurt bañado en exquisita salsa de frutas. Los que han llegado tarde dejan de comer al notar que Bejarano hará un anuncio público después de mucho tiempo. Nadie quiere perdérselo.

Por supuesto que el Bejarano de esa noche, Joaquim, en nada se parece al de aquella mañana del 3 de marzo de 2004 cuando en el noticiario En Contraste de Adela Micha, volteaba demacrado como buscando una puerta de salida al verse a él mismo recibiendo el soborno. Esto ocurrió minutos después de que en El Mañanero de Víctor Trujillo lo había exhibido en cadena nacional.

—Son cuarenta y cinco mil dólares —le dijo Ahumada mientras la imagen era transmitida en vivo.
—¡Puta! ¿Cómo le voy hacer? —contestó mientras sumía los dólares en una maleta para que entraran más y hasta se echaba las ligas de los fajos a las bolsas del saco.

Pero esta noche de agosto se regodea. Y con una simpleza absoluta resume en dieciocho palabras el vergonzoso episodio de su carrera: Hemos resurgido de una época de adversidad muy dura que nos permitió valorar la relación con la gente.

Recibe aplausos.

Dolores Padierna emite un intenso brillo de sus ojos y mientras oye a su esposo sus labios carmín deslizan una sonrisa. Toca el turno de ella, quien aún es secretaria general del PRD: Estamos cerrando este ciclo y abriendo otro. El objetivo fue muy claro, muy exitoso, triunfador y ahora queremos ganar el poder político en México.

También le aplauden. Incluso, algunos periodistas hasta se ponen de pie.

El brindis y el baile continuará desde donde se tiene todo el control visual de la ciudad y más allá. El sabor de boca con el que se han quedado algunos columnistas es que el matrimonio va a intentar derrocar a Los Chuchos para apropiarse del PRD.

¿Qué sucedió todo este tiempo, Joaquim, para que un día Bejarano pudiera festejar con tanto regocijo? Empezaría recordándote que los meses que pasó en prisión ninguna persona cercana a él recuerda haberlo sentido, ni si quiera por un momento, decaído o cabizbajo. Por el contrario. Era todo un torrente de energía, me ha contado Leticia Quezada, una joven delgada a quien, el día que la encontré en un café para que me hablara de su líder, se veía bella con un traje sastre negro. Desbordaba sensualidad con una blusa también oscura de cuello alto que remataba a la altura del pecho en un rectángulo de tela liviana y semitransparente.

Jamás me lo diría Quezada, actual jefa delegacional de la Magdalena Contreras, pero pienso que el buen estado de ánimo del profesor en la prisión se haya debido al trato privilegiado que le brindaron las autoridades del Gobierno del Distrito Federal (GDF).

Durante su cautiverio, te tocó leer cuando La Crónica publicó que el también ex jefe de los diputados de la ALDF, ocupaba tres celdas alfombradas, gozaba de agua caliente, seguridad personal y TV por cable. Eso ocurría con él mientras del otro lado de los muros hasta cuarenta reos o más dormían en cuclillas en una misma celda.

Lo que sí me dice Quezada es que ella y muchos compañeros suyos recibían cartas escritas con el puño y letra de su líder: Algunos las conservamos con gran cariño porque él expresaba con mucho énfasis que superaría sus abismos, me dice Quezada y agrega: Nos contagió su simpatía y fortaleza por la vida. Nos transmitía el ánimo para seguir siempre incansables. Si se hubiese venido abajo, juro que con el hubiéramos seguido todos los que estábamos a su alrededor.

Sé que las cosas no están bien allá afuera. Esta situación es difícil y complicada. Pero tú y los compañeros deben aguantar con firmeza este momento. No dejen de estar en cada rincón de cada colonia con la gente. Sigan construyendo, sigan trabajando. Confío en salir pronto de aquí. Y recuerda esto: los vasos de conexión que se tienen siempre van a estar latentes.

Se trata de un extracto de una de las cartas que ella recibió y que me ha platicado. Ni a ella ni algún otro de sus colaboradores cercanos a los que les escribió Bejarano les permitió obsequiarme una copia.

Quezada lo conoció en los años noventa cuando era alumna de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Con el tiempo, ella se hizo de un liderazgo importante en su colonia que expandió a otros barrios hasta alcanzar buen rango de popularidad en toda la Magdalena Contreras. Desde aquella demarcación Quezada trabajaba para él incansablemente. También hicieron lo mismo otros muchachos en las otras quince demarcaciones de la ciudad. Así el profesor fortaleció su grupo político forjado con damnificados del terremoto de 1985 que derrumbo edificios, complejos departamentales y casas. Cuando el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas logró el histórico triunfo en el DF, Bejarano gozaba de toda la fuerza y representatividad que lo convirtieron en el candidato ideal a ocupar la titularidad de concertaduría vecinal del primer gobierno del PRD.

Dice Quezada que, filosóficamente hablando, Bejarano es un animal político. Al asumir aquel cargo dedicó tiempo a escuchar a la gente. Quejas sobre el PRI por corrupción, soberbia y trampas en los procesos electorales federales fueron las principales denuncias recabadas. Él apapachaba a las mujeres, los ancianos y los desvalidos.

Como tiene la virtud de idear estructuras y mapas mentales sobre temas que piensa en el momento, inmediatamente enfocaba baterías. Se le ocurrían tareas de alto desafío para los integrantes de su movimiento: todos los días debían reunir a un grupo de cincuenta personas por delegación con temas específicos. Trabajábamos, me explica la jefa delegacional, día y noche. La gente nos conoció. Y él siempre se dio espacio para oír y atender demandas muchas veces de viva voz o mediante escritos que él mismo redactaba.
Su fuerza e ímpetu de poder lo llevaron más lejos en el siguiente gobierno. López Obrador lo hizo secretario general de su administración. Pero los videos enterraron sus sueños de ser candidato a jefe de gobierno. Sin embargo, preso jamás estuvo dispuesto a ver demolidas sus bases construidas en los últimos veinte años.

—¡Hola, mi amor! No te preocupes; ya verás que pronto volverás a casa y estaremos juntos —saludó, una tarde fría de noviembre de 2004, Dolores Padierna a su esposo René Bejarano cuando lo vio detrás de los barrotes del Reclusorio Sur.

En medio de su desgracia se puso feliz al escucharla.
—Gracias por tu amor, por todo lo que me das —dijo buscando su mano como para obtener fuerzas de flaquezas y la miró con los ojos húmedos.

Te platico esto Joaquim, porque sin el matrimonio, IDN no sería el movimiento que ha sido y que ahora es.
En ese encuentro, después de que lo encarcelaron, los dos hablaron durante algunos minutos y ella expresó que seguiría a su lado hasta donde la suerte llevara sus pasos y sin arrepentimientos ni chantajes.

Luego, como para borrar la melancolía del rostro de su esposo, le dijo que afuera del reclusorio habría un campamento de personas de su movimiento que orarían y rezarían para que saliera muy pronto.

No faltó quien, de los cercanos a Padierna, murmurara que el divorcio era lo más conveniente para ella. Dolores, sin embargo, estaba dispuesta a morirse en la raya. Todavía recuerdo cómo, el día en que el pleno de la Cámara de Diputados desaforó a Bejarano, la hoy senadora golpeó con una botella de agua purificada que llevaba en la mano el rostro de una periodista.

—¿No cree que el señor Bejarano le ha hecho mucho daño a la ciudad? —le había preguntado Yuriria Sierra que trabajaba en un programa informativo de chacota en Televisa.
—¿Por qué me pega? —gritó.
—Porque ustedes nos han pegado más duro —respondió Padierna con el rostro enrojecido.

Joaquim, a ti te tocó narrar la imagen de Bejarano llevándose la maleta repleta de dólares. La divulgación del video fue como una bomba que explotó sobre la entonces llamada Ciudad de la Esperanza. Quedó evidenciado que en todos los partidos se cuecen habas, que la corrupción no es propia del PRI, cuyo último regente del DF había sido capturado en Nicaragua por el desvío de cuatrocientos veinte millones de pesos.

En el gobierno de López Obrador, el primer caso de podredumbre se había conocido dos días antes del escándalo del profesor. También mediante un video vimos como Gustavo Ponce reposaba con una barba descuidada de días sobre la mesa de un centro de apuestas de las Vegas y se mecía los cabellos quizá preocupado por haber perdido.

Quién sabe a quién dejaba encargada la Secretaría de Finanzas del DF para irse en vuelos privados a la zona VIP del casino del hotel Bellagio.

En menos de un año, Ponce había hecho treinta y siete viajes. Tenía cuenta abierta y era considerado cliente distinguido. Las investigaciones revelarían que desvió más de treinta millones de pesos de la Tesorería capitalina para apostar. Al principio López Obrador no denunció a su secretario sólo dijo que debía una explicación.

—Todos son una pinches ratas asquerosas —dijeron capitalinos indignados tras conocer los videos.
—Nomás llegan al cargo a chingar —expresaron otros en distintos sondeos.

Pero mientras Bejarano pasaba sus días en prisión, cuadrillas de perredistas de su grupo se movilizaban por toda la ciudad haciendo una tarea desafiante. Muy pocos o mejor dicho ninguno de los políticos caídos en desgracia que conozco han hecho lo que los perredistas leales al profesor: ir a ras de tierra intentando lavar la imagen de Bejarano.

Eran señalamientos horribles e injustos a causa de un error, me contó Leticia Quezada. La gente tenía la imagen metida en la cabeza, pero nosotros les explicábamos que se había tratado de un engaño. Obviamente, no fue nada fácil.

López Obrador tampoco se distanció con rapidez de Bejarano al conocer los videos. Es una conspiración de Salinas de Gortari, aseguró y negó hablar más del caso. Pero con el paso de los días fue imposible no decir más. Después de semanas declaró que su ex operador político había hecho algo inadecuado.

Pero el tiempo pasa rápido. Bejarano salió de la cárcel sin cargos. Esa ocasión fue recibido en su casa con mariachis mientras que quien le dio el dinero fue capturado en Cuba, extraditado y juzgado como delincuente. Dos días después de su libertad, Bejarano convocó a todo su grupo político a una reunión para planear la creación del Movimiento Nacional por la Esperanza (MNE) y realizar giras de trabajo por todo el país.

Llevo como cinco vueltas a la República en tres años, confesó desafiante Bejarano con ese tono de cuando alguien se cree inmune a algo y dice que le hace lo que el viento a Juárez. Lo declaró en noviembre de 2008, un día antes de hacer su segunda reaparición pública en el Monumento a la Revolución para dar a conocer el MNE, hilvanado a hurtadillas.

Quizá también recordarías que la primera vez que estuvo en un acto político, después de los videos, fue en febrero de 2008 en el Foro Cultural Azcapotzalco. Ahí pidió a más de seiscientos perredistas votar por Alejandro Encinas en las elecciones a la presidencia del PRD. Encinas, ese hombre con parecido físico al de Santa Claus, era el candidato de López Obrador que enfrentaría a Jesús Ortega de la corriente Nueva Izquierda, mejor conocida como Los Chuchos.

Pero su segunda aparición, la del Monumento a la Revolución, sería abierta. Hizo declaraciones desde un día antes quizá como parte de una estrategia. Dejé de hacer política en el país. He seguido trabajando todo el tiempo. Lo que sucedió (los sobornos recibidos) desde luego es una acción moralmente cuestionable, añadió apelando al perdón social.

En todo ese tiempo no trabajó solo para su regreso, lo hizo de la mano de una familia muy especial: la López Obrador. El día de la presentación, ante unas veinticinco mil personas, hasta los seguidores de Andrés Manuel quedaron sorprendidos al enterarse que los hermanos de éste: José Ramiro, Arturo y Pío López Obrador, que no dan paso sin autorización del ex jefe de gobierno, serían los vínculos de Bejarano en Hidalgo, Tabasco, Tlaxcala y Chiapas.

El profesor es un hombre incansable. Durante todo este tiempo recorrió el país. Se reunió con líderes. Hizo crecer el movimiento. Laura Velázquez, también de su grupo y ex secretaria de Desarrollo Económico en la administración de Marcelo Ebrard, quien le concedió cuotas políticas, me dijo que cada funcionario o diputado de IDN entrega cierta cantidad de dinero al mes para sufragar los viajes y todo lo que se requiera para solventar los gastos del movimiento.

Para que veas cómo se maneja con simulación la política interna del PRD, te platico que el 14 de marzo de 2007, la dirigencia nacional del partido encabezada entonces por Leonel Godoy firmó un acuerdo que prohibía a los perredistas acercarse a Bejarano o de lo contrario se impondría una pena de suspensión de derechos políticos. Pero en marzo de 2011, año de tu muerte, durante el Consejo Político Nacional en que supuestamente se elegiría nuevo dirigente nacional, Bejarano llamó la atención de los periodistas al cruzar la puerta de un salón de la Expo Reforma con una sonrisa burlona.

—Nunca me fui del PRD —dijo.
—¿Solicitará de manera formal su regreso al PRD? —preguntó una reportera después de que el político quedara en medio de una bola de periodistas.
—Pues ya me reafilié. Había pedido una licencia, pero ya estoy reafiliado —y sacó su nueva credencial de perredista.
La presumió a la altura de su barbilla para ser retratado.
—¿Cuándo?
—Antier —contestó muy quitado de la pena.

Bejarano había aprovechado el vacío de liderazgo nacional en el PRD para volver, pues como casi siempre ocurre en estos procesos de transición en el partido, los acuerdos llegaron muchos días después de lo previsto. A partir de allí siguió recorriendo el país en busca de líderes de organizaciones dispuestos a dejarse aglutinar. Andrés Manuel me apoya, decía a los hombres y mujeres con los que se encontraba. Esto me lo contaron sus aliados en los meses que viajé a varios estados por los que seguí a los candidatos presidenciales del PRI, PAN y PRD en la campaña de 2012.

Las peleas entre corrientes en el PRD cada que hay procesos de elección interna son tan previsibles como decir que el sol sale de día. No hay indicios que hagan suponer que van a cambiar ciertas mañas. También todo parece indicar que mientras estén en el mismo partido, Los Chuchos serán los adversarios de Los Bejaranistas y viceversa. Lo que nunca se sabe es qué grupos de los muchos que tiene el partido con menor representación se aliarán con Los Bejaranistas o Los Chuchos. Eso, estoy seguro que lo recordarías muy bien, depende de los intereses del momento.

En la contienda de 2011 para suceder a Jesús Ortega había dos candidaturas previsibles. Una era la de Los Chuchos. El candidato de Ortega era su tocayo Zambrano, conocido entre sus compañeros como El Tragabalas porque en su juventud durante una protesta un agente le disparó a la cara: la ojiva le entró por la boca y salió por la quijada. La otra carta fuerte era Dolores Padierna, quien supo representar bien a su esposo al frente de la corriente IDN durante el tiempo que él pasó a escondidas formando el MNE, que en el proceso interno acabó sumándose con todo a favor de IDN.

La peor crisis interna del partido había sucedido en 2008 cuando Ortega y Encinas mantuvieron una riña por la disputa de la dirigencia que se prolongó por casi un año. Aunque los tribunales concedieron el triunfo a Ortega, el grupo de Padierna que apoyaba a Encinas ganó perdiendo, como decimos acá en México, pues diversas corrientes internas se hicieron aliadas suyas.

Ya te decía que en el nuevo proceso de 2011 la contienda parecía ser entre Padierna y Zambrano, pero de última hora apareció un tercer contrincante que se registró en el proceso para renovar la dirigencia nacional. Se trató del joven diputado Armando Ríos Piter. Éste no desmintió ser el candidato de Marcelo Ebrard, aspirante a la candidatura presidencial de 2012.

El diputado hizo una buena campaña en tan sólo unas horas. Se ofreció entre sus compañeros como la sangre nueva que necesitaba el partido. Logró buenos resultados, aun cuando en un inicio nadie daba un peso por él.

Fue el factor que le restó votos a Padierna, quien tuvo que conformarse con la secretaría general del PRD. Sin embargo, desde ese cargo ella, aconsejada por Bejarano, habría de negociar posiciones políticas en los estados del país que su amado esposo no dejaba de recorrer.

Antes de volver a contarte del caso Oaxaca, Joaquim, que ilustra muy bien todo lo que hizo en el país te voy a dar un contexto. En 2001, un grupo de perredistas salió del DF no sólo hacía Oaxaca sino a Veracruz, Guerrero y Tabasco con el sueño de expandir la corriente IDN. Iban Javier Hidalgo, Martí Batres, Lizbeth Rosas, Lenin López y otros jóvenes soñadores de izquierda. El proyecto les cuajó en el sureste del país a partir de ese año. Pero en Oaxaca, en 2007, la fuerza de IDN se acabó como consecuencia de los videos de su máximo líder en los que fue pescado con las manos en la masa, según me contó Lenin López, actual funcionario en el gobierno de Gabino Cué.

En esos seis años de gloria para IDN, Los Bejaranistas estuvieron a nada de adueñarse de la presidencia del PRD en Oaxaca. Tenían la secretaría general cuando Televisa divulgó la penosa imagen. La mantuvieron dos periodos, ganaron la coordinación de los diputados de 2004 a 2007, y metieron a ocho legisladores en el Congreso local. Luego, todo se derrumbó.

Fue a partir del año pasado, gracias a la pelea por la presidencia que dio Dolores Padierna y a esas extrañas alianzas internas, que como te digo, sólo ocurren en el PRD, que IDN volvió a reagruparse. Ya con su credencial de afiliado, Bejarano continuó con sus visitas a Oaxaca y consolidó un fuerte equipo, me contó un integrante de la dirigencia del PRD en ese estado.

Hugo Jarquín es el líder de la organización Ocho Regiones conformada por vendedores ambulantes que suelen participar en movilizaciones contra el gobierno de Oaxaca para exigir recursos. Vio la conveniencia de aliarse a la corriente del profesor debido a que estaba confrontado con todos los grupos del PRD. Para Jarquín era un atractivo. No haberse sumado a Bejarano habría significado su sentencia de muerte política. También se unieron Roberto López Rosado, dirigente municipal del Istmo de Tehuantepec; Rosalinda Domínguez, de Juchitán, y otros importantes líderes regionales.

¿Qué representaba Oaxaca en las presidenciales de 2012? Uno de los diez estados del país que registran mayor votación electoral.

Días después de mi tercera visita a la entidad de Benito Juárez encontré a René Bejarano tomando té en la librería el Péndulo de la Condesa, ciudad de México. Algo de eso publiqué en el portal Animalpolitico.com para el que cubrí el proceso electoral. Él estaba sentado en una mesa con un traje gris rata. Mientras él esperaba a un amigo suyo, una hermosa muchacha de cabello rubio y ojos claros se le acercó a saludarlo y le pidió dejarse retratar con él.

Después me acerqué y le conté mi interés de entrevistarlo sobre su retorno a la política, su participación en el proceso electoral, su liderazgo en IDN y cómo hizo para levantarse.
Fue amable pero dijo que otro día con mucho gusto. Traía dos celulares en la mano. Nada más quiso darme uno de los números. Después de algunas llamadas supe que nunca contesta personalmente, sino una mujer del servicio ejecutivo de Iusacell que no sé si le pase los recados.

Con quien medio pude hablar en campaña, querido colega, fue con Jarquín. Es un tipo medio gordito, de pelo cano y estatura baja, que públicamente y sin ruborizarse ha dicho que su movimiento es un mal necesario. Una mañana soleada de junio lo encontré en el aeropuerto, donde esperaba la llegada de Andrés Manuel, quien más tarde tendría un mitin en el centro de Oaxaca. Admitió las visitas permanentes que el profesor hacía al estado para trabajar a favor de los candidatos de IDN al Congreso y del candidato presidencial del PRD.

Nosotros tenemos nuestras propias organizaciones, nuestros propios grupos sociales, pero en lo político nos ha fortalecido mucho la asesoría y respaldo político del profesor en campaña, me dijo después de que le pregunté su opinión sobre las visitas de René Bejarano a su estado.

—¿Cuántas veces ha venido en este mes? —insistí.
—Está muy de cerca…, ahorita te digo, eh. Voy a ver si ya llegó Andrés Manuel —cortó la conversación y desapareció.

El registro de Jarquín como candidato lo tramitó Bejarano y apenas lo logró debido a que el líder de los ambulantes tenía suspendidos sus derechos políticos, porque estaba acusado de invadir predios en la entidad. Dolores Padierna fue clave.

Por instrucciones del profesor, Jarquín hacía campaña a favor de Andrés Manuel. Un día, por ejemplo, recorrió los mercados invitando gente al mitin del día 17 de julio con López Obrador. Sabemos que el triunfo está cada vez más cerca. Andrés Manuel es el único que puede enfrentar los problemas del país porque conoce todos los municipios de Oaxaca y de México, dijo Jarquín en el mercado del centro. La cantaleta la repitió durante la campaña en diferentes puntos del estado. ¿Y qué te digo de López Obrador? Hacía todo por deslindarse de su ex operador político. Ya no lo veo desde hace como ocho años, decía. Ni René ni Dolores Padierna forman parte de mi equipo, agregó antes y durante el proceso.

El 1 de julio, López Obrador perdió la presidencia, pero Jarquín y casi cuarenta candidatos a diputados federales y senadores apoyados por IDN y el profesor como los oaxaqueños aseguraron su espacio en el Congreso.

El centro de reuniones de Bejarano es una casona de dos pisos donde los integrantes de IDN llegan todos los martes a las ocho de la noche. Está ubicado en Isabela Católica 1003, en la colonia Niños Héroes. Llueva, truene, o relampagueé o así sea 25 de diciembre o 1 de enero o hasta el día de sus cumpleaños todos deben asistir al encuentro con su líder. Son los días de sermón del profesor. El objetivo primeramente es ir por las presidencias del partido en los estados, dijo en uno de los encuentros del año pasado.

Pero también sabe escuchar a cada uno. En octubre, uno de sus futuros diputados federales alertó de que en Chiapas el PRD estaba en riesgo con el entonces gobernador Juan Sabines. Creemos que hay una persecución política en contra de los compañeros, expuso ese perredista. Y Bejarano no perdió tiempo. En ese mismo instante designó a una comisión que se encargarían de viajar. La encabezaría Laura Velázquez, ex secretaria de Desarrollo Económico del GDF. Haz de saber que las reglas del profesor además consisten en que cada funcionario o legislador en activo debe adoptar un estado y mantener con la cuota mensual el trabajo político para apoyar el crecimiento de IDN en aquellas entidades que con anterioridad han sido exploradas por el profesor.

En este 2013 habrá elecciones en catorce estados del país. En Baja California se va renovará la gubernatura. En la mayoría de las entidades ya se le adelantó a Los Chuchos a hacer trabajo político. Pregunté a una diputada sí su jefe es autoritario y me contestó que le gusta resolver las cosas de la siguiente manera: Ésa es mi opinión. Ustedes saben si la toman o no. Hasta ahorita, me dijo la misma legisladora, no ha habido quien se atreva a llevarle la contraría.

El profesor tiene otras dos propiedades que también usa para sus citas. Una está en Azcapotzalco y la otra es su propia casa en la delegación Benito Juárez, donde organiza cenas. Pero buena parte del tiempo se la pasa viajando por el país para el crecimiento de IDN.

Después de las elecciones presidenciales de julio, Joaquim, mientras López Obrador desconocía los resultados del IFE que daban la victoria a Peña Nieto a quien acusa de haber comprado votos, René Bejarano se fijó nuevos propósitos: buscar a líderes de la corriente Alternativa Democrática Nacional (ADN), con la que Los Chuchos han sostenido una tradicional alianza que les ha permitido sostener el manejo del PRD. ¿El objetivo? Destronar a sus tocayos.

Antes de que se me olvide quiero contarte que ahora que el ex candidato presidencial renunció al PRD he tenido dos versiones encontradas sobre él y Bejarano. Por un lado, me han dicho que el plan de ambos es que el ex candidato presidencial tomará el control de Morena, partido que está conformando, mientras su ex operador se hace del PRD pensando en ‘. Pero por el otro está la versión de que Bejarano apuesta a consolidar el PRD para convertirse en la principal figura de izquierda en el país. ¡Creélo! Eso viene de boca de un sector del perredismo.

Cualquiera que fuera el caso, la coyuntura lo muestra como un tipo con suerte. Te explicó por qué: encontró el pretexto ideal para declararle la guerra abierta a Los Chuchos cuando éstos firmaron el Pacto por México con el presidente Peña Nieto.

Alejandro Sánchez Camacho, viejo incondicional del matrimonio y quien sustituyó a Padierna en la Secretaría General del PRD para que ésta asumiera como senadora, aseguró que Zambrano no cuenta con el aval de la Comisión Política Nacional para la firma del pacto. Enojado hizo lo mismo cuando se suscribió el acuerdo para la reforma educativa. ¿Habrían vendido caro su rechazo? Luis Videgaray, el secretario de Hacienda de Peña Nieto, se ha sentado con Dolores a tomar café en privado.

Después me acerqué y le conté mi interés de entrevistarlo sobre su retorno a la política, su participación en el proceso electoral, su liderazgo en IDN y cómo hizo para levantarse.
Fue amable pero dijo que otro día con mucho gusto. Traía dos celulares en la mano. Nada más quiso darme uno de los números. Después de algunas llamadas supe que nunca contesta personalmente, sino una mujer del servicio ejecutivo de Iusacell que no sé si le pase los recados.

Con quien medio pude hablar en campaña, querido colega, fue con Jarquín. Es un tipo medio gordito, de pelo cano y estatura baja, que públicamente y sin ruborizarse ha dicho que su movimiento es un mal necesario. Una mañana soleada de junio lo encontré en el aeropuerto, donde esperaba la llegada de Andrés Manuel, quien más tarde tendría un mitin en el centro de Oaxaca. Admitió las visitas permanentes que el profesor hacía al estado para trabajar a favor de los candidatos de IDN al Congreso y del candidato presidencial del PRD.

Nosotros tenemos nuestras propias organizaciones, nuestros propios grupos sociales, pero en lo político nos ha fortalecido mucho la asesoría y respaldo político del profesor en campaña, me dijo después de que le pregunté su opinión sobre las visitas de René Bejarano a su estado.

—¿Cuántas veces ha venido en este mes? —insistí.
—Está muy de cerca…, ahorita te digo, eh. Voy a ver si ya llegó Andrés Manuel —cortó la conversación y desapareció.

El registro de Jarquín como candidato lo tramitó Bejarano y apenas lo logró debido a que el líder de los ambulantes tenía suspendidos sus derechos políticos, porque estaba acusado de invadir predios en la entidad. Dolores Padierna fue clave.

Por instrucciones del profesor, Jarquín hacía campaña a favor de Andrés Manuel. Un día, por ejemplo, recorrió los mercados invitando gente al mitin del día 17 de julio con López Obrador. Sabemos que el triunfo está cada vez más cerca. Andrés Manuel es el único que puede enfrentar los problemas del país porque conoce todos los municipios de Oaxaca y de México, dijo Jarquín en el mercado del centro. La cantaleta la repitió durante la campaña en diferentes puntos del estado. ¿Y qué te digo de López Obrador? Hacía todo por deslindarse de su ex operador político. Ya no lo veo desde hace como ocho años, decía. Ni René ni Dolores Padierna forman parte de mi equipo, agregó antes y durante el proceso.

El 1 de julio, López Obrador perdió la presidencia, pero Jarquín y casi cuarenta candidatos a diputados federales y senadores apoyados por IDN y el profesor como los oaxaqueños aseguraron su espacio en el Congreso.

El centro de reuniones de Bejarano es una casona de dos pisos donde los integrantes de IDN llegan todos los martes a las ocho de la noche. Está ubicado en Isabela Católica 1003, en la colonia Niños Héroes. Llueva, truene, o relampagueé o así sea 25 de diciembre o 1 de enero o hasta el día de sus cumpleaños todos deben asistir al encuentro con su líder. Son los días de sermón del profesor. El objetivo primeramente es ir por las presidencias del partido en los estados, dijo en uno de los encuentros del año pasado.

Pero también sabe escuchar a cada uno. En octubre, uno de sus futuros diputados federales alertó de que en Chiapas el PRD estaba en riesgo con el entonces gobernador Juan Sabines. Creemos que hay una persecución política en contra de los compañeros, expuso ese perredista. Y Bejarano no perdió tiempo. En ese mismo instante designó a una comisión que se encargarían de viajar. La encabezaría Laura Velázquez, ex secretaria de Desarrollo Económico del GDF. Haz de saber que las reglas del profesor además consisten en que cada funcionario o legislador en activo debe adoptar un estado y mantener con la cuota mensual el trabajo político para apoyar el crecimiento de IDN en aquellas entidades que con anterioridad han sido exploradas por el profesor.

En este 2013 habrá elecciones en catorce estados del país. En Baja California se va renovará la gubernatura. En la mayoría de las entidades ya se le adelantó a Los Chuchos a hacer trabajo político. Pregunté a una diputada sí su jefe es autoritario y me contestó que le gusta resolver las cosas de la siguiente manera: Ésa es mi opinión. Ustedes saben si la toman o no. Hasta ahorita, me dijo la misma legisladora, no ha habido quien se atreva a llevarle la contraría.

El profesor tiene otras dos propiedades que también usa para sus citas. Una está en Azcapotzalco y la otra es su propia casa en la delegación Benito Juárez, donde organiza cenas. Pero buena parte del tiempo se la pasa viajando por el país para el crecimiento de IDN.

Después de las elecciones presidenciales de julio, Joaquim, mientras López Obrador desconocía los resultados del IFE que daban la victoria a Peña Nieto a quien acusa de haber comprado votos, René Bejarano se fijó nuevos propósitos: buscar a líderes de la corriente Alternativa Democrática Nacional (ADN), con la que Los Chuchos han sostenido una tradicional alianza que les ha permitido sostener el manejo del PRD. ¿El objetivo? Destronar a sus tocayos.

Antes de que se me olvide quiero contarte que ahora que el ex candidato presidencial renunció al PRD he tenido dos versiones encontradas sobre él y Bejarano. Por un lado, me han dicho que el plan de ambos es que el ex candidato presidencial tomará el control de Morena, partido que está conformando, mientras su ex operador se hace del PRD pensando en ‘. Pero por el otro está la versión de que Bejarano apuesta a consolidar el PRD para convertirse en la principal figura de izquierda en el país. ¡Creélo! Eso viene de boca de un sector del perredismo.

Cualquiera que fuera el caso, la coyuntura lo muestra como un tipo con suerte. Te explicó por qué: encontró el pretexto ideal para declararle la guerra abierta a Los Chuchos cuando éstos firmaron el Pacto por México con el presidente Peña Nieto.

Alejandro Sánchez Camacho, viejo incondicional del matrimonio y quien sustituyó a Padierna en la Secretaría General del PRD para que ésta asumiera como senadora, aseguró que Zambrano no cuenta con el aval de la Comisión Política Nacional para la firma del pacto. Enojado hizo lo mismo cuando se suscribió el acuerdo para la reforma educativa. ¿Habrían vendido caro su rechazo? Luis Videgaray, el secretario de Hacienda de Peña Nieto, se ha sentado con Dolores a tomar café en privado.

Busqué a Luis Sánchez, uno de los líderes de ADN. Su movimiento había sido un viejo aliado de Los Chuchos, pero ha sido buscado por Bejarano. Esto fue lo que me dijo: Los Chuchos me hacen recordar a Rafael Aguilar Talamantes, líder del extinto Partido Socialista de los Trabajadores, cuya principal función era negociar con el poder, no había otra cosa para ellos. He leído, añadió, a Jesús Ortega denostando a todo aquel que no piensa como él.

—¿Y René Bejarano? —pregunté.
—Con Los Chuchos hubo alejamiento a partir de marzo. Zambrano golpeó a ADN. Nos quitó candidaturas en los estados. De manera sorprendente le dio el apoyo a René Bejarano.
—¿Y ahora que Bejarano los busca?
—Pasado ese evento de la distribución de candidaturas, coincidimos con René en que hay acciones de Zambrano que no son las correctas y por eso tenemos acercamientos. Si unimos fuerzas ADN e IDN somos más que Los Chuchos. La alianza en este momento con Bejarano y ADN es vigente, tenemos que darle rumbo al partido.

Te voy a confesar algo que no alcancé a decirte. Después de que un juez sorprendió con su fallo al liberarlo de la cárcel, Bejarano andaba por las calles con languidez escurridiza. Se disfrazaba con gafas negras y se ponía la visera de la gorra a la altura de las cejas como cuando lo encontré en la sala de urgencias del Hospital Ángeles de la Escandón a donde él ingresó a causa de una infección en el estómago y yo a consecuencia de un choque automovilístico.

Un amigo al que le conté, recordó, guardando la dimensión del caso, al legendario boxeador Floyd Patterson, quien después de sus derrotas por nocaut se montaba, profundamente deprimido y humillado, unos bigotes falsos y espejuelos oscuros para ocultar su auténtico rostro durante meses y cuando alguien llegaba a reconocerlo se hacía pasar por su hermano.

Pero la identidad oculta del profesor es cosa del pasado. Volviendo con el inicio de esta historia, René Bejarano está ahorita disfrutando de su segunda fiesta en el piso cincuenta y uno de la Torre Mayor, que él ha preparado con pretexto de la bienvenida del embajador de Cuba en México ante quien se levanta y dirige unas palabras. Hace un repaso de la izquierda en los países de América Latina con gran lucidez: sin siquiera traer una anotación en una hojita de papel.

Ya te volveré a escribir Joaquim, para contarte si el profesor pudo o no derrocar a Los Chuchos.

Por ahora te dejo con esto: tan pronto termina su discurso ante el embajador aparecen el mariachi San Francisco. Y Bejarano se pone a tararear: “Con dinero y sin dinero hago siempre lo que quiero. Y mi palabra es la ley. No tengo trono, ni reina ni nadie que me comprenda. Pero sigo siendo el rey”. //

Soya transgénica invade México

http://contralinea.info/archivo-revista/index.php/2013/03/10/soya-transgenica-invade-mexico/

⇒ Parte I: Soya transgénica invade México
Parte II: Soya transgénica, riesgosa para la biodiversidad mexicana
Parte III: Conabio perdió el carácter vinculante de sus opiniones durante el panismo

En 7 años, las autoridades mexicanas han concedido a las trasnacionales Monsanto y PHI México 43 autorizaciones para la siembra de soya transgénica en el país, en las fases experimental y piloto. Una reciente autorización concede la siembra de 253 mil hectáreas del grano genéticamente modificado a escala comercial

Primera parte

 

El gobierno mexicano autorizó a Monsanto Comercial, SA de CV, la siembra de soya transgénica a escala comercial en siete estados de la República Mexicana: Campeche, Quintana Roo, Yucatán, Tamaulipas, San Luis Potosí, Veracruz y Chiapas.

El permiso, dado en junio de 2012, que libera 253 mil 500 hectáreas es el más reciente de un total de 44 autorizaciones aprobadas en 7 años por el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), para la siembra de soya transgénica en las fases experimental y piloto.
A decir de Ariel Álvarez Morales, secretario ejecutivo de la Comisión Intersecretarial de Bioseguridad de los Organismos Genéticamente Modificados (Cibiogem), la siembra de transgénicos hasta ahora no ha significado ningún riesgo. “Cuando el Estado da permisos para la liberación, en este caso de soya, es porque no hay elementos de bioseguridad que nos digan que algo malo va a pasar”.
No obstante, a la solicitud de siembra comercial de Monsanto respondieron con opiniones negativas la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), el entonces Instituto Nacional de Ecología (INE, ahora Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático) y la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp).
Las opiniones se derivan de la evaluación y el análisis de riesgo que hacen los expertos que congregan dichas comisiones y el Instituto, y del estudio de los reportes elaborados por las trasnacionales tras las siembras experimentales y piloto.
La posible filtración de agroquímicos (glifosato) a los mantos acuíferos, la colindancia de los polígonos liberados con áreas naturales protegidas y zonas prioritarias terrestres, marinas e hídricas, la afectación a otras actividades económicas de la región, el desarrollo de resistencia a malezas y los posibles efectos a organismos no objetivo son algunos de los argumentos que presentaron las tres dependencias.
Pese a ello, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) –quien estudió las opiniones de la Conabio, la Conanp y el INE para emitir su opinión– dijo “sí” a los transgénicos. La Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados (LBOGM), vigente desde 2005, establece como vinculante la opinión de la Semarnat para permitir el cultivo de transgénicos en el país. Con el aval de esta dependencia, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) entregó la autorización a la peticionaria.
Infografía:

⇒ Parte I: Soya transgénica invade México
Parte II: Soya transgénica, riesgosa para la biodiversidad mexicana
Parte III: Conabio perdió el carácter vinculante de sus opiniones durante el panismo

Textos relacionados

Fuente: Contralínea 325 / marzo 2013

La variable contrainsurgente. Carlos Fazio

http://chacatorex.blogspot.mx/2013/03/la-variable-contrainsurgente-carlos.html

Carlos Fazio
La Jornada

Con gran profusión mediática, incluido el abordaje crítico de comunicólogos estrellas de las radios y las televisoras privadas –en­cargados de reproducir la ideología dominante con fines de adoctrinamiento y control social−, desde enero pasado han venido proliferando en varias partes del país grupos de autodefensa civil.
En la coyuntura, el hecho coincidió con el despegue del régimen priísta, que se ha venido posicionando a golpes de autoridad: las contrarreformas laboral y educativa; el ajuste de cuentas a la maestra Gordillo por el nuevo jefe máximo; la solución expedita y vía el silenciamiento difuso de la explosión en la torre de Pemex, etcétera. De allí que llame la atención la aparente complacencia de los responsables de la política interior ante el fenómeno de las autodefensas, en vísperas del lanzamiento en cascada de una política de seguridad de Estado, del mando único policial y de la gendarmería nacional como nuevo órgano represivo militarizado.
En estas páginas, Magda Gómez, Francisco López Bárcenas, Enrique Dussel, Octavio Rodríguez Araujo y otros han venido desenredando la confusión sembrada en torno al tema con evidentes fines diversionistas. En particular, la mezcolanza para nada inocente de los expertos en torno a las policías comunitarias indígenas, los grupos de autodefensa civil y los paramilitares. Al respecto, una variable no muy explorada es la línea tenue que históricamente vincula al paramilitarismo con la contrainsurgencia estatal en clave de guerra sucia. La Colombia de Álvaro Uribe, modelo de Enrique Peña, es un caso paradigmático, pero no el único.
Etimológicamente, paramilitarismo denota actividades cercanas a lo militar, pero que al mismo tiempo desvían, deforman o vuelven irregular el accionar de la milicia. En México, la desnaturalización de la institución militar atravesó en el último medio siglo por diversas fases donde la difuminación de las fronteras entre lo civil y lo castrense −o la articulación entre la fuerza pública y grupos paramilitares− cobró visibilidad, pese a su carácter clandestino. El asunto remite, en general, a operaciones encubiertas de agentes de seguridad (del Ejército, la Marina o las distintas policías), que necesitan camuflar su identidad como civiles para no comprometer el accionar clandestino del Estado, o acciones militares de civiles protegidos de manera invisible por agentes y/o instituciones del Estado. Ambos procedimientos tienden al mismo objetivo: el encubrimiento que salvaguarde la impunidad de actos criminales.
Antecedentes sobran. En los años 80, Puerto Boyacá se convirtió en el Vaticano del paramilitarismo colombiano. En el marco de la Doctrina de Seguridad Nacional del Pentágono, la alianza entre el Ejército y grupos paramilitares en la lucha contra el enemigo interno derivó en el terrorismo de Estado. La Triple A (Acción Anticomunista Americana), formada por militares adscritos al Batallón de Inteligencia y Contrainteligencia Charry Solana (BINCI) y el MAS (Muerte a Secuestradores), fueron los primeros eslabones de una práctica paramilitar que derivó en las autodefensas campesinas, red de grupos civiles armados, coordinados y entrenados por militares de la 14 brigada y el batallón Bártula, en Boyacá.
Esa política de Estado para la lucha antisubversiva y el exterminio de comunistas se extendería después a toda Colombia, buscando el involucramiento compulsivo de la población en el conflicto armado contra las guerrillas, de modo que fuera imposible una posición neutral dentro del territorio controlado. En 2002, la alianza del Ejército con los barones de la droga y las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) consolidó la Seguridad Democrática de Álvaro Uribe, producto paramilitar de exportación estadunidense. (Alfil de Washington, el anterior jefe de la Policía Nacional, Óscar Naranjo, es hoy asesor de seguridad de Enrique Peña, bajo cobertura del Instituto Latinoamericano de Ciudadanía, creado ad hoc por el Tecnológico de Monterrey.)
A su vez, en la lucha contra Sendero Luminoso, las fuerzas armadas peruanas crearon los Comités de Autodefensa (CAD) o rondas campesinas antisubversivas. El modelo incluyó la articulación forzosa de pueblos vecinos a través de Comités de Defensa Civil (CDC), al estilo de las aldeas estratégicas de Estados Unidos en Vietnam. En Guatemala, también de manera coercitiva, los generales Romeo Lucas García y Efraín Ríos Montt utilizaron las Patrullas de Autodefensa Civil (PAC) como estructura paramilitar subordinada en la genocida política de tierra arrasada que destruyó la base social de la insurgencia en las comunidades mayas del Petén.
La táctica no le es ajena al Ejército Mexicano. En su manual de guerra irregular, la Sedena recuerda con Mao que el pueblo es a la guerrilla lo que el agua al pez, pero agrega que al pez se le puede hacer imposible la vida en el agua, agitándola, introduciendo peces más bravos que lo ataquen, lo persigan y lo obliguen a desaparecer o a correr el riesgo de ser comido por esos peces agresivos que son la contraguerrilla. En su Plan de Campaña Chiapas 94, el Ejército concibió la creación de fuerzas de autodefensa u otras organizaciones paramilitares para desplazar población y destruir las bases de apoyo del EZLN, en el marco de una guerra irregular o de baja intensidad que tuvo en la matanza de Acteal (1997) su máximo punto de inflexión.
Como en Colombia, la criminalidad es hoy funcional a la guerra de clase encubierta. A río revuelto ganancia de pescador. En Chiapas, tierra de autonomías, la Sedena capacitó y armó en febrero un Pelotón de Fuerzas Rurales, compuesto por ejidatarios y ganaderos del municipio de Mapastepec. A lo que se suma el proyecto estatal por reglamentar y subordinar a la policía comunitaria en Guerrero. El duro de Mondragón y Kalb habló de intereses oscuros; igual el general Lozano de la novena Región Militar. Ambos podrían estar fintando con la intención de refuncionalizar las autodefensas para un nuevo modelo autoritario.
-:-

Carlos Fazio

Periodista uruguayo radicado en México. Pertenece a la redacción del diario La Jornada y colabora con el semanario Brecha, de Uruguay.

Más artículos de Carlos Fazio:

13/10/2012 Carlos Fazio en Chiapas

06/08/2012 El miedo a la democracia   

14/05/2012 La territorialidad de la dominación

22/03/2011 ¿Quién teme a Lucía Morett?

23/01/2011 (Vídeo) La falsa guerra contra el narco. Carlos Fazio.
Cada vez es más creíble que la guerra contra el narco es una farsa. Se golpea a un cártel pero en favor de otro. A cuatro años de guerra saltan resultados claros: los cárteles se han empoderado y las autoridades se han debilitado.Se militariza al país con un fin: controlar a la sociedad y apagar movimientos sociales. Es un fenómeno que nos invita a una crítica urgente.
-:-

El mito moderno de lo “sostenible” y a seguir destruyendo el planeta

http://www.ecoportal.net/Temas_Especiales/Desarrollo_Sustentable/El_mito_moderno_de_lo_sostenible_y_a_seguir_destruyendo_el_planeta

Por Guadalupe Rodríguez

No sólo la publicidad y los medios de comunicación, también las políticas institucionales, llevan un tiempo convenciéndonos de que producir y comprar masivamente puede contribuir a salvar el mundo.

El que llaman consumosostenible”-que abarca no sólo productos necesarios, sino también productos superfluos y de gran lujo- crea la falsa impresión de un comportamiento ético o responsable. Pero el acto de comprar por comprar no puede ser nunca sostenible. El modo de vida en torno al consumo lleva implícita la idea de ‘no prescindir de nada’. Un auténtico compromiso con el planeta implicaría más bien rechazar de plano ciertas áreas del consumo.

Sostenible‘ significa “especialmente en ecología y economía, que se puede mantener durante largo tiempo sin agotar los recursos o causar grave daño al medio ambiente. Desarrollo, economía sostenible”. Es la definición del diccionario de la Real Academia de la Lengua Española RAE.

Pero lo “sostenible” está tan manoseado que en ocasiones resulta confuso. Empresas, gobiernos y medios de comunicación utilizan esta palabra de manera deliberadamente abusiva.

Un recurso natural se utiliza de forma sostenible si no se agota, si es posible su regeneración y su producción y reproducción futura. Una producción auténticamente sostenible de bienes o servicios requerirá una organización de la vida en torno a la auténtica protección de la naturaleza, de la conservación de la biodiversidad. No sólo local, sino también nacional y globalmente, atendiendo a proteger ecosistemas y poblaciones y atendiendo a sus necesidades. La mayor parte de esquemas de evaluar la sostenibilidad se centran sin embargo en aspectos casi exclusivamente económicos ignorando lo ecológico y lo social. Así sucede cuando se habla por ejemplo de minería sostenible, o producción sostenible de energía. La consideración del aspecto sostenible es demasiado estrecha y apunta más bien a justificar estas actividades, e incluso a imponerlas.

Bling, bling, el brillo que deslumbra

En la vida diaria, las ciudadanas y ciudadanos llegamos a doblegar demasiado a menudo nuestra voluntad ante bienes, servicios y objetos de consumo que requieren grandes cantidades de materias primas y energía: electricidad y calefacción, telecomunicaciones, grandes infraestructuras, tecnología, transporte de personas y mercancías. Comer carne y productos lácteos, utilizar cosméticos y productos de belleza, gadgets electrónicos -ipads, ipods, toda clase teléfonos móviles, ordenadores, consolas-, volar barato, renovar continuamente el vestuario, joyas, beber refrescos de las grandes multinacionales….Todas estas tendencias nos arrollan imponiéndosenos, pero no mejoran realmente nuestra calidad de vida. Pero sí concentran ganancias y poder en manos de las grandes empresas e industrias que se esfuerzan por todos los medios de convencernos de que sigamos comprando por comprar.

¿Multinacionales sostenibles?

Muchos compradores están saturados y en realidad poseen ya todo lo que necesitan. El slogan publicitario pasa a ser el de que “comprando, salvamos el mundo”. Cada vez más empresas se unen a la tendencia de “defender la naturaleza”. Saben que esto les produce sustanciosos beneficios.

Acusada de acaparar las fuentes de agua comunitarias en lugares como México o la India, hasta la CocaCola se dice sostenible. Igualmente chocante es que se digan sostenibles megaempresas multinacionales como Ikea, que vende cien millones de muebles cada año en todo el mundo para los que demanda 12 millones de metros cúbicos de madera; o que una línea aérea como Lufthansa quiera volar sosteniblemente, cuando utiliza 30 millones de litros combustible al año, y emite a la atmósfera una cantidad inmensa de gases dañinos para el clima.

Por su parte, otras multinacionales como Zara, Adidas, o Walmart producen y venden en forma masiva, destrozando tejidos empresariales locales, explotando trabajadores, tercerizando las producciones, esclavizando seres humanos y afectando severamente al medio. Que se denominen sostenibles no es ético, ni mucho menos ecológico.

Producir continuamente tal cantidad masiva de ‘bienes’ y obtener las materias primas y energía necesarias para producirlos, conduce sin dudas a hipotecar a la humanidad y el patrimonio ecológico. Las super-ofertas las paga pues siempre la naturaleza.

La maldición de las materias primas

Oro, plata, cobre, níquel, litio, aceite de palma o de soja, caña de azúcar, cacao, café, algodón, salmón o camarones son recursos mineros y productos agroindustriales de alta demanda. Presentar la extracción y la producción industrial a gran escala de cualquiera de estas materias primas como “sostenible” es la gran mentira verde de nuestro tiempo. Allá donde existen estos recursos existe el riesgo de que las multinacionales obtengan concesiones para su explotación.

La minería industrial a cielo abierto y a gran escala ni es ni podrá nunca ser sostenible, aunque las grandes compañías mineras como Barrick, Rio Tinto o Anglogold llenen sus páginas web con esta palabra. Tampoco es en ningún caso sostenible la agricultura industrial a gran escala o agronegocio, que requiere un acaparamiento sin precedentes de tierras de cultivo que previamente era trabajada por poblaciones rurales; y el uso masivo de agrotóxicos para el control de las plagas y el aumento de la productividad. Para muestra un botón, Monsanto, el gigante de las semillas transgénicas intenta por todos los medios también darse una imagen sostenible al tiempo que pasa como una apisonadora sobre la agricultura tradicional acabando literalmente con la vida rural de muchas regiones y así con la existencia de muchas comunidades y familias campesinas. Por eso, tampoco son entonces sostenibles los productos producidos a partir de estas materias primas. Ni la extracción de carbón, de gas o de petróleo. Ni su transporte, distribución venta o consumo. Todas las grandes empresas petroleras como hablan incisivamente de sostenibilidad en sus webs, incluida BP, causante de la mas reciente gran catástrofe petrolera en el Golfo de México, pero también Shell, Chevron o Repsol, todas ellas ligadas a violaciones de derechos humanos, contaminación del medio natural y accidentes y derrames petroleros de diversa consideración.

La resistencia ciudadana y rural cada vez más numerosa no es pues gratuita, sino que obedece a la elevada preocupación de los pueblos por sus derechos fundamentales y por el medio natural circundante.

Más y más crecimiento…

Los mercados son globales, se impone más “crecimiento” como “solución” para la crisis económica. El sistema establece que todo el tiempo hay que producir y vender “algo”. Para impulsar tal crecimiento irracional, políticamente se deciden, aprueban y fomentan toda clase de infraestructuras, proyectos extractivos de materias primas mineras, petróleo, gas y comoditties agrícolas. Las transnacionales hacen cifras récords, y concentran cada vez más la riqueza.

Problemas globales exacerbados con la globalización como el hambre, la sequía, el cambio climático, la destrucción de ecosistemas importantes como las últimas selvas tropicales requieren respuestas políticas contundentes que acaben con la corrupción y los privilegios, y que apunten a solucionar -y no a dilatar- los problemas sociales y económicos.

El Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, la Organización de las Naciones Unidas y sus convenciones marco -o su conferencia de desarrollo sostenible celebrada el año pasado en Río-, van dictando las políticas económicas y energéticas que han de ir tomando los países de ambos hemisferios Norte y Sur. Pero estos foros están dominados por la palabra de las transnacionales, invitadas de honor y socias de estos espacios de poder, y con toda seguridad, ninguno de los grandes problemas de la humanidad va a solucionarse con más de lo mismo.

Formas de organización auténticamente participativas y responsables son las que pueden marcar el camino correcto. Volver a fomentar un tejido social basado en diverso, lo cercano, lo local es la única puerta a un modo de vida auténticamente sostenible.

Recuerda:

Si te venden la idea de lo “sostenible” a gran escala industrial no es para proteger la naturaleza, sino para generar y mantener mercados.

Las estrategias que promueven un uso “sostenible” de los recursos a gran escala industrial, conducen -en medio de palabras bonitas- a pérdidas de economías locales, de ecosistemas, de biodiversidad y de modo de vida tradicional de pueblos rurales e indígenas.

Sí o sí, muchos recursos, materias primas y hasta fuentes de energía como el petróleo están al borde del agotamiento.

Nuestras sociedades modernas están desterrando el auténtico bienestar o ‘buen vivir’, la cercanía y el respeto a los demás y a la naturaleza. Muy atrás quedan aspectos fundamentales para el ser humano como el territorio, al trabajo, la salud, la educación e incluso el pensamiento, los sentimientos o las emociones.

No te dejes engañar por la palabra sostenible. Sólo es una palabra. Mira siempre más allá. Evita el consumo por imposición y por el puro gusto. Usa menos bienes de consumo, aquellos realmente necesarios y con una vida más larga.

No te deslumbres con el brillo del oro. Ecoportal.net

Salva la Selva
http://www.salvalaselva.org

Los desafíos de la comunicación contra-hegemónica en red

Dênis de Moraes

http://alainet.org/active/62134

La comunicación alternativa y contra-hegemónica en red se refiere a un proceso participativo en internet que involucra a grupos, colectivos, organizaciones y movimientos con una visión politizadora del periodismo, a partir del reconocimiento del sector informativo como un espacio de disputas de sentidos por la hegemonía política y cultural. El hecho de que la red planetaria no esté sometida al dominio de los imperios mediáticos proporciona un margen acentuado de libertad de expresión, además de favorecer la convergencia en torno a ideas y valores y movilizaciones por afinidades específicas.
El ecosistema virtual, descentralizado e interactivo, favorece prácticas comunicacionales que cuestionan las formas de dominación impuestas por las clases e instituciones hegemónicas, sustentadas ideológicamente por los medios corporativos.
La comunicación es alternativa porque se estructura para el trabajo político-ideológico, privilegia  contenidos críticos y se rige por métodos colaborativos de gestión y formas no mercantiles de actuación. Significa asumir la opción por la difusión de informaciones y análisis que contemplen temas de interés colectivo, en una perspectiva favorable a la divulgación de reivindicaciones sociales y comunitarias generalmente ausentes o despreciadas en las agendas y coberturas de los medios tradicionales.
Cinco características distinguen la comunicación alternativa en red: a) compromiso con la universalización de los derechos humanos; b) no se imponen ópticas interpretativas únicas en la apreciación de los acontecimientos, rompiendo así con la subordinación a las valores particulares de las corporaciones mediáticas; c) la dinámica virtual estimula cambios e interacciones; d) se sigue el principio inclusivo del copyleft (permiso para reproducir informaciones, mencionando la fuente y sin fines lucrativos, evitando las barreras impuestas por la propiedad intelectual).
Una variedad imprevista de modos de creación y de relacionamiento se manifiesta en internet, permitiendo transmisiones autónomas de contenidos en diferentes formatos y lenguajes. Se incluyen ahí proyectos, experiencias y medios  relacionados a movimientos sociales, populares y comunitarios, organizaciones políticas y grupos militantes que se enfrentan  al  sistema capitalista y la construcción de modelos de desarrollo inclusivos y socializantes.
Los medios alternativos en red se utilizan cada vez más en redes sociales, blogs, listas de discusión y correo electrónico para la difusión de ideas, convocatorias de eventos y campañas, intercambios de datos, imágenes y archivos sonoros. Todo eso facilitado por las  conexiones infoelectrónicas y tecnologías móviles que eliminan  barreras geográficas e instituyen formas más ágiles de contacto y articulación.
Los  proyectos comunicacionales no se agotan en el plano informativo, en sentido estricto, y establecen vínculos con el activismo contrahegemónico. Ese tipo de elaboración informativa tiene afinidades programáticas con el conjunto más amplio de los organismos reivindicantes de la sociedad civil. Se trata de asociar las actividades informativas a proyectos de transformación de la sociedad, lo que dependerá siempre de una aplicación coherente de los compromisos editoriales.
De manera general, las acciones contra-hegemónicas actúan como herramientas para la comunicación en el campo popular, sin dejar de lado la militancia social, quedando implícito que periodistas y/o comunicadores deben ser solidarios, en la batalla de las ideas, con las fuerzas sociales empeñadas en las luchas por la democratización de la palabra y de la información.
La amplia variedad de iniciativas de comunicación alternativa en red expresa la heterogeneidad de movimientos, grupos y colectivos provenientes de lugares y contextos diferentes, con singulares acumulaciones de experiencias y propósitos. Pero los participantes integran, con ritmos y énfasis peculiares, el mismo campo: la oposición a los grupos monopólicos privados que mercantilizan  la información en función de sus ambiciones lucrativas. Aunque con una penetración social muy inferior a los medios masivos, la mayoría de las experiencias contra-hegemónicas en red estimulan la circulación social de interpretaciones críticas sobre relevantes temas políticos, económicos, culturales y ambientales.
A despecho de estas potencialidades, debemos  problematizar algunas cuestiones. La profundización de la comunicación contra-hegemónica en red depende de plataformas tecnológicas más avanzadas, de más acciones convergentes y principalmente de condiciones adecuadas de sustentabilidad económica. Son exigencias básicas para diversificar e intensificar la distribución de contenidos en múltiples y simultáneos puntos de la red.
Aún es relativamente reducida la repercusión de la comunicación alternativa en red en el conjunto de la sociedad. Vale la pena preguntar: ¿cómo competir con las infernales máquinas de producción simbólica que se fundamentan en la concentración monopólica de los medios masivos? Por lo general, los medios contra-hegemónicos  que están presentes en Internet llegan más a sectores organizados y politizados, además de los formadores de opinión, los periodistas, los estudiantes y los activistas gremiales. Probables motivos de estas limitaciones: lenguajes y formatos inadecuados, discursos excesivamente ideológicos, inconsistencia en las orientaciones editoriales y  en los esquemas de divulgación, baja penetración de internet en zonas poblacionales pobres,  etc.
Es necesario debatir, definir e intentar desarrollar políticas de comunicación electrónica más eficientes, aprovechando todos los medios y metodologías de divulgación disponibles, como por ejemplo, boletines electrónicos, eventos que atraigan la atención de nuevas audiencias, estrategias específicas para redes sociales y mayor integración de las experiencias en plataformas comunes de difusión. Otro problema a superar es la infoexclusión de poblaciones de baja renta. El universo de usuarios, por más que esté aumentando exponencialmente, no corresponde a la totalidad social, que es contradictoria y desigual. Hay una grave asimetría entre las innovaciones tecnológicas y la capacidad de inclusión de la base de la sociedad en los nuevos escenarios. La universalización de los accesos depende de políticas públicas que expandan los usos sociales, culturales, educativos y políticos de las tecnologías; del desarrollo de infraestructuras de red en banda ancha; de inversiones y fomentos públicos permanentes; de formación educativa y cultural, entre otros puntos.
Internet es una herramienta más en la intrincada batalla de las ideas en la arena de la comunicación, y sería iluso creer que, con las limitaciones actuales, pueda suplantar al poder  mediático. Pero estamos hablando, sin duda, de una herramienta estratégica, pues permite  el desarrollo de más espacios independientes para la producción y diseminación de informaciones fiables y no mercantilizadas, sin vínculos con las estructuras y las presiones del poder mediático.
Finalmente,  es necesario enfatizar que la valorización de la comunicación alternativa en red no significa, en absoluto, sustituir el mundo real por la realidad virtual. Imaginar lo contrario es subestimar mediaciones sociales y mecanismos fundamentales de representación política. Las movilizaciones presenciales siguen siendo insustituibles, sin embargo pueden ser reforzadas por las acciones virtuales, como parte de la larga lucha por derechos sociales, políticos y culturales de la ciudadanía.
Dênis de Moraes es doctor en Comunicación y Cultura por la Universidad Federal de Río de Janeiro y profesor e investigador de la Universidad Federal Fluminense, en Brasil. Autor, entre otros libros, de La cruzada de los medios en América Latina (Paidóis, 2011),  Mutaciones de lo visible: comunicación y procesos culturales en la era digital (Paidós, 2010), Sociedad mediatizada (Gedisa, 2007) y Por otra comunicación (Icaria/Intermón, 2005).

Patishtán debe ser liberado de inmediato, según proyecto de la ministra Olga Sánchez

La Jornada

El profesor Alberto Patishtán, indígena tzotzil preso desde hace más de 12 años, debe ser liberado de inmediato, señala el proyecto de dictamen elaborado por la ministra Olga Sánchez Cordero, en el recurso de reconocimiento de inocencia que será resuelto la próxima semana por la primera sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Trascendió lo anterior en el máximo tribunal, en el que se explicó que jurídicamente el asunto es muy complicado, porque la sentencia que mantiene preso a Patishtán ya es definitiva.

Fuentes judiciales precisaron que, a diferencia de los asuntos –incluida la liberación de Florence Cassez– en los que la primera sala ha concedido amparos que dejaron en libertad a acusados a quienes les fueron violados sus derechos al debido proceso penal, el caso Patishtán ya es cosa juzgada.

Es por ello, añadieron, que una decisión favorable para el maestro de 60 años de edad será muy difícil de consensuar y de que cuente con el apoyo de, al menos, otros dos ministros para salir libre.

Además, a lo largo de su historia la Suprema Corte ha concedido en contadas ocasiones el reconocimiento de inocencia, porque el demandante debe presentar ante los ministros pruebas nuevas e irrefutables que demuestren que no es culpable del delito que se le imputa.

Los informantes destacaron que el proyecto de dictamen de Sánchez Cordero plantea tesis novedosas para favorecer al acusado, aunque es muy complicado que sus compañeros ministros Arturo Zaldívar, Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, José Ramón Cossío y Jorge Pardo Rebolledo se sumen para alcanzar los tres votos necesarios para que quede libre.

Agregaron los funcionarios que el proyecto plantea que si el acusado de 60 años de edad, quien está prácticamente ciego por las enfermedades que le aquejan, hubiera sido juzgado a la luz de la reciente reforma constitucional en materia de derechos humanos y de las nuevas tesis, aprobadas por la propia primera sala, sobre el debido proceso y presunción de inocencia, el juicio en contra de Patishtán hubiera tenido otro desenlace y estaría en libertad.

Violencias de Estado

Gilberto López y Rivas

La Jornada

Excelente y de imprescindible lectura resulta el libro de Pilar Calveiro Violencias de Estado, la guerra antiterrorista y la guerra contra el crimen como medios de control global (Siglo XXI Editores, 2012).

Argentina de nacimiento y radicada en México desde 1979, la colega Calveiro sostiene que vivimos en la actualidad una reorganización hegemónica planetaria basada en una violencia estatal que se despliega principalmente a través de dos grandes combates, definidos como guerras contra el terrorismo y contra el crimen, mismas que habilitan el escenario bélico que requieren las dominaciones autoritarias, y facilitando las formas más radicales de la violencia represiva.

La guerra antiterrorista permite mantener y expandir el nuevo orden global, mientras la llamada guerra contra el crimen “recurre a una reorganización jurídica y penitenciaria que conduce al encierro creciente de personas, en especial jóvenes y pobres, en aras de la supuesta seguridad interior de los estados. Ambas guerras se entrelazan, se construyen y se dictan desde los poderes centrales –ya sean estados-nación u organismos estatales supranacionales– y son instrumentos útiles para la reorganización global”.

Iniciada con unos puntos de partida y un marco de referencia en los que se debate en torno a los conceptos de modernidad, hegemonía, reconfiguración hegemónica (sus rupturas y continuidades), bipolaridad, genocidio, totalitarismo, entre otros, así como el paso de un mundo bipolar a otro globalizado, la obra continúa en dos partes tituladas “Violencias globales: I. Terrorismo: el enemigo externo. II. Delincuencia: el enemigo interno, con un cierre con pistas sobre el Estado global”.

Ante la vastedad del libro, sus profundidades teóricas, los múltiples alcances de sus reflexiones y lo reducido de este espacio, expondré sólo algunos aspectos que llamaron mi atención.

Para la autora, los rasgos más sobresalientes de esta reorganización hegemónica son: el pasaje de un modelo bipolar a otro global, ambos con un fuerte componente autoritario; en lo económico, acumulación y concentración neoliberal dentro de un mercado globalizado; en lo político, debilitamiento de la autonomía del Estado-nación y el desarrollo de redes de poder estatal-privadas de carácter trasnacional, así como la instauración de democracias procedimentales; en lo social, la incorporación de tecnología –en especial de comunicación– que modifica tiempo y espacio; en lo subjetivo, una individualidad blanda, aislada, en retracción hacia lo privado, como esfera de consumo de bienes y de cuerpos, todo ello con un uso importante y diferenciado de la violencia, que se articula con las nuevas formas de lo político, social y subjetivo.

Esta autora mantiene que las guerras sucias del siglo XX prefiguran ciertos modos represivos del mundo global actual, con Estados Unidos a la cabeza, y con la imposición de un estado de excepción que articula una red represiva legal con otra ilegal, y en la que se va conformando un Estado criminal. “Ganar la guerra sucia –afirma Calveiro– fue una precondición para tener alguna posibilidad en la nueva fase de acumulación.

Así fue como se invirtieron todos los recursos necesarios para asegurar la derrota de cualquier proyecto alternativo en América, una derrota que fue no sólo militar sino también política.

Se selló entonces el triunfo de una nueva forma de organización nacional, acorde con la reorganización hegemónica global, que supuso el vaciamiento de las economías mediante la imposición del modelo neoliberal, el vaciamiento de la política con la implantación primero de dictaduras de shock, pero enseguida de democracias formales e incluso autoritarias, producto de la eliminación de todas las formas de organización y liderazgo alternativos, y por último, el vaciamiento del sentido mismo de la nación y de la identidad latinoamericana con la incrustación de nuevas coordenadas de sentido individualistas, mercantiles y apolíticas”.

Es extraordinaria la revisión histórico-crítica de la autora sobre los significados de las dos guerras mundiales, sus costos en vidas humanas, principalmente de civiles, consideradas poblaciones prescindibles e indeseables; la relación entre los genocidios en los campos de concentración con la producción industrial, tecnificada y burocrática de la sociedad de masas que caracterizó aquel momento del capitalismo. Es especialmente aleccionador y clarificante su escrutinio sobre el concepto de totalitarismo y las diferencias entre fascismo y estalinismo a partir de un señalamiento crucial de Calveiro: “La crítica al totalitarismo, hoy por hoy, debe pasar por el anticapitalismo”.

Muy sugerente la idea de la autora de que el hecho que cierra la Segunda Guerra Mundial y abre el periodo de la guerra fría, como conector entre ambos momentos, fue el lanzamiento de las bombas atómicas sobre dos ciudades japonesas, y su conclusión de que el genocidio y el ataque indiscriminado sobre población civil son prácticas fuertemente emparentadas, y conllevan la creencia “de que existe un otro racial, religioso o nacional sobre el que se puede imponer cualquier sufrimiento y a cualquier costo, amparándose en una racionalidad de eficiencia bélica, política, económica o biológica. La construcción social de ese otro como alguien exento de todo derecho está en la base del Estado de excepción”.

Lo expuesto es tan sólo una reducida muestra de la riqueza temática y analítica de un texto pletórico de reflexiones rigurosas sobre los dramáticos efectos de las violencias de Estado, tanto en el ámbito global, como nacional, que contiene, además, una detallada investigación del “modelo mexicano”. Un valioso aporte al pensamiento crítico que debe ser estudiado a cabalidad.

Montemayor detonó renacer de letras indígenas

Presentaron Los tarahumaras en el Palacio de Minería

Susana de la Garza, viuda del colaborador de La Jornada, participó en el acto donde se dio a conocer el volumen trilingüe español/tarahumara/inglés

La educación no ha aportado aprendizajes desde la raíz de nuestro pueblo, alerta Makawi, poeta y músico rarámuri

Ericka Montaño Garfias / La Jornada

“Desde sus primeros encuentros, los misioneros y soldados españoles apreciaron en los tarahumaras su gran capacidad de caminantes y corredores, y por consiguiente, es casi constante la referencia a sus fuertes pies y resistentes piernas. La palabra tarahumara alude a la rapidez de los corredores. Por influencia del cahita o del varojío, o incluso del castellano, se ha sustituido la ‘r’ inicial del rará, que significa pie, por una ‘t’, huma o juma que significa correr, y el sufijo ra o re es un participio: el sentido final es el ‘que ha corrido a pie’.”

Así inició Carlos Montemayor (Parral, 1947-ciudad de México, 2010) el segundo capítulo de su libro Los tarahumaras: pueblo de estrellas y barrancas, el cual fue presentado la noche del pasado miércoles. Se trata de una nueva edición del título que se publicó por primera vez en 1995, apenas unos meses después del levantamiento zapatista, y que ahora aparece en una edición trilingüe –castellano, rarámuri e inglés– del gobierno de Chihuahua, por conducto del Programa Editorial del Gobierno del Estado.

La redición del volumen coincide con el tercer aniversario luctuoso del narrador, ensayista, poeta, traductor, analista, tenor, investigador, activista social e impulsor de las lenguas indígenas, ocurrida el 28 de febrero de 2010.

El lado indigenista del autor

La nueva edición de Los tarahumaras: pueblo de estrellas y barrancas es de pasta dura y reúne una nueva selección de imágenes captadas por Ignacio Guerrero Olivares, Emilio Montemayor, Tania Petite, Arturo Rodríguez Torija, Gerard Tournebize y David Lauer Read, quien fue el encargado de la edición fotográfica y el traductor del texto al inglés. El poeta y músico rarámuri Martín Makawi realizó la traducción a la lengua de los tarahumaras.

El libro se divide en ocho capítulos: Encuentros y desencuentros, El caminante celeste, Juicios y prejuicios, Las columnas del mundo, La danza celeste, El jícuri y lo sagrado, ¿Quiénes son los rarámuris?, y ¿Quiénes son los chabochis?

Familia y amigos acudieron a la presentación del volumen (el cual se puede adquirir en la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería), en la que participaron Susana de la Garza, viuda de Carlos Montemayor; Víctor Orozco, catedrático de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez; Enrique Servín, coordinador del programa institucional de atención a lenguas y literatura indígenas del Instituto Chihuahuense de la Cultura; Martín Makawi y David Lauer.

Amo y señor, 1994, fotografía de Arturo Rodríguez Torija que ilustró la primera edición del libro Los tarahumaras: pueblo de estrellas y barrancas, de Carlos Montemayor, en 1995, que ahora se incluye en la redición de 2012

El texto de Carlos Montemayor consta “de sus análisis, sus citas de algunos de los momentos más brillantes en la interpretación de la cultura tarahumara. Sus comentarios, sus reflexiones”, dijo Enrique Servín, quien destacó uno de los aspectos del autor de Las armas del alba que a veces se llegan a perder:

“Este aspecto, opacado por su importancia como activista social, novelista, estudioso de la cultura griega, latina, música, hombre brillante, polifacético. Este aspecto es su lado como indigenista, analista y promotor de ese otro aspecto de lo mexicano que son los pueblos indígenas.”

La vida de Montemayor, recordó Servín, cambió cuando comenzó a impartir talleres para escritores en lenguas indígenas en Oaxaca. “Ya era muy conocido como novelista, traductor, analista de lo clásico, y este viraje no fue necesariamente bien recibido en el medio intelectual mexicano; no faltaron los comentarios irónicos y las burlas”.

Sin embargo, “se abrió un nuevo capítulo; es el resurgimiento de las literaturas indígenas en México; hay movimientos, obras sólidas, los espacios editoriales consolidados, y México se convierte en punta de lanza en este ámbito. Ni en Estados Unidos o Canadá está tan avanzado este proceso”.

En el libro, Montemayor, quien fue colaborador de La Jornada, “analiza desde fuera y desde dentro lo tarahumara”, añadió el funcionario.

Universo visual

David Lauer, en tanto, subrayó que las imágenes seleccionadas para este volumen intentan acercar a los lectores al universo visual de este pueblo que habita en el norte de Chihuahua.

Un pueblo que a lo largo de los siglos ha sido despojado no sólo de su territorio, de acuerdo con el breve recorrido histórico que trazó el investigador Víctor Orozco, sino que la educación occidentalizada pone en jaque su forma de ser y estar en el mundo.

Martín Makawi advirtió: “Muchos de los rarámuris de hoy están desviados, porque la educación no ha sido un aportador de los aprendizajes desde la raíz de nuestro pueblo; ha sido un aportador de otros caminos, de otra cultura, no de lo propio, eso es lo que pasa”.

Al hacer la traducción “entendí muchas cosas que no sabía, y que llevo en el corazón.

“¿Hacia dónde puedo caminar para encontrar la verdadera educación para mí, para mis hijos y para mi pueblo?”

La filosofía slow

image002_large

http://www.ecoportal.net/Temas_Especiales/Habitat_Urbano/La_filosofia_slow

‘Slow cities’, ‘slow sex’, ‘slow food’, ‘slow life’, ‘slow work’, podemos hablar del movimiento slow como una filosofía de vida, una filosofía de la lentitud; no olvidemos quien ganó la carrera entre la tortuga y la liebre. Prueba a ir más despacio.

El capitalismo ofrece un billete de ida hacia la extenuación, para el planeta y quienes lo habitamos. Podemos vivir mejor si consumimos, fabricamos y trabajamos a un ritmo más razonable. Al centrar la puntería en el falso dios de la velocidad, alcanza el corazón de lo humano en la era del chip de silicio. El beneficio máximo del movimiento Slow sólo se conseguirá si vamos más allá y reflexionamos sobre nuestra manera de hacerlo todo. Un mundo realmente lento requiere nada menos que una revolución del estilo de vida.

El tiempo no puede colonizar nuestras vidas, sino que hay que devolverlo a las personas para que pueda ser un tiempo vivido plenamente. /Más/, /antes/ y /más rápido/ no son sinónimos de /mejor/, y educarnos para la lentitud significa ajustar la velocidad al momento y a la persona.

Partidarias del buen vivir, las denominadas ciudades Slow tienen como premisa adueñarnos del tiempo para disfrutarlo de un modo inteligente. El movimiento de Slow Cities (Cittaslow) se organiza para certificar aquellas ciudades donde la obligación es comer bien, dedicarnos al placer, el cuidado del medio ambiente, el patrimonio y sobre todo la filosofía de disfrutar la vida en todo momento, y optimizando nuestro tiempo.

Slow Food es la respuesta de vanguardia a los efectos degradantes de la cultura de la comida industrial y rápida -fast food- que estandariza las técnicas de producción y la oferta de productos, nivelando y homogeneizando los sabores y los gustos.

El movimiento por una comida lenta promueve una nueva cultura del placer basada en la lentitud, el conocimiento, la hospitalidad y la solidaridad. Sus objetivos son claros: reencontrar el placer de la buena mesa, incentivar la buena gastronomía y el buen vino, y propiciar la educación de los sentidos para redescubrir la riqueza de los aromas y los sabores.

Protege la biodiversidad profundamente amenazada por el uso de agroquímicos, agrotóxicos y transgénicos, apoyando y promoviendo la producción orgánica. Intenta impedir la desaparición de alimentos y sistemas de producción artesanal, favoreciendo el desarrollo de innumerables microeconomías de regiones marginales. Enfrenta la estandarización de la comida y los sabores artificiales de una cultura que impone el consumo a la vez que el empobrecimiento de los sentidos.

El slow sex una forma de disfrutar de nuestros cuerpos donde se valora más la calidad que la cantidad, extenso juego previo, mientras susurramos a nuestras parejas y miramos a los ojos, emparentado con el sexo tántrico, la seducción se empareja con el placer de descubrir a través de los sentidos.

El coste humano de este ‘turbocapitalismo’; actualmente existimos para servir a la economía, cuando debería ser a la inversa. La actual cultura del trabajo está minando nuestra salud mental.

“ ¿No pueden comprender los trabajadores que, al trabajar en exceso agotan sus fuerzas y las de su progenie que están extenuados y, mucho antes de que les llegue el momento, son incapaces de hacer nada; que absorbidos y brutalizados por ese vicio, ya no son hombres sino fragmentos de hombres que matan todas las bellas facultades de su interior para no dejar viva y floreciente más que la furiosa locura del trabajo?”. Ecoportal.net

Paul Lafargue. El derecho a la pereza (1883)

Decrecimiento

http://www.decrecimiento.info

Alerta Lavida sobre nueva mina a cielo abierto, ahora en Perote

La población de Perote estaría nuevamente en riesgo –dijo Guillermo Rodríguez Curiel–, ya que para la extracción de oro se utiliza cianuro para lavar la tierra y extraer el mineral I Foto Platanegra.mx

Al señalar que el gobierno federal continúa otorgando concesiones a empresas mineras, Guillermo Rodríguez Curiel, miembro de La Asamblea Veracruzana de Iniciativas y Defensa Ambiental (Lavida) dio a conocer que en el municipio de Perote, una filial de la empresa Silver ha iniciado trabajos de exploración para una mina de cielo abierto de la que se extraerá oro del cerro La Preciosa.

En entrevista, Rodríguez Curiel dijo la empresa Chesapeake Gold Corp, filial del grupo Silver, ya empezó trabajos de exploración, la mina estaría a un lado de las Granjas Carroll de México, hasta la zona arqueológica de Cantona, donde se pretende sacar oro.

Ya están en etapa de prospección –señaló–y para ello no requieren de concesión porque la norma 120 se los permite y continúan con su etapa de exploración para poder perforar el suelo y sacar las muestras para saber cuál es la cantidad de oro para saber qué cantidad de oro hay por metro cuadrado, para ver si es rentable o no.

La población de Perote estaría nuevamente en riesgo –dijo–, ya que para la extracción de oro se utiliza cianuro para lavar la tierra y extraer el mineral, y eso es devastador para el medio ambiente, por eso Lavida está en etapa de información a la sociedad, para explicarles qué problemas traería, porque las mineras son empresas de muerte.

Asimismo, dijo que el gobierno de Enrique Peña Nieto sigue dando concesiones para la instalación de minas en el país, en San Luis Potosí, Zacatecas e Hidalgo y para el estado de Veracruz hay alrededor de 60 concesiones ya otorgadas en las pasadas administraciones , las más conocidas las de Las Minas y la de Caballo Blanco y la que se pretende instalar en la sierra de Santa Marta, en el sur de Veracruz.

En conferencia de prensa dio a conocer que ambientalistas y asociaciones civiles realizarán el 26 de febrero en la capital del estado un congreso en el que hablarán sobre los conflictos socioambientales de Veracruz: Caballo Blanco, presas hidroeléctricas de Zongolica y Amatlán, insuficiencia renal en Tierra Blanca y contaminantes orgánicos persistentes en la cuenca baja del río Coatzacoalcos.

El miembro de Lavida dijo: “queremos que se resuelva, confiamos en que respondan y hagan valer el derecho ambiental y si no lo quieren hacer valer, nosotros los ciudadanos los obligaremos a que se cumpla con la justicia ambiental”.

Entre los ponentes estarán Omar Gómez, representante de la oficina de la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en México, Arely Sandoval, coordinadora del programa Social Watch México y Equipo Pueblo AC.

« Older entries Newer entries »